Capitulo 20

Darien se encontraba sentado en la sala bebiendo un poco de whisky, Serena aun no respondía sus llamadas y mucho menos Seiya, pero por lo que le habían dicho cuando volvió a marcar en el día a su esposa preguntando por ellos era que él aun estaba en Corea y a ella le habían dado el día libre, la escucho llegar, solo la observo cuando entro— ¿Donde habías estado?

Dejo la bolsa en la mesa de la entrada— Tratando de pensar... Darien tenemos que hablar...

-¿Donde te habías metido?, ¿me quieres explicar?

-Ya te lo dije... pensando... —murmuró acercándose a la sala— no le daré vueltas al asunto... quiero el divorcio

-¿Qué?, ¿el divorcio? —fijo su mirada en ella sorprendido

-Si... supongo que pensaste que jamás me daría cuenta de tus infidelidades... —sonrió con ironía— que estúpida fui al pensar que solo había sido una vez... ¿cuánto tiempo llevabas con Rei Hino?

Abrió sus ojos aun más sorprendido— ¿De qué estás hablando Serena?

-Que lo sé todo... no solo me engañaste con esa mujer pelirroja si no también con Rei Hino... ¿alguien más que deba agregar a la lista?

-Ya entiendo... ¿ella hablo contigo no es así? —Murmuró con una sonrisa, sabía que ella era una mujer de palabra—

-Así es... hablamos... Darien creo que esta demás decir que es obvio que ni tú me amas ni yo a ti...

-Te vieron entrar a un hotel... ¿con quién? —Bebió de un sorbo el contenido

-Negarlo sería imposible... pero no te diré con quien... y antes de que me eches en cara eso te diré que fue algo que se dio hasta hace poco... en el momento en que perdí la confianza en ti... y sobre todo el respeto que te tenia...

-Sea como sea, no te voy a dar el divorcio

-¿Por qué? —Pregunto observándolo fijamente— no puedes obligarme a estar casada contigo...

-Puedo hacerlo... no te voy a dar el divorcio Serena... descubriré quien es tu amante y hare que se aleje de ti

Sonrió incrédula de lo que escuchaba— ¿Y tus amantes?

-Ya no existen... —le dio la espalda apara servirse otro trago

-Dame el divorcio Darien... si en algún momento me amaste dejaras que sea libre y feliz... con alguien más o sola... solo no hagas las cosas más complicadas...

-No Serena no te voy a dar el divorcio... no voy a dejar que te apartes de mi lado

-¿Para qué me quieres a tu lado si ya no me amas? —Pregunto acercándose a él— la amas a ella... ¿entonces que soy yo para ti, para tu vida?

Guardo silencio, bebiendo de nuevo— Eres mi esposa... Serena, la persona con quien escogí compartir mi vida y solo eso importa, además ¿por qué aseguras que la amo?

-Porque te escuche decirlo... también escuche decir que yo solo era para ti la imagen... ¿que mas soy?, ni siquiera fui capaz de ser la mujer que complaciera tus fantasías... admítelo jamás fui la mujer perfecta para ti...

-Entonces si no lo fuiste... dime ¿que fuiste para mí?, dime ¿por qué me case contigo?

-No lo se... tal vez me amaste... pero no como para no lastimarme... lo que haces me duele, me lastima y aun así quieres tenerme a tu lado... amo a alguien mas y no puedes impedir que este con él...

Frunció el ceño ante esa contestación, dejando a un lado la copa— ¿De quién se trata?, dímelo

-¿Para qué?, solo que te baste saber con qué es un gran hombre que me ama y es capaz de todo por mi...

-¿Desde cuándo?, ¿dime quien es esa persona?—la sujeto de los brazos observándola

-Es una persona que me ama... que tuvo conmigo un sin fin de detalles mismos que tu olvidaste... no perdón... detalles que no tenias para mí pero si para alguien mas...

-¿De qué estás hablando?, ¿qué clase de detalles?

-Cómo flores... para mí nunca las hubo hasta cuando... hasta hace poco... y ahora de pronto me envías tulipanes cuando antes no lo recordabas... —dijo tratando de soltarse

La observo detenidamente— Quizás no lo recordaba, debo admitirlo...

-Pero a ella si le envías no solo rosas rojas o blancas, le envías rosas de todos colores... y aun así no te disculpa... por lo visto no todas somos tan tontas como para caer con flores...

-Como... —la observo detenidamente, ese vestido... lo recordaba...era aquella chica— ¿cómo lo supiste? contesta

-Lo supongo... suéltame... —dijo tratando de que la soltara

-No tu no supones nada, eras esa chica pelirroja —la sujeto con más fuerza— ¿dime quien era ese sujeto?

-No te lo diré... porque no era nadie que mencionas...

-Claro que si usas el mismo vestido, las mismas zapatillas —la acerco más hacia él— quien era ese sujeto con quien te besuqueabas en la cafetería

Cerró los ojos, había sido tonta al no cambiarse de ropa, pero nunca se le pudo ocurrir que Darien la recordara— Suéltame... no te lo voy a decir...

-Averiguare de quien se trata —la soltó con brusquedad— y cuando lo haga ese sujeto vera quien soy yo, así que será mejor que me digas quien es —tomo la copa dispuesto a beber, pero sin contener el coraje que sentía lo arrojo lejos contra la pared

Observo asustada como estaba de furioso— Para que quieres saberlo... no creo que vayas a hablar civilizadamente con él tal como yo lo hice con tu amante...

Se giro bruscamente hacia ella— ¿Que tanto fue lo que hablaron?

-Que la dejaste por mí... cuando ella te amaba y tú a ella... ¿por qué?

-Me enamore de ti, y solo quería estar a tu lado esa es la razón

-¿Y a ella? —Pregunto limpiando sus lágrimas— ¿que sentías por ella?

-Que importa lo que sentía Serena, me case contigo, te escogí ti para ser mi esposa y pasar el resto de mis días...

-¿Entonces debo sentirme alagada de este perfecto matrimonio? —Pregunto con ironía— porque si me habías elegido a mí para pasar el resto de tus días de pronto comenzaste a tener amantes... quien ama no engaña Darien...

-Bien... ¿quieres saber la razón?

-Si... —murmuró observándolo fijamente

-Lo hice porque me sentía solo... lo hice porque mi esposa pasaba más tiempo haciendo grabaciones que conmigo, porque ya no coincidíamos, porque te rehusabas a estar conmigo argumentando cansancio... simplemente busque lo que tu dejaste de darme

Sonrió con ironía— Bien ahí esta entonces tu respuesta... es el mismo motivo que yo te diré... la diferencia es que yo soy tan fuerte que puedo decirte en tu cara que amo a ese hombre que me ha hecho feliz en el mismo tiempo que tú me has ignorado... ¿cuántas noches has faltado a casa diciendo que tendrías turno extra en el hospital?

-No todos fueron mentiras... de quien se trata Serena, dímelo

-Pero fueron mentiras Darien... me mentiste durante mucho tiempo... simplemente me hubieras pedido el divorcio si ya no eras feliz en este matrimonio...

-¿Y admitir una derrota? —Sonrió irónico— ¿admitir que no soy suficiente como para complacerte?, no Serena... además —tomo otro vaso sirviéndose mas licor— nunca pensé en engañarte, simplemente se dio... no sé cómo, no sé cuando solo se dio

-No se trata de complacerme, ni de que te sientas derrotado... simplemente nosotros como pareja ya no funcionamos... tú tienes otros intereses y yo... amo a esa persona que me brindo todo aun sabiendo mi situación...

Bebió el contenido de un solo trago, sintiendo como quemaba su garganta— ¿No te parece injusto?, tu sabes el nombre de la que fue mi amante, pero yo no sé el nombre de ese sujeto... ¿quién es él?

-¿Y no te parece injusta la manera en la que me entere? —Pregunto con ironía— no te das cuenta cuanto la amas que incluso me comparas con ella... me llamas por su nombre...

-¿De qué estás hablando?

-La noche que pasaste en la playa... bebiste y me dijiste "Rei"

Se quedo callado por completo aun no lograba recordar lo sucedido aquella noche, trato de hacerlo llevo una mano hacia su cabeza, cayendo sobre una rodilla, sintiendo aquella punzada.

-No te das cuenta Darien... la amas... así que a mi déjame libre... déjame ser feliz con... —murmuró sujetándose del sillón para no caer

-¿Con quién? —Grito observándola, la observo detenidamente, se levanto acercándose a ella— ¿con quién?

-No me toques... —murmuró tratando de empujarlo, pero aquel mareo no le ayudaba

La sujeto antes que cayera— Dime con quién... ¿quién es?

-No… déjame... no te lo diré... —trato de empujarlo al sentirse entre sus brazos

-Dímelo... me voy a enterar y será mucho peor Serena, quiero saberlo de ti

-Nunca... —dijo antes de sentir no solo el mareo sino ese asco que la acompaño todo el día y que ahora se intensificaba— suéltame... tengo que ir al baño...

-Serena... —la soltó un poco, observo su semblante, noto por fin su cuerpo distinto acompañado de ese mareo y nauseas— tú estás embarazada

Estaba a punto de correr al baño cuando lo escucho, volvió la mirada a él asustada— ¿Qué?, no… yo... no...

-¿Desde cuándo no menstruas? —Pregunto más como medico olvidando el motivo de la discusión que sostenían

Se quedo callada, pensativa tratando de recordar, había perdido la cuenta— No lo se... no puede ser es por los anticonceptivos... no puedo estar embarazada...

-Te llevare a hacer unos estudios ahora mismo, vamos, no puedo equivocarme

-¿Qué?, no... —dijo tratando de resistirse pero para ese momento era demasiado todo lo que había pasado hasta ese momento y ahora suponer que quizá estaba embarazada fue demasiado, le falto el aire y de pronto todo era oscuridad cayendo desmayada

La sostuvo entre sus brazos, antes que cayera al piso, la cargo y de inmediato salió al garaje subiéndola con cuidado a su auto, condujo hasta el hospital, donde de inmediato la llevo a su consultorio, él mismo se encargo de revisarla y sacarle la sangre necesaria para los estudios que haría, de momento debía salir de su duda, le aplico una prueba de embarazo instantánea, sonrió al ver el resultado, era positivo, sin dudarlo saco su celular marcándole a su mejor amigo.

Mientras esperaba a que respondieran daba indicaciones para que le realizaran distintos estudios para saber que las condiciones del feto fueran normales.

X-X

Seiya contesto a la tercera llamada se preocupo que Serena no le marcara— ¿Si diga?

-¿Donde estas amigo? —pregunto en cuento escucho su voz— llevo todo el día llamándote... ¿aun sigues en Corea?, tengo algo que celebrar...

-Voy llegando apenas... ¿qué sucede?

-Serena... Serena está embarazada... voy a ser papá... —dijo no pudiendo ocultar su emoción, después de todo era un pequeño ser que sería su familia

-¿Qué?, ¿hablas en serio? —murmuró consternado ante la noticia, sin saber que decir—

-Si... acabo de realizarle una prueba y salió positiva... ¿te das cuenta Seiya?, voy a ser papá...

La tensión se apodero de él, sin saber que responder— Que bien... nos vemos luego... mañana... tengo que levantarme temprano y el viaje fue muy pesado adiós —colgó el teléfono sin esperar respuesta

Se desconcertó al escucharlo pero igual no le prestó atención, estaba demasiado feliz como para poner atención a algo así.

X-X

Al colgar el celular, lo dejo a un lado dejándose caer sobre la cama, ¿cómo se supone que debía tomar esa noticia?, había imaginado todo menos esa cuestión... y pensar que aquella mañana habían hablado al respecto sobre ser papás, ahora entendía algunos de sus síntomas— ¿Cómo no me di cuenta?

-Te traje un vaso de leche... —dijo entrando a su habitación, pero al observarlo lo dejo sobre el buró— ¿qué ocurre le paso algo a Serena?

-Está embarazada —murmuró aun sin asimilarlo

-¿Qué? —Pregunto observándolo— ¿de verdad?, pues felicidades ¿no?

-Felicidades... para Darien, me acaba de hablar diciéndome que será papá, le acaba de aplicar una prueba a Serena...

-Pero... ¿y si fuera tuyo? —Dijo sentándose a su lado

-¿Que probabilidades hay que lo sea si no llevamos más de dos meses juntos?

-Pero... ¿que no estuvieron juntos antes de ese mes?, piénsalo... la probabilidad existe...

-Sería un milagro si así fuera... —murmuró dándose la vuelta se sentía triste— por que hasta hace poco aun tomaba las pastillas

-Seiya... no te sientas mal... —dijo palmeando su brazo— además no sabes cuánto tiempo tiene de embarazo... ¿qué tal que es menos de un mes?, o me vas a decir que desde la primera vez no la has vuelto a tocar...

-Si hemos estado juntos... ¿pero no crees que si fuera reciente, es muy pronto para que se presenten los síntomas?

-Mmm depende de cada mujer... hay mujeres que a las pocas semanas tienen síntomas... no te cierres a la oportunidad, ni estés triste... piensa ¿que harías si fuera tuyo y no de Darien?

-Creo que en este momento no puedo pensar con claridad... hay probabilidades muy grandes que ese bebé sea de Darien... pero sea como sea no quiero perderla Lita, pero... si resulta que es de Darien... ¿qué sucederá?

-Bueno será mejor que no nos adelantemos a los hechos... ¿de acuerdo?, primero tienes que hablar con Serena, no te dejes llevar por lo que Darien dijo... si la amas no la abandones...

Se volvió hacia ella— No se pero me siento muy triste...

-Imagina entonces como se siente ella si ya lo sabe o como se sentirá de pensar que te puede perder...

Se quedo pensativo— Lita... creo que Serena ya estaba embarazada desde antes y no lo había notado... durante el viaje tuvo varios antojos, sus pechos más grandes, la inflamación, síntomas que no note…—llevo sus manos a la cabeza recordando cada detalle—

-No te estreses mas pensando en eso... Seiya... —tomo sus manos para hacer que la viera— eres más fuerte que esto... no la abandones ahora solo porque sabes que está embarazada... hay una posibilidad por mínima que parezca de que sea tuyo... pero… si no lo es... ¿la vas a dejar aunque sabes que ya no lo ama?

-No quiero dejarla Lita... pero no sé lo que va suceder... me costó trabajo tomar valor para combatir contra Darien... pero como hacerlo contra un ser inocente... no sé que va suceder... mañana hablare con ella...

-Recuerda que no es una decisión que tomes tu solo... —dijo poniéndose de pie— al final de cuentas es un hijo de ella... y tomara la decisión que crea correcta y tu Seiya, siendo el hombre que ama deberás estar a su lado y apoyarla en lo que decida...

Asintió, pero aun no podía asimilarlo del todo, tenía miedo, no quería perderla, no cuando por fin se sentía feliz— Gracias Lita

-Descansa... mañana hablaras con ella... trata de dormir, mas te vale que te tomes lo que te traje...

-Lo hare... —se levanto para tomar el vaso con leche, y beberlo

-Descansa, hasta mañana... —dijo cerrando la puerta de la habitación, sabía que le costaría dormir pero era lo único que podía hacer

Después de beber la leche se volvió a recostar, apago las luces, quizás dormir le ayudaría, pero por más que lo intento le fue imposible, las palabras de Darien aun resonaban en su cabeza, junto con los detalles que él ya había visto en Serena, pero que hasta ese momento entendía ¿habría alguna posibilidad que ese bebé fuera suyo o seria de Darien?, ¿que decisión tomarían? sabia que la decisión no era solo de él... si no de ella principalmente, y de Darien, en ese momento se sentía completamente atado, sin saber lo que pasaría, no quería estar lejos... de alguna forma tendría que buscar estar cerca, sin importar como... pero... su mente aun seguía divagando entre suposiciones, hasta que sonó el despertador. No había conseguido dormir ni siquiera unos minutos, se puso de pie, tomo sus cosas y de inmediato salió de la recamara para tomar un baño, después de eso, no tuvo el ánimo siquiera para desayunar, y tan solo salió en silencio aprovechando que Lita y Taiki aun dormían, salió del departamento, prefiriendo para llegar al estudio caminar esperando que la fresca mañana lo ayudara, pero tampoco funciono, así fue hasta que llego al set de grabación.

-¿Aun no llega Seiya? —pregunto Serena tratando de fingir tranquilidad aunque para ese momento le costaba demasiado trabajo, la noticia que Darien le había dado en cuanto despertó la tomo por sorpresa y aun no terminaba de digerirla

-No aun no… llega —murmuró mientras la arreglaba— que tienes amiga, te noto un poco rara

-Mina... —murmuró tomando su mano para que dejara de peinarla— hay algo que no se cómo decirle a Seiya...

-¿Qué cosa? —se extraño— ¿sucedió algo en estos días?

-Muchas cosas pero... hay algo que apenas me entere por la madrugada... —murmuró, su semblante era preocupado y triste— estoy embarazada...

-¿Qué, de verdad?, felicidades amiga —sonrió abrazándola

-Gracias... —murmuró abrazándola con fuerza— pero... creo que es de Darien...

-¿De Darien?, ¿estás segura?, ¿no crees que haya una posibilidad que sea de Seiya? si así fuera ya no habría nada que los pudiese separar

-No lo se... —murmuró preocupada— tengo miedo de perder a Seiya... lo amo, y no sé como vaya a tomar esto...

-¿Y Darien que te dijo?

-Solo me dijo que estaba embarazada, me quiso besar pero no lo deje... subí a mi habitación y tome lo necesario para venirme, no deje que me dijera nada... supongo que querrá hablar conmigo cuando regrese...

-Eso es seguro amiga... —murmuró preocupada— ¿y ya te mandaste a hacer los estudios adecuados?

-Darien los pidió por mi... supongo que estarán en el transcurso de la semana... pero tengo miedo... no me quiere dar el divorcio y ahora menos lo hará... pero no quiero perder a Seiya... ¿y si este bebé es de él?, no se estoy muy confundida y asustada...

-Mira, por ahora debes relajarte, y esperar a los resultados, después veremos qué hacer, por lo tanto terminare de arreglarte, te sugiero que hables con Seiya pero no decidan nada hasta que no tengan los resultados

-Sí, creo que eso es lo mejor... —murmuró sonriéndole sutilmente— te juro que amo a este bebé

-Bien entonces vamos apresurémonos —termino de acomodar su cabello para enseguida terminar de arreglar su vestuario— por ahora disfruta cada escena

Suspiro sutilmente— Todas son con Seiya... por lo pronto debo ser una actriz profesional...

-Así es —sonrió— ya estas lista vamos todo está listo para el inicio

Aquel vestido al menos ya no estaba tan justo como los anteriores, ahora entendía el motivo de porque le apretaban y molestaban tanto, tal vez si hubiera sabido que estaba embarazada las cosas serian diferentes o tal vez no, eso nunca lo sabría, en cuanto entro el estudio comenzó sus escenas al ver que Seiya aun no estaba listo, paso alrededor de una hora para que apareciera el dueño de su amor pero debido a tanta gente y a la presión que tenían de grabar las escenas pendientes no pudo acercarse a saludarlo como hubiera deseado, solo lo observo, él parecía demasiado distraído, ni siquiera sabía en qué momento debía entrar lo cual hizo que tuvieran que repetir en varias ocasiones, tenía un extraño presentimiento ¿y si él ya lo sabía?, no eso sería imposible, quizá no había podido descansar debido a que ella no se había podido comunicar con él, si eso era lo más probable, las escenas se extendieron un poco mas hasta un poco entrada la tarde, momento que todos aprovecharían para comer, salió rumbo a su camerino acompañada de Mina, mientras que Seiya aun se había quedado repasando sus diálogos cosa que no era común en él.

-Mina... ¿puedo pedirte un favor? —Pregunto en cuanto entraron al camerino

-Claro Serena —le sonrió, lucía un poco preocupada—

-¿Puedes pedirle a Seiya que venga? —aunque sabía que solo tendrían una hora para comer seria el tiempo suficiente para hablar con él

-De acuerdo, les mandare algo para que coman, Seiya no se ve muy bien, tuve que usar mas maquillaje del de costumbre con él —sonrió a su amiga para salir de su camerino e ir en busca de Seiya—

Respiro profundamente, ella también lo había notado, Seiya estaba diferente del día anterior, ¿y si ya lo sabía y pensaba dejarla ahora?, tenía miedo pero no pensaría en eso, solo esperaría a hablar con él y confesarle que estaba embarazada cosa de la que no tenía la menor idea hasta hace menos de 24 horas, ahora que lo pensaba ¿por qué todo se reducía siempre a 24 horas?, un día basto para amar a Seiya y no deseaba perderlo jamás y ahora un día podría ser la diferencia.

Seiya toco la puerta del camerino, unos minutos más tarde, no sabía que pasaría, pero si sabía que debían hablar.

-Adelante... —murmuró sintiéndose ansiosa y nerviosa por verlo

Abrió la puerta sonriendo al verla— Hola...

-Hola... —sonrió en cuanto lo vio, sin dudarlo corrió a abrazarlo con todas sus fuerzas y todo el amor que sentía por él y que no estaba dispuesta a abandonarlo

Correspondió el abrazo con fuerza, no quería perderla eso lo sabía, ¿pero que debía hacer?

-Te extrañe... —murmuró sin atreverse a soltarlo, temía que si lo hacía desapareciera

-Yo también... te extrañe mucho Serena —murmuró abrazándola aun mas aferrándose a su cuerpo—

-Te amo Seiya... te amo... —murmuró no pudiendo contener las lagrimas

-Y yo a ti bombón te amo con todo mí ser, te amo —murmuró aun abrazándola—

-Entre tus brazos siento que todo saldrá bien... ¿verdad? —pregunto sintiéndose tan confortada

-Sin importar que suceda amor... yo quiero estar a tu lado pero tengo miedo

Lo que le dijo le daba a entender que posiblemente ya lo sabía— Seiya... hay algo que tengo que decirte... —se soltó de su abrazo un poco y tomo su mano para hacer que ambos caminaran hacia el sillón

La siguió hacia el sillón— Lo se... estas embarazada bombón

Volteo a verlo sorprendida, ¿de qué manera pudo saberlo?— Darien... —murmuró entendiendo que era el único que pudo decírselo— ¿fue él verdad?

-Si... me lo digo ayer... estaba preocupado porque no recibía llamada tuya y cuando él me marco... sonaba muy feliz ante la noticia

Se aferro más a su mano, sintiendo como el temor de perderlo se hacía más grande— Aun así me divorciare...

-Bombón...

-Yo de verdad no tenía idea de que estoy embarazada... todo fue tan rápido... —se puso de pie caminando por el camerino— lo que debería ser la noticia más feliz de mi vida se ve ensombrecida por este momento, porque ya no quiero estar con Darien

-Quiero seguir a tu lado amor... pero no quiero ser una sombra... si el bebé es de Darien, él no te va dejar tan fácilmente... yo... no puedo competir contra una criatura inocente

-Es que no lo vas a hacer... Seiya no entiendes que ya no lo amo... que sería peor para este bebé tener unos padres que viven en la misma casa pero que no se tienen confianza... —suspiro frustrada— si es de Darien podrá verlo, estar cerca de él pero nada más, no le negaría el hecho de estar con él... pero no conmigo...

-Serena —la volvió a abrazar con fuerza— yo no me quiero separar de ti

-Yo tampoco Seiya... te amo demasiado y créeme que si tomo esta decisión es pensando en este bebé... —dijo abrazándolo con fuerza— pero tampoco quiero perderte pero… comprenderé si es que tú te quieres alejar de mi al saber que estoy esperando un hijo de otro hombre...

-No me quiero alejar Serena... pero tampoco quiero ser una sombra, no sé qué debo hacer... —se separo un poco de ella para verla— solo sé que te amo y apoyare cualquier decisión que tomes por el bien del bebé...

-¿Una sombra? —Murmuró confundida— creo que no me entiendes Seiya... los planes siguen como estaban... aunque esté esperando un hijo de Darien me divorciare y anunciare a todos que te amo... no importa cómo me vea la gente lo único que me importa es que quiero estar contigo...

Un par de lágrimas de felicidad de esperanza iluminaron sus ojos— Serena... estaré siempre a tu lado... no concibo mi vida sin ti

Tomo su rostro suavemente— Jamás, jamás pienses que te voy a dejar... te amo, las cosas ahora se complicaron un poco pero no por eso dejare de querer estar a tu lado... pero también quiero que pienses muy bien lo que vas a hacer porque tampoco quiero que mi hijo sea una imposición para ti siendo de Darien...

Respiro profundamente— No quiero que nada sea una imposición para nuestro amor... creo que debes hablar con Darien, para ver que sucederá...

-Sí, hablare con él... —se acerco lentamente hasta dejar un beso en sus labios— por mientras tu... deberás pensar muy bien lo que quieres hacer... sé que no es una imposición pero tengo miedo de que no podamos soportar lo que pase en el futuro, además... debes ser un poco mas egoísta, piensa en ti, en tu carrera... quiero que pienses muy bien las cosas Seiya, te amo por eso si crees necesario alejarte de mí para hacer tu sueño realidad hazlo... —acaricio suavemente su mejilla— no puedo negarte que me dolería si no quisieras estar a mi lado... ¿crees poder pensar muy bien en todo lo que pasarían en cuanto se haga público todo esto?

-Si... lo hare —sonrió acariciando su mejilla— tu también piénsalo amor... pero sin importar la decisión que tomémonos quiero que sepas que te amo... y de alguna manera buscare estar cerca siempre

-Yo también te amo... —murmuró volviendo a abrazarlo, tenía miedo de estar siempre lejos de él pero sabía que ahora no tenia que pensar no solo en ella si no en ese bebé que esperaba

La abrazo rozando sus labios con amor— Te amo bombón —murmuró al momento que tocaron la puerta—

-¿Quien? —pregunto sin soltarlo, si era Mina no importaría si los veía

-Soy yo Mina, les traje algo de comer

-Pasa... —sonrió ligeramente abriendo la puerta para ayudar a su amiga— gracias...

Entró al camerino sonriendo al verlos— Más vale que coman bien y ya no se equivoquen, si no van a hacer enojar aun mas a mi Yaten

Sonrió un poco más tranquila— No te preocupes, ya no habrá mas errores ¿verdad Seiya?

-Tratare de ya no hacerlo —sonrió ligeramente— creo que seguiré repasando mis diálogos

-¿Te vas?

-No —sonrió sentándose en el sillón tomando una bolsa con hamburguesa para comer

Sonrió al verlo sintiéndose mas tranquila de saber que no se alejaría— ¿Hamburguesas? —Pregunto al ver de qué se trataba la comida

-Fue lo más rápido que pude conseguir, pero la tuya viene sin pan —sonrió divertida

La miro extrañada— ¿Sin pan?, o sea carne sola...

-Con los vegetales correspondientes, Yaten cambio tu dieta

Suspiro resignada— De acuerdo... gracias...

Seiya sonrió divertido, observándolas mientras comía y leía el libreto.

-Bueno disfruten la comida, regresare más tarde, iré a llevarle su comida a Yaten —mostro otra bolsa con comida

-Gracias... espero que las de él sean con doble ración de pan... —dijo burlista Serena—

-Doble carne —sonrió observo a Seiya que iba a protestar— la tuya es con triple carne, nos vemos —salió del camerino muy sonriente

Sonrió tomando su bolsa para sentarse a un lado de Seiya— Y... ¿que más te dijo Darien ayer?

-Solo eso... que estaba feliz porque iba a ser papá, y quería celebrarlo...

-Ya veo... —murmuró abriendo la bolsa para sacar su comida— la verdad es que antes discutimos... nunca lo había visto tan molesto hasta rompió un vaso, la casa huele a whisky...

-¿Te hizo algo? —volvió su mirada preocupado

-Nada grave... —dijo indiferente dejo la comida sobre la mesa a lado y se subió las mangas del vestido mostrándole que le habían quedado unas pequeñas huellas de donde la sujeto— me pregunto quién es mi amante...

Dejo su comida tomando sus brazos observándolas, sintió coraje al verla lastimada— Esto te lo hizo por mi causa... ¿qué le dijiste?

-Que jamás se lo diría... se enojo aun mas al reconocer el vestido que llevaba, supo que era la pelirroja del hospital... así que nos vio en la cafetería...

-No pensé que te reconociera... —acaricio sus muñecas suavemente

-Yo tampoco, había olvidado la ropa... pero sinceramente no se qué fue lo que más coraje le dio, si el que tuviera un amante o que hubiera hablado con Rei...

-¿Que te dijo al respecto?

-En realidad no mucho, creo que fui yo la que dijo mas sobre Rei... es obvio que ante mí no reconocería lo que siente o dice sentir por ella... prefirió evitar el tema y enfocarse en averiguar quién era el hombre con el que estaba

-Esa es la prueba más clara de lo que siente... pero ayer ya no te pregunte mucho que te dijo Rei, salvo lo que me dijiste

-Pues... —se bajo las mangas del vestido— digamos que cuando llego aquí inicio esa relación con él por venganza... termino con ella porque se intereso en mi... ella cree que si debió sentir algo hacía mi pero no se en este momento me siento incapaz de decir si de verdad me amo...

-Ella tiene razón... y no estuvo presente en la boda... —murmuró volviendo a comer— se que en este momento no sientes nada por él, pero también se que por alguna razón se casaron... no hubo nada que los atara lo hicieron porque ambos así lo deseaban, y ahora sé que todo es diferente... que tú me amas, que yo te amo, que Rei lo sigue amando y que él la ama... —suspira— pero ¿qué hacer?, la solución parece tan sencilla como que acepte el divorcio

-Pero no lo quiere aceptar... —murmuró con tristeza— ayer estaba plenamente convencido de que podríamos estar como si nada... que ya no había ninguna amante por su parte y que por mi... haría que te alejaras de mi... en cuanto supiera quién es mi amante haría que me dejara...

-Entiendo... —murmuró mientras seguía comiendo— no lo aceptara tan fácilmente y más cuando ella está con alguien mas

-Y creo que ahora menos... —murmuró picando su comida, aquella ansiedad de no saber que pasaría la tenia intranquila— cuando volvimos a la casa y me dijo que estaba embarazada... quiso besarme como si con eso cambiaran las cosas...—Sonrió con tristeza— Seiya... ¿sabes que hay una pequeña posibilidad de que sea tuyo?

-Si la hay es muy remota... nosotros tenemos no más de unas semanas juntos, aunque eso pareciera ya una eternidad, por que el tiempo a tu lado se alarga

Tomo su mano entre las suyas— Pero no fue hace poco que tuvimos relaciones... aquel día que pasamos encerrados en la casa... no tengo idea de cuando tengo de embarazo...

-¿Sera posible? —Respiro profundamente no sabía si hacerse a la ilusión y permitir escapar ese sentimiento que estaba reprimiendo, o dejar escapar la tristeza que sentía

-No lo se... pero... —se acerco dándole un beso— ya no te quiero agobiar con eso, ambos debemos pensar muy bien lo que haremos porque tampoco me gustaría hacerte ilusiones, solo digo que existe la posibilidad, pero ten por seguro que sea lo que sea te lo diré...

-¿Cuando te darán los estudios?

-Estoy pensando que iré mejor con mi ginecólogo, quiero hacerlo antes de que Darien los obtenga... espero ir hoy mismo saliendo o llamare si todavía no se los entregan a Darien que me los den a mi...

Asintió— Bueno es mejor que por el momento terminemos de comer y nos concentremos o Yaten estará furioso por el retraso

Sonrió ligeramente— Te amo Seiya... respetare lo que tu decidas en el momento en que sepamos la verdad... ¿de acuerdo?

-Ya no pienses mas en eso... por ahora, esperaremos y después veremos ¿de acuerdo?, tampoco quiero que te sigas agobiando bombón, te amo y es lo único que se

Asintió acercándose a abrazarlo, eso es lo único que necesitaba para sentirse tranquila, beso su mejilla y volvió a buscar su calor refugiándose entre sus brazos.

La abrazo con cariño— Anda come tu hamburguesa sin pan, yo creo que voy a copiar la receta

-¿Cual receta? —Pregunto desconcertada volviendo a retomar su lugar

-Hamburguesas sin pan —sonrió divertido tomando la bolsa de ella para ver lo que comería—

-A mi no me gusto... de hecho ni siquiera me apetece comer hamburguesa...

-Pero solo es carne con lechuga anda come —la acerco para que le diera un mordisco—

-Mmm… solo si después me das un beso... —dijo haciendo un pequeño puchero

-Lo hare si te acabas todo

-Mordisco por beso así que... si me como todo me deberás mucho mas... —sonrió dándole una mordida

-Eso es trampa —sonrió volviendo a tomar su propia hamburguesa— pero está bien

Lo observo mientras comía, quizá era egoísta de su parte pensar en ese momento de esa forma pero deseaba con toda su alma que tuviera poco tiempo de embarazo, porque así estaría segura que ese bebé era del hombre que amaba y no de alguien con la que siempre tendría que estar unida, inconscientemente llevo la mano a su vientre, una idea cruzo por su mente pero no sabía si sería capaz de llevarla a cabo, ¿y si mintiera y dijera desde un principio que ese bebé era de Seiya?, así todo sería más sencillo, confiaba en que él sería un excelente padre, si, en ese momento se sintió la peor persona del mundo.

Comía, deseaba con toda su alma que ese bebé en verdad fuera suyo y no de Darien, quería estar con ella siempre y aunque se divorciaran siempre estarían unidos ¿sería capaz de soportar algo así? no sabía que pasaría, no quería pensar más, solo quería que ella estuviera bien y que no dejara de sonreír para él, quizás era la primera vez que estaba siendo egoísta, pero era lo que su razón le dictaba.

X-X

Aquel día Darien no se había presentado a trabajar en lugar de ello fue de compras, a diferentes tiendas de bebé y compro un sin fin de cosas, una cuna, peluches, cobijitas y muchos accesorios para bebé, y para ella le compro no un ramo o un arreglo floral, le compro un bonito conejo de peluche grande, además de que preparo la cena para ambos, había propiciado un ambiente tranquilo quizás no romántico pero si ideal para celebrar la gran noticia, había adornado la casa con muchos globos de colores y estaba sentado esperando su llegada.

Había sido un día por demás pesado, no solo por el trabajo si no por pensar en todo lo que haría o debería hacer a partir de ese momento, bajó del auto llevando su más reciente antojo, pastel de chocolate con fresas, solo esperaba que Darien no le dijera nada de momento, ya había tomado una decisión y nada la haría cambiar de opinión. Al entrar a la casa se sorprendió de ver aquella decoración, caminó hasta que llego al comedor viéndolo.

-¿Qué es todo esto? —Pregunto dejando su bolsa en una silla y su pequeña cajita de repostería en la mesa

-Bienvenida cielo —sonrió ampliamente— vamos a celebrar esta gran noticia, compre esto espero que te guste —tomo un enorme conejo que estaba sentado detrás de él—se que los conejos te gustan o te gustaban

Sonrió, era imposible tener más ironía para sus palabras, pero debía admitir que esa sorpresa no se la esperaba— Gracias... —tomo el conejo y lo dejo en la silla junto con su bolsa— no tenías porque hacer esto...

-Serena —tomo su mano con suavidad— se que las cosas no han estado nada bien... pero un bebé es una noticia increíble y muy especial no sabes cuánto lo anhelaba. Sé que es difícil olvidar lo sucedido pero quiero pedirte una oportunidad para que los dos podamos rescatar nuestro matrimonio, por nosotros y por el bien de nuestro hijo

Se sintió incomoda tan solo con ese acto de tomarle la mano, suavemente la soltó y se alejo un poco de él— Darien, esto no es tan fácil como parece... si bien la noticia me tomo desprevenida no cambia lo que te pedí ayer...

-Yo sé que no es fácil Serena... estuve a punto de conceder a tu petición... pero piénsalo... el hecho que esperes un bebé significa que no debemos separarnos... podemos luchar juntos y volver a empezar —la miro de forma sincera, y suplicante—

-¿Volver a empezar?, no es posible Darien, ya no me amas, yo a ti tampoco... —dijo tranquilamente— y estoy pensando por el bien del bebé... es preferible que en dado caso vea a sus padres separados pero bien a juntos y discutiendo o escuchando vasos estrellándose contra la pared...

-Por favor Serena... yo no quiero que mi hijo crezca separado de uno de sus padres... yo crecí solo y es nada bueno... podemos darnos una oportunidad... podemos intentarlo y hacer renacer el amor entre los dos

-¿Y si no funciona? —Pregunto observándolo fijamente— tu mismo dijiste que si buscaste una amante fue porque yo no te atendía... no pienso cambiar mi ritmo de vida solo por no desatenderte... y mi tiempo libre se lo dedicare a mi hijo...

-Reduciré mis tiempos en el hospital... los dos debemos hacer un esfuerzo Serena... no te pediré que dejes tu carrera, pero si podemos buscar la forma de mejorar y darlo todo... de nosotros... —desvió su mirada— si después de un tiempo vemos que no funciona entonces aceptare el divorcio...

-¿Después de cuánto tiempo?, ¿lo que dure el embarazo, un año, dos...?

-El tiempo que sea necesario... el tiempo en que agotemos nuestras fuerzas, quiero luchar por este matrimonio, quiero luchar por mi familia que eres tú y mi hijo... quiero morir en el intento... agotar hasta el último aliento... no quiero que en un futuro decirle a mi hijo que sus padres no lucharon... ¿o piensas rendirte antes de si quiera intentarlo?

Suspiro— ¿Y si quiero intentar luchar por mi felicidad?, ¿que pasara con tus amantes?, ¿que pasara con el hombre que amo? —volvió la mirada al enorme peluche era demasiado cuando ahora a ella la hacía feliz solo un pequeño oso— ¿que pasara cuando pregunte porque ambos somos más amigos que matrimonio?

-Olvidare a mis amantes... la olvidare a ella, tal como lo hice cuando me case contigo... daré todo por ser un matrimonio, por ser solo tu esposo y nada más que eso

-¿Por cuánto tiempo? —Pregunto sonriendo con tristeza— ¿hasta que aparezca una ex novia?

-No Serena... hare todo lo que esté en mi porque esto salga a flote... pero no puedo hacerlo solo, debemos hacerlo juntos... tu y mi hijo serán mi vida a partir de hoy

-Darien, ayer me culpaste, que era por mí que te habías buscado una amante, y de acuerdo quizá le di demasiada prioridad a mi trabajo, pero esta plática así, debimos tenerla antes, no ahora... quizá te suene egoísta pero... no estoy segura de querer seguir a tu lado en un matrimonio de apariencia total...

-Podemos hacer que deje de ser solo una apariencia... —sus ojos se tornaron llorosos y desesperados— eres lo único que tengo... piénsalo... —murmuró alejándose de ella hacia las escaleras para encerrarse en una de las habitaciones

Respiro profundamente al verlo alejarse, limpio sus ojos, tomo su bolsa y subió hacia la habitación que había pertenecido a Seiya, se dirigió a la habitación que era de ambos y comenzó a tomar su ropa y todas sus cosas, era difícil lo que estaba haciendo, no pudo evitar derramar algunas lagrimas, cuando se caso lo había hecho plenamente enamorada, si había amado a Darien pero ahora entendía que el amor no había sido lo suficientemente fuerte como para soportar el paso del tiempo. Cuando por fin termino de pasar todas sus cosas las guardo, tomo su bolso y saco el osito para abrazarlo y sentir que no estaba sola en ese momento que se sentía mucho más triste de lo que se había sentido en todo el día, extrañaba a Seiya y no lo dejaría nunca.

X-X

Aquellos días habían sido muy tranquilos para ella, pero también sentía que faltaba algo; sonrió con ironía al saber que era; las Flores que Darien había estado enviando en esos días había dejado de recibirlas, suspiro con un dejo de nostalgia revisando los expedientes que tenia de sus pacientes.

-Hola... —murmuró al salir a su paso, había sido sin planearlo, sonrió ligeramente— ¿como estas?

-Hola... —subió su mirada hacia él, un poco nerviosa, ante las emociones que aun embargaban su corazón

-¿Cómo te has sentido? —pregunto observándola, hasta ese momento notaba lo bien que se veía—

-Ya mejor... por fortuna... —suspiró— iré por un pastel de kiwi a la cafetería... —dudo un momento, lo noto un tanto extraño— quieres acompañarme

-Claro... —sonrió tranquilamente— ¿ya sabes qué será?

-No aun no... —era extraño que le preguntara

Abrió la puerta de la cafetería para que entrara— ¿Tienes antojo de kiwi?

-Si —entró a la cafetería— es un loco antojo que no se me ha quitado...

Sonrió ligeramente— Ya veo... ahora te lo traigo... —dijo al momento en que la dejo en una de las mesas para ir por café para él y el pastel para ella—

Lo observó alejarse, mientras se sentaba, era extraño, en días pasados lucia desesperado y agresivo ¿y ahora?, ¿que estaba sucediendo, porque le había pedido que la acompañara?

-Ya estoy aquí... —dejo el plato con el pastel frente a ella y su taza en la mesa para en seguida sentarse— era la última rebanada

-Gracias —sonrió emocionada tomando el tenedor para disfrutar de ese rico pastel—

Sonrió ligeramente tomando un poco de café— ¿Y qué hay de los mareos y esas cosas, como te has sentido?

-Por fortuna están terminando, aunque aun de vez en cuando me dan mareos y mucho sueño, perdón no sé porque te estoy contando esto —desvió su mirada de él dando una probada—

-No te preocupes... de hecho yo... quería pedirte una disculpa

-Espero no estés fingiendo ahora, para después regresar a mi casa, y gritarme, o forzarme a estar contigo —dijo con seriedad observándolo

-No… jamás forzaría a una mujer a estar conmigo... tuve la oportunidad y no lo hice... ¿recuerdas?, además no expondría la seguridad y salud de tu bebé...

-Se que no lo hiciste... quizás deberíamos buscar un lugar más privado para hablar —murmuró en voz baja observando a su alrededor— después de todo por la tarde tenemos una cirugía

-No te preocupes... no hay nadie y quiero que estés segura de que no te hare nada... —dijo tranquilamente volteando a ver la gente que estaba en la cafetería todos metidos en sus propios problemas— supe que hablaste con Serena...

-Si... así fue —tomo otro pequeño bocado

-Siempre supe que eras una mujer de palabra... —murmuró sonriendo sutilmente

-Yo nunca hablo a la deriva Darien... lo sabes, lo siento pero tenía que hacerlo, ella no es lo que siempre pensé...

-¿Qué es lo que pensabas de ella? —pregunto interesado en escucharla

-Que era una niña tonta... una actriz cualquiera, hueca... me lleve una gran sorpresa

Sonrió ligeramente divertido— Es una joven actriz, infantil en ocasiones... pero realmente me cautivo... por eso me case con ella, lamento que hayas tenido una idea equivocada de ella ya que creo que yo la propicie

-Nunca entendí que viste en ella... tanto como para haber terminado conmigo… jamás te perdone...

-Lo se... lo que hice no fue correcto... pero... en ese momento no lo pensé, yo solo necesitaba sentir que podía conquistarla... y lo hice pero también me conquisto su forma de ser... por eso es que me case con ella...

-Si tu tonto orgullo y la necesidad de sentirte superior a Seiya... al mismo tiempo que buscabas hacerlo luchar... nunca entendí porque tu necedad

-No entenderías lo que me une a Seiya... es quizá envidia en ocasiones... él lo tenía todo una familia que lo apoyaba, todas las chicas estaban tras él... incluso Serena... —sonrió jugando con la taza— ¿eso me hace una mala persona?

-Si... desde el momento en que haces cosas para perjudicarlo y lastimarlo... además... tú no estabas solo, yo estaba a tu lado y jamás te diste cuenta

-Sí, tienes razón, jamás me di cuenta... —suspiro sutilmente— pero no todo es malo hacia Seiya, lo aprecio de verdad, él fue capaz de tenderme una mano cuando más lo necesitaba pero me exasperaba su actitud pasiva de no quejarse de las cosas que le molestaban... fui un mal amigo en ese entonces pero lo he compensado al hacer feliz a Serena al menos un tiempo... jamás estuve solo ahora lo sé porque también él estuvo a mi lado como mi mejor amigo...

-¿Y no crees que ella pudo haber sido más feliz con él?, no sé en lugar de haberla conquistado tu, quizás pudiste haber ayudado a Seiya... no es de amigos buscar a la mujer que sabes que le gusta... eso se llama traición Darien

Suspiro profundamente— Lo fue, estoy consciente de eso... al principio fue para hacer que se esforzara, pensé que al ver que alguien más se interesaba en ella actuaria, yo se que sentía algo mas por ella y confiaba en que lo hiciera, pero no, hizo todo lo contrario se alejo... y yo mientras tanto fui conquistado por esa alegría, por esas ansias de vivir su sueño... me enamore y al final fui incapaz de dejarla libre, por eso me case...

Desvió su mirada de él con tristeza— Si en verdad la amaste... dime... ¿por qué me hiciste tu amante?, yo tenía un propósito... pero tú no te resististe mucho...

-Quizá demasiado tiempo libre... al principio me pareció admirable que cumpliera su sueño, ser una actriz, pero al poco tiempo comenzó a cobrarnos factura... ella pasaba demasiado tiempo fuera de la casa y yo... cuando te vi recordé todo lo que me hacías sentir...

-Aun así... no fue suficiente para hacerte volver a mi... al final mi objetivo se cumple, pero no estoy feliz

-¿Y cuál era tu objetivo?

-Hacerte pagar todo el dolor que me causaste... hacerte llorar lágrimas de sangre, al perderlo todo...

Sonrió ligeramente— ¿Te hice demasiado daño verdad?

-Me sorprende que no te dieras cuenta de ello, tú que siempre fuiste tan perspicaz y que presumías conocerme bien

-Lo lamento Rei... de verdad... ahora que estuve a punto de perder todo me arrepiento de lo que te hice... de lo que le hice a Serena...

-Serena ya no te ama... ella me lo dijo... —murmuró comiendo un poco mas—ya veo que ganar lo es todo para ti... siempre lo ha sido

-Ahora han cambiado las cosas... —dijo observándola— Serena está embarazada y no puedo perder a mi familia... ahora menos que nunca... hare que me vuelva a amar

-¿Embarazada? —Murmuró sintiendo una puñalada en su corazón— ¿un hijo es capaz de hacer que tú cambies?

-Si... —murmuró bebiendo un poco más de café

-Un bebé es una gran bendición —acaricio su vientre, sentía dolor aun cuando ella lo había alejado de su vida, se preguntaba si sería capaz de hacer mucho más que eso por ella y su bebé, un par de lagrimas rodaron por sus mejillas

-¿Te sientes bien? —pregunto preocupado

-Si... lo estoy —murmuró tomando una servilleta— discúlpame... soy la persona menos indicada para escucharte, iré a recoger mi hoja de transferencia —se puso de pie—

-¿Transferencia? —Pregunto poniéndose de pie al mismo tiempo— ¿siempre te vas?

-Si... ya la han autorizado... solo me quedare lo que resta del mes, buscare ser feliz a lado de Diamante...

-Pero... —suspiro estaba a punto de volver a pedirle que se quedara pero no podía, se lo había dicho a Serena, se olvidaría de Rei con tal de tener una familia para ese bebé que venía en camino— comprendo... ¿te enamoraste de él?

-Es muy bueno conmigo... cualquier chica se puede enamorar de él... estoy segura que poco a poco lo amare con locura

Desvió la mirada ahora entendía porque ella no era la persona indicada para hablar del tema, del mismo modo él no era el indicado para escucharla— Espero que puedas ser feliz y me perdones algún día... nunca fue mi intención lastimarte...

-Solo un consejo Darien... aprende a perder... y valorar lo que tienes... en la vida no siempre se gana, y deja de lado tu egoísmo y orgullo espero hagas lo correcto a partir de hoy —tomo sus papeles para salir de la cafetería— te veré mas tarde en la cirugía

Asintió, la observo salir de la cafetería, era difícil dejar ir a la mujer que amaba pero tenía un compromiso que cumplir con Serena y con ese bebé que venía en camino, después de todo Serena era su esposa y no permitiría que se alejara llevándose a su hijo con ella mucho menos para irse con otro hombre, pero entonces ¿qué hacia sintiendo perder su alma al ver a Rei yéndose con otro hombre?, era una mala persona y lo sabía.

Rei por su parte caminó hasta llegar a su consultorio, al entrar se dejo caer al piso cubriendo su rostro entre sus rodillas, derramando esas lagrimas contenidas, ella también esperaba un bebe de él y lo seguía amando con intensidad, y sin embargo, un bebé de su rival era tan poderoso como para hacerlo cambiar, para hacer a un lado su egoísmo y pensar en el bien de esa criatura.

X-X

Notas de Autoras:

Hola, hola pues bien ya tuvimos un nuevo capítulo y vaya que pasaron cosas ahora, por fin le pidió el divorcio cosa que ahora veo menos probable a que se lo de sabiendo que está embarazada, no me imagino a la pobre Serena pensando y pensando de quien puede ser su pequeño bebé, aun nos queda esa duda, yo quiero obviamente que sea de Seiya, pero pues Darien cambio abruptamente ¿no les parece?, como dijo Rei "un bebé fue tan poderoso para hacerlo cambiar", me pregunto que hará si llega a ser de Seiya y no de él.

Agradecimientos especiales para: angeles24, ShelydeKou, CONEJA, selena kou chiba, Katabrecteri, Polvo de Estrellas, Guest (plis un nombrecito para agradecerte), TsukinoDiamante, Nee21dolfin, por cada uno de sus reviews, esperamos que les haya gustado y que nos leamos en el siguiente capítulo.

Abracitos y besitos a todas nuestras lectoras, y chicas que escriban como anónimas por fis pongan un nombrecito para saber quiénes son, bueno ahora si fue todo, nos leemos en el próximo capítulo, que por única ocasión publicare el viernes ya que el domingo no estaré :P bueno ahora si bye bye :D

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou