Capitulo 25

Aquellas palabras bastaron para derrumbarla, por segunda vez a causa de ese error lloraba— Te avisare cuando tenga la siguiente revisión, claro si es que quieres estar presente... —dijo caminando de vuelta a la casa, no quería que la viera en ese momento totalmente abatida

-Maldición —murmuró corriendo detrás de ella abrazándola por la espalda llorando

Se detuvo sorprendida para en seguida cerrar los ojos tras lo cual las lagrimas resbalaron en sus mejillas.

-Eres una tonta... no puedo irme y estar lejos de ti... —murmuró acercándola más hacia él, mientras lloraba— siento haberme enfadado de esa manera, pero sentía que la vida se me iba, que me faltaba el aire...

-¿Y cómo crees que me sentí ahora al saber que te irías de mi lado? —murmuró llorando

-Pero porque tú me lo propusiste... por un momento pensé que no funcionaríamos como pareja... pero tú eres todo para mí, no desafié hasta la misma muerte solo porque si

-Eres un tonto, estabas dispuesto a aceptar alejarte de mí... dejándome sola en esta casa...

-Era lo que tú querías que hiciera... y por poco me convencía de que eso era lo mejor...

-¿No te das cuenta que sin ti no podría vivir? —murmuró aun llorando

-Ni yo sin ti —suavemente la hizo girar para quedar de frente a él— no me vuelvas a ocultar nada, por muy insignificante que sea...

-Lo lamento, de verdad no fue con mala intención, yo solo estaba preocupada por ti... no quería que nada malo te pasara... —dijo con sinceridad, con los ojos completamente llenos de lagrimas

La abrazo con fuerza— Y yo lo siento no debí explotar de esa manera... me sentí mal, y dije cosas que no debía... perdóname

-Seiya... —murmuró al sentirse por fin envuelta entre sus cálidos brazos correspondiendo a su abrazo— te amo y comprendo cómo te sentías, no quiero que vuelvas a sentir que no eres fuerte o seguro, porque lo eres...

-Tú me das esa seguridad, por favor... ten confianza en mi, te escuchare siempre y te apoyare aun si no estoy en las condiciones para hacerlo lo hare

-Perdóname Seiya, no quise hacerte sentir así... yo solo buscaba tu bienestar... lo siento, te amo demasiado y no quiero perderte...

-Ni yo a ti bombón te amo —suavemente tomo su rostro entre sus manos acercando su rostro al de ella buscando sus labios

-Te extrañe... —murmuró antes de sentir sus labios y poder corresponderlos lentamente en un beso que expresara todo el amor que sentía por él

La beso con ternura y con todo el amor que sentía por ella, la había extrañado demasiado, se sentía demasiado sensible, pensar en estar sin ella lo mataba.

Poco a poco rodeo su cuello, era tan maravilloso volver a sentir sus labios besándola y sus brazos protegiéndola que ni siquiera pensaba en cómo se le había ocurrido la idea de dejarlo partir, aquel solo pensamiento la hizo abrazarlo más, que sintiera que nunca lo dejaría.

La rodeo por la cintura acercándola más hacia él, no la dejaría partir de su lado jamás, jamás volvería a pensar en esa sola idea, la acerco más hacia él, disfrutando de sus labios que tanto había añorado en ese tiempo.

Sintió una lagrima correr por su mejilla pero esta no era de dolor o miedo era de felicidad, una felicidad completa de poder tenerlo junto a ella, de ser la mujer que él amaba, la futura madre de su hija, de poder volver a sentir sus labios, sonrió en medio de ellos, Seiya Kou era el hombre perfecto para ella— Te amo...

-Te amo mi dulce bombón —se separo un poco de ella pero sin dejar de abrazarla— te amo

-Extrañaba escucharte... —murmuró sonriéndole mientras aun se aferraba a su cuello, pero disfrutando de la enorme satisfacción de poder reflejarse en su mirada

-Y yo sentir tus labios, sentirte abrazada a mí, te extrañe tanto —le sonrió con amor

Sonrió ligeramente acariciando su mejilla— Arruinaste mi sorpresa... —murmuró fingiendo un puchero— ni siquiera dejaste que te diera mi regalo de bienvenida...

-Bueno quizás ahora si puedas dármelo, fingiré llegar, pero primero... creo que huelo muy mal necesito una ducha

-Tonto... —murmuró aun con el puchero para luego sonreír— ¿quieres que te ayude?, ¿te preparo el baño?

-Me encantaría, pero, esta bella señorita debe mantener reposo ¿cómo esta mi pequeña Serenity?

-En perfecto estado... —sonrió soltándose de su cuello— ahora ya se encuentra fuerte y sana...

-Me alegro tanto, moriría si algo les pasara —sonrió acariciando su vientre— ya se empieza a notar mas, vamos a darnos una ducha para después desayunar, bombón, aun hay algo que creo que no te he contado

-Bueno vamos... ¿qué te parece si preparo la tina y me cuentas?

-De acuerdo —sonrió feliz caminando con ella hacia la entrada de la casa

-En la habitación esta todo lo necesario, espero que no te moleste que me haya tomado la libertad de pedirte en mi casa... —sonrió divertida pues prácticamente iban a ir a dejarlo solo para ella, camino con él hacia la habitación donde inmediatamente corrió al baño para preparar lo necesario— ¿Fresas está bien?

-Perfectas, si Darien me dijo que querías quedarte en la casa

-Mmm no es del todo cierto... —dijo mientras continuaba con el agua templándola y en seguida se escuchaba como comenzaba a llenarse la tina— pensábamos venderla pero me la ofreció, yo le dije que lo aceptaría si tú estabas de acuerdo... —salió del baño para tomar su mano y conducirlo dentro—

-Es bastante extraño —sonrió siguiéndola hacia la ducha— a ti te gusta esta casa ¿verdad?

-Mmm si, pero es extraño para mí que nos quedemos a vivir, ya que fue la casa de Darien también… —dijo mientras comenzaba a quitarle la ropa del hospital— que imprudente fuiste al venirte así... mira nada mas... totalmente desnudo... —sonrió sonrojándose— anda entra a la tina...

Se sonrojo entrando en la tina— Bueno... es que tan solo escuchar esa noticia, perdí la noción de todo, y salí corriendo, creo que hice un poco de alboroto en el hospital

-¿Un poco? —Pregunto mientras ella se comenzaba a quitar la ropa— Darien me llamo, tuvieron que darle atención a no se cuanta gente porque te saliste golpeando a medio mundo... —dijo ocultando una sonrisa aunque también un sonrojo, era la primera vez que la vería con aquella creciente barriguita— fuiste muy impulsivo...

-No puede evitarlo, sentí cólera... y no pensé en nada más, de hecho no pensé, seguro debió quedarse preocupado —sonrió observando su vientre— que hermosa te ves

-Gracias... —murmuró sonrojada entrando a la tina detrás de él para poder bañarlo— le pedí que no viniera... estaba dispuesto a volver a internarte en castigo... —dijo tomando una esponja y humedecerla para pasarla por sus hombros— lamento haberte preocupado

-Seguro después buscara una forma de castigarme —sonrió— creo que algo menciono de revocar mi alta

-Pero ya no lo hará... menos ahora que sabe que te encuentras conmigo... —dijo besando su mejilla— últimamente está muy al pendiente de ti...

-Es lógico... que lo este además de ser mi mejor amigo es mi hermano

-¿Qué? —se movió para poder verlo un poco mejor— ¿cómo que tu hermano?

-Si —sonrió feliz— eso es lo que quería contarte, Darien es mi hermano, mmm menor creo yo por una semana

-¿De verdad? —Pregunto volviéndose a recargar en la tina mientras continuaba acariciándolo con la esponja— pero... ¿cómo te enteraste?

-Escuche a mi papá diciéndoselo fuera de mi habitación

-Debió ser difícil para los dos... ahora entiendo porque estaba más preocupado por ti...

-Fue muy difícil para él... y ahora que lo pienso, no hemos hablado al respecto... no hemos tenido el tiempo, lo hable con mi papá, ese mismo día

-¿Y qué te dijo? —Pregunto curiosa, pues con ella ya no había tenido contacto

-Ahora yo tallare tu espalda bombón—Se giro un poco para poderla verla— me dijo que debería estar molesto, y sin embargo me sentía muy feliz, aunque habría sido mejor que lo hubiese dicho desde antes y Darien no se habría sentido solo

-Imagino cómo se sintió Darien... —murmuró sujetándose el cabello con el broche— ¿de verdad estas feliz de que él sea tu hermano?

-Muy feliz —sonrió untando mas jabón en la esponja para tallar su espalda con suavidad— siempre lo considere como tal y saber que es así, no puede enojarme

-Qué extraño es todo esto... tal vez las cosas serian distintas...

-Quizás, lo serian, no lo sé, pero el saberlo nos une más, aun cuando no hemos hablado al respecto —acaricio su espalda con amor

-Tal vez esperaba a que estuvieras completamente recuperado... —dijo disfrutando de sus caricias— ¿que más te dijo tu padre?

-Tienes razón... ha de pensar que aun no lo sé —sonrió— papá quería que él se hiciera cago de sus negocios, le dije que yo podía hacerlo al mismo tiempo de seguir mi sueño, pero no está de acuerdo en que este contigo, pero algún día tendrá que aceptarlo yo lo se

-No me acepta porque aun estoy casada con Darien... eso me haría una mujer divorciada... —murmuró con tristeza— no soy una mujer digna de ti...

-Darien tampoco está de acuerdo en la forma de proceder de mi padre... esta enojado por eso que por ser su hijo, bombón no importa lo que piense mi papá o el resto del mundo, sí es el hombre que más admiro en esta vida pero tú la mujer que amo

-Lo se... pero tampoco quiero que tengas problemas con tu padre... —dijo sonriéndole sutilmente— trata de arreglar las cosas con él... al menos el apoyo de tu madre lo tenemos

-Dale tiempo, lo aceptara —sonrió— lo que hare será demostrarle de lo que puedo ser capaz, seguir por el camino que escogí que eres tú, si fracaso será mi propio fracaso, conozco a mi padre, puede estar renuente, pero sé que su corazón está feliz será abuelo doblemente, aunque creo que aun no lo sabe por parte de Darien

Sonrió ligeramente— Espero que así sea... —se recargo en él— quiero que nuestra Serenity sea la niña mas amada del mundo...

-Lo será, te lo puedo asegurar, porque para empezar nos tendrá a nosotros, y a su abuela, tendrá a su tío y un primo con el cual jugar, porque creo que será niño el bebé de Rei, además están nuestros amigos, ¿te gustaría que Mina y Yaten fueran sus padrinos?, aunque también me gustaría que lo fueran Lita y Taiki

-Mmm esa es una decisión difícil, ambas parejas nos quieren... ¿qué te parece si luego lo decidimos? —Dijo tomando su mano para que acariciara su vientre— con que nosotros amemos a Serenity es más que suficiente...

-¿Y si lo fueran ambas parejas? —Sonrió acariciando su vientre— ¿qué opinas Serenity?, serás una bebé con mucho amor —sonrió masajeando su vientre, sintiendo como se movía— ya viste se mueve

Sonrió divertida— Si, está feliz de escuchar a su padre...

-Serena te amo —sonrió abrazándola acercándola hacia él— soy muy feliz de estar aquí junto a ti

-Te amo Seiya, de verdad ahora me siento más tranquila de saber que estas bien, que puedo escucharte, verte y sentirte... estas semanas han sido un infierno sin ti...

-Sí que lo han sido mi bombón fue un martirio estar en ese lugar, pero ya estoy aquí dispuesto a amarte con todo mi ser —murmuró buscando sus labios mientras acariciaba su espalda—

-Por siempre... —murmuró abrazándolo, sonrió antes de corresponder a sus labios, eran una adicción de la cual no quería salir nunca

Se entrego a sus labios, dispuesto a sentirla por completo, mientras la besaba y acariciaba el contorno de su cuerpo— Te amo, te necesito tanto

-También te necesito mi amor... —murmuró aun con los ojos cerrados, embriagada por el sabor de sus labios

Sonrió bajando sus besos hacia su cuello, aspirando su delicioso aroma combinado con la fragancia a fresas.

-Te amo Seiya... —dijo dejando que sus labios se pasearan por su cuello, cuanto lo había extrañado, esa sensación de bienestar entre sus brazos

-Te amo mi dulce bombón, mi Serena —acaricio sus pechos, con una gran sonrisa— ya los extrañaba

Sonrió sonrojada— Seiya… que cosas dices... —murmuró suspirando profundamente al sentir sus caricias—

-La verdad, me gustan mucho —dijo bajando sus besos hacia ellos disfrutando su sabor

Enterró los dedos en sus hombros al sentir sus besos— Seiya... —murmuró comenzando a perder la cordura— me gusta...

Al escucharla, sonrió disfrutando aun mas de sus pechos presionando el otro con sus manos, mordisqueándolo un poco— Y a mí me encantan

No pudo evitar gemir al sentir sus caricias y besos— ¿Estás seguro que podremos estar juntos? —Enterró mas los dedos en sus hombros aferrándose a él— no deberías descansa...

-Ya he descansado demasiado amor, no hay otra cosa más que desee que estar junto a ti y sentirte, creo que es un buen descanso —acaricio sus piernas con las yemas de sus dedos sintiendo esa suavidad que tanto adoraba— la pregunta es si tu estas en condiciones para que así sea —se detuvo observándola— porque no quiero ponerte en riesgo

Sonrió observándolo— No te preocupes, ya estoy bien... puedo descansar luego mas entre tus brazos... además te extraño demasiado como para dejar este momento inconcluso... solo tú me haces falta en este momento

Sonrió con amor besando sus labios— Yo también te extraño, quiero hacerte tocar el cielo y tocarlo junto contigo —murmuró volviendo a acariciar sus piernas separándolas un poco para acomodarse sobre ella, y poder entrar— te amo

-Te amo Seiya... te amo como jamás amare a nadie... —murmuró dándole pequeños besos— jamás quiero separarme de ti...

-Ni yo de ti, jamás me quiero separar te amo —murmuró sintiéndola de nueva cuenta entre sus brazos, sintiéndose unido a ella— las amare toda mi vida —sin dejar de darle pequeños besos gimiendo de placer, con éxtasis ante esa sensación que despertaba en él— solo tú eres la mujer que más he amado y de la cual no me quiero separar nunca

-Nunca mi amor... nunca... —murmuró aferrándose a su cuerpo, envolviéndolo no solo con sus brazos sino con sus piernas también, sintiéndose de nuevo viva entre sus brazos, sumergida en ese mar de sensaciones que él producía en ella— Seiya...

-Serena te amo te amo —grito su nombre, con cada movimiento, la abrazo aun mas, besándola con ese mar pasiones que solo ella sabia despertar en él— te ame desde siempre y te amare toma la eternidad

-Mi amor... —murmuró sutilmente a su oído sintiéndose en el paraíso junto con él, era el efecto Seiya Kou, entre sus brazos se sentía plena, feliz y segura— te amo, te amo...

-Te amo mi amor —sonrió al sentir esa explosión recorriéndolos a ambos, sonrió satisfecho y con amor apoyando su cabeza sobre su pecho escuchando su corazón— te amo

Sonreía sutilmente aun sintiendo estremecer su cuerpo— No pareces haber salido de una peligrosa operación... ¿qué te hicieron? —sonrió acariciando su espalda— estas mas desinhibido...

-Tenerme encerrado por semanas, lejos de mi amada puede hacer muchas cosas —sonrió contento

Sonrió besando su hombro— Espero que sigas así aunque me ponga como pelota playera...

-Lo seré todos los días, amor, porque solo tu despiertas mis pasiones más bajas

-Seiya... ¿qué cosas dices? —murmuró sonrojada

-En esta casa fue donde me sedujiste y comenzaste a despertar esas pasiones

-Mientras que solo sea conmigo todo estará bien... quiero que me ames, que disfrutes todo de mi, tal como lo hare yo contigo... amarte hasta el cansancio... —murmuró a su oído

-Igual que a partir de ahora tú solo serás para mí, olvidaremos el pasado, y disfrutaremos el presente y el futuro

-Si mi amor, así será... —murmuró abrazándolo fuertemente— te amo Seiya...

-Te amo bombón —sonrió besando sus labios— ¿bueno que te parece ahora si un suculento desayuno?

Hizo un puchero soltándolo lentamente— Hace rato te prepare un delicioso desayuno y me ignoraste...

-Perdóname... no sabía que decir... no fue mi intensión hacerlo, mas bien, no lo pensé

-Se que no actué nada bien, pero creo que ambos hicimos una tormenta en un vaso de agua... porque si lo admito también yo exagere... pero es que nunca me habías gritado...

-De hecho creo que nunca había gritado... perdóname bombón... no sé que me paso...

-Lo que paso es que ambos estamos demasiado sensibles... —murmuró jugando con su oreja— casi no nos hemos visto, hemos estado demasiado tiempo separados... y nos extrañamos demasiado...

-También debe ser obra de nuestra pequeña... ¿de verdad será niña?

Sonrió con ternura— Si... o al menos eso es lo que me dijo el médico que se encargo de mi estadía en el hospital... aunque dijo que aún era pronto pero él está seguro que será niña... yo la verdad no alcanzo a diferenciar... al próximo ultrasonido deberás estar conmigo...

-Yo quería estar desde el primero —hizo un puchero

-Pero no te preocupes, estarás en los demás y el resto de su vida... —sonrió abrazándolo— amo cuando haces esos gestos tan dulces...

-Perdóname bombón, creo que si me siento demasiado sensible

-Estamos demasiado sensibles... —dijo tomando la esponja y humedeciendo su espalda— vamos te preparare de nuevo el desayuno... —se puso de pie con cuidado para tomar un albornoz y cubrirse— se me antojo la mermelada de fresa…

-Ricas fresas eso me gusta —sonrió divertido poniéndose de pie

-Tú tienes la culpa de esos antojos... —dijo tomando otra bata de baño para cubrirlo y aprovechar y robar un beso

-Yo porque siempre me han gustado las fresas

-Pues tal parece que Serenity será una adicta de las fresas... no hago más que pensar en ellas... ves hasta las sales de baño son de fresas...

-Sí que lo será —sonrió divertido— su vida estará llena de fresas quizás deberíamos plantar un huerto de fresas

-Si tal vez... —sonrió después de haberse soltado el cabello— ven hay algo que quiero mostrarte... —lo tomo de la mano para guiarlo a la habitación— primero... ¿que vamos a hacer?, ¿aceptaremos la oferta de Darien o prefieres que busquemos alguna otra casa quizá un poco más pequeña?

-Es curioso... iniciamos aquí nuestra relación, y aquí hemos tenido nuestra primera discusión...

-Mmm prefiero que solo nos enfoquemos en que aquí iniciamos nuestra relación... de hecho en esta misma habitación... —se sentó seductoramente en la cama— y en esta misma cama...

Se acerco sentándose junto a ella— Es raro, pero si a ti te gusta... y parte de nuestros recuerdos se encierran aquí...

-Si me gusta, pero tampoco quiero imponértela... —dijo recargándose en su brazo— ¿qué es lo que tú piensas?

-No sería una imposición, porque a decir verdad también me gusta, el jardín es agradable para correr

Se acerco a su oído— ¿Qué tal reorganizar el gimnasio?, para mis sesiones privadas...

-Sería una gran idea... si re decoramos toda la casa quedara perfecta, como un castillo para mis tesoros que serán tú y Serenity pero dime ¿qué me ibas a mostrar?

-Ah cierto... —sonrió recostándose en la cama para buscar debajo de la almohada el porta retrato— cierra los ojos...

Cerró los ojos sonriente esperando aquel obsequio.

Sonrió tomando su mano para poner en ella el portarretratos y luego darle un beso en los labios— Ábrelos...

Sonriente ante sus cálidos labios abrió los ojos observando el porta retrato— Amor... qué hermoso, ¿es nuestra bebe? —acerco el porta retrato observándolo

-Si... o al menos eso parece... —sonrió divertida— mmm fue el ultimo ultrasonido que me hicieron, me aseguro que es lo más avanzado en tecnología de ultrasonidos... pero aun si no es niña ese es nuestro bebé...

-Que bello —lo acerco a sus labios besando la fotografía— es el fruto de nuestro amor

-Sí, aunque no fue planeada, tener un hijo contigo es lo más hermoso que me pudo pasar...

-Tú eres lo más hermoso que me ha pasado, y nuestro bebé lo hace aun mas que especial, te amo —la abrazo besando sus labios— gracias por darme esta dicha

-Es algo mutuo... —sonrió abrazándolo— no me di cuenta de cuánto deseaba ser madre hasta que apareciste tu... tampoco de cuanto quería ser ama de casa, actriz... o de que tan apasionada podía ser hasta que probé tu cuerpo... llegaste para darle un giro a mi vida...

-Y tu al mío por completo, me diste la fuerza y todo lo que necesitaba para luchar eres mi motivación, eres todo cuanto soñé

-Me alegra... pero te voy a pedir una cosa... y quiero que me lo prometas —dijo separándose para tomar sus manos— se que ambos estábamos sensibles, pero no quiero que si volvemos a discutir me dejes dormir sola o desayunar, comer o cenar... aunque no lo arreglemos antes aunque no me quieras hablar estarás a mi lado...

-Yo lo prometo solo si tú prometes no volver a insinuar siquiera la posibilidad de separarnos... no quiero estar lejos de ti

-Jamás lo volveré a decir, pero es que... —suspiro fingiendo un puchero— me dolió mucho que me gritaras y que me reclamaras una y otra vez... y luego me dejas dormir sola... necesitaba tu calor

-Pensaba entrar a la casa y buscarte para disculparme, pero la verdad es que me quede dormido... me duele un poco la espalda, el pasto estaba muy frio, quizás después de todo aun me siento un tanto débil

-Que irresponsable eres... —dijo preocupada— ¿qué tal que tienes una recaída?

-Solo me duele un poco la espalda... perdóname, yo también necesitaba tu calor, pero no supe en qué momento me perdí en el mundo de los sueños... hasta esta mañana que volví a abrir los ojos

-Y aun así me ignoraste... —murmuró— recuéstate te daré un masaje...

-Perdóname bombón...

-Te perdono siempre y cuando no me vuelvas a dejar con el desayuno servido... —dijo mientras se arrodillaba en la cama para comenzar a darle el masaje

-Lo prometo, no te volveré a dejar sola sin importar que pase

-De acuerdo... —sonrió agachándose a su oído— y si no ya tengo como castigarte...

-¿Cómo? —La observo con curiosidad, disfrutando ese suave masaje

-No te dejare tocarme... al menos por una semana... mmm quizá por dos...

-Noooo eso nooo —hizo pucheros acompañados de ademanes— no me tortures de ese modo, estar lejos de ti ha sido demasiado para mi

-Ese si sería un castigo ¿verdad? —Murmuró sensualmente a su oído— no habría besos apasionados, ni manos traviesas...

-No me castigues de ese modo —se giro para recostarla sobre la cama quedando el encima de ella

-Bueno entonces ya sabes que es lo que no debes hacer...

Se acerco a besar sus labios con amor— Y tu lo que no debes hacer bombón

-Mmm ¿y cuál sería mi castigo si llegara a hacerlo?

-Mmm no escuchar mi voz —murmuró un tanto pensativo

-Entonces es un trato que ninguno de los dos deberá romper... ¿de acuerdo? —Murmuró introduciendo las manos por su bata para sentir su piel

-Trato hecho —se acerco a sus labios para sellar aquel trato

Por entre su bata lo abrazo hacia ella, cerrando aquel trato con sus labios, besándolo como sabia le gustaba y como tanto la hacía delirar a ella, lo había extrañado demasiado como para desaprovechar cada instante.

Abrió la bata de ella para acariciar su cuerpo como tanto la había ansiado esos días, como lo extrañaba sin dejar de besarla, se separo un poco con temor a lastimarla.

-¿Qué pasa? —Pregunto aun desorientada por ese beso

-Amor... no quiero lastimarte —le sonrió con ternura, cuidando no recargar su cuerpo sobre su abultado vientre

Sonrió ligeramente— Creo que podremos probar otras cosas... —dijo de forma picara— ¿no te parece?

Sonrió— Yo creo que si... ¿cambiamos?

Sonrió abrazándolo para en seguida hacer que se recostara en la cama y ella sobre él— Debemos preguntar sobre esto a mi doctor... ¿no te parece? —Murmuró abriendo lentamente su bata—

-Opino lo mismo, no quiero que nada le pase a nuestro tesoro —le sonrió tomándola de la cintura, acariciando su espalda

Cerró los ojos al sentir sus caricias para ese momento dejo caer su bata y se concentro en sentir sus manos— Estoy segura que nada le pasara... —murmuró sintiendo su piel cálida entre sus manos

-Te amo bombón —la observo con amor— me gustas mucho

-Y tu a mi me fascinas... —murmuró besando su pecho suavemente— te deseo tanto...

-Deseo amarte y sentirte unida a mi amor, deseo estar junto a ti por el resto de mis días te amo tanto Serena —cerro sus ojos disfrutando de sus caricias y sus besos—

Sintió estremecer su cuerpo al escucharlo y al sentir efecto que tenía en él— No sabes cuánto te extrañe Seiya... —murmuró mientras recorría su pecho con sus besos y sus manos terminaban por quitarle la bata

-Te extrañe tanto, no sé como soporte tanto tiempo sin ti, te necesito vida mía

-¿Que tanto me necesitas? —murmuró rosando su cuerpo al suyo para provocarlo—

Gimió agitando su cuerpo placenteramente— Mucho

-¿Mucho? —murmuró incorporándose un poco quedando a horcajadas sobre él dibujando cada línea de su bien trabajado abdomen— quizá tanto como yo...

-Creo que he perdido un poco la forma —sonrió— bombón... quiero sentir tocar el cielo a tu lado una vez mas

-Para nada amor... sigues teniendo un cuerpo atractivo... —dijo mientras se acomodaba para ser ella quien guiara ahora los movimientos de su entrega— tanto que me haces desearte mas y mas...

-¿De verdad?, todo ese suero me hizo perder un poco la forma —cerro sus ojos al sentir como poco a poco se unían gimiendo, excitado por esa sensación nueva— esto me gusta mucho

Esta vez enterró sus dedos en su abdomen al sentir como se unía a él— ¿De verdad te gusta? —murmuró pues también para ella era una experiencia totalmente distinta

-Mucho —murmuró moviéndose un poco sintiéndola, la sujeto aun mas su cadera— te amo

-Seiya... —murmuró sintiendo como ambos comenzaban a estar sincronizados para ese momento, podía sentirse tan unida a él

-Serena —su respiración se acelero, sentirla de ese modo era algo nuevo y muy excitante para él—

Sonrió sintiendo su cuerpo totalmente fundido en él— Te amo... —murmuró entre los gemidos de placer

-Te amo —murmuró disfrutando de ese instante como si del primero de muchos se tratara, y sabia que jamás dejaría de amarla y disfrutar cada sensación que despertaba día a día

Aquella nueva situación le dio una perspectiva diferente, era maravilloso poder sentirse con el poder de manejar la situación, de llevarlo a la locura, de despertar sus más bajas pasiones como él lo había mencionado, pero sobre todo estar en ese momento así entre sus brazos, entregándose a él con cada poro de su piel, con la intensidad que el momento ameritaba, dejándose llevar por la pasión y el amor.

La recibió con los brazos abiertos hasta tocar junto ella las estrellas, esas bajas pasiones esa sensación que tan solo ella y nadie más podía y despertaría en el jamás— Bombón... —murmuró agitado

Tan solo dejo escapar un profundo gemido placentero al llegar al final de su encuentro, dejándose abrazar, sujetándose de su cuello con fuerza, sintiendo como ambos tocaban el cielo al mismo tiempo.

-Bombón —murmuró respirando agitado acariciando su espalda y su cabello

Respiro profundamente algo agitada de aquella nueva experiencia— Te amo Seiya... —murmuró sintiendo su piel erizarse al sentir los últimos vestigios de ese clímax

-Te amo bombón... —sonrió satisfecho y muy feliz, la felicidad que habitaba en su corazón— creo que ahora si debiéramos bajar a desayunar

-Sí, muero de hambre... —dijo besando suavemente sus labios— por hoy ya fue mucho... debemos descansar... —Sonrió sonrojada

-Si descansemos mi bombón —sonrió amorosamente— te consentiré yo preparare la comida

-No amor… yo la preparare... de hecho creo que deberías darte otro baño... mientras te preparo el almuerzo... —dijo bajándose de él

-De acuerdo lo hare, pero tú también mi bombón estas sudando

-Lo hare cuando tenga la comida lista... si me vuelvo a meter al baño contigo es posible que no comamos hoy... —Sonrió volviendo a tomar su bata para cubrirse— anda date un baño y luego bajas...

-De acuerdo lo hare —se levanto caminando hacia el baño sin preocuparse por tomar la bata—

Sonrió observándolo— Seiya... —se acerco a la puerta del baño— eres el mejor cuerpo que pude tener para mi... —sonrió observándolo

Se sonrojo— ¿De verdad te parece?, lo cuidare para ti

Sonrió notando su sonrojo— Mas te vale... porque deseo mas de ti de lo que tuve esta mañana... —le envió un beso con el dedo índice— te espero abajo no tardes y por favor vestido si no, no respondo...

-Está bien la ropa esta en el closet ¿verdad? —sonrió entrando a la regadera para ducharse

-Si amor todo está en el closet... disfruta el baño, nos vemos abajo... —sonrió cerrando la puerta, no podía quitar esa sonrisa de su rostro, estaba feliz y satisfecha, Seiya era el hombre perfecto, era el hombre con el que tarde o temprano estaría casada

Se metió a duchar muy feliz, momentos así sabia que los disfrutaría toda su vida— Te amo bombón…

La mañana se les había ido bastante rápido, ya pasaban del medio día, cuando ya estaba todo listo para que ambos comieran, se encontraban sentados a la mesa— Todo se ve delicioso

-Espero que te guste todo... —dijo al llevar una jarra de agua— tu dieta es diferente pero no por eso deja de ser saludable...

-Tú también debes comer saludable —le sonrió— es increíble que podamos pasar un momento así, me siento feliz, pero no hay carne —hizo un puchero

-Aun no puedes comer carne... —dijo dándole un beso antes de sentarse— ¿por qué te parece increíble?, ya lo hemos hecho antes...

-Pero ahora es diferente... —le sonrió con amor— podemos gritarlo al mundo, y todo es magnifico

-Mmm cierto... —dijo comenzando a comer la ensalada que había preparado para ambos— sobre eso... creo que lo mejor será que nosotros mismos digamos las cosas... que tenemos una relación

-Si... tienes razón, lo hablaremos en la conferencia que se dará para el estreno de la serie ¿te parece? —Comenzando a comer— esto es delicioso

Sonrió feliz de que le gustara su comida— Por cierto... ¿qué clase de relación tenemos?, no somos novios porque aun no me lo pides, no somos amantes porque no tenemos a quien engañar, ¿qué vas a responder si te preguntan?

-Mmm ¿qué tal prometidos? cierta señorita me pidió casarme con ella hace unos días

-Mmm entonces espera... —se puso de pie y se fue corriendo hacia la habitación— no te muevas de ahí… —grito desde arriba

-De acuerdo aquí me quedare —sonrió divertido y un tanto extrañado mientas comía—

Bajó lentamente escondiendo sus manos atrás— Bien en vista de que yo te seduje, que yo te busque y por lo mismo yo te propuse matrimonio... —se acerco a él haciendo que se girara en la silla para poder sentarse en sus piernas— y de que aceptaste... necesito algo que diga que eres mío y aquí esta... —saco un anillo hecho con un fragmento del listón del osito que le había dado— oficialmente eres mi prometido...

Sonrió estirando su mano— Para mí es todo un placer haber sido seducido por tan bella actriz, acepto con toda mi alma ser tuyo para siempre —soltó la liga que ataba su cola de cabello soltándola— por ende acepta ser mi prometida, te entrego este listón como símbolo de mi amor —tomo su mano atando la liga a su dedo

Sonrió feliz observando cómo le colocaba el símbolo de su amor— Acepto mi guapo, galante y seductor osito... acepto ser tuya para siempre... te amo Seiya... —dijo antes de besar sutilmente sus labios

Rodeo su cintura besándola con felicidad, de ser de ella así como ella era suya, ambos se pertenecían mutuamente y no existía ya nada que pudiera opacar o terminar con esa felicidad que embargaba su corazón.

Apenas comenzaba a disfrutar de sus labios a plenitud cuando escucho el timbre, seguramente alguna visita inesperada pero que bien podría esperar unos segundos más, se abrazo a Seiya profundizando un poco más el beso.

Sonrió entre sus labios al escuchar la puerta, la abrazo aun mas acariciando su espalda— Te amo

-Te amo... —murmuró dándole una suave mordida— iré a abrir... aunque no quisiera pero entre más rápido entren más rápido se irán —sonrió de forma picara

Le sonrió— De acuerdo, ve abrir, mientras sigo comiendo

-Te amo... —dijo poniéndose de pie y en seguida caminar hacia la puerta y en seguida hacia el portón abriendo

-Ya era hora que abrieras, ya no me llamaste y me quede preocupado, ¿cómo está Seiya?

-Perdón Darien... —sonrió divertida— pasa... está bien de hecho estamos comiendo...

-Menos mal —suspiro aliviado, entrando a la casa

-Lamento no haberte llamado, pero bueno como comprenderás las cosas no estuvieron muy bien al principio... —dijo cerrando la puerta para caminar hacia la entrada principal— de hecho la molestia le duro hasta hoy por la mañana...

-¿Tanto tiempo? —Murmuró sorprendido— bueno no era para menos, enterarse por un noticiero que estuviste a punto de abortar no debió ser agradable

Seiya al escuchar voces se levanto observando al visitante— Darien hola...

-Ya me disculpe... —dijo Serena sonriendo apenada

-Pero ni parece que no te hubieran operado, estas como si nada... ¿cómo te sientes? —Dijo Darien entrando a la casa

-Mejor que nunca, gracias —se acerco para saludarlo, abrazándolo— es bueno verte

-Sí lo es... —Sonrió palmeando su espalda— es bueno ver que estés tan bien...

-Todo es gracias a que eres un buen cirujano, pero sin duda ya extrañaba a mi bombón, Darien gracias, me has vuelto a salvar la vida, no sé cómo pagarte lo que has hecho por mí

-No tienes nada que agradecer era mi deber... —dijo Darien sonriéndole

-Bueno yo voy a servirte, de seguro aun no comes... y tu Seiya sigue comiendo que no has probado bocado desde ayer...

-Ya voy —hizo un puchero— anda ven a comer con nosotros

-Sí, gracias, pero si te voy a regañar, ¿cómo que no has comido? —pregunto sentándose a un lado de él—

-Pues es que yo... —murmuró avergonzado al recordar lo sucedido— me quede dormido en el jardín

-¿Estás loco Seiya? —Pregunto molesto— tu operación no fue cualquier cosa... estoy pensando seriamente en hacer que vuelvas al hospital...

-No por favor, lo que quieras menos eso, no es por nada pero ¿cómo soportas estar día y noche en ese hospital?

-Es mi trabajo... —dijo con seguridad— amo lo que hago, pero ese no es el tema, Seiya si no te cuidas tendré que enviarte de nuevo al hospital... ayer ni siquiera esperaste a que te diera las indicaciones de cuidado, ni el medicamento que deberías tomar...

-¿Todavía debo tomar medicamento? —Hizo una mueca mientras se sentaba de nuevo para comer—

-Claro... ¿qué pensabas?, Seiya debes tener ciertos cuidados... nada de esfuerzos... —dijo viendo cómo salía Serena con un plato y un vaso para él

-Ya lo regañe pero es como un niño chiquito... —dijo Serena sonriéndole a Seiya—

-Yo no soy un niño, hare lo que quieras, pero no me hagas regresar al hospital

-De acuerdo... por suerte le pude pasar a Serena la dieta que deberás llevar al menos por un mes... podrás ejercitarte pero solo un poco... nada que implique esfuerzos de ninguna índole...

-¿Correr?, ¿ejercicios básicos?, me cuidare, lo prometo

-Yo me encargare de que así sea... —sonrió Serena sentándose frente a Seiya— entendiste nada pero nada de ejercicios...

-Pero acaba de decir que si puedo hacerlos, me voy a marchitar si no los hago —murmuró mientras comía

-Puedes hacerlos siempre y cuando no te sobre esfuerces...—dijo sirviéndose un poco de agua—

Serena se le quedo viendo fijamente para que entendiera a qué clase de ejercicios se refería ella— Come...

Entendió su mirada— Aunque quizás pueda hacer un poco de esfuerzo como los de esta mañana —murmuró solo para que ella lo entendiera

-Nada que tenga que ser de demasiada fuerza... sería peligroso para ti... —dijo Darien mientras comenzaba a comer

-Mmm creo que mejor me voy a descansar...—dijo Serena sonrojándose

Seiya le sonrió— Debes hacerlo, o me enojare si no te cuidas, ¿dime Darien que cuidados debemos tener?

-Mmm por tu parte ya te dije, además de tomar el medicamento que te traje... y de parte de Serena no se qué indicaciones le habrá dado el médico pero igual creo que no estaría de más que tomara vitaminas... —dijo observándola que ponía una cara de asco

-Si es así, dime que vitaminas deben ser y me encargare de ello

-Bien esto es extraño... así que mejor me voy a dormir un rato, Darien no lo distraigas mucho porque no durmió bien anoche y debe descansar...

-No lo hare, anda descansa, yo no demorare en marcharme —sonrió ligeramente

-En un rato más te alcanzo, bombón

-Con permiso... —sonrió ligeramente sonrojada, aquella situación era por demás extraña, aunque quizá debía acostumbrarse

Darien espero hasta que subiera las escaleras para continuar— Espero que no hayas hecho uno de tus arranques de molestia...

-Quizás hice alguno —murmuró jugando con el tenedor, aun estaba avergonzado—

-Ni siquiera te pudiste esperar a que te cambiaras, yo te iba a traer...pero bueno al menos comprobaste que se encuentra bien

-Me asuste mucho, y sentí cólera y mucho miedo... fue algo demasiado impulsivo, y por primera vez en mi vida le grite a alguien... me siento demasiado avergonzado, no sé que me sucedió...

-¿Le gritaste? —Pregunto sorprendido— eso sí es nuevo... te he visto una o dos veces enojado pero ¿gritar?

-Yo también me siento muy sorprendido, pero es algo que no volveré a repetir... por un momento nos planteamos la posibilidad de no estar juntos, pero no concibo un día sin ella ese tiempo en el hospital fue infernal...

-Seguramente fue ella quien te dijo que se separaran... —dijo con una sutil sonrisa para luego continuar comiendo

-La conoces bien —le sonrió— esto es raro sin duda, pero me siento feliz hermano

-¿Hermano? —Murmuró dejando el tenedor en el plato— ¿así que ya lo sabes?

Sonrió feliz— Si... sin querer escuche su conversación

-Ya veo... —murmuró tomando un poco de agua para aclarar sus ideas— ¿y qué opinas?

-Que debió decirlo desde antes...

-De cualquier forma eso no cambia mi forma de pensar... lo respeto pero... no sé si algún día lo aceptare como un padre

-Ya lo sabia... tu y él se parecen demasiado, son obstinados y orgullosos... sé que no soy el hijo perfecto que esperaba, tu si lo eres, pero aun así nada cambiara, yo seguiré el camino que elegí y luchare por mi felicidad... pero si es posible, el Darien que veo frente a mí, se que algún día perdonara los errores de nuestro padre, así como nos hemos perdonado mutuamente para poder ser felices, mamá lo perdono seguramente, en su momento ¿por qué no hacerlo nosotros?

-No compares Seiya... lo que tú y yo hicimos es distinto a lo que tu padre hizo... oculto demasiado tiempo la verdad...

-Si es distinto, pero piensa un poco, una hipótesis que por fortuna es diferente —sonrió— que hubiera pasado si el bebé de mi bombón hubiese sido tuyo y a su vez el hijo que Rei espera también lo es, ¿qué habrías hecho?, porque seguro algo así le sucedió a nuestro padre, si tan solo nos llevamos unos días de diferencia

-Pero no es así Seiya... Serena está esperando un hijo tuyo y Rei... bueno ella es otra situación... —dijo pensativo— y en dado caso debió decirnos desde antes...

-Quizás tuvo sus motivos o simplemente no se atrevió, por fortuna el bebé de Serena es mío y me siento más que feliz, y tú no perdiste esa ilusión gracias a Rei...

-Creo que en este momento no deberíamos hablar sobre tu padre... yo aun tengo mucho que pensar... porque simplemente sí lo reconozco no quiero que este sobre mí como lo hace contigo...

-Aun que así sea sé que tu no lo permitirás, el debe entender que cada uno ha tomado su camino, creo que es turno de él reconocer sus propios errores y tocar fondo ¿no lo crees así?

-Si es posible... pero no creo que lo haga, de hecho me pidió la dirección del lugar donde te quedaras... quieren verte pero lo oculte porque no quiero que con sus comentarios ofenda o agrada a Serena y por tu bien para que estés tranquilo...

-Hiciste bien gracias, quizás poco a poco entienda, lo sé muy bien, tengo esa esperanza, después de todo será abuelo, pero bueno sin importa si lo perdonas o no estoy feliz de que seas mi hermano

Sonrió ligeramente— Para serte sincero... yo también y pues ahora quiero pedirte disculpas por todo lo que hice...

-Olvidemos el pasado y volvamos a comenzar... será extraño lo sé considerando la situación, pero no quiero estar lejos de mi mejor amigo y ahora hermano

-Es por demás extraño... —murmuró encogiéndose de hombros— de hecho me siento raro de estar aquí como un invitado mas...

-Si cuando yo vine por primera vez, yo era el invitado que ironías

Sonrió ligeramente divertido—Si, creo que esa es la palabra, ironía... pero bueno creo que las cosas ahora están como deberían... por cierto... —se puso de pie llevando el portafolio con él hacia el comedor— aquí está tu medicamento... —dijo al momento que sacaba los frascos— aquí está la indicación de como tomártelos y también esto... —saco un folder entregándoselo— creo que esto comprueba que quiero redimirme de mis errores...

-¿Y esto qué es? —después de tomar las medicinas e indicaciones las dejo a un lado, para tomar el folder y abrirlo

-La demanda de divorcio... solo falta la firma de Serena, como es de común acuerdo es mucho más fácil... —sonrió divertido— será nuevamente Serena Tsukino

-Y con toda libertad podre decir que es mi prometida —sonrió feliz observando los documentos— se los daré más tarde, y te los llevare al hospital si así lo deseas

-Tú debes descansar... —sonrió ligeramente— ¿así que ya comprometidos? vaya ni siquiera se pudieron esperar...

-¿Como poder esperar después de todo ese mes encerrado?

-No esperar a que estuviera divorciada... —dijo fingiendo seriedad— ahora entiendo lo que sintió Serena cuando se supo engañada...

-En dado caso hermano mío has probado una cucharada de tu propia medicina —se burlo un poco— ¿Rei ya sabe de la demanda esta lista?, seguro estará contenta e impaciente de que seas solo para ella

-Aun no, apenas se lo voy a informar, pero si es lo más seguro, que este feliz... —Sonrió

-Pues qué esperas cómprale flores y su postre favorito y ve a ella aunque seguro esta de turno en el hospital —se quedo pensativo

-Si así es, por eso vine a traerte tu medicamento y la sorpresa para Serena... aun tengo tiempo de prepararle una sorpresa a ella...—respiro profundamente— bueno ya los dejo para que descansen...

-Nos veremos pronto, entonces, —se puso de pie— ¿por cierto cuando crees que pueda volver a las grabaciones?, seguro Yaten estará ya impaciente

-Mmm dentro de tres días ve a al hospital para tu revisión y posiblemente ahí te digamos cuando puedes volver a las grabaciones...

-Así lo hare, te veré en tres días —sonrió muy contento, acercándose para abrazarlo— estoy feliz de que seas mi hermano

-Eso es lo único bueno que salió de esto... —dijo abrazándolo

-Tu felicidad y la mía y poderla compartir como hace años soñamos—correspondió el abrazo

-Tardamos pero lo conseguimos... —dijo soltándolo— a menos que Serena decida huir... —Dijo bromista

-No huira si no es conmigo —le guiño un ojo

-Bien como digas... —dijo sonriendo— anda ve a darle las buenas noticias ya conozco el camino...

-Así lo hare —tomo la medicina y el folder, para enseguida subir las escaleras, para ir hacia la habitación— te veré en tres días

-En tres días no lo olvides... —dijo antes de continuar de camino hacia la salida—

-No lo hare —subió a toda prisa las escaleras

Tenía el televisor encendido cuando escucho que Seiya subía las escaleras por lo que cerró los ojos fingiendo que dormía, una de sus peores actuaciones.

Abrió la puerta muy feliz, la observo— Ou creo que se durmió —se acerco a la cama, recostándose junto a ella, dejando el folder sobre el buro de un lado, para enseguida abrazarla con amor besando su mejilla— bombón

Abrió los ojos al no soportar fingir— Buh...

-¿Estabas despierta? —Le sonrió con ternura, acariciando su mejilla

-Si... estaba viendo una caricatura... pero te escuche venir y te quise asustar pero creo que no funciono... —dijo acurrándose entre sus brazos—

-Entonces veamos juntos la televisión pero traje una sorpresa para ti, bueno de hecho es de parte de Darien

-Ah si... ¿qué es? —Pregunto sentándose

Se sentó tomando el folder del buró— Solo falta tu firma y serás libre —Le entrego el folder

-¿Libre? —murmuró tomando el folder para abrirlo, sonriendo al instante— el divorcio... entonces pronto nos podremos casar...

-Así es, y para la conferencia, podremos anunciar nuestro compromiso sin ningún problema, así que Señorita Serena Tsukino, además de ser mi prometida, ¿quisiera ser mi novia? —Tomo su mano con suavidad con una gran sonrisa—

Sonrió aun mas al escucharlo, sin dudarlo lo abrazo— Claro que si... como podría ser tu prometida sin ser primero tu novia... —se separo para darle pequeños besos— te amo, te amo...

-Y yo a ti te amo, te amo —la abrazo con amor correspondiendo a sus besos— eres lo que siempre soñé te amo bombón

-Estoy tan feliz... —dijo abrazándolo de nuevo— me dan ganas de gritar... de decirle a todo el mundo que soy tan feliz...

-Ahora podremos hacerlo bombón ya no hay nada que nos lo impida —acaricio su espalda con cariño, besando sus labios

-Te amo... —murmuró entre sus labios, no podía borrar esa sonrisa de felicidad que tenía en su rostro, ahora todo estaba bien, su hija, su novio y futuro esposo, en lo que menos pensaba en ese momento era en su carrera pero por la cual también debía luchar junto con él

-Te amo —beso con amor sus labios, más que feliz de poder tenerla entre sus brazos, sentirla por completo suya sin atadura de ninguna índole

Sonrió acariciando su mejilla— Recuerda nada de ejercicio pesado... —murmuró entre sus labios

Hizo un puchero— Bueno, tu también debes descansar... quiero quedarme contigo abrazándote

-¿Pensaste que dejaría que durmieras solo o que yo dormiría sola? —Pregunto sorprendida— para nada osito... a partir de hoy estaremos juntos en todo momento... aunque te fastidies de mi...

-Jamás me fastidiaría —la hizo recostarse recostándose a su lado abrazándola— te amo y no me voy a separar de ti nunca

-Eso me gusta... —sonrió abrazándose a él usando su brazo de almohada— por cierto mañana quiero ir de compras... la ropa ya no me queda...

-Iremos de compras entonces, pasaremos un día muy agradable, compraremos cosas para Serenity

-Pero tu aun no puedes salir... recuerda que debes descansar...

-No es justo quiero ir contigo —hizo un puchero abrazándola con suavidad jalando las cobijas para cubrirse

-Mmm hagamos algo... ¿qué te parece si hacemos compras virtuales y que nos traigan todo?, así yo no tengo que salir y compramos juntos...

-Eso me gusta más —sonrió divertido— compras virtuales suena bien

-De acuerdo, mañana iremos de compras entonces... —sonrió acurrucándose junto a él, no podía pedir nada mas, todo lo tenía en ese momento para ella, tomo su mano y la llevo a su vientre— quiero que nuestra bebé te sienta...

Acaricio su vientre con amor, abrazándola aun mas— Que dicha y que felicidad, Serenity será muy feliz con nosotros, —murmuró aspirando su aroma sonriendo, el cansancio comenzaba a vencerlo quedándose dormido con esa gran sonrisa llena de felicidad que solo su bombón le brindaba

X-X

Notas de Autora:

¿Qué dijeron, estos ya se pelearon de nuevo?, jajaja pues no, fui mala lo sé, pero no quería un capitulo tan largo así que aquí estamos de nuevo, con la miel a todo lo que da, ¿díganme que se imaginan para lo que falta?, que de una vez les digo, si, aun nos faltan unos cuantos capítulos para llegar al final.

Lo que pensamos seria una historia corta se convirtió en esto, una historia en la que ya alcanzamos los 25 capítulos, y es que cuando se trata de romance pues no nos podemos contener, y menos si es con Seiya y Serena.

Queremos agradecer por sus reviews a: Katabrecteri, ShelydeKou, Nee21dolfin, angeles24, selene kou chiba, LunyTa koU, CONEJA, Polvo de Estrellas, TsukinoDiamante, conejita2401, sweet-kou, lamentamos haberlas hecho sufrir en el capitulo pasado, pero pues si se fijan es la primera discusión que tienen, como dijo Serena, era la primera vez que le gritaba y andaban sensibles :P pero bueno ahora si ¿a poco no escurre miel de sus monitores?

Ahora si chicas nos vemos la semana que entra, recuerden actualizamos cada semana, y por ahí les voy adelantando que próximamente verán actividad en cierta historia que tenia detenida, pero eso ya cuando vayamos llegando al final de esta historia, por lo pronto queremos agradecerles su apoyo y comprensión, las queremos mucho lindas y fieles lectoras, abrazos y besos, que tengan un excelente inicio de semana.

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou