Lagrima de safael, Aullador de la Luna… Cap 7… Jalmano….

Nota del autor: Wow… tarea tarea, y yo descuidando esto, que fastidio, si no me hubiera tocado en el equipo alguien tan tacaño, y no se me hubiese cruzado Skyrim por la frente, esto no se habría atrasado tanto, en fin, los hubiera son muchos, pero mejor manos a la obra….

Saludos a todos, y aquí comenzamos…

La cara de aquel niño, se desdibujaba al observar aquello…

La aldea, ardiendo en llamas, el niño se tira, al ver su hogar bailando al son de las llamas…

El pequeño sprite observa a su amo tirado, sin fuerzas, mientras voltea al sentir un grupo de pisadas…

El niño tiembla, como perdido, sus ojos desorbitados observan a la arena mientras aquella figura camina..

Aquel ser observa al niño, y dice

-No es hermosa.. la destrucción, la sombra que dejo a mi paso, alimentando al destino a cada segundo, con cada alma robada de el flujo, el fin de los hombres se acerca, es majestuoso, el color carmesí de las llamas, mezclando el olor de la madera con la carne, un manjar a mis sentidos…-

Pero el niño, absorto, no escucha aquellas palabras, el solo puede sentir aquella presencia en su mente, aquella voz que le dice

-Entregate al dolor… entregate al sufrimiento, que el sol consuma tu razón, y de salida a la bestia que ahí en el sello…-

El niño, de repente, de forma muy pausada, se pone de pie, con la vista en el suelo, mientras aquel sujeto se pprepara a hacer algo con su mano, mientras dice

-En fin, no te preocupes, ahora te mandare con todos ellos…-

Y entre los labios del niño se escucha un leve

-No…-

El hombre sonríe, al pensar que aquello es una débil suplica, pero el niño le dirige una mirada directamente, con unos ojos encendidos en rojo, mas rojos que las llamas que rodean aquel lugar, mientras dice

-No lo creo… Abisael….-

En aquel momento, la playa se encuentra llena de imps, aquellos seres vuelan por todo aquel lugar, saliendo uno tras otro de aquel portal improvisado mientras Lizzerth se encuentra tirado en el suelo…

La voluntad lo abandona cada segundo, aun no recuerda si en realidad escuchara aquello sobre Siwa siendo destruida, cada frase se borra de su memoria, solo recuerda aquella frase…

"Angel… Angel… Angel…" retumba en su cabeza, como un eco que le destruye la confianza a cada segundo, mientras el niño se acerca a el, y le dice

-Sabes, ahí quienes dicen que matar a alguien sin voluntad no es divertido, pero… la verdad me gusta experimentar las cosas…-

Y en ese momento, Abisael levanta su mano, apuntándola a donde Lizzerth se encuentra inmóvil, mientras Oz observa aquel lugar y dice

-No te confies Abisael, si el sabe de los Angeles, seguro tiene algo que ver con la muerte de Micael, y dudo que ese inútil lo hicera solo… debe tener amigos muy cerca….-

Abisael ni siquiera mira a Oz, imagina el cuerpo de aquel bicho destrozado bajo su poder, se prepara y en aquel momento dice

-Adios basura…-

Y de repente…. Nada

Abisael no da crédito a aquello, por mas que intenta, su poder parece no atacar a Lizzerth, en ese momento, dirige su mano a uno de los diablillos, el cual siente que al instante, sus huesos son triturados…

Abisael no comprende, se acerca a aquel sujeto, cuando siente aquel resplandor en su cuerpo, y dice

-Maldicion, lleva una armadura Sprite… esas cosas no me dejan interactuar con el directamente…-

Toma el rifle de Lizzerth del suelo, y mientras apunta a su cabeza, dice

-Tendre que hacerlo a la "Old School"…-

En aquel momento, de la nada, la silueta de Hanzo aparece a la espalda de Abisael diciendo

-GOLPE…DEMONIO…-

Abisael gira empuñando el rifle y dice

-LO SABIA, AHORA TE TEN…-

Y en ese momento, el tiempo en la mente de Abisael, se detiene, al ver aquel rostro, aquellos ojos, aquella bandana, recordando, recordando….

Totalmente paralizado, no alcanza a reaccionar cuando la navaja de Hanzo surca el aire, mientras el termina aquella frase

-SOMBRAAAA-

El sonido del acero cortando carne se escucha, la sangre vuela por el aire, Hanzo aterriza por el impulso de su técnica de asesino, seguro de haber acertado a su objetivo, cuando voltea, o observa que aquello que cortase era uno de aquellos diablillos voladores,, no da crédito a lo que ve, mientras que junto a Oz, Abisael aparece, aun absorto….

Oz observa y en sus pensamientos dice

"Maldito Rigael, esta aun obsrvandonos, de no ser por el, seguro Abisael seria cadáver"

Mientras Abisael, aun recuerda la visión, aquella mirada que había visto hace ya bastante tiempo…

Flashback

Abisael observa los extraños ojos de aquel chico que lo enfrenta con la mirada, furioso, trata de lanzar un golpe, pero es expelido por una gran ráfaga de viento proveniendo de aquel niño

Lanzado por los aires sin explicarse aquello, se incorpora sin dejar de ver a aquel mocoso, que camina hacia donde una bandera arde, y le dice

-Que diablos pasa aquí… quien eres?...-

El niño toma aquella bandera, apaga las débiles llamas que empiezan a formarse en ella y dice

-Vaya debe ser muy difícil verme en estas fachas, supongo que es raro que nos enfrentemos cuando aun soy tan joven…-

En ese momento, el chico saca una espada y con ella corta una tira larga de tela de la bandera, tira el resto, y pone aquella improvisada bandana en su frente mientras dice

-Asi me recuerdas mas… alimaña del destino?-

Y al ver aquel niño con bandana, recuerda a Search, el jovenzuelo que en otra vida lo derrotara…

Abisael retrocede, no puede creer lo que esta viendo, y dice

-Pero… este es el primer escenario, no es posible que tu nos siguieras hasta aquí, tu deberías llegar cuando este mundo ya ha colapsado miles de veces, cuando el muro de espejos ya fuera establecido, no es…-

Y en ese momento, recibe un golpe directo de aquel extraño niño…

La escena en la mente cambia a el, en el suelo, mientras que el pequeño niño le dice

-Ahora, te sellare, en esta piedra, donde nada que sea remotamente impuro podrá contenerte-

Fin del flashback

Ahora, mientras esta paralizado por sus recuerdos, Abisael hace un esfuerzo para corroborar aquello que viera hace poco, la mirada de Hanzo, el rostro, y la bandana, todo concordaba, mientras Hanzo se levanta después de atcar a lo que el pensara que era aquel extraño niño que paralizo a Lizzerth

Lizzerth aun esta congelado, el miedo le congela la sangre, su cuerpo no responde ante la sola idea de enfrentarse de nuevo a esas cosas sin alma, sin amor o respeto por la vida…

En su vida como cazador, había visto ojos fieros, ojos de depredadores hambrientos tratando de convertirlo en su merienda, pero eso no era nada comparado cn aquellos ojos que había visto en aquel niño.

Aun hambrientos, los ojos de los depredadores, de los lobos, tigres, dragones, todos aun en el fragor de la batalla, aun se veian vivos, aun se veía cierta luz de culpabilidad, de esperanza por vivir, en cambio…

Los ojos de aquel niño, antes se veian frios y despreciantes, como si la vida de otros no valiera nada, ahora, observaba algo nuevo, algo diferente abismalmente, ahora era… miedo?

Aquella mirada tan diferente, aquella expresión, mas parecida a la de un conejo observando a un lobo….

Un lobo¡… pensó a sus adentros Lizzerth, cuando recordó, el cambio de ese sujeto era porque el reconocia el parecido de Hanzo con Seiko, aquella forma que había visto en la cueva, la clave para pelear, la forma de Lupino de Hanzo…

En ese momento, el piensa que la única forma de pelear con esas cosas, con los angeles, es Hanzo, solo el tiene el poder de enfrentarlos…

En ese momento, la fe en las palabras de su maestro, las historias de los dragones, el legado de aquellos que vinieron antes, no era nada, solo había algo real, y era Hanzo…

En ese momento, Hanzo se incorpora frente a Lizzerth y mirando hacia donde un paralizado Abisael trata de controlar sus pensamientos, Hanzo, sin despejar la vista de aquel enemigo le dice a Lizzerth de forma tajante

-Que te pasa viejo?-

Lizzerth, sin levantarse, observa a aquella figura, enmarcada por la luna, un Hanzo que no se digna a mirarlo en el suelo, y el escucha a su gran amigo y rival decirle

-Lizzerth, te he visto pelear con gigantes, dragones, muertos vivientes, con cosas que son las pesadillas de los mas nombrados caballeros de Kaslow, cosas que harian erizar los vellos a los mas enloquecidos nigromantes, has corrido, evadido, pero siempre, siempre… los has visto a los ojos….-

Lizzerth comprendía las palabras de Hanzo, el, para no dañarle mas el amor propio, evitaba a toda costa verlo así, tirado, desposeído, temeroso, y Lizzerth escucha aquella ultima frase de su amigo

-Que te pasa hombre, es solo otro rival, que tiene este sujeto, que no tenga alguno de los demonios que ya hemos enfrentado, que tiene este sujeto, que te tenga así?...-

Lizzerth en ese momento, pensando que era la mejor opción, decide romper la promesa a su mentor, y romper el secreto, decide decirle todo y que al saber la verdad, el poder secreto de Hanzo floreciera, ese era su plan, y dice

-Hanzo, este sujeto, es como aquel tio de la cueva, aquel que rompió tu espada solo poniendo su brazo…-

Hanzo recuerda aquel evento de la cueva, aquel sujeto poniendo su brazo, y su espada siendo rota en el aire con tan solo tocar su piel, pero aun no entiende el porque aquello tiene así a su compañero, y continua escuchando la explicación de su amigo

-El es un Angel, un actor del destino en Safael, un ser que no puede ser tocado por nada que sea de este mundo-

-Pero viejo- dice Hanzo tratando de serenarse- hasta donde me dijeron, el otro tipo murió aplastado por un derrumbe, y a menos que el derrumbe fuera un meteoro, esas rocas eran de este mundo…-

Lizzerth entendío que el momento era ese, el momento de revelarle todo a Hanzo era aquel preciso momento, y dudando un poco, dice

-Es que nunca te dijimos, que ese dia en la cueva….-

Y las palabras de Lizzerth en ese momento son acalladas por una saeta de hielo que cruza cerca de su cabeza, mientras escucha la orden de una voz femenina que dice

-NO TE ATREVAS, LIZZERTH…-

Al momento, Lizzerth observa a lo lejos a Minna y a Ana, observando a Leena sosteniendo su baculo mientras apunta a Lizzerth, y ella dice

-ESCUCHAME LIZZERTH, ANTES DE DEJARTE CONTINUAR, ANTES DE QUE SIGAS CON ESAS PALABRAS, TE ARRACARE YO MISMA LA CABEZA…-

El grupo observa una mirada única en Leena, un rostro que nucna habían visto, ellos no lo sabían, pero esa faceta de Leena, era su fuerza escondida, su decisión de proteger a alguien valioso, ya que ella, recordaba aquellas palabras que le dijera Akronna ese dia…

"El sello de la luna, se llama así, porque al igual que la luna es incapaz de brillar por si sola, y depende de reflejar la luz del sol, el sello del lupus toma fuerza del sello principal para controlar la salida de la bestia Seiko, se libera con la furia, y se restablece después por la fuerza del sol, pero si esa energía sigue rompiéndose, el sol llegara a apagarse, y Hanzo, como lo conocemos, dejara de existir, consumido por su otro yo"

Leena comprendía las palabras del Jefe, entre mas Hanzo usara aquella extraña personalidad, mas se consumiría la energía que le permitia volver a ser Hanzo, y si el sabia que tenia la llave para evitarles sufrimientos a sus amigo, el lo haría sin dudarlo…

Lizzerth en ese momento comprende las lagrimas de Leena, que ya se asoman por sus azules ojos, y baja la cabeza, arrepentido de sus temores, mientras Hanzo vuelve a hablar, diciendo

-Miren, la verdad no los entiendo, me dicen que esas cosas no pueden ser dañadas por nada de este mundo, pero cuando ataque con mi espada, ese que parece un niño corrió, no es así?-

Lizzerth en ese momento encuentra como justificarse y dice

-Si… a eso iba… los Angeles son débiles contra las armas Sprite, solo las armas de Sprite pueden dañarlos…-

Hanzo sonríe un poco y dice –Y para eso tanto drama, chicas, esas cosas salen de esa clase de portal, ustedes hagan que nada mas salga de ahí, Lizzerth y yo nos encargaremos del viejo y el niño raro…-

Hanzo extiende la mano a Lizzerth y sonriendo le dice

-No es así, hermano?...-

Y Lizzerth toma la mano de Hanzo, en ese momento, se da cuenta de algo…

No puede creer en las leyendas, no puede creer en lo que les han dicho, solo pueden creer en una cosa, en aquello que ellos pueden lograr…

Leyendas o no, cuentos o no, solo puede seguir el camino que ha elelgido, el eligio seguir con el grupo, y por su vida, que seguiría el camino que se había trazado

En ese momento, Oz les dice

-ohh… pero que hermosa postal, lastima que olvidaron que aun estamos aquí, y no pasaran de este dia para contar nada de…-

Y sus palabras son acalladas por la suplica de Abisael, que dice

-Vamonos de aquí…-

Oz no comprende el temor de Abisael, y lo mira dudoso, mientras el grita, desesperado, temeroso…

-No comprendes idiota, llevame a mi cuerpo, ellos no importaran después, quiero fortalecerme, quiero vivir, no quiero volver a ser sellado… llevame a mi nuevo cuerpo, ahora, y acabare con ellos…-

Oz observa a ese nuevo Abisael, tan lejano del autoritario y mandon Abisael, su mirada ya no es la voluntariosa mirada de un Angel, ahora solo era un ser con miedo, pánico, que buscaba una nueva corteza para sobrevivir…

Sabia que aquel nuevo Abisael no le serviría en la batalla, así que lo toma y empieza a correr hacia la entrada secreta

Hanzo observa aquel proceder, sabe el destino de aquellos sujetos, y corre tratando de ponerse como barricada para detener lo que sea que busquen en aquel lugar debe ser muy importante, y se apresura a ser el primero en llegar

Oz descubre el plan de Hanzo que se olvida de ellos y toma prioridad en la entrada, y dice

-ESTUPIDOS ANIMALES, DETENGANLOS-

En ese momento, un gran numero de diablillos atacan desde el aire a Hanzo, y el se ve obligado a parar su carrera, cuando de repente una lluvia de balas cae del cielo, y al voltear, observa a Lizzerth apuntando, mientras dice

-Tu no te detengas viejo, te tengo cubierto…-

Hanzo sigue adelante, aproximándose a aquella puerta, cuando alguna de esas criaturas esta demasiado cerca, lizzerth dispara, poco a poco, el camino se ve mas claro, hasta que de repente, los ataques de lizzerth se detienen

-Viejo, estoy en apuros, que pasa- dice Hanzo, que evade los ataques semi-aereos de aquellas cosas, cuando al voltear, observa a Lizzerth siendo obligado a pelear con su espada de 2 manos por un grupo de aquellas cosas que lo atacaron por la espalda…

Leena, Ana y Minna observan a la distancia, pero se ven incapacitadas de ayudar, aquel portal deja salir cada vez mas a esas criaturas, y el contener su fuga no es algo fácil, Leena examina aquel portal tratando de encontrar algo que le permita cerrarlo, mientras Ana, en forma de lobo y Minna luchan con aquellas cosas que forcejean tratando de salir

-Diablos Leena- dice Minna, quien empuja de nuevo algunas de esas cosas que intentan salir presionándolas con su mandoble –Que diablos haces, porque no encuentras como cerrar este portal-

-Es que no es un portal normal- dice Leena, que observa los canales de energía del mismo – los portales convensionales se basan en un ítem que sirve como energizante, pero por alguna razón, este portal es autosuficiente, no se si exista alguna forma convensional de cerrarlo…-

-Pues si no ahí algo mas, trata algo no convensional..-

Mientras tanto, Lizzerth trata de apuntar y darle apoyo a hanzo, que cada momento se ve mas atrapado entre aquellas criaturas, Lizzerth sufre al no poder apuntar, porque cada que cree tener la mira puesta, se ve forzado a cambiar a la espada para quitarse a algún diablillo que se acerco demasiado

Hanzo, por su parte, empieza a comprender los patrones de ataque de aquellos seres, y logra poco a poco avanzar, pero se da cuenta que el viejo y el niño casi llegan a la puerta recién abierta, y cree que si demora mas, perderá su oportunidad de detenerlos, cuando de repente

Como si el aire de repente tomara forma, un grupo de aquellos diablillos sale expedido por un enorme puño, y Hanzo observa a un gran golem de carne frente a el…

El Golem de pone frente a Hanzo, y el comprende la indicación, el golem actua como ariete, embistiendo a los diablillos que bloquean a Hanzo, corriendo ambos hacia la puerta

Hanzo en ese momento, ve al viejo y al niño entrando en aquel lugar, y en ese momento sabe que su plan de bloquearlos se había esfumado, pero aun podía darles alcance…

Oz se da cuenta de ello, y al entrar a aquella cueva toca un extraño grabado, y la entrada empieza a cerrarse.

Hanzo apresura el paso, y aquel Golem toma la entrada con sus manos, y actuando como soporte, alenta el cerrar de la puerta

Hanzo se da cuenta que no podrá entrar por el enorme golem tapando la entrada, pero observa que las piernas del golem están favorablemente abiertas, y a toda velocidad, se desliza bajo el, entrando en la cueva. El golem, incapaz de sostener mas aquella entrada, sale expedido, mientras observa como la entrada desaparece como si nunca hubiese existido, y en ese momento se levanta, y se dirige a auxiliar a Lizzerth

Hanzo, en ese momento, se da cuenta de su situación, la puerta tras de si ya era un cumulo de rocas, y adelante solo se veía oscuridad

Da un par de pasos hacia el frente y de repente observa algo singular

Al caminar, una roca se enciende, como si reaccionara a su presencia, camina un par de pasos mas, y al apagarse aquella roca, otra nueva se enciende adelante, como si un singular sistema de iluminación mágico hubiese sido dispuesto para iluminar el camino de aquellos que entraran ahí

De repente, al frente, se observa luces que se acercan hacia el, el toma guardia, y se esconde tratando de sorprender a aquello que se aproxima, y cuando lo tiene a golpe, ataca…

De repente siente el deseo de detener su ataque, cuando observa en el suelo a aquel niño extraño, llorando, atemorizado por lo que cree es una persona desconocida atacándolo

El niño no dice nada, y hanzo no siente en el ninguna especie de peligro, le ofrece su mano y dice

-Lo siento, estas bien?-

El niño asiente en silencio, y dice

-por favor, sáqueme de aquí… yo no he hecho nada malo… el viejo malo.. el….-

Hanzo trata de tranquilizar al niño y le dice

-Esta bien, esta bien, que pasa, quien eres…-

-mi nombre es Kenya, soy el hijo de un investigador de Jale que investigaba una roca rara, la gema rojo sangre, le decía mi papa…-

Para Hanzo, era la segunda vez que escuchaba aquel nombre, Gema rojo sangre, la recordaba muy bien, no sabia donde, pero sabia que en algún momento la había escuchado…

Hanzo dejo de preocuparse de ello, y el niño siguió hablando

-Una noche, el hombre malo llego, mato a mi papa, y dijo algo de el sello de Abisa… Abisa….algo, y de ahí no recuerdo nada…-

Hanzo comprendía, que aquel niño no era sino otra victima, y fuera lo que fuese que le habían hecho, ya había terminado, no había una salida ahora, así que le dice al niño

-Mira, no se como salir de aquí, pero quedate cerca, y dime a donde fue el hombre malo…-

El niño apunta temeroso hacia la dreccion de su procedencia, y Hanzo comienza a caminar

Después de un poco de camino, encuentra a Oz, sujetando una roca de la pared y diciendo

-Un paso mas, y activare esta trampa, se que tu podrías simplemente saltar y nada te pasaría, pero dime, arriesgarías a ese niño?-

Hanzo se da cuenta que no puede hacer mucho, debe ganar tiempo y observar una oportunidad y dice

-Que es lo que buscas aquí, dudo que esto sea simplemente un robo de reliquias o tesoros, tu no te ves interesado en esas cosas…-

Oz rie estrepitoso y dice

-Así que al final, solo era un miedo infundado… aunque debo admitir que el parecido es increíble, al final solo eres un mensajero, igual a todos los que matamos en Siwa…-

Hanzo escucha aquellas palabras, y dice

-A que te refieres, que le paso a Siwa?…-

Oz rie y dice

-Mira, no es mi labor dar noticias, mi labor es ayudar al destino en su camino al muro de espejos, y por ende, vine por esto-

En ese momento, Oz señala a un cumulo de rocas gigantescas, y cuando los ojos de Hanzo se acostumbran a la poca luz, poco a poco le encuentra forma

A lo lejos, parece un gigante sentado en la roca, esculpido de aquella roca, pero sin ser parte de ella, y Oz le dice

-En los tiempos antiguos, cuando esta isla era una dimensión sin portales y sin accesos, las tribus de este lugar eran atacadas por tribus piratas de zonas desconocidas, y por miedo a ser erradicados, ellos sacrificaron a una doncella, y pusieron su alma en este protector..-

Hanzo observa aquella figura gigantesca, mas grande que cualquier otro golem que hubiera visto antes, y Oz continua con su relato

-Desgraciadamente, el mantener un alma en un contenedor necesita muchos cuidados, y tratamientos mágicos, y cuando una enfermedad acabo con todos los aldeanos aborígenes de esta isla, el protector se debilito, y al final, quedo dormido por la eternidad…-

Hanzo trata de sacar de balance a Oz, y dice

-Ok, ya lo encontraste, quieres llevártelo en 2 viajes, o esperas al equipo de mensajería….-

Oz rie un poco ante la tentativa de Hanzo y dice

-Llevarmelo, para nada… voy a revivirlo…-

-Que… que dices?-

-Así es, el niño que ahora tienes atrás de ti, antes era el contenedor de Abisael, el Angel de la destrucción…-

Hanzo en ese momento voleta a ver al niño, y entiende el cambio de aquel niño , y Oz continua

-Ahora, Abisael toma posesión de este guardian, Jalmano, y le inyecta su gloriosa energía, así podrá causar terror, miedo, y lagrimas, y se volverá invencible…-

En ese momento, aquella figura empieza a moverse, Oz voltea y dice

-Miralo, Jalmano resurge, ahora Abisael, destruye todo, y convierte angoya en un paraíso de esqueletos…-

Oz voltea, y cuando se da cuenta, Hanzo esta a pocos centímetros de el, mientras dice

-GOLPE DEMONIO SOMBRAAAAA-

Hanzo siente el golpe, pero solo es una roca, por alguna razón, de nuevo algo interfería con el ataque, cuando descubre que aquella cosa trata de levantarse…

Hanzo se da cuenta que no puede correr para donde venían, así que hace lo mas rápido que puede hacer

Toca la roca que antes tenia Oz en la mano, y el piso se abre bajo los pies del niño, Hanzo salta, sujetando al pequeño en el aire, mientras la compuerta se cierra sobre ellos, y se escucha en la oscuridad, la caída de rocas en la entrada

Mientras, en la excavación, Lizzerth y el Golem se suman a Minna y Ana para detener la entrada de criaturas, cuando Leena termina de castear algo y dice

-APARTENSE… BOLA DE FUEGO DRACONICAAAA-

En ese momento, una gran masa de fuego sale de las manos de Leena, y esta impacta en el portal, el cual empieza a formar elipses irregulares, hasta que de repente, se cierra sobre si mismo, implotando…

Minna observa a Leena, y Leena le dice

-Eso es algo no convensional-

De repente, el grupo observa a lo lejos, en el mar, muchas columnas de humo, y se dan cuenta que la armada de Jale se aproxima, Lizzerth observa el campo de batalla donde pocos de esos diablillos se mueven, y dice

-porque será que la policía siempre llega cuando todo esta tranquilo…-

En ese momento, un gran movimiento se siente bajo los pies de las personas, y cuando se dan cuenta, la montaña tras de ellos se rompe en una nube de polvo…

Bajo la nube, una figura gigante se mueve, un gigante de piedra, enorme, surge de la roca y empieza a caminar

Minna observa esto, y dice

-Si esto es tranquilo para ti Lizzerth, quiero revisar tu diccionario…-

Así, la gran figura de rocas camina, paso a paso, dirigiéndose hacia la ciudad, que aun esta sitiada por las criaturas, ante la mirada de Lizzerth y el grupo

Mientras tanto, Hanzo, abrazando al niño, yace desmayado, en algún lugar de aquella cueva….