Título: Te odio por hacerme amarte

Rating: T

Fandom: Dark Shadows

Pairing: Carolyn Stoddard/Barnabas Collins

Summary: Barnabas llega a Collinwood y la primera persona que se interesa en él es Carolyn. Pero ¿Acaso ella lo aceptará en su corazón? ¿Su condición de mujer lobo la dejara amarlo? Barnalyn fic.

Disclaimer: Todos los personajes le pertenecen a Tim Burton

Nota de autora: Una vez más, perdón por haber tardado tanto en actualizar, me había bloqueado en mis historias :D Espero que les guste este capítulo...

Capítulo 16: Amenaza

"Quiero comprar tu compañía" dijo Angelique, caminando hacia el centro de la habitación.

"Jamás" dijo Barnabas, sentándose en un escritorio "No puedo ponerle precio al honor de mi familia"

"Déjalos intentar" murmuró ella, dejando un cheque sobre el escritorio. Desde donde yo estaba espiando, no podía ver la cifra.

"No sabía que mi visión de negocios te molestara tanto" declaró Barnabas, haciendo caso omiso al cheque.

"Hipnotizar pescadores no es visión de negocios Barnabas" dijo Angelique, sonriendo. "Quiero que aceptes" le ordenó.

"Mis términos son diferentes. Vete al infierno con presteza y haz que Asmodeus mismo succiones de tu pecho decadente" tuvo que morderme el labio para no reírme de la forma de hablar de Barnabas, incluso Angelique se burló de eso.

"Ya nadie habla como tú"

"Eso es cierto. Esta era aún es un misterio para mí. Dame una razón para no matarte" dijo Barnabas poniéndose de pie.

"Barnabas, no podemos seguir así. Somos dos peces grandes en una pecera" dijo Angelique acercándose a él peligrosamente "Podemos luchar por separado o juntos hacer pececitos" Angelique le guiñó el ojo.

"¿Qué quieres Angelique?" preguntó Barnabas enojado.

"¡Tu amor!" le gritó ella "Aún me amas. En algún lugar de ese frío e inerte corazón"

"No es cierto eso" contestó él.

"¿Y si te hiciera amarme?" ofreció ella, abriendo sus ojos grandes.

"¿Con qué? ¿Un hechizo? ¿Un muñequito de alfileres? Eso no es amor"

"Con esto" y de la nada, Angelique se quitó su abrigo, mostrando un ajustado vestido azul "El cuerpo por el que alguna vez rogaste"

"Angelique yo no..." dijo él, pero ella seguía hablando.

"Estoy dispuesta a empezar de nuevo y si sólo me tomas ahora" Angelique acarició la mejilla de Barnabas, haciendo sentir los mas grande de los celos, pero él se apartó.

"Ya no soy el que fui"

"Puedo cambiarlo" seguía ella.

"¿Y si me rehúso?"

Angelique hizo un movimiento extraño y le desabrochó la camisa a Barnabas "Destruiré todo lo que amas... empezando por la pequeña Carolyn, a la que miras tanto"

Y otra vez de la nada, Angelique besó a Barnabas. El enojo que sentía era casi incontrolable, pero Barnabas la apartó de él y le dijo "Angelique, basta. Ya no caeré más en tus encantos. Por favor, vete" y él le dio la espalda. Sin embargo, no pudo ir muy lejos, pues Angelique le agarró el brazo. La expresión de la bruja era impresionante, pues no se le movía una sola parte de su hermoso rostro, pero en sus ojos se podía ver la furia que sentía hacia Barnabas.

"Si no puedo tenerte, amor mío... te destruiré"

Barnabas no dijo nada, sólo se apartó más. Angelique tomó su abrigo y se fue de la habitación. Entonces, bajé de mi escondite y entré en el estudio.

"¿Lo escuchaste todo?" me preguntó Barnabas.

"Sí, esa mujer está enferma" suspiré y le dije "Debo decirte que tengo miedo"

Barnabas se acercó y me abrazó: "No tienes qué temer. Yo te protegeré"

Suspiré otra vez sobre él, su aroma se impregnaba sobre mí. Con calidez, Barnabas me dijo al oído: "¿Quieres ser mi pareja para el baile?"

"Pero... ¿No crees que deberíamos ser más discretos?"

"Por favor, sólo sería un tío con su sobrina... y cuando nadie esté mirando" y así, Barnabas me besó. Su beso se fue profundizando cada vez más, y sus manos bajaron a mi cintura. Barnabas comenzó a caminar, llevándome hacia el sillón y apoyó su peso en mí. Era la primera vez que lo hacía y me gustaba.

"Barnabas" murmuré, cuando él comenzó a besar mi cuello.

"Carolyn. Hermosa Carolyn" decía él, contra la sensible piel de mi cuello "Quiero que seas mía"

"Quiero ser tuya"

"Nadie nos separará" murmuró otra vez, mirándome a los ojos.

"¡Barnabas!" se escuchó la voz de mi mamá en la puerta. Barnabas rodó sus ojos decepcionado.

"Bueno, nada nos separará excepto tu madre" me susurró para que mamá no oyera.

"No te preocupes, habrá tiempo" le dije y lo besé rápidamente, para volver a saltar al techo para irme a mi cuarto.

Continuará...

Nota de autora 2: Bueno, esta escena está en la pelí pero diferente...Espero que les haya gustado...

Ya subí un nuevo capítulo de mi otra historia de Dark Shadows, se llama "El dulce sabor de su sangre", mirénla :D

Dejen review

Besos

Shenelopefan 3