Capitulo 29

-¡Seiya, ¿puedes venir un momento por favor?! —dijo desde la cocina donde sacaba algunas zanahorias y frutas para hacer una botana muy saludable

-Si voy —sonrió caminando hacia la cocina

-Amor... tendrás que hablar con mi padre a solas... le gusta hacerse el dramático y más si hay gente cerca... —dijo apenada— solo así podrás hablar tranquilamente y en serio con él... —se asomo viendo que su madre consolaba a su padre que seguía sollozando— debí advertirte antes...

-Estoy un poco confundido, y mi padre parece un poco divertido —murmuró un tanto desconcertado

-Lo sé, lo siento... —tomo su rostro entre sus manos— por eso es que no quise seguir con esa discusión, a mi padre le gusta que sean directos, pero no en ese estado... mmm está exagerando demás...

Asintió aunque se sentía un tanto temeroso— A decir verdad tampoco esperaba que mi primer encuentro con tus padres fuera así

-Lo lamento, debí decirte anoche, de hecho de eso quería hablar pero bueno ahora creo que deberás encontrar la manera para que te acepte... —sonrió ligeramente— hasta cierto punto creo que tu serás igual que él con Serenity y espero sinceramente que no

Se rasco la cabeza un tanto confundido— La serie está por comenzar, quizás pueda hablar con él una vez que haya terminado, ¿les ayudo en algo?

-Prepara un poco de limonada... pensaba hacer pay de limón pero ya será para otra ocasión... —dijo soltándolo para ir a sacar vasos y platones

-De acuerdo —suspiro, se sentía preocupado y nervioso, ya que no quería iniciar mal con la familia de ella, y por lo que veía sería muy difícil que lo aceptaran, partió los limones y comenzó a exprimirlos un tanto pensativo

-Gracias por venir Mina... —dijo sonriéndole sutil— supongo que Seiya ya les dijo donde será la boda...

-Si ya Yaten se encargo de reservar el lugar y entre otros detalles que han estado viendo también ya tenemos al juez así que no te preocupes nos haremos cargo de todo

-Gracias... sobre el vestido... tengo unos pequeños cambios... —dijo sonriéndole en un gesto de complicidad

-Vendré mañana y podemos hablarlo y diseñarlo ¿te parece?

-Si me parece bien... la madre de Seiya tuvo una idea y me encanto... —sonrió ligeramente

-Me alegra que te lleves bien con su madre es una persona muy linda y talentosa

-¿Ya sabias que era modelo?

-Sí y no, bueno no sabía que era madre de Seiya, pero fue una modelo muy talentosa —salió de la cocina corriendo para sacar unas revistas y regresar y mostrárselas— mira

-¿Es ella?, wow que hermosa y joven se veía... bueno no es que no lo sea ahora... —sonrió al sentir que Serenity se movía— ah presiento que a esta bebé le gustara el medio...

-Con dos padres tan famosos como ustedes y abuelos talentosos ya lo creo —sonrió emocionada— es tan hermosa

-¿Las ayudo en algo? —Dijo Ikuko al entrar a la cocina y verlas conversando mientras que Seiya parecía demasiado distraído

Seiya termino de hacer la limonada, sin darse cuenta se había cortado el dedo— Ya esta lista la limonada

-Gracias amor... —murmuró volteando a verlo notando inmediatamente algo rojizo en su mano— ¿Seiya que te paso?

-¿Eh? —Observo su dedo sangrando dejando la jarra sobre la mesa para tomar una servilleta— creo que me he cortado

-Si ya me di cuenta... —dijo acercándose a él para ver que no fuera de gravedad— estás demasiado distraído...

-¿Quieres que te ayude Mina? —Pregunto Ikuko acercándose a colocar la fruta en el platón

-Si gracias señora, ya casi esta todo

-Bueno vamos, dejémoslos solos... —dijo sonriendo sutilmente observando como la pareja estaba en el otro extremo de la cocina

-Si vamos —sonrió tomando la charola con las botanas que ya habían preparado

-¿Por qué no te fijaste Seiya? —Murmuró llevando su mano hacia el chorro de agua para lavar sus manos y evitar que le cayera limón

-Perdón —murmuró aun abstracto

-¿Qué ocurre? —pregunto tomando otra servilleta para secarlo dándose cuenta que no era tan grave con una bandita tendría suficiente

-Me siento muy nervioso —murmuró apenado

Sonrió ligeramente buscando en una de las gavetas una cajita de primero auxilios para buscar la bandita— Mi padre no es tan malo, solo que sigue pensando que soy su bebé...

-Lo se... pero tengo miedo que no me acepte...

-Te aceptara, mas si se da cuenta que contigo seré feliz... —suspiro sutilmente colocándole la bandita— no te voy a mentir quizá con Darien fue un poco más sencillo porque pues la situación era diferente... y quizá piense que puedo volver a sufrir, pero yo sé que no será así... y tu también ¿o no?

-Seremos muy felices amor, se que ahora es una situación totalmente distinta... pero no se estoy nervioso siento que comencé con el pie izquierdo

-Ambos comenzamos de manera equivocada... —sonrió ligeramente acariciando su mejilla— creo que el mayor shock de mi padre es verme embarazada…

-Nuestra pequeña Serenity ha dado el mayor shock —sonrió acariciando su mejilla— vamos veamos la serie seguro la pizza está por llegar

-Seiya... todo saldrá bien... —se abrazo a su cuello— no te preocupes amor, no importa lo que pase yo siempre estaré contigo

-Sí pero no quiero que tu padre viva enojado y renuente a verme como un ladrón, se que Darien jamás le simpatizó, porque él me lo conto

-Así es nunca le simpatizo, pero contigo será diferente, confía en mi...

-De acuerdo vamos

-Bueno tu tranquilo y no te separes de mi lado... ah ya sé también que sientes, estas nervioso por ver la serie, todo saldrá bien amor…

-Si lo estoy —un poco apenado

-No te pongas nervioso, anda vamos... —se acerco dándole un sutil beso en los labios y luego tomar los vasos— no te separes de mi...

-Ok no lo hare —sonrió más tranquilo tomando la jarra para salir de la cocina al tiempo que llegaban las pizzas

-Yo voy por ellas... —dijo Yaten saliendo después de darle un beso a Mina para salir de la casa por las pizzas

Kenji observaba con insistencia a Seiya que venía muy sonriente con su pequeña hija, desvió la mirada hacia su abultado vientre y luego a su sonrisa, debía admitirlo lucia feliz pero eso no era suficiente, una vez ya se había equivocado y no lo haría de nuevo.

Seiya puso la jarra sobre la mesa, para enseguida tomar los vasos que Serena le daba y servir la limonada, sentía la mirada del padre de Serena y sintiendo un escalofrió recorrer su espalda.

Serena le sonrió y en seguida entrego los vasos a sus padres, deteniendo la mirada en Kenji que no la soporto desviando la mirada, en seguida regreso para tomar los vasos de los padres de Seiya— Disculpen la pizza, les prometo que no siempre es así... —Dijo apenada a los que pronto serian sus suegros

-Bah... —murmuró el padre de Serena observando a esa pareja en especial al hombre que parecía muy divertido con la situación

-No te preocupes —Neflyte sonrió tomando el vaso— la pizza le encanta a Seiya —le guiño un ojo, sonriendo, observando el evidente nerviosismo de su hijo

-A los tres nos encanta... —dijo Serena tomando otro par de vasos para sus amigos— solo que ayer me cayó un poco mal por eso ahora Seiya no me dejara comer mucha... ¿verdad amor?

-No, no debes excederte, no quiero que vayas a enfermar —sirvió un vaso para ella

-Gracias... —Sonrió tomando el vaso y tomando su mano para que sentara junto a ella y poder abrazarlo

-¿Están nerviosos? —Pregunto Neherenia— porque yo estoy que me como las uñas por ver a mi hijo actuando...

-Bastante mamá, no es lo mismo ensayar los diálogos que verlo —murmuró al ver que Yaten iba entrando junto con Lita, la cual traía unos cuantos postres y Taiki detrás de ello con mas bolsas

-¡Postres! —Dijo feliz Serena poniéndose de pie para saludarlos y ver qué es lo que su amiga les llevaba

-Lamentamos la demora, trajimos comida china... —dijo Taiki dejando las bolsas en el comedor

-Y muchos pasteles —sonrió a su amiga— que linda te vez Serena, ya te extrañaba

-Gracias Lita tu también te ves muy linda... pasen siéntense la serie no tarda en comenzar... —dijo tomando de la mano a Lita para guiarla hasta donde estaban sus padres— mira te presento a mi madre Ikuko y mi padre Kenji...

-Mucho gusto señores mi nombre es Lita Kino amiga de de Serena —volvió su mirada al ver a los padres de Seiya— buenas tardes —sonrió acercándose— señor Neflyte, señora Neherenia que gusto verlos

-Hola hija... igualmente nos da gusto verte... —sonrió Neherenia a la recién llegada

-Sean bienvenidos... —Dijo Neflyte volteando a ver al padre de Serena que parecía inquieto y molesto

-Ah ya va a comenzar... siéntense y no hagan ruido, no se vale criticar hasta el final del capitulo... —dijo Serena emocionada volviendo a acercarse a Seiya y abrazarlo, ella también estaba nerviosa pero era la clase de adrenalina que le gustaba, de emoción

Abrazo a Serena con ternura, todos observaban la serie, emocionados ante la actuación de ambos, Seiya se sonrojo al ver la entrada de la serie y los besos que recordaba a la perfección le había dado.

Sonrió subiendo la vista para verlo, tenía esa mirada nostálgica y amorosa y ese sonrojo en sus mejillas que le encantaba, acaricio suavemente su mejilla y luego lo beso— Disfruta tu debut amor... —murmuró volviendo la mirada al televisor, sería un poco extraño para ella teniendo a sus padres ahí con ella mas porque nunca la habían visto actuar en una historia como esa

-Ves te dije que nuestro hijo tenía mucho talento —sonrió apoyando su cabeza en el hombro de su esposo— se nota el amor que se tienen a leguas...

Sonrió ligeramente, estaba orgulloso de él, su hijo era bueno en el camino que había elegido, desvió la mirada hacia él que abrazaba con amor a su pareja, Seiya había tomado la mejor decisión, enfrentar al mundo él solo y había conseguido ganar.

-Wow que buena serie, me quede picado y eso que ya conozco la serie es genial —sonrió acariciando su hombro

-La verdad sí, no es por nada una excelente historia... y Mina tus diseños lucen hermosos... espero hacerles justicia en cada capitulo... —Dijo Serena sonriéndole a su amiga

-Es el mejor vestuario que pudo haber creado esta cabecita loca... —Dijo Yaten abrazando a su novia

-Me haces sonrojar, cada diseño lo hice pensando en Serena, y evidentemente su vestido de novia será mi obra maestra

-Estoy segura que será hermoso... —dijo Serena extendiendo su manos hacia su amiga— no podría confiar ese vestido en alguien más que no fueras tu... ¿verdad Seiya?

-Es la mejor decisión, Mina hace los mejores diseños

-¿Aunque sea por el civil llevaras damas de honor Serena? —Pregunto Taiki tomando la mano de Lita con cariño

-Claro que debe llevar damas de honor, aun si no es por la iglesia, debe ser algo inolvidable… —Dijo Ikuko por demás emocionada

-¿De verdad puedo? —Dijo emocionada— perfecto ya las tengo aquí entonces... Mina y Lita serán mis damas de honor... ¿aceptan?

-Sera todo un placer solo si ustedes también aceptan serlo dentro de seis meses —tomo mano de Taiki

-Seria un crimen si no fuera dama de honor en la boda de mi mejor amiga

Le sonrió a Mina feliz e incrédula a Lita— ¿De verdad se van a casar? —Pregunto emocionada— felicidades...

-Así es, mis padres han aceptado a Taiki y me siento muy feliz —se recargo en su brazo sonriente—

-Siendo así, Lita ¿te gustaría que hiciera tu vestido de novia?

-Estamos muy felices de que sus padres hayan aceptado... —Dijo abrazando a Lita feliz— estaríamos encantados Mina... ¿no es así mi hermosa princesa?

-Desde luego, todos seremos muy felices, gracias chicas, gracias amor

-Que romántico —Mina sonrió feliz, al volverse a sentar pues los comerciales habían terminado dando inicio de nuevo a la serie

Al momento todos guardaron silencio, debido a que era el estreno de la serie y era su primer capítulo no tendría más comerciales, la historia continuo, abarcando distintas escenas del personaje de Serena con su familia, del de Seiya llegando al pueblo donde conocería al amor de su vida y así hasta el momento en que se conocieron y como el amor había nacido en una mirada, tras varios minutos el final estaba cerca la escena era cerca de un parque, ella estaba ansiosa porque su "nana" no llegaba y él se acercaba a ella tan solo unos cuantos diálogos molestos y al final él la tomaba del brazo para hacer que volteara y besarla, un mágico beso que comenzó robado y que terminaba con ella dejándose llevar por ese momento.

-No puedo creer que terminara ahí... —dijo Serena sonrojada al recordar ese beso, uno de los tantos que Seiya había robado de verdad para luego ignorarla— me encanto...

Se sonrojo al ver aquel beso, lleno de amor y todo lo que sentía desde antes por ella— No creo poder perder ni un solo día

Suspiro profundamente poniéndose de pie, estaba molesto, en qué momento su hija había cambiado tanto que ni siquiera les había informado sobre todos los altibajos que estaba viviendo, salió dirigiéndose al jardín, necesitaba respirar y comprender todo lo que estaba pasando, se sentía tan fuera de la vida de su pequeña que no sentía que tuviera cabida en ella.

Seiya al verlo salir, fijó la mirada en Serena, para enseguida levantarse y salir al jardín, era el momento que estaba esperando.

Serena solo los observo salir, confiaba en Seiya y su madre confiaba en Kenji, así que nada podría salir mal, sonrió ligeramente a los presentes— Bueno vamos a comer... tengo hambre...

Por fin escucho ruido en la sala, todo había estado callado mientras él salía, solo necesitaba algunos minutos para entender todo lo que le estaba pasando a su pequeña.

-Buenas tardes señor Kenji Tsukino... ¿podría conversar con usted?

-No creo que tenga otra opción... —dijo suspirando mientras se dirigía a la mesa de jardín y tomaba asiento en una de las sillas

Camino sentándose frente a él— Yo... quería disculparme... creo que no iniciamos de la mejor forma

-¿Le parece? —murmuró— ¿como quería que reaccionara?, me voy dejando a mi hija según en buenas manos, perfectamente casada, con el que ella decía era un hombre bueno y que jamás la dejaría... y de pronto volvemos y me la encuentro divorciada, esperando un hijo de otro hombre y diciendo que se va a casar...

-Entiendo esa sensación... —desvió su mirada— yo deje a la mujer de mis sueños en buenas manos, le aseguro que Darien no es malo... solo... —desvió su mirada hacia la alberca

-No importa cómo se hayan dado las cosas entre ella y Darien... solo que ahora me cuesta creer en que tan cierto será ahora que de verdad será feliz...

-Porque yo amo a su hija desde que la vi por primera vez, porque su sonrisa es lo que más me importa

-No entiendo... ¿a qué se refiere con que "desde la primera vez que la vio"? —pregunto volteando a verlo—

Suspiró— Cuando ella era una estudiando de preparatoria... la veía todos los días verla iluminaba mi día, en aquel tiempo no tenía la fuerza para luchar... la ame en silencio hasta ahora que ya no pude contener mas mis sentimientos, y más al saber que ella sentía lo mismo por mi...

-¿Como pudo sentir lo mismo por usted joven si ella estaba casada? —Respiro profundamente— no quiero ofenderlo, pero hasta donde ella nos contaba estaba feliz con su matrimonio, ¿cuando fue que cambio todo eso?

-Señor... ella me confesó que pasaba todos los días por el parque tan solo para verme, lo mismo que yo hacia... —Suspiro— y desde entonces nos amamos sin haber cruzado alguna vez palabra o saber nuestros nombres... renuncie a ese sentimiento cuando mi mejor amigo comenzó a salir con ella y posteriormente se caso... yo también creí que era feliz hasta hace casi un año...

-¿Un año? —Pregunto molesto— no puedo creer que mi hija nos tenga secretos como esos, si ella no amaba a Darien ¿para que se caso?, ¿por qué nos hizo creer que todo estaba bien?, no comprendo que le está pasando a mi hija... —volteo a verlo— un momento, entonces... ¿ustedes tienen una relación desde tanto tiempo?, fueron... ¿amantes? —pregunto incrédulo de que su pequeña pudiera ser capaz

-No señor... tenemos unos meses de relación... su hija se iba a divorciar con o sin mí, su matrimonio no marchaba bien, se que se amaron, aunque quizás no fue un amor fuerte como para soportar los altibajos que con lleva un matrimonio...

-¿Y cómo puede estar seguro que con usted será diferente? —Pregunto fijando la mirada en su anillo de bodas— ¿que podrán sostener un matrimonio y criar a un hijo sin el temor de la separación?

-Porque no concibo un día sin ella... porque la amo más que a mi propia vida... por ella soy capaz de enfrentarlo todo incluso a mi propio hermano y a mi padre... e incluso desafiar a la misma muerte

-¿Y ella es capaz de todo eso?

-Sí... es capaz de todo... por mi —sonrió recordando sus enfados por los celos que sentía hacia Lita—

-¿Cuánto tiempo tiene de embarazo? —Pregunto un poco más tranquilo

-Cinco meses...

-Muy avanzado... —murmuró pensativo— ¿cuánto me dijo que tienen de relación?

-En realidad... 4 meses... aunque dos de esos meses estuve internado en el hospital...

-Ya veo... —murmuró un tanto distraído— ¡¿4 meses?! —Volteo a verlo— ¿y cómo puede tener cinco meses de embarazo?, ay no puede ser... mi niña...

-Serenity es fruto de una primera vez... después de ese día me sentí un miserable... porque le habíamos fallado a mi hermano... él me dio su confianza y aunque ellos estaban mal se que yo no debí... pero ambos lo deseábamos, ambos lo necesitábamos... ella había descubierto a Darien con alguien más, y mi corazón sufrió porque ella sufría

-¿Se da cuenta de lo que me está diciendo joven? —Pregunto tranquilizándose— mi hija también fue infiel en un matrimonio, ¿cómo cree que deba tomar eso?, y en esta misma casa... me hace pensar y cuestionarme ¿en que nos equivocamos su madre y yo para que tuviera esas actitudes?

-Señor... sé que ninguno de los tres procedió de la mejor forma, y tampoco es algo que deba aplaudirse... ustedes no se equivocaron... criaron a una hermosa mujer que lucha por sus sueños, que lucha para ser feliz... y le aseguro que de no haber sentido lo que sentimos, jamás lo hubiera hecho, quizás se habría divorciado, pero sé que ser infiel no era algo que pasara siquiera por su mente, por favor no la juzgue...

-Debe amarla demasiado jovencito, como para que vea en ella solo virtudes... dígame... ¿no le ha encontrado defectos?

-Claro —sonrió— suele ser caprichosa y le gusta comer demasiado, y en ocasiones suele desatender un poco su salud, pocas veces se detiene a pensar en las consecuencias... y también suele hacer las cosas sin consultar, pero siempre con buenas intenciones, se apasiona con lo que hace y me gusta la forma en que sus defectos y virtudes se complementan

Sonrió ligeramente— Sin mencionar que le gusta escuchar las conversaciones de los demás... ya puedes salir Serena... —dijo volteando hacia la ventana de la cocina

-Lo siento... —murmuró abriendo la puerta de la cocina que daba hacia el jardín— yo solo quería ver que no lo estrangularas...

-Si había olvidado ese pequeño defecto, que mi padre también reconoció —sonrió al verla acercarse— espero que Serenity no herede ese mal habito

-Lo dicen como si fuera algo terrible... —dijo haciendo un puchero— yo solo estaba preocupada...

-Depende de que escuche o la circunstancias —Seiya sonrió abriendo sus brazos para abrazarla

-Solo estaba preocupada... —Dijo abrazándolo por la cintura

-Creo que no hay nada más que decir... —murmuró Kenji al verlos— debo admitir que nunca había visto a mi hija tan radiante y feliz... pero mucho cuidado jovencito de hacérmela sufrir...

-Viviré cada día para hacerla feliz... quizás de vez en cuando nos podemos enojar o gritarnos... por algo que no nos parezca pero estoy seguro que siempre encontraremos la forma de solucionarlo... Señor en verdad amo a esta mujer como jamás imagine amar a alguien y puede constatarlo con mi padre, el cual parece ahora soy su burla —hizo un puchero observándolo a lo lejos aun sonriente

-Sí, eso parece... lamento la escena que hice... solo que como comprenderás Serena es mi única hija, mi princesa... mi pequeña y no es fácil ver cómo ha crecido tanto y ahora que va a ser mamá... se ve tan hermosa... —sonrió observándola fijamente— cuidado de gritarle ¿eh?

Neflyte, se acerco a ellos, también se sentía preocupado pero orgulloso— Mi hijo es demasiado pasivo como para gritar o enojarse, con facilidad... tenga por seguro que estará en buenas manos

-No crea... tiene un carácter muy explosivo, pero bueno siempre es por mi bien o porque está preocupado por mi... —sonrió abrazándolo— hoy te hice caso mi amor... solo dos rebanas de pizza y mucha fruta... —sonrió orgullosa de su hazaña

-Bueno pero ahora estaremos aquí para cuidarla, así que no debes preocuparte Seiya... —dijo Kenji

Sonrió abrazándola— Nos agradara mucho tenerlos como huéspedes, me sentiré masa tranquilo sabiendo que no estará sola en estas semanas, que será un poco complicadas, pero antes de seguir los planes de boda... señor... quiero pedir la mano en matrimonio de su hija

-Creo que no me queda otro remedio... —dijo encogiéndose de hombros— si la hace sufrir ya sabe a lo que se atiene jovencito...

-No lo hare lo prometo —sonrió feliz— bueno volvamos a dentro hay que celebrar

-Por cierto Seiya... tu madre me comento que piensan remodelar la casa... y bueno nosotros como regalo para nuestra nieta les compramos todo lo necesario para decorarla... espero que no les moleste... —dijo Neflyte

-¿De verdad papá?, gracias me hace muy feliz contar con tu apoyo, será un gusto recibir sus obsequios, que hablando de ello... mañana iré a ver a Darien para acordar el pago de la casa y por supuesto invitarlo a la boda...

-Es verdad... tengo una duda al respecto... ¿escuche bien o mal interprete eso de que Darien es hijo de tu padre?, ¿ustedes son hermanos?

-Está en lo correcto señor Kenji, Darien y yo somos hermanos o bueno medios hermanos —sonrió feliz

-Ay hija no pudiste buscarte a alguien más sin parentesco con Darien… —suspiro resignado— bien ya que, no hay marcha atrás... creo que ya no hay nada más que opinar, vamos a celebrar... y tu Serena debes descansar...

-Si ya lo sé papá... —murmuró abrazando mas a Seiya pues él era el complemento perfecto para su descanso

-Vamos entonces volvamos adentro —sonrió feliz caminando con Serena abrazada a él, ante los padres de ambos que los observaron

-No cabe duda ese es mi hijo que orgulloso estoy de él

-Y yo de mi pequeña... —dijo Kenji observándolos con atención— su hijo es muy afortunado de que se haya fijado en él...

-Querrá decir que su hija es muy afortunada de que ese muchacho me haya desobedecido en todo, para realizar su amor

Volteo a verlo con seriedad— Su hijo tiene suerte de que lo haya aceptado mi pequeña... ella es muy especial...

-Su hija debe sentirse afortunada que la haya aceptado como futura esposa de mi hijo, aun siendo divorciada, porque mi hijo es especial, tan solo porque mostro ser digna de él, la acepte

Sonrió con ironía— Vaya pues mucho favor que le hizo... en cambio yo si le hice un favor a su hijo al aceptarlo...

-Señor Kou, no debería estar discutiendo así con su futura familia política... —dijo Neherenia que salía al jardín al ver que se tardaban demasiado en volver

-¿Qué? pero si él empezó, cree indigno a mi muchacho, y eso si no lo voy a permitir, solo yo puedo verlo de esa manera

-¿Kenji Tsukino, que crees que estás haciendo al pelear de esa manera?

-Pero... yo solo decía la verdad... mi princesa es digna de cualquier hombre... —dijo volteando a ver al padre de Seiya— él no la cree suficiente para su hijo...

-Ni te fijas en lo que dices Neflyte... ¿cómo quieres que él lo acepte de buena manera si tú lo sigues viendo indigno?

-No digas tonterías, mi hijo puede ser digno de cualquier mujer, es un diamante en bruto —se cruzo de brazos— muchas mujeres morirían por estar en el lugar de su hija

Suspiró— Kenji ya deja de dramatizar, él no la considera indigna ni tu tampoco a Seiya, y más vale que vengas adentro o te quedaras sin comida por el resto de la semana

-Y muchos hombres morirían por estar ha lado de mi hija... —dijo igual cruzándose de brazos

-Ellos son la pareja perfecta... así que ya no digas esas cosas, Seiya ama a Serena y además no olvides que están esperando un bebé... —Dijo Neherenia colocándose frente a él— ¿quieres volver a discutir con tu hijo y que nos prohíba ver a Serenity?

-Claro que no… aun trato de ganarme la confianza de mi hijo menor, como para perder la de mi hijo mayor —fijo su mirada en ella— pero que nadie diga que le hacen un favor a mi hijo o que es indigno

-Pues entonces usted no diga que mi hija no es suficiente para su hijo... mi princesa vale mucho como para que me la desprecie...

-Lo mismo que mi hijo es muy valioso, no lo menosprecie... mire que hacer lo que él hizo, no cualquiera lo habría hecho

Ikuko suspiro— Kenji te quedaras sin cenar, por lo que resta de la semana y cinco puntos menos

-Bueno ya basta Neflyte... o te comportas o quieres que vuelva a usar la misma advertencia de la ultima vez... —dijo molesta Neherenia cruzándose de brazos

-Pero ¿por qué cinco puntos menos? —Pregunto acercándose a su esposa— no querida ya me comporto ¿de acuerdo?

-No te atreverías Neherenia —la sujeto de los hombros asustado

-Mucho mejor depende como te comportes veré si reduzco tu puntaje o lo aumento más —camino alejándose de la otra pareja para volver a dentro a la celebración—

-Claro que sí, porque aunque aceptaste que Serena se casara con nuestro hijo no la ves lo suficientemente buena para él... no te das cuenta de lo feliz y completo que se ve Seiya... ella es a la única mujer que quiere en su vida...

-Si ya me comporto... —dijo antes de seguir a su esposa, volteando a ver al padre de Seiya— querida espérame...

-¿Y ahora que vas a hacer Kenji?

-Lo acepte, cometí muchos errores, pero sé que mi hijo será feliz con Serena... o no enfrentaría el mundo solo por ella

-Entonces deja de decir que no es una mujer digna de él, tiene un pasado que si a Seiya no le importa mucho menos debería importarnos a nosotros... —dijo con seriedad— piénsalo Neflyte, o la aceptas con todo o no la aceptas pero te atienes a las consecuencias...

-Pero tú sabes bien que ya lo he aceptado con todo, me disculpo si la ofendí con mi comportamiento... —bajo la mirada avergonzado

-No debes disculparte conmigo... ¿cómo crees que se sintió su padre?, o incluso ella si se llega a enterar de que no la aceptabas con todo lo que es... sí nuestro hijo es maravilloso y estoy segura que será inmensamente feliz con ella...

-Pero él fue el que dijo que mi hijo no era digno de su hija... y tú sabes lo difícil que ha sido todo esto

-Pues sí, pero tu debiste contener de decir eso de que aunque era divorciada la aceptabas... —suspiro acercándose a él— date cuenta que si eso lo hubiera escuchado Seiya se hubiera molestado... ni tu ni yo somos quienes para juzgar su relación...

-Creo que dije cosas que no debía... me deje llevar y no pensé en lo que decía... quizás pase tanto tiempo sin darme cuenta de lo que mi hijo valía, que no soporto la idea que alguien más lo vea de esa forma

Sonrió ligeramente acariciando su mejilla— Tranquilo cariño, solo lo dijo porque es su única hija es comprensible, viste lo dramático que es... ahora comprendo de donde saco el talento Serena...

Cerro sus ojos disfrutando su caricia— Lo se... creo que en este caso tanto Serena como Seiya son afortunados de tenerse mutuamente, así como yo lo soy de tenerte a ti pese a todos mis errores

-Ves, mis padres te aceptaron pese a que ya tenías un pasado... y jamás me lo recriminaron... así que haz lo mismo con ella... ¿de acuerdo? —Murmuró dándole un sutil beso en los labios

-Me disculpare con su padre... no volverá a pasar, no soportaría la idea de perder lo que más amo —murmuró abrazándola correspondiendo a sus labios

Sonrió ligeramente por ese motivo amaba a su esposo, podría ser obstinado y quizá muy frio pero la complacía en muchas cosas y esa era una de ellas— Bueno volvamos seguramente deben estar celebrando, por cierto viste que guapo se ve Seiya en pantalla no dudaría que lo llamen incluso para modelar... y ella que linda se veía con esos vestidos...

-Si hacen una bella pareja así como tú y yo, me recordó a viejos tiempos cuando hablaban de tu novio misterioso —sonrió abrazándola— Neherenia te amo, gracias por darme un maravilloso hijo

-Gracias a ti... —sonrió abrazándolo— anda vamos... ¿sabes?, me simpatizaron los padres de Serena, saco algo de cada uno...

Sonrió al sentir la mirada del padre de Serena— Creo que ya sé de donde saco eso de escuchar conversaciones a escondidas

Al verse descubierto fingió que buscaba algo en la cocina.

Sonrió ligeramente— Anda habla con él y ya no pelees... —dijo soltándolo después de darle un beso— y ya no se tarden

Sonrió ligeramente— De acuerdo, no tardaremos —murmuró acercándose al hombre que fingía buscar algo— su hija es muy talentosa, y ya veo de donde saco el talento

-¿Ah sí? —Murmuró aun abriendo los cajones— también su hijo es talentoso...

-Creo juntos son aun más talentosos que individualmente —se recargo en el marco de la puerta cruzándose de brazos—

-Si eso parece... —dijo deteniéndose de fingir que buscaba— le debo una disculpa... no quise decir eso de su hijo...

-Yo también le debo una disculpa... tampoco debí exaltarme y decir lo que dije de su hija...

-Serena puede ser caprichosa pero es una buena niña... jamás le faltara a Seiya... —murmuró volteando a verlo— será una buena mamá...

-Y Seiya siempre se ha caracterizado por ser muy pasivo, pero sobre todo muy leal, jamás la engañara y la hará sufrir, le aseguro que hará hasta lo imposible por hacer feliz a su hija y verla siempre sonreír

-Estoy seguro... —murmuró con una sutil sonrisa— y nosotros solo debemos mantenerlos al pendiente de ambos pero sin intervenir...

-Estoy de acuerdo en ello... ellos buscaran la mejor forma de llevar su vida, y formaran una linda familia y nosotros solo debemos dedicarnos a apoyarlos y ser abuelos felices

-Así es... bueno aclarado el mal entendido volvamos a la celebración...

-Si regresemos —sonrió acercándose a él extendiendo su mano

-Ahora seremos una familia... —dijo estrechando su mano— así que vamos a celebrar el compromiso de nuestros hijos...

-Si celebremos su compromiso y la llegada de nuestra futura nieta —sonrió abrazándolo, para enseguida regresar con él a la celebración

-Creo que nuestros padres ya se llevan bien... —murmuró Serena sonriendo

-Dime bombón... ¿ahora si crees que todos a nuestro alrededor pueden ser felices? —sonrió abrazándola con cariño, viendo a sus madres platicando muy amenamente lo mismo que sus amigos y ahora su padre

Sonrió dejándose abrazar— Si, lo creo... me encanta tu optimismo amor... espero que nuestra hija sea igual que tu... estoy tan feliz que siento ganas de llorar...

-Yo también me siento muy feliz, nuestra hija crecerá en un ambiente rodeada de mucho amor

-Si, así es amor... —sonrió subiendo la mirada para verlo— ¿ya te he dicho que te amo y que muero por ser tu esposa?

-Sí pero me encanta escucharlo, te amo bombón —acaricio su mejilla acercando su rostro rosando sus labios— te amo

-Te amo Seiya... —murmuró besando suavemente sus labios, ese era uno de los días que jamás olvidaría, donde todos a su alrededor se encontraban felices y a su lado

-Te amo Serena —murmuró entre sus labios, abrazándola con cariño y mucha ternura—

Todos los presentes no hicieron más que verlos y sonreír, se veía a simple vista el amor que se tenían y lo felices que serian, Mina fue la primera que no pudo ocultar su emoción aplaudiendo feliz de ver a su amiga realizando su sueño en seguida los demás se unieron compartiendo su alegría.

-Olvide que no estábamos solos... —murmuró Serena sonrojada tan solo abrazando a Seiya— amo nuestra vida...

Seiya sonrió con amor observando a todos los presentes, tan solo faltaba su hermano para sentirse plenamente feliz, pero seguro el esos momentos estaba disfrutando de su propia felicidad, sonrió ante esa idea— Yo también soy muy dichoso gracias... gracias a todos por compartir este momento con nosotros, y desde luego en quince días será aun mejor

-Mucho mejor... —sonrió Serena— bueno hora de comer postre... —dijo feliz yendo directamente a donde Lita los había dejado

X-X

Las semanas habían pasado, ese era el día de la boda que se llevaría acabo en pleno atardecer, por lo cual llegaban temprano por la mañana entre los invitados y sobre todo los novios, para su desgracia ese día les había sido prohibido verse a Seiya y Serena hasta que fuera la boda por lo que fueron enviados en distintos autos y a distinto tiempo, Seiya era acompañado por Yaten, su hermano Darien y Rei, mientras que Serena al último iba con los padres de ambos así como de Mina, obviamente la prensa se había enterado de donde seria la boda pero no exactamente la hora por lo cual el pueblo cercano a la playa se encontraba a la expectativa de la llegada de las dos estrellas.

Las cabañas cercanas a la playa privada se habían alquilado para sus familiares y demás invitados, pero la principal estaba reservada para la pareja que esa tarde se uniría en matrimonio, todos estaban emocionados pero los novios estaban nerviosos.

-Aun te puedes arrepentir... —Dijo en broma Yaten que manejaba tranquilamente viendo la entrada al pueblo

-Eso ni de broma —murmuró observándolo

-¿Seguro que ni de broma? —Pregunto Darien

-Completamente seguro... ¿por qué creen que podría arrepentirme?

Rei los observaba en silencio, apoyando su cabeza en el hombro de su amado.

-Porque no hay vuelta atrás... porque es caprichosa, celosa... y muchas cosas mas... —Dijo Yaten divertido

-No importa yo así la amo —sonrió— es lo que más deseo

-Serán muy felices... —dijo Darien tomando la mano de Rei— por lo que veo ya eres muy famoso... —sonrió al ver que había algunos letreros de amor para él

Observo por la ventanilla sonrojándose, al ver los letreros y a la multitud— Wow cuanta gente, la serie ha tenido gran éxito y creo que no se habla de otra cosa

-No hemos tenido oportunidad de verla, pero dicen que es muy buena ¿verdad Rei?

-El otro día estaba viendo un poco de la serie en el comedor del hospital, todas las enfermeras están a la expectativa, y odio admitirlo pero también me quede prendida de la serie, quisiera seguir viéndola que pareja tan romántica —murmuró con emoción

-Es lo que dicen todos... por eso la emoción por la boda de Seiya y Serena... pero más que nada por Seiya... se ha vuelto el galán de moda en tan poco tiempo... dicen además que es muy romántico, yo lo dudo la verdad... —dijo Yaten bromeando

-Que ustedes no lo sean no es mi culpa —sonrió con orgullo— pero solo podría serlo con mi bombón

-No insultes a mi Darien —se abrazo de él—

Tanto Darien como Yaten sonrieron— Vamos a ver qué tan romántico eres con todas tus fans... —murmuró Yaten estacionando el auto en el área reservada para los autos de los visitantes a las cabañas— por lo pronto te quedaras en la cabaña 10 ahí está lo que necesitaras todo lo demás ya fue enviado a la otra cabaña... ¿de acuerdo?

-De acuerdo, muchas gracias —murmuró bajando del auto, estirándose un poco para relajar sus entumidos músculos— que hermoso día estoy ansioso

-No deberías estarlo, solo es el día de tu boda... tranquilo... —dijo Darien ayudando a bajara Rei— ¿o ya estas ansioso por verla?, fue buena idea que no los dejaran verse hasta hoy...

-Si ya la extraño mucho —sonrió al verlos bajar del auto

-Y mas que la extrañaras... —sonrió Yaten saliendo del auto estirándose— no la vas a ver hasta el atardecer...

-¿Por qué tanto tiempo?, es injusto —hizo un puchero

-¡Seiya Kou! —Grito una chica al ver al apuesto galán bajar de un auto

Volvió su mirada al escuchar su nombre— Me imagino que deben querer un autógrafo

-¡Es Seiya Kou! —Grito otra mujer al percatarse de la presencia del actor, y sin más salieron varias mujeres jóvenes y adultas para verlo

Sonrió nervioso, al ver que se acercaban unas cuantas jóvenes, volvió la mirada a su hermano y a su representante, preguntando con ella que debía hacer.

-Tan solo sonríe y saluda... unos cuantos autógrafos y será todo... —Dijo Yaten cerrando el auto

-¡Es él! —gritaron y comenzaron a correr para acercarse a él

Sonrió a sus fans saludando con la mano— Les daré algunos autógrafos entonces

-Ah no creo que quieran solo unos autógrafos... —dijo Darien viendo que del otro extremo venían otras cuantas mujeres y varios hombres observaban a la distancia

Seiya se giro hacia su hermano, observado que venían aun mas, ya se encontraba rodeado por algunas a las cuales había comenzado a firmarles autógrafos.

-Mmm no creo que sea buena idea que te quedes aquí... —dijo Yaten intentando acercarse ya que el auto se encontraba rodeado de las mujeres— vamos Seiya comienza a caminar hacia la cabaña pediré seguridad...

Asintió al recibir la instrucción de Yaten— Bueno chicas debo irme —murmuró firmando el último autógrafo comenzando a caminar alejándose del auto

-¡No! —Dijeron en coro comenzando a seguirlo

Tanto Darien como Rei se habían hecho a una orilla al ver como se reunían todas las mujeres— Date prisa Seiya... no te van a dejar ir...

-¡Queremos una foto con él! —Dijo una de las mujeres que comenzó a jalarlo del brazo

-Este, con todo gusto pero no ahora —murmuró caminando un poco mas rápido, no quería ser grosero, pero ya había demasiadas chicas, lentamente comenzó a correr debía llegar hacia las cabañas donde esperaba estar seguro, justo en el momento que otro auto se detenía

Darien y Rei tan solo alcanzaron a hacerse a un lado al ver que todas las mujeres comenzaron a correr tras de Seiya que en vista de que no pudo abrir la cabaña tuvo que seguir corriendo.

-¿Qué ocurre? —dijo Serena desconcertada de ver de pronto a mucha gente reunida y si no se equivocaba todas mujeres

Seiya corría tan rápido como podía, de todas esas mujeres, mientras sus acompañantes se reunían, y Yaten se apresuraba a dar instrucciones a los elementos que se encontraban de seguridad.

-¿Es nuestro hijo el que corre?

-Eso creo... —dijo Neflyte conteniendo las ganas de reír— de esa misma forma corrió en el supermercado...

-¿Tan famoso es? —Pregunto Kenji observando a través de la ventana

Seiya aumentaba la velocidad al correr, el numero de fans se había incrementado, volvió su vista hacia atrás tan solo para ver una enorme multitud de mujeres siguiéndolo— Por favor no me sigan, les daré un autógrafo —corría por la orilla de la playa empapándose con las olas—

Darien fijo la mirada en su padre el cual parecía divertido observando a Seiya, huir despavorido de esa multitud.

-Ah no eso si que no... no quiero que mi esposo llegue cansado a nuestra boda... —Dijo Serena bajando del auto caminando hacia la playa, para que negarlo estaba molesta de ver a todas esas mujeres corriendo detrás de su futuro esposo, una cosa era que Seiya fuera toda una celebridad y otra muy distinta que lo acosaran de esa forma

Algunas chicas lograron atraparlo, y entre besos y jaloneos que todas querían darle rasgaron su camisa, con dificultad logro escabullirse de todas siguiendo su carrera, provocando que lo que quedaba de la camisa saliera volando por el aire dejando su dorso descubierto.

-Pareces divertido —murmuró a su padre observando a su hermano sin poder evitar sonreír también, al verlo atrapado

-Sí, mucho... no pensé que mi hijo fuera tan asediado... me recuerda a su madre cuando era joven... tenía que poner un alto a tanto hombre que quería conquistarla... —dijo sonriendo

Serena se encontraba parada al pie de la escalera solo observaba como todas esas mujeres se peleaban por quedarse con la camisa de Seiya mientras que otras corrían detrás de él queriendo tocarlo encendiendo mas sus celos.

Seiya volvió su mirada a las fans que aun lo asechaban, aumento más la velocidad tomando una gran ventaja, no entendía de donde sacaban tanta fuerza juraría que ya habría incluso roto su propio record, comenzaba a llegar hacia la zona rocosa, comenzaba a cansarse pero debía seguir corriendo o buscar un lugar donde ocultarse.

Ella conocía el camino, iba a la zona que muchas veces ocuparon para verse a solas después de las grabaciones, camino por el otro extremo, ¿que se creían esas mujeres que podrían robárselo?, para nada, si estaba celosa pero sabía que no siempre seria así al menos no hasta que naciera la bebé y sus hormonas volvieran a tranquilizarse, o eso fue lo que le había dicho el médico, pronto se encontró llegando a aquel lugar.

Seiya la vio acercarse, del otro lado sonrió al verla, pero de momento le dio temor que sus fanáticas fueran a lastimarla— Bombón...

-Muy bonito… —dijo al verlo y atrás de él las mujeres que corrían— ¡basta! —Gritó con todas sus fuerzas, de pronto sintió temor de que no le hicieran caso o que no les importara su estado pero ya ni modo ya estaba ahí y tenía que defender lo que era suyo

-Ay no —las fans seguía corriendo, y no había hacia donde desviarse— bombón ¿qué estás haciendo? —corrió hacia ella dispuesto a protegerla de la estampida

-Yo... —murmuró preocupada ahora sí, lo único que se le ocurrió fue abrazarlo y aferrarse a él

Correspondió el abrazo— ¿De nuevo actuando por impulso? —Las fans que se acercaban comenzaron a detenerse al ver a la pareja—

-Por ti... —murmuró ya no tanto celosa sino más bien preocupada ocultando el rostro en su pecho

-Que tonta, te vuelves a poner en riesgo por mi —sonrió abrazándola— ¿has venido a rescatarme?

-Si... —dijo abrazándolo con fuerza— porque te amo...

Poco a poco las mujeres comenzaron a detenerse al observar a la pareja que se abrazaban ocasionando suspiros de varias de ellas.

Sonrió— Es un buen pretexto para verte antes de la boda —tomo su rostro entre sus manos para observarla— pero sabes que no me gusta que te pongas en riesgo

-Alguien tenía que rescatarte... —murmuró sonriéndole sutil, sin pensarlo mucho se acerco hasta sentir sus labios y así rodear su cuello

Sonrió correspondiendo a sus labios con amor, rodeando su cintura— Bombón te amo

-Y yo a ti... —murmuró entre sus labios para en seguida separarse y voltear a ver a todas esas mujeres que los observaban— les agradezco que hayan puesto a mi prometido en forma pero tenemos una boda a la cual asistir... dentro de algunas horas este hombre será mi esposo... —sonrió sutil aferrándose a su cuello— gracias por darnos esta bienvenida...

Las chicas suspiraron y otras tantas tomo fotografías de la pareja—Definitivamente forman una linda pareja que envidia

-Ahora si nos disculpan tenemos que retirarnos... —dijo tomándolo del brazo dándose la vuelta para salir por donde ella había entrado— siento que me voy a desmayar... —murmuró aferrándose a su brazo—

-¿Has corrido verdad para llegar hasta aquí? —La abrazo con amor— recuerda que no debes estresarte tanto, no querrás el día de nuestra boda ponerte mal ¿o sí?

-No… yo solo estaba preocupada y celosa... —dijo volteando a verlo notando algunos rasguños en su cuerpo— mira nada mas... yo ya no te hago eso y ellas si...

-Al menos esa camisa no era de mis favoritas —sonrió divertido— tropecé con una piedra que no vi

-Pero estas bien ¿verdad?

-Claro que lo estoy bombón, nada me paso salvo los rasguños que me hicieron al rasgar mi camisa, no te enojes ni te enceles, no fue culpa mía, pensaba darles autógrafos a todas para evitar esto, pero fueron demasiadas... y no tuve otro remedio que huir

-Mmm al menos ya les quedo claro que eres mío... ellas pueden verte pero solo yo puedo tenerte... ¿fui grosera?

-No… creo yo que quedaron conmovidas aunque dudo que eso las detenga, parecían divertidas

-Bueno entonces démonos prisa para llegar a las cabañas... —dijo tomándolo del brazo con más fuerza— por cierto te extrañe anoche...

-Yo también te extrañe mucho —sonrió— los esfuerzos de Yaten no sirvieron de nada

-Ni los de Mina... debe estar histérica porque no tendrá tiempo de hacerme no se que tanto tratamiento de belleza... —sonrió ligeramente— ¿estás nervioso?

-Ansioso —sonrió con amor— ¿y tú?

-Desesperada por ser tu esposa... —sonrió viendo como la gente de seguridad se acercaba a ellos— sabes, Serenity se portara bien hoy porque mira... —mostro su vientre que lucía menos abultado— decidió esconderse hoy para hacerme lucir bien... —sonrió divertida

Llevo la mano a su vientre— Serenity será una buena niña

-La mejor... mmm creo que ya nos van a separar... —dijo al ver que venía Mina y Yaten— dame un beso antes de que nos separen...

Seiya sonrió besando sus labios con amor— Te amo te veré hasta más tarde mi dulce bombón

-Hasta más tarde mi guapo osito... —dijo sonriéndole— te amo...

-Muy bien mis dos estrellas en peligro... —dijo Yaten llegando tomando del brazo a Seiya— se suponía que no debían verse hasta más tarde...

-Juro que no fue mi culpa, pero me alegro que así haya sido —sonrió con amor observando a su amada bombón mientras se alejaba con Yaten

Respiro profundamente tomándose de Mina— No puedo creerlo que incluso aquí lo acosen así... —murmuró observando a todas las mujeres que ya los observaban a lo lejos

-Tendrás que acostumbrarte a eso y más aun... dentro de algunos meses será aun más famoso —sonrió llevándola a la cabaña donde ya las chicas estaban lista para ayudarla a arreglarse

Sonrió ligeramente— ¿Recuerdas que te había dicho que sería incluso más famoso que yo?

-Sí, no puedo creerlo aun, y tú debes sentirte muy afortunada

-Estoy muy orgullosa de él y muy feliz de ser su esposa... —dijo observando como Yaten abría la cabaña donde estaría— aceptare todo lo que tenga que ver con él... no me daré el lujo de perderlo jamás...

-Muy bien, es hora de iniciar tu tratamiento de belleza deberás quedar sumamente hermosa para esta tarde

-Sí, gracias Mina... —sonrió a su amiga feliz— ¿ya está todo listo para la ceremonia?, por cierto... ¿hiciste lo que te pedí para la sorpresa de Seiya?

-Desde luego —sonrió animada— ya sabes que puedes contar conmigo, aunque en esta ocasión Lita me ayudo

-Ah perfecto... —sonrió— estoy muy nerviosa pero aun así lo intentare a ver como sale mi sorpresa... lo voy a sorprender totalmente, bueno vamos...

-Si es hora, vamos es tiempo de iniciar la operación novia de playa, chicas ya esta aquí podemos comenzar

X-X

Aprovecho que Yaten salía para reunirse con Taiki para entrar a ver a su hermano e informarle sobre las novedades con respecto a la casa— ¿Puedo hablar contigo Seiya?

-Claro pasa —murmuró acababa de baño y le habían puesto unas vendas sobre uno de los rasguños que no se habían percatado sangraba

-Vaya carrera que te metieron... —sonrió arrojándole un juego de llaves

-¿Y esto? —Cacho las llaves en el aire—las chicas corren demasiado, creo que batí mi propio record

-Es para dos cosas... —sonrió acercándose— una es la llave de la camioneta que tendrás que recoger la próxima semana... y obviamente no acepto un "no", es tu regalo de bodas, el auto de Serena es mas para una pareja, pero ya con una niña... las cosas cambian y las otras son el juego de llaves que aún conservaba de la casa, los tramites finalizaran solo falta tu firma y ya...

-Pero Darien —se sonrojo— aun no me has dicho el precio de la casa...

-Se que no querías que se te obsequiara nada... pero... creo que esa casa siempre debió ser tuya... —dijo acercándose

-Pero... esto es demasiado... Darien yo —murmuró sonrojado y apenado

-Bueno, bueno... quizá es demasiado, pero eres mi hermano y es lo menos que podía hacer por ti... quise decírtelo ese día que fuiste a invitarnos a la boda, pero quería que fuera en un momento especial, y este lo es... estoy seguro que en esa casa serás muy feliz con Serena y con tu hija...

-Si te digo que no, no lo vas a aceptar ¿verdad? —murmuró acercándose a él

-Obviamente... lo terco lo tenemos ambos... aunque tú en menor escala... —sonrió abrazándolo— gracias por perdonarme hermano...

-No tienes porque agradecer nada hermano... —se acerco a él— defraude en su momento tu confianza aun por sobretodo lo sucedido, solo quiero que seas muy feliz, además soy yo el que debe agradecerte la felicidad que siento

-Bueno ya no nos pondremos dramáticos... solo quiero que sepas que puedes confiar en mi... —sonrió soltándolo

-Y tú en mi hermano —sonrió feliz— gracias

-Creo que es hora de que te deje... aun tengo que bañarme y cambiarme...

Iba a contestar justo en el momento que Neflyte abrió la puerta— Hijo, ya te conseguí algo de comer

Al escuchar la voz de su padre y verlo que entraba se alejo un poco de Seiya— ¿Así que tienes hambre?

-Por fin algo de comer —sonrió acercándose a su papá tomando la bolsa de comida— esa carrera me dejo agotado, necesito recuperar energía para esta noche

Sonrió al escucharlo negando sutilmente— Hay cosas que no deberías decir... será mejor que me vaya...

Los observo un tanto callado sin saber que decir.

-Creo que el cinismo lo aprendí del mejor —sonrió a Darien, y observando a su padre

-Si eso parece... —dijo Darien observando también a su padre— luce feliz en la boda de su hijo...

-Estoy muy contento... y orgulloso —le sonrió

-Me alegra por Seiya... —murmuró asintiendo, sonrió al ver a su hermano comer

-A veces se debe aprender ciertas lecciones para valorar lo que tenemos —murmuró observado también a Seiya

-Si eso creo... —murmuró— la próxima semana iremos a ver al abuelo de Rei... —desvió un poco la mirada— nos gustaría que nos acompañaran... —refiriéndose no solo a él si no a Neherenia—

-¿Lo dices enserio? —lo observo sorprendido

-Si... —murmuró— he estado platicando con Rei y ella tiene razón... si le voy a dar una oportunidad deberá ser completa...

-Hijo... no sabes qué alegría has dado a este viejo, ustedes dos son mi mayor orgullo

-Además dentro de poco nacerán los gemelos y queremos que estén aquí cuando eso suceda...

-Sera un honor estar junto a mis nietos —sonrió con alegría acercándose para abrazarlo— muchas gracias hijo mío gracias

-No tiene nada que agradecer... —murmuró correspondiendo al abrazo

Seiya sonrió emocionado, acercándose a ellos— Yo estoy aun más feliz y este es el mejor regalo que pueda recibir

-Ya no estés de sentimental... —dijo sonriéndole a su hermano— no sé cómo Serena te soporta así... a lo mejor ya se escapo... —bromeo revolviendo su cabello

-No digas eso —sonrió divertido, dándole un codazo a como acostumbraban a llevarse— es mas fácil que Rei huya de ti

-Lo dudo... —sonrió— bien creo que es hora de ir a cambiarnos... tu no llegues tarde...—dijo a su hermano

-No lo hare, los veré mas tarde —sonrió con felicidad

-Este chico es igual a su madre en todos los sentidos, vamos —sonrió acercándose a la puerta—

-Vamos... —sonrió volviendo a revolver el cabello de su hermano— hasta más tarde... y suerte...

X-X

Notas de Autoras:

Primero que nada una disculpa enorme, debí actualizar la semana pasado pero por distintas causas no pude, ahora en compensación mañana por la noche subiré el siguiente capítulo, ahora si por fin la tan ansiada boda, como vieron poco a poco todo va tomando su respectivo lugar.

Muchas gracias a cada una que nos envió los reviews, pondré los nombres en el siguiente porque si no me tardo mas y ya urgía actualizar.

Abrazos y besos y aunque un poco atrasado pero ¡Feliz Día del Amor y la Amistad!

Las queremos mucho y gracias por su comprensión, nos vemos en el siguiente capítulo, pórtense bien.

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou