Midorikawa, la primera vez que vio a Hiroto fue en el instituto alíen. Cuando le vio, sintió algo extraño, mas hermoso que cuando comía sus helados, pero no tenía ni idea de lo que era. Desesperado por todo aquello, sin comprender realmente que era lo que le pasaba, decidió hablar sobre eso con Ulvida. Ella le dijo aquello que estaba sintiendo era amor. No quiso creerla, pero con el tiempo se dio cuenta de que era verdad. Cuando admitió que le gustaba Hiroto, se paso un mes sin poder mirarle a la cara.