Otro día más en este autobús, lo que significa otro día más de clases interminables. Bueno, siempre quedaría esa actividad extraescolar que tanto te gustaba: El Glee Club.

Allí todos erais una familia, nadie te juzgaba por como eras, por tu orientación sexual, fisico y gustos.

Ibas tan sumida en tus pensamientos que ese líquido frío te tomó por sorpresa.

-¡Disfruta fiki!

Claro que no seas alergico al Slushie y tus convenzas a tus padres de llevarte una ropa de repuesto para cada día de la semana.

Suspiraste. Otra vez, como un ejercio diario, te dirijias al baño para cambiarte. Te frotaste los ojos, necesitabas aclararlos con agua. De repente, escuchaste un golpe en una taquilla y varias carcajadas. La curiosidad te pudo y doblaste la esquina para averiguar lo que estaba sucediendo.

Eran esos matones del equipo de rugby. Esta vez su victima era un chico de pelo castaño y bastante peinado, ojos azules y un raro acento que te decía que, de seguro, no era de aquí. Este estaba tirado en el suelo mientras que los matones soltaban insultos como "Irlandes" o "Duende". Pensaste en intervenir, aunque lo pensaste bien y te diste cuenta de que sola no podías con ellos y tú tambien saldrias lastimada, asi que ecidiste esperar. Al cabo de un rato los matones se fueron. El chico seguía tirado en el suelo con la espalda apoyada en la pared y con un supiro cerró los ojos derrotado. Viste un movil pisoteado en el suelo. Decidist ayudarle, parecía buen chico. Te agachaste y cogiste el movil, el cual estaba muy abollado, te acercaste al chico y preguntaste.

-¿Esto es tuyo?

El irlandes abrió los ojos y te miró sorprendido

-S-Si, gracias

-No hay de que, ¿necesitas ayuda?

Le extendiste la mano y este la recibió encantado. Le ayudaste a levantarse.

-Vaya, si que te han dado fuerte, tienes muy mala pinta…

-B-Bueno, tu estas peor, ¿Dónde te has caido?

De repente caiste en la cuenta de que seguias bañada en Slushie y te ruborizaste.

-Bueno, como sea, me llamo Rory Flanagan soy estudiante de intercambio. Vengo de Irlanda, ¿sabes?

-Mi nombre es TN_ Anderson, ¡encantada!

Rory sonrió dulcemente. Es cierto que, mientras estabas escondida detrás de la esquina te habias fijado en que era muy atractivo, pero hasta ese momento no te diste cuenta de que era incriblemente guapo. Tenía que ser un sexy Irlandes…

-Y, ¿por qué te acosaron los del equipo de Rugby?

-Bueno, no lo se, estaba hablando con mi mami y cogieron mi movil, lo pisotearon y me estamparon contra mi taquilla.

No pudiste evitar soltar una pequeña risita.

-¿Q-Que pasa?

-Bueno, es que aquí decir mami a tu madre es un poco… como decirlo… ¿embarazoso?

-¿Embarazoso?¿Significa que me puedo quedar embarazado?

Con ese comentario si que te reiste. Ese chico era un chiste.

-Jajajaja, no, embarazoso significa vergonzoso, no que te quedes embarazado.

Notaste el rubor de sus mejillas al darse cuenta de su error. Intentaste quitarle importancia.

-Bueno, no importa. Por cierto, ¿Cuál es tu clase?

-¿La mia? La de 1-B

-¡Ah! Yo tambien estoy en esa, si quieres espera que me limpie y vamos juntos.

-De acuerdo.

En ese momento te diste cuenta de que tenía una herida en el brazo

-¿Y eso?

-¿Qué? Auch.

Suspiraste. Siquiera se había dado cuenta de que estaba sangrando. Que dulce era Rory… ¡espera! ¿En que estabas pensando? ¡Es de intercambio! No puedes enamorarte de él, deberá irse y te romperá el corazón.

-Ana ven, Rory. Te curaremos eso, en el baño de las chicas hay un botiquín.

Y allí estabais, solos en el cuarto de baño, que tentador…

-¡Ay!

-No te muevas, Rory. Si eres tan quejita no puedo desinfectarte la herida

-Vale…

Tú ya te habias cambiado, todavía era temprano asi que las clases no habían empezado.

-Gracias

-¿Qué?

Miraste a Rory sorprendida mientras que el miraba hacia el suelo ruborizado.

-Si, eres la primera que me tiene en cuenta. Todos en este instituto hacen como si no existiera, me siento muy solo…

Sentiste pena por él. El chico no tenía amigos. Suspiraste.

-Bueno, si quieres…

Dudaste un momento. Levantaste la mirada y vuestros ojos se cruzaron. Los suyos tenían un azul tan intenso… ¿Otra vez? Ya delirabas de nuevo.

-Si quieres yo puedo ser tu amiga.

Pareció sorprenderse por la propuesta, pero contesto alegremente

-¡Claro!

-Bueno, pues esto ya est-

De repente Rory te cogió del brazo y te llevó a fuera a rastras.

-¿Qué haces?

- Nada, lo que hacen los amigos, ¿no? ¡Vamos a clase!

Te cogió de la mano y corrió a vuestra aula. Abrió la puerta y todo el mundo se quedó mirando. Te pusiste roja como un tomate e intentaste que Rory te soltara la mano en vano. Solo te quedaba una opción para no quedar en ridículo. Escondiste vuestras manos entrelazadas detrás de tu espalda y sonreiste falsamente. Pronto las miradas siguieron diferentes trayectorias. Ya nadie echaba cuenta de vosotros. Suspiraste aliviada.

Buscaste asiento y encontraste dos, uno al lado del otro , vacios. Te sentaste. Recordaste que todavía seguias cogida de la mano de Rory. No sabias por qué, pero no te sentias incomoda. Le susurraste al oido

-¿Qué haces? ¡Sueltame la mano!

-¿Por qué?

-Porque los únicos que se cogen de la mano son los novios.

Al escuchar esa palabra Rory te soltó la mano, pero te miró con insistencia. Sacó su libreta y su estuche y dijo apenado

-Te has… ¿enfadado conmigo?

Volteaste a verlo bruscamente

-¡No! Solo que no entiendes las costumbres de aquí, es eso. Pero se arreglará.

-Gracias

Sonrió otra vez ¡maldita sonrisa de angel! Y por si fuera poco sus dientes eran tan blancos y perfectos que parecian una dentadura postiza.

Te encontrabas tirada en el pasto con los ojos cerrados cuando notaste que alguien se tumbaba al lado tuya. Abriste los ojos y giraste la cabeza. Al lado tuya estaba Rory. Lo conocias desde hace unas horas, pero el chico era fantástico. Miraba al cielo, o más bien al infinito.

-¿Qué piensas?

-Echo de menos a mi familia.

Su voz tenia un toqué de tristeza y melancolía.

-Ya…

De repente escuchaste una linda voz. ¿Rory? ¿Estaba cantando?

-It's not that easy bein' green

Having to spend each day the color of the leaves

When I think you could be nicer being red or yellow or gold

Cerraste los ojos y te quedaste escuchando. ¿En serio estaba cantado una canción de la Rana Gustavo? No importaba, cantaba bastante bien, pero no tanto como tu…

De repente una idea te vino a la cabeza.

-I am green, and that'll do just fine

And it's beautiful, and i think it's what I wanna be…

-¡Rory! Tienes una voz preciosa.

-G-Gracias, canto los domingos en misa…

-¿Qué tal si te unes al Glee club? Es coro donde haras muchos amigos, tienes mucho potencial. Ademas, no quiero que estes… solo

Te ruborizaste. ¿Por qué ese interes? Solo es tu amigo. Te giraste hacia él y sus ojos tenían un brillo especial. Se incorporó y se literalmente se arrojó a tus brazos.

-¡Gracias! ¡Eres la mejor amiga que he tenido!

¡Guau! Ese chico era fantastico, guapo, sexy, irlandes… ¡Y un cuerno! No ibas a dejar que este chico se te escapara de las manos, y para eso harías lo que fuera.

¡Hola! Aquí vengo con un fic de Glee! Es raro ver por aquí fic de Rory Flanagan en español, solo espero que os guste y disfruteis leyendo! Tardaré bastante en subir l proximo capitulo, porque estoy de viaje. Lo único que pido es que dejeis reviews!

:)