Bien. Y así hemos llegado al final de esta espantosa historia. Espantosa no porque sea aterradora, si no más bien porque está pésimamente escrita.

A quienes han tenido la paciencia de leernos, se los agradecemos de corazón. Lamentamos no poder devolverles el tiempo que han perdido. Y a los que no, los comprendemos. Lamentamos comunicarles para su pesar que hay más de donde ha venido ésta. La estaremos publicando próximamente.

Les decimos hasta pronto. Nos despedimos con un cordial saludo.

Manu y Lucas.

-Se terminó. Lo han logrado. Satán está en la jaula- le dijo él- Y a todo o nada. Sammy se llevó a Miguel con él.

Erika no sabía que decir. Se sentía feliz, pero sabía lo que eso significaba. Que Sam y Adam estaban muertos. O encerrados en la parte más profunda y obscura del infierno, destino peor que la muerte si los había.

-¿Sabías que la trampa no lo detendría? ¿Verdad?

-Si…. pero era lo mejor que podía hacer.

Erika, prácticamente cubierta de sangre, ajena y propia, se acercó a Crowley con los brazos extendidos.

-¿Un abrazo?- le preguntó.

-Ni lo pienses- le respondió éste con gesto de asco, contemplándola de pies a cabeza.

Ella le extendió la mano. Él se la estrechó de mala gana, cuidando de mancharse lo menos posible. Erika tiró de él y lo acercó hacia su cuerpo, retorciéndose contra él, ensuciándolo completamente, incluyendo su rostro, el que refregó con sus sucias manos. Crowley hizo un gesto de fastidio y rechazo.

-Eso a sido repugnante- dijo Chris desde la puerta- necesitaré terapia para superar lo que acabo de ver.

-No tanto como la que Crowley necesitará…- agregó ella con picardía.

-Tu vas a pagar la lavandería- protestó el demonio- Vas a pagarme ésta. Te haré trabajar el doble.

-No me asustas….- dijo ella.

- Tómate unas vacaciones y prepárate para el trabajo. Te contactaré cuando vuelva al negocio.

-¿De qué hablas? ¡No quiero volver a verte…! ¡Nadie quiere…!-protestó Chris.

-Lo siento… grandulón… un trato es un trato…. ¡Oh!- dijo con fingida sorpresa- ¿Es que no se lo has dicho...? creí que no había secretos entre vosotros…

-¿De qué habla, Erika?- preguntó el moreno con temor.- ¿Es que le has vendido tu alma?

-¡NO!- intentó defenderse.

-Oh…. Descuida…morenazo… no me ha vendido su alma. Ha hecho algo mucho más estúpido. –dijo riendo sarcásticamente –Me ha vendido su vida. Porque de ahora en más… trabajará para mí… y bajo una falsa excusa de que si me daba su alma se quedaría sin su espada mágica anti ángeles… Hubiese sido más fácil venir con la espada de Gabriel… ¿No es verdad?

-¿Sabías que yo tenía la espada de Gabriel…?

-¡Claro que sí…! ¿Creíste que me habías engañado? Lo que significa que vendiste tu vida por algo que no necesitabas. Aunque admito que la espada de Salomón es una gran inversión… pero si hubieras sido sincera conmigo quizá te la hubiese dado sin pedirte nada a cambio…

-Eres un hijo de puta- se quejó Chris- sabía que no debíamos confiar en ti…

- Quisiera quedarme a conversar, pero tengo un infierno que dirigir. Aunque antes me dedicaré a celebrar nuestra victoria. Nos veremos pronto.

Los dos se quedaron solos.

-Tú y tus amigos monstruos….Ha sido un alivio que nos salvaran el culo. Pero si yo fuera tú… me pondría a inventar una buena excusa para explicar la presencia de una mujer demente incendiando todo a su paso.

-No habrá necesidad. Yo me encargaré de los detalles- dijo una voz de mujer.

-Atenea- murmuró Erika, confusa.

-Vengo a reclamar lo que es mío- le dijo con tono autoritario.

-No comprendo.

-¡Devuélveme la espada!- ordenó furiosa.

-¿Por qué?

-La condición era que no te vendieras a ellos. Y lo has hecho.

-¡No he vendido mi alma!

-Pero te has aliado a ese demonio. No puedo permitir que la conserves.

-Erika….- dijo Kali en tono conciliador- Deberías obedecer.

Erika miró a las dos diosas. Luego miró a Christopher. Se quitó la espada de la espalda y la entregó a la helénica.

-Me has decepcionado.- le dijo Atenea- confiábamos en ti.

-No le culpes- la defendió Kali- tú sabes mejor que nadie que es muy duro luchar contra el destino. La historia de tu pueblo está plagada de personajes que lo demuestran.

-Tal vez… pero ha roto su palabra. Y debe pagar por ello.

Se acercó a la joven y tocó su pecho con la punta de sus dedos. Erika se sintió mareada. La espada había sido separada de su alma. Chris la sostuvo entre sus brazos.

-Lo entiendo- dijo Erika, avergonzada- pero lo volvería a hacer si fuera necesario. Os lo aseguro. Agradezco vuestra invaluable ayuda. No lo habríamos logrado sin vosotras.

Ambas diosas desaparecieron sin agregar nada más.

-Ya vámonos.- le dijo Chris.- parece que este es el final.

Salían al exterior. Los rayos del sol ya brillaban sobre sus cabezas. Casi todos los cazadores sobrevivientes se habían ido.

Erika se apoyó en su coche a descansar. Chris se paró a su lado. Se hizo un silencio, un breve segundo, lo suficiente para que ambos percibieran el batir de unas alas.

Castiel apareció frente a ellos.

-Hola amigos- dijo sonriendo.

-¡Castiel!- exclamaron al unísono.

Ella se abalanzó sobre el ángel abrazándolo con fuerza.

-¡Cass!- dijo emocionada- Tu gracia… ¡Ha vuelto!

-Si… soy un ángel otra vez. Dios me ha recompensado. Creo que no lo hicimos tan mal después de todo.

-¿Tienes alas nuevas?- interrumpió Chris- ¡Bien hecho colega!- lo felicitó estrechándole la mano.

Castiel apoyó sus dedos sobre la cabeza de Erika. Inmediatamente después hizo lo mismo sobre la de Chris. Las heridas de ambos sanaron inmediatamente.

-Gracias- dijo ella- Y ahora yo te declaro formalmente- continuó con aire de importancia- ángel guardián de la humanidad….

Castiel sonrió.

-Gracias. Sería un gran honor portar ese título, si existiera. Tengo que volver con Dean-continuó el ángel- Necesita que le ayude en estos momentos.

-No puedo imaginar lo que ha de estar sufriendo…- dijo ella.- será mejor que le acompañes ahora.

-¿Y luego que harás?- le interrogó Chris.

-Creo que volveré al cielo- contestó- hay que ver lo que está pasando. Nadie imaginó que Miguel caería al pozo junto a su hermano…

Ella le tomó la cara entre sus manos y besó sus labios con ternura.

-Cuídate. Y vuelve pronto… ¿Sí? Te estaremos esperando. Si necesitas algo no lo dudes. Estaremos aquí para ti… amigo. O solo ven a visitarnos… pero no nos olvides.

-Jamás podría- respondió- Hasta pronto.

Y desapareció batiendo las alas.

-Hasta pronto- dijo ella ya hablando sola.

Levantó la vista hacia Chris.

-Escucha… amigo… se que no ha estado bien que hiciera ese trato...y sé que te he decepcionado. Y entenderé sino quieres volver a verme…

-¡¿De qué me estás hablando?!- le retó- ¿Cómo puedes decir algo así…? ¡Si! Lo que has hecho fue una de las estupideces más grandes que yo haya visto jamás hacer a nadie… pero ni pienses que te voy a dejar sola… me necesitas ahora más que nunca. No te abandonaré. Saldremos de ésta. Encontraremos la manera. Te lo prometo.

-¿Vamos a casa?

-¡Por supuesto!

Cada uno subió a su vehículo. Erika encendió el estereo. Una canción se dejó oír.

"Been afraid
Always afraid
Of the things he's feeling
He could just be gone

He would just sail on
He would just sail on

How can I be lost?
If I've got nowhere to go?"

Erika subió el volumen y escuchó con atención una de sus canciones favoritas.

"Searched the seas of gold
How come it's got so cold?
How can I be lost
In remembrance I relive
And how can I blame you
When it's me I can't forgive?"

"These days drift on inside a fog
It's thick and suffocating
This seeking life outside its hell
Inside intoxicating
He's run aground
Like his life
Water's much too shallow
Slipping fast
Down with the ship
Fading in the shadows now
A castaway"

Canturreó la canción como si le llevara a otro mundo:

"Blame
All gone
Away "

"Blame gone away "

"How can I be lost
If I've got nowhere to go?
Search for seas of gold
How come it's got so cold?
How can I be lost
In remembrance I relive
And how can I blame you
When it's me I can't forgive? "

"Forgive me
Forgive me not
Forgive me
Forgive me not
Forgive me
Forgive me not"

Cerró los ojos y arrancó el coche. Y aunque sabía que lo que se avecinaba sería muy duro, salió al camino con el íntimo deseo de que le llevara a un futuro mejor.

CONTINUARÁ...