Nota: Los personajes que salen en esta historia no son mios, si no de sus prespectivos dueños, yo solo los tomo prestados para hacer esta historia sin fines de lucro, solo por diversión.


Momentos.

Por: xKamiixChanx


III


El duelo...


Solo.

Así se encontraba en estos momentos, cuando llegaba a su casa después de un día agotador. Estaba vestido entero de negro, con un pantalón de tela, una camisa y una chaqueta de tela, acompañaba el conjunto. Todavía no podía creer nada de lo que estaba pasando, es que como podía ser que alguien tan joven muriera. Se negaba a creerlo, y el lugar por lo visto le daba la razón, toda la casa estaba llena de él, de la persona a la que más había querido.

El destino era cruel, habían tenido tanto que luchara para estar juntos y cuando pensaban que ya no habría ningún problema el destino le arrebataba a la persona que más amaba de un solo disparo y lo peor, ni siquiera estaba dirigido a él. Fue una cruel jugada del destino.

Fue directo a la habitación que durante algún tiempo compartió con Fer, la vio por un momento antes de entrar. Todo le recordaba a él, todo tenía su esencia, todo le decía que seguía ahí, pero era conciente que la realidad estaba muy alejada de lo que enseñaba esa habitación. El ahora se encontraba solo y con el corazón roto, con ganas de ver a la persona amada y sin poder hacerlo, todo por una bala que le quitó la vida a su amado.

Se sentó en la cama que compartieron tantas veces, se sacó los zapatos, y al momento de dejarlos en el suelo se dio cuenta que debajo de la cama había algo, lo sacó y sintió como su respiración se detenía por segundos.

"Así que aquí se encontraba la camiseta".

Efectivamente era la camisa que Fer días antes le había preguntado si la vio en algún lugar de la casa ya que no la encontraba. La tomó para dejarla en la cama, justo en la parte donde dormía Fer. Se fue a acostar en su lugar, sentía como sus ojos se llenaban de lágrimas, que no iba a tratar de esconder, empezaron a recorrer sus mejillas mientras que su mano se acercaba hacia la camisa, como cada vez que despertaba para ver si se encontraba Fer ahí.

La tomó y se abrazó a ella y volvió a llorar, porque estaba vez no era Fer quien estaba allí, no era él a quien se aferraba como si dependiera de ello, sino que simplemente lo único que le quedaba de la persona que más quería, una simple camiseta. Todo esto era como un recordatorio que, desde el momento en que esa bala atravesó a Fer, el se iba a encontrar solo y perdido.

Se habían prometido amor eterno, nunca iban a dejar de estar juntos.

FIN.


N/A: Hola! Aquí les dejo el último drabble de esta historia, espero que les haya gustado de verdad :).

Saludines!

xKamiixChanx.