Aclaraciones & advertencias: Ahora sí, esta será nuestra despedida definitiva. La última actualización de Yakuza :,D. Adelante pues, con esta final lectura.


.

EPÍLOGO:

Por el amor a la vida

.


-O-

Tres años y un poquito más, tenía el pequeño niño que Hinata bañaba consigo en la tina de madera de ofurō. El niño permanecía quieto, con la mitad de la cara, a partir de la nariz hacia arriba sobresaliendo en el agua.

Boruto Hyūga, ese nombre había escogido para su pequeño hijo. El niño finalmente se giró, y aún con la mitad de la cara escondida entre el agua, miró a su madre a los ojos. Hinata entonces apreció los rubios cabellos mojados, el color azul celeste de sus ojos. Sonrió al saber que su hijo ya se había enfurruñado y esos ojitos fastidiados, eran la exacta señal de que ya quería salir de allí. La mujer entonces decidió prepararse para ponerse de pie, dándose sólo un minuto más para que el agua caliente le relajara otro poco.

Mientras tanto, Boruto empezó a tambalearse en el agua y crear pequeñas olitas que se bamboleaban de un lado a otro. Solían acostumbrar a bañarse juntos, pero pronto esa costumbre terminaría dado que Hinata sabía que muy pronto Boruto, tendría que aprender a bañarse él solo (cosa que al niño, al ser tan apegado a su madre, la idea no le agradaba ni un pelo).

Hinata, pues, decidió ya era hora de salir, para secarse y cambiarse. Primero se incorporó ella, con sumo cuidado y tomando con precaución y delicadeza su enorme barriga de ocho meses entre sus manos; puesto que sí, Hinata, de nuevo, estaba embarazada.

La mujer salió y se colocó la bata, para después alcanzar la pequeña de Boruto, el cual ya había salido por su cuenta. Su madre se la extendió y el niño no tardó en colocársela por sí mismo. Hinata contemplaba cariñosa a su hijo, pues le parecía que por suerte, Boruto era un niño bastante independiente; era además un poco orgulloso y enojón (cosa que a lo mejor desarrolló al estar muy mimado por ella), y, ciertamente, tenía muchas actitudes similares a las de su padre (no sólo había heredado el cabello y el color de ojos), reconocía Hinata al estarlo observando constantemente.

Vivían en una enorme casa en medio del campo, cerca de las afueras de Esashi*, Hiyama. Hinata había comprado aquella vivienda hace unos años, a un módico precio. La casa era espaciosa e inclusive acogedora, tomando en cuenta que estaban muy alejados de la civilización. Pero la mujer había escogido aquel lugar apropósito, pues entre más lejos de las ciudades modernas, menor era el riesgo de que tanto a ella como a Boruto los asociaran de alguna u otra forma con los yakuza.

Había pasado un tiempo desde que decidió dejar Osaka; algo duro al principio, pues vagó por varios meses, hasta que consiguió aquél sitio y se asentó. Logró acoplarse, inclusive pudo abrir una pequeña librería-café en el pueblo, que gracias a sus días trabajando de maid y en el neko-café, supo administrar bien su pequeño negocio. Después de eso, el resto era historia.

Hinata daba la espalda a su hijo, que se hallaba parado sobre la cama; la mujer se despojó de su bata y reveló su espalda desnuda. Boruto se quedó mirando fijo y curioso el dorso de su madre puesto que, desde hace mucho le daban curiosidad esos dibujos que traía pintados en la espalda y que hasta ahora jamás se había animado a preguntar del por qué los tenía.

Era un nombre escrito en katakana*, pero Boruto no sabía cómo leerlo todavía. Éste estaba situado en la parte baja del lado izquierdo, pequeño, con una diminuta abeja posada en el último signo, como si se tratase de una flor y no un símbolo. Luego estaban los otros dos situados arriba, cerca del hombro, uno lo reconocía perfectamente como el ying y el yang, adornado con otras peculiaridades, y a escasos centímetros y muy pegado, estaba otro símbolo, que era un circulo-espiral naranja.

—Mami. —Hinata viró a ver a su niño—, ¿por qué tienes esos dibujos extraños en tu espalda?

Hinata se abrazó, llevando sus manos justamente dónde creía estaban los tatuajes, los palpó en silencio.

—Porque tienen un significado especial para mamá.

— ¿Y qué significan?

— ¿Cómo se dice diez en inglés?

—No sé.

—Vamos, Boruto—insistió paciente—, te acaban de enseñar los números en inglés. Acuérdate e inténtalo.

— Hm, ¿ten?

—Muy bien. Entonces, di dos veces diez en inglés.

— ¿Tenten?

—Eso es lo que dice aquí. —Señaló el nombre escrito en katakana—. Y la abeja, es una abeja asesina, y en inglés abeja asesina se dice "Killer Bee".

Boruto torció los diminutos labios.

— ¿Y estos símbolos de acá?—apuntó a los de arriba.

—Estos son la familia de mamá y papá. Hyūga y Uzumaki.

Boruto colocó cara de no entender mucho, es más, era la de un niño desinteresado del tema. Y a Hinata no le importó, en todo caso, lo prefirió así.

O.O.O

Iban en el transporte público. Por esta vez Hinata desistió de ir en su pequeño auto al pueblo y decidió hacerlo de la manera tradicional. Se dirigían a la estación de autobús. Boruto iba junto a la ventana, sentado sobre sus rodillas, recargaba ambas manos en el vidrio admirando el paisaje que el transporte dejaba atrás. Eran campos verdes, cubiertos por flores amarillas, el cielo de profundo azul, adornado con grandes y voluptuosas nubes blancas semejantes a la límpida nieve. Boruto vestía ropita deportiva negra, extrañamente le gustaba mucho ese color. Hinata iba más hogareña acorde a una mujer encinta, con su camisa lila holgada y su larga falda suelta beige. El cabello corto, arriba de los hombros. Boruto se aburrió de observar y pronto recostó la cabeza en el regazo de su madre, quien empezó a acariciarle los áureos cabellos.

—Mami, ¿por qué no tienes un dedo?—cuestionó en cuanto la mano dañada acarició su mejilla. A su madre se le dibujó una tenue sonrisa, el día de hoy, advertía, Boruto había amanecido muy preguntón.

—Mamá tuvo un accidente con el cuchillo cuando era más joven—explicó sin más—. Por eso tú debes tener cuidado a la hora de usar cosas con filo.

Boruto soltó un "umh" no muy convencido y aún recostado, prosiguió con sus preguntas.

—Mami.

—Dime.

— ¿Por qué papá no vive con nosotros? ¿Vendrá a vivir con nosotros ahora que mi hermanita nazca?

Pero entonces la sonrisa de Hinata desapreció por completo y no respondió esta vez nada, tan sólo decidió callar y hacer como si su hijo jamás hubiera interpelado aquello. Boruto frunció el ceño e hizo un puchero, se viró para ahora encarar el vientre abultado de su madre y abrazarlo.

—Himawari—le habló el niño a la barriga—, otra vez mamá me ignora, tú eres la única que me escucha, de veras—susurró, abrazando con más fuerza y pegando la frente en el estómago de Hinata—, ya nace, por favor.

Y Boruto fue testigo de cómo el bebé, allá adentro, soltaba una patadita, como si eso hubiera sido una especie de extraña réplica. Y el niño sonrió contento y con más razón se aferró cariñoso. Hinata rió tenue y volvió a la tarea de acariciar los cabellos de su hijo.

O.O.O

Allí estaban, sentados en los bancos, aguardando que entre la multitud no tardara en aparecer por aquel a quien esperaban. Hinata observaba de cuando en cuando el reloj de muñeca. No tardaría en arribar, pensaba. Boruto, impaciente buscaba y buscaba entre la gente, soltando gestos de desilusión cuando creía verlo, pero en realidad era alguien parecido. Hasta que finalmente…

— ¡Papá!

Oyó exclamar a Boruto para después verlo correr hacia la persona que llegaba recién, algo despistado. El hombre traía una playera de manga y cuello largo, pantalones deportivos y tenis. Levantó a su hijo por los aires y giró con él, para después abrazarlo con fuerza. Boruto estaba más que feliz, sus carcajadas y enorme sonrisa lo delataban. Hinata siempre apreciaba esa clase de escenas a detalle. Se puso de pie con cuidado y se encaminó a ellos. Sus ojos por fin se encontraron. Naruto le sonrió y ya teniéndola cerca, le saludó con un pequeño y efímero beso en los labios. Boruto, que ya estaba en el suelo de nuevo, entrecerró los ojos con recelo y sacó la lengua con asco.

— ¿Cómo han estado?—inquirió el hombre.

—Bien, gracias… ¿Y ustedes?

—Igual, de veras.

Empezaron a andar hacia la salida. Naruto no tenía fechas exactas para verlos. A veces iba una vez cada tres meses, otras venía una vez tres meses seguidos, en otra ocasión tardó seis…Y el tiempo que se quedaba allí variaba; podrían ser días, semanas, incluso los meses enteros. Y esta vez había tardado cuatro en ir y Hinata desconocía el tiempo que se quedaría con ellos…Podía ser solamente ese día, o todo el fin de semana, o los siguientes quince días, no lo sabía. Pero de lo que sí se encontraba completamente segura, es que en esos momentos, estando los tres reunidos en aquel pueblo, podían ser por breve tiempo una familia común; una familia estándar, una normal. En donde su esposo (de corazón y no tanto por ley) no era el jefe yakuza de uno de los clanes más grandes y poderosos de Japón, ya que sí, Naruto había conseguido devolverle el renombre y título honorario a su clan. Pero justo ahora, era solamente Naruto Uzumaki, esposo y padre promedio, yendo a visitar a su familia para convivir con ellos. Irían ahora al parque, luego a una película al cine, más tarde a cenar juntos y así, cosas típicas que las familias funcionales, comunes y corrientes hacen.

En el futuro quizá no todo fuera perfecto, ni color de rosa, y siendo analógicos, la vida era como un sube y baja, una montaña rusa, con sus altas y bajas. A veces se iba bien, otras mal; otras se estaba triste, otras felices; a veces enojados, otras lo contrario. Era imposible para Hinata, adivinar que depararía el camino más adelante. Pero ahora estaban en un buen presente y eso era lo único que importaba. Después de todo, era sólo eso, el presente, el bendito y bienaventurado presente.

E iban los tres juntos. Naruto con un brazo cargaba a Boruto y con la otra mano cogía la mano de Hinata. Y andando, se alejaban y se perdían entre la multitud. Y en esos instantes, en esos justos minutos de trascendental vida, eran una familia feliz, muy feliz.

EL FIN.

-O-


Ofurō*: En su origen, de madera y modernamente de plástico o acero inoxidable. El ofuro difiere de la bañera convencional por ser más profundo (60 cm.) y de laterales menos inclinados, casi rectangulares. El modelo tradicional en forma de tina de madera o hierro fundido se calentaba con una estufa de leña integrada en la parte baja de su estructura.

Esashi*: Es una pueblo del distrito Hiyama, capital de la prefectura homónima en Hokkaidō, Japón.

Katakana*: es uno de los dos silabarios empleados en la escritura japonesa, junto con el hiragana. Usado generalmente para escribir nombres extranjeros.


NOTAS FINALES DE LA AUTORA:

Bueno, debo decir que fue todo un viaje de tres años y medio (aproximadamente) esto de Yakuza. Y nada, que estoy realmente MUY feliz de poder, el día de hoy, 30 de Diciembre del 2015, ponerle el punto final a esta historia mía.

Es todo un logro, para mí, poder ponerle "complete" a un fic como Yakuza. Porque terminar un long fic no es cosa fácil (Señor padre en turno, ¡pero claro que no, coño! Es toda una partida de espalda, culo y vista. Y a pesar de que tuve muchas buenas experiencias, y tuve suerte de que el fic tuviera una buena acogida y además gozara de momentos de diversión y conociera a gente por internet, lo cierto es que me han quedado cero ganas de meterme en otro pedo tan grande como lo es un long fic). Eso de estar actualizando y andar buscando inspiración cuando la muy culera se niega a aparecer es mucho muy estresante Dx.

Probablemente este sea mi último long fic, al menos por un largo rato. Quiero descansar un poco de tener que estarme atormentando por no actualizar, por estar planeando capítulos, partiéndome la cabeza para dar una continuidad a la historia y personajes algo por lo menos medianamente decente…Pero no todo fue tan malo, créanme que así como sufrí, también disfruté :3 algo así como una manía masoquista xD.

Por mucho tiempo tenía ya imaginado cómo sería el final de este fic y me alegro de veras el finalmente poderlo haber llevado a las palabras. He quedo, al menos yo, bastante satisfecha con este trabajo mío. Puedo decir que ha sido uno de los fic en el cual he metido más empeño, esfuerzo y con el cual fui creciendo como escritora. Diría que es mi pequeña y mini obra maestra de los poquitos long fic que poseo.

No sé la verdad si este final sea del agrado de todos. Pero como dije, es un final que yo ya tenía planeado desde hace largo tiempo y que, me pareció el mejor. No es probablemente el final perfecto, en donde todos viven felices por siempre comiendo perdices y demás cosas estilo Disney. Pero tampoco me ha parecido un final triste o emo-depresivo como luego he llegado a leer en otras historias. Y es que, yo me declaro fan de las historias con final ñoño y feliz (muy a mi particular estilo, claro) y por ende le he intentado dar un final esperanzador, cálido y un poco agridulce, pero procurando ser más dulce que agrio; y algo corto y sencillo. Un final que me dejara satisfecha y contenta si yo hubiera estado de lectora, en lugar de escritora, en pocas palabras.

En fin, ¿qué será de Ivorosy ahora que Yakuza ha finalizado? Pues para aquellos curiosos, me dedicaré de ahora en adelante a los tranquilos y poco estresantes one shots, con el perdón de quien esperaba otro long fic, pero así será. Eso y porque esta ficker quiere además probar cosas originales nacidas de ella (ósea, escribir su propio libro). Y de todos modos aún no soy mujer libre del todo, pues todavía tengo un long fic SasuSaku pendiente e_e, pero ese a su tiempo, no me urge xD.

¿Seguiré en el mundo de Naruto? Claro que sí. Apoyaré de vez en cuando con algún one shot, viñeta, drabble o lo que sea por estos lares, espero yo, no desaparecerme de este fandom incluso aunque en estos años me haya distanciado mucho de Naruto y me haya ido a probar suerte a otros lados (muy zorra yo con otros fandoms xD). En fin, no me extiendo más y paso directamente a los agradecimientos:

AGRADECIMIENTOS GENERALES

«A aquellos que me apoyaron con algún o varios review a lo largo del fic. Puede que muchos hayan desertado en el transcurso de, pero igual es un agradecimiento de mi parte de haberse tomado el tiempo de comentarme aunque sea una sola vez. Y quiero agradecer esto porque ha sido importante para mí y quiero hacerlo saber independientemente si la persona en particular lo lee o no. »

Sophie-Chan, MelodyJaeger, MackenzieWazzilib, La bella dama sin piedad, Fuyu cassiopeia, Lady darkness chan, Hadeni-chan, BlueHina, -chan, ChocoLady, Lavi-Hime 4E-3, Mikaela-loves-yuu, Chocolate-con-mani, Valeryoda03, Tiyo, Anita-chan, Angie The Killer, Mitsuki-chan17, Elaine Haruno de Uchiha, DarkAngelKiller, Hinata Uzumaki, Rocio Hyuga, Nahi Shite, Aairi, Chocolate-con-mani, Aio hyuuga, Saory, MackenzieWazzlib, Jan di-chan, YoMarielle, tsuki-hihi-tsumi, Michy Motoharuno, yuukistrawberry, Tsuki, lady-darkness-chan, Ianeira, Adriana, Jhon-Namikaze, Rosseshadow, Maziixd, Juli Ramos, Lilipili, ambu780, kakifly , .7, Mazii, sofiaaaa, Koizumi Hinata, Intenebrissunt, .3, I and P, Fresah, Uzumaki Tsuki-Chan, nali-neechan, namikaze 3000, Luu Jordi, Anubisfullbuster, monzze, Camii B, hiNAru Aburame, AkemirandaChan, moonshinne, crayola94, Yram, Jade, angel souriant, tiioji uchiha, otra-fangirl, Ana-Gami, anko owo, Nanane, titania-chan, Kurokocchi0123, moonshinne, Zianya, Anubisfullbuster, MariiDii, Miss Galaxy, Nara me cae bien, , Samara Namikaze-Sama19, Gablav, titania-chan, Astron, Anacar, Kurokocchi0123, X Hikaru Neko X, KattytoNebel, naru-kun121, eliuska20, xGoldenDreamsx, SasuHinaNaru, Saori Bell, sukyhime510, MrCarhol, Phoenix1218, Ana-Gami, doll phantohive, Uzumaki-tsuki, Azaak Damian, FrikiHimechan, Luna-Uzumaki-Hyuga, holy24, Sonrisa-de-Cloo, sophie-chan, andy-chan, kakatsushi, kaonashi1103, wendy712, Nana, Rey loco, Astron, m4rtin, mary-angeles, FaryLu, Janett, LunaSelene15, miirellinu.

ESPECIALES AGRADECIMIENTOS

« Agradecimientos especiales a estas personitas tan preciosas y maravillosas en general. Que ya sea desde el inicio, intermedio y/o finales del fic me brindaron mucho apoyo, entusiasmo, ánimos y un sincero cariño a mi trabajo. Algunos me acompañaron de principio a fin, otros se fueron uniendo a lo largo de las actualizaciones; pero lo más importante, fue que nunca abandonaron o en todo caso, sus comentarios eran los que más me alentaban a seguir. Ustedes, por ello, tienen mi más sincero agradecimiento. »

Chocolatito00.

Mud-chan

Noelialuna.

Poison girl 29.

Luli92

GirlBender L

kaiserofdarkness

Jade.

Nana.

Tsukimi

X Hikaru Neko X

Monzze

Anacar.

Blue azul acero

Tamae Namikaze Hyuga

Hinata Uzumaki

Moonshine

miirellinu,

Sophie-chan

FrikiHimechan

Nara me cae bien

Saori Bell

Camii B

Samara Namikaze-Sama19.

SasuHinaNaru.

Lavi-hime 4E -3

AGRADECIMIENTOS DE FACEBOOK.

« A esa gentencita adorable que no sólo me apoyó por acá, sino también en la página del cara-libro.Y aunque no ponga a todas y todos, ustedes saben perfectamente quienes son.»

Myriam Weasley, Iris Nico Nico, Icel Figueroa, Andie Lorenzana, Azul Acero, Maryori Peña, Saori Bell Reyes Mata, Yaneth Aleman, Ezequiel Hernández, Selene Benitez, Lourdes Camargo, Hinata Koizumi, etc.

-O-

Y por cierto, en homenaje a este fic y celebrando el termino del mismo, he subido un vídeo tanto a la página de Facebook como a mi Tumblr de Ivorosy, con la canción "For the love of life" de David sylvian, título y canción que inspiraron este presente epílogo. Y es un regalo de mí para ustedes especialmente mis queridos lectores ;).

Mil gracias a toda la gente que me acompañó, que me leyó, que me apoyó en este viaje. Un futuro agradecimiento a esa gente que me lea en días venideros y se tome el tiempo de leer este fic y de dejarme su posible y futura opinión.

No quiero extenderme más, así que sólo repetiré: MUCHAS GRACIAS, LOS QUIERO MUCHO, LOS VOY A EXTRAÑAR MUCHO Y OJALÁ NOS LEEAMOS EN OTRA PARTE, EN OTRA OCASIÓN, ALGÚN DÍA.

Besos húmedos & abrazos de oso, dice un ojalá hasta luego y un muy feliz y próximo año nuevo, Ivorosy.

30/12/15.