Gimnasio Yamagushi

En el amplio recinto se lleva a cabo la exhibición de gimnasia femenina.

Samantha y Abby junto a un grupo de adolescentes venidas de Tokio visten mallas estampadas con el símbolo de la bandera japonesa y llevan recogidos sus cabellos en severos peinados.

El entrenador y padre de Abby está en la ciudad desde el viernes cuando por recomendación del comité olímpico nacional hará una gira por el sur del país para presentar a sus deportistas y así lograr que el empresariado de cada Prefectura y Distrito colaboren con aportes significativos en beneficio del deporte.

En un descuido del hombre, Samantha llamó a Yaten y le informó de la exhibición, éste a su vez llamó a Seiya, él llamó a Yano, Toya y Seijuurou, y los correos humanos se encargaron de regar la información a toda la escuela y la preparatoria cercana al gimnasio.

Lo que sería una exhibición a puerta cerrada solo para la élite de Yamagushi se convirtió en un evento público después que los jóvenes amenazaran con romper las puertas si no eran involucrados. El recinto está sobrelleno.

Serena sentada junto a las gemelas y Amy disfruta por fin de un fin de semana lejos de su apartamento con el permiso de sus padres. Suplicó a Kenji que por una vez la permitiera salir a compartir y apoyar a su amiga, Ikuko comprendiendo que ya no es una niña sino que comienza a ser una hermosa adolescente la apoyó en su petición, por lo que el hombre no tuvo más remedio que aceptar su petición, su madre la acompañó hasta la entrada del gimnasio prometiéndole regresar por ella en tres horas.

Bajo la atenta mirada de los presentes el equipo de gimnasia efectúa ejercicios de calentamiento. Cerca de las gimnastas se ubicó el equipo completo de porristas, Jedite, Nicolás Kumada y Neflyte Sanjoin acompañan a las chicas. Mientras los castaños abrazan a sus novias, Jedite repele el acercamiento de su rubia amiga Anny, la más acérrima oponente de Abby, quien se encarga de fomentar las burlas y adjetivos descalificativos enfureciendo cada vez que ve a la extraña jovencita hacer reverencias y sonreír a quienes la llaman por extraños nombres.

Lo que más molesta a la chica es la negativa de su amigo a participar en los tormentos a Abby.

-¿Ves a esa maldita? –Samantha le pregunta a Abby señalando directamente a Anny

-Es invisible –Acota ella

-Ya no lo será esta tarde, le tengo una sorpresita a la maldita porrista de mier…

-¡Samantha! – Abby la mira sorprendida

-Bah, tengo ganas de barrer el suelo de la plaza –Sonríe retadora a la rubia que evade su mirada –Y adivina

-¿Compraste una escoba?

Samantha mira el techo clamando paciencia antes de volver a sonreír a Abby

-Mejor que eso, tengo a la animal perfecta para que haga esa función

-¡Ah! –No entiende nada –Papá puede ayudarte, es una persona responsable

-¡Arg! –Gime Samantha deseando golpear a su amiga para que se entone –Olvida lo que dije. Mejor recuerda que no le dirás a nadie que estoy en el equipo de voleibol de la escuela –Mira a Mina y a Anny- Odio a las rubias. Daré unos cuantos mates en esos perfectos rostros libres de acné

-Está bien, pero no te metas con Serena, ella es familia de la que golpeó al dragón del colegio…

-La modelo de radio, y no es familiar de la justiciera, ella misma la golpeó –Aguanta el deseo de hacerle muecas groseras a quienes se burlan de Abby. Por esta vez los dejará que se salgan con la suya, pero cuando se vayan los snob de la ciudad será otra la historia.

-Lalo no es capaz de caminar en línea recta –La novia de Nicolás, una rubia llamada Mary espeta venenosa

-Seguro caerá de la barra de equilibrio, espero que se rompa una pierna –Anny cruza los dedos haciendo enfurecer a Jedite

-¿Qué me dices de las barras asimétricas? –La novia de Neflyte, pelirroja de ojos color miel llamada Dafne pregunta

-Seguro saldrá volando a la primera vuelta –Las palabras de Anny hacen reír a los otros

-¿Quieres callarte de una maldita vez? –Explota el rubio alejándose de sus amigos que lo miran como si no lo conocieran

-¡Uh! ¿Qué le sucede al papanatas? –Abrazando a Mary Nicolás pregunta

-Tal vez Anny no ha permitido que la bese –Neflyte comenta burlón

¿Besarla? ¿No le permite besarla? ¡Se le ha ofrecido en bandeja de plata y él la ha ignorado!

Anny lo ve acercarse a Mina y dialogar mientras señala hacia Abby, No le gusta la expresión de su rostro ni el brillo en los ojos azules cada vez que ve a la gimnasta

-No te acercarás a él mosquita muerta –Susurra mirando a Abby –Eso te lo aseguro

Suena la bocina dando comienzo a la presentación.

El entrenador da un paso al frente presentándose y nombrando a cada una de las gimnastas, se escuchan aplausos hasta que llega el turno de Samantha y Abby, los gritos, aplausos a rabiar y silbidos opacan los abucheos de las porristas y sus novios.

Samantha mira Anny, Dafne y Mary señalándolas con su dedo índice antes de hacer un gesto de muerte cruzando su brazo por el cuello mientras sonríe malévola, al instante las chicas dejan de reír y se mantienen serias. La amiga de Abby les produce terror.

-¡Esa chica me da escalofríos! - Kazuki Hihara vestido de emo y maquillado de negro exclama a sus amigos antes de aplaudir -¡Encontré al amor de mi vida!

Toya, Andrew, Yano, Yaten y Seiya lo escuchan y se baten de la risa, Solo a un gótico puede gustarle alguien como él y Samantha es una hermosa y atemorizante emo.

Seiya lamenta no tener a Haruka junto a él, está seguro que a su novia le habría encantado la exhibición

Se hace silencio cuando comienza la prueba de salto al potro, Una a una las gimnastas se concentran ignorando el sonido y hacen su exhibición ganando aplausos, Samantha es la penúltima en saltar haciendo una maniobra casi perfecta.

-La bruta de Lalo no podrá igualar a la novia de Frankenstein –Anny opina acercándose a Jedite, enlazando su brazo al de él

-Vine a ver la exhibición, no a escucharte –Se suelta y sube las gradas sentándose al final

-¡Maldita sea! –Espeta enojada mirando nuevamente al frente

Abby parece autista, no escucha los abucheos de los porristas ni los gritos de buena suerte del resto de los presentes. El entrenador se pone alerta al ver como su hija divide las emociones de los jóvenes.

Abby se concentra mirando en potro, está tan seria que no parece la misma chica que sonríe por todo.

-¡Tú puedes Lalo! –Grita alguien en las gradas.

La jovencita escucha el silbato de partida y corre con fuerza hacia el potro, salta sobre el trampolín colocando sus manos en el potro y se eleva dando dos vueltas mortales y una tensionada antes de aterrizar firme en la colchoneta y extender sus brazos en alto sonriendo y saludando a los presentes que sorprendidos ven una actuación perfecta.

-¡Wow! - Cere y Azumi exclaman admiradas

-¡Amiga, eres la mejor! –Grita Serena

Los invitados especiales asienten admirados mientras que el grupo de porristas exceptuando a Mina, Serena y Jedite pierde la sonrisa y las ganas de fastidiar.

Continúan las pruebas de las barras asimétricas, la barra de equilibrio Destacándose por sobre todas Samantha y sobre ella Abby.

-Si Lalo hace buena actuación en la gimnasia estilo libre se les acaba el reinado –Lita que llegó tarde les dice a Anny, Dafne y Mary

Ellas no se atreven a responderle a la castaña ni a Haruka, prefieren morderse la lengua y aguantarse sus insultos

-Serán solo sombras delante de mi chica ideal y Lalo –Kazuki se ha acercado feliz. Odia a los populares y ahora se los hará saber –Unas polillas sin más función que ocupar el espacio de alguien importante

-¡Cállate imbécil! –Mary le grita

El joven se acerca amenazante a la rubia que se esconde tras Nicolás

-¡Llámame imbécil nuevamente maldita retrasada!

-Te certifico que es toda una retrasada –Lita pincha –Suda idiotez

-No te atreverías a meterte con una chica –Nicolás defiende a su novia del Kazuki

-¿Chica? –Furioso no se amilana –No veo sino a víboras envidiosas –Mira al castaño de pies a cabeza –A menos que hables de ti y tu amiguita –Mira a Neflyte

-¡Sabandija! –Neflyte suelta a Dafne y se acerca

-¡Ah! Ese es tu apellido muñequita –Kazuki levanta un brazo y al instante cinco góticos con collares, tatuajes y maquillados de negro se acercan –Si quieres pelea, te estaremos esperando afuera, no me arrojes basura, tú y yo, si alguien se mete mis amigos igualarán el número

Sin esperar respuesta mira hacia las gimnastas sonriendo a Samantha que asiente feliz

Por fin llega el último acto, la gimnasia estilo libre, cada una de las chicas tiene un minuto treinta segundos para demostrar sus destrezas.

Yaten se acerca a Kazuki y habla algo antes que el gótico señale a los porristas, el peliplateado los mira enojado mientras la desastrosa intervención de una de las chicas que se retira llorando.

-¿Por qué demonios Lalo y su guardaespaldas no tienen la misma mala suerte? –Dafne pregunta

-Porque no son tú –Responde Yaten cero punto cinco de inteligencia, uno punto dos de belleza y noventa y ocho punto tres de mediocridad, eso es lo que suman todos juntos

Los porristas guardan silencio cuando el entrenador llama a un policía para que los invite a abandonar el recinto si no se callan, Alfred Reb por fin se da cuenta del odio que le tienen a su hija.

Samantha muestra su destreza con el fondo musical My Inmortal de Evanescence. Volteretas perfectas, vuelos y flic flac pulcros. Los aplausos no se hacen esperar cuando finaliza su actuación.

Abby es la última participante, escogió para su acto Hijo de La Luna, cantada en inglés por Sarah Brightman. Saltos, vuelos, volteretas, impulsos, aterrizajes y final de fotografía hace que el gimnasio casi se vaya debajo de tantos aplausos y silbidos.

Gritos de "Samantha y Lalo son las mejores" se escuchan a granel.

El entrenador les indica a las chicas que saluden una vez más al público antes de enviarlas a las duchas permaneciendo él con los invitados especiales.

-¿Quieres jugar un rato? –Kazuki le pregunta a Yaten que ve de mala manera como Jedite se acerca a Mina diciéndole algo al oído. -¡Ey! Deja a ese para después

-¿A quién hay que golpear? –Lita se une a los jóvenes

-A esos dos, pero necesitamos quien les de su merecido a las noviecitas

-Yo me encargo… Lita comienza pero Yaten niega con la cabeza

-Tengo a las candidatas perfectas –Mira hacia las gradas donde están sus primas -¡Azumi, Cere!

-¿Ellas? –Se queja el peliverde

-Si son unas dulces princesitas -Lita las estudia

Las niñas corren a su encuentro, ambas tienen sus cabellos perfectamente recogidos y visten conjuntos femeninos a la moda. No parecen más peligrosas que un gatito cachorro

-¿A quién hay que matar? –Pregunta Azumi acelerada. Yaten les dio todo el dulce que pidieron a escondidas de Seiya y ahora están hiperactivas.

-¿Qué les parecen esas tontas? –Lita les pregunta probándolas

Las niñas observan muy serias a las chicas antes de sonreír confiadas

-Son unas descebradas –Azumi

-Puro cabello y porte –Cere –

-Se creen reinas y quieren que las tratemos como tales –Pincha la castaña

-¿Se creen las mejores? -Azumi las mira de pies a cabeza

-Así es, más que todos los presentes –Kazuki

-¿Más que nosotras? –Las gemelas preguntan en coro.

Parecen molestas, Yaten permanece silencioso

-Dijeron que los Kou, especialmente su hermano eran unos tontos sin gusto ni clase

Cerecita y Azumi asienten, ambas tienen los labios apretados

-¿Estás pensando lo mismo que yo Cere?

-Por fin usaremos las hormigas gigantes de cola roja y los gusanos de basura –Extrae dos frascos de su bolsito cruzado. Nunca los deja en casa para evitar que su madre los descubra

-¿De dónde sacaron eso? –Lita sorprendida pregunta

-Se lo pedimos a nuestro hermano para la modelo de radio

-Pero nos sacrificaremos arrojándoselos a esas –A su vez Azumi extrae unas pequeñas tarántulas –Estas eran para Seiya…

-¡Cállate Azumi! –Su gemela enojada le dice

-¡Ups! No dije nada

Kazuki sorprendido las mira antes de estallar en carcajadas.

-Retiro lo dicho, son perfectas

-Lo son – Lita siente complacida

Seiya que conversa con Yano, Andrew y Toya mira a las gemelas con ojos entrecerrados, esas sonrisas inocentes no auguran nada bueno…

Sus sospechas se hicieron realidad tiempo después, cuando para evitar a la policía los bandos quedaron de acuerdo de enfrentarse en la playa.

Mina y Jedite prefirieron mantenerse al margen de sus compañeros y se quedaron a esperar a Abby y Samantha para intentar una vez más convencerlas que los ayuden a elaborar una coreografía que los haga ganadores. Serena se marchó a pasear al centro comercial con su madre manteniendo hermetismo sobre lo que sucederá ese domingo.

La playa que se caracteriza por ser silenciosa y pacífica está en ese instante repleta de jóvenes, Amy tomada de la mano de Seijuurou sufre al pensar que sus compañeros se hagan daño, no comprende por qué los varones tienen que arreglar todo a los golpes.

Seiya que intentó llevarse a sus hermanas a casa fue convencido por su primo, Lita y Kazuki para que las dejara acompañarlos.

Las niñas prometieron no moverse de un peñón que sobresale en la arena. Hicieron la cruz en el pecho que le indica a su hermano que es cierto lo que dicen.

Para su fortuna el trío de gárgolas se ubicó bajo ellas

-Extraño a Haruka –Cerecita suspira aburrida –Ella habría hecho más divertido esto –Mira a las enemigas estudiando la distancia

- Aún no - Azumi indica –Hay brisa, debemos movernos más a la derecha

-Es cierto, y el payaso y la guerrera nos dijeron que nos darían la señal para atacar al enemigo –Saluda a Lita que a su vez les hace una señal con la cabeza

-¿Qué hacen pequeñas? –Yano se trepa en la roca mirando a Cere

-Ni te importa ni nos llames pequeñas –Cere le reclama –Bájate o llamo a mi hermano

-Seiya me dijo que las vigilara –Miente

-Ajá –Ironiza Azumi -¡Ya nos creíste tontas!

Comienza el combate entre Kazuki y Nicolás, los gritos de pelea no se hacen esperar, las porristas aupan al castaño mientras que el resto le va al gótico. Nicolás lanza el primer golpe alcanzando la boca del peliverde, éste se limpia sonriendo divertido

-Ya comprendo por qué eres porrista muñequita, golpeas como niña –Se lanza contra Nicolás quien evado los golpes propinándole uno en la ingle a Kazuki que se dobla de dolor.

Al verlo así lo golpea con fuerza en la espalda con el codo

-¡Es un maldito tramposo! –Grita Lita y los amigos de Kazuki se unen en la pelea pateando a Nicolás,

Neflytte y algunos amigos también se unen al combate. Todo es caos y gritos.

-Hagámoslo ahora –Cere aprovecha que su hermano está descuidado

Extrae el frasquito y lo destapa, en él hay alrededor de cien hormigas gigantes

Por su parte Azumi prepara su frasco de mini tarántulas y los gusanos

-Estoy lista

Ambas voltean los frascos al mismo tiempo moviendo las manos a un lado y otro

Anny se rasca el rostro, siente una picada en la nariz y algo que se mueve en su cabello, mira a Dafne y grita al verle arañas en la cabeza, Mary se mueve extraña y rasca la cabeza sintiendo algo blando, lo toma y al mirar el gusano comienza a gritar

Las gemelas ríen por su travesura escondiéndose de inmediato cuando una de las chicas mira hacia arriba

-¡Vengan rápido! –Yano las ayuda a bajarse de la roca y corren hacia el mar

Simulan estar interesados en la trifulca mientras observan a las jóvenes correr despavoridas al agua y sumergirse completas.

-Misión cumplida –Gesticula Cere a Kazuki que en el suelo les hace una señal positiva.

Se dejó golpear para que ellas tuvieran la oportunidad de hacer su parte.

Yaten golpea fuertemente a uno de los amiguitos de Mina, pero es derribado por otro y pateado por lo que Seiya debe unirse y defender a su primo, Andrew mira admirado como Lita noquea a un muñequito de torta pero es atrapada por la espalda por dos chicos que tienen la intención de arrojarla al mar

El rubio corre a rescatarla golpeando a uno de los abusivos, la chica por fin logra soltarse y golpear al que está tras ella antes de mirar a Andrew

-¡Gracias! –Sonríe feliz regresando a la pelea. Andrew se descuida por la sonrisa hermosa de Lita y es golpeado por uno de los grandulones.

Amy está asustada lejos de todo, Observa a su novio golpear y ser golpeado por un chico de preparatoria

-¡Que terminen pronto por favor! Suplica agradeciendo no haber llevado a su hermanita al gimnasio…

5:10 PM

Burguer

-¿Qué le dirás a papá? Azumi señala el ojo morado de Seiya

-Que unos bandidos quisieron meterse con sus angelitos y yo las defendí –Se encoge de hombros

-Buena respuesta –Azumi –Me gustaría saber que le dirá Yaten a mis tíos

El peliplateado tiene un moretón en el pómulo izquierdo y el ojo derecho cerrado debido a la inflamación producto de un puñetazo certero. Lo bueno de todo fue que Mina al verlo entrar al comercio de comida rápida, se levantó de su mesa y corrió a socorrerlo.

-Pero los muñequitos de Nicolás y Neflyte salieron peor –Le dice en ese instante a la rubia –No querrán meterse ni burlarse más de una chica

-No creerás lo que diré pero me alegra que les hayan dado su merecido –Mina coloca su pañuelo transformado en compresa de hielo sobre el ojos de Yaten –Lo que no me gusta es tu ojo

-¿No te gustan mis ojos? –Coquetea el chico haciéndola ruborizar

-Hablo del moretón no de… -Se encoge de hombros –Olvídalo -Mira a su alrededor

Amy acaricia el pómulo de Seijuurou extrayendo de su bolso una crema mentolada contra golpes y esguinces aplicándola en el moretón

Lita a su vez extrae hielo de su gaseosa y lo coloca en la mejilla de Andrew

-Me quito el sombrero y les hago una reverencia a esos pequeños demonios –Comenta a Kazuki que los acompaña –Dos pequeñas e inocentes niñitas acabaron con tres dragones y ni siquiera se despeinaron

-Son buenas en lo que hacen – Asiente el gótico recordando los rostros de las tres porristas,

Las picadas de las hormigas grandes son muy dolorosas y la inflamación es más severa que las que producen las hormigas normales

-Había escuchado algo sobre ellas pero… -Andrew las observa, simulan ser inocentes y delicadas -¿Quién podría asegurar que ellas son capaces de…? –Lita le introduce un hielo en la boca

-Baja la voz que te escucha Seiya –La castaña le dice molesta –Disfrutemos de lo que queda de tarde, mañana es día de clases.

-Y los que no asistieron querrán conocer por qué todos estamos golpeados

-¿Los que no asistieron? –Andrew pregunta –Pienso a mis padres, querrán saber que me sucedió y luego me darán la charla sobre lo malo de la violencia física

Todos asienten.

Las suposiciones se hacen realidad en casa de Seiya, Taiki lo apoya cuando las niñas inventan que él y su primo las defendieron de malos chicos mientras Natzú casi llora mientras le plica compresas en sus moretones,

Yaten no tiene la misma suerte.

Su padre lo castiga por haberse peleado sin razón aduciendo que la fuerza bruta es el arma de los animales y los que no tienen la razón…