Hola, ok no tengo perdón lo sé pero era subir ahora o poner una nota del paro total del fic hasta julio... :( en fin espero que aunque sea corto les agrade y no les haga muchos nudos.

Discleimer... nada me pertenece todo es de Suzanne.

CAPITULO 16

PoV Peeta.

Cuando marchamos al amanecer rumbo al Capitolio miro a Gale que va perdido en sus pensamientos, ¿Cuál es el sentimiento por abandonar tu mejor amiga a un destino como la muerte? Lo miro y no puedo sentir más que lastima, pienso en el dolor que debe sentir por haberla traicionado, en las lagrimas de Prim derramadas en su cama mientras le hacia compañía y todo el odio que sentía simplemente fue transformado en lastima y creo que eso es peor que el odio.

Es difícil expresar lo que sucede en una guerra, más cuando se da sin sentido y sin un deseo real de dañar a alguien, cuando en realidad es una lucha por la justicia y por tener un futuro mejor. La destrucción acaba con todos, aun con los más cuerdos, daña lazos que se creían irrompibles y crea alianzas más fuertes que un diamante.

Irrumpimos en el Capitolio antes de que caiga la noche, los gritos de las personas nos dicen que todo esto es un pandemonio, lluvias de balas, niños perdidos llorando en soledad, personas muertas por las calles y trampas puestas por el Capitolio activándose en cada esquina, es como si hubiese vuelto a la arena, pero aquí todos los capitolinos mueren y no puedo hacer nada al respecto.

Cuando irrumpimos en la mansión presidencial nuestro escuadrón es el primero en detener las fuerzas armadas, los agentes de la paz corren y disparan a matar, pero nosotros los evadimos, sabemos dónde está la oficina del presidente, de modo que vamos hacia allá y al abrir todo por lo que luchamos ha sido en vano, o mejor dicho ya no hay por que luchar, la guerra ha terminado.

- ¿Qué rayos paso aquí? – dice Gale quitándose el casco mientras miramos a todo el equipo de protección muerto, por suerte Boggs no estaba entre ellos. Camino hacia el escritorio y veo al presidente Snow, tiene una horrible herida en su vientre que sangra gravemente, no se salvará.

- Señor Mellark – dice él y me regala una sonrisa – Sabe tenía esperanzas en usted, desde el principio, creo que capturé a la persona incorrecta.

- Usted la mató.

- Sabe pase tanto tiempo preocupándome porque ustedes no hicieran algo contra mi gobierno, que no pensé en que Coin me destruiría desde dentro.

- Usted asesino a Katniss y a todos esos en los distritos.

- ¿Sabes para quien estas trabajando? – y al decir esto tose y puedo ver la sangre saliendo de su boca.

- No lo escuches Peeta – grita Gale mientras ve a los heridos.

- Ella no cambiará las cosas, pero solo te diré algo, ella la entrego. – Y con esto él me sonríe y veo como la vida se escapa de sus ojos. – Habla con Boggs si aún está vivo. – dice antes de morir.

- Murió – le digo a Haymitch que después de ver a los heridos camina hacia mí.

- Ven avisemos que el presidente está muerto, hemos ganado.

Mientras los agentes de la paz se rinden y los rebeldes tomamos el Capitolio siento como si todo fuera una mentira, ¿Qué es real? ¿Qué es no real? No lo sé, las palabras del presidente Snow traspasan mis oídos. "Ella la entrego"

- ¿Encontraron a alguien más?

- su equipo de preparación – dice Haymitch y cuando camino por un pasillo más abajo. – Y Boggs está herido.

- ¿Qué? ¿dónde?

- En el centro de entrenamiento.

Caminamos hacia donde nos indican, los habitantes del Capitolio están todos congregados en una área específica, los rebeldes en otro cuidando a los pocos agentes de la paz que continúan con vida.

- Portia – digo cuando la puerta se abre y veo a mi estilista que tiene su cuerpo herido, al igual que los del resto del equipo, pero no están solos, Cinna y el equipo de preparación están con ellos, por lo visto lo capturaron con vida cuando yo supuestamente "morí"aunque Coin creía que habían muerto, ¿que mas esta ocultando esa mujer? - ¿están bien?

- Si – dice el estilista mirándonos. - ¿Cómo esta Katniss?

- Vamos – dice Haymitch y llama a varios rebeldes para que los lleven a la enfermería.

- Peeta – me dice Cinna – Necesitas encontrarla. – me dice ansioso y me mira con dolor.

- Te llevaremos a la enfermería, hablaremos allá – le digo mientras lo detienen antes de que pierda la conciencia.

Coin ha llegado al Capitolio, un nuevo gobierno se levantará de las cenizas de Panem, los capitolinos están esperando en sus hogares, los rebeldes terminan con los pocos que aún siguen levantándose, aunque sin Snow al frente, no hay mucho que hacer.

- Hey – escucho la voz de Finnick – Nos llaman al centro de mando. - por lo visto llegó en compañía de la nueva presidenta.

- ¿Qué sucede?

- Reunión de vencedores. Iré en un momento, tengo que hablar con alguien. – Digo caminando con rapidez y entrando en la habitación donde me han dicho que esta Boggs.

Entro en la habitación y veo los tubos de respiración y las sondas conectadas al hombre, está despierto y me mira y sonríe y no esta solo, en una camilla a su lado esta también otro hombre que no creí volver a ver, el guardia privado de Katniss, pero parece estar en estado comatoso.

- Vaya Mellark – dice entre jadeos – Sobreviviste.

- Usted también. – le digo.

- ¿En qué puedo ayudarlo?

- Vengo a preguntarle sobre Katniss.

- ¿Katniss? ¿Qué sucede con ella?

- Snow me dijo que Coin la entregó ¿es cierto?

- ¿Confía en las palabras de ese hombre? – me pregunta mientras mira la cama de al lado y observa un momento el cuerpo de Roland.

- Ya no se en que creer, ¿puedo confiar en usted?

- Quizá, creo que al final tenemos que confiar en alguien. Intente ayudarla aun contra las órdenes de Alma y sobre los sirvientes de Snow.

- ¿Qué ordenes?

- Ella podía ver la influencia de Katniss hacia las masas, después de su victoria, cuando lo que nunca espero fue que el presidente se le adelantara.

- ¿a que te refieres?

- Ella estaba moviendo las piezas entre los rebeldes en los distritos, el plan era destruir la arena y secuestrar a Katniss en el Vasallaje. Sabes ella sabía que ustedes volverían a la arena.

- ¿a que te refieres? –digo casi sin respirar ¿volver a la arena?

- Si, eso decía la tarjeta, el padre de Coin fue un capitolino, parte de los que hicieron los juegos del hambre, conocía cada vasallaje, ustedes volverían esta vez, sabes que su padre fue envenenado por Snow, no, eso pocos lo saben, fue el presidente anterior a él, Coin juro venganza y huyo antes de ser asesinada por él.

- ¿Entonces era solo una venganza personal?

- Podría decirse, pero ella no quería a Katniss como la cara rebelde, tu en cambio podías ser ese rostro y ella no tenía el temor de que quisieras usurpar su lugar, desgraciadamente esa bala no te correspondía y perdió mucho tiempo esperando tu recuperación.

- Pero tu estuviste con ella ¿ella quería que la mataras?

- Bingo – dice el con una sonrisa forzada – Esa fue mi misión, ser parte de su guardia personal y asesinarla, pero ¿Cómo asesinar a alguien inocente? ¿A alguien que solo actúa en defensa propia?

- ¿sabías que era inocente?

- Si, aunque hubo un momento en que dude de ella, creí que el secuestro había borrado todo de ella y solo era una pieza del Capitolio, pero algo la hizo cambiar.

- ¿Cómo te diste cuenta?

- Me salvo – dijo – Cuando vinieron por los vencedores, ella estaba en una celda, ese era mi momento para asesinarla, pero no pude hacerlo, unos rebeldes no me reconocieron y cuando creí que iba a morir, ella me quito del camino de la bala. Después vi a Annie Cresta, pero estaba herido y bueno termine en el grupo de Roland.

- Entonces ¿ellas escaparon? Entonces ¿Cuándo fue que las capturaron para poder ejecutarlas?

- No eran ellas – dijo con una sonrisa Boggs – El presidente no las encontró, pero no podía permitir que la gente lo supiera, crees que estarían felices de que podían entrar en el Capitolio llevándose a todos y dejando solo un rastro de muerte, no era algo que los capitolinos aceptarán de su gobierno, de modo que las crearon.

- ¿las…? – no puedo continuar me siento enfermo por sus palabras.

- No se quiénes eran, pero no eran ni Cresta ni Everdeen, ellas estaban retenidas y torturadas por Roland, venganza personal por el disparo que Katniss le proporcionó y le dejo inútil el lado derecho del cuerpo.

- Esto es demasiado – digo intentando encontrar el hilo de lo que sucede – Entonces ¿Dónde están?

- Ahora, no lo sé, se que Katniss, ella iba herida de modo que no pudo llegar lejos, Annie la ayudo. Solo se que escaparon cuando los rebeldes atacaron, probablemente murieron entre tantas vainas colocadas por el Capitolio.

- Y dime ¿Quién mató al presidente?

- Yo – dice con una sonrisa – Era su guardia personal, después del escape Katniss volví aquí, fue demasiado fácil, pero creo que Coin es más peligrosa que él.

- Peeta – dijo Haymitch entrando en la habitación – Te estamos esperando.

- Ten cuidado chico y si la encuentras lucha por protegerla.

Finnick nos espera fuera, por lo visto él le dijo dónde encontrarme, caminamos en silencio, por lo visto la poca esperanza que tenía de encontrarla ha desaparecido. Pero yo tengo información útil, pero ¿Cómo utilizarla? ¿Cómo saber en quien confiar? Recuerdo las palabras de Boggs tenemos que confiar en alguien. Miro a las dos personas a mi lado y veo en quien debo confiar.

- Bienvenidos – escucho la voz de Coin cuando entramos, por lo visto éramos los últimos. Nos sentamos junto a Johanna y Haymitch y ella comienza a hablar.

- Como vencedores de los juegos del Hambre, han resultado ser personas valiosas para el gobierno, valiosas por su desempeño militar y su interés por las personas, es por esto que los hemos convocado para llegar a una decisión unánime. Retomaremos unos últimos juegos del hambre, con gente del Capitolio.

- ¿Qué? – digo poniéndome en pie - ¿Qué acaso por esto no comenzó la lucha? Para detener esto.

- Sabemos que puede resultarles desagradable, pero es como el cierre a esta matanza durante 75 años, pero ahora lo haremos con capitolinos. Su decisión será la que nos diga si lo hacemos o no.

- Yo voto que no – le digo rotundamente.

- No – dice Finnick – Y Annie hubiera votado igual.

- ¿Por qué no? – dice Johanna – Además Snow tiene varios nietos en edad elegible.

- Estoy con Johanna – dice Chaff que está a su lado y mira a Beetee.

- Voto que no – Dice Beetee y después a Coin.

- Eso nos deja dos opciones yo voto que sí – dice Coin – depende de usted Sr. Abernathy.

- Yo digo que si – dice Haymitch – Por ella.

- Esta decidido, y otra cosa, permanecerán dentro, deseo su seguridad como vencedores sobre todo - dice mirándonos de modo que volverán al 13 cuando sea seguro anunciaremos quienes son los vencedores.

- ¿Pero acaso ahora no es seguro? - dice Johanna.

- Necesitamos que las cosas se calmen. Ahora vayan a sus lugares asignados tendremos la cosecha y daré un discurso a todo Panem. - Ella me mira y se da la vuelta, ¿porque nos retiene? ¿acaso sabe de Katniss? Siento mis manos temblar y se que debo encontrarla antes que Alma, pues se que aun esta viva.

Cuando salgo enfrento a Haymitch en el pasillo el me mira y puedo ver un rastro de dolor en sus ojos.

- Crees que ella quería esto. Ella no es una asesina.

- No lo era –me dice y suspira – Pero ella merece ser vengada, por aquellos que desearon su muerte.

- No es así, que tal si ella esta con vida.

- Imposible – me dice pero veo un destello en su mirada. – Ella no sobrevivió la vi herida.

- Pero no estaba sola. – digo – La buscaré y la encontraré, debemos encontrarla.

- Peeta – me dice el y me detiene – Debes aceptar lo inevitable.

- Lo inevitable es quedarme aquí y no luchar por ella.

Salgo de la mansión presidencial y veo a agentes de paz por todos lados, ahora lucen diferentes, sin sus cascos que les cubren el rostro, todos miran a los sobrevivientes y camino hacia donde me indican para tomar asiento en las sillas preparadas para nosotros, ocultas a la vista de todos, pero que nos permiten presenciar todo a nuestro alrrededor, Prim está sentada al lado de su madre más allá, entre mi padre y mi hermano.

Cuando suena la música veo a Coin salir al balcón, los agentes de la paz presentan sus armas en forma respetuosa, pero hay algo que no me gusta, Coin comienza a hablar y de pronto veo un destello, un arma fuera de lugar, un civil apunta a Coin.

- NO – grito poniéndome en pie pero es demasiado tarde, la presidenta cae del podio sin vida, la gente comienza a gritar y todos comienzan a correr cuando busco al culpable, parece haber desaparecido entre la multitud.

Finnick y Johanna estan a mi lado mientras buscamos al culpable que parece haber desaparecido entre la multitud, mientras los guardias detienen a civiles buscando al culpable. Plutarch comienza a hablar a calmar a las multitudes, somos acarreados todos los vencedores al interior del edificio, pero no quiero volver, pues se que ellas están aquí y debo encontrarlas.

- Finn ¿ella? - pregunta Johanna.

- Murió – escucho decir a mi mentor que se detienen junto a nosotros tres

– Eran civiles y vi por donde se fueron ¿quieren investigar? – dice ella y nos mira a Finn y a mí.

- No creo que sea prudente – dice Haymitch - Ademas no podemos salir - dice señalando una puerta donde se han apostado los guardias.

- Vamos, podemos ver quien nos hizo el favor de acabar con ella. - Dice Finn y me sorprendo por sus palabras, debo preguntarle a que se refiere con esto.

- Chicos – dice Haymitch acercándose a nosotros – Tenemos que ir dentro, Plutarch tiene una reunión para nombrar a alguien en lugar de Coin y nos necesita. – Vamos Peeta - me dice poniendo su mano en mi hombro - si esta viva, pronto prometo que la buscaremos – me dice y Finn me mira con una interrogación en la mirada.

- Te lo diré después – digo rendido mientras seguimos a mi mentor hacia el centro de entrenamiento que en estos momentos funciona como centro de operaciones.


Bueno la verdad ya estamos en la recta final, pero la verdad aun no pienso mucho en eso, he tenido un buen de cosas que hacer y he estado en cama por muchas diversas situaciones y enfermedades, pero gracias a Dios me estoy recuperando, pero tengo que apurarme porque mi tiempo para la tesis lo tengo encima y voy super retrasada.

Así que aquí esta la actualización, tarde, ya se muy tarde, pero seguro. Espero que les guste, ya termino la guerra, al fin! ahora bueno veremos que sucede.

Espero pronto actualizar, lo intentare. Gracias a todos por leer y comentar y agregarme a favoritos.

Besos y espero que la suerte este siempre de su parte!

IRES