Gracias por leer mi fic, significa mucho para mi :)

Mientras el amigo de Josh disfrutaba el calor de los besos que él le estaba dando, Jaren tuvo que detener a Drake ya que lo estaba lastimando, así que de sopetón se aparto de sus lado y le viro la cara.

- Jaren ¿Qué te pasa? ¿Por qué te detienes?- le preguntó Drake algo preocupado y asombrado al mismo tiempo a lo que Jaren le contestó – Es mi labio Drake, me está sangrando, es que me empezaste a besar muy fuerte y se partió, ay no solo espero que no se me dañe el bótox que me puse antes de ayer, sabes que me costó una fortuna ponérmelo… -

Drake estaba preocupado por Jaren, de verdad que lo había mordido muy fuerte y el pobre estaba bien hinchado, y aunque se ofreció a acompañarlo al baño para curarlo Jaren no acepto ya que dijo que prefería irse solo, Drake tampoco le insistió.

Mientras tanto a Josh se le dibujaba una sonrisa en la cara ya que había presenciado todo desde la mesa donde se encontraba, ya no estaba besando a su amigo porque este se había ido al bar a ver más cervezas para ambos, asi que se encontraba solo disfrutando este momento de felicidad ya que sabía que le estaba arruinando la noche a Drake, y eso le daba mucho gusto.

Drake estaba tan molesto, que hubiera dado todo por ir hasta la mesa donde estaba Josh y golpearlo tanto a él como a su amante, deseaba partirlos a los dos y dejarlos bien hinchados, y esta vez si de verdad y no por accidente como le sucedió a Jaren antes.

Luego de pensarlo por unos minutos decidió que lo haría y entonces se paró para dirigirse hacia ellos, pero en ese momento llego Jaren con una bolsa de hielo que el bar tender le había dado para que se la pusiera en la boca y lo detuvo.

– ¿Drake a dónde vas?, Ósea ¿Primero me lastimas y ahora también piensas dejarme solo aquí sentado? Me parece que lo menos que debes hacer es acompañarme en mi sufrimiento ¿no crees? Talves Jaren estaba exagerando un poco, ya que no era algo tan grave por lo cual estaba tratando de hacer sentir culpable a Drake, pero este al verlo decidió sentarse nuevamente y quedarse a su lado esta vez.

Los amigos de Drake pusieron mas cervezas, whiskys, tequilas y otras cosas más en las mesas de todos y Drake como ya estaba algo mareado y aún mas fastidiado por todo lo que estaba pasando decidió que esta sería una noche para emborracharse y cogió sin piedad un vaso tras otro de todo lo que se encontró y se los tomó. Al principio lo hacía despacio, pero luego ya perdiendo el control se aventaba el alcohol como si fuera el agua de la fuente que hasta se le regaba por la ropa y le hacía dar una imagen de que ya estaba hasta las últimas instancias aunque aún podía vérselo mantener en pie. Su cara estaba roja y qué decir de sus ojos. Una mujer de las de su grupo que tenia cabello negro y una falda que le dejaba ver hasta el hígado le ofreció un cigarro susurrándole al oído – Ten, veo que esta noche necesitaras un poco de mi vitamina especial- y Drake también se lo fumó y entonces comenzó a reírse a carcajadas y a gritar –Quiero cantar, pásenme una guitarra, la noche es joven y hay que alegrarla, no creen- y entonces los demás amigos de él que estaban igual de borrachos, por no decir mucho mas borrachos le seguían el tiro y asi todos juntos se pusieron a cantar - You´re not thinking, you´re not thinking about me…., y Drake cada vez gritaba más fuerte, podía decirse que ya no cantaba sino que gritaba nomas porque toda la gente del lugar comenzó a mirarlo, todos los de las otras mesas y por supuesto Josh que estaba sentado observándolo mientras absorbía lentamente todo el tequila de su vaso mientras apretaba su puño conteniendo todos los deseos de enfrentarlo y asi estar cerca de él.

Mientras tanto su acompañante estaba muy aburrido ya que desde que Drake comenzó a cantar Josh había dejado de besarlo, o peor aún, cuando este se le acercaba para hacerlo, Josh se le retiraba o hacía como que veía a otro lado, o comenzaba a hablarle de cualquier otra cosa, todo con el fin de ya no besarlo, y es que no podía ahora que sus pensamientos habían vuelto nuevamente a su unico amor… Drake.

Y entonces llegó un punto en el que no solo sus amigos, los que habían ido con él al bar coreaban sus canciones, sino todos los demás que allí se encontraban los DJs ya no tocaban la música y la gente en la pista ya no bailaba, todos sabían que era Drake el que estaba allí cantando a todo pulmón y querían acercarse para verlo, algunos aprovechaban para tomarle fotos, otros para grabarlo en videos con el celular los cuales pensaban subir a las redes sociales o venderlos a los canales de televisión, a los programas de farándula, donde iba a causar mucha sensación ver a Drake el cantante famoso en plena borrachera con todos sus amigos, armando la fiesta en uno de los bares más reconocidos de la ciudad de Nueva York.

Drake ya no sabía muy bien lo que hacía o talvés si, porque habían fans que lo abrazaban y el les decía te amo a todos, y se reía, si, Drake se reía como hace mucho tiempo ya no lo hacía, talvés solo era el alcohol, o talvés era la droga que la chica le había dado, o talvés eran las luces del club que lo tenían más mareado que todo lo anterior, o talvés era… si él era, era su Josh al que había vuelto a ver después de más de dos años y aunque ni siquiera se habían saludado, ahora lo podía ver y esto era algo que a Drake le estaba llenado la vida, le estaba dando alegría a su triste corazón…

Continuara…