Yuuuuju! Un nuevo fic!

Lindas, hermosas, preciosas! Aquí les traigo una nueva historia! Esta inspirada en una guía que encontré por allí navegando en internet y me enfureció ! Les dejo el Link:

tejiendoelmundo . wordpress 2010/ 11/13/11- reglas- para-ser-una-perfecta-esposa/

Por si las moscas! Mi intención no es hacer promoción, simplemente que ustedes sepan de donde saque el contenido xD (Para entrar a la pagina borre los espacios :D)

Saludoooos inmensos a Ilse Demis quien me inspiro y me dio la idea principal del escenario del fic y para empezar! ¡Ilse, que haría yo sin ti! Graciasisisismas por tu ayuda!

Por ultimo, bueno… ojala les guste y enserio! No he infringido ninguna Ley del Corrprinht? (No se como se escribe)

Pd: Los personajes no son míos (ninguno), todos pertenecen a Naoko. Yo solo utilizo sus nombres u otras cosas para divertirme y divertirlas. :D

Pd2: Primeeer capitulo! Al termino de mi bella Genio :D Mientras, ¡Prooologo! Wii!

Prologo;

-Usted esta bromeando, ¿no es así?

Pregunto Serena mirando fijamente los pápelos sobre el escritorio de Artemis Chiba, dueño de la compañía C&S Proyectos Ltda. Mamuro no cambio la cara, y su esposa junto a él, ni siquiera se ruborizo.

-Pues no Serena, hablo muy enserio. Tú esta pidiéndome que te venda una de mis mejores casas ¡Un patrimonio cultural! e insisto en regalártela a cambio de que me hagas este favor.- Dijo el hombre con paciencia. Serena no podía creerlo, ¡Como le pedía eso!

Esto es una broma. Tenia que ser una broma de pésimo gusto… pésimo, pésimo gusto. Serena miro a su madre, que le sonreía abiertamente. No… ¡Traidora! También estaba de acuerdo!

-¡Artemis! Esa casa pertenece a mi familia desde hace generaciones, las circunstancias que la llevaron a tus manos fueron inevitables, y estoy dispuesta a pagarte el valor total de la casa. Pero no puedes pedirme algo así por una ¡jodida casa!

-Cuida tu boca Serena…- Regaño Ikuko a sentada junto a Kenji.- Además, no es algo tan terrible lo que te estamos pidiendo, Solo serán 6 meses y nuevamente serás la libre palomilla que eres…

¡Su madre estaba loca! ¿Por qué su padre no intervenía?

-¿Papa?- Suplico, Kenji se encogió de hombros desatendiéndose del asunto.

-La verdad hija, es que me parece un acuerdo perfecto, tú eres muy joven pero a esta edad, ya deberías tener fijo tu camino y este acuerdo no solo beneficiaria a Artemis, si no que a ti también.- Dijo Kenji dando por saldado el asunto.

Rayos, si su padre estaba de acuerdo no tenia nada que hacer en contra de ello. ¡Oh Diooos! ¿Pooorqueee? ¡Justo cuando se había inscrito a monja! Se encerraría en el convento apenas pasaran los 6 meses… ¡Rayos! Hasta su mente estaba convenciéndose de aceptar el asunto. No, no y no.

-Mama, seré monja…- Dijo Serena, intentando hacer razonar a sus padres y de paso. Darles una sorpresa a Artemis y Luna. Luna se atraganto.

-Pfff, tonterías. Tú serás monja el día que los cerdos vuelen.- Rio Ikuko sonriente. Serena la fulmino con la mirada.

-¡Oh! Mira… ¡Un cerdo volador!- Dijo Serena con sarcasmo. Bien, quizás no servía para monja pero en definitiva tampoco servía para lo que le estaban pidiendo. Un mensaje de parte de Serena a todos sus auditores; Amigos y amigas lindas, no confíen en madres locas. ¡Ah! Por cierto, quiero rosas rojas en mi tumba.

-Serena… no es tan malo, ya veras que cuando lo conozcas bien, te agradara.- Dijo Luna, intentando convencerla, Serena se cruzo de brazos enfurruñada.

-Conozco muchas chicas mucho mas lindas que yo, y mas er… acorde a lo que ustedes necesitan… quizás si convenzo a alguna de ellas…- Negocio Serena… Mina podría hacerle el favor, ahhmm… No. Mina era la hija de Artemis, no podría ayudarla. Pero ¡Rei! Si, si, a Rei le encantaban los desafíos… quizás podría desafiarla y…

-No Serena, queremos que seas específicamente tú.- Dijo Luna sonrientemente. Ahogo un gemido de terror.- Piensa que ayudaras a una pobre alma perdida…- Dijo ella con sarcasmo sonriente.

¿Se daba cuenta lo que le estaban pidiendo? Digo… una esposa normal no pediría eso, ni una esposa, ni una madre, ni hermana, ni nadie… ¡Menos en el siglo 21!, digo… igual seria un poco mas aceptable obligarla a hacer eso en el año 1800, pero no ahora, no en el 2000, no en esta era!

Pero no tenía salida. Artemis y Luna estaban decididos a que la única condición para obtener aquel patrimonio cultural que tanto amaba era hacer eso. Digo, ella era una artista callejera, le gustaba la pintura, cantar en bares nocturnos de Jazz u otro tipo de música, le gustaban los parques y lugares naturales, ayudar en acciones sociales y no era para nada el prototipo de mujer que un empresario necesita. ¡Era prácticamente una hippie! Lo único que le faltaba era el desapego con su familia y seria una hippie nómada! Dios… esta gente estaba loca. ¿Sabría el hijo de Artemis lo que su padre planeaba? Cuando se enterara… ugghh… no quería estar allí.

-Este será un contrato a corto plazo, te casaras con mi hijo por solo 6 meses o derrumbo la casa, tú decides.- Dijo Artemis

¡Jaque Mate! Dios, No tenía salida. Miro con odio fingido a cada persona en la familia y suspiro rendida.

-Acepto…

Los cuatro rostros mirándola resplandecieron de alegría.

-¡Genial! ¡Es hora de llamar a Darien!

No se porque fue, pero Serena sintió que alguien le echaba tierra a su tumba.

..

.

Darien observo la iluminada mañana por el ventanal de su oficina. Su madre estaba loca. ¡Jamás! ¡Jamás hubiese pensado que se casaría obligado! Ni aunque de eso dependiera el gran negocio de su padre ni la realización de su propia empresa. Jamás se casaría con una niñita caprichosa hija de papa. Pero Dios, no tenía salida. Tendría que casarse. Ughh.. Maldición.

Sus padres eran unos arcaicos. ¿Concertar un matrimonio por conveniencia? ¿En el siglo 21? No estaban locos, ¡estaban dementes! ¡Y la familia de la chica! ¡Y la chica! Seguramente le ofrecieron una gran suma por el acuerdo…

Carraspeo asqueado. Se iba a casar con una chica que se vendía por dinero. Maldición.

Miro el papel en sus manos. El papel que acababa de encontrar entre el spam de su correo. No podía huir del matrimonio, pero podía hacerla huir a ella. Sonrió. Si ella creía que se iba a casar con un hombre tranquilo que le daría el mundo bajo sus pies, estaba muy equivocada.

Prepárate señorita misterio, estas a punto de entrar al infierno.

Guía de la buena esposa. 11 reglas para mantener a tu marido feliz.

'Se la esposa que el siempre soñó'

1.- Ten lista la cena.

2.- Luce Hermosa.

3.- Se dulce e interesante.

4.- Arregla tu casa.

5.- Hazlo sentir en el paraíso.

6.- Prepara a los niños.

7.- Minimiza el ruido.

8.- Procura verte feliz.

9.- Escúchalo.

10.- Ponte en sus zapatos.

11.- No te quejes.

EXTRA: Hazlo sentir a sus anchas. Deja que se acomode en el sillón o se recueste en la habitación. Ten una bebida caliente lista para él. Arregla su almohada y ofrece quitarle sus zapatos.

..

.

"Este texto que aunque parece una broma es real y asemeja el papel de la esposa al de esclava, fue publicado en 1953 y se entregaba en España a todas las mujeres que hacían el Servicio Social en la Sección Femenina, algo así como un servicio militar para aprender las tareas de casa. Sin desperdicio."

Y ese Texto de allá arribita¡ esta extraído directamente de la pagina de origen (Para que nadie me demande por derechos del autor D:) Y es un texto publico entregado de manera gratuita xD

Saluudos! Besitooos!

Y Paz!