Hola a todos soy nueva en esta página, mi pareja favorita de todos los tiempos es Drake y Josh, los amo y lo que más deseo es que algún día se casen y tengan guapos y felices bebes jaja (es en serio que lo digo) Este es mi primer fic espero que les guste…

Las Luces del club Del Álamo se encontraban muy brillantes aquella noche, más de lo acostumbrado - pensaba Drake - mientras se acercaba a la puerta del garaje donde recibía un ticket para parquear. Una vez dejado su coche caminaba por el pasillo junto con un grupo de amigos, eran más de diez, quienes seguían a Drake últimamente a todos lados como si fueran sus asistentes personales más que como su amigos ya que lo apoyaban y servían en todo momento. Uno de ellos se llamaba Jaren y era el que más lo seguía, ya hasta parecía queso derretido porque cada vez que se encontraban no le soltaba la mano o dejaba de hacer cumplidos muy subidos de tono, a los cuales Drake sonreía divertidamente ya que los disfrutaba mucho, el sabía que Jaren era gay, que estaba enamoradísimo de él y que esperaba con ansias la oportunidad de decírselo de frente y de poder besarlo, abrazarlo - ustedes saben - ser algo más en su vida.

Entraron al club donde toda la genta bailaba animadamente la música electrónica del momento: Pitbull, Akon, Benni Benassi, David Guetta entre otros, aquella música no era del todo agradable para Drake ya que a él le gustaba otro estilo, mucho más conservador, pero aun asi decidió quedarse, más que todo por los demás que estaban muy animados y trataban de hacer todos los esfuerzos posibles para llevarlo a la pista de baile a como diera lugar.

Pero Drake se hacia el difícil y no aceptaba, Jaren por su parte no dejaba de ponerle ojitos soñadores y de menearse de un lugar a otro tratando de que el notara sus pantalones ajustados de cuero negro que se había puesto justo para esa noche, esperando a que Drake notara sus voluminosas caderas de las cuales siempre fundía estar muy orgulloso.

Jaren no era un hombre feo, por el contrario tenía un bonito cuerpo, cejas voluminosas, era alto, algo moreno, delgado, y sobre todo muy alegre, siempre junto a Drake y a su sequito de amigos pues era el preferido de todos.

Pero para Drake el solo era otro amigo mas, aunque habían momentos en los que le daba un poco de viada a sus coqueterías, es asi que en aquella noche ya al calor de los tragos cuando todos los del grupo se encontraban mas del otro lado que de este por las copas, que se habían tomado, Jaren se le acerco suavemente al oído y le dijo: " Que lindo lugar al que nos has traído hoy Drake, ¿Sabes que hay muchos chicos lindos que se me han ofrecido?, lástima que yo solo quiero a uno"

Drake volvió a sonreír, pero esta vez la sonrisa no le duro mucho al ver entrar por la puerta del club a Josh tomado de la mano por un hombre al que él no conocía pero que ya odiaba de antemano por osar tocar a quien el aun consideraba "el amor de su vida".

Ambos se sentaron unas mesas mas al frente de ellos, Josh se veía tan hermoso con su camisa a rayas, sus Jeans, sus vans y su peinado de lado que dejaba ver desde atrás sus rizos indomables a los que Drake podía distinguir a pesar de las distancia. Tan profundas eran las miradas que Drake lanzaba de reojo a la mesa de Josh que este al sentirse observado giro la cabeza y entonces… "Oh por Dios" ambos se estaban mirando fijamente a los ojos durante unos segundo pero Josh que no resistió mas bajo la mirada, Drake se la sostenía, quería que leyera lo que decía en sus en sus ojos - que aun lo amaba y que lo extrañaba, que ya no podía seguir viviendo de esta manera sin él, que lo tenía todo: amigos, dinero, fama, pero que le hacía falta lo más importante su Josh… -

Josh se hizo el desentendido y siguió junto a su amigo en la mesa conversando muy alegremente. Ya no estaban tomados de la mano, ahora estaban sentados en la mesa, pero se notaba que había algo entre ellos, pues el otro chico le acariciaba el cabello y lo miraba a los ojos, mientras entre sonrisas coquetas le susurraba palabras que Drake hubiera dado la vida por saber que significaban ya que al parecer Josh disfrutaba mucho escucharlas.

Entonces llego un momento en el que Josh se giro nuevamente para ver si Drake lo estaba vigilando y asi era, entonces decidió acercarse a los labios de su amigo quien no dudo en darle un beso húmedo y apasionado al cual Josh respondió de la misma manera introduciendo su lengua en el muy sensualmente, tomándolo de la cabeza y acariciando sus cabellos, lo que provoco la furia de Drake que ante semejante situación no encontró algo mejor que hacer que tomar a Jaren por la cintura y besarlo de la misma manera asegurándose primero de que Josh los estaba observando. Y es que esta era una terrible venganza, ahora eran los ojos de Josh los que estaban llenos de furia, y ambos se miraban amenazantes tratando de ocultar con odio el gran amor que a pesar de los años y la distancia aun existía entre ellos…

Continuara…