Capitulo 24

Al día siguiente por la tarde Darien hacia sus ronda, había ido a su casa a dormir y rato y a bañarse, Seiya se encontraba mucho mejor, y ahora solo faltaba Serena, suspiró al entrar a la habitación donde se encontraba— Buenas tardes

-Hola Darien... —murmuró dejando el libro que leía— ¿como estas?, ¿cómo está Seiya?

-Quizás lo demos de alta antes, su recuperación es increíble —sonrió acercándose a ella para revisarla— ¿y tu como estas?

-Me siento bien, aburrida aquí encerrada, quiero ver a Seiya...

-Aun estas un tanto delicada Serena, no debes hacer esfuerzo alguno —murmuró mientras revisaba su presión

Suspiro profundamente— ¿No ha preguntado por mí?

-Si muchas veces… ¿estás segura que no quiere que sepa tu estado?

-No... —Bajo la mirada— no quiero preocuparlo, estoy segura que si le dices querrá venir a verme y aun no puede salir de esa habitación ¿verdad?

-No aun no puede... salir, pero aun pienso que debería saber la verdad

-¿Y quién le va a impedir que intente ponerse de pie? —Pregunto fijando su mirada en él— también está demasiado débil no quiero que tenga una recaída

Suspiro tentando su vientre—Necesitas reposar mas, el bebé aun se encuentra débil, hare que te hagan un ultrasonido en la tarde para ver como esta —hizo algunas anotaciones en su libreta

-Está bien... —suspiro profundamente no sabiendo bien a bien como tratar el tema que tanto venia dándole vueltas— Darien... ¿qué va a pasar con la casa?

-Eso mismo estaba pensando... quizás deberíamos ponerla en venta...

-Mmm ¿ya iniciaste los trámites del divorcio? —Pregunto observándolo

-Si ya hable con el abogado, para que inicie los trámites correspondientes, o si quieres puedes quedarte con la casa —le sonrió ligeramente

-No, no creo que sea algo conveniente... —sonrió ligeramente— de hecho yo... quería pedirte un favor...

-¿Qué favor?

-Bueno yo... había pensando en llevar a Seiya a la casa mientras se recupera totalmente... estará mas cómodo ahí además estaría mas tranquila...

-Creo que de entre tú y yo, él es quien más provecho le ha sacado a esa casa, no sería mala idea, además los medios andan al asecho, iré esta tarde por mis cosas, y buscar un lugar para rentar

-Sé que esto al final de cuentas es difícil pues fue una casa que compramos con muchos sueños... lamento que todo haya terminado así

-Nunca la disfrutamos como debiera ser... tan solo fue un cascaron vacio

-Es una lástima, es una gran casa, siempre me gusto aunque casi no estuvimos en ella...

-Si... al menos sería bueno que uno de los dos la disfrutara, piénsalo, ¿crees que Rei me dé posada en su casa?

-Mmm no lo se... quizá tu debas saberlo mejor que yo... —sonrió ligeramente— sobre la casa tendría que consultarlo con Seiya... ambos queremos buscar una...

-Me imagino, será un poco raro para él, pero al final fue él quien le saco mayor provecho —le guiño un ojo— hablare con Rei, en una hora le harán su revisión y un ultrasonido —murmuró sin poder ocultar la emoción que sentía

-Darien... sé que ahora suena incluso divertido pero me siento extraña que lo digas... si bien todo comenzó ahí cuando él se fue se termino eso...

-Lo se... es extraño hablar contigo sobre esta situación, incluso ver que te llevas bien con Rei... quizás si sea mejor vender la casa y dividirnos los bienes

-Sí, lo sé, también es muy extraño para mi... —Sonrió ligeramente— pero bueno creo que eso es un buen indicio de que podremos ser amigos después de todo... le comentare a Seiya y si está de acuerdo aceptaremos...

-Quizás eso fuimos desde siempre Serena... y confundimos el sentimiento no lo se... no importa lo mejor es dejar el pasado atrás y comenzar de nuevo ¿no te parece?

-Sí, eso será lo mejor... —sonrió ligeramente— después de que todo esto pase creo que deberíamos reunirnos

-Si estoy de acuerdo, al final de cuentas no todo está perdido, aun tenemos confianza o quizás renació esa confianza

-Si, por el bien de tu amistad con Seiya así será... —sonrió ligeramente— ¿y bien como me encuentro?

-Si sigues obedeciendo mis instrucciones estarás en perfectas condiciones en pocos días, quizás te de de alta junto con Seiya, pero aun así, deberás seguir en reposo, y no forzarte ¿entiendo?, nada de estrés

-Sí, entendido... —sonrió ligeramente— gracias Darien... mmm podrías decirle a Seiya que iré mañana a verlo... ¿puedo verdad?

-Mmm por la tarde solo media hora, no más

-De acuerdo... —sonrió al sentirse más tranquila por su bebé y por la idea de ver a Seiya al día siguiente— gracias...

-Ahora descansa, más tarde volveré, iré a ver a los padres de Seiya, que están esperando la hora de visita, quizás su madre te visite

-La estaré esperando entonces, gracias Darien... —sonrió volviendo a tomar el libro para retomar la lectura—

Sonrió al salir de la habitación, para dirigirse a la pequeña sala donde esperaban.

-Darien... —murmuró Neflyte poniéndose de pie al ver que se acercaba— buenas tardes

-Buenas tardes señor —sonrió al verlo

-¿Cómo se encuentra Seiya?

-Mucho mejor, en pocos días lo daremos de alta ha progresado favorablemente en su recuperación

-¿Deberíamos contratar alguna enfermera para su cuidado?

-No, no será necesario, Serena se encarara de cuidarlo, ¿quiere pasar a verlo?

-¿Qué?, esa chica... —pregunto confundido pues tenía entendido que incluso ella no se sentía bien— de acuerdo, quiero ver a Seiya

-¿No le agrada la idea verdad? —sonrió mientras caminaba por los pasillos— ella ya se encuentra mucho mejor

-Mmm que bien... —murmuró mientras caminaba— al menos no me culparan de que algo malo le pase...

-Que frialdad... —suspiro frunciendo el ceño

-¿Qué esperas que diga Darien? —Pregunto viéndolo de reojo— fue o es tu esposa, da igual y ahora está esperando un hijo de Seiya...

-Si lo fue... pero no fue la mujer que siempre ame... me deje cegar por mi egoísmo señor, fui egoísta con Seiya, pero eso ya no importa, ahora solo importa, el presente y el futuro —alcanzo a ver a Rei frente a él— discúlpeme un minuto

Asintió, para luego observarlo fijamente y como conversaba con esa joven doctora.

Rei sonrió al verlo— Hola, ¿cómo te sientes?

-Me duele un poco pero nada de consideración... ¿tienes tu revisión verdad?

-Así es, vendrás ¿verdad? —Le sonrió con amor— estoy ansiosa por que lo conozcas

-Claro que sí, no me perdería ver a nuestro hijo por primera vez... —sonrió tomándola de la mano— ¿te sientes bien?

-¿Por qué?, ¿me veo pálida a caso? —Llevo la mano a su mejilla

-No para nada... al contrario te ves hermosa... bueno llevare al padre de Seiya a que lo vea y en seguida te alcanzo ¿de acuerdo?

-Lo estaré esperando Doctor Chiba —le sonrió seductoramente—

Sonrió alejándose de ella para acercarse de nueva cuenta el padre de Seiya.

-¿Que está pasando Darien?, tu y esa doctora... ¿acaso?

-Perdone, pero no creo que deba darle explicaciones de lo que ocurre en mi vida privada, ya le dije lo que necesitaba saber

-Claro que si Darien... estuve presente en tu boda con Serena... fui tu padrino... si en aquel momento me pediste que lo hiciera es porque me tienes confianza...

-Se que a usted y a su familia les debo mucho, el apoyo que me brindaron cuando no tenía a nadie... y viviré agradecido con usted por siempre... solo le diré que ya no estaré solo

-De verdad Darien, me interesa saber qué es lo que te está ocurriendo...

-¿Por qué su repentino intereses?, más bien ¿por qué siempre se ha interesado en mi? —Se detuvo tenia curiosidad— Ya sabe lo que ocurre con su hijo y a partir de hoy será feliz, debería estar orgulloso de él

-Como podría estarlo cuando ni siquiera sabe lo que quiere —pregunto deteniéndose—

-Que poca confianza tiene en él... siempre ha sabido lo que quiere... y por primera vez está luchando

-Darien... quiero a mi hijo pero no quiero que tenga ese carácter tan débil, hasta tu, su... mejor amigo ha podido contra él

-Quizás seria mas fuerte si su padre no lo limitara todo el tiempo... iniciando por ese absurdo compromiso —murmuró molesto

-Absurdo pero tan útil que fue para ti... te pareces tanto a mi Darien... ¿que no te das cuenta

-¿Tan débil lo considera?

- Ahora no estoy tan seguro... —murmuró observándolo— al menos algo tenía que aprender de ti...

-Que poca confianza tiene en él, lo he visto y tiene mucho potencial... y carácter —sonrió recordando las escenas que había visto— esa nueva serie que está haciendo ha sacado lo mejor de él

-Quizá, pero te das cuenta que yo no necesito un actor en mi compañía, necesito una persona en la que pueda confiar y dejar mi empresa en sus manos...

-¿Y por ello quiere atarlo a alguien que no ama?, ¿no cree que es egoísta?, Seiya hasta ahora ha hecho cuanto le ha pedido, desde llevar sus negocios hasta estudia una carrera que no era de su agrado y aun así sacarla con mención honorifica, ¿dígame que está esperando de él?

-Que sea responsable y se haga cargo de lo que será su herencia... o tendré que tomar otras medidas

-Está siendo responsable y tomando las riendas de su vida —levanto la voz molesto— y eso era algo que debió hacer desde hace mucho

-Su actitud lo único que está haciendo es obligándome a romper promesas... a que diga cosas que podrían lastimar...

-Lo único que está haciendo es luchar, ¿por qué cree que fue a enfrentarlo? debería estar orgulloso del hijo que tiene, incursionar en un medio como el espectáculo debutando como protagonista y levantando suspiros por doquier, no es cosa fácil, enfrentar sus propias ataduras tampoco lo es, Seiya lo respeta y lo quiere, por eso nunca se opuso a sus órdenes, pero veo que el egoísmo puede mas, espero que cuando toque fondo como yo lo hice no sea demasiado tarde

Se detuvo al llegar a la habitación de Seiya, antes de abrir la puerta

-Darien... créeme que en este momento hay otra cosa que me preocupa... —dijo viéndolo fijamente— ¿qué es lo que recuerdas de tu padre?, ¿qué fue lo que dijo tu madre antes de morir?

-¿A qué viene eso señor? —desvió su mirada de él, en el interior Seiya abrió sus ojos al escuchar voces, un tanto confuso logro reconocer la voz de su mejor amigo y su padre, agudizo mas el oído, aunque no le costó mucho

-Respóndeme... ¿qué te decía tu madre con respecto a tu padre?

-No es algo de lo que quiera hablar... él no se intereso en nosotros, aunque mi madre siempre haya dicho lo contrario

-Darien... ¿no se te hace extraño que Seiya y tu se parezcan?, no hablo en carácter porque es más que obvio que no, si no en físico...

Se quedo pensativo— ¿Qué hay de extraño en eso? suele haber personas que se parecen sin tener lazos sanguíneos

-Tú sabes que siempre he estado al pendiente de ti, ayudándote en todo lo que he podido, estaba feliz cuando quisiste estudiar medicina, los mejores promedios, siempre siendo amable con Seiya, y cuando te casaste me sentí tan orgulloso de ti... te convertiste en todo un hombre y por lo mismo mereces saber la verdad...

-¿De qué verdad me está hablado?, siempre agradecí lo que hizo por mí, pagar mis estudios, ser padrino de mi boda... salvo que no fue con la mujer indicada... —desvió su mirada— ella debió casarse con Seiya y no conmigo desde un inicio, no fui del todo amable con Seiya puesto que lo traicione

-Bien lo que paso con esa chica no importa, pero lo que pase contigo si... Darien... quiero que tú te hagas cargo de mis negocios...

-¿Yo?, debe estar bromeando, ¿por qué me haría cargo?, Seiya está capacitado para hacerlo, y además de todo es su hijo

-Porque tu... Darien esto es difícil, es algo que prometí jamás haría por tu bien pero no tengo otra opción... también eres mi hijo...

-¿Qué? —Abrió sus ojos sumamente sorprendido— ¿su hijo?

-Se que seria difícil que entendieras porque guardamos el secreto tu madre y yo, pero de verdad me importaste Darien desde el momento en que tu madre me dijo que estaba embarazada...

-No diga tonterías —presiono su puño— es increíble hasta dónde puede llegar su egoísmo... venir a decirme que soy su hijo tan solo porque quiere que me haga cargo de sus negocios, jamás estuve de acuerdo con sus métodos, y su proceder para con Seiya

-Pero tú tienes todo lo que a él le falta, sí quizá sea un excelente actor y es un buen chico pero no tiene el carácter para manejar una empresa, en cambio tu Darien, tienes el coraje para hacerlo, eres igual que yo...

Frunció el ceño— Pídaselo a Seiya... tiene el potencial que usted requiere... pero no frustre su sueño, yo no pienso aceptarlo, que le hace pensar que siendo de los mejores cirujanos voy a ceder a llevar una empresa cuando no sé nada de esta, ahora comprendo muchas cosas, mi carácter y mi orgullo, si me disculpa... tengo un compromiso

-Darien por favor, tienes que escucharme... —dijo tomándolo del brazo— si insistí en que Seiya estudiara medicina fue porque quería que estuviera junto a ti... por tener un motivo más para estar presente en tu vida...

-Entonces debería estar orgulloso de él... siempre me supero en todo... y yo jamás lo acepte hasta ahora

-¿Superarte? —Sonrió con cierta ironía— lo dudo mucho hijo, Seiya podrá ser un buen muchacho pero no está a tu altura...

-Como se ve que lo menos precia... ¿que acaso nunca vio sus notas, o no lo vio correr en las competencias de atletismo? —sentía coraje y tristeza observando al hombre que estaba parado frente a él, revelándole que no era solo su padrino, si no su padre— tiene un encanto que atrae a todas las mujeres y tiene lo que yo siempre envidie, estuvo a punto de morir por mis propias manos y aun así usted lo sigue menospreciando…

-Pero no murió, le salvaste la vida, de nuevo... no lo menosprecio pero simplemente él es el eslabón débil, su carácter no le ayuda, de verdad amo a mi hijo yo solo quiero que sepa que es lo que le conviene...

-Si claro... usted ahora está muy tranquilo, y no sabe la angustia que sentí por mi causa mi mejor amigo perdería la vida... por mi causa estuvo a punto de morir, de milagro sigue con nosotros, ¿y ahora me dice que es mi hermano?, no lo entiende... ¿cómo espera entenderme a mí? —Gruño soltándose de él— debo irme, entré a ver a Seiya, y sea el padre que el siempre ha considerado su héroe

-Darien, tenemos que hablar por favor...

-Discúlpeme, no me siento bien para continuar esta conversación... —murmuró alejándose de él— Seiya puede dar grandes sorpresas eso es un hecho —se alejo por el pasillo, sentía una opresión en su corazón y sin duda tenía mucho que pensar, se dirigió al consultorio de Rei esperando que estuviera ahí

En cuanto escucho abrir la puerta sonrió pero la sonrisa se borro al ver su semblante— ¿Qué ocurre Darien?

Se acerco a ella abrazándola con fuerza— Rei... todo es tan confuso

-Pero... ¿qué pasa Darien? —Correspondió a su abrazo con fuerza

Oculto su rostro entre su cabello— Seiya es mi hermano...

-¿Qué? —no creía lo que escuchaba— ¿cómo que Seiya es tu hermano?

-Su padre... es mi padre —murmuró abrazándola aun mas, sin poder contener mas las emociones que lo embargaban

-Tranquilo... —lo abrazo con más fuerza, imaginando todo lo que podía sentir en ese momento— ¿quieres hablar al respecto?

-Siempre envidie a Seiya por tener la familia que tiene y tener el padre que tiene, que aun después de que estuvo a punto de perder la vida, aun cuando ha mostrado de lo que puede ser capaz pese a todo lo menosprecia, quiere que me haga cargo de sus negocios..

-Bueno olvídate del hecho de que quiere que te encargues de sus negocios, piensa en que no estás solo... Seiya es tu hermano...

-Me parezco demasiado a él ¿verdad? —murmuró sin soltarla

-¿A quién? —Pregunto acariciando su espalda— ¿a Seiya o a su padre?

-Creo que a ambos... tengo el orgullo de mi padre...

-Mmm creo que si un poco, pero también puedes llegar a ser igual de noble que Seiya... pero Darien —se separo de él para tomar su rostro— no por ser hijo de ese hombre dejaras que tu vida se afecte, a Seiya siempre lo has visto como algo más que un amigo, las cosas pueden seguir como hasta ahora

Le sonrió— ¿Crees que uno de los mejores cirujanos va doblegarse solo por que se entero que el padre de su mejor amigo también en su padre?, lo único que cambiara es que nuestro hijo tendrá un alocado tío, y un abuelo orgulloso

Sonrió ligeramente— Por eso me enamore de ti... por tu fuerza y valentía... así que ahora a sonreír y tranquilizarte... vamos tenemos que ir a que conozcas a tu hijo...

-Solo me he doblegado ante ti —le sonrió— no lo hare ante nadie más, vamos estoy ansioso por conocerlo, por cierto, dejare la casa a Serena… ¿me darías posada en la tuya?

Sonrió feliz abrazándolo— Estaré encantada de que te quedes conmigo y te advierto de ahí no volverás a salir nunca...

-Y no quiero hacerlo, y a todo esto ¿no han llegado las flores?

-¿Flores? —pregunto confundida

-Ay estos mensajeros —murmuró molesto— pedí que te enviaran un enorme ramo de flores, ya deberían haber llegado

-Mmm bueno no te preocupes, quizá llegaran más tarde, anda vamos a mi revisión... —sonrió rodeando su cuello— te amo...

Rodeo su cintura, acercándola hacia él— Extraño tenerte entre mis brazos —beso sus labios con pasión— vamos antes que no te deje ir

-¿Y quien dijo que ya podías hacer esfuerzos? —Pregunto tomándolo de la mano— anda vamos, tu hijo está ansioso porque lo veas...

-¿Aun me vas a seguir castigando? —la siguió, con una ligera sonrisa, solo ella podía doblegarlo y hacer de él lo que quisiera

-Sí, hasta que te recuperes por completo... —dijo con una sonrisa sacándolo del consultorio—

X-X

Seiya aun seguía abstracto en sus pensamientos, ante esa nueva revelación, lo había escuchado claramente Darien era su hermano.

-¿Cómo te sientes? —Pregunto al entrar, había tardado un poco más en hacerlo mientras se tranquilizaba y se colocaba la bata y los implementos necesarios para visitar a su hijo

Volvió la mirada hacia su padre, estaba sentado en la cama presionaba la sabana con sus puños— Me siento tan miserable

-¿De qué estás hablando? —Murmuró cerrando la puerta

-Bueno no miserable, porque siempre he sido muy feliz, pero, no así mi hermano... el orgulloso Darien Chiba es mi hermano —sonrió ligeramente con cierta felicidad— mi hermano

Lo miro totalmente desconcertado— ¿Estas feliz?

-¿Por qué no habría de estarlo? —Se recostó sobre la cama— mi mejor amigo es mi hermano, que dicha tan grande

-Pensé que cuanto te enteraras estarías molesto...

-No hay razón para estarlo, quizás si un poco ¿por qué no lo dijiste desde antes? mi hermano no se habría sentido solo, tenemos un motivo más para celebrar

-No te lo dije porque era un secreto... que ahora tuve que rebelar... —murmuró desconcertado, esa era la razón por la cual no podía llevarse bien con Seiya, nunca sabía cómo tratarlo

-Papá... tu siempre has dicho que la verdad siempre cae por su propio peso y por eso no es bueno mentir... no entiendo porque guardaste el secreto, habría sido un gran orgullo para Darien saberlo desde antes

-Quizá... —murmuró desviando la mirada— pero ahora que lo sabe... no sé que hará

-¿Qué esperas que haga? —se acomodo observándolo

-Que acepte lo que tú rechazas...

-No lo aceptara, te lo puedo asegurar

-¿Y tu seguirás rechazándolo?

-Papá, no cabe duda que ser actor y cantante es mi sueño, y quizás sea difícil, pero podría hacer ambas cosas

Se quedo observando hacia la nada, pensativo— Bien podrás hacer las dos cosas si así lo quieres, pero a cambio deberás dejar a esa chica... si no te quieres casar con Lita lo comprendo podrás conocer a alguna otra chica que sea digna de ti...

-Entonces me temo que tendrás que seguir a cargo tu o buscar alguien más, que lo haga, porque no pienso dejarla, me voy a casar con ella

-¿Casarte?, pero aun ni siquiera se divorcia... además como mi hijo podría casarse con una mujer divorciada... eso es inaceptable...

-Lo hare te guste o no, porque eso es lo que más deseo, la amo y es lo único que me importa...

-Vamos Seiya no eres un niño, debes aprender a ser responsable, si te quedas con la empresa tendrás que ser un hombre que se dé a respetar y con una mujer como ella lo dudo mucho... piensa en ti, en tu futuro la carrera de actor está bien para pasar el rato si quieres, incluso ella pero la empresa es algo que les estaré dejando tanto a ti como a Darien... es su futuro...

-Papá, ese es tu sueño, pero no el mío ni el de Darien, velo bien es uno de los mejores médicos del país, yo quiero perseguir mi sueño caer si es necesario, precisamente porque ya no soy un niño, me han ofrecido una película la cual ya acepte, y mi debut como cantante será dentro de poco, no importa si fracaso, será mi fracaso no tuyo, a Serena yo la amo siempre la ame y antes no luche por ella por ti, por buscar complacerte, pero es algo que no conseguí, y me entristece mucho saberlo, seré fuerte y luchare, luchare por lo que yo deseo

-Bien entiendo... —murmuró caminando hacia la salida— pero no me pidas que acepte a esa chica... le diré a tu madre que venga a verte más tarde...

-¿Entonces tampoco aceptaras a tu nieta?

Se detuvo escuchándolo— Descansa... —dijo antes de abrir la puerta para salir, en ese momento él también estaba demasiado confundido

Lo observo salir, confiaba que en un futuro aceptaría su decisión y a la mujer que amaba, confianza en que así seria, y esperaría hasta entonces, era su padre la persona que creció admirando por su fuerza, por su ternura, aun cuando no lo demostraba— Te estaré esperando con los brazos abiertos papá

X-X

Tan solo tuvo la hoja de confirmación para que Seiya fuera dado de alta fue a entregársela, desde el día que supo que eran hermanos no había tenido la oportunidad de hablar tranquilamente con él, todo fuera porque le hicieran los debidos estudios para comprobar que no habría ninguna secuela, aun así tendría que tener descanso y una breve terapia, ya no era necesario que llevara cubre bocas y demás implementos, entro a la habitación cuando recién escucho el televiso encenderse.

-No vayas a abusar de ver televisión... —dijo en cuanto cerró la puerta

-Llevo más de un mes encerrado, déjame ser —sonrió cambiando los canales, hasta que escucho el nombre de Serena lo detuvo observando con atención

-Mmm será mejor que te entregue de una vez la hoja de tu dada de alta... hoy mismo podrás abandonar el hospital... —dijo sonriendo sutil al ver que lo que comentaban era sobre la serie— ya le avise a Serena...

-¿En verdad ya me puedo ir?

-Así es... de hecho Serena ya tiene todo para recibirte... —sonrió entregándole la hoja— esta demás decir que debes cuidarte... nada de esfuerzos, tv, forzar la vista, etc.

-¿Todo?, ¿en dónde? creí que vendría, casi no la he visto —murmuró con tristeza—

-Mmm debes comprender ha estado ocupada... —dijo evadiendo su mirada— y te espera en su casa... bueno en la nuestra... ah es extraño

-¿Ahí? —murmuró extrañado—

-Sí, yo también estaba un poco confundido, pero ahora ella esta ahí sola, de hecho le plantee la idea de que se queden con la casa, al final de cuentas creo que ustedes dos la disfrutaron más de lo que yo lo hice...

-¿Quedarnos ahí? pero Darien esa casa la compraron ustedes, no se...

-Sí, la compramos, pero realmente no fue un hogar, además ya habíamos pensando en venderla, no sé que pienses... quizá quieran quedársela, obviamente ella dijo que te preguntaría...

-Mmm tendría que pensarlo y de ser así, pagare la casa solo así podría aceptarla

-Obviamente, no se las estoy regalando... —dijo con una sonrisa— bueno por el momento creo que es una buena idea que te quedes ahí, estarás cómodo

-Supongo que si me niego de todas formas me harán ir ahí ¿verdad?, y si bombón quiere esa casa quizás no tendré otro remedio —sonrió, al escuchar las noticias de lo que decían volvió su mirada al televisor

"Una fuente extraoficial nos informa que el día de ayer fue dada de alta la joven actriz Serena Tsukino, la información oficial que se nos proporciono fue que estuvo internada debido a una baja de defensas pero también está el rumor de que está embarazada y tuvo amenaza de aborto... eso es muy grave, quizá por ese motivo se detuvieron las grabaciones de la serie ya que se decía que seguirían grabando aun sin el protagonista acomodando la historia para que su participación no se viera afecta... ¿acaso la joven actriz Tsukino espera un hijo del actor revelación Seiya Kou?, bueno estaremos al pendiente de esta información..."

-¿Qué significa?, ¿cómo que estuvo internada?, ¿de qué están hablando? —Murmuró volviendo su mirada hacia Darien

-Tranquilízate Seiya... —dijo apagando el televisor, ahora recordaba porque odiaba esos programas

-Explícame ¿por qué están diciendo eso?, ¿qué está sucediendo Darien?

-Es verdad estuvo internada alrededor de dos semanas... —dijo colocando el control remoto en el buró— apenas ayer fue dada de alta...

-¿Y por qué no me había dicho nada que le sucedió? —se levanto de la cama molesto—

-Tranquilízate porque aun puedo revocar tu alta... —dijo tomándolo de los hombros— ella está bien... estuvo en observación debido al gran estrés al que estuvo sometida... por ese motivo casi no la viste, solo dejamos que te visitara ocasionalmente y siempre con la supervisión de que no hiciera esfuerzos...

-En este mismo instante iré a verla —se soltó de él, saliendo de la habitación aun con todo y bata, necesitaba una explicación y solo ella podía dársela, nada más le importaba que eso, de esa forma pese a que intentaron detenerlo esquivo y empujo a cuanta persona se le atravesaba, de ese modo al salir pidió un taxi que lo llevara de inmediato hacia donde ella se encontraba

Darien inmediatamente tomo su celular, sabía que seria difícil detenerlo y a donde iría. Por su parte Serena se encontraba en casa preparando una sopa que sirviera de alimento tanto para él como para ella, ahora estaba tranquila el peligro había pasado y su bebé estaba en perfecto estado, creciendo fuertemente, cuando escucho el celular bajo la flama y se acerco a contestar.

-Hola Darien… —Dijo feliz— ¿ya traen a Seiya?, pensé que tardarían mas...

-Al paso que va llegara en mucho menos tiempo Serena —murmuró preocupado—

-¿Por qué? —Pregunto al notar su tono de voz— ¿qué paso?

-Se entero que estuviste internada —en ese momento tocaron a la puerta— está muy alterado, salgo en camino para haya

-Ay Seiya... —murmuró preocupada— de acuerdo estaré al pendiente cuando llegue, gracias por avisarme...

Seiya llego escasos quince minutos después, tocando la puerta de la calle de forma desesperada.

Apenas si escucho la puerta supo que era él, corrió a abrir viéndolo que llevaba la ropa del hospital— Seiya... pero ¿por qué vienes así?

La sujeto con fuerza de los hombros— ¿Por qué no me habías dicho que estabas en riesgo?

-Seiya por favor tranquilízate, te puede hacer daño... —dijo preocupada

-No me pidas que me tranquilice, ¿cuándo estuviste en peligro? y yo ni por enterado —presiono sus hombros aun molesto— ¿por qué no me habías dicho nada?

-Entremos primero... —dijo bajando la mirada esperando que la soltara—

Frunció el ceño soltándola.

-Vamos... —dijo cerrando la puerta para luego entrar, la casa estaba decorada con un enorme letrero que decía "Bienvenido", flores en todas partes y un delicioso pastel de fresa en la mesa, sorpresa que había sido desperdiciada— ¿quieres algo de tomar?

-No quiero tomar nada, solo quiero que me des una explicación —murmuró molesto observado la decoración

-¿Que quieres que te diga? —Pregunto evadiendo su mirada— el riesgo siempre existe...

-¿Al punto de abortar?, Serena, lo estas tomando demasiado a la ligera

-No, no lo estoy tomando a la ligera, pero no se qué quieres que te diga... si, el riesgo existió pero ya no… ya sé que me tengo que cuidar...

-Por Dios Serena, estuviste hospitalizada, por todo este tiempo por que tuviste riesgo de aborto y quieres que lo tome tan a la ligera

-Seiya, no podía simplemente decirte "yo también estoy hospitalizada" ¿o sí?, tu operación fue muy riesgosa, debías descansar y no tener preocupaciones eso fue todo...

-Debiste habérmelo dicho, estaba preocupado por no verte, me ocultaste algo tan importante como eso

-Te lo oculte por tu propia seguridad, si te enterabas que estaba internada hubieras querido ir a visitarme... era más fácil para mí aparentar que todo estaba bien

-Obviamente me habría preocupado por tu seguridad, no hay nada más importante para mí que tu, y saber que estuviste a punto de perder a nuestro bebé por el estrés, mentiste en cuanto a tu salud—grito molesto y mas que enojado

-Sí, lo hice pero fue por ti, porque no reaccionaras como lo hiciste... por suerte ahora te dieron de alta... —dijo observándolo fijamente— ¿qué hubiera pasado si aun no te daban de alta?, ¿te das cuenta del riesgo que corriste?

-¿Y qué crees que habría pasado si algo te hubiera pasado sin enterarme?, ¿no crees que eso es más doloroso aun? tu sabias que me pasaba no es justo que yo no lo supiera

-Si ese hubiera sido el caso claro que te habrías enterado... yo me estaba cuidando por ti y por nuestra hija... por eso casi no te visite...

-Aun así debiste habérmelo dicho, debiste ser sincera —se acerco a ella aun molesto— odio las mentiras Serena, odio que me oculten las cosas más cuando están son de vida o muerte como en tu caso, bueno o malo debiste habérmelo dicho

Lo observo un instante para luego desviar la mirada— Lo hice pensando en ti... ¿qué hubiera pasado si el decírtelo solo te preocupaba y ponías en riesgo tu vida? , estaba preocupada por ti y por ella...

-¿Y no crees que haría sido más fácil sobre llevarlo los dos?, ¿cómo esperas que compartamos una vida, si siempre buscas llevar todo el peso sobre tus hombros?

-Nunca a nadie le doy gusto... a ti menos tal parece... —dijo con los ojos llorosos— ¿sabes el miedo que sentí de perderte?, pensando una y otra vez que haría de mi vida sin ti, sin que hubieras podido conocer a nuestra hija... ¿sabes el miedo que sentí de perderla a ella?, lo único que tengo de ti... tu tenias que reponerte...

-A eso me refiero Serena, cargas con todo, y no debe ser así, no quiero ser una pareja que solo comparta una casa o una cama, reponerme si era una prioridad y si lo hice fue por ti, lo menos que podías hacer era decirme la verdad, y no ocultarme algo de vital importancia, tus preocupaciones son mías, al igual que tus emociones Serena ¿no te das cuenta?—camino furioso hacia el jardín

Se quedo callada observándolo salir, estaba molesto y tenía razones para estarlo, pero ¿por qué no entendía sus motivos?, camino hacia el jardín— Lo lamento... solo pensé en que te recuperaras y pudieras dejar pronto ese hospital y lo lograste... yo estoy bien y Serenity también... así que ya no te preocupes...

-Estoy muy enojado... —murmuró sin voltear a verla— demasiado enojado, por qué haberme enterado de que pude perder a mis tesoros, de que sus vidas estuvieron en riesgo y yo ni por enterado, si no eres capaz de confiarme algo tan vital, ¿crees que en verdad podamos compartirlo todo como pareja?, ¿cuántas cosas más piensas ocultarme en el futuro tan solo para que no me preocupe?

-No te preocupes, es la primera y última vez que lo hare... —dijo con tristeza y también molestia— te lo pensaba decir cuando estuvieras aquí... darte la sorpresa de que efectivamente es una niña... que está en perfecto estado, si cometí un error pero ni siquiera has preguntado cómo esta...

Volteo a verla— Sin importar que, ni cómo, ni cuándo, debes decirme las cosas tal cual, no quiero más secretos, de ninguna índole, ¿o es que también me consideras demasiado débil?

-Claro que no... —Dijo ahora molesta— lo siento Seiya me equivoque, pero tu tampoco comentas el error de poner palabras en mi boca... te amo y por algo lo hago...

-Serena también te amo con todo mi ser, y saber que estuviste en riesgo no fue lo más agradable que pude escuchar, enfrentar tu sola todo ese estrés y preocupación por ambos, tampoco es agradable, quiero que confíes en mi y quiero que entre los dos salgamos adelante con todo, se que quizás mi condición no era la mejor, pero yo ya me estaba recuperando

-Pero no estabas al 100, no espero que me entiendas, pero si lo hice fue por algo... no fue simplemente por llevarte la contra o ocultarte algo...

-Aun pienso que debiste habérmelo dicho, tenía derecho de saber tu estado de salud Serena, sabes que, creo que esta discusión no nos llevara a nada... no me siento bien

-Tienes razón, no nos llevara a nada... —dijo con los ojos llorosos— bonita bienvenida... en la estufa hay sopa por si quieres comer o tal vez no… —estaba a punto de irse cuando se detuvo volviendo a verlo— tienes razón... no sé cómo espero formar una familia contigo si no me entiendes... si no te das cuenta que me estoy muriendo por abrazarte y besarte... no te das cuenta de cuánto deseaba estar contigo...

-Y tú no te das cuenta del temor que sentí al pensar que pude perderte sin saber nada, al pensar que no tuviste la suficiente confianza en mí, para decírmelo... Serena amar no significa solo pasar un agradable momento, amar es compartir tristezas, enojos, preocupaciones y alegrías, es compartirlo todo —sus ojos se notaban tristes y molestos aun, comenzó a caminar alejándose por el jardín

Ya no soportó mas, lo que ella había imaginado como el mejor día de su vida se convierto en el peor, entro a la casa corriendo directamente a la habitación que había sido de Seiya y que ahora pensaba poder compartir con él de nuevo, estaba demasiado sensible y el llanto de un día frustrado, triste y decepcionante no se hizo esperar, observo el hermoso porta retrato de lindas figuras infantiles y eso la hizo llorar aun mas, en el estaba la primera imagen de la niña, ese era el regalo de bienvenida de Seiya y ahora no tenía idea de que es lo que pasaría.

Caminó lleno de frustración por el jardín, recordando la noticia pensando en esa posibilidad, como enfrentarían una vida juntos, si algo como eso no podían hacerlo, ella lo había enfrentado todo sola, sin contar con él, se dejo caer bajo uno de los arboles, un poco débil por todo ese ajetreo, y por esa sensación de vacío que sentía por primera vez en su corazón.

El llanto y la debilidad que aun sentía la hicieron dormir, entre sus brazos se encontraba el hermoso osito de peluche que Seiya le había dado, busco con la mirada por si es que él anduviera por ahí pero nada, la cama estaba intacta, se puso de pie se dio un baño y se cambio, mientras se bañaba pensó en las consecuencias de esa discusión del día anterior, las mil y un posibilidades de ese resultado, ni siquiera tenía ganas de maquillarse, solo se puso un poco de rubor para no verse tan pálida y un poco de brillo en los labios, el cabello lo sujeto con un broche, eso es lo mejor que podía hacer ese día con respecto a su arreglo, abrió la puerta esperando escuchar algún ruido de las habitaciones continuas y nada, bajo la escalera y se dirigió a la cocina donde comenzó a preparar un desayuno ligero en base a la dieta de Seiya y de ella, después de todo tendrían que comer.

Sin percatarse, Seiya se había quedado dormido ahí en el jardín, dormía recostado en el césped húmedo por el sereno de la madrugada, los rayos del sol se filtraban entre las ramas del árbol que lo cubrían de este, abrió sus ojos, sin tener ánimos de levantarse, nunca en su vida había estado tan molesto como el día anterior, odiaba esa nueva sensación que se apoderaba de él, y dudaba si en verdad tendría esa fortaleza para luchar.

Ya había pasado un buen rato y no había escuchado nada de Seiya, fue hasta ese momento que lo vio recostado bajo la sombra de un árbol, respiro profundamente y se acerco a la puerta que daba hacia el jardín— Esta listo el desayuno... —dijo en voz alta para llamar su atención y volver para servir un poco de jugo de naranja

La escucho, gritar, pero no se atrevía a levantarse, lloraba en silencio, al sentir tanta impotencia.

Se sentó mientras esperaba que viniera, ¿ni siquiera un desayuno podrían compartir después de esa discusión?, era absurdo, respiro profundamente y bebió un poco de jugo para que esa sensación de llanto pasara mientras seguía esperando, total no tenía a donde más ir.

Se puso de pie, en lugar de ir a desayuna decidió ejercitar un poco su cuerpo, trotando por el jardín, buscando relajarse.

Su actitud la hizo sentirse aun mas vacía, se puso de pie y lo vio ejercitándose, aun era demasiado pronto para que lo hiciera por lo que se puso de pie y se dirigió al jardín— No deberías hacerlo... aun no estás totalmente recuperado...

-No importa... —murmuró haciendo estiramiento de piernas

-¿No importa? —Se acerco a él haciendo que se detuviera— ¿qué pasaría si tienes una recaída?

Fijo su mirada en ella sin decir nada.

Bajo la mirada— Aunque lo dudes me preocupas... —suspiro sutilmente

-Lo siento...

-Yo también lo siento... —murmuró soltándolo— entiendo que estés molesto porque te oculte mi salud, pero también entiende que lo hice por tu bien, no por querer cargar con todo... tu salud en ese momento no estaba bien, estabas recién operado... jamás fue mi intensión ocultártelo, solo te lo diría cuando tu y yo estuviéramos bien...

-¿Y de no haber sido así?

-Sabía que corría el riesgo de que si perdía a... a mi bebé tú te molestarías e incluso que me odiaras por no cuidarme, pero lo hice, me cuide por ella, por ti... hice todo lo que me pidieron, y si te hubiera pasado algo yo... yo sinceramente no se que hubiera hecho...

-Aun pienso que debiste habérmelo dicho

-Me disculpo por no decírtelo... —dijo sinceramente

-Habría sabido sobrellevarlo junto contigo, Serena, y te habría exigido aun mas reposo... entiéndeme tu saludo es primordial para mi

-Lo sé, por lo mismo me disculpo... de ahora en adelante cuidare mas de Serenity...

-Lo ves... hablas de cuidar, hablas como una sola, y no me tomas en cuenta —desvío su mirada con tristeza

Lo observo por un instante— Ambos la cuidaremos...

-Lo haremos... eso es una seguridad

-¿Lo es? —Murmuró con tristeza—

-Es nuestra hija...

Suspiro profundamente— Seiya, me di cuenta que tienes razón... ¿cómo espero formar una familia contigo si soy demasiado egoísta?, tienes razón en estar molesto, pensé por ti y eso no debí hacerlo, no puedo volver el tiempo atrás pero si hacerlo de nuevo aseguraba tu tranquilidad y recuperación lo volvería a hacer... aunque tuviera que alejarme de tu vida... —dijo con tristeza limpiando sus ojos que la traicionaban

-Yo solo te estoy pidiendo que confíes en mi, que tengas fe en mi pero no me la tienes... ¿es que no importa cuánto me esfuerce?, siempre va ser el mismo resultado... yo no quería que me vieras de esa forma, quería ser para ti un hombre fuerte, y siento tristeza al ver que no me consideras como tal, lo pude esperar de cualquier persona menos de ti

Negó sutilmente— No puedes decir eso Seiya... si no confiara en ti jamás hubiera iniciado una relación contigo, ambos tuvimos cosas que enfrentar... puse mi vida en tus manos, porque te amo, porque te vi como el hombre perfecto, y no solo por lo momentos agradables que pasamos... yo también quiero una pareja para compartir todo no solo la casa o la cama... además tú fuiste el primero que me quiso ocultar algo... y tal vez si no hubiera insistido jamás me lo hubieras contado...

-No pensaba ocultártelo... —suspiro molesto

-¿De verdad? —Pregunto observándolo— ¿entonces solo lo estabas omitiendo por mi bien para no preocuparme?

-Tampoco iba a omitirlo... iba a decírtelo, esa noche con tranquilidad, pero lo sucedido solo complico mas todo para ti

-Bien de acuerdo, lo mismo pasó conmigo, no te lo iba a ocultar, ni omitir, solo te lo diría cuando ya no hubiera riesgos ni para ti ni para el bebé...

-Pero hablamos de dos cosas totalmente diferentes... yo no te oculte algo que pusiera en riesgo mi vida tu si

-Está bien... —suspiro con tristeza— cometí un error por el cual me vas a juzgar, diciendo que te creo débil... creo que todo era más fácil cuando teníamos una relación oculta que ahora que podría gritarlo a los 4 vientos...

-¿Entonces de que sirve luchar?, no te apoyas lo suficiente en mi, podemos gritarlo y realizar nuestro amor con libertad y tan solo estamos discutiendo

-No entiendes Seiya cuando estés enfermo no tienes porque ser fuerte... claro que confió y me apoyo en ti, pero ¿cómo puedo hacerlo cuando tu vida está en peligro?, cuando no se qué secuelas puede haber... no sabes cómo rece para que estuvieras bien, el miedo que sentía de que no pudieras hablar, caminar o tan solo poder acariciarme... tu operación fue demasiado riesgosa y tu recuperación igual...

-Serena... si tú estás bien, yo puedo luchar... y eso lo único que te pido, tu bienestar que te cuides... porque si no es así yo no tendré la fuerza para hacerlo...

-Y lo estoy... —murmuró con tristeza— pero creo que todo esto en vez de unirnos nos está separando...

Desvió su mirada— No pude evitar sentir rabia de no saber algo tan vital de la mujer que más amo

-Créeme que esto es lo más difícil que he tenido que decir o hacer... —murmuró respirando profundamente— te amo Seiya... pero si un solo error se va a convertir en el motivo de que me dejes dormir sola en nuestra cama, o que me dejes con el desayuno listo, entonces no creo que pueda continuar contigo... porque simplemente no quiero cometer los mismos errores que cometí con Darien... no quiero dormir sola, desayunar, comer o cenar sola... no quiero que me ignores...

-Entonces... ¿sugieres que es mejor estar separados?, ¿una relación clandestina era mejor que esto?

-Me duele en lo más profundo del alma... —dijo con los ojos llorosos— porque te amo, pero ya te pedí disculpas, entiendo tu posición, pero tal parece que no entiendes que lo hice solo porque te recuperaras... jamás fue mi intención herir tu ego, porque creo que eres el hombre más fuerte y valiente que pude conocer, pero mis palabras en este momento no sirven de nada...

-No es mi ego Serena... es algo mas allá —tomo su mano— si separarnos crees que es lo mejor, entonces no se qué hago aquí, entiende que saberte en peligro me asusto más de lo que te imaginas, aun si corría riesgos o no, ¿qué caso tenía mi recuperación si algo te hubiera pasado?, quizás es mejor que me vaya...

-No sé qué decirte... —negó sutilmente— porque lo que más ansiaba era escuchar tu voz, verte, abrazarte...estar contigo... pero desde que llegaste no hemos hecho nada más que discutir... si tanto miedo te dio perderme hubieras llegado abrazándome no regañándome, gritándome...

-Me dio miedo y rabia de no haber sabido algo de suma importancia, y más al ver la poca importancia que le diste...

-¿Eso crees?, que le di poca importancia... —murmuró con una sonrisa triste— ¿en algún momento te has preguntado cómo me sentía con el hombre que amo en riesgo y con mi hija de la misma forma?, y que todos me decían... "no llores tienes que ser fuerte, por ti, por tu bebé y por Seiya", ni siquiera me pude desahogar, me trague mis lagrimas... porque simplemente tu no estabas ahí para consolarme...

-¿Y acaso buscaste mi calor cuando pude haberte confortado?, no lo hiciste Serena... luchaste sola, pensando en nosotros sí, pero yo estoy aquí, presente, así como cuando fuiste a buscarme después de esa pelea con Darien, o como el día que viste a Darien en esa situación, fui fuerte para brindarte mi calor y confort, aun cuando no me sentía bien, ahora con mayor razón debiste haberlo hecho la operación y la recuperación fue un proceso lento, pero no por ello habría dejado de lado el preocuparme por ti,

-Pero no lo hice... —dijo subiendo un poco la voz— no lo hice porque yo quería que estuvieras completamente bien, si tal vez no lo hice pero ¿de qué sirve ahora que me reclames eso?, si estás aquí frente a mí y en vez de aprovechar el tiempo estamos discutiendo... fue algo que hice y ya... no puedo remediarlo..

-Bien entonces es mejor que me vaya...

Aquellas palabras bastaron para derrumbarla, por segunda vez a causa de ese error lloraba— Te avisare cuando tenga la siguiente revisión, claro si es que quieres estar presente... —dijo caminando de vuelta a la casa, no quería que la viera en ese momento totalmente abatida

X-X

Notas de autoras:

Pues bien aquí tuvimos un nuevo capítulo, ¿Qué les pareció?, como ven a nuestros protagonistas con su primera discusión, de verdad que ambos son tercos y obstinados, ninguno de los dos entendió razones, ahora a ver qué pasa con esa separación que por lo visto a ambos les está costando.

¿Qué tal se la pasaron en año nuevo?, esperamos que muy bien al igual que en este día de Reyes, que les hayan traído muchos regalitos y comido mucha rosca con tazas de chocolate calientito.

Ahora bien es el turno de agradecer a: SMM, Trinidad, CONEJA, Nee21dolfin, ShelydeKou, selene kou chiba, angeles24, daiiseiya, TsukinoDiamante, LunyTa koU, Katabrecteri, por sus lindos reviews, esperando que se la hayan pasado muy bien en año nuevo y que hayan disfrutado de un capitulo mas de esta linda historia.

En fin muchas gracias a todas por continuar apoyándonos y pues inicia un año más en el cual esperamos nos sigan permitiendo que las acompañemos con nuestras locas ideas, nos leemos el siguiente domingo, pórtense bien y no hagan travesuras :P

Abrazos y besos

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou