Cap-1 El video

Era el sexto año de Harry Potter, pocos días después del comienzo de su romance con Ginny Weasley.

Ron, su mejor amigo, aunque no se oponía los miraba sin perder un detalle de cada uno de sus gestos, abrazos y besos, al principio a Harry aquella actitud le molestaba pero aprendió a sacarle partido. Cada vez que Harry besaba con demasiado entusiasmo a Ginny, Ron carraspeaba con mucho fuerza para interrumpirlos , pero si los interrumpía, no era Harry quien le decía que los dejara en paz, sino Ginny que se ponía como una fiera cada vez que Ron les molestaba lo cual hacía reír a Harry, y la verdad era que le encantaba ver a Ginny furiosa por que se ponía muy sexi.

Hermione estaba de mejor humor últimamente y es que ahora podía considerar a Ginny como fueran de la misma familia pues para Harry, Hermione era su hermana.

Los que no estaban de muy buen humor últimamente eran los ex novios de Ginny que parecían querer matar a Harry por lo pasillos, aunque no eran los único, Romilda Bane parecía tener algo atascado en la garganta cada vez que se cruzaba la pareja y Cho se echaba a llorar cada vez que Harry estaba cerca, como si quisiera que él la consolara, pero Harry jamás se acercaría a la joven por nada del mundo, no volvería a ser tan estúpido.

Un buen día Harry se levantó tarde, se había quedado dormido al estar durante casi toda la noche espiando para ver si se encontraba Draco haciendo alguna cosa sospechosa.

Se levantó apresuradamente y despertó a Ron, ambos bajaron corriendo al desayuno esperando la bronca que sin duda les iba a echar Hermione por quedarse dormidos. Mientras corrían por los pasillos idearon una coartada para cuando Hermione les gritara.

Pero se olvidaron completamente de la coartada cuando vieron en medio del Gran Comedor una pantalla gigante. Dumbledore estaba delante de esta hablando a los alumnos y claramente su entrada rápida lo había interrumpido.

-oh señor Potter, señor Weasley, por favor, pueden sentarse?—dijo Dumbledore sin alterarse y dirigiéndoles una sonrisa a ambos chicos.

Ambos corrieron a sentarse al lado de Hermione que parecía muy nerviosa, Ginny estaba al lado de la chica, antes de saludar a su amiga Harry se sentó al lado de su novia y la besó.

-buenos días—saludó Harry Ginny con una sonrisa.

-Buenos días bello durmiente—dijo Ginny con una sonrisa divertida.

-donde estabais?—preguntó Hermione alterada

-nos quedamos dormidos—dijo Ron, a la mierda toda la coartada.

-no importa atended a Dumbledore—dijo Hermione muy nerviosa.

Harry se volvió y escuchó lo que el profesor estaba diciendo

-bien, como iba diciendo antes de esta interrupción, esta mañana la profesora Trelawney a tenido una profecía

Harry se congeló en su sitio, las ultima profecía que había oído que había dicho Trelawney había hecho que sus padres murieran y le había convertido en el elegido, iba a decir una profecía ahora sobre que debía estar lejos de Ginny o si no ella moriría?

La mano de Ginny apretó la de Harry como señal de apoyo al notar como el chico se tensaba.

-sin embargo no es una mala profecía tranquilos todos—dijo Dumbledore con una sonrisa tranquilizadora sobre todo dirigida a Harry—nuestra querida profesora a profetizado, que en unos instantes tendremos visitas del pasado, personas que murieron durante la primera Guerra contra Volldemort y también tendremos el placer de echar un vistazo al futuro con esta pantalla—dijo señalando la pantalla que había detrás de él.

Los chicos empezaron a mirarse uno a otros y surgieron una serie de susurros.

-habla en serio?-preguntó escéptico Ron—esa mujer lo único que profetiza son desgracias o se las inventa, y lo que Dumbledore dice son cosas buenas no?

Dumbledore volvió a hablar.

-antes que nada me gustaría dar la bienvenida a unos invitados especiales que verán el video con nosotros

Las puertas del gran comedor se abrieron y por ella entraron (para sorpresa de Ron, Harry, Hermione y Ginny) todos los Weasley al completo, seguido de carca, por Alastor Moody, Remus Lupin y Nympharoda Tonks (cuyo pelo seguía estando del mismo tono apagado de la ultima vez que la vio)

Ron y Ginny se acercaron a su familia, sin embargo las sorpresas todavía no habían acabado, justo después de la entrada de los Weasley, entraron por las puertas del Gran Comedor los señores Malfoy siempre con esa mirada de desprecio que le dirigían a todo el mundo, cuando Harry ya no creía que pudiera sorprenderle nada aparecieron por la enorme puerta de madera sus tíos, su tía miraba todo con desconfianza pero algo fascinada, Vernon parecía furioso y fulminaba a todos y todo con la mirada pero para sorpresa de Harry, Dudley parecía mas que encantado con todo lo que veía, sobre todo parecía gustarle el techo mágico del gran comedor.

-tia petunia?—preguntó Harry acercándose a sus tíos.

-guau Harry este es tu colegio?—preguntó Dudley fascinado

Harry asintió

-Es espectacular

-Dudley no digas tonterías nada que tenga que ver con estos anormales es bueno—dijo Vernon furioso.

Varios chicos de Hgowarts se alzaron indignados, parecían realmente furiosos, sobre todo los Slytherins.

Harry puso los ojos en blanco y miró a su tio con diversión

-todos lo que están aquí son magos tio Vernon, no deberías llamarnos anormales

Vernon parecía que iba a replicarle, pero al ver las miradas de furia de los alumnos e incluso de algún profesor decidió callarse, tenía todas las de perder.

A unos metros de distancia de los Weasley, Harry pudo ver como Dumbledore alojaba a los Malfoy que parecían tan descontentos de estar allí como los mismos Dursleys .

-tu que haces aquí?—preguntó su tia Petunia de golpe.

Harry se volvió para mirar a su tia y siguió la dirección de su mirada para encontrarse con los ojos negros como el ala de un cuervo de Severus Snape

-valla Petunia, te acuerdas de mi—dijo Severus son una sonrisa socarrona

La incredulidad en el rostro de Petunia cambió al desprecio

-como para olvidarte eras aquel mocoso mugriento que siempre estaba persiguiendo a Lily—dijo Petunia, Harry miró a su tia con el ceño fruncido, aunque no era el único era imposible que Snape hubiera perseguido a su madre ¿no? La odiaba y la llamó sangre Sucia era imposible que Petunia estuviera sugiriendo que Snape…

-de que hablas tía Petunia?—preguntó Harry

-de ese, era nuestro vecino—Petunia puso cara de asco—y era muy buen amigo de Lily, de hecho fue él quien le habló a Lily de todo este mundo

Antes de que Harry pudiera decir nada se volvieron a abrir las puertas del gran comedor seguidos de una fuerte luz

Y ahí en la entrada estaba 7 personas y…una de ellas era clavada a Harry…