Después de el capítulo 61 de él manga y con spoiler del 62 hasta del 74

Pandora Hearts no me pertenece, es creación de Jun mochizuki que me tiene con los nervios de punta con cada capítulo nuevo.


Pre-Nota: Por favor! No me maten cuando lean quien es la pareja de Gil. T-T


Capitulo 7: Tiempo para amar.


"Amar es natural

Es algo que envuelve

Mata

Y te hace soñar"


La secta vez en la que Oz soltó una risotada (de esas que sonaban tan malvadas que te erizaban el cabello de la nuca) fue la secta ves que Reim dio un respigón en su sitio y se refugió tras la menuda figura de Ann. Si Oz seguía riéndose así el pobre Pandoriano de cabellos cafés terminaría con un infarto prematuro y una muy bonita lapida.

Siguiendo lo primero, Gilbert los había guiado (Bueno no guiado, en realidad ellos lo habían perseguido, pero ese es otro tema) hasta un carnaval, de esos públicos y que tienen variedades de quioscos: para comida, juegos, regalos, joyería barata y de colores, un hombre que ofrecía un juego traído de un país lejano, cestas, carrosas, música, risas, papelillos de colores y muchas personas yendo de aquí a halla.

Era algo que en el mundo de un noble no se veía a menudo, esa vida y ese color.

No resaltaban, eran como cualquier otro pueblerino, Mary Ann, Sharon, Ada y Alice solo resaltaba por su belleza, y (en los pensamientos de Oz) había muchas chicas lindas en todo el lugar así que no desentonaba. Aunque debía de admitirlo sus queridas "Hermanas" (Sharon entra en el combo) y su amada Alice eran las más bonitas.

Las tres vestían de colores marrones y blancos, con vestidos poco llamativos pero aun así bonitos, los cabellos sueltos y simples, le daban aquella aura de niñas adorablemente inocentes que Oz, Reim, Break y Oscar pillaron a algunos hombres viéndolas (No pregunten donde acabaron, los muy sinvergüenza solo tuvieron algo en común, ya se la pensarían dos –o tres- para ver a una chica de manera libidinosa)

En cuanto a Oz y los demás, ellos optaron solo por unos chalecos, camisas, y pantalones negros, nada fuera de lo usual, lo único fuera de lo "Usual" era el broche con el escudo Bezarius en la solapan de el chaleco verde de Oscar que nadie notaba.

—Oye, ha parado—Aviso Sharon con los ojos llenos de brillo y una expresión casi adoradora, todos dejaron de contemplar el carnaval solo para ver como la escurridiza figura de Gilbert tras la capa negra se paraba frente a un bar, miraba el nombre y seguía caminando.

—¡sigan!—Chillo Oz, Ada pego un saltito y corrió al lado de su hermano y Alice se quedo embobada viendo un pedazo de carne rodar por una parrillera mientras un hilillo de baba corría por su labio, Mary Ann suspiro resignada y la jalo por un brazo. Fue Reim el que dio un pequeño golpecito en la espalda a Ann para que apurara el paso, Oscar miro a todos los lados meneando su cabello rubio en una cola alta, y luego con una sonrisa torcida siguió caminando con las manos en los bolsillos.

Al poco tiempo y en un parpadeo, había perdido a Gil entre la multitud que casi los aplastaba, cuantas ganas tenia de decir: "¡SOMOS NOBLES!" solo para que los dejaran pasar entre el bullicio.

Algunas figuras llenas de Elio pasaban por encima de sus cabezas y las personas empujaban sin el menor miramiento, la única que no estaba a punto de chillar y patalear era Ann (la cual de nuevo se sentía cómoda con la situación) Alice simplemente gruñía indignada y llego a morder a alguien mientras Sharon intentaba no matar a nadie y Reim era llevado por la multitud, Ada era la que jalaba de el Chaleco de su tío Oscar (Cual rostro envejecido pero que aún conservaba su atractivo mantenía su expresión calmada) para no se jalada por el bullicio general. Oz, simplemente daba saltitos entre la multitud sin prestar atención a las personas que le rodeaban con el seño fruncido y el amargo sabor de no poder atrapar a Gil en una de sus escapadas.

"Si me suelto, me caigo"

Ada reforzó el agarre de su pálida mano con el chaleco verde de su tío y intento avanzar sin ser llevada por las personas que iban al sentido contrario.

— ¡ Señorita Sharon, Señorita Ada, Señor Oz!—El propio Reim salto haciendo señas mientras se hacía notar entre la multitud, Ada y Oscar asintieron mientras intentaban llegar hasta Reim, cuyos ojos marrones estaban fijos en una Sharon que retrocedía su paso solo para llegar hasta él y un Oz que intentaba tomar la mano de Alice a la vez que intentaba no perder la menuda figura de Mary Ann que se perdía sin escuchar los llamados de los demás sobre los sonidos de el carnaval, Break iba en su busca.

Mas Ada, volteo por un momento, solo un mísero momento, su vista verde y inocente hacia el lado contrario, pero ese vistazo hacia atrás le costó caro, puesto que con sorpresa abrió su boca ahogando una exclamación, Soltó el chaleco de su tio y se quedo parada en el mismo lugar aun sin apartar la vista de allí, Suspiro. Y sin importarle que dejara atrás a sus compañeros y consciente de que dentro de poco estaría perdida, volvió sobre sus pasos y intento alcanzar aquello que robo su atención…y su cordura.


:::::::::::::::::::::::


Gilbert giro en una esquina oscura y lejana a la vida, sonido y alegría de el carnaval. Era un callejon casi abandonado y sucio, demasiado oscuro para ver más allá de tu nariz una vez dentro, pero el azabache sabia que mas allá, fina y encapuchada, estaba aquella con la cual se había estado viendo desde hace dos semanas, a la misma hora, el mismo lugar y la misma circunstancias, apenas cruzo…toda sensación de persecución o duda se disipo.

El amor tiene firma de autor en las causas perdidas

La mujer corrió hasta el, sin esperar un minuto y se estrecho contra su amado al fin sintiendo su aroma (ese de tabaco y perfume fino) y sus cabellos rebeldes contra su nariz, haciéndole cosquillas.

El amor siempre empieza soñando y termina en insomnio

—Gilbert—suspiro, lamento cuando el la separo de si solo para verla a los ojos así como ella a el, los dos sonreían anchamente con ese sentimiento sofocante en el pecho, era solo el mirarse a los ojos como se sentían y aunque sabían que estaba mal…mal en cada letra y de lo que cavia.

Es un acto profundo de fé que huele a mentira

Pero no podían evitarlo, mirarse como idiotas colegiales enamorados. Eran ellos, como la primera vez que se vieron, no la más amena y ni siquiera fue el cuento de el baile entre rosas y un beso apasionado. Fue un baile de sangre y de pelea, como estaban en bandos contrarios y se miraron uno al otro, Topacio contra Rubi, listos para atacarse, pero en cierto modo, si, si fue amor a primera vista.

El amor baila al son que le toquen, sea Dios o el demonio...

—Charlotte…—Gilbert la miro fijamente a los ojos, la Baskerville soltó de nuevo una risita nerviosa y a la vez complacida, el solo hecho de que el pronunciase su nombre hacia que una felicidad desbordara su corazón.

Era de nuevo rojo contra dorado, parecía que el tiempo se había parado solo para ellos, ¿ o era que pasaba mas rápido? Ya no lo sabían. Charlotte murmuro algo como "Sospechan algo" y Gilbert solo le acaricio la cabeza y le sonrió, ella la bajo y también sonrió apenada.

—Los Baskerville sospechan…—Susurro levemente, Gilbert torció el gesto, la abrazo más fuerte y le dijo en el oído—me han perseguido pero he logrado perderlos.

—Oz también.

—ese mocoso.

—solo lo odias porque se parece a Jack.

—Ya lo sé—Lotti bufo, chasqueo la lengua y lo miro fijamente.—Odio todo esto…

— ¿El qué?—Gilbert sonrió y la abrazo más fuerte, acerco su rostro al de ella, nunca se había sentido tan confiado con alguien. Pero Lotti era especial, nunca se había sentido así, había sentido simpatía, respeto y deber, pero nunca amor, porque ahora que la veía a los ojos quería besarle y…¡hacerla la mujer más feliz del mundo!

—Que nos veamos asi, tan fortuito y…prohibido

Lotti carraspeo, a diferencia de el, ella se ponía tan nerviosa que apenas si notaba que alguien estaba a su alrededor, solo existía Gil y su sonrojo descomunal, Lotti era una pequeña niña inocente cuando estaba con el…y asi le gustaba a Gil.

Fue solo un minuto pero Gilbert se inclino con los ojos dorados brillando cual sol, solo espero un minuto y el beso ya era correspondido.

No importa si somos diferentes, o si hay barreras entre nosotros

Yo te amo.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Mary Ann paro su caminata cuando se hubo consiente de donde estaba, porque en un principio fue como si caminara solo por hacerlo, no escuchaba, no veía, ni pensaba. Solo caminaba y seguía un extraño sentimiento, pero en ese momento aquel hilo invisible que seguía sin saber, se corto, se desconecto y dejo de hacer que lo siguiera.

Parpadeo dos veces con confusión, y luego se pregunto dónde estaba, seguía en las calles de Lebereu y aun estaba en el carnaval, sabía que Oz no estaba a su lado, ni tampoco Alice, es más. Nadie conocido estaba a su lado, todos eran rostros desconocidos cubiertos por mascaras multi-color, Rostros extraños y macabros, de colores y que la hacían marear. Todo era desconocido, las risas, los niños risueños que pasaban corriendo a un lado de ella, la mujer de ropajes nobles que iba con escolta, las adolecentes alegres y una pareja de recién casados.

Todo era risas, colores, música, personas…muchas personas, fue tal vez que se sintió mal o algo por el estilo, pero sintió que de repente todo se movía lento, los pasos, la gente, la risa, todo.

Solo quedo en su mente un tintineo, como si fuera algo que resaltaba entre todo, un tintineo pasivo y lejano. Ya demás de ello…

Una persona.

El propietario del collar que producía ese tintineo, reposaba ese relicario dorado en su pecho, era un chico, ¿Dieciséis? ¿Quince? No lo sabía, sus cabellos eran negros como el azabache (y por lo que llegaba a ver unos muy rebeldes) era pálido y su ropa en definitiva eran de un noble y sus ojos… eran negros y blanco a la vez, motas doradas que paseaban por su iris como si un mundo más se reflejara en ellos.

Y todo fue negro. Ahora solo estaba el…y ella.

No pensó en ese momento con claridad, puesto un nombre que no conocía salió de sus labios.

—Oswald…—dijo, inentendible, nadie lo escucho, solo fue ella que supo de ese nombre, después de él y como si fuera el "Clip" que arreglaría todo, la realidad volvió y la golpeo tan bruscamente que se sintió mareada y confusa. Se tambaleo y…cayo, el piso se precipito a su rostro y ella solo cerró los ojos, lo último que sintió, fueron esos ojos multicolor sostener su mirada, como algo blando y cálido atajaba su caída.


:::::::::::::::::::::::::


Ada corrió más aun cuando lo vio más cerca, era como apresurar el paso con la motivación de que pronto llegaría hasta su objetivo.

Allí fue, solo salto, le abrazo y…Grito:

— ¡VINCENT!—para el chico de el infortunio fue como el principio de una cuenta regresiva para una bomba, el rubio se dio la vuelta, y allí estaba. Con los ojos llorosos y sus puros iris esmeralda, el cabello rubio y como se apretaba a su pecho mientras intentaba hablar aun cuando el llanto no la dejaba.

En ese momento todo se fue abajo, su fachada, su objetivo y su indiferencia. Pues solo pudo abrazarla y susurrar su nombre en su oído. Era tan pequeña y despedía un olor a violeta. Ada se tenso al sentir su contactó, puesto aunque fuera corrido y perseguido por el, no espero que le correspondiera de esa forma, nunca lo pensó.

—Vincent— volvió a pronunciar, fue intensifico para que el mencionado la apretara más a su pecho, aun allí, en medio de la calle, lo único que pareció distinto fue el tono que ella uso, uno serio y casi agónico.

Su interlocutor solo subió su cabeza y le sonrió, esas sonrisas que siempre le entrego en su noviazgo, con esa jovialidad y cariño, pero esta vez era un cariño verdadero. Ada sonrojo y el le beso la frente con tranquilidad, y sin una palabra mas que sus nombres ser pronunciados, como si eso fuera la única afirmación que necesitaban saber que eran ellos y no su anhelante corazón haciéndoles una mala jugada, Ada se dejo llevar de la mano de Vincent sin preocupación, solo sonrió con timidez, y no se molesto en preguntar como Vincent Baskerville estaba solo por las calles de Lebereu.

Solo se dejo llevar y disfrutaron el festival.

Es un acto profundo de fé que huele a mentira

Ada suspiro y cuando Vincent le tomo de la mano dijo:

—No se lo diré a nadie…

—Yo tampoco…

—Que se un secreto…

—Que sea así.

El amor baila al son que le toquen, sea Dios o el demonio...

Era imposible ver un amor más frustrado y loco…que ese, o tal vez, solo tal vez, si se vea otro igual.

Vincent la abrazo y luego la beso.


::::::::::::::::::::::::::::::::


Alice y Oz solo salieron de la muchedumbre apenas, los dos sujetados de la mano (por precaución) y en un lugar de Lebereu que no conocía, Aunque a Alice poco le importo porque encontró una tienda de carne, Oz solo chasqueaba la legua y se mostraba enfadado al no poder conocer/descubrir a la novia de Gil.

Los dos estaban consientes de que estaban perdidos pero…les importaba bien poco.

—ya que estamos perdidos...—Alice tomo la mano de Oz y él se mostro sorprendido y…sonrojado—…Porque no vemos el carnaval más de cerca.

Oz sonrió, Alice rio nerviosa y el rubio paso brazo sobre los pequeños hombros de Alice, la morena solo enrojeció.

Se dedicaron a mirar los globos de animales que flotaban por las calles, los niños jugando, las caravanas. Si se hubiesen concentrado mas en ver a su alrededor hubiese notado a una Lily Baskerville que se había perdido buscando a Lotti, la rubia ya sabía que "Algo" se traía entre manos, siempre salía a la misma hora y todos los días. A su pesar, Leo le cuestiono porque salía sola y aquella hora y tuvo que contarle todo, al final Vincent fue arrastrado por Leo y su infantil/ macabro sentido del humor para perseguir junto a ella a Lotti.

¿El resultado?: Todos perdidos y dispersado en Lebereu.

Lily bufo enfadada, chasqueo la lengua y miro hacia atrás y murmuro algo como "matare al amo Leo uno de estos días" ella misma lo aceptaba, no le daba su debido respeto a su "amo Glen" pero ella sentía que ese no era su amo, aunque siempre había sido una niña impulsiva que se dejaba llevar por corazonadas y no por lo que era verdad. Intento cubrir con su cabello la "marca de el diablo", ya muchas personas la había mirado con extrañeza por ella y no quería ser más extraña de lo que ya era a los ojos de lo pueblerinos.

"Este lugar no me agrada"

Las personas la miraban fijamente.

Con confusión.

Con una punzante frialdad.

Y una indiferencia poblada de odio a su simple presencia.

Con sus ojos azules, Lily volteo, Alice y Oz Bezarius caminaban dándole la espalda, al principio se mostro sorprendida ¿Oz Bezarius sin escolta? ¡Perfecto! ¡Podría sacar a Bandersnatch y capturarlo! ¡Asi podría llevarlo ante Leo y terminar con todo eso! (como ya lo había dicho, era impulsiva y algo ilusa) Mientras hacía muecas raras y sonreía con auto-suficiencia, Reim había interceptado a la misma pareja de adolecentes al otro lado de la callejuela, aunque aun las personas iban y venían tenía suficiente espacio para moverse entre la multitud. Claro…su sonrisa se borro al ver a la pequeña Lily correr frente al, y luego, como esta se daba cuenta de su presencia al chocar los ojos azul con los marrones suyos.

Estaba en un aprieto.

— ¡Reim!—y de nuevo Alice y Oz se alejaban sin la mínima sospecha de lo que algunos metros pasaba, mientras Reim solo podía mirar fijamente a Lily, y ella a él.

El amor tiene firma de autor en las causas perdidas

Lily rio y se acerco corriendo mientras jalaba su chaleco, Reim solo se sonrojo y sintió su corazón latir más fuerte.

—¡Estás vivo!

El amor siempre empieza soñando y termina en insomnio

Reim trago saliva, se acomodo los lentes, pensó en avisar a Sharon a través de su sombra, pero la sola sonrisa de la pequeña le hizo un nudo en la garganta y su propia mente le grito "Traición".

Traición ha esa sonrisa esperanzada.

No supo porque se sonrojo. O menos porque le sonrió a Lily y le respondió el saludo…no supo porque paso el resto de la tarde con ella entre risas y un lento sentimiento que se colaba en su pecho.

No supo porque las sonrisa de Lily le sabía a amor.


::::::::::::::::::::::::::::


Cuando Mary Ann despertó lo hizo con un sentimiento de extravió y confusión muy incómoda, se reincorporo con pesadez y solo en ese momento pudo ver que había dormido en una banca de un pequeño parque con lago y arboles altos y frondosos. Más allá lo más lejos posible y opacado por el sonido de los pájaros pitar…se encontraba el carnaval y las calles abarrotadas de gente.

— ¿Estás bien?—giro su mirada con sombro y rapidez, a su lado un chico de cabellos revuelto y mirada negra de motas doradas la miraba con deje de amabilidad que le causo temor y a la ves calidez, su rostro ardió tanto que temió estar enferma y su corazón se acelero ¿Por qué? Asintió con lentitud y frunció el seño con desagrado, Leo rio ante su mueca, la cual se le antojo tierna.

Cuando el chico soltó esa risilla con el se movió el relicario dorado que reposaba en su pecho y sobre el pañuelo de el traje, Mary Ann solo lo miro fijamente, profundizo su seño y lo escruto con la mirada, "White Rabbit" se escribía como grabado.

— ¿Y cuál es tu nombre?—Le sonrió, Mary Ann enrojeció aun mas, casi se cae de la banca por razones que no entendió (Tal vez fue el brinquito que dio cuando oyó de nuevo su voz, o la reacción de su acelerado corazón).

Hubo un silencio que le pareció una eternidad a Ann, y un segundo al moreno.

— ¿O te comió la lengua el gato?—Ann negó rápidamente mientras los cabellos de la nuca se le erizaban acompañando a un escalofrió no muy agradable.

—M-Ma-Mary A-Ann—Tartamudeo tanto que juro haber repetido la misma vocal por lo menos tres veces. Leo no había apartado su mirada de ella ni por un segundo, a su vista, la pequeña Mary Ann era…pequeña (si, es algo irónico -que se note el sarcasmo-), frágil, algo obstinada y le recordaba mucho a Elliot con su seño fruncido y el bochorno en sus mejillas.

—Mi nombre es Leo—ha Ann, el nombre le pareció conocido, mas no cayó en el completamente ya que sus pensamientos eran una maraya de incoherencias en ese momento, ella solo no podía apartar la mirada de los ojos pardos del chico.

Ninguno de los dos sabía en ese momento que ya se había conocido, Tal vez Leo hubiera tenido otro nombre y cuerpo, y tal vez Mary Ann en ese tiempo tenía sus recuerdos intactos, en ese tiempo en el que se conocían. Aunque tampoco caían en la cuenta que la chica "Ann" que Rufus Barma le habia descrito a Leo, era la que el chico de piel pálida y cabello negro, tenia justo en frente bajo el nombre de "Mary Ann". Y a su vez ella no recordaba la corta (pero amena) charla con Ada.

—Te desmayaste en medio de el carnaval—Le explico el Baskerville con algo de incomodidad, Ann se había puesto de pie y miraba fijamente el lugar con algo de confusión si apartar la vista de un nido de pájaros, a Leo no le gusto que se separase de el. Y la verdad no se pregunto el porque si no que solo hizo un mohín con sus labios de niño malcriado— ¿segura que estas bien?

Mary Ann no supo cuando el chico se acerco, puesto su respiración y palabras le chocaron el el cuello y le hisieron cosquillas en su oído. De nuevo el escalofrio.

Ann se tenso, soltó un respigo y susurro sin querer de nuevo aquel nombre perdido:

¡Oswal!—los ojos esmeralda silenciaron los lilas.

Mary Ann…

¿Es cierto? ¿Lacie tiene que ser sacrificada al Abyss?

Los ojos esmeraldas estaban acuosos.

EL adolecente callo y la miro fijamente, mejillas rojas, piel blanca y mirada inocente.

¿Estaría bien decirle la verdad?

Sí.

Ann no supo si fue solo ella la que vio aquello, o aquel llamada Leo también los vio. Solo supo que eso no estaba bien, y que no debió "recordar" algo como eso. Se aparto los mas rápido que pudo y lo miro a los ojos con un temor que Leo supo reconocer.

El chico solo le sonrio con algo de burla, creía que la habia asustado con su sigilo.

No tenía ni idea que cuando se inclino para hablarle a su oído el relicario roso la espalda de Ann.

El amor tiene firma de autor en las causas perdidas

— ¿Quién eres tú?

El amor siempre empieza soñando y termina en insomnio
Es un acto profundo de fé que huele a mentira

Leo ladeo la cabeza, frunció los labios con algo de molestia y la volvió a analizar con la mirada.

Algo había en esa chica…algo diferente.

El amor baila al son que le toquen, sea Dios o el demonio...

Ann retrocedió un paso con cautela y tal como el lo hizo lo volvió a escrutar con la mirada.

Leo era un chico algo delgado, tal vez no fuera tan fuerte, se dijo así misma, era alguien que reflejaba un tranquilidad casi aterradora en su mirada, y un deje de misterio en sus palabras tan latentes como que sabía que esos ojos reflejaba algo más, el era guapo. Los cabellos negros que caían por su mejilla y su frente, era tan pálido como la propia nieve y juraba que le había visto ante…¿pero en donde?

El amor es una guerra perdida entre el sexo y la risa
Es la llave con que abres el grifo del agua en los ojos

Leo también pareció ver de otro ángulo la situación, porque frunció el seño y la miro con una media sonrisa a la cual la chica tomo el color de un tomate maduro.

La noche empezaba a caer, el frio y el viento a azotar las ramas de los árboles y el cuerpo de Mary Ann.

Leo dio un paso y Ann se que do en su lugar, de nuevo los ojos pardos la absorbían. Así fue hasta que Ann estuvo consciente de que aquel chico llamado Leo, ese que hizo que su corazón retumbara de emoción en un primer momento sin siquiera saber quién era, estaba frente de ella, con una de sus suaves manos en su mejilla y la otra acariciando furtivamente sus cabellos rizados.

—La pregunta aquí...—Leo hablo en un susurro tenue y sombrío, previamente se inclino mas al rostro de la barones.—Es…¿ quién eres tú?

Mary Ann tartamudeo, Leo rio ante su nerviosismo, estaba tan cerca que podían sentir la calidez de el otro.

Es el tiempo más lento del mundo cuando va de prisa
El amor se abre paso despacio no importa el cerrojo...

El brillo en los ojos de él le avisaron a Mary Ann cuando la beso, puesto ni ella estaba consciente de el tiempo, solo supo que los labios de Leo eran dulces, que eran suaves y que ella misma cerro los ojos por inercia, como tembló y como el no vacilo.

Te amo.

no deberías quererme.

¿Por qué?

Porque está mal.

Si no reacciono cuando el se separo de ella y le dijo en un susurro: "Tu sabes algo de Esmeralda ¿No es así?" mientras le daba su capa para que se abrigaba y se marchaba sin decir más.

No lo hizo cuando en plena noche volvió al carnaval, y como si fuera todo obra de el destino, encontrarse con una sonrojada Ada, un Oz y una Alice que no paraba de sonrojarse al verse a los ojos, como Sharon a cada momento que veía a Break parecía estar enojada y al mismo tiempo abochornada, a tío Oscar vociferando donde habían estado todo el tiempo y a Reim que al parecer había mandado a su cerebro de vacaciones a Saturno y sin boleto de regreso.

Ann en todo el camino de regreso no hiso más que pesar en ojos pardos y sonrisas torcidas mientras se preguntaba que había pasado, o mas concretamente como había pasado, como ese chico la había besado con tanta facilidad, como ella ahora pensaba en el.

¿Quién era Esmeralda?

Ella no era consciente de que Leo se preguntaba lo mismo, que el se preguntaba que era lo que le había echo besarte y también preguntar por Esmeralda.

Fue tanto el pesar de Leo mientras recordaba esos ojos Esmeralda que no noto como Lily embozaba un alarga y expresiva sonrisa, ni como Vincent parecía distante y dolido mientras miraba por la ventana contraria.

En definitiva ese dia todos se habían tomado:

Su tiempo para amar.


Nota:

(Oculta en un yunque a prueba de bombas en un lugar muuuuuy muuuuuy lejano)

¡Bombas no! Por favor, El hecho de que Lotti y Gil estén juntos en mi retorcida mente es porque "¡Se ven tan tiernos juntos!" y Leo y Ann es que *¬* se ve reeeeeeeeeee-tiernos.

Como ven hoy el capitulo fue Cero-misterio (Bueno no tanto) y arriba el romantiqueo OwÓ

Si les gusto…

¡Comenten!

¡Porque ustedes! ¡Si ustedes! Porque se que hay personas que ven este fic además de Chadechu ¡Las estadísticas no mienten! Gente de ¡México, Colombia!, ¡ARGENTIAN Y ESPAÑA!

Ha! Bueno a lo que iba! Todo aquí salió "Mas o menos" como quise. LilyXReim uno muy leve por cierto! Y además quedo como…¿Qué paso con Sharon y Break? Y…seguro muchos quedaron "O.0 esta escritora esta loca"

La canción que utilice en el Fic, es de Ricardo Arjona, mi canta-autor preferido.


Respuestas a Chadechu Nightray:

*Atrapando galletas en el aire*

GRACIAS! ESTAN RICAS :3

Pues hay tienes quien es la pareja de Gil, No me mates :s te lo suplico T-T ¿en serio Onix te suena a eso? A mi me suena a carbón. Lo se poco creativo, este capítulo espero te guste. Ya subí las fichas de Lotti, Alice y…Ada, al Blog.

Debo admitir que de verdad Revis y Oscar se están haciendo amigos para el mal de Mely y Ada (Pobres chicas T-T) y si, Gil es adorable :3 ahora que ves porque se estaba comiendo su servilleta, lo comprenderás "Amor prohibido" jejejeje ¿y que tal? ¿Pusiste cara de WTF?

PD: es cierto, el Duque Barma es MUY expresivo y ameno escribiendo cartas. Jajaja. Se resolvió el "Incognito" de Mary Ann, ES LEO Muajajajaj 3

Bueno que la pases bien y ¡GRACIAS POR COMENTAR!


Este capitulo no fue revisado si encuentran un error, favor decirme.