Capítulo 2: El rapto

Pero la prueba no acababa allí. Lo sabes. Otra oportunidad. Nunca se cansa de darte segundas oportunidades, una y otra vez. Y no sabes si sentirte conmovido o insultado. Sabes que es una oportunidad nueva porque, seamos sinceros, ¿qué otro sentido tendría mandarte una invitación? No frecuentáis los mismos círculos. No sois amigos.

No sois amantes.

El 4 de julio del año 2004, Molly y Arthur Weasley tienen el honor de invitarlos al enlace de:

Harry Potter y Ginny Weasley.

Quiere que lo detengas. Quizá quiera saber si llegarías a ir a buscarlo. Si te expondrías. Sería sencillo: solo tendrías que aparecerte allí antes del enlace y raptar al novio. Quizá hacer alguna confesión estúpidamente romántica.

Pero no fuiste. No había nada allí para ti.

Así que en lugar de ir y hacer algo estúpidamente romántico te metiste en la cama y te tapaste hasta las orejas, deseando que el tiempo pasara, simplemente, más rápido.

Continuará.