Capitulo 26

Había pasado a comprar un ramo de rosas rojas y otras cuantas que usó para quitarle los pétalos, había hecho un camino hacia la sala donde estaba un par de cojines en el suelo, y la mesa arreglada con una vela en el centro y las luces tenues de la sala, servido algo de sushi y una pequeña tarta de kiwi, estaba impaciente abanicándose con la carpeta que contenía una copa del acta de divorcio, ahora solo le quedaba esperar pacientemente a que ella llegara.

Llegaba a casa, al bajar de su auto, bostezó, había sido un día por demás tranquilo salvo por la ultima hora que fue un poco estresante, camino hacia la puerta abriéndola— Ya... —guardo silencio al ve el camino de pétalos— ¿y esto? —Sonrió caminando por el camino trazado hacia la sala—

-Bienvenida a casa... —dijo acercándose a ella con el hermoso ramo de rosas— la cena está servida...

-Darien —sonrió tomando las rosas entre sus manos— que hermosas, gracias, que bello esta todo —murmuró observando la decoración— no sabes lo feliz que me haces

-Bueno tenía que hacer algo especial para celebrar, ya que ambos hemos estado demasiado ocupados en el hospital como para dedicarnos un poco de tiempo...

-Si tienes razón —sonrió besando su mejilla— las pondré en agua, son bellísimas me encantan, pero ¿qué hay que celebrar?

-¿Preguntas que hay que celebrar? —Dijo incrédulo— no te parece suficiente que podamos estar juntos sin ningún impedimento, que estés esperando un hijo mío, que por fin te confesé que te amo... ¿quieres mas detalles?

Sonrió divertida, poniendo las flores en un jarrón, para enseguida volver a su lado— Mmm tienes razón, pero te conozco bien y estoy segura que tienes algo más para mí

Sonrió divertido— Presumes que me conoces bien... pero la verdad no, todo esto no es más que el preámbulo para llevarte a la cama...

Sonrió seductoramente— ¿Así que solo desea llevarme a la cama doctor Chiba?, veamos que tenemos aquí —se acerco a la mesa sonriendo feliz, de estar junto a él— sushi que rico

Sonrió acomodando el cojín para que se sentara— ¿Tienes hambre?

-Mucha hambre —se sentó sobre cojín acomodándose cuidadosamente— esto es muy romántico

-¿Te parece? —Pregunto sentándose a un lado de ella— la verdad es que nunca tuve este tipo de actos románticos... tú lo sabes

-Entonces debo considerarme afortunada —tomo unos palillos separándolos, para enseguida tomar un sushi y mojarlo en salsa de soya y acercárselo a él para que comiera— flores y una cena romántica

-Mucho más de lo que alguna vez imagine a tu lado... —dijo abriendo la boca para comer

Sonrió al ver que se lo comía para después tomar otro para ella, y comerlo— De mis favoritos, sin duda Darien Chiba me conoce, y aunque odio admitirlo siempre tuviste razón

-Mmm ¿razón en qué? —Pregunto sirviendo un poco de agua mineral para ambos—

-¿Agua mineral y no Whisky?, eso sí es nuevo —sonrió— la tenias al decir que no podría olvidarte y ser feliz con alguien más que no fueras tu

Sonrió con arrogancia— Ten cuidado Rei Hino que puedo volver a ser el mismo maldito que fui...

-¿Serias capaz de arriesgarte a perderme? —sonrió con la misma arrogancia que él

-Para nada... —sonrió divertido— más bien estoy dispuesto a atarte a mí para siempre...

-¿Y cómo piensas hacer eso? —Sonrió tomando un poco de agua

-Pidiéndote que te cases conmigo... —murmuró entregándole una pequeña cajita negra—

Abrió sus ojos sorprendida, escupiendo el trago de agua mineral— Darien —murmuró tomando una servilleta para limpiarse

Sonrió al ver su reacción— ¿Estás bien?

-Si —respiro profundamente, observándolo— acostumbras a darme sorpresas en los momentos menos propicios —sonrió observándola la cajita— casarnos, no hay otra cosa que desee más que eso

-Esa cajita viene con esta carpeta... —dijo extendiéndole la carpeta

Coloco la cajita en su regazo— Cuida del tesoro que nos da tu papi —murmuró a su pancita para enseguida tomar la carpeta y abrirla— ¿qué es? —Murmuró leyendo con atención el documento— es... —sus ojos se llenaron de lagrimas de felicidad, la dejo a un lado para enseguida arrojarse a sus brazos— Darien... acepto ser tu esposa

Sonrió feliz abrazándola— De ahora en adelante la única mujer en mi vida... —murmuró besando su cabello— gracias Rei por aceptarme...

-Lo que siempre anhele mi sueño eres el único capaz de hacerlo realidad —murmuró abrazándolo con fuerza— te amo Darien

-Te amo Rei... —murmuró tomándola suavemente del hombro para acariciar su mejilla— se que no he sido el mejor hombre que pudiste conocer, pero estoy dispuesto a remediarlo, a consentirte cada día de nuestra vida juntos... porque no quiero volver a sentirme vacio sin ti...

Lagrimas surcaban su rostro— No quiero vivir distanciada de ti, quiero gritar lo mucho que te amo, no quiero ocultarme más entre aquellas habitaciones donde guardábamos las apariencias, quiero ser todo para ti

-Y así será, lo prometo... solo una firma y seré tuyo para siempre... —la abrazo acariciando su espalda, mientras besaba su cabello— eres una gran mujer y no quiero perderte...

-Darien tu eres un gran hombre el hombre que siempre ame —se separo un poco de él para observarlo— el más romántico que pude conocer, orgulloso y egoísta, tierno y cariñoso además de ser un gran amante, pero solo quiero que seas mío y de nadie más, ya no te voy compartir con nadie

-Harás que mi ego suba... —dijo sonriéndole— no te preocupes Rei, jamás tendrás que compartirme con nadie, cometí muchos errores, pero he aprendido de ellos, además tu desde un principio fuiste la mujer indicada para mi... discúlpame si te hice sufrir tanto... —acaricio suavemente su mejilla— no volverá a pasar...

-Más vale que así sea Darien, por que no te volvería a perdonar —sonrió abrazándolo

-No tendrás la necesidad de perdonarme... —dijo abrazándola— te amo y no te perderé de nuevo...

-Te amo —cerro sus ojos, sintiéndose protegida y amada entre sus brazos, sintiendo esa sensación de amor que tanto había anhelado

Poco a poco hizo que su rostro quedara frente a él y acaricio su mejilla y sus labios— Te ves hermosa... la maternidad te sienta muy bien... —dijo fijando la mirada en sus ojos

Se sonrojo sonriéndole— Mi vientre ha crecido más de lo esperado... quizás no me luzcan bien aquellos camisones de seda que tanto te gustan

-Y que importa si me harás el hombre más feliz del mundo al tener un hijo nuestro... además no hay etapa más bella en una mujer que cuando va a ser madre…

-Darien —le sonrió con ternura y amor— un hijo nuestro... que felicidad... perdóname al inicio cuando me entere, me sentí desdichada, pero era porque no estabas a mi lado, a tu lado seré la mujer más feliz del mundo

-Shhh... —Coloco su dedo índice en sus labios— ya no hablemos del pasado, ahora nos enfocaremos en el presente y en que te amo... —dijo besándola antes de que volviera a interrumpir su momento romántico, de los cuales eran pocos

Lo abrazo correspondiendo a sus labios, los había anhelado sentir, era un beso diferente a todos los que anteriormente se habían dando, había entrega total y sobre todo amor.

Lentamente la hizo que se acercara mas a él, acariciando su espalda, disfrutando de sentir sus labios, si bien no podría dejar de lado esa pasión que despertaba con solo verla se la demostraría con todo el amor que le profesaría a partir de ese momento, no solo a ella sino a su hijo.

Se acerco más a él abrazándolo, acariciando su cabello, la pasión entre ellos era inevitable pero combinada con ese amor que sentía por él y que siempre había sentido, pero hasta ese momento lo dejaba libre por completo, se aferro más a sus labios, sin querer apartarse de ellos.

La recargo suavemente en el sillón para poder seguir disfrutando de sus labios, lenta y profundamente a su entera satisfacción pero también como sabía que a ella le gustaba, bajo acariciando su cuerpo hasta que poso la mano sobre cintura.

Disfruto de sus besos, sabia como besarla, y como arrancarle suspiros producidos por sus caricias desde lo más profundo de su corazón, suavemente, acaricio su pecho buscando los botones de su camisa, pero sin desabotonarlos aun.

-¿Porque tan modosita? —Pregunto con una sonrisa tomando su mano para que la dejara sobre el botón— ¿ahora no los arrancaras?

Abrió sus ojos con una sonrisa— No… esta vez no, quiero disfrutar cada momento como nunca antes —le sonrió— además aun no puedes hacer mayor esfuerzo ¿o sí?

-Mmm eso ya lo veremos... —sonrió, se acerco a apagar la vela y en seguida empujar un poco la mesa— tengo mucho tiempo deseando hacerte mía... y hoy no te dejare escapar... —dijo haciendo que se recostara sobre los cojines

-¿En verdad tan desesperado esta mi bestia salvaje? —Sonrió dejando que la recostara sobre los cojines

-¿Acaso tu no deseas estar conmigo? —Pregunto enarcando una ceja

Se sonrojo y a toda respuesta tomo su rostro entre sus manos acercándolo hacia ella para poder besarlo dando su respuesta en un beso lleno de pasión y amor.

No tardó en corresponder, dejando su peso a un lado de ella, enfocándose en sentir sus labios, en acariciar su cuerpo, lentamente, pasando por su vientre dejando la mano sobre él.

Acarició su rostro posando sus manos sobre su cuello mientras lo besaba disfrutando ese instante, la mano en su vientre hizo que su cuerpo se erizara, sintiendo movimiento dentro de este.

Nuevamente volvió a deslizar su mano por su cuerpo hasta llegar a la orilla de la falda donde introdujo poco a poco su mano acariciando su pierna— Siempre tan suave... —murmuró entre sus labios para luego bajar sus besos— si te llego a incomodar dímelo... —murmuró besando su cuello suavemente

Ladeo su cabeza dándole mayor libertad para besar su cuello— Siempre tan apasionado, me haces derretir entre tus brazos con cada beso y cada caricia que me das

-Mmm así será siempre... —murmuró besando mas abriendo un poco su blusa— que sexi... —murmuró al percibir una fina lencería de encaje cubriendo sus senos

Se sonrojo— ¿Te gusta? —sonriéndole complacida

-Mucho... —murmuró comenzando a abrir su blusa deleitándose de su hermoso cuerpo— no sabes cuánto te extrañaba... me castigaste mucho...

-Era lo menos que te merecías —sonrió volviendo a atraerlo hacia ella—aunque yo también me castigue al estar lejos de ti

Sonrió ligeramente admirando por completo su cuerpo— Eres hermosa… —murmuró— tanto que no hay palabras para describirte...

-Me haces sonrojar... —se levanto un poco para abrazarlo y atraerlo hacia ella, besando su cuello, dándole un pequeño mordisco— y tu eres el hombre más maravilloso y seductor

-Solo ya no te pongas celosa de las chicas que me vean... —murmuró cerrando los ojos disfrutando de sus labios mientras una de sus manos comenzaba a recorrer su pierna

-Mientras no me des motivo para estarlo, no será así —poso sus manos sobre los botones desabrochándolos lentamente, recorriendo su cuello

-Nunca mas... —murmuró respirando su aroma— tu eres lo único que necesito... —sonrió besando su mejilla y bajar poco a poco a su cuello

Volvió a recostarse, mientras sus manos aun jugaban con los botones terminando de desabrocharlos, disfrutando de sus besos y esa pasión que solo él sabía despertar en ella.

-Te llevare a la habitación... —murmuró deslizando más íntimamente su mano por debajo de la falda

Suspiro al sentir aquella caricia entre sus piernas— Estaremos más cómodos, ¿pero me aguantaras?

Sonrió levantándola un poco de la espalda, momento que aprovecho para quitarle la blusa por completo— Claro que si...

Se abrazo a él acariciando ya sus hombros descubiertos quitándole la camisa, para besar su pecho.

Respiro profundamente al sentir sus labios— Eres maravillosa... —murmuró cargándola, si bien ya no era tan liviana como meses antes no le importaba

-¿Seguro que me aguantas?, se que he subido demasiado de peso —sonrió sujetándose de él observándolo con una sonrisa—

-Tranquila... —sonrió llevándola a la habitación— todo sea porque estés cómoda...

-Te amo Darien —apoyo su cabeza sobre su pecho, aspirando su aroma

-Y yo a ti... —al llegar a la habitación la puso de pie cerca de la cama— me alegra tanto que hayas aceptado ser mi esposa... —murmuró colocando las manos sobre su cintura

-Seré tu esposa y la madre de tu hijo —sonrió rodeando su cuello

-Y mi colega... amante, amiga... mi todo... —murmuró deslizando las manos hacia el botón de su falda para deshacerse de ella

-Seré todo para ti —sonrió observando sus anchos hombros, acariciándolos con suavidad— al igual que tú serás todo para mi...

-Eso espero mi doctora sexi... —sonrió acercándose a besar profundamente sus labios, con pasión y todo el deseo que tenía solo por ella para luego dejar caer la falda y sentir sus piernas suaves

Lo abrazo con fuerza, entregándose a sus labios, sus manos buscaron su pantalón desabrochando el cinturón y enseguida el botón, acerco mas su cuerpo a él deseosa de sentirlo, aunque no pudo hacerlo tanto como en ocasiones pasadas, sonrió divertida al sentir su vientre pegada a su abdomen.

Sonrió abrazándola, acariciando su espalda, besándola, la necesitaba, la deseaba más que nunca, le demostraría que jamás habría más mujer para él que ella.

Termino de desabrochar el pantalón, retirándolo poco a poco, acariciando su cadera, también retirando sus bóxers junto con el pantalón, dejándolo completamente desnudo.

-Y luego dices que yo estoy desesperado... —murmuró entre sus labios dándole pequeños besos, mientras sus manos hábilmente la desprendían de la prenda superior de su sexi lencería

-También te extrañe tanto, ansiaba sentirme entre tus brazos y ahora por fin puedo decir que eres mío y solo mío, al menos ahora no arranque los botones —sonrió divertida correspondiendo a sus besos

-Porque ahora tendrías que coserlos tú... —sonrió acariciando su espalda que ya se encontraba libre, sin dudarlo retiro esa prenda y la dejo caer pegándola a su pecho— perfecta... —murmuró

-No me molestaría cocer los botones —se sonrojo observando sus ojos sonriéndole— quiero ser tuya

-Ya lo eres Rei... —dijo con la voz más seductora debido a lo que comenzaba a sentir, el deseo desesperado por tenerle en sus brazos y hacerla suya, lentamente comenzó a bajar por su pecho dándole besos mientras sus manos se acercaban a su cadera para desprenderla de esa última pieza que le impedía sentirla y tenerla desnuda solo para él

Gimió de placer, cerro sus ojos disfrutando sus besos, acariciando su cabello pegándolo más a ella— Tuya para siempre Darien... tuya y de nadie mas

-Solo mía... —murmuró besando sus senos sin distinción, lentamente hizo que se sentara para poder quitarle esa prenda— ¿de verdad?

-Si —le sonrió ayudándole a quitar esa pieza con sus piernas— tuya solamente mí amado Darien

Sonrió ligeramente poniéndose de pie admirando su hermoso cuerpo desnudo— Sirvieron todas las veces que te hice mía... tu cuerpo solo me reconoce a mi... —murmuró pasando las yemas de los dedos por sus piernas

Gimió sintiendo sus caricias, como toques de electricidad que estremecían todo su ser.

-Esto siempre me gusto Rei... dejarte sin palabras con una simple caricia... —murmuró acariciando más abiertamente sus piernas

-Tú siempre me dejas sin palabras con una simple mirada, una caricia o un beso, eres capaz de arrancarme hasta el aliento, de erizar todo mi ser, el único que conoce perfectamente mi ser, y el único que puede amarme de esta manera, el único que yo amo

-Y así será Rei... te amare, te hare mía... —dijo acostándose un poco sobre ella abriendo suavemente sus piernas con las de él jalándola de la cadera despacio— como tanto lo hemos deseado...

Le sonrió— Solo ten cuidado con nuestro bebé —murmuró abrazándolo por el cuello para besar sus labios, mientras abrazaba su cadera con sus piernas

Sonrió ligeramente, era medico, sabía los riesgos que había y como protegerlos a ambos, pero comprendía su preocupación, se enfoco en sentir sus labios, besarla con deseo, mientras que su cuerpo sentía como estaba lista para recibirlo, poco a poco se introdujo en ella, uniéndose, haciéndola suya y siendo de ella.

Dejo escapar aun mas gemidos sintiéndolo suyo, como había extrañado esa sensación que él despertaba lleno de deseo de pasión desbordando su ser por completo, entregándose a él, aferrando a su cuerpo, era un momento único a inigualable, como cada instante en que había estado entre sus brazos, sumergiéndose en su interior sintiéndose parte de él, así como él era parte de ella.

Le sonrió al escuchar sus gemidos y ver su rostro lleno de placer, aumentando así los movimientos de su cuerpo, dejándose llevar por ella, sujetándola con cuidado de su cadera.

-Te amo —se sujeto con fuerza de él— te extrañe tanto —dijo entre gemidos placenteros— te necesitaba tanto

-No más que yo... —murmuró cerrando los ojos disfrutando de sentirse dentro de ella, sujetándola más hacia él

-No quieras competir conmigo Darien Chiba —sonrió divertida

Sonrió volviendo a fijar la vista en ella, en ese hermoso rostro que irradiaba placer, seducción, amor, ¿porque nunca lo había notado?, ahora la compensaría por ello, pudo sentir como el momento estaba cerca para ambos, la abrazo más hacia él y dejo que la culminación llegara en ambos, gimiendo placenteramente a su oído.

Respiraba aceleradamente, al llegar a la culminación de esa entrega llena de pasión, seducción, deseo y sobre todo amor, un sentimiento que siempre había existido pero que ahora afloraba como nunca, lo abrazo recostando su cabeza sobre la cama, sonriendo satisfecha— Eres maravilloso

-Es bueno que reconozcas mis atributos... —sonrió recostándose a un lado de ella— tu cuerpo es maravilloso...

-Eres mi complemento y yo el tuyo —murmuró volviendo su rostro hacia él— no puede haber mayor perfección que esta —murmuró mientras comenzaba a regular su respiración

-Y así será cada noche, futura Sra. Chiba... —sonrió abrazándola para pegarla a su cuerpo— y cada día...

-Señora Chiba suena muy bien —se acurruco junto a él aspirando su aroma— podre verte al dormir y al despertar, podre sentirte que eres mío y ya nunca más te veré partir de mi lado

-Así será ya lo veras... —murmuró acariciando su espalda— gracias Rei, por perdonarme y aceptar ser mi esposa y darme el privilegio de ver crecer a mi hijo...

-Serás un gran padre, y un buen esposo para tu hijo y para mí, no podría ser de otra forma... jamás habría sido tan inmensamente feliz como lo soy ahora, este momento, tenerte aquí junto a mi compensa todas las lagrimas que derrame por ti —beso su pecho, cerrando sus ojos— y ahora sé que serás mío para siempre, que regresaste a mí para nunca irte

Sonrió ligeramente besando su frente— Te lo prometo Rei... jamás defraudarte de nuevo... —jalo la sabana cubriendo sus cuerpos— jamás...

-Lo sé, ahora lo sé —murmuró abrazándose de él buscando su mano para llevarla a su ya abultado vientre— y tu hijo o hija también lo sabe, espero ya tengas un nombre para él o ella

-Aun no… quizá debamos esperar o buscar el más significativo para ambos... quiero que sea una decisión en conjunto ¿te parece?

-Me parece bien, dentro de cinco meses estará con nosotros, y seguro ya no podrás dormir —sonrió acurrucándose más en su pecho, cerrando sus ojos dejándose invadir por su aroma— te amo Darien jamás amare a nadie que no seas tu

Acaricio su espalda suavemente— Yo jamás ame a nadie como te amo a ti... —murmuró suavemente besando su cabello para en seguida recargarse en su cabeza— descansa mi futura esposa...

-Descansa mi futuro esposo —murmuró cerrando sus ojos, tenia sueño, mas en aquellos días, pero descansar entre sus brazos era aun mas mágico, sentía gran tranquilidad, y paz en su corazón, dejándose hundir en un sueño profundo y tranquilo

X-X

Ya habían pasado varias semanas en las que las grabaciones si eran constantes pero no al punto de cansarlos demasiado, mas a Seiya que necesitaba aun mantenerse tranquilo, tras varios exámenes se le dio de alta totalmente al ver que no habían ninguna secuela para alivio de Darien y sobre todo de Serena. Si bien los medios seguían especulando de por qué motivo no se les permitía entrar a entrevistarlos Yaten se había encargado de decirles que era por el cambio que había tenido la historia y que quería sorprender al público, pero eso había terminado, una semana antes había sido el final de la grabación que a todos había dejado satisfechos, ahora lo que venía era por fin el estreno de la serie que sería en algunos días más, momento que aprovecharon para aclarar todo tipo de rumores y dar a conocer distintas noticias sobre sus protagonistas.

Se había elegido la habitación de un prestigioso hotel para la entrevista en exclusiva que le daría a la periodista de espectáculos más importante y respetada.

En una de las habitaciones Serena no podía dejar de sentirse nerviosa, llevaba un vestido beige suelto de una sola manga dejando el otro hombro al descubierto, el cabello sujeto en una coleta y hermosas zapatillas beige con naranja, observaba por la ventana sin dejar de acariciar su vientre, sería la primera vez que hablara de su bebé y eso la ponía un tanto nerviosa.

Seiya por su parte ya se encontraba con Yaten a la espera que llegara la periodista, se sentía nervioso jugando con una pequeña cajita— Me siento muy nervioso

-No entiendo porque estas nervioso... —suspiro observando su reloj faltaban un par de minutos para la hora pactada— no es más que una entrevista...

-Por eso estoy nervioso... esta es mi primer entrevista

-Y no será la ultima... así que ve acostumbrándote... después de esto serás aun más famoso de lo que fuiste antes con los promocionales, aclaremos... no mencionaras que fuiste amigo del ex esposo de Serena así ya no entraremos en conflicto

-Mientras no se enteren que es mi hermano... —murmuró un tanto inquieto metiendo las manos a los bolsillos— o indaguen más allá

-No creo, fue lo bueno de filtrar información de que ellos tenían tiempo separados, así que el divorcio era inminente... la verdad estoy nervioso por ella... ¿tu como la viste en la mañana?

-Demasiado nerviosa, espero no dure tanto, no quisiera que la presionaran más de la cuenta, por fortuna, cuando le preguntaron a Darien afirmo lo que habíamos filtrado... si no sería un caos total

-Es una lástima que no dejes que siga trabajando, con esto los comerciales de bebés o de mujeres embarazadas no tardarían en llegar...

-Que dices, ella es la que solo se quiere dedicar al hogar, al menos por un tiempo, no quieras explotar a nuestra hija

-Pero sería perfecta para publicidad... bueno la niña no pero ella en estos momentos si...

-Plantéaselo a ella, si ella dice que si está bien, solo no la mega explotes, necesita reposar

-No te preocupes... es raro que quiera dedicarse al hogar... mmm como que siento que no va con ella

-Merece un poco de tranquilidad, quizás quiera aceptar proyectos después siempre y cuando no la separes de mí, y no me separes de ella

-Ay que melosos... —dijo con aire de fastidio— ¿y a todo esto para que es esa caja? —pregunto viendo que jugaba con ella

Sonrió observándola— Ya verás es un pequeño secreto

-Bien solo no hagas locuras... —dijo observando que por el pasillo la bella conductora y periodista se acercaba— compórtate...

-Quizás haga alguna pequeña locura —sonrió guardando la cajita en su bolsillo

-Buenas tardes... —dijo la joven hermosa de elegante andar— disculpen la demora... mi nombre es Michiru Kaioh

-Te presento a Seiya Kou... —dijo Yaten haciendo las presentaciones debidas

-Mucho gusto señorita Michiru —se acerco a saludar a la joven

-Bien daré indicaciones para que acomoden lo necesario... —dijo Yaten alejándose

-Gracias... —dijo la joven— vaya hasta que conozco en persona al famoso Seiya Kou...

Sonrió ligeramente— No es para tanto —sonrió un poco nervioso, volviendo para sentarse sobre el sillón en el cual Yaten le había indicado que debería estar

-Claro que si... —dijo siguiéndolo— apenas si han sacado algunos promocionales y ya te volviste una verdadera noticia... pero eres más guapo en persona...

Desvió su mirada— Me halaga, si gusta podemos comenzar

-Claro... —sonrió al ver su evidente nerviosismo— Haruka por favor... —dijo llamando su atención para que le entregara su pequeño micrófono que iría en la blusa— ¿te sientes incomodo?

-Nervioso... solamente... —aspiro un poco de aire

-Ah ya veo... —sonrió mientras veía como su compañero le colocaba a él el micrófono que iría en la solapa— ¿estás listo?

-Si… cuando guste podemos comenzar

Observo como Haruka alistaba la cámara mientras ella se aclaraba la garganta al indicación de 5, 4, 3, 2,1— Y hoy tenemos en exclusiva a un nuevo galán... se trata ni más ni menos que de el actor revelación Seiya Kou... gracias por esta entrevista... —dijo volviendo a verlo

-No al contrario gracias a ustedes por aceptar, es un honor ser entrevistado por tan bella periodista

-Y además de todo galante... —sonrió— primero que nada cuéntanos ¿que sientes de ser el protagonista de esta ya tan famosa serie aun sin estrenarse?, tenemos entendido que es tu primer papel...

-Es una gran oportunidad que me brindo la producción y la verdad algo inesperado, no se pensé que como era un principiante a lo mucho llegaría ser un extra, y cuál fue mi sorpresa al descubrir que me habían dado protagónico, en verdad estoy muy agradecido por todo con esta gran producción y sobre todo con mi representante Yaten el cual creyó en mi

-La verdad Yaten nos ha brindado grandes sorpresas desde sus producciones como a los actores que usa... como lo fue con Serena Tsukino... que además protagonizas con ella... siendo una actriz reconocida ¿qué sentiste de trabajar con ella?

-Trabajar con ella, ha sido la mejor experiencia de mi vida, y la mayor felicidad que he sentido, es una gran actriz y sin duda aprendí mucho de ella —sus ojos brillaron al hablar de la mujer que amaba

-Vaya hablas con mucho fervor de ella... —dijo obviamente notando esa mirada y ese tono de voz al hablar de Serena— tenemos entendido que la serie es un tanto más pasional... ¿habrá acaso algún desnudo?

Se sonrojo ligeramente— Puede ser, pero es mejor que esperen a ver la serie, la cual se estrenara en pocos días

-¿Y qué planes tienes?, ya tienes nuevos proyectos... podrías contarnos...

-Así es, entre ellos es una película de acción, y por supuesto el lanzamiento de mi primer disco

-Ya tuvimos la oportunidad de escuchar el tema principal de la serie, además de guapo tienes una voz hermosa...

-Alguien por ahí me dijo que tenía una voz muy sexi —se sonrojo— disfruto el cantar, y expresar cada sentimiento en ella, darlo siempre todo de mi, espero les agrade el disco que se está preparando

-Estamos seguros que así será... cuéntanos un poco de tu papel...

-Mi personaje es de carácter fuerte, un poco contrario a como suelo ser, y además de todo es demasiado arrogante, no le gustan las injusticias, y puede hacer hasta lo que no para hacer justicia, es un personaje muy interesante en sus contrastes, desde sus arranques de pasión, hasta sus enojos, o su calma para con ciertas situaciones

-Esperamos con ansias poder ver esa serie que desde antes de su estreno ya está provocando reacciones... ¿algún último comentario que quieras decir a nuestras televidentes? que seguro son las que están más emocionadas viéndote...

-No se pierdan un solo capitulo les va gustar, y esperemos que lo disfruten tanto como nosotros lo disfrutamos grabando, un enorme saludo a la producción que seguro están al pendiente y sobre todo a Serena Tsukino

-Muchas gracias por la entrevista, fue todo un placer conocerte al fin y te deseamos mucha suerte en la carrera como actor y como cantante... gracias Seiya...

Serena entro en ese momento en que era el final de la entrevista, sonrió al ver lo guapo que se veía Seiya pero no así de la periodista que si bien era profesional no le gustaba como lo veía en ese momento.

-Muchas gracias —sonrió ligeramente para ponerse de pie— daré lo mejor de mí, para no decepcionar al público ni a mis compañeros que han creído en mi, permiso —murmuró para salir del enfoque de la cámara, y acercarse a Serena a la cual observo con una gran sonrisa

Michiru se quedo desconcertada, pero bueno ni modo tendría que editar parte de esa entrevista, aunque lo más interesante sucedía detrás de cámaras, no pasando desapercibidas las miradas entre ellos, eso la hacía creer más en los rumores de una posible relación entre ellos.

-¿Te divertiste? —murmuró Serena observándolo un momento para luego desviar la mirada

-Si... bueno la verdad es que aun me siento nervioso —le sonrió— es tu turno bombón —murmuró solo para ella

Respiro profundamente— Ni siquiera fuiste a que te deseara suerte... —murmuró observando a la joven periodista que se arreglaba un poco

-¿Estas molesta?

-No... —Dijo con seriedad— es mi turno... —no es que estuviera molesta más bien esa sensación extraña de haber visto esa sonrisa en la reportera no se le quitaba, sí ya conocía ese sentimiento, celos

Suspiro acercando a Yaten recargándose en la pared— Creo que no lo hice bien ¿o sí? —Murmuró en voz baja

-Claro que lo hiciste bien... —dijo Yaten sonriendo sutilmente— no te preocupes ya se le pasaran sus celos... está en fase de que "todas son más bonitas que ella" es normal... pongamos atención a su entrevista

Sonrió fijando su mirada en las chicas, metiendo la mano en su bolsillo presionando aquella cajita.

-Buenas tardes Michiru... —murmuró Serena si bien ya no tan seria no tan efusiva como en algunas otras entrevistas que había tenido con ella

-Buenas Tardes Serena, es un gusto volver a verte, bienvenida, gracias por concedernos esta entrevista

-Gracias a ti por acceder… —Dijo mientras le colocaban el micrófono— veo que te ha ido muy bien con tu programa... —al termino se sentó con cuidado tanto por su estado como porque no se subiera de mas ese vestido

-Si —sonrió sentándose— bastante bien, es un gusto poder entrevistarte cada día

-Gracias... —sonrió sutilmente acomodándose en el sillón— podemos comenzar cuando quieras...

Asintió dando la señal fijando su mirada en el chico que estaba parado junto con su representante— Y ahora tenemos a nuestra actriz consentida por todos Serena Tsukino, bienvenida, gracias por concedernos esta entrevista…

Sonrió a la cámara— Hola a todos... muchas gracias a ti Michiru... —volvió la mirada a la joven entrevistadora

-Cuéntanos Serena, ¿cómo te sientes ahora que finalizo la serie, la cual se estrenara en próximos días?

-Estoy muy contenta y a la vez nerviosa, ya que no es un papel al cual el público me haya visto alguna vez... fue todo un reto que sin duda espero que la gente disfrute

-Como de costumbre siempre nos das sorpresas, y más ahora actuando junto con el actor revelación del momento del cual ya se habla, cuéntanos tu experiencia

-Fue muy agradable trabajar con él, tiene un talento natural para la actuación... —sonrió viendo hacia la cámara pero mas específicamente a quien estaba recargando en la pared— debo confesar que muchas veces su personaje mi hizo enojar de verdad...

-Ya veo, entonces debe ser un gran actor si fue capaz de hacerte enojar, cuéntanos sobre tu personaje

-Bueno Marie es una chica de familia noble, de buenos sentimientos pero un tanto temerosa de enfrentar la vida, hasta que conoce a Ernesto el hombre del que se enamora, pero que no será tan fácil ya que se ve obligada a comprometerse con un hombre mayor que es el benefactor de Ernesto... es un personaje con muchos matices, quede encantada con ella además de que significo un gran reto para mí en todos los aspectos...

-Suena muy interesante, sin duda se abrirán nuevas puertas para ti, ¿dime qué planes tienes a futuro?

-Mmm de momento no hay planes... dedicare un poco de tiempo para mi, tengo muchas cosas que hacer personales así que esperare un tiempo razonable para continuar con mi carrera y darles una sorpresa con mi próxima actuación —sonrió feliz

-Se que esta entrevista es más profesional, y muy pocas veces hablamos de tu vida personal, pero sin duda hay muchos rumores, de los cuales no sé si te gustaría hablarnos un poco

Volvió la mirada hacia Yaten pero al final de cuentas era una decisión personal por lo que volvió a mirar a su entrevistadora— Lo sé, demasiados a mi parecer, desde que me opere de quien sabe que tantas cosas... —sonrió— así que creo que si podemos hablar un poco...

-Supimos que estuviste internada en el hospital cuéntanos ¿qué te sucedió?, ¿fue algo grave?

-Fue más bien una revisión... —llevo las manos a su vientre— para evitar riesgos...

Sonrió al notar el pequeño bulto en su vientre— ¿Entonces es verdad que estás embarazada?

-Si, así es... por ese motivo me retirare algunos meses de la actuación... —sonrió más que feliz acariciando su vientre

-¿Cuantos meses tienes de embarazo Serena?, te ves muy bien embarazada

-Gracias... —sonrió— ya tengo casi cinco meses de embarazo... y estoy muy contenta y muy feliz

-Corren rumores que ya tenias tiempo separada y hace como un mes el divorcio fue definitivo cuéntanos de eso, ¿y que hay sobre el padre del bebé?

-Efectivamente tenía tiempo separada de mi ex esposo hasta que se hizo definitivo el divorcio, fue de común acuerdo... y pues el padre de mi bebé es un hombre maravilloso y los dos estamos muy felices...

-¿Es verdad que se trata del actor revelación Seiya Kou?

Sonrió ligeramente— ¿Eso es lo que dicen?

-Sí, mucho se habla que ustedes además de ser protagonistas de la serie, tienen una relación más allá, ¿acaso la serie fue el inicio de su relación?, platícanos un poco, porque estoy segura que muchos como yo tienen esa curiosidad

Seiya sin poder soportarlo más, camino hasta sentarse junto a Serena— Yo puedo responder a esa pregunta

-¿Qué haces? —Murmuró desconcertada al ver a Seiya junto a ella

Tomo su mano con ternura, sonriéndole— Es algo que debemos hacer juntos, es verdad, la serie propicio nuestra relación, y créanme ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida

-Esa si es una noticia en exclusiva... ¿así que ustedes mantienen una relación?, los rumores no estaban tan lejos de la verdad... ¿que nos pueden contar?, aunque es más que obvio que están felices...

-Si muy felices, porque gritarle al mundo lo que siento por esta mujer es lo mejor puede haber, la amo, y la noticia del bebé nos ha unido aun mas es por ello —respiro observando a Serena se puso de pie sacando la cajita hincándose ante ella tomando su mano— que frente al mundo que nos observa, quiero pedirte que te cases conmigo

-¿Qué? —Murmuró totalmente desconcertada— ¿estás hablando en serio?, justo ahora...

-Me conoces, y sabes que cuando digo algo es lo que es —sonrió abriendo la cajita, mostrando una hermosa sortija con un diamante en forma de fresa con pequeñas esmeraldas que simulaban las hojas

Sonrió abiertamente abrazándolo— Claro... acepto... —murmuró feliz, Michiru solo sonrió observando la hermosa escena haciéndole una seña a su camarógrafo de que captara la mejor toma

La abrazo con mucho cariño, para enseguida besando sus labios con mucho amor y la alegría que sentía.

-Esta es la mejor noticia que nos pudieron dar y más estar presente en un momento tan intimo... felicidades...

Sonrió acariciando la mejilla de Seiya— Gracias... —sonrió a la joven periodista para luego centrar la atención en su prometido— te amo...

-Y yo a ti te amo, mi bella prometida —tomo la sortija sacándola de la cajita y enseguida su mano, colocándola sobre su dedo anular, sin dejar de sonreírle

Su mano temblaba, era una emoción infinita la que sentía en ese momento.

-Ahora creo que si tienes planes a futuro Serena... —Michiru sonrió también conmovida por esa escena— dinos Seiya... ¿cómo te sientes en este momento?

-El hombre más afortunado y feliz del mundo, no hay palabras para describir lo que siento simplemente soy feliz

-¿Y entonces para cuando la boda?, esperamos que nos inviten

-Claro que estarán invitados, para nuestra boda en quince días —sonrió muy emocionado— claro si Serena está de acuerdo

-¿En quince días? —pregunto confundida, ni siquiera habían hablado de una boda pronto mucho menos en tan pocos días

-Sí que sea algo sencillo, lo único que quiero es que ya seas mi esposa —la abrazo con mucho cariño— pero si no podemos esperar

-No claro que no… dentro de quince días seré tu esposa... —dijo feliz abrazándose a él— y claro que estarás invitada...

-Muchas gracias, será un placer asistir a su boda, les deseo lo mejor, y que sean muy felices, junto a su bebé, gracias por brindarnos esta agradable entrevista, estaremos pendientes de ustedes

-Gracias... —sonrió a la joven y en seguida a la cámara— y esperamos que tu público nos acepte ahora que han sido testigos de nuestro compromiso y de nuestra felicidad... gracias...

-Así será, ya lo verán, hacen una hermosa pareja, les deseamos todo lo mejor en su nueva vida que van a iniciar

-Muchas gracias... —sonrió tomando la mano de Seiya entre las suyas— creo que podremos terminar la entrevista...

Asintió— Bueno por ahora eso es todo, esperemos haya sido de su agrado, y nos sigan en estrellas sin fronteras, hasta la próxima —la cámara se apago indicando el corte— muchas felicidades, y gracias por esta gran entrevista, fue mucho mejor de lo que esperaba

-Gracias a ti por venir... y esperamos que sea de tus mejores notas... —dijo sonriendo poniéndose de pie sin soltar a Seiya— teníamos pensado hablar al respecto pero no esta forma...

-Pensaba hacerlo en la cena, pero que mejor que fue de este modo, estoy feliz —murmuró besando su mano con mucho cariño

-Fue una manera muy original, luego les enviare una copia del video para que la tengan de recuerdo... ¿y ya saben que es? —refiriéndose al bebé no pudiendo evitar querer tocarla

Seiya fijo su mirada en Serena, asintiendo con una sonrisa— Sera una hermosa niña, tan hermosa como su madre

Sonrió sonrojada— Se llamara Serenity... ese nombre lo escogió Seiya...

-Hermoso nombre, muchas gracias por esta exclusiva, espero tenerla también para la boda, nos veremos pronto, vamos Haruka —sonrió acercándose a abrazar a Serena, y despedirse de Seiya, para después salir siguiendo a Haruka

-Claro… te enviaremos la invitación... —dijo sonriente volviendo a abrazar a Seiya— vaya sorpresa que me diste mi amor...

Sonrió abrazándola— Vamos a cenar ¿te gustaría?

-Por supuesto... ¿a dónde me llevaras?

-Mmm al restaurante más lujoso de la ciudad, una cena romántica —murmuró a su oído

-Mmm suena interesante... pero ¿y si te quiero para mi solita?

-Entonces cancelare la reservación, y compraremos algo para cenar en casa —sonrió divertido besando su mejilla

-¿Lo harías? —murmuró dejándose besar

-Por supuesto —besando su rostro por completo

-¿Celebraremos en privado? —murmuró—

-Si así lo quieres, tendré que llamar a Mina para que cancele la celebración sorpresa —sonrió divertido

-¿Ah con que ella ya lo sabía? —dijo fingiendo seriedad— con razón insistió en este vestido, yo venia cómodamente en blusón...

-Le acabas de arruinar la sorpresa al quererme tener solo para ti, pensaba proponértelo en ese lujoso restaurante —la abrazo besando sus labios— me gusta cómo te ves

-Mmm pues quizá podamos ir y luego nos desaparecemos... —murmuró acercándose a su oído— quiero tenerte para mí, solo para mí...

Se sonrojo— Soy solo para ti siempre mi bombón, anda vamos entonces, es una gran celebración, además de nuestro compromiso es la celebración por el final de las grabaciones, nos divertiremos mucho —tomo su mano, al ver que Yaten regresaba, pues había acompañado a la salida a Michiru y su acompañante

-Creo que le dieron más de lo que habíamos dicho... —dijo Yaten que regresaba observándolos fijamente— te dije que te comportaras...

-Me comporte, no hable de mas —sonrió feliz abrazando a Serena por la espalda colocando sus manos en su vientre

-No te hagas Yaten... esto será mas benéfico para Seiya... ahora será llamado el hombre más romántico del planeta... —dijo recargándose en su prometido acariciando sus manos— y el mas sexi...

Yaten sonrió negando con la cabeza— De acuerdo, por cierto le comentaba a Seiya, que pueden surgir buenas oportunidades para ti, ¿qué tal unos comerciales?

-¿Comerciales?, ¿qué tal de ropa interior? —sonrió divertida

-Como futura mamá, tendrías muchos beneficios —le guiño un ojo— porque te aseguro comenzaran a llover ofertas

-Mmm esperemos que tipo de ofertas llegan, no estaría mal, que me vieran en la faceta de mamá... ¿o tu qué opinas Seiya?

-Una de las etapas más hermosas en una mujer es la maternidad, y compartirlo con el mundo será estupendo, así no tendrías que despedirte de lo que tanto amas, eso si nada de explotarte

Sonrió divertida— No claro que no… pero bueno esperemos a ver qué pasa... ¿nos vamos a celebrar?, Serenity se muere por una rica bebida de fresa...

-Vamos es hora de la celebración y prohibido desaparecerse antes de que termine —los amenazo a los dos; Seiya hizo un puchero abrazando mas a Serena—

-Mmm esa regla no aplica con nosotros... —dijo Serena dejándose abrazar— tenemos que descansar...

-A mi me parece que han descansado mucho, aparte de que no es trabajo es diversión, anden vamos ya, nos están esperando, además todo fue idea de Seiya, y no aceptare que el de la idea se escape antes de tiempo

-De acuerdo... —sonrió ligeramente— entonces creo que deberás adelantarte...

Los observo a ambos, suspiró— Los estaré esperando —sonrió caminando fuera de la habitación dejándolos a solas, ante un Seiya que hacia puchero acariciando el vientre de su prometida jugando con su hija que se movía conforme a las caricias

-Te amo Seiya... —murmuró aun recargada en su cuerpo— me hiciste muy feliz al pedirme que fuera tu esposa...

-Que seas mi esposa es lo que más anhelo, oye... que has pensado de la casa ya llevamos poco más de un mes viviendo ahí —murmuró a su oído suavemente

-Mmm no se... yo estaré bien donde estés tu... —dijo cerrando los ojos escuchando atentamente su suave voz— si quieres podemos quedarnos con esa casa, o buscamos algo similar que tenga un gran jardín pero sobre todo un gimnasio...

-Esa comienza a gustarme y comienzo a encariñarme con ella, quizás necesite algunos cuantos cambios, solo si tú la quieres bombón —jugueteando mas con su vientre— nuestra hija está feliz

-Está muy contenta... —sonrió sintiendo cosquillas cada que se movía— tal como yo... ¿entonces nos quedamos con ella?, deberemos cambiar los muebles... y arreglar la habitación que será de Serenity

-Y por supuesto arreglar todos los aparatos del gimnasio, ¿qué tal la habitación del fondo un cuarto de juegos para nuestra hija?—haciendo referencia a la que compartía Serena con Darien—

-Sí, seria perfecta... tiene muy buena iluminación... —sonrió— las demás habitaciones podrían quedarse así son de huéspedes y de hecho nunca se usaron, más que en la que estamos...

-Bueno alguna de ellas podrá ser perfecta para Serenity, y podríamos ampliar mas la nuestra ¿qué tal juntarla con la de ha lado?, transformarla en un enorme vestidor

-No es mala idea, pero... ¿por qué un enorme vestidor? —Pregunto volteándose para quedar frente a él rodeando su cuello— creo que con el closet es suficiente...

-Mmm no lo creo, hay mas ropa tuya que mía, sin contar la que tienes en el camerino, que seguro pronto la llevaras de regreso, y los vestidos de la producción que guardaras, quiero que hagamos una especie de museo con los vestuarios que usemos

-¿Estás seguro? —Sonrió— los vestidos de esta vez son demasiado estorbosos... ¿o acaso es otra de tus locas fantasías?

-Pero son especiales... con ellos vivimos nuestro amor, el cual renació, son especiales —sonrió rodeando su cintura, para besar sus labios

-Mmm de acuerdo... —murmuró entre sus labios— buscare los dos más especiales... ¿sabes cuáles son? —dijo mordiéndolo sutilmente

-El de la playa, ese sin duda es especial, o bueno los dos de la playa —sonrió divertido disfrutando sus labios

-Exacto amor... esos dos vestidos... —murmuró sonriente

-Entonces será una habitación especial para los vestuarios mas queridos e importantes que usemos —sonrió divertido— bueno vamos, antes que manden a buscarnos

-Mmm pero quería secuestrarte un rato mas... —sonrió seductora— o en su defecto desaparecernos un rato y luego volver... ¿tu decide?

-Mejor vamos, ahorita y en el momento menos esperado nos desaparecemos —sonrió abrazándola— porque si me secuestras ahora ya no querré separarme de ti

-De acuerdo... —sonrió acercándose a sus labios— vamos... por cierto en vista de que eres al que más le gusta cómo me veo con vestidos... dime una sugerencia para el de novia... —murmuró tan solo rosando sus labios

-Qué tal si le pides a Mina que te ayude, y que sea uno similar al que usaste para la serie el diseño, me encanto, o mejor dame la sorpresa —sonrió tomando su mano para salir de la lujosa habitación que habían usado para la entrevista

-Mmm de acuerdo, será una sorpresa... —sonrió caminando feliz de su mano, ese día era el mejor de todos, bueno competía con muchos

X-X

Notas de Autoras:

Hello chicas, una disculpa el capitulo debió haber sido subido el dia de ayer, pero por problemas técnicos nos demoramos, pero no fue mucho, un día no es nada :P

Y bien ¿Qué les pareció este capítulo?, nuevamente mucha miel, y es como lo evitamos, o sea ya pasamos las tragedias, ahora vamos a lo que todas estaban esperando, la ansiada boda, cabe mencionar que aun tenemos un poquito más de sorpresitas, pero no se asusten nada malo, al contrario algo que terminara por hacer felices a nuestros protagonistas, además aun hay detalles que hay que solucionar ¿no creen?

Bueno ahora si queremos agradecer a cada una de ustedes que nos mandaron reviews, una disculpa si no las mencionamos en este capítulo, pero como dije tenemos problemas técnicos y por eso no los puede poner, porque ya me urgía subir el capítulo y que disfrutaran de él.

Muchas gracias y nos vemos la semana que entra, cuídense y pórtense bien, abracitos y besitos.

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou