¡Hola a todos!

Ya sé, no tengo vergüenza por tardarme tanto en actualizar, pero entre el drama de la titulación y mi PC que murió, realmente se me había hecho muy difícil transcribir y subir el nuevo capi.

Muchísimas gracias a todos los que siguen y comentan la historia. En verdad me dan ánimo, porque al final del día escribo para ustedes C=

Sin aburrirlos más, los dejo con el capítulo 4. Disfruten su lectura


¿INFIEL?

Se despidieron de los niños al caer la noche, sintiendo un poco de tristeza por la separación y otro poco de alivio por haber terminado un nuevo día. O eso pensaban antes de que Kotomi les diera otra sorpresa.

-¿Un baile?-Inquirió Ichigo con un dejo de hastío. Ella asintió y luego de un momento procedió a explicar

-Cada año la familia de Nahomi ofrece un baile en honor del aniversario de sus fallecidos abuelos. Éste año es tema son las máscaras y Kaito y Nahomi deben presidir el evento por ser la cabeza de la familia

La morena miró al castaño de soslayo, esperando que dijera algo como "de ninguna manera haré una cosa tan rídicula", pero, para su sorpresa, no pasó nada similar

-De acuerd, ¿qué hay que hacer?-Asintió el castaño en un suspiro

-¿Eh? ¿Así De fácil? ¿Vas a aceptarlo sin ninguna queja?-Cuestionó Rukia sin ocultar su asombro

-Me haces quedar como un gruñón-Se quejó-Pero sí, si pudimos fingir una boda y cuidar a esos dos niños, un baile de máscaras no puede ser tan malo

En realidad él mismo se sorprendía por su respuesta, pero de alguna manera comenzaba a disfrutar el tiempo que había compartido con Rukia hasta el momento.

Kotomi sonrió, encantada por la nueva actitud del shinigami

-Muy bien, entonces empezaremos mañana temprano. Tenemos muchos preparativos así que por favor descansen bien ésta noche

Se fueron a dormir con la naturalidad de un matrimonio que ya se ha acostumbrado a su nueva vida. Y con una sonrisa casi inexplicable

Cuando los rayos de sol pudieron colarse por la ventana, los chicos ya estaban comenzando sus actividades.

El salón donde se llevaría a cabo la fiesta era poco más que inmenso; Una serie de pilares de ornato se imponían en la entrada, cubiertos por flores y cristales para dar la bienvenida a los invitados; Largas telas colgaban del techo en forma de moños cuyos vivos colores se reflejaban en el piso, creando una atmósfera tenue y emotiva; En las paredes, máscaras de todas las formas creaban un desfile de brillo y misterio.

-Creí que el baile era mañana

-Lo es-Explicó la rubia-Pero hay tantas cosas por hacer que es necesario empezar a preparar el salón con una semana de anticipación

-¿Cuál es nuestro papel?-Inquirió Rukia, algo ansiosa

-Comenzarán sentados en la mesa principal-Señaló con la mano el lugar donde se ubicaría la gran mesa-Una vez que los presenten, una luz se posará sobre ustedes mientras caminan hasta el centro de la pista de baile. Caminarán tomados de la mano, asintiendo levemente con la cabeza para saludar a los invitados que se ubicarán a su alrededor.

Paso a paso siguieron las instrucciones. A pesar de que no podían evitar sonrojarse, habían aprendido a disimular su nerviosismo bastante bien… O quizá comenzaban a sentirse más cómodos en situaciones como esa.

"Sólo estamos tomados de la mano" Pensó Rukia al sentir una corriente recorrer su espalda. Una linda corriente

-Entonces deberán besarse y así dará comienzo el baile

Aquella frase la hizo caer de vuelta en la realidad

-¿B-Besarnos?-Repitió Ichigo, como si su imaginación le estuviera jugando una broma

Kotomi afirmó con la cabeza y una sonrisita inocente

-Eso no…

-Vamos, es sólo un pequeño beso. No debería ser ningún problema para dos poderosos shinigamis y mucho menos para una pareja tan enamorada como Nahomi y Kaito

Ambos la miraron sin un argumento realmente válido para contradecirla

-Kotomi-sama-Una chica de cabellos rojos con un bonito uniforme de sirvienta apareció detrás.

La aludida dio un brinquito y sonrió, entendiendo de inmediato

-Podemos continuar con esto después. Ahora es momento de la prueba de vestuario

Respiraron mucho más relajados al dejar de lado el tema del beso, aunque tenían claro que tarde o temprano tendrían que retomarlo.

El castaño observó cómo la morena se alejaba con la joven pelirroja y la rubia, antes de ser arrastrado por un par de chicos con cabello oscuro y uniformes idénticos.

Entre medidas y ajustes, la prueba duró por más de treinta minutos El sastre era un hombre de cabello gris y voz ronca, con una asistente que parecía mucho más entusiasmada que el mismo Ichigo.

-Por favor espere aquí-Pidió uno de los jóvenes ya de vuelta en el salón. Pero la paciencia nunca fue una cualidad de Ichigo Kurosaki quien apenas diez minutos después ya vagaba por los pasillos de la mansión.

Llevaba un elegante –e incómodo- traje negro de estilo occidental con una camisa púrpura y una corbata del mismo color. El cabello peinado hacia atrás le daba un aire de elegancia, resaltando sus ojos cafés que escrutaban cada habitación y pasillo.

-¿Dónde se metió?-Masculló para sí.

Una puerta semi abierta llamó su atención. Se acercó con pasos largos, encontrando una familiar silueta dentro.

La contempló un minuto; Usaba un vestido violenta de cuello halter, ceñido en la cintura y con caída libre hasta el piso.

-Oye, Rukia…

Ella giró, con sus ojos violetas asomándose a través de una máscara del mismo color con plumas y brillos plateados. Se acercó sin decir palabra alguna, tomó su mano y lo guió dentro de la habitación. Tiró suavemente del cuello de su traje, obligándolo a inclinarse

-¿Qué ha…

Sin dejarlo terminar la oración, ella posó sus labios sobre los del chico que apenas si pudo resistirse.

Un golpe seco los hizo separar. En la puerta, la mismísima Rukia Kuchiki observaba la escena anonadada

-¡¿R-Rukia?!-Exclamó él, con los ojos abiertos de par en par-Un segundo, ¿cómo es que…?

La teniente clavó su mirada en él, dejándolo inmóvil.

-No es lo que parece-Balbuceó-Espera un segundo…

Cuando ella dio media vuelta, intentó seguirla, pero cuando llegó al pasillo ya la había perdido totalmente de vista

"¿No es lo que parece? ¿Enserio, Ichigo?"

Maldijo al descubrir que la misteriosa chica también había desaparecido inexplicablemente.

Resopló, dejándose caer sobre la madera que crujió bajo su peso. Había buscado a Rukia y a la chica misteriosa por cuanto lugar se le ocurrió, no obstante, no encontró rastro alguno de ellas.

¿Cómo había llegado a ese punto? Ni siquiera percibió la diferencia en el reiatsu de la impostora que ya de por si era prácticamente idéntica a la teniente; Tal vez se trataba de alguna nueva tecnología espiritual, como las del departamento de Investigación y Desarrollo… O tal vez, sólo tal vez, se había dejado llevar por todas las extrañas sensaciones que últimamente se asociaban a Rukia. En cualquier caso, tenía que encontrarlas y resolver el misterio de una buena vez.

Un repentino ataque lo sacó de su ensimismamiento. Al menos eso sí lo había percibido.

De entre los árboles apareció una figura muy bien conocida

-¡¿Qué rayos pasa contigo, Byakuya?!-Bramó un enfurecido Ichigo

-Creí que eras otra persona-Soltó él con un fondo atemorizante

Una risa astuta entre las sombras dio paso a otro invitado

-Parece que alguien se ha portado muy mal-Dijo Yoruichi, apareciendo por fin

-¿Eh? ¿D-De qué hablas?-Desvió un poco la mirada, intentando convencerse de que ellos en realidad no sabían nada de los eventos previos. Porque no lo sabían, ¿verdad?

Yoruichi sonrió más ampliamente al descubrir la confusión del muchacho

-Eres un chico listo, estoy segura de que lo averiguarás-Disfrutó la expresión de pena del castaño antes de mostrar entre sus dedos la misma esferita que habían encontrado en la boda-Kusike está seguro de que esta pequeña es parte de una carga única de bombas elaboradas hace más de cien años. Parece que pueden programarse para funcionar bajo presión o en respuesta a la presencia de determinado reiatsu.

-Muy bien-Asintió Ichigo, cada vez más intrigado-¿Quién era responsable de ellas?

-La familia de Kotomi las usó como medio de defensa en una guerra contra algunos traidores

-Eso quiere decir…

-Aún estamos investigando, pero será mejor que tomen precauciones. Ahora preocúpate por tu linda esposa que ya debe estar de regreso en el salón de baile-Dijo con expresión divertida

Hizo un gesto de despedida con la mano y dio media vuelta. Byakuya le dirigió una mirada severa al castaño unos segundos antes de retirarse

Lo sabía. Él definitivamente lo sabía.

-Ah, Hattori-san-Cuando la rubia lo llamó, Rukia no se molestó en voltear. Llevaba un vestido dorado con corte en a que dejaba al descubierto su blanca espalda.-Es hora de ensayar el baile de inicio

Miró con reserva a la rubia, recordando las palabras de Yoruichi, pero supuso que confrontarla sería una mala idea así que decidió actuar con naturalidad. Luego dudó antes de acercarse. La chica podía ser una enana, pero sus golpes sí que dolían y, por su reacción previa, seguramente estaría muy molesta.

Ella giró sin emitir ningún sonido. Con expresión estoica tomó la mano derecha de su compañero que con la mano contraria la tomó por la cintura, manteniendo cierta distancia. La música empezó a sonar

-1,2,3… 1,2,3-Mientras la rubia marcaba el ritmo, Ichigo se hundía en una marea de desconcierto

Rukia no parecía molesta. En realidad, no parecía ella misma. Bailaba de forma casi automática, sin mirarlo a los ojos ni hacer ningún gesto que pudiera indicarle su estado de ánimo. Pero ¿por qué? Ese beso bien podría haber puesto en peligro la misión, y ella, en lugar de reñirlo por eso, lo había mirado con un sentimiento que todavía no podía nombrar.

-Oye, enana, ¿qué pasa contigo?-Preguntó en voz baja

-No pasa nada-Respondió entre dientes, dando un giro para alejarse

Él puso un pie detrás para hacerla tropezar y evitar que se alejara, atrapándola por la cintura

-No me vengas con eso-Susurró, inclinándola hacia atrás. Una venita brotó en la frente de la chica que al levantarse giró nuevamente y pisó con fuerza disimulada el pie del castaño

-Ya te dije que no me pasa nada

"Al menos empieza a ser ella misma" Pensó.


¡Cha chan! ¿Qué les pareció?

Perdonen si quedó muy telenovelesco, pero era necesario hacerlo así para el próximo y último capítulo. A pesar de eso espero que les gustara.

Nuevamente les agradezco a todos :D

Cualquier comentario, sugerencia, petici{on, queja, verdurazo o zapatazo, etc., aquí estoy a la orden :P

¡Besos y hasta la próxima!