Declaimer: Los personajes de esta triologia no son míos y la historia mucho menos, yo solo traduzco.

Estaba perfectamente cubierta por las mantas mirando a mi marido, ser padre, acariciando con las yemas de sus dedos mi pequeño e hinchado vientre de 12 semanas, su sonrisa es radiante, pero aún puedo ver el miedo en sus hermosos ojos grises, el miedo a ser un mal padre, pero no tiene de que preocuparse, yo estoy completamente segura de que sera un padre maravilloso, desde hace semanas ha tomado la dulce costumbre de acariciar mi vientre y hablar con el bebé contándole lo que hace durante el día y los detalles de la nueva casa donde viviremos dentro de unos pocos meses más, le cuenta como son sus tíos y abuelos y de lo felices que somos juntos, todos esos dulces momentos hacen que me enamore cada día mas de mi marido y me llena de ternura todo lo que él hace por nuestro pequeño Blip y por mi.

'Buenos días bebé' Susurra suavemente acomodándose cuidadosamente a la altura de mi vientre, para luego depositar un tierno beso en mi ombligo '¿A quien le hablas, Christian?' Pregunté con una sonrisa dulce, aún que sabía perfectamente que él estaba hablando con nuestro pequeño Blip como dotas las mañanas. 'Buenos días señora Grey' Murmuro dulcemente mi esposo y antes siquiera tener la oportunidad de responderle sus suaves labios estaban sobre los míos, llevándonos a ese lugar especial, exclusivamente para nosotros dos.

'Vamos señora Grey, levántese, tenemos trabajo hoy... Una cita con la doctora Greene y un anuncio importante que hacerle a nuestra familia' Grito Christian desde el baño. Sonreí involuntariamente, por fin seremos capaces de decirle a nuestra familia sobre nuestro pequeño Blip, se que Grace y Carrick ya son conscientes de nuestra noticia y están felices por ello; salí de la cama rápidamente dirigiéndome directamente hacia el vestidor, hoy utilizaría una falda de tubo gris y una blusa de seda blanca, unos zapatos de medio tacón y un suéter gris del mismo tono que la falda, una vez elegido mi atuendo camine directamente hacia el baño el cual encontré completamente vacío, no me había dado cuenta en que momento Christian eligió su ropa y salio de la habitación.

20 minutos mas tardes estaba perfectamente arreglada y lista para desayunar. 'Buenos días Gail' Salude amablemente mientras me acercaba hacia la cocina. 'Buenos días señora Gr... Ana' Se corrió rápidamente mientras me daba una mirada cálida al igual que su sonrisa. '¿El señor Grey?' Pregunté rápidamente al no ver a mi esposo en la cocina esperando el desayuno. 'En su estudio' Me respondió con tono amable, rodeé los ojos soltando un suspiro, Christian trabajaba demasiado, di media vuelta dirigiéndome hacia el estudio donde entre sin llamar a la puerta, allí estaba mi esposo de pie junto al enorme ventanal, observando la ciudad con su cabello aún húmedo, y con un impecable traje gris y una camisa blanca y... Hablando por teléfono, su tono de voz es serio y mira fijamente el fino cristal del ventanal hasta que se percata de mi presencia y gira rápidamente en mi dirección dándome una sonrisa dulce. 'Te llamaré luego' Responde y corta la comunicación inmediatamente mientras da elegantes pasos hacia mi dejando de paso el teléfono en el escritorio. '¿Admirando la vista, señora Grey?' Murmura suavemente con ese tono tan lleno de humor. 'No esposo mío, solo venía a decirte que tenemos que desayunar y hoy tenemos demasiadas cosas que hacer... Y trabajas demasiado' Esto ultimo lo dije con un ligero tono de reproche a lo que él sonrió mostrando una sonrisa deslumbrante.' Te espero en un minuto' Murmuré rápidamente antes de salir de su estudio y dirigirme a paso suave hacia la cocina.

'¿Granola con yogurt, Ana?' Asiento rápidamente mientras me siento cómodamente en un taburete. 'Y un té por favor Gail' Ella asiente rápidamente, comenzando con su labor, dirijo una mirada hacia mi reloj de pulsera y a Christian le quedan exactamente diez segundos para llegar 10, 9, 8, 7... 5, 4 sigo contando mentalmente mientras siento sus apresurados pasos hacia la cocina 'Dos, uno, aquí estoy' Responde con una sonrisa mientras me abraza y me da un suave beso en mi mejilla derecha, se sienta mientras me mira atentamente. Desayunamos entre una divertida charla sobre trabajar demasiado y después de media hora estoy lista para irme a trabajar...Con Taylor. 'Te recogeré a la una nena, que tengas un buen día, te amo' Se despide mientras entra Taylor rápidamente y me da una sonrisa amable. '¿Nos vamos señora Grey?' Asiento rápidamente mientras nos dirigimos a la editorial, que recientemente ha cambiado su nombre a editorial Grey...

En el trabajo no puedo calmarme tengo un nudo en el estomago, estoy tan feliz y tan asustada a la vez, espero que todo este bien con mi pequeño Blip y que la familia tome bien esta noticia, me sorprendió bastante un golpe en la puerta, así que rápidamente levante la vista hacia la puerta 'Yo lamento mucho interrumpir Ana, pero todos están esperando por ti en la sala de conferencias ' Agrego Heather con voz suave, ¿Me estaban esperando? Valla... No sabia que tenia una reunión hoy y mucho menos a estas horas de la mañana, me levante confundida de mi cómoda silla.

'Señora Grey, están allí los nuevos editores para la nueva sección de niños que se introducirá prontamente, se fijo la semana pasada' Comento al ver mi prolongado silencio, no recordaba ninguna reunión de este tipo, pero intenté no demostrarlo y mentí 'Oh si por supuesto ¿Puedes traerme los apuntes de la reunión que tuve con el señor Roach y Grey?' Pedí amablemente mientras la veía desaparecer por la puerta de mi oficina.

Unos minutos mas tarde Heather volvió con las notas de la reunión anterior, aún no sabía por que leía las notas de reuniones pasadas pero lo hacia, agradecí brevemente a mi asistente mientras salia de mi oficina con dirección a la sala de conferencias, en los pasillos todos me miraban como si fuese una persona rara, desde mi matrimonio con Christian hace un par de meses atrás todos me tratan como si fuera una especie de reina y eso me irrita un poco. 'Señora Grey' Murmura alguno de los empleados a mis espaldas, me volteo suavemente, pero al momento de hacerlo y disponerme a saludar a Peter un nuevo redactor que tenemos un chico bastante amable, soy embestida por alguien haciéndome perder el equilibrio y caer al suelo sobre mi estomago, un fuerte dolor se expandió por mis piernas y mi vientre impidiéndome el moverme, un sonoro jadeo se escucho mientras varios de los empleados de la editorial corrieron a ayudarme, no se exactamente quienes fueron pero no deje que me tocaran, tenia miedo de moverme y perder a mi pequeño Blip, dios mío Christian iba a enloquecer cuando se enterara, mis pensamientos fueron interrumpidos por un fuerte estruendo que imagine seria una de las puertas de la planta, unos pasos apresurados en mi dirección o al menos esos creí en eso momento mientras intentaba aplacar un poco el dolor que sentía 'Señora Grey' Jadeo la preocupada voz de Taylor quien se arrodillo a mi lado intentando cuidadosamente ponerme de lado 'Dios mío ¿Esta usted bien?' Pregunto y en su voz solo se podía distinguir el pánico y la exaltación.

'Me duele' Mi voz salió como un chillido ahogado por las lágrimas que se desbordaron rápidamente por mis ojos, ni siquiera me había dado cuenta que se habían formado. 'Llamen a una ambulancia ¡Rápido!' Soltó Taylor con un grito, rápidamente comenzaron a moverse a mi alrededor al menos eso se sentía entre tantas pisadas. 'Señor Grey' La voz de Taylor sonó mas calmada y mas profesional de lo que llevaba haciendo en los últimos cinco minutos. 'Señor la señora Grey ha sufrido un accidente' Aguardo silencio unos segundos esperando la respuesta de mi marido. 'Si señor enseguida' Murmuro a media voz acercándome su teléfono a mi oído. '¿Ana?' La desesperada voz de Christian inundo mi mente mientras intentaba responderle, pero lo único que salió de mis labios fue un estrangulado sollozo, los nervios y el pánico de perder a mi Blip se asentaban cada vez más al igual que el dolor en mi vientre. 'Ana mi vida, tienes que calmarte yo ya voy para allá, estaré en unos minutos allí, no temas' Agrego con voz suave intentando controlar el terror en su voz, pero era en vano, yo lo conocía mejor que nadie y sabía que ahora mismo estaba casi al borde de un ataque de pánico, repentinamente el lugar se comenzó a oscurecer y el teléfono resbalo de las manos de Taylor, lo ultimo que pude oír fue el desesperado grito de Taylor seguido del de mi marido a través del mólvil.