- Tío Wes - entro gritando Connor a la sala, Wesley había estado buscando la estatua de marfil de Buffy por todas partes, pero al ver a Connor lo enredado en un caluroso abrazo.

- Connor, cariño… no tienes idea de cuanto te extraño

- Lo se tío, también te extraño… pero papá nos invita a desayunar y nos podemos poner al corriente - decía Connor, en eso Ángel entro terminando el nudo de su corbata.

- Vamos a la cafetería de la esquina, Spike tu también vienes - grito hacia la escaleras, el vampiro rubio apareció en un segundo y se fue con su familia a desayunar

El desayuno estuvo bastante tranquilo, Connor se la pasaba hablando de su vida con Wes y este a su vez solo hablaba de la perdida de la estatua de marfil de Buffy.

- ¿Buffy envió esa estatua? Wow es una lastima que se perdiera - decía Connor con ironía, sin dejar de mirar la cara de preocupación de Spike.

- Estoy seguro de que la deje en el mostrador… pero tal vez imagine y la deje en el aeropuerto, lo lamento chicos - decía Wes.

- No importa Wes, ya iremos a ver a Buffy ¿no es así Ángel? - pregunto Spike, el otro vampiro asintió.

- Solo espero que esa estatua no la halla roto, algún adulto berrinchudo que no sabe moverse ya saben - decía Cnnor, todos lo miraron con sorpresa pues parecía saber mas de lo que aparentaba, Spike empezó a reírse para distraerlos.

- Que ocurrente es nuestro mocoso - murmuro Spike.

- Voy a pagar la cuenta, nos iremos enseguida… tengo planes para los 4 - dijo Ángel, se levanto de la mesa y se fue.

Spike aprovecho la ausencia de su creador, se levanto y camino hacia el baño haciéndole una seña a Connor para que lo alcanzara, el niño asintió a regañadientes.

Apenas Connor iba entrando al baño cuando Spike lo tomo de la oreja, lo inclino sobre el lava manos y le dio una fuerte ráfaga de nalgadas.

SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT

SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT SWAT

Los gritos de Connor empezaron a hacer eco en los baños así que Spike se detuvo, no quería que algún chismoso fura y encontrara esa escena.

- Eso es para que aprendas a quedarte callado Connor

- Pero no dije nada Spike - se quejo el niño entre lagrimas y sin dejar de sobar su trasero, el cual atreves de los pantalones se sentía bastante caliente.

- Estuviste a punto de echarlo a perder todo, así que mantente callado Connor por que si dices algo de lo mío… no solo voy a hacer que Ángel te de una linda paliza a tu trasero, yo mismo te voy a dar otra semana de nalgadas… ¿esta claro? - pregunto el vampiro molesto, el niño asintió con lagrimas.

- Vámonos y deja de llorar - dijo Spike, le paso un brazo por los hombros y camino con el hacia la salida.

Ángel llevo a su familia a un gimnasio, donde pasaron toda la tarde entrenando. Connor había estado haciendo muchos gestos, especialmente cuando se sentaba pero Ángel no lo noto.

Cerca de las 10 los 4 llegaron sonrientes a casa, como era costumbre Ángel encendió su buzón de mensajes y fue así como todos lograron escuchar esto:

Señor Angel, soy el profesor Richings… solo llamo para confirmar que su Connor llego a casa bien, le recuerdo que ha sido suspendido 3 días por faltarle el respeto a una profesora… lo esperamos devuelta en la escuela el jueves.

El mensaje rompió con las sonrisas de todos, Angel camino rápido hacia la sala y miro como Spike y Connor mantenían contacto visual.

- Wes, ¿nos disculpas? - pregunto serio, Wes asintió y desapareció en un segundo de la sala. Spike y Connor no dejaban de mirar al suelo, estaban perdidos.

- Así que… ¿Connor fuiste suspendido por insultar a una maestra, otra vez? ¿Y todo eso de que estabas enfermo fue una gran mentira de Spike o no? - pregunto Angel, ambos muchachos asintieron con la cabeza.

- ¿Qué demonios les pasa?... no, no me digan se justo lo que necesitan… Spike vete a tu cuarto y me esperas con tu nariz en el rincón…. Tu Connor te vas a mi cuarto, me esperas con los pantalones abajo… mientras yo iré por mi cepillo

- Papá, no… no… no eso no por favor - rogaba Connor con lagrimas en los ojos pero Ángel ya estaba muy decidido.

- Tu ya sabes lo que te espera, la otra vez te hice una promesa y te la voy a cumplir

- Pero papá, nalgadas una semana seguida… no lo merezco… en todo caso Spike las merece… el… el rompió la estatua que Buffy mando, yo lo vi cuando se desasía de ella - dijo Connor en un intento por salvar su trasero, Spike lo miro con odio y Ángel miro a Spike muy enojado.

- ¿Eso es cierto Spike? - pregunto Ángel seriamente, Spike asintió mordiéndose los labios.

- Esta bien… Spike, vete a tu cuarto y me esperas en la esquina… Connor obedece. - dijo serio el vampiro y sus chicos salieron corriendo a donde los mando.

Connor se quedo en la esquina de su cuarto, mirando la pared y llorando de pronto el sonido de la puerta abriéndose se escucho y Ángel entro con cepillo en mano.

- ¿Creí haberte dicho Pantalones y calzoncillos abajo?

Porfavor Review