Disclaimer: Los personajes pertenecen a Marvel a excepción de Eleanor que pertenece a kmccartneyyyy al igual que la historia.


Capítulo 17: El fin.

Eleanor salió del taxi que compartía con su madre y alisó las arrugas que se habían hecho en su vestido amarillo. Todo el mundo estaba llegando; Thor tenía a Loki con él, esposado y con una mordaza puesta mientras sujetaba el Tesseracto; Tony había llegado en un carro nuevo brillante; Clint y Natasha compartían un carro de S.H.I.E.L.D., con Bruce; y Steve parqueó su moto al lado del carro de Tony.

La Sra. Bennett se quedó atrás, pero Eleanor caminó rápidamente hacia Loki, quien la miró.

Se había decidido que Thor llevaría a Loki y al Tesseracto de regreso a Asgard donde los humanos no tendrían que tratar con él nunca más. Nadie lo discutió; era un buen plan.

Eleanor se giró hacia Thor, dándole la cara más alargada y triste que el dios hubiera visto anteriormente en su vida. Ella se había aferrado fuertemente al brazo de Loki, no queriendo que se fuera tan rápido. Los Vengadores la inspeccionaron de cerca, asegurándose de que no lo liberara. Pero ella no iba a hacerlo. Sabía que tenía que regresar a Asgard. "Por favor… sólo… por dos minutos, Thor…" Le pidió Eleanor. Ella habría podido comunicarse fácilmente con él a través de su mente, pero quería que él la sostuviera y la besara una última vez. Finalmente, el dios del trueno accedió y presionó un botón al lado de la mordaza de Loki. La mordaza salió de su cara y Thor lo atrapó en sus manos. Loki movió su mandíbula.

Eleanor envolvió con sus brazos a Loki, pero él no podía abrazarla de vuelta porque Thor no lo liberaría de sus esposas. Él hundió su rostro en su suave cabellera y Tony rodó sus ojos, desviando la mirada. Todo el mundo parecía extremadamente incómodo y la Sra. Bennett puso su mano en su boca, siendo testigo del afecto que él le estaba demostrando. Eleanor sostuvo su rostro con sus manos y sus ojos se llenaron de lágrimas. "No llores por mí," le susurró, buscando sus labios con los suyos, pero ella vaciló y se apartó ligeramente.

"Volveré por ti," respondió ella, alisando su cabello negro. Loki sonrió débilmente. Estaba exhausto, amenazando con colapsar en cualquier segundo. "Te lo prometo." Ella acarició sus pómulos con su pulgar.

"Es demasiado peligroso para una mortal como…"

"¿Entonces?" Dijo enfadada.

Loki sonrió perversamente. "No durarías ni un solo segundo en Asgard," le dijo en broma, mirando hacia sus labios. "Porque sin importar qué, siempre serás una débil y patética humana."

Eleanor suspiró con amargura. "Te amo, también." Besó la mejilla de Loki. Eleanor rió nerviosamente y negó con la cabeza. Respirando contra sus labios y él buscando por otro beso, pero ella se negó y frunció el ceño. "Esto es un adiós."

"No llores, mi cielo. Déjame besarte una vez más." Ésta vez, Eleanor se lo permitió y él lo hizo de una manera muy apasionada. Ella sonrió en medio del beso y luego empezó a llorar. Thor le puso la mordaza de vuelta a su hermano y todos se giraron, alegres de que la escena finalmente hubiera terminado.

Eleanor se acercó a Loki una última vez y besó la mordaza, donde sus labios debían haber estado. El metal era frío contra sus labios y ella suspiró. Eleanor lo abrazó y luego se apartó, llorando en cuanto Thor alejó a Loki fuera de su vida para bien.

Eleanor permaneció allí mientras Tony y la Sra. Bennett se acercaban hacia ella. Eleanor rápidamente limpió sus lágrimas y se cruzó de brazos. "¿Ustedes regresarán a Londres?" Preguntó Tony, envolviendo su brazo alrededor de los hombros de Eleanor. Ella se apoyó en su cuerpo, mirando el sitio donde Loki había estado.

Eleanor miró a su mamá y la Sra. Bennett respondió. "Sí, lo haremos. Habrá una gran fiesta."

"¿Una fiesta?" Preguntó Eleanor.

"Para celebrar que estás a salvo y la captura de ese cruel hombre que te tomó."

Eleanor empujó el brazo de Tony y parpadeó. "Él no es… Loki no es… no necesito una fiesta," tartamudeó. "De hecho, creo que me quedaré aquí."

"¿En New York?"

"Sí. Es agradable. Y es un cambio," sonrió Eleanor. Ella se encogió de hombros. "Nadie me conoce aquí y me gusta eso."

"Pero la gente conoce a tu madre," la interrumpió Tony y Eleanor lo miró.

"Hablaremos de eso luego," suspiró la Sra. Bennett, poniendo sus manos en los hombros de Eleanor. "Pero por favor ven a la fiesta. Estoy segura de que el Director Fury nos llevará allí rápidamente."

Eleanor suspiró otra vez y asintió con reticencia.


Eleanor estaba acurrucada en su cama. La puerta se abrió y el Director Fury estaba parado en el marco, sus manos permanecían detrás de su espalda y su postura recta como siempre. "Quiero – disculparme – por la manera en que no solamente yo, sino los otros la trataron en ésta nave," aclaró su garganta. "Por ejemplo, tirarla en esa horrible celda nunca debió haber sucedido."

"Bien, pues sucedió," respondió Eleanor. "Pero lo perdono. Puedo ver por qué pensó que yo era una amenaza. Parezco bastante poderosa, ¿no?"

"No se haga la lista," soltó Fury. "Estoy intentando disculparme y usted piensa que es un chiste."

Eleanor lo miró. "No, no lo pienso. Gracias por disculparse."

"¿Hay algo que pueda hacer por usted, Srta. Bennett? Estaremos en Londres en poco tiempo."

"No, estoy bien, gracias."

"Sepa esto, Srta. Bennett," dijo Fury. "Siempre será bienvenida en ésta nave. S.H.I.E.L.D. siempre tendrá un lugar para usted aquí."

Eleanor sonrió. "Bien. Gracias."


El resto de Los Vengadores estuvo de acuerdo en reunirse una última vez en el año para la fiesta de Eleanor. Se llevaría a cabo en la planta baja de su casa. La ventana de su dormitorio, por donde Tony había entrado a principios de ese mes, había sido arreglada y el Gran Gatsby estaba fuera de lugar en su estantería. Un libro de mitología nórdica estaba sobre su tocador.

Eleanor frunció el ceño, mirándose en el espejo de cuerpo entero. Su madre le había elegido un vestido de tul blanco, con un broche de plata y cristales sobre su hombro derecho. Llevaba pendientes de diamantes que colgaban sobre sus orejas y, su cabello rubio estaba peinado en un elegante moño. Pero, mirar su reflejo era espeluznante. Había cambiado. Su piel estaba pálida y fría, sus ojos estaban muertos y sin brillo. Tenía ojeras las cuales intentó ocultar con maquillaje, pero no había nada que pudiera hacer.

La Sra. Bennett entró a su dormitorio y se acercó a Eleanor, poniendo sus manos delante de los ojos de su hija. En ellos, llevaba un collar de perlas. Lo sujetó alrededor del cuello de Eleanor, pero ella no lo quería. No la hacía ver más bonita. Sólo la hacía ver más fina. No le importaba los accesorios que llevaba puestos. Sabía que no se trataba de hacer ver hermosa a Eleanor sino de hacerle tener un aspecto más fino.

"¿Debo?" Preguntó Eleanor con voz áspera.

"Sí." La Sra. Bennett besó la frente de Eleanor. "Muéstrale a todos cuán fuerte eres. Todos vienen con deseos de verte."

"No tengo ganas de verlos," murmuró Eleanor, volviéndose hacia su madre. "No quiero andar por ahí. Quiero quitarme éste vestido y estos estúpidos pendientes. No quiero ir a más fiestas."

"Eleanor… ¿qué pasa contigo?" La Sra. Bennett negó con la cabeza y miró a los ojos fríos de su hija. "Ésta fiesta es tuya. Sin ti, la fiesta no vale nada. Todo el mundo está esperando para verte bajar por las escaleras." Los ojos de Eleanor comenzaron a llenarse de lágrimas y la cara de la Sra. Bennett adquirió una expresión severa. "Es él ¿no es así? Él te cambió."

"Di su nombre."

"¿Cómo puedo decir su nombre? Si no soporto la idea de pensar en lo que te hizo."

"Debo verlo."

Lo harás.

Eleanor contuvo la respiración y miró por toda la habitación. Su voz resonó en su cabeza y se sintió ligeramente aliviada. "Iré," le susurró a su madre. "Bajaré."

Así que Eleanor siguió a su madre fuera de la habitación y caminaron por las escaleras. Las amistades de la Sra. Bennett observaron a Eleanor bajar las escaleras con gracia y todos le aplaudieron. Ella sonrió débilmente y miró alrededor en busca de sus amigos; Bruce, Tony, Natasha, Clint, y Steve estaban en la cocina, bebiendo. Se les unió, cogiendo una bebida.

"Gracias por venir," les murmuró. "Ni siquiera quería bajar."

"¿No te gusta esto?" Preguntó Tony. "En serio, ¿no te gusta para nada esto? Fiestas y… ¿todas esas cosas?"

Eleanor negó con la cabeza. "No, las odio."

"Sabes..." comenzó Tony, mirando alrededor y sonriéndole a todo el que lo miraba. Sonrió con autosuficiencia. "Siempre habrá espacio para ti en la Torre Stark."

"Oh," Eleanor le agitó una mano. "No podría… es ridículo. Quiero decir, gracias por la oferta, pero eso… no."

"Bruce se quedará por un tiempo hasta que pueda conseguir un lugar propio," Tony se encogió de hombros y Bruce asintió. "Y no me digas que tendrás que preguntarle a tu mami al respecto. Eres una adulta. Puedes tomar tus propias decisiones."

"No lo sé," dijo Eleanor en voz baja.

"Y mientras estás allá, puedes entrenar con S.H.I.E.L.D. para convertirte en una súper espía o algo así."

"Eso sería divertido," dijo Eleanor. "Pero no lo sé. Es un gran paso."

"Piénsalo. Podrías sernos de gran ayuda en caso de que Loki escapara de su celda en Asgard."

La Sra. Bennett apartó a Eleanor de Los Vengadores para que conociera a sus compañeros de escuela. Eleanor había dicho 'hola, encantada de conocerte' unas cien veces y apretó manos y besó mejillas y dio abrazos. Había algunos periodistas que se habían colado en el grupo y Eleanor tuvo que responder a las preguntas.

"¿Cómo era él?"

"¿De dónde era?"

"¿Eres una espía?"

"¿Eres una Vengadora?"

Eleanor negó con la cabeza y se rehusó a responderles preguntas, aunque un muy borracho Tony había interrumpido. Natasha lo seguía a todas partes, tratando de evitar que actuara estúpidamente, pero no podía controlarlo. Él seguía empujándola y ella no quería iniciar una pelea en medio de la multitud.

Tony pasó un brazo alrededor de los hombros de Eleanor y levantó un vaso de whisky. Eleanor se lo quitó y lo puso sobre la mesa. "Con ustedes," dijo arrastrando las palabras al reportero. "Eleanor Bennett, gran… gran… heroína."

Eleanor lo apartó y se dirigió lentamente hacia las escaleras, escabulléndose de su madre y todos los demás. Se retiró a su habitación, bastante decepcionada de que Loki no se hubiera aparecido. Pero sabía que él no sería lo suficientemente estúpido como para aparecer en medio de la gente. Su madre habría intentado llamar a S.H.I.E.L.D. o a Los Vengadores para que le dieran una paliza.

Mirando hacia sus pies, susurró, "Loki…"

"Sí, ¿mi cielo?"

Eleanor miró y sonrió débilmente. Loki estaba de pie a unos metros delante de ella, con un hermoso traje y con un abrigo largo negro. Tenía el cabello peinado perfectamente hacia atrás y, en lugar de tener el cetro en sus manos, tenía un bastón. Lo puso contra la pared y dio un paso adelante, tendiéndole la mano.

Sabía que no era el verdadero Loki. Sabía que él estaba atrapado en alguna prisión en Asgard y que el Loki que le estaba tendiendo la mano, sólo era una copia que había proyectado a la Tierra con su mente. Sin embargo, ese Loki parecía ser muy real para ella y sabía que eran tan bueno como el real.

Eleanor comenzó a llorar. Ella tomó su mano suavemente y él puso su mano con delicadeza sobre su cintura. Se aferró a su hombro y hundió su rostro en su cuello. Su piel era suave y tranquilizadora. Podía percibir una fragancia a madera.

"Deja de llorar," murmuró en su cabello. "Encontraré una manera de escapar de ésta locura. Pero me temo que no podré proyectar una copia de mi mismo en éste mundo por mucho tiempo, porque estoy muy débil."

Sus pies se movieron lentamente dibujando pequeños círculos. Loki estaba a unos cinco centímetros de ella. "¿Estás bien en Asgard?"

"No en particular, pero estoy vivo."

Eleanor frunció los labios. "¿Loki?"

"¿Mm?"

"Te amo."

"Lo sé, mi cielo."

Le dolía darse cuenta que él no le contestaría lo mismo. Aunque, ella no esperaba que lo hiciera; jamás esperó que Loki se preocupara por ella, en primer lugar. Él no le iba a decir a una mortal que la amaba. Pensaría que sería algo totalmente ridículo.

Antes de que pudiera pensar en algo, sintió que la presión en su mano y su cintura se había ido. Abrió sus ojos y se percató de que estaba sola en medio de su dormitorio. Loki había desaparecido por completo, se había desvanecido ante sus ojos. Se preguntó qué estaría pasando en Asgard que lo había hecho irse tan rápido, sin decir adiós.

Ella lo encontraría. Eleanor iba a tenerlo de vuelta.


Eleanor besó la frente de su madre.

No importaba cuán molesta había sido durante todo el calvario, sabía que lo había hecho porque su madre se preocupaba por ella. Había evitado a la muerte muy de cerca y la situación en la que había sido lanzada inesperadamente, fue difícil para su madre. Eleanor abrazó a la señora Bennett con fuerza.

"Te visitaré," le aseguró a la Sra. Bennett.

"Más te vale, Eleanor."

"Lo haré, mamá," respondió Eleanor, riendo en voz baja. Besó a su madre por última vez y salió de la nave.


"Cuando me ofreciste un lugar para quedarme, jamás pensé que me pondrías a trabajar," se quejó Eleanor sosteniendo una hoja de vidrio. Bruce le ayudó a ponerse de pie tan pronto como un brazo mecánico apareció en el lugar con facilidad. "¿Tus estúpidos robots no pueden hacer esto por nosotros?"

"En primer lugar, no son robots estúpidos," dijo Tony sonando verdaderamente ofendido. Eleanor se secó el sudor de la frente con el dorso de la palma de su mano y se puso las manos en la cintura. "Segundo, jamás te dije que no tendrías que trabajar durante tu estancia. Además, fortalece tu carácter."

Tony le sonrió a Eleanor mientras agitaba la bebida de color marrón que tenía en su vaso. Ella la alcanzó pero Tony la apartó rápidamente. "¡Ah, ah, ah!" Dijo, levantando su dedo. "La edad legal para beber es de veintiún años en Estados Unidos, cariño."

"Les traeré algo a ustedes dos para beber," rió Pepper, caminando a la cocina para buscar limonada para Bruce y Eleanor.

Hubo una suave brisa proveniente de las ventanas rotas que todavía faltaban por arreglar. Tony tenía algunos robots limpiando el vidrio del piso, y la abolladura que había hecho Loki, se había reparado. Tony hizo que Eleanor y Bruce hicieran una enorme cantidad de trabajo físico y manual para pagar por su estadía. A Eleanor no le importaba mucho. La habitación que le habían ofrecido era hermosa.

"¿Cómo lo tomó tu madre?" Preguntó Bruce, aceptando con agradecimiento la limonada de Pepper. Eleanor asintió con la cabeza, bebiéndose la suya con rapidez.

"Lloró y todo," rió Eleanor. "Pero supongo que es normal. Es un gran paso, de Londres a New York."

"Sólo está preocupada, lo sabes."

"Lo sé," Eleanor se encogió de hombros, dejando su vaso en el suelo y levantando el cristal de la ventana siguiente. Bruce le ayudó mientras Tony observaba, bebiendo su bebida. "Lo sé. Hice algunas cosas estúpidas."

"¿Eso crees?" Bromeó Bruce. "Nos asustaste a muerte."

"¡Trabajen más y hablen menos!" Gritó Tony. Finalmente, él había comenzado a trabajar.

Bruce y Eleanor sonrieron el uno al otro y continuaron trabajando. "¿Has pensado en la oferta de S.H.I.E.L.D.?" Preguntó Bruce, gruñendo mientras cargaba otra hoja de vidrio sin la ayuda del brazo mecánico. Pepper fue a reprogramarlo para que colaborara con la carga de trabajo. Eleanor y Bruce se tomaron otro descanso, bebiendo un poco más de limonada.

"Así es," respondió Eleanor. "Pero no he contestado nada aún. Dijeron que me iría para un año de entrenamiento con Natasha, pero no estoy segura de qué contestar."

"Pero si lo haces," continuó Bruce. "Serías una enorme ayuda para nosotros, Los Vengadores, para la próxima vez que haya algún tipo de ataque a nuestro mundo por parte de un grupo de alienígenas."

"Cierto, cierto," bufó Eleanor.

"Además los beneficios son grandes."

"También es cierto," asintió Eleanor. "Voy a pensar un poco más al respecto."


Esa noche, Eleanor fue a la sala de estar. Sacó su teléfono y encontró el número del Director Fury. Contuvo el pulgar encima del botón llamada y vaciló, pensándolo una vez más.

Finalmente, apretó el botón y acercó el teléfono a su oído, tumbándose en el sofá de cuero. Recorrió los dedos a través de su cabello una y otra vez mientras el teléfono sonaba.

"¿Sí?"

"Director Fury, habla con Eleanor."

"Hola, Srta. Bennett."

"Ya le tengo una respuesta."

"Excelente… ¿y?"

"Sí, les ayudaré."


Hola a todos :) !

Puedo asegurar que ese no era el final que se esperaban ¿cierto? sé que tenían en mente otra cosa. La primera vez que lo leí pensé que Eleanor se escapaba con Loki y se iban para ser felices para siempre xD pero eso no sucedió u.u ... y luego me enteré que había una secuela de éste fic el cual se titula "Keeping a Promise" lamento decirles que no lo traduciré por una sencilla razón. La última vez que la la autora actualizó el fic fue en julio del año pasado y hasta ese punto, Loki y Eleanor no se habían reencontrado todavía... y no quiero arriesgarme a traducir un proyecto que probablemente esté detenido temporalmente... si veo que lo finaliza en un futuro, evaluaré si lo traduzco pero por el momento no. De todos modos, les dejo el nombre del fic, pueden buscarlo en el profile de la autora y leer hasta donde lo lleva.

Contestaré por última vez los reviews de éste fic:

Yiyukimo-ak: Me alegra bastante saber eso, el hecho de que disfrutaste el fic :) Te doy las gracias por haberle dado una oportunidad, haberlo leído y dejarme comentarios :) Aww gracias! en serio, que lindo de tu parte por valorar mi trabajo, esas cosas me encanta leerlas, me motiva a seguir traduciendo más fics ;)

Princezz Inuyoukai: Lamento que no haya pasado el final que tenías en mente u.u la verdad es que yo esperaba algo similar como tu dices, que Loki se escapaba con Eleanor ... :/ Pienso al igual que tú, si se me diera la oportunidad yo también me escapaba con Loki sin dudarlo xDD Gracias por tus comentarios ;)

BlackCherryBlood: Jajaja pero mira! no me demoré xD tenía ganas de terminar de traducir rápido éste fic para dedicarme por completo a mis nuevas traducciones :) Pues te confieso, que en éste momento estoy actualizando rápido porque estoy en vacaciones xDD pero dentro de poco entraré a trabajar porque ya estoy finalizando mi carrera universitaria entonces no sé como le vaya a hacer con los tiempos... pero igual siempre he sabido distribuir bien mi tiempo, espero poder hacerlo bien :) OMG! eres colombiana también? eso si es toda una sorpresa! qué genial! :3 una compatriota por aquí :D Soy de Cali y tú? agradezco tu enorme apoyo ;)

Alana-kei: Lo traduje rápido :) sé que aunque no era el final esperado aún así pues te haya gustado el capítulo... te agradezco por haberme leído con éste fic ;)

Gracias a todos por su apoyo durante todo el fic, no me queda más que decir que les agradezco por haberle dado una oportunidad al leerlo y haberse tomado el tiempo para escribirme un comentario porque eso siempre motiva a seguir traduciendo :)

Saludos! :)