Eh vuelto, para los que me extrañaron y para los que no :3

La verdad tardé demasiaaaaado por la prepa. Es algo tan nuevo y cansado que me da muuuucha flojera escribir o subir algo nuevo.

De todos modos, no esperen muchas cosas nuevas por que en una semana empiezo examenes de medio termino y luego clases y luego finales y al fin...VACASIONES!

Disfruten :3


Celos, impulsividad y posesión

Dicen que solo tres características que definen mi personalidad… Celos, impulsividad y ser en extremo posesivo. Nunca me había dado cuenta de esas tres características hasta hoy…

Hacía mucho calor o era porque yo estaba muy nervioso, pues estaba en la propia boca del lobo, solo confiando en su palabra.

-Su habitación, es un fuerte, tiene sistema de seguridad bastante complejo. No había entendido por que lo tenía hasta ahora-dijo, con una expresión en su rostro, que me indicaba, que se había dado cuenta de algo en extremo evidente.

Buscábamos como locos, sin mover casi nada, pues él me lo había advertido.

-Ligth es en extremo detallista, si mueves algo se dará cuenta y será nuestro fin.

No sabía de cuánto tiempo disponía, solo sabía, que él chico había salido por unos instantes a compartir con su supuesta novia, una caminata por los jardines. En definitiva, esta familia, tiene mucho de victoriana y al parecer disfruta de eso.

Hurgaba en los cajones de su ropa cuando la voz de Matt, proveniente de la pequeña oficina de Ligth, en su habitación, capto mi atención.

-Mello- Solo tenía que decir eso, para yo entender perfectamente de que me hablaba. Camine hacia él, mientras que el pelirrojo, miraba fijamente la pared, como cuando un sabueso consigue su presa y señala al amo donde debe recogerla.

Al principio invisible, para el ojo inexperto, pero con un poco de detenimiento, se podía apreciar, como el delicado contra enchapado de la pared, hacía que el haz de luz de la linterna de Matt, fuera engullida, por una fina fisura.

-¿Qué crees que sea?- Me pregunto.

-No lo sé, pero lo averiguare- Comencé a mirar a mí alrededor, analizando todo, si era una puerta falsa, debía existir un sistema para abrirla. Todo parecía acorde a la personalidad de Ligth, pero había algo que resaltaba más que lo demás. Un busto de mal gusto, del dueño de la habitación, dominaba la mesa contigua, me acerque a él lo tome y accione, haciendo que el contra enchapado, se despresurizara y abriera una pesada puerta. Sonreí satisfecho, pues frente a mi mirada, se encontraba la razón que justifica tantos enredos.

-¿Es eso?- pregunto Matt, mientras yo asentía extasiado. Levante mi mano solo para tomarla, pero el hacker me detuvo infracto.

-¿Qué te sucede?- pregunte, con rabia.

-Espera- Dijo el chico, corriendo hacia el baño y trayendo consigo, algo de fijador de cabello, ganándose una mirada de duda de mi parte- No es mío es de Ligth y…- Yo incline la cabeza, como dándole a entender que me valía sus explicaciones, así que Matt, guardo silencio y roció un poco de fijador en el interior de la caja. Lentamente, frente a mis ojos, se mostraron unos pequeños hilos de luz roja.- Son laser.- Murmuro - Detectores de movimientos, basta con tocar uno y detonaran una alarma. Seremos capturados-Sentencio- Además- Matt apunto al pequeño pedestal donde el objeto reposaba- ¿ves eso?- cuestiono y yo asentí, viendo un pequeño cable que unía, la base donde estaba el objeto y la columna que lo sostenía- Es un sensor de presión, si por alguna razón, el sensor detecta que no hay suficiente presión, disparara otra alarma-

-Solo me hablas de los problemas, necesito soluciones- Le ordene al chico.

-Pues tengo algunas ideas, pero necesito tiempo- Dijo el pelirrojo.

-Tiempo.. pues tendrás tu tiempo-

Cuando dije eso, realmente no estaba seguro como lo haría, pero era un riesgo que estaba dispuesto a correr para obtener ese objeto.

Camine hacia la cama de Light y me senté en ella solo esperando que el castaño atravesara la puerta y eso no se hizo esperar.

-Misa, por Dios, espera un momento aquí, tengo que hacer algo- Ordeno el chico tomando el pomo de la puerta y accionándolo. Al verme sentado en su cama el castaño, dio un pequeño brinco de sorpresa.- ¿Qué haces aquí?- pregunto, bastante molesto y cerrando la puerta de golpe…¿Cómo reaccionar? ¿Qué decir? ¿Cuánto tiempo necesitaría Matt?, todas esas preguntas, se me agolpaban en la cabeza, mientras sentía como mi corazón bombeaba a toda velocidad.- Te hice una pregunta.

-Calma- Dije, serenando mi mente, mientras cruzaba mis piernas… No sabía qué hacía, lo que sabía es que ya lo estaba haciendo-¿No puedo visitar a un miembro de mi nueva familia?- Pregunte, solo levantando al aire mi mano y mostrando el anillo. Ligth bufo, para luego levantar su rostro altivamente

-No sé qué planean, Matt y tú, pero Watari y L, son muy astutos, si mienten serán descubiertos- Advirtió el castaño y yo me sentí más confiado, pues resulta y acontece, que él mentía abiertamente y no había sido atrapado. Me levante de la cama y camine hacia él de la forma más sexy posible.

-¿Planear? ¿A qué te refieres?- Pregunte ingenuamente, mientras me detenía justo frente al chico-

-Es obvio, Matt, es un tonto y tu…tu…- Él sonrió mirándome de arriba abajo, provocándome nauseas- Eres demasiado para él.- Con sus últimas palabras, supe cuál era la debilidad, del gran Ligth. Quise estallar en risas, pero preferí concentrarme en jugar con este tonto

-¿Tan evidente soy?- Cuestione, llevándome uno de mis dedos a su nariz y apenas tocándolo

-Creo que si- Dijo Ligth, acortando la distancia entre ambos.- Tal vez estás cansado de un chico que solo juega con consolas y quieres algo mejor.- Susurro muy cerca del oído.

-¿Qué estas proponiendo? Ligth- Recrimine alejándome un poco del chico, pues sinceramente me desagradaba su actitud-Matt es mi prometido-aclare

-Y Misa, la mía, pero tal vez queramos algo más de lo que tenemos- Él chico sonrió y tomo mis manos. Quise golpearlo, patearlo, pero Matt necesitaba tiempo…Dios, deseaba gritar y extrañamente deseaba que Matt, entrara y lo pateara, como al sujeto en el club de pelea. Sus labios lentamente se comenzaron acercar a los míos. Dios, no puede ser, me va besar me va a besar… Cerré mis ojos, solo esperando el amargo beso de mi enemigo, cuando extrañamente el celular de Ligth sonó y el chico soltó mi mano y se alejó de mí.

-¿Qué quieres?- pregunto con amargura-Sé que me estas esperando, solo aguarda un poco más y…- el chico guardo silencio solo escuchando- ¿Qué estas con Matt?,¿ que te dijo que se casaría con Mello?, que gran sorpresa- Dijo Ligth - ¿Celebrar?, pero yo.. Misa, Misa…Ok, ya voy, voy- Ligth colgó y me miro- Me tengo que ir- Señalo y yo asentí aliviado.

-Yo también- Comencé a caminar hacia la salida, mientras la duda de que si Matt, había tenido éxito con esta misión, carcomía mi cerebro. Tome el pomo de la puerta, cuando escuche a Ligth hablar.

-Solo búscame, cuando quieras- a mí me dio escalofrió, así que salí a toda prisa de ese lugar.

Corría por el largo pasillo, hasta llegar a la habitación de Matt. Tome el pomo, abrí la puerta y encontré al pelirrojo, sentado en la cama, con cara de pocos amigos.

-¿Lo tienes?- cuestione y sus ojos, me mostraban una rabia que nunca la había visto. Cerré la puerta y camine hacia él amenazante- Te hice una pregunta.- dije.

-Si- Matt respondió molesto. Se levantó de la cama y dejo caer el objeto sobre ella, para luego caminar hacia el baño, entrar en el no sin antes azotar la puerta.

No sabía que le sucedía, pero no me importaba, pues al fin había logrado mi objetivo…

Camine hacia el objeto, con solemnidad y lo tome entre mis manos mientras, recordaba como había llegado hasta este punto

Flash back

Mis dedos golpeteaban contra la dura madera de mi escritorio, mientras seguía detenidamente el trabajo que realizaban sobre él.

Una enorme jeringa se aproximó a su ojo y sin inmutarse o quejarse, el chico recibió el doloroso pinchazo.

La chica tocaba su frente, con delicadeza y extrañamente, me causaba molestia ese contacto, pues mi cerebro, se limitaba hacer preguntas irónicas, como…¿Por qué no se le acerca más?...claro, claro siéntate en sus piernas… ¿Por qué no lo besas?...Trataba de ocultar mi creciente molestia, mordiendo con fuerza una barra de chocolate, pero a esta altura, ni el mejor cacao del mundo podría aliviar mi furia.

-¿Falta mucho?- pregunte viendo a la chica.

-No, solo un par de puntadas más- La muchacha, con mano firme, unió los dos trozos de piel, abierto y con gran velocidad corto el hilo- Esta listo- Señalo, pasando uno de sus dedos por la cortada, ganándose una mirada furiosa de mi parte.

-¿Quedara marca?- Cuestione, levantándome de la silla y caminando hacia donde se encontraba.

-No, su piel es muy suave, así que solo será un recuerdo desagradable- Respondió la enfermera, sonriéndole y haciéndole ojitos. ¿Qué diablos se cree?, me pregunte, internamente, pero no quería que estas ideas se exteriorizaran.

-Está bien, puedes retirarte- Ordene amargamente.

-Pero.. falta- Trato de intervenir la chica, pero yo se lo impedí, mirándola con ira y dándole una señal a mis guardaespaldas para que la alejara de mi presencia..

Mis dos enorme protectores, tomaron a la chica por el brazo y dijeron.

-Ya escuchaste lo que dijo el señor Mello-

-Si entiendo- Respondió la chica y termino de recoger sus cosas, frente a la mirada atónita del pelirrojo.

-Yo me puedo encargar desde aquí- Murmure, mientras mis guardaespaldas, escoltaban a la chica hacia la salida.

Matt, apenas podía abrir su ojo, producto de la enorme herida, en su ceja, que acababan de suturar y sostenía una bolsa de hielo, cerca de sus labios, que también estaba muy inflamado. Me sentía un poco culpable, pero ¿qué podía hacer?, pues necesitaba probar la lealtad de aquel hacker que había entrado a mi vida.

-¿Qué...que es este lugar?- cuestiono, sacándome de mi deliberación interna.

-Este, es mi hogar y estas específicamente en mi oficina- acote, abriendo los brazos y mostrándola en todo su esplendor.

-¿Cómo llegue aquí?- me pregunto un poco desorientado.

-Oh, eso- Dije sonriente, para comenzar a caminar hacia mi escritorio- Solo te diré que debes tener más cuidado con lo que bebes- Añadí, recordando, como justo después que el pelirrojo, me propuso matrimonio, decidí que sería bueno brindar, con la champaña más fina del mundo y claro con algo adicional, un somnífero de acción rápida y obviamente ilegal.

-¿Me drogaste?- pregunto indignado.

-No te drogue, solo te dormí muy rápido, además debes comprender, aun no confió tanto en ti, como para revelarte la ubicación de mi hogar-Sonreí, destapando una barra de chocolate y sentándome en mi enorme silla. Matt asintió como comprendiendo mi punto, pero a la vez en su rostro había una expresión de temor y no es para menos, pues el chico, solo balbuceaba, palabras des conexas, mientras parecía sufrir una especie de tortura, de la cual solo podía salir despertándose.

-Está bien… ¿Qué hago aquí?- Pregunto, acomodándose en su silla y quejándose un poco de dolor. Yo suspire y accione un pequeño botón en mi escritorio e hice que las luces de mi oficina bajaran. Una enorme pantalla de tv, apareció a mi espalda y automáticamente una imagen se reprodujo en ella.

Una libreta de cuero negro, tan antigua como la maldad, apareció frente a los ojos del hacker que no parecía reconocerla.

-¿Sabes qué es?- Le pregunte, subiendo mis piernas al escritorio.

-¿Una libreta?- respondió con dudas..

-Lo es, pero no es una libreta normal- Dije levantándome de la silla- Es una death note- Matt no pareció sorprenderse con mi revelación y era obvio que tenía que decirle mucho más para que entendiera- En el mundo de la mafia, existen solo una dos death note, pues estas libretas, contienen los secretos más oscuros y los planes más retorcidos, de quien la posee. En esas death note, hay bitácoras, nombres y lo más importante, el punto débil de cada uno de los jefes más importantes, de la mafia.- Baje mis pies del escritorio, me levante de la silla y camine hacia Matt, que aun parecía perdido- Mi protector un poco antes de morir, me permitió luchar para conseguir una, hice cosas que no me enorgullecen, pero al final, la tuve en mis manos, pero solo fue por un breve instante, porque un enemigo, tomo mis instalaciones y casi destruye mi organización. La death note desapareció y durante todos estos años, la he buscado, he seguido las pistas y he llegado al poseedor de una de las death note.- Me acerque a Matt, hasta apoyar mis manos en sus hombros y entrar en contacto con sus ojos- Esa persona es Ligth.- Dije. Matt se tensó solo un poco, pero trato de mantener la calma. Tenía dudas sobre su reacción, pero al final todo se aclaró con una simple pregunta…

-¿Qué debo hacer?-

-Debe ser destruido.-

Con esta declaración, Matt, comenzó a dudar más de su primo y sugirió que la libreta estaba en su habitación, por el excesivo sistema de seguridad, que tenía en el pequeño lugar… Teníamos poco tiempo así que decidimos atacar hoy mismo, mientras Ligth, atendía a su supuesta novia….

End flash back

Al fin tenía el objeto que debía ser destruido, pero una extraña sensación, inundaba mi pecho, Matt, parecía molesto y durante todo este tiempo, en que recordaba, él no había salido del baño. Me trague un poco mi orgullo y toque la puerta de su baño.

-Matt, ¿Qué sucede?-La puerta se abrió y vi al pelirrojo,, con las manos cruzadas en el pecho.

-Nada- se limitó a decir.

-¿Cómo que nada?- Pregunte- Habla- ordene.

-¿Qué sucedió con Ligth?-cuestiono, con mala cara.

-Eso no es tu asunto- Respondí de mala gana, odiaba que me exigieran explicaciones. Matt suspiro y salió del baño, para caminar hacia sus computadoras.

-¿Qué haces?- pregunte, mientras él se sentaba frente a sus computadoras.

-No quiero que te acerques de nuevo a Ligth, no sabes de lo que es capaz de hacer- Me dijo el pelirrojo, ingresando sus claves a sus computadoras y comenzando a teclear.

-Claro que sé que es de capaz y como lo sé no necesito de tu protección- Respondí airadamente, mientras veía el dolor expresarse en los ojos de Matt.

El chico suspiro y de golpe se levantó de la silla donde se había sentado unos breves instantes atrás y tomo mi muñeca, para así levantar mi mano.

-Esto significa algo- dijo, mientras el anillo brillaba en mi mano- Si para ti no vale, está bien, pero es todo lo que yo puedo ofrecer y te lo di a ti- Agrego con amargura y dolor. Soltó mi muñeca con delicadeza, para tomar la libreta de mis manos, saco una cámara y comenzó a fotografiarla.

-¿Qué haces?- le pregunte, mientras sus palabras se alojaban en mi cerebro, despertando una tímida voz, que el mundo prefiere llamar conciencia

-Ligth se dará cuenta que solo deje una imitación de la libreta en la bóveda, debemos devolver la original- Comento sin dejar de hacer su actividad. Entendí que la libreta no podía ser destruida, porque yo sería el único culpable y la organización que conduce Ligth, me perseguiría y mataría. Hoja tras hoja, fotografió el contenido de esa libreta y al terminar, se sentó en su computadora y comenzó a teclear, frente mi mirada escrutadora.

Acciono unas cuantas teclas más y finalmente coloco las claves y se alejó de sus computadoras que parecían apagadas.

Con mucha paciencia, camino hacia su cómoda tomo un cigarrillo y lo encendió, para luego esconder la libreta debajo de su playera.

Parecía, esperar algo, algo que no era capaz de decirme y odiaba eso …

Alguien llamo a la puerta y Matt se levantó con mucha paciencia, para abrirla…Una rubia apareció en el umbral y de la nada abrazo a Matt…La sangre comenzó a hervir.

-Matty ayúdame- dijo la chica, mientras estrangulaba a Matt- A mi portátil le sucede algo.

-Cálmate Misa- Respondió el chico, empujando a la rubia abusiva lejos de él-¿Qué sucede?-

-Mira- Murmuro la chica, abriendo una lapto rosa, que parecía mas muerta que viva.

-Oh vaya, parece grave- Dijo el hacker y a mí me sorprendió lo que sucedía-Creo que puedo solucionarlo, pero necesito una conexión y como vez mis computadoras están en reparación- Señalo Matt, mostrando sus computadoras apagadas.-

-En la habitación de Ligth hay conexión- Grito la rubia, sin nada de cerebro por lo visto.

-Excelente- Dijo con una sonrisa el hacker- Pero ¿no se molestara Ligth?.

-No. Ligth y yo confiamos en ti-Respondió la rubia y pude entender lo que había hecho Matt. Había encontrado la portátil de Misa, liberado, Dios sabe cómo, un virus en ella y finalmente mentido, para volver a ingresar a la habitación Ligth y así devolver la libreta. Es bastante inteligente después de todo.

-Bien- contesto Mail, para luego girar y mirarme- Mello, volveré en diez minutos, quédate aquí por favor- Me pidió y comenzó a caminar con Misa, que hablaba una gran cantidad de idioteces…

Me lance en la cama de Matt…Al quedarme solo, comencé a escuchar esa tímida voz interior, que me cuestionaba…¿Celos?, ¿serán celos?, me pregunte, después de que ambos dejaron el lugar… ¿Serán celos, lo que el sintió? y ¿celos lo que yo sentí?…Imposible, solo nos conocemos hace un par de días….¿Que me sucede?, ¿Por qué estoy tan nervioso? Al fin y al cabo todo esto es un plan que se ha enredado. Los minutos me parecían horas, mientras sentía que Matt se tardaba demasiado.

¿Qué estarán haciendo?, ¿porque no ha regresado?.

-Diablos, ya no puedo más- Dije levantándome de la cama, para luego salir de esa habitación y llegar a la de Ligth, enfrentaría lo que sea y como sea…. Toque la puerta y la encontré semi abierta, la empuje y…..

Encontré a Matt hablando con Misa. No sé por qué, pero ese simple acto, me hizo molestar tanto a tal extremo que quería golpear a la rubia.

-Mello, hola- Dijo la rubia, pero yo preferí, caminar hacia Matt que parecía aterrado, tomar su mano y jalarlo hacia mí.

Con mi mano derecha, tome su rostro y sin mediar palabras lo atraje hacia mis labios…

Comencé a besarlo con rabia e indignación, al fin entendía la extraña actitud de Matt, pues todo me molestaba y dolía… Sus labios, suaves, delicados e inexpertos, trataban de imitarme, haciendo que mi molestia mermara y otros sentimientos comenzaran a crecer… Mi mano derecha se alejó de su rostro, solo para rodear su cuello y perder mis dedos entre su cabello, mientras que mi izquierda, descendía por su pecho e ingresaba debajo de su playera, solo para sentir su piel…Debía asegurarme que la libreta no estuviera allí o era por otras razones, pues me gustaba la sensación de las puntas de mis dedos contra su piel suave y tersa.

Sus manos comenzaron a ascender con tímidas caricias, por mis piernas y llego a mi cintura, hasta aferrarse a ella….Cerré mis ojos, me olvide de todo…Me gusta

Por primera vez, mi lengua toco la suya y fue por demás excitante. Era dulce, amarga, suave y sexy….Algo extraño me sucedió, porque de forma inconsciente, me escuche gemir… Mientras sus brazos se cerraban alrededor de mi cintura.

El oxígeno se nos acababa, así que para cerrar con broche de oro, mis dientes mordieron su labio inferior…Un fuerte suspiro salió de él, supuse que este último movimiento, fue de su gusto.

Abrí mis ojos, solo para contemplar su rostro, completamente rojo y sus ojos cerrados, con una expresión, que no pude definir en ese momento, pero me gusta demasiado que la tenga…Me acerque mas a él, de forma extremadamente peligrosa, haciendo, que si es posible, el tono rojo de sus mejillas aumentaran.

Aun colgado de su cuello y extremadamente cerca de Matt, mire a Misa con rabia y dije.

-Él es mío- Si uno de mis grandes rasgo, es que soy posesivo e impulsivo y desde hace ya varios días, ya sentía que este hacker es de mi propiedad- ¿Te quedo claro?- cuestione, mientras la chica asentía, con la boca completamente abierta.- Así me gusta.- Agregue, para luego acercarme al oído de Matt-¿Te quedo claro?- susurre y Matt casi sin voz respondió afirmativamente- Bien- conteste muy cerca del oído. Lentamente me aleje de Matt y le pregunte al pelirrojo- ¿Ya terminaste?.

-Si... yo... si- Contesto Matt, disperso y bastante perdido.

-Excelente- conteste, tome su mano y comencé arrastrarlo hacia la salida, pero antes de salir de la habitación de Ligth, Misa pregunto…

-Mello, ¿Por qué Ligth no me besa así?- Yo sencillamente sonreí y me encogí de hombros.. Creo que si ella supiera la verdad sobre su novio, pues se suicidaría…Seguí caminando hacia la habitación de Matt, consiente que había encendido un fuego, que tal vez no deseaba extinguir….


Bueno, este fue el capitulo 7, que problematico no creen? Bueno, espero les haya gustado, por que a mi si 'ttebayo :3

Emm, pues miren, el cap 8 esta facil de conseguir, el problema es el 9, ya que lo tenia o mas bien las ideas en mi memoria USB y se la robaron. Que verguenza, ahi tenia todo los documentos de fanfiction, es decir, DOCUMENTOS CON LEMON YAOI! Desgraciado el que la encontro. Además de que venian fotos mias, mas verguenza por que la memoria la perdi en la prepa u.u

Hare lo que pueda para escribir ya que, baje una aplicacion en mi ipod, donde puedo escribir. Es como Word :3 asi que en mis tiempos libre escribiré y luego lo subo aqui :3

Gracias por leer y espero aun me recuerden, jeje.

Jassy :3