Apartamento de los Kou

-Amy me dijo que los chicos están vivos –Taiki y Yaten están en la sala comentandoel secreto, aprovechan que Seiya se encuentra encerrado en su habitación hablando por teléfono.

-Y se casarán hoy, si es que ya no lo hicieron –Comenta Yaten mientras revisa el reloj. Está molesto porque no pudo acompañar a Mina.

-Desearía que Seiya conociera a una mujer que lo haga olvidar a Serena. Merece ser feliz –agrega Taiki mientras afina el bajo.

Finalizan la conversación cuando escuchan abrirse la puerta de la alcoba. El pelinegro encuentra a Yaten sentado en la sala tocando la guitarra con los ojos cerrados.

La melodía es triste. Desde que regresaron del Crown ha vuelto a ser el mismo huraño. Taiki con el bajo lo acompaña en el concierto melancólico, Seiya toma las baquetas y comienza a tocar la batería pero el ritmo es rock.

-Eres un… -Yaten para de tocar y suelta la guitarra -¿No tienes nada mejor que hacer que molestarnos?

-Si supieras que no –Seiya se ríe ante la mirada dura de sus hermanos –Por lo que decidí invitarlos a conocer a la joven de la que Yaten nos habló… sabes, la hija de la empleada de Mina

-Aún no entiendo eso de que Mina tiene una doméstica. ¿Es que es millonaria o recibe una pensión? –Taiki continúa tocando el bajo

Yaten no suelta prenda. Si alguien va a informarle a sus hermanos sobre las finanzas de Mina es ella misma.

-Pregúntale a ella. ¿Qué averiguaste? –Le pregunta a Seiya, éste se le acerca

-Es cierta toda la información que te dijeron –Busca en el bolsillo de su chaqueta y saca un papel doblado - Keiko Adashi, cuarenta y cinco años, viuda desde hace uno y madre de Nanami Adashi de veinte años de edad, bla, bla, bla. Su médico tratante es el doctor… –Voltea la página –Marcus Kenshi, especialista en –No atina a leer lo que dice el papel – qué se yo. La chica sufre del síndrome de Evans y es… una enfermedad rara que se manifiesta por la presencia de trom... trombocitopenia y anemia hemolítica. La enfermedad es crónica, recurrente y potencialmente fatal. –Termina de leer y se sienta pesadamente como si hubiera corrido un maratón

Mientras Taiki le quita el papel a Seiya para leerlo por sí mismo, Yaten guarda silencio preocupado. No conoce a Keiko ni a su familia, pero le molesta pensar en los sentimientos de Mina cuando se entere que tal vez la hija de su empleada muera.

-Cuéntanos una vez más por qué quieres que nos impliquemos –El castaño blandiendo el papel le pregunta.

-Me gustaría agradecerle a la gente de este planeta el cariño y la amistad que nos han brindado –vuelve a tomar la guitarra ignorando la turbación de sus hermanos – Se que los humanos son un poco primitivos comparados con nosotros, pero hay que darles el beneficio de la duda. Además, en esto si nos podemos involucrar.

-Definitivamente Mina ha causado una metamorfosis en ti, algo que pensé jamás sucedería –Taiki no cabe en sí por la sorpresa

-Esa niña se merece una estatua al haber logrado lo imposible –Seiya se niega a creer que ese sea Yaten

el peliplateado comienza a tocar nuevamente la triste melodía reconociendo en silencio lo que dicen sus hermanos.

-¿No sintieron una fuerte energía esta tarde que se propagaba rápidamente por la ciudad? –está preocupado por Mina. Si sus sospechas son fundadas su novia tendrá que pelear nuevamente, poniendo una vez más en peligro su vida.

-La sentí, pero no quise decirte nada para no preocuparte –Seiya lo observa –No quisiera que ahora que comienzas una relación con Mina tengas que sufrir la penuria de la incertidumbre, si sale a pelear ¿Volverá con vida?, ¿regresará victoriosa?

-Si, yo también temo por la vida de Amy, y me frustra no poder hacer nada –Taiki saca el dispositivo que lo convierte en Sailor Star Maker. Observa a Yaten, el dolor de su corazón se ve reflejado en sus ojos verdes – El día que lo usemos dejaremos de ser hombres, nos hallaremos tele transportados directamente a nuestro planeta y...

-jamás podremos regresar a la tierra –Termina Yaten por él. Lo arroja con rabia contra el piso –No se por qué tuvimos que aceptar esa absurda condición –Se cubre la cara con las manos furioso consigo mismo ante la imposibilidad de hacer algo más allá de ser un protagonista pasivo

En un arrebato de ira, Taiki arroja el suyo al suelo y lo pisa con fuerza en un intento por destrozarlo sin obtener ningún resultado

-No se esfuercen mucho –Seiya interviene sereno –Lo he intentado todo sin éxito. Lo incineré, aplasté, enterré, eché a la basura. Hasta lo arrojé al mar, pero siempre termina apareciendo en mi bolsillo. Estamos condenados a cargar esos endemoniados dispositivos de por vida.

O hasta que la princesa Fireball decida apiadarse de ellos. Es el deseo de Yaten

Casa Tsukino

Luna despierta a los padres de Serena del sueño inducido y corre a hacer lo mismo con Sammy. Rápidamente se dirige hasta la habitación de Serena y deja la nota en la cama. Se acuesta en su almohada al lado de la cama a escuchar

-Qué sueño me dio –comenta papá Kenji –No acostumbro a dormir por las tardes y sin embargo caí como una piedra.

-Lo mismo me sucedió a mí –Ikukose alisa el cabello mientras sale y baja las escaleras hasta la cocina –Sammy ve si Serena está durmiendo y la llamas

-Esa niña si rompe el record de dormir –Kenji pasa frente a la habitación y observa la cama tendida –No está, debe haber salido a comer con sus amigas –Le avisa a Ikuko –Sammy lleva a luna a su plato y dale comida y agua

-Pobre gatita –Sammy la levanta y la acaricia. Luna se restriega de su mano maullando tierna –Tener a Serena de dueña debe ser duro para ti.

En ese momento ve la nota en la cama y la toma dirigiéndose a la cocina

-Serena dejó esta nota en la cama –se la entrega a su padre queen la nevera revisando que comer. Éste la toma y la lee

-¿¡Qué!? ¡Ikuko, ven pronto!

-¿Qué pasa querido? –Se apresura a llegar a él, piensa que está sufriendo un ataque cardíaco y lo ayuda a sentar –¡Sammy parece que tu padre está sufriendo un ataque!

El jovencito se apresura a auxiliarlo

-Papá ¿Me escuchas? -Sammy está a punto de llorar tratando de recordar las clases de RCP del curso de verano

-¡No me pasa nada! – se suelta con fuerza y le entrega la nota a Ikuko -¿Tú sabías de esta locura?- Se levanta y señala acusador a Ikuko –Debes saberlo, eres su cómplice. Siempre le has apoyado y encubierto el noviazgo con ese hombre mayor ¡Es casi de mi edad! –Toma el retrato de su hija y rompe a llorar -Mi bebita no… mi bebita ¡se dejó seducir por un charlatán!

Sammy está impresionado por la actitud de su padre, pero lo que escucha a continuación lo deja impactado

-No seas exagerado. Ya desearías volver a tener la edad de Darien. Cállate y déjame leer –Ikuko intenta enfocar la vista en las palabras del papel, lee en voz alta

–"Queridos mamá y papá. Quiero decirles que hoy es el día más feliz de mi vida porque me casaré con el hombre que amo. Papá quiero que entiendas que esto lo hago porque se que no aprobaste a mi Darien cuando lo viste la primera vez, por lo que tomé la drástica decisión de dar este importante paso lejos de ustedes. No culpes a mamá. Ella no lo sabía, de lo contrario estaría conmigo y no en casa"

Ikuko busca un pañuelo y seca las lágrimas que han comenzado a descender por sus mejillas, se sienta a la mesa y se cubre el rostro llorando desconsolada

Sammy toma la nota y continúa leyendo ignorando el dramatismo de su padre

–"Espero que me entiendan que así como ustedes han sido felices desde que se conocieron, yo también tengo derecho a mi felicidad. Mamá, cuando todo esté calmado y a mi padre se le quiten las ganas de matar a mi esposo, , los llamaremos para decirles cuando regresaremos. Los amaré siempre, Serena."

Kenji toma la mano de su esposa, levantándola y la abraza. Ambos lloran desconsolados

-Mi hijita –Kenji pronuncia entre el llanto –no estamos presentes en el día más importante de su vida por mi

culpa. Perdóname Ikuko… perdóname.

Luna ha presenciado todo mientras disimula comer y sale por la ventana a encontrarse con Artemis.

-Ya está hecho, no se dieron cuenta que no es la letra de Serena. Esperemos que los planes de Setsuna sigan su curso.

-¿Sucedió a la hora señalada?

-Sí. A la misma hora que Setsuna ordenó. Ahora les toca a los chicos.

-Los lacayos de Diamante no tardarán en localizar la casa de Serena. Debemos buscar la manera de sacar a sus padres de allí sin levantar sospechas.

-Si, pero antes deben recibir la llamada.

Ambos suspiran exhaustos presintiendo que las cosas se complicarán

Toyama

Desde la alcoba Serena puede escuchar los gritos y las risas que salen del granero. Las más sobresalientes son por supuesto Mina y Rei

-Desearía estar con las chicas –dice con envidiamientras Haruka la sostiene para que Setsuna deslice el vestido blanco por su cabeza

-Deberías estar feliz de que te presentes ante Chiba sin el vestido arrugado o manchado

-Así es princesa –Setsuna interviene - Y para que no le quepa la menor duda, es lo que le pasó en la otra línea del tiempo cuando ese par que está gritando, sin querer le aventó jugo justo antes de salir.

Michiru entra a la habitación molesta

-Mira lo que le hicieron Mina y Rei a mi vestido –señala la falda verde mojada con un líquido color rojo - ¡me vertieron jugo en el vestido! Es lo que me pasa por estar con niñitas –entra al baño, moja un pañuelo y se lo pasa intentando aminorar el daño.

-La misma acción, diferente víctima –Plu señala a Michiru

-¿Así de terrible fue? –Serena observa a Setsuna, el vestido de Michiru y el suyo.Tiembla nada más de pensar que su hermoso vestido se manche –Quiero verme, ojala pudiera ponerme de pie –entristecida se pasa la mano por la falda -¡Cuánto daría por caminar hasta el altar!

-¡Arriba ese ánimo cabeza de bombón! Debes estar agradecida el estar viva y que vas a ver tu sueño cumplido. Después de este día Chiba será tuyo y serás la dueña de su salario – Todas ríen ante el comentario.

-Pero deseo verme ante el espejo –Se le cristalizan los ojos poniendo en peligro el maquillaje que delicadamente Setsuna le aplicó. Haruka le acerca un pañuelo.

-Te llevaré hasta el espejo que está en el baño y Michiru y yo te sostendremos para que puedas verte –la novia sonríe

-Pero primero… –Michiru le coloca una hermosa y delicada tiara de brillantes con el centro en forma de corazón. Le alisa la falda y coloca unos zapatos del mismo color del vestido –Listo, te tomaré una fotografía en la posición en que estás. Y Serena… Te ves hermosa. Darien se volverá a enamorar de ti.

-Un momento, quiero salir en una – Haruka se alisa la chaqueta, se sienta a su lado y le hace señas a Setsuna –acércate del otro lado. Eres la artífice de esta hermosa imagen que tiene la niña. No estuvimos presentes en la que debía ser, pero ahora que lo estamos, no voy a perderme la diversión.

Setsuna obedece y Michiru capta varias imágenes, cambiando de lugar con Setsuna para salir también retratada. Luego Haruka la carga con suavidad para llevarla hasta el tocador. Una vez sostenida por Setsuna y Haruka, la bajan hasta que queda en posición vertical. Para su comodidad la rubia de cabello corto se para detrás de ella y la sostiene con fuerza por la cintura

-¿Ves lo que te decíamos? -Michiru

-Estás hermosa -Haruka le dice al oído

Serena exclama asombrada ante su transformación. El vestido sin mangas elaborado en seda es sencillamente hermoso, más de lo que recordaba, tiene medias lunas bordadas en la falda amplia con piedras de swarovski estratégicamente colocadas que le hacen parecer etéreas. Del lado derecho de su cintura hay dos flores de tafetán del color que asemeja al resplandor de la luna así como el borde del corpiño tiene las mismas flores pero de menor tamaño, solo que en el nacimiento de sus senos, (el brassier ha hecho maravillas) no se encuentra adorno alguno

-Mi broche de transformación, es lo que necesita mi vestido

Michiru corre a buscarlo en la gaveta y ve el paquete de preservativos. A su lado está el broche, lo toma y regresa al baño con una sonrisa maliciosa.

-Pude observar que el novio está preparado para la gran noche – comenta mientras le coloca el broche entre las flores de la cintura para retirarse un paso y admirar su obra. Perfecto, toma varias fotografías. Haruka la observa cómplice

-¿Te refieres a lo que está en la gaveta? –Michiru asiente –Ya lo vimos. Y son… especiales –Todas ríen menos Serena que no entiende de qué rayos hablan.

Se encuentra admirando su peinado, que a pesar de ser el de siempre, tiene algo que la hace ver más hermosa. Su cuello está rodeado de un collar sencillo con una flor en el centro que se asemeja a su semilla estelar. Y el maquillaje es…

-¡Hermoso! –

-Si, pero si no te siento en este momento se me va a quebrar la espalda –Se queja Haruka

-No te preocupes, después de daré un masaje –se ofrece Michiru

-Tus manos son mágicas –acepta Haruka

-Iré a ver que necesita el novio –Michiru sale después de ayudar a trasladar a la novia hasta el sillón y tomarle otras fotos

En la habitación contigua el novio tiene los nervios a flor de piel, le tiemblan tanto las manos que no logra anudarse la corbata. Tocan la puerta

-Adelante –Michiru entra y lo mira conteniendo la risa.

-Tuxedo Mask estás espectacular

-Gracias –Molesto se deshace el nudo por enésima vez –Pero soy Darien

-Déjame ayudarte –Toma los extremos de la corbata, los alisa y procede a anudarla con maestría –Haruka me enseñó a anudar corbatas. –Termina y retrocede para verlo –Ahora sí estás bien

-¿Cómo está Serena? -Pregunta mientras Michiru le toma varias fotografías

-Simplemente hermosa. Te va a encantar. Setsuna y Haruka hicieron un gran trabajo, pero dado que tu novia es hermosa, no necesitaron mucho esfuerzo –Observa como el novio se alisa el traje estirando arrugas imaginarias y revisa sus zapatos relucientes –Tranquilo, que entonces tendremos que llevarte desmayado al altar.

-¿A qué hora llega...? -pregunta Darien en el mismo instante que se escucha el claxon de una camioneta

Se escuchan gritos y las chicas entran corriendo a la cabaña

-Serena, ya llegó el reverendo –Mina entra y abre la puerta de la Biblioteca –Wow, Darien te ves ¡guapísimo! Pareces modelo de portada –No exagera. El traje negro de tres piezas lo hace ver más guapo y alto. La camisa blanca contrasta visiblemente con el color púrpura de su corbata. La rubia se acerca con una flor blanca y se la fija en la chaqueta –Listo, ahora sí pareces el novio –Lo abraza con ternura –Cuida mucho a mi amiga… mejor dicho, a mi hermana.

-Lo haré

Darien sale a recibir al reverendo y su ayudante al momento que Mina abre la puerta de la alcoba, intenta ver hacia dentro, pero Lita le tapa la visibilidad.

-Espera unos minutos más –le aconseja riendo

-¡Estás preciosísima! –Grita Mina dentro de la habitación. Lo que le da más deseos de entrar, pero sigue su camino

Setsuna los está atendiendo

-Darien él es el reverendo Riuji Sato – Plu lo presenta –Reverendo Darien Chiba, el novio

-Buenas tardes reverendo, sea bienvenido a nuestra modesta casa

-Buenas tardes señor… -Se coloca los anteojos y lee la copia del certificado -Chiba

Es un hombre pequeño, parecido más a un duende pero rozagante. El poco cabello que le queda está encanecido y la ropa que le hace recordar a Darien las películas de los años sesenta. En contraste, el asistente es un joven alto y atlético, muy bien parecido vestido a la última moda. De seguro tendrá problemas con Serena y Mina. Les costará concentrarse con el adonis.

-Pasen adelante –Los invita a pasar en el instante que Mina y Rei se asoman a curiosear.

El joven se fija en Mina y sus ojos se iluminan. Para sorpresa de Darien la rubia no le presta atención al hombre y regresa a la alcoba, no así Rei que se abalanza a atenderlo de manera exagerada

-Dígame joven, ¿Por qué no quiso que oficializáramos la boda en la iglesia?

-Porque la novia no puede caminar y no quiere ser parte del entretenimiento de los chismosos –Haruka ha respondido desde la puerta de la alcoba –Serena ya está lista. Rei te necesitamos aquí –Sale en defensa del pobre joven quien tiene expresión aterrada ante los coqueteos de la chica.

De inmediato Michiru toma el violín y antecede a los presentes sale por la cocina hacia el jardín posterior, el reverendo se ubica en un altar improvisado bellamente decorado que Lita y Amy prepararon junto a la laguna. Se da la pauta.

Setsuna toma el brazo que Darien le ofrece y ambos caminan hasta quedar a la derecha del Sacerdote, frente a éste está la silla que ocupará la novia. Michiru comienza a tocar una hermosa melodía dando inicio a la ceremonia.

Aparece Hotaru con un vestido color marfil y una corona de flores en su mano trae una cesta de flores derramando con delicadeza pétalos de rosas por donde pasa, A continuación salen las chicas en el siguiente orden: Amy, Mina, Rei y Lita. Todas llevan el mismo modelo de vestido excepto por los colores que son del color favorito de cada una de ellas.

Darien no aguanta los nervios, está deseoso de ver a su novia, se agita hacia delante y hacia atrás inconcientemente, mientras ve cómo las chicas se ríen de él. Setsuna lo sujeta con fuerza

-Tranquilo y respire con normalidad, que se va a híper ventilar

-¿Por qué no sale? – Intenta aflojarse el nudo de la corbata mientras pregunta -¿Es que acaso cambió de parecer? Debería ir a ver lo que pasa

Rei se acerca y le da una palmada en la mano

Deja de hacer eso que saldrás horrible en las fotos

Todos, incluyendo el reverendo y su asistente ríen ante los nervios del novio

-No había visto antes a un hombre tan deseoso de que le echaran el lazo al cuello

-Debe ser muy hermosa la mujer que le provoca esta ansiedad –El asistente de apellido Ishikawaestá esperando con curiosidad la salida de la novia

Por fin aparece Serena en brazos de Haruka, quien baja los escalones con lentitud, no tanto para evitar rodar por ellos, sino para satisfacer su diversión al ver la cara de ansiedad de Darien.

Al ver a la novia el reverendo Riuji e Ishikawa quedan mudos ante su belleza y la felicidad que se refleja en su rostro contagia a los asistentes.

Darien ha cambiado el semblante, mostrando una sonrisa que ha medida que la novia se acerca se convierte en incredulidad. Nadie entiende su estupefacción

-¡Eras tú! –Cuando Haruka la acomoda en la silla él se arrodilla frente a ella y le toma el rostro entre las manos bebiendo de su imagen –Eres tú –Susurra..