Capitulo 27

Si bien la idea era que escaparan algunas horas después de llegar a la pequeña celebración que Mina y Seiya habían improvisado terminaron yéndose tarde ya entrada la madrugada, sobre todo porque cual sería su sorpresa que esa misma noche la famosa periodista de espectáculos transmitió la nota de la serie así como de su compromiso lo que causo que la celebración fuera más agradable, tanto Mina como Serena pasaron horas hablando sobre los preparativos de la boda y poniéndose de acuerdo de como seria el vestido aunque no llegaron a ninguna conclusión quedando de verse en próximos días para apresurarse.

Ese medio día la luz era más intensa, o quizá porque ella lo veía así, el sol más brillante y el cielo más azul, sí estaba perdidamente enamorada del hombre que la abrazaba, sonrió al sentir su mano sobre su vientre, lentamente comenzó a girarse sin soltarse de ese abrazo.

-Buenos días... —Sonrió acariciando su mejilla viendo fijamente la hermosa sortija de compromiso que lucía en su mano

Abrió sus ojos, al escuchar su melodiosa voz— Buenos días bombón

-¿Como amaneció mi guapo prometido? —Sonrió aun más

-Mejor que nunca ¿y mi bella prometida?

-Mejor que nunca... —murmuró levantando la mano que llevaba la sortija— es hermosa... que buen gusto tienes...

-¿En verdad te gusto? —Sonrió observándola

-Me encanto... —sonrió acercándose para darle un beso en los labios— dime que hoy no tienes que salir, quiero pasar el día contigo... tenemos mucho que planear para la boda...

-Mmm no, será mañana que salga a ver unos detalles con Yaten del lanzamiento, por supuesto debemos ver donde haremos la celebración, puede ser en el jardín

-Si me fascina la idea... pero entonces debemos darnos prisa a cambiar los muebles... —dijo sentándose en la cama dejando ver su espalda tras los finos tirantes de su camisón para dormir, desde que estaba con él las pijamas habían cambiado a sensuales batas y camisones

Se sentó abrazándola besando su cuello— Que te parece si hacemos compras virtuales, y escogemos los nuevos muebles con suerte llegan hoy, iré a ver a Darien para aclarar lo de la casa y comprársela

-Me encanta... —sonrió sintiendo suaves cosquillas por sus labios— pero ¿qué vamos a hacer con estos muebles? mmm al menos los de la sala y el comedor se tienen que ir en estas dos semanas...

-Mientras decidimos que hacer con ellos que tal si los metemos a una de las recamaras

-Ya sé en el gimnasio, solo será de momento... Seiya... —murmuró volteando a verlo— te das cuenta que debe ser solo por el civil...

-Lo se... no importa, yo solo quiero que seas mi esposa, aun si solo es por la ley del hombre... solo será cuestión de tiempo para que tu matrimonio por la iglesia quede anulado ¿verdad?

-Sí, pero aun no sabemos si lo aceptaran o cuánto tiempo tarde, pero bueno mientras este contigo y sea tu esposa delante de todo el mundo no me importa... te amo y lo que más deseo es ser llamada Señora Kou...

-Así será, pero aun así quiero que luzcas un hermoso vestido aunque sea solo por el civil

-Sí, no te preocupes, seguro Mina ya está pensando en cómo será... —sonrió acariciando su mejilla— solo unas pequeñas preguntas... ¿quieres escote o no?

-Mmm si un bonito escote

-Bien... mmmm ¿corto o largo?, aunque corto me quedaría extraño, nuestra bebé cada vez se ve más y luego si hace aire se me puede ver todo... —dijo divertida

-Largo —le sonrió besando su cuello acariciando su vientre— no quiero que te vaya a dar frio, oye… ¿y si lo hacemos en la playa donde grabamos?

-¿En la playa? —Murmuró imaginando el hermoso lugar donde estuvieron— ¿te gustaría que fuera ahí? —pregunto con una sutil sonrisa, pensando en lo bien que la habían pasado

-Sí, fue un lugar muy especial, podríamos rentar la misma cabaña en la que estuvimos

-Esa sería nuestra cabaña de recién casados... —Sonrió pensativa— mmm me gusta la idea... nos casaremos en la playa privada que nos vio amarnos ¿eh?, suena interesante...

-Si me agrada mucho esa idea, casémonos ahí será hermoso—murmuró abrazándola aun mas atrayéndola hacia él— te amo

-Entonces debo agregar un detalle más al vestido... que sea para playa... —murmuró dejándose abrazar— hay que preparar todos los documentos necesarios...

-Si —murmuró disfrutando de la suavidad de su piel bajando el tirante de aquel bello camisón

-¿Qué otra cosa?, ah si los análisis... de nuevo me van a picar con agujas... —dijo haciendo un puchero— no quiero...

-Tendrás que dejarte, si queremos que estés bien con nuestra bebé, yo estaré a tu lado —bajando más sus besos por sus brazos

-¿De verdad?, también a ti tendrán que sacarte sangre... —murmuró sintiendo su piel erizarse

-Resistiré, todo sea por ser tu esposo —subió su rostro tomando sus mejillas ente sus manos girándola hacia él para besarla con ternura y pasión

-Mmm Seiya... —murmuró comenzando a disfrutar de sus labios, deslizando las manos por su perfecto abdomen que había recuperado en tan poco tiempo, en esos momento agradecía que le gustara dormir solo con pants o a veces desnudo

-Serena —murmuró, abrazándola aun mas besando sus labios, mientras sus manos acariciaban sus piernas subiendo un poco el camisón

-Prométeme... que nunca... nunca... acabara la pasión... —murmuró entre sus labios haciendo que se recostara—

-Jamás terminara mientras no dejes de seducirme ni yo de seducirte

-Mmm entonces así será... —murmuró bajando sus labios por su cuello— te seduciré siempre... —dijo a su oído dándole una suave mordida

-Eso suena muy agradable —disfrutando ahora de sus labios, acariciando su espalda

-¿Sabes que me dijo el doctor? —Murmuró bajando sus besos por sus hombros hacia su pecho

-¿Que te dijo? —soltó un gemido placentero

-Que después del tercer mes dejaría de desearte tanto… —Sonrió subiéndose un poco sobre él para dejar las piernas a cada lado— y se equivoco... —dijo divertida volviendo a bajar para continuar con sus besos—

-¿Como dejarías de desearme como yo a ti?, si así fuera me encargaría que volvieras a desearme como yo a ti te amo tanto

-Menciono que me sentiría mal... ascos y vómitos... pero creo que Serenity sabe que debe portarse bien para hacer felices a sus papis... —dijo tomando una de sus manos para que la colocara sobre su pierna

Acaricio sus piernas subiendo ese suave camisón hasta su cadera a cual acaricio con suavidad comenzando a retirar su prenda intima para sentir su suave piel.

-¿Y recuerdas la cantidad de veces que hicimos el amor? —Pregunto ayudándole a desprenderse de esa prenda— dijo que todo era por el embarazo... —sonrió cerrando los ojos al sentir su cuerpo

-¿Crees que solo sea por el embarazo? —Murmuró seductoramente, acariciando su parte intima—

-Si... digo no... —murmuró corrigiendo su respuesta ya que sentir como su cuerpo se estremecía por su contacto la volvía distraída— te deseaba y te deseo como nunca...

-Igual que yo a ti te deseo tanto —siguió acariciándola, con el deseo que sentía acariciando su entrepierna—

-¿Aunque parezca un globo con piernas? —murmuró respirando profundamente y en venganza llevo una mano a su miembro acariciando

Gimió al sentir sus caricias, sintiendo un placer infinito— No eres un globo con piernas cuantas veces debo decirlo, eres perfecta como sea

-Dentro de un par de meses espero que sigas diciendo lo mismo... —murmuró disfrutando de sus expresiones así como de su cuerpo— eres maravilloso...

-Lo diré siempre y a cada momento, porque te amo bombón —tomo su cadera recargándola sobre su miembro para que sintiera cuando la necesitaba— eres perfecta amor mío perfecta para mi

-Por eso voy a ser tu esposa... —dijo iniciando su unión enterrando sus uñas sobre su pecho— Seiya...

Gimió al sentirla, sujetándola con fuerza y suavidad de la cadera— Serena te amo —murmuró entre gemidos de placer— me encanta tocar el cielo a tu lado

-Te amo Seiya... —murmuró sumergida en el placer en el que ambos se encontraban— tocaremos las estrellas del universo...

-Seamos uno por siempre —observo su rostro sonriendo— eres tan hermosa

-Siempre... —murmuró sonriéndole— aun no terminas amor... —dijo bajando la mirada hacia su cuerpo—

-Me conoces bien amor —la abrazo acariciando su espalda— te amo te amo

-Mi amor... —murmuró mordiéndose el labio suavemente continuando con los movimientos que ambos les satisfacían— te amo tanto... te deseo...

-Te amo mi vida te amo —poco a poco sintió como el momento llegaba aferrándose a su cuerpo, respirando aun mas agitado y aceleradamente

Se aferro más a su cuerpo, enterrando las uñas sintiendo como ambos llegaban al cielo entre sus brazos, sonrió al sentir ese estremecimiento completo de su cuerpo— Eres maravilloso...

-Y tu eres maravillosa mi amor —respiro profundamente levantándose un poco para poder besar sus labios— te amo

Sonrió sutilmente besando sus labios— No sabes cuánto te amo... —bajo de él recostándose a su lado— me haces decir y cometer locuras...

-¿Qué te parece si nadamos un poco?

-Si... —murmuró acariciando su pecho— creo que ahora si me excedí... —sonrió ligeramente sentándose en la cama bajando su camisón

-Creo que si —sonrió sintiendo un poco de dolor en donde había enterrado las uñas—

-Lo siento... —sonrió agachándose a besar suavemente su pequeñas herida— anda vamos a la piscina... te compensare muy bien...

-Vamos, nos divertiremos mucho

Sonrió poniéndose de pie corriendo al closet— Por fin podre estrenar mi traje de baño para embarazadas... —dijo emocionada corriendo al baño— seré un globo negro... —dijo desde el baño

Sonrió— ¿Globo?, no digas eso —se levanto siguiéndola con una gran sonrisa, para él también tomar un short negro con rojo para nadar— ¿te gusta este?

-Ahora lo veras... —dijo asomándose para observar lo que se pondría él— me encanta hace juego con el mío... —volvió a meterse y tras varios minutos salió con el traje de baño negro de una sola pieza, su espalda quedaba al descubierto y pequeño bordado debajo del busto en color rojo— ¿qué tal?

-Maravillosa me gusta —se acerco abrazándola— entonces vamos a nadar y pasemos una agradable tarde bajo el sol, ¿qué te parece si pedimos pizza para comer?

-Hoy me consentirás, eso me gusta... —dijo divertida— por el momento qué te parece un poco de jugo de zanahoria o naranja y mmm se me antojo mango... ¿sí?

-Me parece bien bombón, necesitas comer sanamente, para que te deje de vez en cuando comer un capricho como hoy

-Por eso te amo... —sonrió tomando su mano para salir de la habitación— entonces que te parece si me ayudas con el jugo y yo hago una ensalada de frutas... más bien de mango...

-Me parece un buen trato —sonrió divertido siguiéndola muy animadamente

-Y si tenemos bebidas de frutas en nuestra recepción... piñas coladas sin alcohol... agua de coco... —decía muy animada mientras bajaba con él hacia la cocina

-Sin mencionar la ración de fresas tanto de mermeladas, como fruta y jugos —sonrió contento, entrando con ella a la cocina

-Bocadillos hechos con fruta... quiero una fuente de chocolate... con bombones...

-Puede ser, solo mientras no comas demasiado

Hizo un puchero mientras sacaba las frutas necesarias— Pero solo será una vez...

-Una vez al mes es posible que te de permiso—saco el exprimidor y las naranjas para hacer el jugo

-Me estas condicionando las cosas... —dijo mientras comenzaba a pelar un mango y tras no resistirse le dio una mordida— si me condicionas no disfrutare la comida... —decía sin dejar de comer el mango

-No es condicionarte amor, es asegurarme de tu salud, aunque si te portas bien y te alimentas como debes, puede que sea un poco más flexible

-Pero siempre me porto bien... y como nutritivo... —dijo tratando de evitar que la viera suspirando completamente satisfecha de haber terminado con ese mango

-Lo sé, pero no puedo evitar cuidar tu dieta, tu salud es muy importante para mí —la observo con una sonrisa, mientras preparaba el jugo— quizás debo ser más flexible en ese ámbito ¿verdad?

-Lo sé y por eso te amo… —Dijo acercándose a él para tomar un tazón y aprovechar para darle un beso— si deberías serlo... de vez en cuando es bueno que coma un poco de todo...

-De acuerdo, cuando lo hagas te daré un poco mas de ejercicio para compensar —sonrió divertido

-Devuélveme mi beso... —Dijo fingiendo molestia— no dejas que disfrute de la comida... —Sonrió divertida alejándose para comenzar a partir manzanas

-Muy bien te lo devolveré —sonrió acercándose a ella, para besarla con pasión— es un buen hobby, me parece algo divertido, mas por ver los puchero en tu rostro me encanta te amo

Sonrió feliz— Esto es lo más divertido del día... —dijo volviendo a su ensalada— bueno ¿qué más se te antoja para la recepción?, ¿qué tal mini pizzas?

-De pepperoni suena bien, mini bocadillos de todo un poco y mucha ensalada, pero bueno el jugo está listo —sirvió la jarra y todo dos vasos para llevarlos hacia la piscina

-De frutas y de verduras... —dijo emocionada mientras continuaba con algunas frutas mas— ¿quieres fruta con yogurt o así sola?

-Así sola está bien amor —al llegar a la mesita coloco la jarra y los vasos y abrió la sombrilla— es un bello día

Lo observo a través de la ventana, se veía tan guapo, sonrió al pensar lo feliz que serian sus días a su lado, termino de lavarse las manos y tomo el tazón junto con dos pequeños platos y un par de tenedores— Ya estoy aquí... espero que te guste... no lleva mango porque ya no había... —Sonrió sirviéndole un poco en un plato

-Claro te comiste el único mango que había —sonrió, sentándose a la mesita

Oculto una sonrisa— No... —Coloco el plato en la mesa— lleva manzana, uvas y poquitas fresas que había...

-Te vi comiéndolo confiesa

-Para nada... —dijo aun conteniendo la sonrisa— ¿cómo crees que me comería todo yo sin darte? —se sirvió un poco de jugo bebiéndolo todo por completo

-Porque te vi y no me diste—le sonrió— y por eso te voy a comer a ti—la jalo hacia él haciendo que se sentara en sus piernas— ¿ya viste que lo rojo de tus rasguños ya se me quito?, bueno casi —sonrió amorosamente, justo cuando escucho el timbre

-Ah no... —Dijo sonriéndole rodeando su cuello— mmm ya me las cortare para no lastimarte... ¿mmm esperamos a alguien?

-No que yo sepa —murmuró un tanto desconcertado

-Mmm yo iré a abrir... —dijo besando sus labios para luego ponerse de pie— mmm antes... ¿estamos o no estamos para visitas?

-¿Tu qué opinas? —sonrió muy animado

-Mmm dependiendo de quién sea... —sonrió acercándose al estante donde había toallas y entre ellas encontró una bata de baño— ah mira aquí estaba la toalla que faltaba... tendré que tener más cuidado donde pongo las cosas... —sonrió amarrándose la bata— si no es nada importante volveré en seguida...

-Te esperare en la alberca —sonrió parándose para echarse un clavado y disfrutar de la frescura del agua

-Ahora vuelvo... —termino de amarrarse la bata para en seguida entrar a la casa y dirigirse a la puerta y de ahí al portón sorprendiéndose de ver a esa pareja— buenas tardes... —murmuró abriendo

-Buenas tardes —sonrió Neherenia al verla— parece que hemos llegado en un mal momento

-Buenas tardes... ah no, no se preocupen, solo disfrutamos de la alberca, pero pasen... —sonrió dejando que entraran

-Eres muy amable, esperamos no interrumpir, vamos Neflyte —lo jalo del brazo con suavidad

-Buenas tardes —murmuró al ver a la joven

-Buenas tardes... —sonrió ligeramente cerrando la puerta después de que ellos entraran— adelante, tomen asiento por favor, iré por Seiya... ¿les ofrezco algo de tomar, agua, jugo?

-¿Está en la piscina dices?, sería mucho mejor si hablamos en el jardín es mas relajante y fresco, y no queremos interrumpirlos mucho

-Si está ahí señora... —sonrió— es por aquí... —dijo mostrándole el pasillo adelantándose un poco— Seiya, alguien te busca...

-¿A mí? —Murmuró aun en la piscina un tanto confundido— ¿quién? —Salió de la piscina para ver de quien se trataba, tomando otra bata poniéndosela sobre su cuerpo

-Tus padres... —dijo observando cómo llegaban ambos

-Hola hijo... —dijo Neherenia acercándose a abrazarlo— ¿cómo te encuentras?

-Mamá... —murmuró sorprendido— como... —correspondió el abrazo sin poder articular palabra alguna

-No habíamos querido molestarte por tu recuperación, pero ahora creo que era necesaria nuestra visita... —dijo separándose de él tomando su rostro entre sus manos— ¿ya te encuentras bien?

-Si mamá, me siento mejor que nunca —le sonrió— que agradable sorpresa, pero ¿cómo supieron que aquí vivía?

-Darien me lo dijo... —volteo a ver a su esposo que seguía en la entrada del pasillo

-Ah pero por favor pasen, tomen asiento... ¿jugo? —Le sonrió a la madre de Seiya

-Si pónganse cómodos —jalo dos sillas más para que sus padres tomaran asiento

-Voy por unos vasos, no tardo... —dijo pasando de largo hacia la cocina, solo observando al padre de Seiya que no dejaba de verlos

-Supongo que te sorprende nuestra visita... —Neherenia volteo a ver su esposo que de inmediato se acerco a ellos tomando asiento

-Si de hecho, era algo que no habría imaginado... —sonrió un poco nervioso

-Vimos tu entrevista anoche... —dijo sin dejar de verlo— felicidades por tu serie...

-Gracias, estoy muy contento, por fin las grabaciones han terminado

-Nos da gusto... —sonrió ligeramente— te comprometiste —lo que quiso sonar como una pregunta fue una afirmación

-Si en 15 días nos casaremos —fijo la mirada en su padre— es lo que más deseo

Su padre no soporto su mirada y la desvió, no así su madre que sonrió— Me da gusto hijo... su embarazo está muy avanzado... pero creo que es lo mejor, ¿por qué no me avisaste?

-Lo siento madre... es que... fue todo tan rápido, y —sonrió— bueno no tenía nada mas en la cabeza

-Entiendo... —volvió a mirar a su esposo que permanecía callado observando y analizando la casa— te traje esto... —saco de su bolso una cajita— siempre quise que lo tuviera la que fuera a ser tu esposa...

-¿Qué es? —tomo la cajita observándola detenidamente

-Perteneció a tu abuela, a mi y ahora a ella... —dijo abriéndola para que viera un hermoso dije en forma de estrella unida a una media luna— es mi regalo de bodas... —ante eso el padre de Seiya se puso de pie caminando por el jardín— creo que tienes que hablar con él... no ha estado muy bien...

-Gracias mamá, seguro le gustara... hablare con él, por favor ayuda a Serena con la comida, pensábamos pedir pizzas —se sonrojo guardando la cajita en su en su bolsillo, para enseguida caminar detrás de su padre

Desde la cocina Serena había observado todo, se sentía mal de pensar que el padre de Seiya no la aceptaría nunca, en cuanto vio que la madre de Seiya se acercaba camino hacia el pequeño cuarto que servía de alacena como si buscara que tomar.

-Hola —sonrió al entrar a la cocina— ¿te parece si preparamos algo de comer?

-Ah sí claro... —sonrió— ¿le molestaría si la dejo un momento sola para ir a cambiarme?

-No para nada hija yo me encargo de la cocina, quizás un rico omelett les agrade

-Gracias... —sonrió deteniéndose frente a ella— Seiya los extraña aunque no lo diga... —después de eso salió rumbo a las escaleras para ir a cambiarse, solo esperaba que realmente pudieran tener una comida familiar

Sonrió al verla alejarse para enseguida volver la mirada y observar a sus dos hombres que iniciaban una conversación.

X-X

-Hermosa casa... —murmuró Neflyte llevando las manos a los bolsillos del pantalón, y era cierto, el jardín era muy amplio perfecto para su familia

-Sí lo es... estábamos pensando en buscar un lugar para nuestro hogar... pero me he encariñado con esta casa, aun que parezca raro... —sonrió observando el hermoso jardín

-¿Lo has aceptado verdad? —murmuró refiriéndose a Darien, bajó la mirada hacia la piscina donde el agua se movía lentamente

-Es mi mejor amigo... y saber que es mi hermano me une mas a él... —sonrió ligeramente— y aunque no fuera mi hermano, siempre va ser mi mejor amigo, salvo mi vida por segunda ocasión... mi amistad con él es muy fuerte no sé si sea por el lazo sanguíneo...

-Aun no entiendo esa clase de amistad que ambos tienen... pensar que estás viviendo en la que fue su casa... casarte con la que fue su esposa... quizá estoy siendo anticuado y por eso no me es fácil aceptarlo...

-Aun para mi es extraño... papá, no sabes cómo me sentí hace unos meses... me sentía un miserable, aun cuando sabía lo que él hacia... pero, yo siempre ame a Serena

-¿Cómo es eso posible? —Pregunto volteando a verlo tan solo un instante

-Todos los días por la mañana iba al parque tan solo para verla pasar... Darien sabía que ella me gustaba mucho... y más que eso, me enamore sin conocer siquiera su nombre... cuando Darien la hizo su novia simplemente adormecí ese sentimiento, deseando que él la hiciera feliz

-¿Es eso verdad? —pregunto desconcertado

-Si... papá, pero yo ya estaba comprometido y por respeto a Lita nunca me atreví a acercarme, siquiera, aun cuando la misma Lita me decía que lo hiciera

-No tenía idea... —murmuró desconcertado— ¿puedes llegar a amar a alguien sin conocerla?

-Fue amor a primera vista... ella me confesó que también pasaba por el parque para verme... fui su primer amor platónico... —sonrió con emoción— yo la ame así como ella me amo, ambos adormecimos ese sentimiento, el cual solo despertó cuando llegue a esta casa... y verla siempre triste partió mi corazón

-Aun así Seiya, la forma en que lo hicieron... es lo que no apruebo... ¿cómo puedes estar seguro que a ti no te hará lo mismo?, no la conozco pero si eso hizo estando casada ¿qué puedes esperar ahora?

-¿Pero si apruebas lo que hizo Darien?, papá su separación era inminente con o sin mi... sé que no fue la mejor forma en que pudimos hacer... pero sucedió, renació lo que sentía por ella con mucha más fuerza de lo pudo ser cuando era estudiante universitario...

-Pero entiende Seiya, las cosas son distintas, no estamos hablando de Darien, estamos hablando de ti... me preocupa todo lo que paso por causa de esa joven, no se detuvo a pensar en lo que sucedería en el momento en que ustedes se enfrentaran y todo por ella...

-No papá... entiéndeme tú a mí... si Darien no le hubiera sido infiel, si se hubiera dedicado a amarla con todo su ser... ni ella ni yo lo habríamos pensado, ni habríamos externado nuestros sentimientos... fui yo el que decidió tomar el riesgo por ella incluso enfrentar a mi mejor amigo, que era lo que menos habría querido, pero así sucedió... ella se iba a divorciar de él porque descubrió su infidelidad… yo no tuve nada que ver en su decisión

-¿Y qué hay de esa lesión que te tuvo al borde de la muerte Seiya?, ¿cómo quieres que la acepte y la perdone cuando por su culpa estuve a punto de perder a mi hijo?, mi querido hijo...

-Porque sin ella sería como estar muerto... la amo con todo mi ser... y habría muerto arriesgándolo todo por ella, que me ha dado la más grande ilusión el ser padre, que me ha dado todo su amor, y sé que jamás amare a alguien más que no sea ella

-¿Estás seguro de tu decisión? —Pregunto con frialdad y seriedad

Desde la ventana de la habitación que había sido suya Serena lo observaba fijamente, Seiya hablaba en serio, y por eso lo amaba.

-Si papá... estoy seguro... no te enfrente a ti y a Darien por nada... los enfrente porque ese es el deseo de mi corazón...

-Espero que nunca te arrepientas... —dijo con cierto recelo

-Jamás me he arrepentido de mis actos, y no comenzare a hacerlo ahora... prefiero morir en el intento que jamás haberlo hecho... ella es mi felicidad la mujer que amo, y no me importa si no la aceptas, aun cuando eso me entristece... porque nada me haría mas feliz que contar con el apoyo de mi padre...

-Llama a Serena, necesito hablar con ella... —dijo con seriedad y firmeza sin voltear a ver a su hijo

-No… no dejare que la ofendas si eso pretendes... no está en condiciones para recibir fuertes impresiones... ella va ser mi esposa lo aceptes o no

-¿Y no crees que al menos debas presentarme formalmente a tu prometida? —pregunto volteando a verlo

-Lo hare... si la aceptas como la mujer que yo he escogido para ser feliz... sin importa lo que paso, ni como sucedió... papá... serás abuelo por partida doble...

-Lo se... y no es fácil aceptar de parte de ninguno de los dos la manera en como lo hicieron... —suspiro profundamente— pero si es lo que quieres... creo que no tengo nada más que decir...

-Esto no habría pasado si tu hubieras dicho la verdad desde un principio padre... —suspiro, volvió su mirada hacia el balcón donde asintió con la cabeza— Bombón —se acerco— ¿podrías traer las fotos de nuestra hija?

Se sonrojo al ser descubierta— Si, claro... —murmuró entrando a la habitación para ir a buscar las fotos, para ese momento ya se había dado un baño y cambiado de ropa

-¿Siempre escucha conversaciones que no debe? —Pregunto cruzándose de brazos

-No, al menos que tengan que ver con la persona que más ama, además no es la única que ha escuchado —volvió su mirada hacia la piscina, su madre estaba parada junto a esta simulando recoger los platos de la mesita

Sonrió ligeramente— Vaya parecen cortadas con la misma tijera...

-Ambas están preocupadas, seria ilógico si no estuvieran al pendiente… papá... me haría muy feliz contar con tu apoyo... porque tu siempre has sido mi modelo a seguir... y te he admirado toda mi vida

-La peor imagen que pudiste tener para admirar, tú mismo eres digno de admiración Seiya... —dijo con seriedad

-Papá —sonrió acercándose a él— siempre te admire por tu fuerza y decisión, además se cuanto amas a mi madre, y que tan importante somos tus hijos para ti...

-Pero no soy digno de tu admiración Seiya... te obligue a hacer cosas que no quisiste, estudiar la carrera que no querías... incluso ahora me negaba a aceptar el camino que has decidido

-Para todo niño, siempre su gran héroe será su padre, sea bueno o malo, yo seguí el camino que trazaste para mí porque quería verte orgulloso de mi... siempre me esforzaba en todo, solo por recibir tu aprobación...

-Y nunca te di una palabra de aliento... —murmuró recordando como Seiya llegaba de niño feliz por obtener las mejores calificaciones

-Ahora sería bueno que lo hicieras no te parece... dejar de ser duro y frio para dejar aflorar tus verdaderos sentimientos... porque quiero que mi hija tenga unos abuelos muy consentidores, y que la amen tanto como su madre y yo lo haremos

-¿Sera una niña? —Pregunto con una sutil sonrisa

-Si una hermosa niña, y se llamara Serenity... —sonrió

-Aquí tienes... —dijo Serena llegando con un portarretratos y un sobre con las imágenes del ultrasonido— no encontraba la ultima... —sonrió a Seiya— tu madre está preparando omelett iré a ayudarla...

-Espera bombón —la tomo de la mano antes que se fuera

-Ah prometí preparar el postre... —dijo sonriendo sutil, ya que para ese momento aun resultaba difícil para ella estar cerca del padre de Seiya

-Ahorita vas —sonrió acercándola hacia él— papá... ella es Serena Tsukino la mujer que escogí para amar toda mi vida, mi prometida

Serena sonrió sutilmente al escuchar a Seiya, vio por un instante a su prometido y en seguida al padre de este— Mucho gusto señor...

Sonrió ligeramente extendiendo su mano— Mucho gusto, creo que no habíamos sido presentados debidamente, mi nombre es Neflyte padre de este chico tan alocado

-Y ella —acaricio su pancita, para enseguida extender el portarretratos hacia él— es mi pequeña Serenity tu nieta

Tomo ambas imágenes para observarlas— Sera una niña muy bella, teniendo unos padres tan guapos...

-Tiene de donde heredar —sonrió abrazando con ambas manos a Serena por la espalda— me encantaría que asistieran a mi boda

-Realmente nos haría muy felices contar con su presencia... —sonrió colocando las manos sobre las de Seiya— y contar con su apoyo…

-¿De verdad ama a mi hijo? —fijo su mirada en ella

-Más que a mi vida... —dijo sin titubeos y con firmeza— estoy dispuesta a todo por él... y mientras Seiya este feliz yo también lo estaré...

Seiya sonrió, la pequeña volvía a moverse al contacto con sus manos— Y soy muy dichoso, mi deseo se hace realidad —cerro sus ojos— le encanta jugar, mira papá —sonrió indicándole a su padre que se acercara

-¿Puedo? —Pregunto a lo que Serena asintió, fue entonces que llevo la mano hacia su vientre— es muy inquieta...

Seiya quito sus manos para dejar que su padre sintiera a su pequeña— Es muy juguetona, pero cuando se trata de estar tranquila, más a la hora de dormir lo está ¿verdad bombón?

-Si, por las noches tarda en calmarse pero luego me deja dormir tranquilamente, cuando Seiya pone las manos en mi vientre es cuando se pone inquieta, le gusta jugar con su padre, conmigo casi no lo hace porque yo me encargo de que duerma y se tranquilice...

-Sera una niña muy inquieta, y apegada a sus padres —sonrió mientras sentía a la pequeña que aun se movía

-Sí, lo será... —sonrió— pero ya deja que descanse, ha tenido una mañana muy ajetreada... —dijo colocando las manos sobre su vientre— tranquila Serenity es hora de la comida... por cierto Seiya, necesito fresas y ya no hay ¿podrías ir a comprar?, ah y mangos también... el único que estaba no sirvió para calmar mi antojo...

-El único que no compartiste conmigo —sonrió divertido— está bien iré a cambiarme, no tardo —beso sus labios— ahorita regreso Serenity —sonrió acariciando su pancita antes de alejarse para ir a cambiarse—

-No tardes muero de hambre... —sonrió viendo como se alejaba— gracias por estar presente en el momento mas importante para Seiya... —dijo volviendo a mirar al padre de su prometido

-Creo que le debo una disculpa...

Negó sutilmente con una sonrisa— No tiene nada de que disculparse... al contrario pero bueno creo que sería mejor dejar ese tema por la paz para no causarle mas estrés a Seiya... ahora está feliz y eso es lo que importa...

-Tienes razón... no quería perder a mi querido hijo... y me alegra de verlo sano y feliz, como nunca antes lo había visto, amaló, tanto como él a ti te ama... aunque todo esto me parece aun extraño, creo que no me queda más que felicitarlos y desearles lo mejor —sonrió conteniéndose entre las ganas de abrazarla

-Si, también para nosotros es extraño... —sonrió ligeramente sintiendo una pequeña patada de su bebé— también Serenity está feliz... entre las dos lo amaremos como él se merece así que no debe preocuparse más por Seiya... los tres formaremos una hermosa familia con unos abuelos consentidores... —lo observo un instante y tras pensarlo algunos segundos lo abrazo— gracias...

Se sonrojo sonriendo, ligeramente correspondiendo el abrazo— Gracias a ti... ahora solo me falta recuperar a mi otro hijo —sonrió feliz por primera vez en años— no me había sentido así de feliz que el día que vi nacer a Seiya, y posteriormente a Darien

-Le aseguro que con Darien ahora será mas fácil al ver que apoya y respeta a Seiya... —dijo separándose de él

-Que complicados son estos muchachos... su amistad es un tanto extraña, pero debe ser porque son hermanos gracias, pero bueno hagamos una buena comida, acompañare a Seiya a comprar lo que falta y algunas otras cosas, es momento de celebrar

-Mmm ¿qué tal una botella de vino tinto? —Dijo sonriendo ligeramente caminando con él rumbo a la casa

-Ne parece bien, que sean dos y nos platican que planes tienen para esa boda tan improvisada

-Por supuesto... —sonrió más feliz llegando a la cocina— ¿en qué le puedo ayudar? —pregunto a la madre de Seiya que los había estado observando

-Haremos un estofado y una lasaña para celebrar —sonrió emocionada buscando lo necesario para cocina—

-De acuerdo yo preparare una tarta de fresa mmm no mejor de frutas... las frutas... —dijo recordando el tazón que había preparado— ya se mejor de mango... iré a decirle a Seiya...

-Una de mango y una fresa o una combinación de ambas —Neherenia sonrió al verla un poco indecisa

Mientras Seiya recién bañando, y vestido con una camisa sport de color vino y pantalón de mezclilla con tenis negros— Ya estoy listo

-Mmm que guapo... —sonrió acercándose a él— me pondré celosa si alguien te coquetea en el supermercado, lo bueno es que me quedare aquí así que no voy a ver... ¿te portaras bien verdad?

-Yo siempre me porto bien —sonrió abrazándola— no tardare lo prometo, entonces traigo muchas fresas y mangos, ¿que mas necesitas?

-Mmm tal vez manzanas... verduras de todo tipo... creo que es todo... ah no ya se... vino tinto, no tenemos y hoy vamos a celebrar... —Dijo emocionada y feliz como en mucho tiempo no lo había estado—

-Entonces necesitare ayuda... papá ¿me acompañas a hacer las compras? —Sonrió feliz, al ver la gran sonrisa de su futura esposa

-Por supuesto... —dijo sonriendo al ver lo bien que se llevaban

-Ah también... —dijo sonrojándose un poco— helado... de fresa ¿puedo?

-Y también la pizza prometida, es posible, pero mañana te la pasaras a pura verdura cocida —sonrió con malicia

-¿Qué? —se soltó de él haciendo un puchero— entonces ya no quiero nada... me comeré mi fruta y no te daré...

-Ah no, me hiciste ceder y ahora comes—fingió seriedad

-No comeré... —dijo aun con su puchero, ocultando una sonrisa

-Mmm no estoy seguro que estén listos para ser padres... —dijo Neflyte al ver como ninguno de los dos cedía

-Ya veremos —sonrió acercándose a ella, murmurándole al oído— si no comes de todas formas te daré solo verduras para mañana, y aparte —murmuró solo para ella— dormiré con camisa

Abrió la boca sorprendida de sus amenazas, sintiendo como se ponía roja totalmente— Seiya... —murmuró dándole un suave golpe en el brazo— ya mejor ve por las cosas... hablaremos luego...

Sonrió alegremente— Es broma —murmuró besando sus labios

-Malo... —dijo sonriendo al final— ya ve por las cosas Serenity tiene hambre... —dijo después de despedirlo con un beso— no tarden...

-Me encargare de que compre todo lo necesario y mas... —dijo Neflyte al verlos tan felices, como una hermosa pareja

-No se vayan a tardar —Neherenia sonrió al ver a sus amores salir de la casa, Seiya sonreía muy feliz, y eso la llenaba de orgullo

-¿En qué le ayudo? —Pregunto Serena colocándose un delantal que jamás se pudo amarrar— mmm bien no importa, ah por cierto no le he presentado ¿verdad? —se acerco a ella tomando su mano para ponerla en su vientre— la juguetona Serenity... y ella es tu abuelita...

Sonrió posando su mano sobre su vientre— Es mucho más inquieta que hace un par de meses cuando supe de ella, hola pequeña, que felicidad, mi nieta —sintió una patadita— será muy inquieta lo bueno es que tendrá por donde correr

-Así es... y unos papás que deberán seguir su ritmo de vida... —sonrió sintiendo otro suave golpe— ya mi amor tranquila, deja trabajar a mamá... ¿en qué le ayudo?, mmm una pregunta, ¿por qué estofado y lasaña?

-Son los platillos favoritos de Seiya y su padre, solía cocinarlos juntos para ellos, aunque a Seiya le gusta más el estofado —sonrió divertida— y siempre come de postre fresas, picadas o con crema o en tarta o mejor aun pastel de queso con fresas, vamos a ver pon a cocer la pasta para la lasaña y yo me encargo de las verduras y la carne, quedara una rica comida

-Entonces yo me encargo de hacer mmmm —se quedo pensando un momento— ¿qué hago si no hay fresas?, ah ya se... comenzare con el pastel de queso y lo bañaremos con fresas... señora... gracias por estar aquí, esto hace muy feliz a Seiya, y más gusto nos dará que estén el día de nuestra boda…

-No me digas señora, me haces sentir demasiado vieja y aun soy joven y bella —se sonrojo colocando pose de modelo— es un placer para nosotros poder compartir su dicha y sin duda ahí estaremos, gracias por aceptarnos

Sonrió divertida al verla— Ahora sé de donde saco Seiya esa actitud de modelo... de acuerdo mmm Neherenia... —se sonrojo al llamarla por su nombre— creo que no se lo he dicho pero es muy bella y Seiya se parece demasiado a usted, espero que Serenity sea igual de hermosa pero sobre todo noble como usted y como él...

-Cuando era más joven antes de casarme fui una top model —sonrió un tanto sonrojada— su hija será muy hermosa, su madre y su padre son muy atractivos y te aseguro que sacara lo mejor de cada uno, con su amor y paciencia... Sabes iniciar una familia es totalmente distinto a solo ser pareja, por que debes prestar atención a los hijos, en sus necesidades, y alegrías, será difícil pero pase lo que pase nunca dejen de hablarlo

-¿Como fue cuando nació Seiya? —pregunto un tanto indecisa de preguntar, pero después de todo ahora podía confiar en ella— ahora las cosas con él como pareja están muy bien, de hecho diría que excelentes pero tengo miedo de que algún día deje de verme mujer y me vea solo como la madre de su hija... sé que es tonto pero ahorita me siento como un globo con piernas aunque él dice que no...

-Fueron días muy difíciles... y un tanto complicados, como sabrás Darien y el son hermanos y solo se llevan por días... sabía que su padre tenía a otra mujer la cual era su secretaria, aun no nos casábamos pero yo lo amaba y lo sigo amando con todo mi ser, siempre ha sido de carácter fuerte, y yo quizás un tanto pasiva, lo contrario a ella —suspiro— ella también lo amaba tanto como yo —bajo su mirada con tristeza mientras picaba las verduras—

-Entiendo que esto es difícil de contar, he sido demasiado confianzuda al preguntar esas cosas... —dijo sirviéndole un poco de jugo— no es necesario que me cuente... disculpe... —Dejo el vaso junto a ella observándola

-No te preocupes —le sonrió— fue una situación un tanto difícil, para todos, al final él se caso conmigo y ella se fue lejos, sin decirle nada, y algunos años más tarde, lo llamo estaba muy mal y le preocupaba dejar desamparado a su hijo, y fue entonces que lo llevo a casa, tarde un poco en darme cuenta de la situación, y Seiya tan era un niño para entender, no me molesta hablar de ello, ya que sin duda he sido muy feliz junto a mi esposo, aunque te parezca un ogro

Sonrió ligeramente— Lo lamento, creo que esa vez en el hospital hable de mas... me disculpo... mmm ¿y por qué en ese momento no les dijeron nada?, hubiera sido más fácil siendo que ambos se quieren tanto...

-No siempre fue así querida... al inicio Seiya estaba un tanto renuente a compartir su habitación y sus juguetes con él, y peleaban demasiado, como decirle a un niño que el hombre que se presento como su padrino era en verdad su padre, aunque quizás si habría sido más fácil, fue un error, pero Neflyte se rehusaba a causarle más dolor a su hijo... demasiado para su corta edad —suspiro—te mostrare algo —saco su cartera, sacando una fotografía, de Seiya y Darien peleando por un juguete, ambos se parecían con el cabello corto y cada uno jalaba para su lado con fuerza

-Entiendo... Seiya puede ser muy posesivo quizá no lo hubiera tomado muy bien... —dijo tomando la fotografía, sonrió ligeramente fijando la atención en uno de ellos en especial— que lindos se veían

-Ambos son muy posesivos con lo que consideran suyo, comenzaron a llevarse mucho mejor el día que Darien lo salvo de ahogarse en el arrollo, desde ahí Seiya dejo de ser tan peleonero e inquieto, y fue más pasivo y amable con su hermano, Darien rescato a mi bebé

-Si algo supe pero no pensé que fuera tan grave... —le entrego la fotografía— fue duro para usted tener al hijo de otra mujer conviviendo con ustedes... de verdad la admiro... no debió ser fácil...

-Para ninguno lo fue, pero Darien no tenía la culpa de los errores de su padre, aunque cuando ella se fue llevándose a su hijo él sufrió, se volvió duro y frio debido al dolor que sentía, no lo juzgues mal, a veces cometemos errores, que no solo te pueden dañar a ti si no a terceros, en este caso mi hijo, fue relativamente afectado por la situación, Serena, mi hijo adora a su padre y a su hermano tiene un enorme corazón, cuídalo mucho, él sabe ver luz donde solo hay oscuridad

Había tomado una zanahoria dándole una mordida meditando la situación— Amo a Seiya y no podría permitirme perderlo o lastimarlo... se cuanto ama a sus padres, solo que era difícil ver cuánto se esforzaba y ver su tranquilidad, tal vez muchas cosas se hubiera evitado... pero no lo juzgo solo ya no quiero ver a Seiya triste...

-Mi esposo siempre ha sido orgullo y perfeccionista, pero en el fondo de su corazón se que está orgulloso de su hijo, a veces no puedes ser el padre ideal, no naces sabiendo ser madre o padre, y mi error fue no apoyarlo desde el inicio, pensé que el camino que Neflyte quería para Seiya era el mejor, para él, además siempre lo vi sonriendo, no hay foto o momento que no sonría pero ahora sonríe aun mas, y eso me llena de dicha —llevo las manos a su corazón— y por fin mi esposo comprendió que no puede atarlo siempre, que también debe sufrir y ser fuerte, afrontar su propio destino cualquiera que sea, Serena gracias por aparecer en la vida de mi hijo

-No tiene nada que agradecer señora... digo Neherenia... —sonrió apenada— tampoco ha sido fácil para mi afrontar toda esta situación... de pronto darme cuenta cuanto importaba Seiya en mi vida aun estando yo casada con Darien, fue muy difícil, trate de que no sufrieran pero fue inevitable...

-Al final aunque uno quiera no siempre se puede evitar el sufrimiento, pero eso es lo que nos hace ser mas fuertes día a día... —murmuró poniendo a cocer las verduras— lo importante ahora es que tanto Darien como Seiya son felices, Neflyte tenía miedo, no quería ver sufrir a ninguno de sus hijos, por eso le era difícil aceptarte, porque para él eras la esposa de su hijo menor

-Si comprendo el por que... —dijo bajando la mirada— fue extraño incluso para usted, pero supo aceptarlo...

Sonrió— Si me entere después que era su hijo, pero el amor puede hacer muchos milagros, hija se muy feliz con mi bebé —suspiró soñadora— aun recuerdo cuando Seiya era solo un bebe

Sonrió ligeramente, ¿su bebé?— "Si supiera la clase de cosas que hace su bebé" —pensó divertida— Lo seremos no se preocupe, ¿era muy travieso?, ¿alguna vez le amarro las manos?

-Solía ser muy travieso y siempre trepando arboles, y solía correr por todos lados, pero siempre fue un niño muy bien portado, con las mejores notas, aunque lo hacía por agradar a su papá, lo hacia también por competir con Darien, o Darien lo hacía por competir con él, no estoy segura

-Mmm creo que más bien Darien competía con él... —dijo sacando lo necesario para hacer el pastel de queso— ¿y... antes de que lo comprometieran con Lita había tenido alguna novia, quizá en el kínder?

Sonrió No… que yo sepa, solo Lita

-Ah ya veo... —Sonrió ligeramente— lo siento, se que parecerá que soy muy celosa y la verdad es que... si lo soy... —dijo apenada— ¿y cómo no estarlo?, digo Seiya es guapo, talentoso, buen cuerpo, una voz sexi y... ah perdón, creo que comencé a divagar... ¿nunca tuvo alguna chica que anduviera detrás de él?

-Demasiadas chicas andaban detrás de él y lo perseguían

-¿Demasiadas? —Murmuró un poco seria mientras batía lo necesario— no pensé que fuera tan asediado... ¿desde bebé?

-Desde bebé, siempre ha sido muy carismático y simpático, pero su época mas fuerte fue en la preparatoria

-¿Nunca supo de mi existencia?, me refiero... ¿nunca le hablo de que se hubiera enamorado?

-Lo escuche una vez hablando con Lita, se veía muy triste, pero nunca supe el motivo o más bien no lo entendí

Bajo la mirada, se quedo callada mientras continuaba con el postre que prepararía por primera vez a su futuro esposo— Yo nunca supe lo que él sentía por mi... no se lo diga, pero siempre pensé que yo era muy poca cosa para él... —Sonrió con nostalgia— siempre que pasaba lo veía tan guapo, sonriendo siempre, pero muchas chicas lo cuidaban a lo lejos, pensé que si me acercaba todas se me echarían encima por quitarles al galán de la universidad...

-Mi hijo siempre fue muy respetuoso en lo que a su compromiso se refería, desde que ellos iba a la escuela, juntos, la verdad pensé que si amaba a Lita, no me imagine que fuera algo totalmente diferente

-Una vez los vi juntos... parecían tan felices, supuse que jamás podría competir con ella, en ese tiempo yo era demasiado reservada, nada que ver con como soy ahora... tenía miedo de hablarle al chico del que estaba enamorada... y de pronto apareció Darien y sin darme cuenta me conquisto al grado que oculte en lo profundo de mi corazón lo que sentía por ese chico divertido y misterioso de ojos azules como la noche... —Sonrió ligeramente— tenía un brillo especial, y como no sabía su nombre yo le puse estrella... era mi estrella sin que él lo supiera...

-Ahora entiendo ustedes dos estaban destinados desde un inicio... nunca lo supe, había cosas en mi hijo que solo Lita sabia, porque ni el mismo Darien

-No sé si sea destino, ahora solo sé que es mi voluntad estar con él... ser su esposa, ser la madre sus hijos, y ser la mujer que ame cada día... —Sonrió con una sonrisa nostálgica— pero bueno creo que esto ya está ahora solo a hornearlo... ¿quiere conocer la casa mientras vuelven?

-Me parece bien, hija pero ¿de verdad se quedaran aquí?

-Mmm si, tanto Seiya como yo nos hemos acostumbrado a esta casa... —dijo mientras encendía el horno y colocaba el molde— solo que la remodelaremos... la cocina no sé si dejarla así... me gusta como esta...

-Entiendo, es una hermosa casa, vamos a conocerla quizás pueda darles ideas

-Sí, eso sería maravilloso, bueno el jardín ya lo conoce, solo que tiene una entrada a un gimnasio al cual también se llega por aquí... —dijo abriendo la puerta de cristal, era la primera vez desde que había estado con Seiya en ese lugar que volvía a entrar, cerró los ojos sonriendo sutilmente— hay un baño y sauna, casi nunca los usamos, están prácticamente como nuevos... y de aquí se sale al jardín... —señalo la puerta exterior

-Bastante amplio y tienen de todo podrían abrir una escuela si se lo propusieran

-¿Una escuela? —volteo a verla— mmm no lo creo, ahora con el bebé y ambos queremos seguir actuando... yo solo me tomare algunos meses y él ya tiene en puerta la película y no sé que tanto mas... se volverá muy famoso...

-Entonces tendrá mas chicas asediándolo —sonrió divertida— la próxima vez que venga traeré un álbum de fotos de Seiya

-Sí, eso sería magnifico... —sonrió emocionada— ah un momento... tiene razón, será mas asediado... mmm tengo que resolver eso... —dijo pensativa— bueno vayamos a la planta alta...

-Vamos, quiero que me cuentes más de su relación

-Si claro... —sonrió saliendo del gimnasio rumbo a las escaleras— bueno el comedor y la sala... todos estos muebles se van a ir compraremos nuevos... —sonrió divertida— esta es nuestra habitación... —dijo observando que estaba toda tirada— uh lo lamento despertamos y nos fuimos enseguida a la alberca... —dijo tratando de recoger la ropa que estaba tirada

Sonrió al ver la ropa tirada— No te preocupes

-¿Que quiere que le cuente? —Pregunto colocando la ropa sucia en un cesto

-¿Cómo es que se dieron cuenta que se amaban?

-Mmm… veamos... —murmuró un tanto pensativa— seré muy sincera... y quizá exagero pero... —se sonrojo— la primera vez que vi a Seiya sin camisa, yo hasta ese momento lo veía como el amigo de mi esposo, y aunque los sentimientos comenzaban a salir me negaba a aceptarlos... ya sabe yo quería serle fiel a Darien... pero con Seiya es difícil serlo...

-Debió ser difícil —murmuro acercándose para ayudarla a hacer la cama

-Sí, mucho... —sonrió ligeramente sonrojada— ese día vi a Seiya haciendo ejercicio, se veía tan ah es que no sé como describirlo... y a partir de ese momento no podía dejar de pensar en él... buscaba cualquier pretexto para estar cerca... y la mejor forma fue pedirle que fuera mi entrenador...

-No cabe duda, mi hijo vuelve locas a todas las mujeres, pero sin importar cuantas puedan asecharlo ten la seguridad que siempre te será fiel

Sonrió apenada— La verdad es que si, sin darme cuenta disfrutaba de cada momento a su lado, de cada pequeño roce... de cada sonrisa que tenia para mi... y los sentimientos que me negaba a reconocer se hicieron cada vez mas fuertes... pero yo aun no les ponía nombre...

-¿Y en qué momento supiste lo que era?

Desvió la mirada hacia la cama, recordando la primera vez que había estado con él, y quería explicar con palabras en ese momento la necesidad de pertenecerle solo a él— Después del momento más maravilloso que pudo darme... quise gritarle cuanto lo amaba y solo se lo pude demostrar aunque a veces hacen falta las palabras... —Dijo volviendo a tender la cama

-Suena todo a una historia tan romántica, como de novela —sonrió— y él que te dijo quiero saberlo todo

-Pues no dijo mucho... —Sonrió sonrojada— fue un día hermoso, el mejor de mi vida... lástima que después de los buenos momentos llegaron los malos... después de ese día se alejo de mi, y lo comprendí ambos traicionamos la confianza de Darien y pues él se sentía culpable...

-Mi pequeño debió estar muy deprimido y yo sin poderlo consolar, ahora entiendo el por qué Lita adelanto su viaje —suspiro con tristeza

-Supongo... —dijo encogiéndose de hombros con una sutil sonrisa— fue entonces que surgió el proyecto de la serie, bueno para ese momento los papeles ya habían sido seleccionados, Seiya y yo protagonizaríamos la historia... ya se imaginara como era para los dos tratar de fingir que nada había pasado entre nosotros...

-Debió ser muy difícil, para ambos —llevo su mano a su mejilla tratando de imaginar a su niño en ese tipo de situación

-Lo fue, mas porque él comenzó a tratarme de forma fría, pero cuando nuestros personajes tenían alguna escena romántica, yo veía en él algo diferente, su mirada cambiaba y terminaba besándome no como un actor si no como lo había hecho días antes, era desconcertante porque luego volvía a ignorarme... eso me desesperaba

Sonrió ligeramente— Seguro debió ser idea de Lita, o de ambos... debió haberte hecho sufrir mucho en esos días

-No sabe cuanto... —suspiró colocando los cojines decorativos sobre la cama— y luego hacia que me pusiera celosa, jamás había sentido celos por alguien hasta que apareció él...

-Dime algo, ¿fue parecido a lo que sentiste la primera vez que lo viste junto a ella?

-No... —se acerco a tomar el osito y colocarlo en medio de la cama— porque aquella primera vez yo ni siquiera sabía su nombre o la clase de relación que tenia con Lita, esta vez fue diferente, porque yo sabía que sentía algo mas por mí, además ¿cómo explicarlo?, mmm digamos que yo conocía cosas de Seiya que no quería que alguien más conociera... —dijo totalmente sonrojada

-Ya veo —se sentó en la cama observando la habitación— querías que solo fuera para ti en todos los aspectos y pensar que pudiera tener algo mas con Lita te hizo enojar, quizás él sintió lo mismo hacia Darien, que complicada situación, pero entonces entre Lita y mi hijo nunca hubo amor, y yo que creí que si, por eso no me opuse al compromiso

-Yo también lo pensé... —suspiro sutilmente al abrir la cortinas y el ventanal dejando que una suave brisa entrara— pero yo no podía evitar lo que sentía hasta que un día llegue a mi limite, no lo soporte mas, pensé en renunciar a la serie y de hecho iba a hacerlo por eso le pedí solo un día más a su lado y lo dejaría tranquilo, pero fue demasiado el estrés que soporte esos días que termine desmayada y desperté en el departamento que compartía con ella... ya se imaginara mi confusión...

-Es un lindo departamento, pero dime ¿que mas paso?, no me imagino a Seiya siendo frio...

-Lo fue conmigo y por mucho tiempo, por eso me canse... —suspiro profundamente— cuando desperté estaba desconcertada, en el departamento de Seiya donde vivía con su novia... todo fue tan extraño... —sonrió— pero fue Lita la primera en escuchar cuanto amaba a Seiya

-Lita siempre ha querido mucho a mi hijo, y él a ella, seguramente quería asegurarse que lucharías por él, ambos acostumbran siempre a llegar a los extremos, cuando asistían a la secundaria, recuerdo una competencia en especial, estuvieron por días entrenando porque querían ganar, ambos fueron hasta el extremo y el límite de sus fuerzas pero consiguieron ese triunfo

-Sí, lo comprendo... —sonrió acercándose a ella— bueno esta habitación será la nuestra, también sufrirá cambio, Seiya quiere que unamos la habitación de al lado para hacer un vestidor... estoy pensando seriamente en poner un tina de hidromasaje, presiento que ambos la necesitaremos, vayamos a las demás...

-Eso les va relajar mucho, mi hijo tiene cada ocurrencia —sonrió divertida— si vamos a verlas, espero nos cedas alguna para cuando vengamos de visita —sonrió, caminando detrás de ella

-Claro que si... —sonrió caminando por el pasillo pasando en frente de otras dos puertas— estas son de huéspedes son más pequeñas que las dos principales, donde estamos es una y la otra es del otro extremo... —Abrió una puerta para que viera que era más pequeña— la otra grande Seiya quiere hacerla salón de juegos para la bebé aunque también quedaría como cuarto de televisión... —camino hacia la habitación que estaba más decorada y con algunas fotografías de ella en sus inicios como actriz— esta habitación da al jardín...

-Es muy bonita vista con el balcón, porque no mejor la hacen la habitación de Serenity, la vista es esplendida adecuada para una princesita

-Sí, lo es... —sonrió ligeramente— solo que esta era la habitación que compartía con Darien... —dijo apenada— desde ese balcón fue que vi por primera vez a Seiya tan atractivo...

-Si cambias un poco la decoración será estupenda, es extraño que vivan en la misma casa, pero si ya lo han decidido, y sin dudar que hayas pasado buenos momentos con Darien, debes guardarlos como un buen recuerdo y que no limiten el que puedan disfrutar por completo esta habitación, mas si su idea es hacerla cuarto de juegos para ella, es linda., imagínate pintarla de rosa con lunitas, y las cortinas y muebles más adecuados para ella, pero eso será cuando sea más grandecita, además, así no los escuchara por las noches y tendrá bastante privacidad para ella su propio espacio

Comenzaba a imaginarse la habitación tal cual se la describía cuando escucho lo último, sonrojándose por completo— Si creo que sería una buena idea... tendré que ir adecuando la habitación, quiero hacerlo yo misma... —suspiro sutilmente— como que ya se tardaron ¿no?, muero de hambre...

-Vayamos a ver si ya quedo lista la comida, para arreglar la mesa seguro volverán con mucha más hambre —sonrió divertida— deberías hacer una venta de garaje para vender todo lo que ya no usaran

-Sí, es lo que pensamos hacer, solo que ahora lo que más nos apura es la boda, no pensé que me lo pediría y que sería en tan poco tiempo... pero la verdad es que deseo con toda mi alma ser su esposa... —sonrió saliendo de la habitación

-Yo les ayudare, lo importante es que sean felices y formen una hermosa familia, así que si necesitan algo con todo gusto les apoyaremos, para que salga a la perfección y sea un día inolvidable, aunque no será por la iglesia ¿verdad?

-Mmm no... —dijo con tristeza al bajar las escaleras— será solo por el civil, aunque ya hemos solicitado la anulación pero es posible que de aceptarla tarden mucho tiempo, pero no importa, yo solo quiero estar siempre con Seiya...

-Entiendo, lo importante es que se amen, me hare cargo de que puedan tener un bello recuerdo de su boda —sonrió feliz

-Haremos la ceremonia en la playa... es un lugar especial para los dos así que ese será el mejor lugar... —dijo sonriendo yendo directo al horno dándose cuenta que ya estaba su pastel— una amiga se encargara de hacer mi vestido, obviamente no será blanco, quizá un tono crema... ¿no le parece?

-¿Que tal rojo?, a Seiya le fascina el rojo —sonrió feliz— como será por el civil puede ser el color que tu desees

-Tiene razón... —sonrió más que feliz— sí, que sea rojo, pero bueno eso será una sorpresa para él, había pensando en algo corto pero con la brisa no creo... —sonrió olfateando el delicioso aroma del pastel— ya se me antojo...

-Huele bien —saco la lasaña que ya estaba lista y el estofado de otro horno— es una suerte que tengas dos hornos, o no podríamos haber cocinado al mismo tiempo —vacio al estofado los ingredientes faltantes— pongamos la mesa

-Si... definitivamente creo que la cocina se quedara así, a mi me gusta es muy practica... —sonrió mientras sacaba los platos necesarios— aunque casi no cocinamos, bueno no se había dado el momento, pero ahora lo hare mas...

-Seguro a Seiya le encanto la cocina, ¿verdad?

-Sí, le gusto mucho... aunque últimamente solo me hace ensaladas, de hecho hoy es el primer día después de mucho que me dejara comer pizza... me tiene la comida muy restringida... bueno más bien muy saludable..

-Ay este hijo mío, se obsesiona con la salud, y tiende a ser exagerado, pero no se lo digas —saco unos platos para llevarlos al comedor

-Mas ahora con la bebé... —Sonrió sacando unas copas— pero como hoy es un día especial... —se encogió de hombros para en seguida irse al comedor y colocar las cosas— y si es muy exagerado en muchas cosas... ahora tiene la costumbre de dormir abrazando a mi pero más que nada abrazando a Serenity...

-Sera un padre muy sobre protector —acomodo los platos en los lugares

-Conozco a alguien que es igual... —dijo con una sonrisa— ah ya no aguanto, quiero comer... ¿me puedo servir un poco?, pero no le diga a Seiya...

-Te serviré un poco hija, y yo te acompaño —camino a la cocina y sirvió dos platos para ambas— aquí tienes buen provecho

-Gracias... —sonrió disfrutando del estofado que había preparado— esta delicioso... espero algún día llegar a cocinar igual de bien que usted o que mi madre...

-Cuéntame de tu familia que opina al respecto, ¿están de acuerdo con todo esto? —sonrió mientras comía

-Mmm… es complicado, mi padre solo sabe lo más indispensable para estar tranquilo... —dijo con una sonrisa— mi madre sabe casi todo, excepto algunos pequeños detalles... por suerte donde ellos están ahorita no pueden tener acceso a las noticias, la sorpresa que se llevaran...

-Me gustaría estar presente para conocerlos, vendrán pronto cuéntame ¿cómo son?

-Si, por eso no me preocupa que no estén para la boda, llegaran esta semana exactamente que día no se... —suspiro sutilmente— bueno mi padre es muy bueno pero un tanto especial, sigue pensando que soy su princesa y que ni el aire me debe dañar y mi madre, ella es muy dulce siempre que necesité de su apoyo me lo brindo, como cuando quise tomar clases de actuación... hace como un año que no los veo, así que estoy feliz de que vendrán pronto...

-Sera un placer conocerlos, avísanos cuando vengan y podríamos cenar juntos para celebrar como es debido su compromiso —murmuró sirviéndose un poco mas— si estos hombres no se apuran terminaremos acabándonos todo entre tú y yo

-Le quedo delicioso... —sonrió dejando el plato para ir a comer fruta— no sabe cuánto deseaba algo más que verduras... —Sonrió— en cuanto lleguen mis padres y les expliquemos las cosas organizare un cena...

-Me parece bien, si es así traeré mas estofado y alguna que otra delicia

-Gracias, es muy amable... —sonrió comiendo un poco de manzana— creo que llamare a Seiya porque ya se tardaron, se enfriara la comida... —dijo yendo hacia la sala— sin mencionar que ya lo extraño...

En ese momento se escucho la puerta, los dos hombres entraron Neflyte parecía divertido, mientras que Seiya caminaba detrás de él, lucía un tanto maltrecho y con la camisa un poco rasgada, el cabello alborotado.

-¿Que te paso? —Pregunto dejando el teléfono para acercarse a él— ¿estás bien?

-Hola bombón, sniff arruinaron mi playera favorita —murmuró haciendo un puchero

Sonrió— Ya no podrás salir a no ser que vayas disfrazado hijo mío

-Pero... ¿qué te paso? —Se acerco pasando la mano por su cabello para peinarlo un poco— ¿qué fue lo que ocurrió?

-Seguro ya lo deben estar televisando —comendo su padre muy divertido tomando el control, Neherenia curiosa se acerco, al ver que su esposo buscaba en los canales

-¿Había cámaras? —murmuró abriendo los ojos sorprendido

-¿Donde, de que están hablando? —Pregunto observando el televisor—

Neflyte se detuvo en un canal, no se había equivocado ya lo estaban televisando.

"El día de hoy cachamos al actor revelación Seiya Kou, iba muy contento con el que nos han confirmado es el padre de esta gran estrella, evidentemente su presencia no paso desapercibida y mujeres de todas las edades que se encontraban presentes en dicho súper mercado, lo rodearon pidiendo autógrafos, pero no basto con esto las fanáticas de esta nueva estrella se volvieron locas, nuestras cámaras captaron como rasgaban su camisa —se veía al motón de chicas rodeando a padre e hijo, Seiya como pudo logro escapar iniciando así una persecución, dejando solo a su padre con las compras muerto de la risa ante tal estampida que caía sobre su hijo— sin duda esperamos hayan pasado una agradable tarde, con esta persecución que se dio por todo el supermercado hasta unas cuadras más adelante donde logro escabullirse; una vez mas lo felicitamos por su próximo matrimonio…"

Volteo a verlo sorprendida— ¿Trajiste lo necesario para la comida?

-Este... creo que si... —murmuró aun un tanto abstracto— ¿si trajiste las fresas papá?

-Sí, aproveche para hacer las compras mientras escapabas... —dijo mostrando las bolsas—

-De acuerdo... ve a cambiarte Seiya... —se acerco tomando las bolsas para luego dirigirse a la cocina— muero de hambre...

-Si no tardo —murmuró caminando hacia las escaleras, para ir a cambiarse— era mi favorita

-Lo se... anda cámbiate... —dijo desde la cocina, no es que estuviera muy tranquila con lo sucedido, pero tenía que aprender a manejarlo

-Con que tranquilidad lo tomo... —dijo Neflyte quedándose con su esposa

-Sí bastante —murmuró acercándose— es mucho peor ahora que cuando era un adolescente atlético

-Y será mucho peor ahora que se estrene la serie... —Se acerco a su esposa rodeando su cintura— ¿sabes? me siento muy orgulloso de él, fue muy divertido verlo corriendo tratando de escapar...

-Al menos haber sido campeón en atletismo le ayudara ahora a huir de sus fans —sonrió posando sus manos en su cuello

-Si... —sonrió ligeramente— la actitud de Serena me recordó la primera vez que te vi rodeada de varios hombres tratando de conquistarte...

-Eso siempre te molesto, recuerdo tu cara furiosa, cuando me llevabas de la mano, y me encerrabas contigo en tu departamento, y fue una de esas ocasiones en la que concebimos a Seiya —sonrió acariciando su mejilla— esa parte de ti fue lo que me enamoro, puedes parecer muy duro pero conmigo siempre eras diferente

Sonrió ligeramente— Bueno creo que debería pasarle ese tip a Serena... o a Seiya... solo tu supiste conocerme... ¿ahora amada esposa dime que ya está la comida?

-Claro que si amado esposo, vamos ve a lavarte las manos, y enseguida serviremos, se tardaron mucho, pero ya vi porque, ¿cómo escapo de tantas fans? —Sonrió divertida, acercándose a darle un beso en la mejilla

-No lo sé, cuando llegue al auto ahí estaba tapado escondiéndose, fue muy divertido... —Sonrió— creo que eso no lo deberá contar ahora en la comida, por cierto... —Se acerco murmurando a su oído— cuando veníamos vi en una tienda una hermosa cuna perfecta para una princesa, ¿qué te parece que sea nuestro regalo?

-Me parece perfecta —sonrió— vamos a comprarla al salir y se la traemos mañana ¿sí?, y si quieres podemos ver algo para Darien, aunque no se sabe que será aun —se quedo pensativa

-Sí, aprovecharemos para comprar sus obsequios... —sonrió soltándola— anda vamos a comer, que yo también muero de hambre...

-Si —sonrió muy contenta caminando hacia la cocina, donde la comida ya se estaba volviendo a calentar— ¿ya está todo listo?

-Sí, todo está listo... —murmuró decorando el pastel— incluso el postre... aunque falta mi pizza...

En ese momento Seiya que bajaba las escaleras fue a abrir la puerta para recibir las pizzas y pagar— Ya llego la pizza —murmuró acercándose al comedor para colocarlas en el centro de la mesa

Tan solo escucho esas palabras salió corriendo hacia el comer percibiendo inmediatamente el delicioso aroma de la pizza— Gracias amor... —se acerco abrazándolo— pensé que lo habías olvidado...

-Solo no vayas a comer demasiado ¿de acuerdo? —Sonrió correspondiendo el abrazo

-De acuerdo... —beso sus labios sutilmente— anda siéntate, por cierto esta playera me gusta mas...

-¿Ya podemos comer? —Pregunto saliendo del baño en el momento en que su hijo estaba con Serena

Sonrió sonrojándose un poco, era una playera de manga corta y cuello en v de color verde oscuro.

-Anda comamos porque comencé a divagar... —dijo Serena sonrojándose— hice tu postre favorito...

-¿Pastel de fresa? —Sonrió, encaminándose a la mesa donde tomaron asiento

Mientras Neherenia ya servía los platos de cada uno para comer— Disfrutemos esta rica comida en celebración a su próxima boda

X-X

Notas de Autoras:

Bueno pues aquí un capitulo mas por fin el padre de Seiya acepto a nuestra rubia consentida, pero ahora falta ver que dirán los padres de Serena, ¿Qué pensaron que ya los habíamos olvidado?, no para nada, ven como aun nos faltan detalles :P

Queremos agradecer por sus reviews a: Dayan Kou Uchiha, CONEJA, conejita2401, ShelydeKou, Katabrecteri, clauseiserdar1, needolfin21, LuniTa koU, TsukinoDiamante, por cada uno de sus reviews.

Vamos a ver qué pasa en los demás capitulo, porque aun hay detallitos sueltos así que esperamos nos sigan acompañando, que tengan un excelente inicio de semana y nos estaremos leyendo en la siguiente semana, saludos abracitos y besitos.

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou