Universidad

Serena y Setsuna están revisando la cartelera cuando la rubia siente que le tocan el hombro.

-Hola Serena, no se si me recuerdas, soy Saory y me alegro que te encuentres bien ¿Cómo está Darien?

Serena la mira de arriba abajo.

-Mi esposo está bien gracias.

-¡¿Se casaron?! –Le asombra y entristece la noticia.

-¿Esperabas una oportunidad con él? –Le pregunta directa.

-No… felicidades. Dale mis buenos deseos. Dile que en tres días es la fiesta de los egresados – Se retira rápidamente

Setsuna ha escuchado la conversación, la princesa nunca se había comportado tan grosera. Debe hablar con las guardianas a la brevedad posible.

-Aquí están sus calificaciones.

-¿Cuánto obtuve?

-ochenta puntos, es la penúltima aprobada, debemos llegar a admisión para formalizar su inscripción.

-No se, ya no me parece tan atractiva la carrera –Vuelve a ser la misma –Debí pedirle asesoría a Darien.

-Él estará orgulloso de lo que decida.

-Mmm… -Se queda pensativa –Está bien, me inscribiré, de todas maneras aquí dice que comenzaremos en octubre y eso es… en –cuenta con los dedos.

-En un mes.

-¡¿Tan pronto?!

Setsuna sonríe, esa es la princesa que conoce, la niña feliz y temerosa de los estudios.

-No se preocupe, tendrá la ayuda de todas y del príncipe.

-Todo esto me dio hambre, vamos a inscribirme y después nos vamos al Crown, quiero comer y de paso preguntarle a Andrew que es lo que se trae con Lita.

Juntas y felices hacen la inscripción y se van hasta el Crown.

-Recuérdame decirle a mi padre que quiero mi fiesta con muchas flores.

-Pero usted le dijo que no quería nada.

-No juegues Setsuna, no me perdería una fiesta donde pueda lucir a mi Darien.

La Sailor del tiempo asiente en silencio confirmando sus sospechas, Serena está bajo un influjo indetectable...

.

Crown

-Hola Amy, Taiki –Andrew saluda a la pareja que acaba de entrar.

-Oh, mira al par de tortolitos –Serena y Setsuna entran detrás de ellos y observan cómo el brazo de Taiki reposa sobre el hombro de la peliazul.

Amy está roja hasta el cuello y su mirada está clavada al piso.

-Compórtate con naturalidad, que las chicas van a sospechar –Le susurra el castaño.

-No puedo, siento que tengo grabada la frase culpable en mi frente.

-¿Qué frase? –Pregunta Serena pero se distrae al divisar a Andrew –Buenos días Andrew, tráeme…

-Lo se cinco pasteles, una malteada, un helado… –le enumera divertido.

-No, hoy me provoca solo te con un emparedado de jamón.

Amy al escucharla se olvida de su pena para fijarse en Serena.

-¿Te sientes mal Serena?

-Me siento mejor que nunca, solo que no tengo mucha hambre.

-Nosotros queremos lo mismo que Serena –Taiki interviene.

-Yo quiero café –Setsuna mantiene fija su vista en Serena escudriñándola.

Entra Lita y se acerca al grupo.

-Buenos días amor –Su novio le da un beso en la mejilla -¿Qué vas a comer?

-Buenos días Andrew, hola chicas… - irradia felicidad –Una malteada, ya desayuné.

-¿Amor? ¿Escuche que la llamaste amor? –Serena se interesa –Ya sabía que se traían algo entre manos.

-Quiero anunciarles que Amy es mi novia –Taiki dice feliz.

Los presentes los felicitan. La chica sonríe apenada.

-Lita también aceptó ser mi novia por lo que la celebración es doble.

Suena el teléfono de Taiki, lo encendió al salir del apartamento de Amy.

-¿Hola?

-"Buenos días –Es Yaten con su característica antipatía - no me interesa donde diablos pasaste la noche, así que no te justifiques, nos vemos en diez minutos en el Crown" –Corta la comunicación sin esperar respuesta.

-Vaya, tengo un padre en la tierra –le comenta divertido a Amy –Pensé que quedarse a dormir con Mina mejoraría su carácter.

-Pero por lo visto el carácter de otro es el que mejoró –Serena no oculta su curiosidad. Ve a su amiga ponerse roja, evadir su mirada y cae en cuenta – ¡No!

-¿Qué es no? –Pregunta Lita.

Ve la angustia en la cara de Amy y decide guardar el secreto.

-Nada, recordé que tengo otras cosas que hacer.

Andrew llega con las órdenes en el mismo instante que el resto de la pandilla llega.

-Hola chicos –Rei saluda a todos.

-Sabía que los encontraría juntos –Mina le dice a Amy y Taiki.

-Nos encontramos en la puerta por casualidad.

-Sí, y las vacas vuelan –Rei les dice irónica ignorando el hecho de que todas las mujeres de la mesa miran embelesadas la entrada.

-¡Otra vez no! –Yaten le toma el rostro a Mina y la besa para despertarla del hechizo. –No quiero que lo mires -Ella le sonríe y cierra los ojos asintiendo.

Andrew Seiya y Taiki son testigos del embeleso de las chicas. Setsuna también cae víctima del poder masculino de Steven Hitoi que entra con seguridad y gallardía al local.

Esta vez está cubierto con ropa deportiva dejando ver a las presentes que su cuerpo es puro músculo. Se dirige directamente hacia Rei que se encuentra de espalda ocupada molestando a sus amigos.

-Hola hermosura –le dice al oído.

La morena brinca a la vez que voltea al escuchar esa voz y se encuentra directamente con la mirada esmeralda del atractivo hombre. Se ruboriza ante su contemplación.

-¿Lo conozco?

-Te llamé ayer para invitarte un café, me prometiste devolverme la llamada pero me quedé esperándola.

-¡Ah! El graciocito tiene rostro -Espeta antes de ignorarlo, el rubio parece confundido al no tener la atención de la chica.

-Buenos días Steven –Taiki se alegra que el hombre esté ocupado en Rei y no se haya fijado que Serena está presente. Algo no le gusta de Steven. Hace entender que oculta algo.

-Acompáñame a la otra mesa –Seiya advierte la mirada hipnótica de bombón –Taiki se unirá a nosotros cuando termine de desayunar

-Pero antes preséntame a estas dos adorables señoritas.

Serena y Setsuna se ruborizan encantadas.

-Te presento a la señorita Setsuna Meiou –Señala a Plu –y a la señora Serena Chiba –recalca la palabra señora

-Me pareces conocido –Serena lo detalla minuciosamente.

-Si así fuera serías la señora Hitoi y no Chiba.

-Vamos Steven –Seiya molesto por la respuesta del rubio lo llama a una mesa retirada –Yaten deja a Mina en paz un rato, ya pareces su sombra.

-Lamento retirarme, pero los negocios me llaman –Mira seductor a Rei –La invitación sigue en pie preciosa.

-Lo pensaré -Responde sin mirarlo.

-Dile que si –Serena

-Así Lita deja de verlo con ganas de comérselo –Andrew observa molesto la actitud de la castaña, de veras que parece querer darle una probadita al gigante rubio.

-Me harías un favor con Amy –Taiki.

-Y dejarías de envidiar la dicha de los demás.

-¡Mina! -Corean todos.

-No te apresures Rei, deja que tu corazón decida -Setsuna muy sabia como siempre.

La morena mira a sus amigos que asienten y a Steven que espera pacientemente por su respuesta.

-Creo que me arrepentiré de mi decisión -Haciendo una pausa, La morena responde –Está bien acepto, pero solo un café. ¡Y no esperes que te tome de la mano!

-Copiado. -Sonriente el rubio le responde -No te arrepentirás.

-El arrepentido será otro –le dice en voz baja Seiya a Yaten y sueltan la risa.

-Mi única condición es que cuando salgamos no esté con esta tonta pose seductora con el resto de las mujeres, porque a la primera me voy - Le gusta Steven, pero no quiere ser tratada nuevamente como una molestia. Pondrá de su parte para evitar ser muy expresiva.

-Ya comenzó –Yaten no aguanta la risa al ver a Rei comportarse como una esposa.

-Otra vez con su amargura –Mina se lamenta con Serena-Y después se pregunta por qué los chicos le huyen.

-Acepto- Steven le da la mano a Rei como si hubieran cerrado un negocio lucrativo.

Todos ríen asombrados al ver a los dos comportarse como eficaces ejecutivos.

-Bien -Rei siente una energía cálida emanar de su mano, intenta escudriñar su aura. -(Esos ojos… los he visto antes) –Piensa la chica – (¿Dónde he visto esos ojos?)

-Como si con un arrogante no fuera suficiente ahora hay dos –Seiya observa molesto la llegada de Darien que entra y al ver a su esposa rodeada de sus amigos se acerca feliz.

-Hola querida Tengo buenas noticias, arregle todo en el hospital y la semana que viene comenzaré a trabajar.

-Que bueno –No lo mira. Su vista está en Steven.

-Sabemos que estas loco por Serena pero eso no es excusa para que no nos saludes –Mina como siempre.

-Oh disculpen, buenos –mira su reloj – días a todos.

-Así que tú eres el dichoso poseedor del corazón de esta linda princesa.

Darien ve a Serena ruborizarse encantada y voltea para ver al sujeto que habló

-Así es…

-Hitoi, Steven Hitoi –extiende la mano.

-Vamos Steven –Seiya disgustado –Si no comenzamos ya esta famosa gira la haremos cuando seamos viejos.

-Con permiso –Se vuelve hacia Rei –Nuestra cita es hoy a las seis. Pasaré buscándote.

-Pero si no sabes donde vivo –Ruborizada, ya comenzó a sentir el encanto del hombre.

-No te preocupes, llegaré a tiempo –Voltea y se despide de los presentes.

Las mujeres suspiran al verlo retirarse.

-¿Qué diablos fue eso? –Darien le pregunta a Andrew.

-No lo se –Su amigo intenta esconder su molestia ante la mirada soñadora de las chicas en especial Lita –Parece que ese hombre hechiza a todas las mujeres que se encuentran a su alrededor. Es la segunda vez que soy testigo de este hecho.

-Yo no estoy encandilada, mi Yaten me despertó con un beso de amor, prueba con Serena.

Darien se inclina y besa en los labios, Serena cierra los ojos y se entrega a la caricia de sus labios.

-¡Estás aquí! – lo abraza encantada.

-Hemos estado haciendo preguntas sobre él –Taiki –Pero no encontramos nada –Se levanta para reunirse con sus hermanos, antes de abandonar la mesa le da un beso suave a Amy –Nos vemos en mi apartamento para hablar. Te llamaré.

Darien se levanta, paga la cuenta de Serena y Setsuna y abandona el lugar acompañado de ambas.

Las cuatro Sailor internas los alcanzan y parten todos juntos al apartamento de la pareja...