Closer

Introducción

Advertencia: Historia con alto contenido sexual, lenguaje soez, una temática BDSM... si te molestan las malas palabras no leas y quienes leen lo hacen bajo su propia responsabilidad :D


En la actualidad vivimos en un mundo lleno de Tabús, un mundo donde una conducta diferente a la que la sociedad establece como "normal" es condenada; esto lo vemos mas cuando nos referimos al sexo, en el mundo existen diferentes comunidades y culturas donde el sexo es practicado de muchas formas pero hay una en particular visto por muchos como aberración, por otros como un juego sexual y otros es su forma de vida... El BDSM

B(Bondage)D(Disciplina/Dominación)S(Sumisión/Sadismo)M(Masoquismo), dentro de este mundo existen diferentes formas de aplicarse y practicar el sexo pero en términos básicos es la asociación de dolor con el placer. Temor para algunos y curiosidad para otros... Desde tiempos antiguos se ha venido dando...

En la Roma Imperial existían los "Club de hermanas flagelantes"

En la Inglaterra Victoriana, la famosa Hora del Te se hacia con un grupo de damas, con sus traseros desnudos y con correas en mano empezaban sus juegos de flagelación y excitación.

Entre 1918 y 1946 aparecieron revistas con temas de fetichismo, bondage y juegos de rol.

Años después de la segunda guerra mundial, nace "Shaw's" en New York, primer local S&M

Hasta 1991 empieza a circular verdadera información de carácter importante sobre el BDSM.

El BDSM ha evolucionado no es una "moda o surgimiento actual" es un estilo de vida para aquellos que lo toman en su verdadero significado... Dominantes y Sumisas son los involucrados y quienes lo desarrollan y mantienen en la actualidad. Su forma de vida se mantiene secreta, pues no todos compartimos los mismos puntos de vista, sin embargo existen y están entre todos.


Gire mi vista en todas las direcciones, no percibía rastro de él, en este mes en que llevábamos nuestro "acuerdo" he aprendido a distinguir su presencia, su aroma particular impregnaba el aire, ese aura que le envolvía lo sentía hasta el ultimo recóndito lugar de mi cuerpo y sus ojos, cuando se posaban en mi erizaba toda mi piel pero nada de eso sentía, todo se sentía solo y vacio... anhelaba su presencia ; y aquí estaba yo Isabella Swan esperando por él, mi dueño, mi... señor.

Hace unas horas mientras me encontraba en mi consultorio me vi en la necesidad de posponer las citas pendientes para otro día por seguir su orden, había recibido su mensaje...

"Te Quiero Desnuda y en posición en tu lugar... perra"

Tan pronto como leí su mensaje sentí la contracción de mis paredes vaginales, corrí a quitar mi bata, tomar el bolso y buscar el vehículo para ir a su... nuestra casa. Tan pronto llegue, subí a mi habitación o mi lugar como el decía, "para consentirte perra" había dicho cuando entramos aquí por primera vez. Ahora me encontraba arrodillada con mi trasero apoyado en mis talones, piernas abiertas y brazos abiertos mis manos reposaban en mis muslos y mi cabeza gacha mirando el suelo totalmente desnuda y expuesta para él, mi señor era un espécimen digno de admirar su 1.80 de estatura, su voz demandante, sus labios, manos todo su cuerpo, su gloriosa polla que tanto anhelaba sentir, su cabello cobrizo y ojos verdes eran mi todo, yo complacería hasta su mas obscuro deseo para seguir teniéndolo conmigo. Así estaba cuando percibí su aroma, sus ojos clavados en mi y su aura dominante que hacia a mi sexo humedecerse de inmediato.

-Eres tan obediente puta... no sabes lo bien que te ves desde acá, puedo oler tu coño chorreante anhelando por mi – oh mierda cada una de sus palabras era una punzada de deseo directa a mi sexo, mi señor conocía mi cuerpo y sabia lo que necesitaba, lo sentí moverse por la habitación... mierda, ya sabría que haríamos hoy.


Bienvenidas... aquí traigo una nueva historia que como se habrán dado cuenta sera de contenido BDSM... quiero aclararles que mi intención no es ofenderles o que se sientan mal por el trato que se da en la historia... espero que entiendan que en un contexto BDSM las palabras como "perra" y "puta" no son un verdadero insulto para la sumisa, al contrario. Cualquier duda o molestia pueden hacérmela saber...

Besos y estamos leyéndonos )