Capitulo 18

Habían sido días intensos durante la visita a sus padres y mucho más difícil de lo que creyó, al llegar al aeropuerto tomaron un taxi para llegar al departamento, le había avisado a Serena que ya habían llegado, y se verían hasta el día siguiente, bostezo al abrí la puerta del departamento— Tengo mucho sueño... me duchare e iré directo a la cama, mañana por fin veré a bombón

-Nada de eso... —dijo Taiki al verlos entrar— esta es una pequeña bienvenida... —sonrió acercándose a Lita para darle un beso en la mejilla

-Hola Taiki, vaya que sorpresa, es una grata bienvenida de tu parte—dijo Seiya

-Taiki —Lita lo abrazo con fuerza— te extrañe mucho

-Es una pequeña cena... —dijo quitándole la maleta a Lita para ayudarla— ¿qué tal el viaje de regreso?

-El vuelo tuvo un pequeño retraso, pero nada grave, fue mas difícil de lo que pensé que seria

-Ni me lo recuerdes… —murmuró Seiya

-Entiendo... —fijo su mirada en ella quizá las cosas no habían salido como ellos esperaban— llevare tu maleta a tu habitación... Seiya... deberías llevar la maleta a la tuya...

-Si... me daré una ducha... y en seguida cenare, gracias Taiki —murmuró tomando su maleta encaminándose hacia su habitación

-¿Quieres tomar un baño Lita? —Pregunto Taiki antes de alejarse de ella

-No sería mala idea... lo hare más tarde después de Seiya —sonrió ligeramente, siguiéndolo—

-¿Como les fue? —Pregunto no soportando la curiosidad de saber que había pasado—

-No muy bien que digamos —murmuró acercándose a la cama dejándose caer—

-¿Por qué? —Pregunto dejando la maleta a un lado de la puerta— ¿aun... siguen comprometidos?

-No ya no...

Sonrió al escucharla— ¿Entonces?

-Mi padre está molesto, y el padre de él ni siquiera le dirige la palabra a Seiya

-Lo siento... —murmuró sentándose a su lado tomando su mano— ¿en que quedaron entonces?

-Pues... nosotros logramos terminar el compromiso, yo no tengo por así decirlo tantas dificultades, mi papá estaba enojado y molesto, pero después de hablar con él, ya no parecía tan enojado, y decidió apoyar mi decisión, pero Seiya no tuvo la misma suerte, digamos que su padre lo desheredo

-¿De verdad?, no pensé que fuera tan intransigente... —dijo preocupado— ¿que pasara ahora?

-Nunca había visto a Seiya enfrentar de esa forma a su padre... no sé que pase ahora, pero le han retirado el apoyo que le daban

-Pobre de Seiya... seguro debe venir muy triste... —dijo acariciando su mano— que bueno que te tiene a ti para apoyarlo...

-Si lo apoyaremos en todo lo que sea necesario —le sonrió ligeramente— me preocupa

-¿Está muy mal o por qué te preocupa?

-Tú sabes que hasta ahora Seiya siempre había estado muy apegado a sus padres, y ahora, que los enfrento, y no recibir el apoyo que esperaba es evidente que no esté bien

-¿Su mamá también lo rechaza? —pregunto preocupado

-No lo rechaza, pero tampoco lo apoya, es más neutral, Seiya se parece mucho a su madre, en verdad fue muy sorprendente verlo discutir con su papá

-¿Y tu como te sientes?

-Estoy bien, no puedo quejarme —le sonrió ligeramente— Seiya le hizo ver a mi padre lo absurdo que era el compromiso, incluso mi padre lo apoya pero no el suyo

-Bueno lo importante es que estamos un paso más a nuestra felicidad... —sonrió besando su mano—

Le sonrió ligeramente abrazándolo— Te extrañe mucho Taiki

-Yo también te extrañe mucho... —sonrió acariciando su mejilla— será mejor que tomes tu baño de una vez, puede que Seiya tarde en salir de su habitación...

-¿Ah sí?, ¿y eso por qué? —Lo observo con una sonrisa

-En su habitación hay una pequeña sorpresa... además creo que en este momento le hará bien...

-Ya entiendo —se acerco besando sus labios— Taiki, me siento feliz, sé que mi padre te aceptara

-¿Me aceptara? —pregunto desconcertado

-¿Por qué no habría de aceptarte?, si eres el hombre que yo he escogido para ser feliz

-¿Le hablaste de lo nuestro? —pregunto sonriendo lentamente

-Sí, no pude esperar más para hacerlo, vendrán en pocos días, a visitarnos

-Pero... ah Lita me haces tan feliz... —sin dudarlo la abrazo fuertemente

Correspondió su abrazo con fuerza— No sabes lo feliz que me siento, nada nos podrá separar ahora te amo Taiki, tuve que decirlo para que los padres de Seiya aceptaran la ruptura, no sé como afecte los negocios conoces al padre de Seiya

-Te amo Lita... —murmuró abrazándola— de cualquier modo creo que tu padre sabe cómo hacer negocios y yo lo ayudare... además no creo que el padre de Seiya se atreva a hacer algo...

-Eso espero, tú sabes que los Kou tienen el otro cincuenta por ciento de las acciones de la empresa, papá está preocupado por eso, pero me dijo que no debía preocuparme y que te hicieras cargo de que todo saliera bien aquí

-Y eso hare... —murmuró separándose de ella para buscar sentir sus labios— Te amo Lita y por ti hare que todo salga bien...

-Te amo —lo abrazo atrayéndolo hacia ella para poder sentir sus labios

X-X

Lo había escuchado entrar a la habitación, esperaba el momento preciso para salir de detrás de la enorme cortina que le había servido de escondite momentáneo.

Suspiro al ver su habitación a oscuras, volvió a bostezar, dejo la maleta a un lado, Taiki se había molestado en hacer la cena, pero por primera vez en mucho tiempo se sentía inapetente, camino hacia la cama recostándose observando el techo.

Se asomo apenas para poder verlo, se veía cansado y preocupado, su primera idea de lo que llegaría a hacer seria comer y al contrario se encontraba recostado en su cama, suavemente y procurando no hacer ruido salió de su escondite y camino hacia la cama— Bienvenido mi amor... —murmuró sonriéndole

-¿Serena? —Abrió los ojos al escuchar su voz

-Si mi amor soy yo... —sonrió acomodándose a su lado abrazándolo— te extrañe mucho...

-Yo también te extrañe mucho —correspondió el abrazo con fuerza

-¿Qué ocurre mi amor? —pregunto sintiendo algo diferente en ese abrazo, pensó que le sonreiría pero aquel gesto la desconcertó

La abrazo aun mas, ocultando su rostro entre su cabello.

-¿Seiya? —Murmuró preocupada, lo abrazo con fuerza— ¿qué pasa?

-Te amo... —murmuró acurrucándose junto a ella

-También te amo... —dijo aun abrazándolo mas fuerte— ¿quieres hablar de lo que te sucedió?

-Es difícil...—murmuró con tristeza

-¿Rompiste tu compromiso? —Pregunto pensando que posiblemente no haya podido hacerlo y por eso se encontraba en ese estado

-Si...el compromiso se rompió

-Seiya... —se separo un poco para poder ver su rostro— si no quieres hablar de eso en este momento está bien... —murmuró sonriéndole sutilmente— y te sugiero que no desempaques... esta noche nos quedaremos en mi casa... ¿de acuerdo?

-¿En tu casa? —Levanto la cabeza observándola

-Si... ya me entregaron los muebles, aun no la decoro, me gustaría que me ayudaras pero ahora esa es mi casa...

-Está bien —le sonrió acariciando su mejilla— vamos

-¿De verdad? —Pregunto sonriéndole

-Sí, me gustaría conocer tu casa

-Pero Seiya... —tomo suavemente su rostro entre sus manos— quiero que la veas también como tu casa por favor...

-Serena... yo... no podría amor, es tu casa, y como tal me gustaría mucho conocerla... ahora más que nunca debo mostrar lo que soy capaz de hacer... por favor confía en mí

-Confió en ti Seiya... pero quiero que la veas de esa forma porque es ahí donde pasaremos nuestro tiempo libre juntos... te amo y quiero compartirlo todo contigo...

-Lo se... amor, pero... —suspiro— no sé cómo podría verlo como tal...

-¿Qué ocurre? —Pregunto sentándose, tenía un mal presentimiento y ver su actitud no le ayudaba en mucho para quitarse esa sensación

-Serena... sé que compraste esa casa para los dos, para compartir nuestro amor, pero, ¿de qué forma puedo sentirla parte de mi?

-Poniendo de tu parte para decorarla... aun hay muchas cosas que hacer en ella... además el tiempo que pasemos juntos, puedes cocinar, sabes que me encanta como cocinas... y muchas cosas más Seiya... será nuestro hogar... en cuanto podamos quiero irme a vivir contigo, no me importa lo que diga la gente...

Le sonrió acariciando su mejilla— Si me niego no descansaras hasta que lo acepte ¿verdad?

-Seiya... te amo más que a mi vida... y no puedo estar sin ti... —murmuró, sus ojos se encontraban llenos de lagrimas que no pudo contener— solo quiero estar contigo y nada mas... si no te sientes a gusto en esa casa como para que la veas como tu hogar entonces nos quedaremos aquí...

-Podre considerar mi hogar cualquier lugar, mientras estés a mi lado, mi hogar estará aquí —poso su mano sobre su corazón

-Entonces... ¿nos iremos a casa verdad? —Pregunto tomando su mano— a nuestra casa...

Asintió ligeramente con una sonrisa.

Sonrió al ver su respuesta no dudando en abrazarlo— Te amo Seiya... la casa te va a encantar, hasta hay una habitación que puedes ocupar para tu música...

Le sonrió correspondiendo el abrazo— Has pensado en todo ¿verdad?

-Si... porque quiero que estés a gusto... o quizá quieras hacerla gimnasio... ¿te gustaría ser mi instructor de nuevo?

-Entonces debería comprarle los aparatos a Darien

Sonrió ligeramente separándose de él dejando sus manos rodeando su cuello— No crees que eso sería muy extraño...

-Si lo seria pero los aparatos son buenos debes admitirlo —sonrió divertido

-Sí, lo son... —sonrió ligeramente— pero creo que es mas bueno el instructor... —sonrió seductoramente— ¿ya te dije que te extrañe demasiado?

-Yo también te extrañe como no tienes idea... perdóname por haberme ausentado tanto tiempo

-Tendrás que compensarlo y muy bien... —dijo acercándose a sus labios— ¿qué tal si comenzamos por un beso de esos que me dejan sin aliento?

Sonrió acariciando su rostro— Si hago esto en este momento ya no te dejare salir de esta habitación —murmuró rozando sus labios suavemente

-Suena muy tentador... —murmuró cerrando los ojos disfrutando de su suave voz, su calor y su aroma— pero hay gente cerca... así que... creo que tendremos que irnos rápidamente a casa... muero por ser tuya...

-Podría hacerlo aquí —murmuró recostándola sobre la cama con suavidad besando sus labios

Sintió su cuerpo estremecer en cuanto lo escucho, lentamente correspondió a sus labios como lo había necesitado en esos días que estuvo ausente, necesitaba sentir su calor, sus brazos estrechándola con el amor que sentía, era el hombre perfecto una vez mas podría constatarlo— Te amo… —murmuró

-Y yo a ti te amo, tanto —la tristeza y todos aquellos sentimientos provocados en su corazón durante el viaje la sola presencia de su bombón lo mitigaban haciéndolo olvidar por ese instante todo lo ocurrido

-Te extrañe tanto mi amor... —murmuró abrazándolo a ella al tiempo que comenzaba a sacar la camisa— ¿me compraste mi osito?

-Si lo hice —sonrió acariciando su cuello con ternura

Sonrió feliz— Ahora si podre abrazarte siempre... —murmuró volviendo a cerrar los ojos ante su caricia que hizo que su cuerpo se erizara— mi osito...

-No quiero estar más tiempo separado de ti, te necesito tanto —murmuró volviendo abrazarla, acariciando su contorno

Y podía sentirlo, aunque no quiso preguntar mas sabía que algo andaba mal, pero en ese instante se enfocaría por demostrarle cuanto lo había extrañado y cuanto lo amaba, como pudo comenzó a desabotonar la camisa, ella también lo necesitaba, necesitaba llenarse de su aroma y su calor.

Con lentitud subió el vestido acariciando sus piernas, embriagando su tacto con la suavidad de su piel con el aroma que ella desprendía solo para él, del cual no quería volverse a separar, la amaba, la había extrañado y la necesitaba más que nunca, ahora lo sabia ella era todo para él y no podía ser de otra manera.

Suspiro entre sus labios, amaba como la acariciaba, como la tomaba entre sus brazos, cada beso que la dejaba sin aliento, dejo la camisa abierta, paso sus manos suavemente por su cuerpo y en seguida las dirigió al cinturón de su pantalón, pudo sentir como él también la necesitaba en ese momento quizá mucho más de lo que había imaginado.

Suavemente retiro la prenda intima, dejando que sus manos se movieran entre sus piernas y su parte, mientras la besaba con mayor intensidad, con amor, con ternura, pero sobre todo con necesidad.

Mordió suavemente su labio al sentir esas caricias que hicieron que su cuerpo reaccionara, sus brazos se sujetaron con fuerza de su cuerpo, aquel momento sin duda era diferente y lo ansiaba, necesitaba sentirse suya, poco a poco fue desabrochando el pantalón sin dejar de besarlo, necesitaba cada beso que tenia para ella así como ella los tenia reservados solo para él.

-Serena te amo —dijo entre sus labios— te amo bombón —al sentirse libre, del pantalón, abrió un poco mas su piernas haciendo que lo abrazara con ellas mientras comenzaba a fundirse en ella, a dejarse embriagar por lo que ella despertaba en él, olvidando todo a su alrededor, transformando ese lugar en un paraíso

-Seiya... —murmuró ahogando un gemido con una suave mordida en su hombro mientras sus manos se aferraban a su espalda, su cuerpo reaccionaba al estar con él, nuevamente lo sentía, Seiya era perfecto en todos los aspectos, ese momento era único, no lo tenía planeado y aun así era mucho mejor de lo que pudo pensar— te amo... te amo... —murmuraba tratando de contenerse tan solo besando su hombro o su cuello—

Coloco un dedo sobre sus labios sonriéndole— Shhh no querrás que nos escuchen ¿verdad? —murmuró disfrutando esa unión que solo ella podía darle, formando entre los dos un lazo muy fuerte, un lazo de amor

-No... —murmuró correspondiendo a su sonrisa, pero aquellas sensaciones era difíciles de contener, tan solo suspiro volviendo a callar sus labios con los de él, trataba de besarlo pero eso solo servía para silenciarla al menos un poco, mientras su cuerpo seguía entregándose a él— Seiya...

Disfrutaba de ese momento como si fuera el último, cada instante junto a ella siempre era diferente y ese no era la excepción, la amaba, abrazo mas su cuerpo acariciándolo, sin dejar de besar sus labios con amor.

No supo en qué momento termino siendo levantada de la cama, solo sintió los brazos de Seiya rodeando su cuerpo, la sensación más dulce y amorosa que tenia con ella, además de un sentido de posesión de su parte que le fascinaba, le gustaba sentirse suya y él de ella, poco a poco comenzó a sentir como el momento estaba por llegar, ese momento tan ansiado por los dos.

La abrazo aun mas cerrando sus ojos con fuerza ahogando un gemido entre sus labios, al sentir la explosión intensa, desbordándose en ambos.

Sus uñas se habían enterrado en su espalda en ese preciso instante en que su cuerpo completo se había aferrado a él, podía sentir su cuerpo tensarse ante aquella sublime experiencia que a los dos les hacía falta, poco a poco fue relajado su cuerpo, su respiración aun era agitada— Eres maravilloso... —murmuró a su oído suavemente

No respondió, respiraba agitadamente, relajando su cuerpo, pero no así su abrazo, aquello era lo que más necesitaba en esos momentos, sonreía feliz de estar con ella, de sentirla suya, nada podía compararse con la dicha de amar y ser amado por esa mujer.

Poco a poco sus manos fueron acariciando las áreas donde sabía por producto de la pasión había lastimado, eran caricias suaves por su espalda, era increíble estar en ese preciso momento de aquella forma, aun sintiéndose unida, amada por Seiya, ella a su vez brindándole el calor de sus brazos y su cuerpo, poco a poco comenzó a relajar sus piernas que fueron soltándolo con lentitud— Te amo Seiya... te amo tanto...

-Y yo a ti te amo, te amo mi dulce bombón —le sonrió acariciando su rostro— será mejor apresurarnos o la cena se enfriara, y seguro Taiki no tardara en tocar la puerta

-De acuerdo... —sonrió robándole un beso— esto compensa un poco la falta que me hiciste... mmm un diez por ciento

-¿Solo un diez? —Sonrió divertido correspondiendo sus labios

-Si... si te portas bien en casa quizá sea un cincuenta

-Entonces hay que darnos prisa —sonrió levantándose de la cama, para volverse a vestir—

Al tiempo que Seiya se levantaba lo admiro, ¿qué es lo que tenía que cada vez lo deseaba más?— Te ves tan atractivo... ¿será que estoy enamorada de ti? —dijo sonriendo buscando la única prenda que le faltaba

-Sé que soy irresistible —sonrió con orgullo— pero más creo que estas tan enamorada de mi como yo de ti —poniéndose los pantalones para después tomar la camisa—

-Mmm si eso puede ser... —sonrió poniéndose de pie para alisar su vestido y en seguida soltar su cabello para peinarse— por cierto... no me dijiste como me veo... —lo miro a través del espejo

Volvió su mirada hacia ella observándola, después de acomodarse la camisa, camino hacia ella abrazándola por la espalda— Pareces un ángel, el ángel que esta aquí iluminando mi camino

Sonrió acariciando sus manos que la rodeaban— Te extrañe tanto... creo que no podría vivir sin ti... sentí que los días eran eternos sin verte... no te vuelvas a ir, al menos no sin mi...

-No lo hare... no podría soportar estar siquiera sin verte —apoyo su cabeza sobre su hombro cerrando sus ojos— te amo

Lo observo por el espejo, si bien ese momento había sido único y por demás excitante podía ver en su rostro un dejo de preocupación, pero tendría que esperar a que fuera él quien se lo dijera, no quería presionarlo— ¿De verdad compraste mi osito?

-Si —murmuró aspirando su aroma— te lo daré de una vez —la soltó para caminar hacia su maleta donde se agacho a abrirla, para sacar de esta un pequeño oso de color rojo— vamos con mamá —sonrió al peluche, para enseguida levantarse y acercarse a ella— aquí lo tienes

Sonrió aun más feliz al ver el hermoso y pequeño oso, afelpado, suave, vestido con un traje negro, camisita blanca y un moño negro— Que elegante... gracias amor... —le dio un beso de agradecimiento— esta hermoso... ahora si dormiré contigo todas las noches...

-Espero te guste mucho —sonrió dándole un beso en la mejilla— vamos cenemos algo ¿te parece?

-De acuerdo... —sonrió mas que feliz— amor tú te quedas aquí... —dijo dejando el pequeño oso en la cama acostadito— no tardamos... —en seguida se acerco a Seiya tomando su mano— cenamos y nos vamos a casa... muero porque la veas... te va a encantar...

-Está bien vamos —abrió la puerta de la habitación— mmm que raro, ¿dónde estarán Lita y Taiki?

-Quizá ocupados... —sonrió ligeramente— vamos a servir por mientras... prepare tu carne favorita... —dijo llevándolo a la cocina

-Que linda bienvenida gracias —se acerco a la mesa observando la decoración

-Fue idea de Taiki pero la cena la hice yo... —sonrió orgullosa— además de un rico pastel de fresa y helado... te va a encantar... ven vamos a servir por mientras...

La siguió a la cocina para ayudarla a servir.

-¿Y que mas me trajiste? —pregunto mientras tomaba un plato y comenzaba a servir—

-Algunos pequeños detalles no me dio mucho tiempo de ir de compras, pero Lita escogió unos bellos vestidos para ti, espero te gusten —sonrió mientras llevaba los platos a la mesa—

-¿Vestidos? —Pregunto sonriendo mientras servía los platos que faltaban— ¿tanto te gustan en mi?

-Me enloquecen ya te lo había dicho, Lita los escogió, pero no me dejo verlos —hizo un puchero

-Mmm serán una hermosa sorpresa... —sonrió dándole un beso entregándole los otros dos platos— y de fácil acceso...

Se sonrojo— Justo como hoy

-Si... justo como hoy... pensaba en ponerme pantalón pero ¿qué crees? —Dijo sonrojándose— me apretaba demasiado... creo que si he engordado... no me cerraba...

-¿En verdad?, yo no te veo gorda, te veo perfecta, más bien tu cuerpo está tomando al forma que debe tener a base de una sana alimentación

-¿Entonces eso quiere decir que antes estaba delgada sin chiste?, no se pero es que si me siento rara... no sé cómo explicarlo... de pronto me da mucha hambre y luego ya no quiero nada... —dijo llevando una botella de vino tinto

-No delgada, pero no se que tienes que así me gustas mucho mas

Sonrió orgullosa regresando a la cocina pero al momento que giro se mareo que termino agarrada de una silla.

Al regresar a la cocina la observo— ¿Te sientes bien?

Abrió los ojos para sonreírle— Si... estoy bien, solo fue un pequeño mareo... creo que me di muy rápido la vuelta...

-Me alegra mucho —sonrió aliviado— ¿que falta?

-Mmm solo las copas... —sonrió respirando profundamente, ya se sentía mejor por lo que camino hacia el refrigerador— solo lleva tres y un vaso... yo quiero jugo de manzana...

-De acuerdo yo también quiero jugo —sonrió tomando dos copas y dos vasos

-¿Te gusta de manzana?, a mi me fascina pero últimamente es lo que más tomo... y bueno agua mineral...

-Si me gusta sobre todo si está bien frio

-Que rico... —sonrió llevando la botella de jugo a la mesa, en ese momento la puerta de la habitación se abrió— que bueno ya vamos a cenar... muero de hambre...

-¿Que tanto hacia?, se tardaron demasiado —sonrió ligeramente a la pareja

-Disculpen la demora... —dijo llevando de la mano a Lita

-Seiya déjalos... —dijo Serena— hola Lita... bienvenida... —sonrió acercándose a ella para saludarla

-Hola Serena —le sonrió a la rubia— muchas gracias por estar aquí...

Seiya que estaba detrás de Serena en la puerta de la cocina negó con su cabeza, para que no dijera nada, a lo que ella solo asintió con un movimiento de cabeza apenas perceptible.

-Teníamos que darles un linda bienvenida... —dijo Serena dándole un abrazo— ¿qué tal el viaje?

-Salvo por el retraso del avión, todo tranquilo —Correspondiendo el abrazo— gracias por cuidar de Taiki en mi ausencia

-Al contrario... gracias a ti por cuidar de Seiya... —sonrió volviendo a acercarse al hombre de su vida— tanto Taiki como yo los extrañamos...

-Si nosotros también los extrañamos mucho, gracias por esta grata bienvenida

-Bueno vamos a cenar... —dijo Taiki viendo que ya estaba todo servido

-Sí, yo muero de hambre... —Serena sonrió acercándose a la mesa— espero que te guste Lita... Seiya me ha dicho que eres muy buena en la cocina...

-Muchas gracias Serena, a veces Seiya exagera —sonrió sentándose a la mesa junto a Taiki—

-No es exageración es la verdad

-Solo la verdad... —dijo Taiki— pero bueno la ensalada la hice yo así que espero este bien de sabor

Lita sonrió sirviéndose ensalada para probarla— Mmm deliciosa, gracias Taiki esta exquisita —comió ensalada disfrutando su sabor

-Presumido... —dijo Serena comiendo un poco de carne

Seiya sonrió comiendo un poco de aquella jugosa carne— Que suavecita, me gusta gracias bombón

Sonrió divertido— ¿Y cuando terminan de grabar? —Preguntó mientras comía un poco de aquella deliciosa cena

-Si todo sale bien a finales de mes terminaríamos

-Pero yo no quiero terminar... —dijo Serena con tristeza— seria ya no tener pretexto para verte...

-¿Cuanto más va a durar su situación? —Pregunto Taiki

Seiya suspiro— Tampoco quiero separarme de ti, no creo que resistir mucho tiempo...

-Yo tampoco... creo que será mejor hablar con Darien pronto... no quiero que lo descubra y se moleste, será mejor decirle... ya no puedo estar sin ti...

-Serena tiene razón... es mejor que se entere por ustedes que de alguna otra manera... —dijo Taiki observando a Seiya— sinceridad ante todo...

-Si... aunque ya le lo he dicho con indirectas, ya es hora de ser directo con él y decírselo

-¿Indirectas? —Pregunto Taiki— por cierto ya ni nos contaron cómo les fue en su viaje... ¿es linda la playa a la que fueron?

-Creo que esa ha sido la indirecta más directa que le hemos dicho a Darien, esa playa es hermosa, y nos toco hacer una escena de pasión en la playa y coincidentemente Darien fue de visita ese fin

-Entonces fue cierto... algo escuche ayer por la mañana que fui a la cafetería que está cerca de la oficina... salieron en un programa de esos de chismes... decían que hacían una pareja muy intensa...

Seiya se sonrojo— ¿Ustedes que opinan?

-Ah... pues... por las imágenes que sacaron... creo que lo son... —dijo Taiki— ¿tú qué opinas Lita?

-No sabía que Seiya podía ser así de apasionado, al menos son lo que muestran las imágenes —sonrió mientras comía su ensalada

-Bueno la historia se presta perfecto para que Seiya saque su mayor potencial a la hora de actuar... —dijo Serena bebiendo un poco de jugo— mmm hay veces que me dan ganas de golpear a su personaje... es demasiado arrogante pero eso lo compensa a la hora de estar con la mujer que ama...

-Bueno, es que Ernesto es un personaje muy profundo y me da de donde escoger, y esa arrogancia que muestra me gusta mucho, además de los momentos en los que está con la mujer que ama y Serena me facilita mucho la actuación, no se

-Bueno esperaremos ansiosos por esa serie... ojala que se estrene pronto... ¿y ya tienes más propuestas o que es lo que sigue ahora? —Pregunto Taiki mientras continuaba con su cena—

-No se aun, no he hablado con Yaten, pero seguiré luchando

-Y yo estaré apoyándote siempre... —dijo Serena sonriéndole tomando su mano

-Muchas gracias bombón

-Tu apoyo es lo mas necesita, Serena hazlo feliz, por favor

Sonrió ligeramente aquellas palabras de Lita le confirmaban que algo no estaba bien— Si no te preocupes... amo a Seiya y hare todo por estar con él…

Seiya suspiro mientras terminaba su cena— Estuvo muy rico

-Qué bueno que te gusto Seiya... ¿y a ti Lita? —Pregunto Taiki pues veía que para Seiya era difícil hablar del tema, más porque al parecer Serena aun no sabía nada

-Me encanto la comida, no pensé ser recibida con una cena tan exquisita como esta

-Es para que vean cuanto los amamos... —sonrió Serena viendo el semblante serio de Seiya— mmm ¿quieren postre? ese si lo compramos hecho...

-Dijiste que eran fresas

-Pastel de fresas con helado... —sonrió poniéndose de pie— ¿quieres o prefieres que nos vayamos de una vez?

-Un poco por favor —sonrió— iré a conocer la casa que compro, Taiki cuida de Lita y pórtense bien

-Claro no tienes que preocuparte... —dijo un tanto apenado Taiki

Dejo el platón del pastel en la mesa que tenían en la cocina, ¿por qué aun no podía verla como su hogar?, quizá estaba siendo demasiado apresurado todo aquello pero era lo que mas quería estar con él cada día y cada noche, sirvió en unos platos una rebanada de pastel y en seguida salió— Espero que les guste...

-Gracias, se ve delicioso —sonrió comiendo un poco de aquel suculento pastel un poco sonrojada ante las palabras de Seiya—

Seiya probó el pastel sonriendo ante los gestos de ambos— Solo bromeo… —mientras comía una fresa

-Ya no les digas nada... solo los avergüenzas... —dijo Serena al regresar con el plato para ella y otro para Taiki— ah por cierto Lita ya me dijo Seiya que compraste unos vestidos para mi... gracias...

-Si espero que te gusten, te los daré enseguida quizás le puedas modelar algo, son lindos y muy frescos

-Gracias... no tenías porque molestarte... —sonrió—

-No fue ninguna molestia, pague con la tarjeta de Seiya —sonrió divertida

Sonrió divertida— Bueno... gracias Seiya por el obsequio... —dijo tomando su rostro para darle un beso—

Sonrió sonrojado, Lita había tomado su cartera sin decirle para que la quería, y se había ido de compras, tan solo diciéndole la travesura que había hecho— Espero te gusten bombón, el postre estuvo rico, ya podemos irnos

-Si vamos... —sonrió ella apenas si había probado el pastel, no es porque no quisiera sino porque verlo tan serio o ausente no le gustaba y lo que más deseaba en ese momento era estar con él y confortarlo aun sin saber de qué

-No se preocupen nosotros recogemos... —Dijo Taiki terminando su porción de pastel—

Lita se puso de pie, para sacar la bolsa que llevaba repleta de cosas para ella— Espero que te queden, las compre una talla más grande a la que suelo usar, ya que no es mucho la diferencia —se acerco a Serena entregándole la bolsa

-Si gracias... espero que me queden... le digo a Seiya que últimamente me siento rara... como más llenita... —dijo sonrojada tomando la bolsa

-Si algo me comento Seiya, si tienes algún problema me dices y los puedo ajustar sin problema ¿de acuerdo?, cuídense mucho

-Nos vemos —salió de su habitación con su maleta y el oso en manos

-Gracias Lita... —dijo despidiéndose de ella con un beso en la mejilla— disfruten del pastel... nos vemos Taiki... —despidiéndose de él también para en seguida acercarse a Seiya y ayudarle con el osito

-Vayan con cuidado... —dijo Taiki observándolos

-Si nos vemos cuídense —sonrió al ver a la pareja, se sentía feliz por Lita; se despidió de ambos para enseguida encaminarse hacia la puerta y abrirla para dejar que serena saliera primero

X-X

Seiya durante el camino se había mantenido en silencio observando a la bella conductora que estaba a su lado tomo su mano con amor besándola justo cuando habían llegado al frente de fraccionamiento— ¿Es aquí?

-Si... ¿qué te parece? —pregunto al apagar el auto, la fachada era menos ostentosa que la casa que compartía con Darien, un pequeño jardín al frente y el espacio para estacionar dos autos, algunas plantas y en vez de un portón tan solo una reja, era una casa de dos plantas, sobre el arco de la puerta un balcón que pertenecía a la habitación principal— ¿te gusta?

Sonrió observándola— Es preciosa, y no parece haber muchos vecinos —sonrió al ver que la mayoría de las luces estaban ya apagadas, salvo por la de la casa de enfrente

-Esta será la primera noche que me quede aquí... bueno que nos quedemos... —dijo mientras se quitaba el cinturón de seguridad— quedaron de venir a instalar la puerta automática en la cochera... —tomo su bolso mientras buscaba las llaves— te encantara por dentro...

Sonrió, hasta que los faros de un auto lo deslumbraron, el auto se estaciono precipitadamente muy cerca de ellos, apagando sus luces— ¿Le comentaste algo a Darien sobre la casa?

-¿Qué?, no... —Subió su mirada hacia él— ¿por qué?

-Porque me parece que descubrió tu secreto —murmuró un tanto nervioso al verlo bajar del auto

Volteo asustada al escuchar el cerrar de la puerta de un auto y Darien parado observando hacia ese lado de la calle— ¿Qué hacemos?

-Decirle que me trajiste de las grabaciones y que yo vivo aquí —murmuró respirando profundamente en dado caso que debiera enfrentarlo y no funcionara— o decirle la verdad

-Espera... —murmuró al ver que se alejaba a la casa que tenia las luces encendidas— mira...—fijo su mirada en su amigo, lucía un tanto más extraño de lo habitual ya no dijo nada tan solo observo atento

X-X

Estaba cansado y fastidiado de que siempre que intentaba acercarse a Rei estuviera pegada de ese mediquillo de cuarta, así que la única opción era hablar con ella en su casa aun si tenía que forzarla a que lo que escuchara, ni siquiera se tomo la molestia de timbrar solo toco fuertemente a la puerta.

Rei que se había quedado dormida sobre el sillón abrió los ojos sobresaltada, al escuchar que tocaban la puerta, vestía ropa cómoda, un pants y una playera de algodón— ¿Quién es? —Murmuró acercándose a la puerta

X-X

-Parece molesto... —dijo Serena al ver que nuevamente comenzaba a golpear la puerta— ¿quien vivirá ahí?

-¿Habrá pasado algo?, no había visto ese semblante en su rostro desde hacía ya mucho tiempo

X-X

Al ver que no abrían continuo tocando, era claro que ahí estaba.

Abrió la puerta molesta, por la forma en que estaban tocando— ¿Por qué tocan de esa manera?

-Porque estoy cansado de tu indiferencia... —dijo colocando la mano sobre la puerta para evitar que la cerrara— tenemos que hablar...

-Darien... —desvió su mirada— tu y yo no tenemos nada de hablar, vete

-Claro que si tenemos que hablar... ya basta de tu jueguito absurdo con ese mediquillo... tú y yo sabemos que jamás nadie te entenderá como lo hago yo...

-Si me entendieras, te habrías casado conmigo y no con ella...

-Con que eso es lo que tienes... —suspiro cansado— esta es tu manera de desquitarte... tu sabias cual sería tu lugar en el momento que aceptaste estar conmigo...

-Eso ya no tiene importancia... lo que fue y lo que no fue... ya no será

-¿Estás segura? —Se acerco a ella— ¿me amas?

-¿Por qué lo preguntas? —Fijo su mirada en el desafiante, seria, sin moverse, aun cuando su cuerpo sentía desfallecer

-Responde... —tomo su mano quitándola del marco de la puerta— solo por eso es que aceptaste ser mi amante...

-Si... Darien, solo por eso lo acepte, solo por eso me rebaje a ser solo tu amante, pero eso ya ha cambiado, veo con mucha claridad que tu jamás me amaste como yo a ti, si era lo único que querías saber ahora vete

-¿Como estas tan segura? —Pregunto acercándose un poco mas— tu mirada me dice que aun me amas... que te mueres de ganas que te haga mía...

-Solo eso te importa —se soltó bruscamente de él abofeteándolo— las cosas han cambiado Darien, no volveré a ser tu amante, no volverás a ponerme un solo dedo encima, me iré dentro de poco y cumpliré mi promesa, no volverás a saber de mi

-¿Y quién te dijo que te dejare ir? —Pregunto volviendo a mirarla con seguridad

-No te estoy pidiendo permiso —sus ojos mostraban tristeza, enojo, resentimiento y ese amor que sentía oculto entre tantas emociones— ya te lo dije hace tiempo solo te estoy facilitando las cosas, te doy una carga menos en la cual pensar

-Estas mal Rei... tú complementas mi vida perfecta y no te voy a permitir que te vayas... menos con ese doctorcillo de cuarta...

-Ese "doctorcillo" me ha mostrado más amor y apoyo del que tú has podido hacer en todo este tiempo, y yo estoy dispuesta a darle todo de mí, yo no quiero ser un simple complemento para ti, y mejor prepárate... porque le contare todo a tu querida esposa...

-¿Qué?, estás loca Rei... no te atrevas... —dijo molesto oprimiendo su mano—

-Me estas lastimando suéltame... voy hacerlo porque no merece ser engañada,

forcejeando con él

-A ti nunca te importo que la engañáramos… —dijo sujetándola— tu misma fuiste la que quiso ser mi amante...

X-X

Serena no podía creer lo que estaba viendo, sus ojos se llenaron de lagrimas, ver a Darien en esa actitud lastimando a la chica que días antes había conocido en persona, ¿con que clase de hombre se había casado?, estaba totalmente decepcionada de él y de lo que alguna vez creyó que era.

Seiya molesto ante lo que venía se quito el cinturón dispuesto abajar y ayudar a su antigua compañera de clases.

X-X

-Quizás porque aun guardaba la esperanza que te divorciaras, porque siempre te ame Darien —sonrió con burla— dime una cosa, que te duele mas... ¿el temor de perder a tu esposa o perder a tu amante?

-No las voy a perder a ninguna de las dos... porque ella es la imagen que presento ante todos y tu eres la mujer que me da plena satisfacción... —murmuró con seguridad y arrogancia

Se soltó de él dando unos pasos hacia atrás— Entonces prepárate... voy hacer que lo pierdas todo... porque así como te amo también puedo odiarte

-¿Odiarme?, no Rei... tú me amas... —dijo con seguridad

X-X

Escucharlo decir todo eso le dolía, estaba claro que ya no la amaba, ¿qué le había pasado al hombre en el cual confiaba plenamente?, ahora no era más que un ser arrogante y presuntuoso, quizá ella también podría llegar a odiarlo.

X-X

Sonrió con burla— Claro, hay hombres mejores que tu, lo arrogante y orgulloso nunca se te quitara... quizás el día que dejes de serlo puedas ver más allá de tus narices

-Aléjate de ella... —dijo Diamante que llevaba en las manos un hermoso arreglo de rosas blancas

Darien se interpuso en su camino— Deja de entrometerte doctorcillo esto es entre ella y yo —murmuró molesto tomando la mano de ella

-Te equivocas... Rei es mi novia... y eso me hace tener responsabilidad en esto... —dijo con seguridad acercándose

-¿Responsabilidad? —Frunció el ceño

Rei llevo su mano a la cabeza, todo comenzaba a darle vueltas— Por favor bebé espera —murmuró sudorosa

Dejo caer el ramo de flores para acudir en auxilio de la mujer que amaba— ¿Rei?

La mano que Darien sujetaba se tenso, su respiración se acelero, Darien se giro sosteniéndola antes que Diamante se acercara si quiera— ¿Rei?

-¡Suéltala! —Ordeno Diamante tomando con cuidado a Rei— es mi novia y es mi responsabilidad...

-¿De qué responsabilidad estás hablando?, ¿qué le está sucediendo? —murmuró molesto y preocupado

-Diamante... por favor —se sujeto de él—

-Es hora de que lo sepa para que te deje en paz de una vez por todas... Rei está esperando un hijo mío... —dijo sin titubeos, fijando la mirada en él—

Darien fijo su mirada en la chica— ¿Qué? —Se quedo en shock observándola, ahora sabia el motivo de sus malestares— eso es imposible... llevan muy poco tiempo juntos... en todo caso ese hijo seria mío —se acerco con la intención de atraerla hacia él—

No lo dudo, la coloco detrás de él para protegerla— Vete Darien Chiba... deja que mi mujer y yo hagamos nuestra vida lejos de aquí... como te dije ese hijo es mío... así que no interfieras...

-Es imposible... tu no la entiendes como yo, no creo que logres satisfacerla y complementarla como, Rei es mía y siempre lo será —se acerco molesto a Diamante dispuesto a golpearlo, verla detrás de él con lagrimas en sus ojos lo detuvo, odiaba verla así, algo muy en el fondo se estremeció y le dolía tenerla lejos de él— tu jamás la amaras como yo —murmuró dándose media vuelta caminando con molestia hacia su auto

-Tú jamás supiste valorarla como yo... —dijo volviéndose hacia Rei para que entrara

Entro en la casa junto con él, ¿había escuchado bien?, ¿acaso había dicho que la amaba?, no eso era imposible, se rió de sí misma, por cuanto tiempo mas iba poderse mostrar fuerte ante Darien simulando que esa distancia no la estaba matando por dentro, por cuanto tiempo mas podría seguir siendo indiferente con él.

X-X

Serena observo como Darien subía a su auto y se alejaba a toda velocidad, jamás pensó que fuera a escuchar tales confesiones del hombre con el que se había casado, tan solo espero a que el auto se hubiera marchado para bajar ella y entrar a la casa, ni siquiera espero a Seiya, se sentía demasiado decepcionada de él, porque alguna vez le entrego su amor y él al parecer nunca la había amado y ahora asegurar que el hijo que la Dra. Hino esperaba fuera de él la hizo sentir nauseas mismas que tendría que mitigar en el baño.

Seiya bajo del auto, sentía un nudo en la garganta, no había duda aun amaba a Rei, aquella discusión en algún momento de su vida le pareció tan familiar, y al mismo tiempo tan diferente, fijo su mirada en aquella casa, para enseguida entrar en la casa siguiendo a Serena— ¿Estás bien?

Abrió la puerta del baño, en la mano llevaba una pequeña toalla que había usado para secar su rostro, había sido demasiado escuchar esa discusión, sus ojos ahora llorosos no se atrevían a ver a Seiya— Bonita primera noche... —murmuró sujetando con fuerza la toalla

No dijo nada, tan solo se acerco abrazándola.

Las lagrimas no eran porque siguiera amando a Darien, eran por la decepción que sentía de saber que su esposo tenía una personalidad tan diferente a lo que era con ella siempre, de saber que amando a otra mujer se caso con ella, abrazo al hombre que la sostenía entre sus brazos, le daba coraje pensar que desde hacía años ella bien pudo ser feliz a lado de él— ¿Por qué? —murmuró sollozando

La atrajo más hacia él— Está desesperado... —murmuró al escuchar sonar su celular

-No me importa... le pediré el divorcio... —dijo aun sollozando, abrazándolo con más fuerza

La abrazo aun mas saco el celular vio que era su amigo, frunció el ceño apagándolo y arrojándolo hacia el sillón, para volverla abrazar aun más.

Le dolía descubrir de esa manera aquel engaño, sí ella también lo engañaba, pero tenía la firme idea de divorciarse, no como él que solo la quería como imagen, ¿cuando había dejado de ser su esposa para ser solo la fachada?— No quiero verlo... —murmuró

-Sabes... la casa es hermosa, pero no creo que sea un buen lugar para quedarnos...

Asintió aun sin atreverse a soltarlo— Llévame a otro lugar por favor...

Asintió abrazándola aun mas—El mejor lugar que conozco es mi departamento, volvamos ahí ¿te gustaría?

-No… no quiero que me vean así... además ellos necesitan un tiempo a solas... —murmuró con tristeza, ella lo único que quería era estar a su lado

-Está bien... vayamos a un hotel, en estas circunstancias creo que eso es lo mejor

-Cualquier lugar es mejor... —murmuró— gracias por estar conmigo...

-Vamos —tomo las llaves y su celular para enseguida conducirla de regreso al auto donde hizo que subiera en el asiento de copiloto se alejaron de inmediato de aquel lugar, conduciendo hacia un hotel que no estaba tan lejos, al estacionar el auto pidió una habitación, no era el más lujoso, pero tampoco estaba tan mal, enseguida la condujo hacia la habitación que le habían asignado en el último piso— ya estas a salvo

-Gracias... —murmuró recorriendo con la mirada la habitación, aquel sentimiento de tristeza no podía quitárselo de encima, estaba claro que entre ella y Darien ya no había confianza y mucho menos creería lo que le dijera en cuanto le pidiera el divorcio— no sé que hubiera hecho sin ti... —murmuró sentándose en la cama, si bien ya había dejado de llorar no podía olvidar lo que escucho

-Estoy desconcertado...—murmuró sentándose a su lado— no sé qué decir... no sé qué pensar, Rei siempre solía decirle esas mismas palabras, pero creo que hasta ahora las entiendo...

-¿Y si ese hijo que está esperando en verdad es de Darien? —pregunto viendo sus manos, por suerte no llevaba ni su anillo de compromiso ni el de boda— estaba tan seguro cuando lo dijo…

-Puede ser una posibilidad... por lo que vi, Rei no quería que él supiera, cuando Diamante lo dijo no se atrevió a ver a Darien, si fuera de Diamante... y recordando lo que recuerdo, ella lo habría dicho desde antes

-No puedo creer que Darien sea así... —murmuró con tristeza

-Yo tampoco... tal parece que solo ella sabe cómo es en realidad... al menos eso pude percibir

Suspiro profundamente recargándose en su brazo— ¿Qué vamos a hacer ahora?

-Por ahora tienes que descansar... y si ella dijo que hablara contigo lo hará

-No sé qué hacer... —murmuró— quisiera hablar con ella pero tengo miedo…

-No tengas miedo... yo estaré a tu lado, Darien no es tan malo, aunque así lo parezca… sé que no debería justificar o defender lo que hace y no es eso... —suspiro recostándose en la cama— pero es mi amigo, y sé que él no es así... esta cegado, necesita ayuda

-¿Y quién quieres que lo ayude? —Suspiro molesta— tendrás que ayudarlo tú porque yo no quiero nada que ver con él... si se queda con Rei o con alguna de sus tantas amantes no me importa...

Cerro sus ojos con tristeza, sin responder comprendía su molestia el mismo estaba enojado consigo mismo.

-Sé que es tu amigo pero... no soporto la idea de estar al lado de una persona que puede ser tan cruel... si eso le hace a Rei ahora que hará conmigo cuando se dé cuenta que te amo...

-Se aferrara mas a ti... —se dio la vuelta quedando espaldas con ella— y un enfrentamiento será inevitable

-Esto cambia las cosas Seiya... sé que querías evitar enfrentarte con él pero... ya no puedo seguir casada con él... lo siento...

-Lo se... —se enrosco sentía tristeza en su interior— tendré que prepararme, ya que no será nada fácil enfrentarlo

-¿No quieres hacerlo verdad? —pregunto observándolo aquella sensación de intranquilidad se intensifico aun mas después de lo ocurrido con Darien

-Tú sabes que no... Serena a pesar de todo es mi amigo y me duele verlo en ese estado...

Se puso de pie y se acerco a la ventana para observar las luces de los edificios cercanos— ¿Y por qué no pensó en ti cuando me enamoro?, eras su amigo...

-Te enamoro y se caso contigo... pero aun sigo creyendo que lo hizo amándote... en aquel entonces no había apariencias, ni algún otro motivo que lo hiciera casarse salvo amor... no hubo nada que los atara el uno al otro para el matrimonio... se casaron amándose —murmuraba con tristeza

-¿Amándome? —pregunto con ironía, aun le dolía pensar en cuantas veces le dijo que la amaba y ahora no sabía si eso era cierto— ¿entonces porque aun ama a Rei?, ¿por qué se aferra a ella si para él solo soy la apariencia? —Murmuró al final con lágrimas— tal vez nunca me amo...

-Si así hubiera sido... él habría ido a buscar a Rei después de que ella se marcho, y no lo hizo, siguió contigo, y yo solo observaba a lo lejos tu felicidad... no eres solo la apariencia, por alguna razón él se enfureció mas cuando ella lo reto, en el fondo se que le importas mucho... el divorcio es inminente, pero no quiero que lo odies y le guardes rencor, sé que es mucho lo que pido, puesto que lo que hizo no tiene nombre, porque yo jamás me habría atrevido a hacerlo... no sé qué cambio a mi amigo, no sé qué le sucedió, pero él no era así

Bajo la mirada, las lagrimas habían nublado su vista, el coraje comenzaba a nublar sus sentidos, ella también lo había amado podía entender que aun siguiera amando a Rei puesto que ella aun amaba a Seiya aunque nunca se lo había dicho, pero lo que le dolía era el engaño, si amaba a alguien más debió terminar con esa relación desde antes y no tener que llegara a esos extremos— Lo siento...

-Estas en todo tu derecho de enojarte... lo siento... no tendría por qué abogar por él...

-Es que... es como si me dijeras... que debo perdonarlo y seguir como si nada o peor aun... que me dijeras... qué prefieres su amistad a mi amor... —dijo comenzando a llorar, se recargo en el cristal de la ventana, sentía como su mundo se desvanecía

-Solo digo que él necesita ayuda... que no está bien lo que hace, está fuera de sí y no se ha dado cuenta, yo te amo, y quiero luchar por ti, porque no concibo mis días sin ti, pero no me pidas que ignore lo que sucede con mi mejor amigo, porque no puedo hacerlo, aunque hizo lo que hizo, también muchas veces me ayudo... salvo mi vida una vez Serena

-¿De qué hablas? —pregunto volteando a verlo

-No estaría aquí si no fuera por él... me salvo de morir ahogado en los rápidos

Llevo ambas manos a su rostro cubriéndolo— Entonces yo también le debo mi vida... —murmuró recargándose en la pared dejándose caer hasta que termino sentada en el piso

Se puso de pie acercándose a ella, se agacho para quedar a la par suya— Él no era así... quiero saber que paso con mi amigo y también quiero que sepas que voy a enfrentarlo por el amor que te tengo... porque eres mi vida, el divorcio con o sin mi ya era inminente desde antes que yo llegara

-Lo se... pero es que en este momento estoy demasiado molesta... decepcionada, triste... no me pidas en este instante que no lo odie o que no le guarde rencor... lo que hizo no tiene explicación y en este instante no pienso con claridad... además tu estas muy extraño desde que llegaste y no me quieres decir...

-No creo que sea un buen momento para molestarte con mis problemas —sonrió acariciando su rostro— tampoco me encuentro bien, lo que te pasa a ti y a mi amigo me afecta de sobremanera

-¿De qué sirve que te ame si no me tienes confianza? —Pregunto observándolo— ¿cómo quieres tranquilizarme si ni siquiera tu estas tranquilo?, ¿qué te pasa?

-Confió en ti, pero... no quiero preocuparte mas, preferiría esperar a que te tranquilizaras...

-Seiya... —murmuró observándolo fijamente— no quieras enfrentar todo tu solo por favor… ¿qué fue lo que dijeron tus padres?

Desvió su mirada con tristeza, y con los ojos un tanto llorosos— Me han desheredado digámoslo así

Sus ojos volvieron a humedecerse al verlo así— ¿Por eso es que no consideras mi casa como tuya verdad?

Asintió con la cabeza— Mi padre ya no me dirige la palabra... y mi madre no se atreve a desafiarlo, los padres de Lita me brindaron su apoyo...

No soportó mas y lo abrazo— Cuentas conmigo mi amor... no importa lo que pase jamás te voy a dejar... te prometo que jamás me alejare de ti...

La abrazo con fuerza— Perdóname... esto me duele y no puedo evitarlo, a veces siento que mi padre me odia, y no entiendo por que... nunca fui rebelde y acepte cada decisión que tomaba en mi nombre

-No sé qué decirte sobre tu padre... solo te puedo decir que cuentas conmigo, que no importa lo que pase estaré a tu lado pero Seiya... tu promete que jamás me dejaras... que siempre estarás a mi lado sin importar nada, pero más que nada aceptaras todo en lo que yo pueda ayudarte...

-Te lo dije hace algunas horas... mi hogar eres tú, ya enfrente a mi padre... podre hacerlo con mi mejor amigo, pero no pienso dejar a la mujer que amo... a tu lado me siento vivo, siento que puedo hacer cualquier cosa, incluyendo un personaje arrogante

Sonrió con lágrimas en los ojos— Te amo Seiya, por favor nunca me dejes...

-No pienso hacerlo —sonrió abrazándola— ya he tomado una decisión y luchare por que así sea, luchare por ti amor, confía en mí, pero también necesito que me entiendas

Suspiro profundamente para ese momento ya se encontraban tirados en el piso— ¿Qué quieres que entienda amor?

-Mi corazón —tomo su mano llevándola a su pecho

-Tan solo dime que estamos haciendo lo correcto... —murmuró dejando la mano en el pecho y se levantaba un poco para verlo— que no importa lo que digan nuestro amor será más fuerte que cualquier cosa y que nunca me dejaras porque no podría vivir sin ti...

-Nunca voy a dejarte, porque eres todo para mí, no importara lo que pase después, si tan solo tu estas a mi lado, estamos haciendo lo correcto al luchar por lo que sentimos, y de la misma forma que lo hacemos nosotros, quiero que Rei y Darien lo hagan porque sé que se aman así como Lita y Taiki, o Mina y Yaten, o como nosotros, quiero que sea feliz tanto como yo lo soy a tu lado, es un deseo tonto pero ese es mi deseo amor

Suspiro profundamente— Te entiendo... y respeto tu opinión, pero... no me pidas que te ayude con Darien o con Rei... en ese caso prefiero mantenerme al margen porque sabes que incluso eso es muy extraño de mi parte ¿de acuerdo?

-Si lo sé, es un tonto deseo —murmuró burlándose de sí mismo— se que debiera sentir rencor porque me quito la oportunidad de ser feliz desde antes, pero simplemente no puedo, mi corazón no entiende razones

-Lo se... no critico tu deseo simplemente que yo no podría ayudarte, porque Darien no aceptara delante de mí que ama a otra mujer y mucho menos me dará el divorcio por ese motivo, tu lo escuchaste...

-Lo se... lo sé bien, pero algún método encontraremos, mientras tanto quizás también deba mantenerme al margen

-Por lo pronto creo que es lo mejor... ya que en cuanto Darien sepa que nos amamos no entenderá de razones... y no quiero que te haga daño...

-Lo enfrentare cuando llegue el momento, es una promesa, defenderé nuestro amor

-Te amo Seiya... —murmuró recostándose sobre él reposando la cabeza en su pecho— perdóname si te presiono demasiado, yo solo quiero que sientas que todo lo que tengo es tuyo también...

-Yo solo quiero tu amor... con eso es más que suficiente para mi amor —recostó su cabeza sobre el piso alfombrado, mientras la abrazaba con fuerza y amor

-Siempre mi amor... siempre lo tendrás... —murmuró acariciando su brazo— nunca dudes de cuanto te amo... eres mi razón de vivir y no soportaría un día lejos de ti...

-Yo tampoco lo soportaría eres todo lo que necesito para luchar, nunca te vayas de mi lado y yo tampoco lo hare

-Tus padres un día reconocerán lo buen hijo que eres y te brindaran su apoyo pero mientras eso pasa juntos lucharemos ¿de acuerdo?

Asintió ligeramente, acariciando su espada— Te amo

-Te amo Seiya... —murmuró suspirando sutilmente— cuando tengamos hijos dejaremos que tomen sus propias decisión y los apoyaremos ¿verdad?

Se sonrojo ligeramente— ¿Ya estas pensando en tener bebes amor?

-Tal vez... —sonrió ligeramente— no sería una sorpresa ¿o sí?, últimamente hemos escrito muchas peticiones...

-Si tienes razón —sonrió más tranquilo— les daremos todo nuestro amor

-Todo nuestro amor y cariño... —suspiro bajándose a un lado de él— serás el mejor padre que pueda existir...

-Lo pienso y mi corazón late con fuerza, oye creo que el piso está un poco duro, vamos a la cama y descansemos

-Si tienes razón... —murmuró sentándose— ¿y si mañana nos echamos la pinta?

-Yaten se enfurecerá

-Lo se... pero... tal vez entendería porque lo hicimos... —dijo haciéndole un pequeño puchero—

-En eso tienes razón, ha sabido entendernos y ayudarnos, ¿quieres ir conmigo al parque de diversiones?

Sonrió abrazándolo— Te amo... —murmuró besando su mejilla— si quiero pasar el día contigo...

-Bueno entonces vayamos a descansar ven —se levando, tomando su mano

Le sonrió tomando su mano para levantarse— Mañana le avisaremos...

-Sí, ahora es hora de dormir —la condujo hacia la cama donde des tendió las cobijas, y tomo al pequeño oso que había subido junto con las cosas del auto, para entregárselo

Estaba a punto de tomarlo cuando sintió nuevamente esas nauseas que la hicieron correr al baño a encerrarse donde nuevamente volvió a vomitar, estaba segura que la comida no le había caído bien y peor aun después del disgusto que había pasado.

Dejo el oso sobre la cama caminando hacia el baño— ¿Estás bien bombón?

-Si... —murmuró al sentir que ya no tenía esas ganas de vomitar— la comida me cayó mal... —dijo mientras se ponía de pie para enjuagarse

-Pediré un té para que duermas —camino hacia el teléfono pidiendo dos tés para su bombón

Abrió la puerta del baño— Odio vomitar... —murmuró caminando hacia la cama donde se sentó

-Me imagino ¿te sientes mejor? —Se acerco hacia ella abrazándola

-Si... ya me siento mejor... —dijo correspondiendo a su abrazo— apuesto que jamás te imaginaste que tu sensual bombón pudiera tener momentos bochornosos...

-Quizás no —dijo jalando las cobijas— y seguro tú tampoco imaginaste que tu naciente estrella pudiera ser tan vulnerable como hoy

-Al final ambos somos humanos... —dijo abrazándolo recostándose en su pecho— y eso te hace aun mas especial... porque sé que eres fiel a tus ideas y convicciones...

-Te amo Serena, quiero vivir y luchar a tu lado —acaricio su cabello abrazándola con fuerza

-Yo también Seiya... siempre a tu lado... hoy te tenía una sorpresa en esa casa, iba a ser una noche muy especial y se arruino... terminamos en un hotel y ni siquiera le estamos dando el uso adecuado... —dijo en broma sonriendo

-Lo importante es que estas a mi lado y yo al tuyo, siempre estarás a mi lado para apoyarme y yo apoyarte, además ese momento en mi habitación lo disfrute mucho

Sonrió sonrojada— Tanto deseabas sentirme que ni siquiera me quitaste el vestido... hubo partes de mi cuerpo que estuvieron privadas de sentirte...

Se sonrojo— El vestido me gusto fue de muy fácil acceso —sonrió acariciando sus hombros—

Sonrió buscando escuchar su corazón— Seiya, eres el hombre más especial que pude conocer y con el cuál no me da miedo ser dulce, cariñosa, apasionada y me gusta sentir que contigo no tengo limites, me gusta que ambos sentimos el deseo y la pasión, momentos como ese son especiales así como este en que puedo estar tranquilamente entre tus brazos, eso quiere decir que lo nuestro es más que una pasión desbordante... es amor...

-También estoy feliz de que en verdad sea amor y no solo pasión —se cobijo bien acurrucándola más entre sus brazos— me gusta poderte abrazar y decirte cuanto te amo… —en ese momento tocaron a la puerta para entregarle los tés que había pedido y en seguida regresar para que tomara uno y se sintiera mejor—

-Seiya... —murmuro bebiendo un poco de té— en cuanto salga la demanda de divorcio quiero hacer público lo nuestro... sé que será difícil pero no quiero estarme escondiendo o que hablen mal de nosotros si es que nos llegaran a ver...

-Si tampoco quiero esconderme, será un gran escándalo de todas formas...

-Para los dos puede ser perjudicial pero... quizá si ambos damos una entrevista será menos probable que nos digan algo malo ¿no crees? —Comentó bebiendo un poco mas de té para en seguida dejar la taza en el pequeño buró—

-No importa que suceda, si tu estas a mi lado, esto debemos hablarlo con Yaten, él seguro nos ayudara, ya veremos que sucede, por ahora descansa amor, que vendrán días difíciles

-Si mi amor... —murmuró subiendo un poco el rostro para darle un pequeño beso de buenas noches— descansa... te amo...

-Descansa —sonrió correspondiendo a sus labios

X-X

Notas de Autoras:

Bueno ahora si las cosas se pusieron feas para la pobre de Rei, y sin mencionar la decepción que sufrió Serena, pobre, en fin ahora vamos a esperar que pasa en los próximos capítulos, porque por lo visto el enfrentamiento entre Seiya y Darien será inevitable. Por cierto ¿Qué les pareció el momento de pasión de Seiya y Serena?, vaya que se necesitaban con urgencia :P

Queremos agradecer por sus reviews a: Clau Palacios, Guest (por fis chicas solo déjenme un nombre para saber a quién agradecer), Katabrecteri, Amy Kou, angeles24, Serenity1089, Guest (lo mismo please), clauseiserdar1, CONEJA, TsukinoDiamante, esperamos leerlas en el siguiente capitulo :D

Bueno ahora si es todo, saludos y pórtense bien, nos leemos la semana próxima.

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou