Capitulo 3: Primer día, Parte II

-Disculpe que interrumpa la clase. Tiene una nueva alumna.

-A si me dijeron que habría una nueva chica. -El profesor, de no más de 30 años de edad, miro su lista por un momento- Oliva Adams ¿Verdad?

-Olivia. -Corregí-

-Lo siento, no veo muy bien sin mis anteojos. -Rio-

-Bien, yo me iré porque tengo papeleo por hacer. Lamento la interrupción. -Sin decir nada más, el director salió del aula dejándome en frente de al menos 20 chicos y el profesor.-

-Bien Olivia, ¿De qué escuela vienes?

-Se-se. -Hice una pausa- Secundaria Berkeley

-Jamás había oído de ella, ¿De dónde eres?

-Esto parece un interrogatorio.

-Sí, pobre chica. -Escuche que susurraron dos alumnos.-

-De Dallas, Texas.

-Tal vez por ello nunca escuche de ella. -Rio- Bien, soy el señor Filtsrick. Pero puedes Llamarme Brad tranquilamente. -Asentí- En cuanto a tu asiento, te sentaras. -Pensó un momento- En la última fila hay un asiento disponible. -Sonrió-

Bueno por un lado sería bueno, estando sentada detrás de todo seria invisible allí.

Obedecí, me senté y por unos segundos sentí como las miradas se clavaban en mí mientras avanzaba hacia mi asiento. Espero que esta haya sido una buena decisión y que todo salga bien.

La clase fue normal, trate de pasar desapercibida pero a mi parecer no lo lograba, ya que de vez en cuando sentía las insistentes miradas de mis compañeros.

Lunes 17 de agosto de 2009

Querido diario, yo de nuevo:

Acabó de llegar de lo que será uno de los peores días de mi vida. Hoy fue mi primer día en mi nueva escuela.

La primera cosa negativa que note, fue la mirada insistente de todos al entrar, sé que es normal pero me pone nerviosa, a veces demasiado. Por suerte papá fue por mí a la salida, cuando salí del edificio y vi su auto afuera podría decirse que me volvió el alma al cuerpo y sentí un alivio interno, lo necesitaba, necesitaba salir de ahí lo antes posible.

Como siempre el primer interrogatorio que recibí fue ¿Qué tal te fue? ¿Hiciste nuevos amigos? Apenas llevo un día y tuve bastante suerte de pasar desapercibida, además soy mala para hacer amigos. Aunque obviamente le dije a mi padre que me había ido genial, toda una mentira, quería huir de ahí lo antes posible.

Pero bueno, mañana será otro día, y espero que sea mejor que este.

Liv.

Mi celular sonó desconcertándome justo cuando acababa de escribir.

-Hola. -Respondí sin mirar de quien provenía la llamada.-

-Hola desaparecida. -Reconocí la voz de Nolan desde el otro lado.-

-Hola señor del invierno. -Su apodo, el lo odiaba. Le decíamos así por su voz-

-Ja-Já.-Rio irónico- Muy graciosa. ¿Por qué no llamaste estos días?

-Tuve mucho que hacer. -Me levante de mi silla para dejarme caer sobre mi cama- ¿Qué tal todo en Dallas?

-Off, todos en la escuela te extrañan.

-Nolan no bromees con eso. -Dije apenada- Se que no es verdad.

-Bueno, es cierto, algunos ni siquiera notaron que no estabas, otros sí. Como el maestro Ponce. No podía creer que te hubieras ido. Pero otros lo notaron y... -Se cayó de repente-

-Y ¿Qué? -Pregunte con curiosidad-

-Dijeron… que suerte que se fue ahora habrá menos epidemias. -Sentí como si algo me atravesara el pecho, ya estaba bien acostumbrada a esa sensación-

-Como si hubiera estado con media escuela. Apenas soy capaz de abrazar a alguien.

-Si por cierto, tal vez me expulsen de la escuela.

-¿Qué?, Nolan ¿Qué hiciste ahora?

-Pues, ¿Recuerdas a Coy?

-El estudiante de intercambio del que todas están enamoradas. Como olvidar a ese engreído. -El rio-

-Pues, fue uno de los que dijo eso y tal vez, accidentalmente, sin querer. Lo golpee.

-¿Qué? -Pregunte riendo- ¿Enserio hiciste eso por mi?

-Claro, a nosotros también nos molesta que seas tratada así.

-Pero no debiste hacerlo, sabias que tenías una última oportunidad para no ser expulsado.

-Era eso o que lo golpee Claire.

-Creo que hubiera sido mejor que ella lo haga ¿No crees?

-Tal vez. -Suspiro- ¿Qué tal el primer día?

-Terrible, la gran mayoría son unos nenes de mamá. Tuve suerte de pasar desapercibida.

-¿Tan mal estuvo?

-No te lo acabo de decir, ¡PRESTA ATENCIÓN! -Bromee-

-Lo siento. -Hiso una pausa- ¿Saben lo de... -Lo interrumpí-

-No, nadie lo sabe además del director. -Pensé un momento- Quiero volver a Dallas, no creo que soporte esta escuela de niños ricos.

-Demi, te fuiste para empezar desde cero ¿Te rendirás tan fácil sin siquiera intentarlo? Pero tranquila estoy seguro de que mañana será mejor, después de todo es el primer día ¿no? -Suspire-

-Tal vez. -Dije casi en un susurro-