WHAT IF…

Tyler era listo, había conseguido salir ileso de aquel tiroteo con Daniel, sin embargo su amigo, si alguna vez lo fue, no corrió tanta suerte como él. Había fallecido a manos de Tyler, que por lo visto no sentía ningún rencor en el cuerpo, pero sabía que no tenía mucho tiempo para marcharse de allí y no volver nunca más por las vidas de los Greyson. No tenía tiempo para despedirse de nadie, pero sentía un dolor en el pecho, necesitaba despedirse de alguien, no podía irse para siempre, sin volver a verle.

Nolan siempre intentaba ayudar en todo a Emily, no era un buen momento para su amiga, y necesitaba apoyarla, aunque sabía que no estaba enamorada de Daniel, era innegable que un gran cariño le unía a Daniel, y era un momento duro para ella.


Estaban todos en la playa cuando todo ocurrió, antes de que todos se enteraran de lo que acababa de suceder, a Tyler ya le había dado tiempo de huir lo suficientemente lejos como para que no le pillaran cerca de la escena del crimen. Pero desde donde estaba situado podía ver con toda perfección lo que estaba ocurriendo en la playa.

Nolan estaba al lado de su amiga, mientras está miraba como metían a prometido en una bolsa negra, y se lo llevaban. Victoria lloraba desconsolada y en sus ojos se podía leer la sed de venganza que tenía en esos momentos.

Unos segundos después, nadie se movía de la playa, pero Nolan se alejó unos instantes, para traerle agua a su amiga, que lo necesitaba. Cuando se hubo alejado lo suficiente, nadie podía verle ya que todos se encontraban en la playa, Tyler se acercó sigilosamente a Nolan, y este volteó, lo que menos se esperaba en ese momento era ver a Tyler, y cuando hubo reaccionado, se percató de que Tyler tenía las manos manchadas de sangre. En ese momento supo quien había sido el culpable de la muerte de Daniel, pero no estaba seguro si quería contarlo a todo el mundo. Quizás se lo debía a Emily, pero quizás era mejor dejarlo todo echo un caos unas semanas, y que se acabara olvidando, Tyler no volvería jamás. Lo mejor sería pensarlo cuando no fuera todo tan reciente.

- Hola Nolan. – los ojos de Tyler se iluminaron en esa noche tan oscura.

- Hola. – un saludo seco salió de la boca de Nolan.

- No tengo tiempo, tengo que irme, solo venía a despedirme.

- Bien, adiós. – cada palabra de Nolan hería los sentimientos de Tyler. Se dio la vuelta, todo apuntaba que se iba a ir ya. Pero dio media vuelta y se acercó a Nolan. Sin que Nolan pudiera reaccionar, Tyler se abalanzó y le dio un beso, corto, pero que significaba todo para Tyler. Nolan no dijo nada, sabía que no le volvería a ver, ¿para que negarle una última despedida?

Y así, Tyler se marchó, dejando a la familia Greyson y a Emily destrozados, sin pagar por su crimen.

Fin.