PHOEBE SABE

Era público, aunque ellos se lo negaban a si mismos. Pero ¿Quien era ella para insistirle a Helga que ya no era un secreto? Incluso el chico melenudo negaba que gustara de ella, aun cuando ambos fueran tan obvios. Ella era solo su mejor amiga y como lo había prometido, desde el momento en que lo supo, nunca le daría la razón a nadie, si se lo preguntaban.

"-¿Entonces te gusta? -Si- Sonrió apreciando un maravilloso sonrojo en los pómulos de una cara cabizbaja. Era algo obvio, incluso para ella de 8 años, pero le alegraba que tuviera la confianza para decírselo - Pe-pero no se lo digas a nadie- sonrió de nuevo y se atrevió a soltar una risita, era tan tierna cuando se mostraba tímida, indefensa, tan ella -Te lo juro-"

-¿Vamos Phebe?- Interrumpió un chico extendiéndole la mano

-Claro- Contesto tomándola

Por supuesto, siguiendo el mejor ejemplo posible, tan infantiles como los había conservado el tiempo, ella tampoco le iba a decir a nadie que se veía a escondidas con Gerald, el mejor amigo de Arnold