De nuevo tarde -.-. ya creo que están acostumbrados por mi "retrasamiento" tan seguido. Y solo es porque no he tenido ninguna idea para este cap. No he hecho nada especial por este tiempo (solo he jugado mucho play 2. VICIADA CON RESIDENT EVIL 4). Y también me he hecho una super-hyper-mega fan de avenged sevenfold :DD.

Mejor dejo de hablar y les dejo el cap :/

Capitulo 10: Gran Susto.

Noodle dormía plácidamente en su habitación. A su lado estaba Honey, despertando de un largo y raro sueño atormentador, como siempre. observó que estaba en un saco de dormir. "Noodle debió haberme puesto en esto cuando me quede dormida jugando pokemon". Giró su cabeza hacia donde estaba su compañera de habitación: su almohada estaba mojada… y caia mucha baba de su boca. La castaña se rió para si misma, para no despertar a la japonesa. Se paró y fue caminando hacia el velador de Noodle para ver la hora del despertador. 12:30. Era muy tarde, y curiosamente nadie había ido a despertar a la japonesa. Al lado del despertador estaba el diario que le prestó a Noodle, medio abierto en la ultima pagina. "Asi que te habías dedicado a leer toda la noche… ya debe saber todo". Miró a Noodle dormida dándole la espalda, parecía tan inocente… no podía hacer nada en su contra. Ya no…

-Ajhakdjshdj- bostezo la nipona. Giró hacia su velador para mirar la hora y se encontró con su amiga ojiamarillenta- te despertaste temprano hoy, Honey.

- son las 12:30 ¬¬ eso no es temprano.- dijo Honey indicándole el despertador.

-es raro que no me hayan venido a despertar. Ya es hora de almuerzo.- dijo la nipona restregándose los ojos y poniéndose de pie dispuesta a comer algo.

-Creo que es hora de que me vaya. Te dije que solo me quedaría una noche. Si Murdoc me descubre aquí talvez te rete mucho, y a mi me mate- dijo Honey con preocupación y tomando el diario en sus manos.

-noo! Porfavor, no te vayas. Tu eres mi amiga, y tu no vives en buenas condiciones. Además, quería que me dieras explicaciones de porque ahora eres pobre, y porque le hiciste tantas cosas malas a Murdoc.- dijo Noodle cambiando de una exprecion de suplica a una que pedia respuestas seriamente.

-Esta bien, solo te explicare esas dos cosas- dijo haciendo un dos con sus manos- pero después de eso me ire. Trato hecho?- estiró una mano hacia la nipona con seriedad , esperando que Noodle corresponda el trato. Noodle miró un poco insegura la mano de Honey, pero finalmente la estrecho.

-trato hecho. Primero explicame porque ya no eres millonaria y vives en la calle- dijo Noodle sentándose en su cama , invitando a Honey también a sentarse.

- después de mi desmayo, nunca mas vi a Murdoc. Al parecer se fue a alguna parte, lejos de la ciudad. Mis padres supieron lo que paso no se como… talvez alguien vio lo que paso, y todos en ese barrio de mala muerte me conocían por ser de alta sociedad, y se la terminaron contando a mis padres por alguna recompensa o algo por el estilo. Mis padres me deseredaron , decían que lo hicieron por que una prostituta y no era bueno heredar a gente de mala clase, y le dieron la herencia a mi hermano menor, Matt, que nació 2 meses después de ese hecho. Me desalojaron de mi propio hogar, y solo me quedó vivir en la calle. Hasta que conseguí un trabajo como cajera de supermercado y pude subsistir para comprarme mi actual casa.- termino de contar la verdad con tristeza mirando hacia el suelo.

-Lo siento mucho, tus padres tuvieron que tener una mente muy vil para echarte a la calle- dijo Noodle tratando de consolar a la castaña.- pero todavía me pregunto … porque engañaste a Murdoc? Si no lo hubieses herido tanto… talvez no seria el mismo, talvez hubiese sido mas amable…

-te lo explico: cuando engañe a Murdoc por primera vez con ese chico que no me acuerdo el nombre… bueno ese no es el punto. Lo hice porque notaba que ese tipo me miraba desde que había llegado al colegio, y el me beso de sorpresa cuando andaba a solas por los pasillos. Pero me gusto… y me siguió toqueteando. Pero luego vi de reojo que Murdoc estaba detrás de nosotros y me asuste de muerte… y creo que ya sabes lo demás-

-entonces si lo hiciste con intenciones la primera vez… pero la segunda vez, en mi opinión creo que fue horrible. El hermano de Murdoc es muuucho mas mayor que tu, y tuviste…relaciones con ese tipo! Y además era su propio hermano.- dijo Noodle con tristeza. Pero Honey no la quería mirar a los ojos, solo miraba al suelo entre las sombras y tratando de no llorar por los recuerdos que la invadían.

-creo que Hannibal ya no me puede matar ahora…- dijo Honey tratando de contener las lagrimas y dejando a la japonesa impactada- le fui infiel a Murdoc con Hannibal porque simplemente el me amenazo con maltratar a Murdoc hasta matarlo si no lo hacia. Y si se lo contaba a alguien, el me mataría a mi. Y-yo… no quería hacerlo- dijo Honey empezando a llorar.- no podía hacer nada… o si no mataria a Murdoc… y la peor parte es que…- Honey se limpio las lagrimas que le quedaban y miro a noodle a los ojos. Noodle quedó petrificada- Es que su pdre también hizo lo mismo.

Las dos quedaron en su largo silencio muy largo, pero no incomodo. Noodle estaba realmente impactada, no podía decir nada. No era su culpa… solo era de sus 2 putos familiares pedófilos.

-Creo que ya es tarde, me debo ir- dijo Honey en seco, y se paró de la cama dispuesta a irse, pero una mano le agarró el brazo, y no la dejo irse.

- nunca sentiré lo que tu sentiste, pero estoy muy triste por lo que paso. Y sobretodas las cosas, es que Murdoc lo interpreto mal, no puedo dejar de que esto pase desapersivido. Murdoc tiene que saber la verdad- las ultimas palabras dejaron a Honey en shock. Murdoc no la quería ver nunca mas en su vida, y tendrían que explicarle todo lo que pasó.

-N-no puedes- dijo soltándose del agarre de la nipona y salió corriendo por los pasillos de los Kong studios, tratando de encontrar la salida de ese tétrico lugar. Noodle salío de la habitación corriendo detrás de ella. Finalmente, Honey encuentra el ascensor. Entra rápido a la cabina y apreta el botón del "lobby". Las puertas se cierran cuando Noodle estaba al frente del ascensor, pero no alcanza a entrar y choca bruscamente conlas puertas del ascensor. Observa hacia el lado, y una idea se le vino a la mente: escaleras.

Honey bajo rápidamente del ascensor y trata de encontrar la salida. Vio hacia dos pasillos que se dividían: uno que iba por la derecha y otro por la izquierda, decidió por el ultimo dicho. Había un pasillo que estaba paralelo al otro, y salía una luz de ahí, pero prefirí seguir corriendo y no tomar en cuenta el otro. Pero derrepente siente un fuerte golpe en su codo lo que le hizo caer, al parecer alguien estaba caminando desde el pasillo paralelo hacia el otro al mismo tiempo que ella. Esto era lo peor que le podía pasar en ese momento…

-MALDITO HIJO DE PUTA! QUE SE TE OCURRRE ANDAR CORRIENDO POR MI MALDITA PROPIE…- pero Murdoc observa con quien había chocado.

-l-lo siento- dijo Honey parándose lo más rápido posible para seguir con su camino, y no enfurecer mas a Murdoc. El satanista se quedo estatico en su lugar. Denuevo ella estaba ahí, esa puta denuevo…

Noodle había terminado de bajar las escaleras y estaban los dos caminos: los dos iban en dirección a la salida, pero el izquierdo pasaba por la cocina y el derecho pasaba por la salida al carpark . eligió el izquierdo. Corrió y vió una sombra que se divisaba a lo lejos que estaba sentada en un muro, era Murdoc, que estaba en el suelo.

Murdoc giró su cabeza para ver que se estaba aproximando, era Noodle, y vió que también corría aceleradamente igual que Honey. Evidentemente la estaba persiguiendo. Ella debía saber porque Honey estaba ahí…

-Hey! PARA EN ESTE INSTANTEM MOCOSA!- dijo Murdoc parándose de su lugar y asiendo la para de una forma muy brusca. La agarra de un brazo y la sujeta con fuerza. Noodle no podía liberarse aunque pataleara con todas sus fuerzas.

-suletame! Tengo que irme rápido!- dijo la nipona trando de zafarse del agarre de su "padre" sin éxito.

-NO LO HARE HASTA QUE ME DES EXPLICACIONES DE PORQUE ESA PUTA ESTÁ AQUÍ- dijo Murdoc mirando a la nipona con ojos ascecinos. Noodle entendió y dejo sus intentos de escape para hablar seriamente con el satanista.

- ella necesita decirte toda la verdad- al pelinegro se le dilataron las pupilas al máximo y solo se quedo petrificado- E-ella te conto todo….verdad?

-si. Ahora, creo que lo mejor es que te diga la verdad yo- pero Murdoc no le tomaba atención a Noodle… solo sentía que su pecho se hundía hasta el mas al fondo, no podía respirar, su corazón se había detenido. Murdoc se cayo al suelo de rodillas tomandose el pecho con fuerza con cara de pánico total. No sabia lo que estaba pasando. Sentía que hiba a morir.- M-Murdoc? Que te pasa? Estas bien?- Noodle se dio cuenta el estado en el que estaba su compañero: un ataque al corazón.- CHICOS! DONDE ESTAN!? AYUDENME!- noodle gritaba como podía.

Russel y 2D estaban jugando videojuegos en el living cuando de repente escuchan un grito.

-Russ, Es Noodle! Hay que ir a ayudarla, al parecer pide auxilio- dice 2D muy preocupado, parándose del sillón dispuesto a irse a buscar a su pareja.

- parece que los gritos vienen de la cocina. Vamos D!- dijo Russel llendose del living corriendo con 2d dispuestos a ir al lugar de donde venían los gritos de auxilio.

-porfavor, Murdoc, despierta..- decía Noodle a punto de llorar sujentando el cuerpo de Murdoc en sus brazos.

-que pasa Noodle?! Vinimos corriendo a ver que…- los 2 chicos quedan paralizados al ver a Murdoc inconciente.

-Q-QUE LE PASO A MURDOC?!- dijo 2D un poco exaltado.

- no lo se, NO LO SE! Pero hay que llamar a una ambulancia lo antes posible!- dice Noodle desesperada mirando a sus 2 amigos para que reaccioanran allamar a una ambulancia. Russel tenía su celular en su bolsillo y no dudó en llamar a una ambulancia.

Esperaron 5 minutos a que la ambulancia llegara, ya que el hospital no quedaba muy lejos de allí. No los dejaron entrar a todos en la ambulancia, entonces 2D fue en el auto con Noodle y Russel fue en la ambulancia con Murdoc.

-Fue todo mi culpa…- decía Noodle a 2D mientras lloraba.

-luv, deja de llorar, no fue tu culpa, si?. Solo fue algo de Murdoc.- dijo 2D tratando de consolar a la nipona mientras conducía para alcanzar a la ambulancia.

-No! Si fue mi culpa. Yo le hice tener tantas emociones que le dio un paro cardiaco- dijo Noodle cada vez llorando más.- si muere Murdoc, será mi culpa!- ahora la nipona rompe en llanto, no quería que su padre, compañero y amigo la dejara para siempre, y por lo qu leyó en el diario de Honey, si el muere, se ira al infierno por la eternidad.

-Tranquilizate Noods!, Murdoc va a estar bien. Ya lo conoces, el es fuerte, y puede resistir a cualquier imprevisto que tenga en la vida. No te quiero ver llorar por algo que no es verdad…- dijo 2D mirándola a los ojos y quitando la vista del camino por un segundo.

-Tochi…- Noodle se sonrojó. Se secó las lagrimas rápidamente . 2d paró el auto en frente del hospital y la japonesa le dedico una sonrisa al ojinegro.

-me encanta cuando sonries, amor- Noodle se sonroja aún más y sin pensarlo, le encaja un dulce beso en los delicados labios del peliazul. A 2D lo agarró de sorpresa, pero finalmente correspondió el beso. Noodle lo abrazo con fuerza, porque ella no quería que se acabara ese mágico momento, y el peliazul le abraza la cintura. Finalmente, los 2 se separan suavemente.

-tu eres el único que puedes hacerme sonreir en esto momentos- dicho esto, se van de la mano donde estaba Murdoc. Primero preguntaron en la recepción del hospital donde se encontraba su amigo. "sala 401". Comenzaron a buscar la sala hasta que la encontraron. Russel estaba sentado en las bancas de espera, en frente del cuarto.

-me preocupe porque se tardaban tanto rato- dijo russel abrazndo a Noodle y estrechándole la mano a 2D.

-Lo siento russ, teníamos que resolver unos asuntos con Noodle- dijo 2D

-Aaaaahhh… ese tipo de asuntos- dijo Russel un poco incomodo y llendose a su asiento. El peliazul ,sin comprender lo que su amigo le había dicho, lo sigue. Noodle rueda los ojos diciendo en su mente "porque no comprendes, tochi" y sentándose al lado de su "pareja" a esperar al doctor que les diga los resultados de su amigo.

Se encontraba en un lugar sombrio, pero todo estaba lleno de fuego. Había sombras que se movían y le decían cosas incoherentes. También algunos le decían malos ropa estaba rasgada, y su cara estaba sucia. Cualquier hombre no sabria en que lugar estaba, pero Murdoc si lo sabia perfectamente.

Una gran sombra sale de un árbol que ardía en llamas, que estaba al frente suyo. Era un demonio rojo, con cuernos, una cola que terminaba en una flecha y ojos negros con un punto rojo sangre en su centro. Miró a Murdoc con cara despreciable y su voz tétrica se esbozo por toda esa especie de valle. Las pequeñas sombras se escondieron detrás de algunas llamas al oir ese sonido tan grave y aterrador. Evidentemente, el mismo satanas estaba ahí.

-Hola, Murdoc, Bienvenido al infierno wajajaja- llamas salen pordoquier y hace que Murdoc se asuste como un niño de 5 años en la oscuridad.-deberías saber de que ahora esta es tu parte del trato que cumplir.

-N-no he muerto… no puede ser- dijo el pelinegro confundido.

-Pues lo estas. Ahora tendrás toda una eternidad de sufrimiento interminable. Vengan, sombras de las oscuridades del fuego- dijo llamando a las pequeñas sombras que se escondían en las llamas. Todas las sombras eran diferentes, algunas mas aterradoras que otras.- Tortúrenlo como puedan, es todo suyo.- dijo satanas yéndose lentamente. Pero Murdoc acababa de recordar algo que le había dicho Honey. "puedes hacer tratos con satanas, talvez estafarlo y salvar tu vida con algunos beneficios". Antes de que los demonios lo rodeen para torturarlo físicamente y psicológicamente…

-Espera! Te tengo un trato!- los demonios dejan de avanzar y satanas lo mira de reojo con una sonrisa malvada.

-Asi que un trato, eh?- dijo satanas acercándose al pelinegro y despejando el camino de demonios. – y que es lo que me propones para salvar tu vida?

-SI ME DEJAS IR, YO TE PROMETERÉ UN ALMA DE UNA MUJER, MUCHO MAS FRESCA QUE LA MÍA.- dijo Murdoc decidido, pensando en Honey, ya que era la persona que mas odiaba en el mundo.

-Tentador…- dijo el gran diablo volteándose para pensar. Era un trato muy bueno. – esta bien, pero tienes que firmar un contrato que lo asegura. Pero cuando mueras de nuevo, tendrás que volver a este lugar para pasar aquí tu eternidad.- en las manos de Satanás apareció un contrato y una pluma. Murdoc agarró el lápiz bruscamente sin leer los términos y condiciones, y el contrato desapareció.- Adios, Mr. Niccals. Tendrás 6 meses para traerme esa alma fresca y limpia de la que me hablas.- y Satán desapareció, solo se hizo humo y todo se empezaba a cobrar un color blanco luminoso para Murdoc.

-Quien le puede decir a la familia que este hombre esta muerto?- dice un doctor con preocupación, mirando el cuerpo de Murdoc en la camilla, y el electrocardiógrafo (la cosita que indica los latidos del corazón) no decía pip- pip.

-Yo se los digo- dijo otro doctor parándose de su lugar dispuesto a contarles la triste noticia a sus "familiares". Pero cuando abre la puerta… el electrocardiometro empieza a funcionar de la nada. El cirujano que hiba a contarles la noticia mira atonito la pequeña maquina. "no puede ser… imposible".

-Está… vivo- dijo el otro medico, parándose de su lugar con una gran sonrisa en el rostro.-es un milagro.

-Cierra la puerta! Al parecer el paciente se esta moviendo- decía el primer doctor al segundo acercándose a Murdoc con rapidez y tomandole el pulso del cuello. Empezaba a abrir los ojos.

Murdoc solo vio una luz blanca y luminosa, que luego se convirtió en una lámpara que iluminaba su rostro, rodeado de personas que murmuraban, al parecer eran doctores, pero al principio no podía ver muy bien por la luz que lo hacia ver todo mas borroso de lo normal. Sintió que alguien le tocaba el cuello, era algo molestoso.

-Podrías sacar tus malditos dedos de mi cuello, idiota?!- dijo Murdoc levantándose de la camilla bruscamente, haciendo que el primer doctor se caiga de espaldas, pero el tercer cirujano lo alcanza a sostener. Todos los doctores lo miran con cara de WTF. Ahora Murdoc ve todo con mas claridad. Habían maquinas por muchas partes , el estaba conectado a cables y a una maquina de oxigeno, que se la termino sacando y tirándola hacia quien sabe donde. Se tomo la cabeza para tratar de recordar lo que había pasado antes de esa visión en el infierno. Empezó a recordar ese dolor intenso del pecho. Se agarró la cabeza con una mano y les dirige una mirada a los doctores.- Donde mierda estoy?!

Los doctores simplemente murmuraban cosas como "imposible, si estba medio muerto hace medio minuto" o "santo dios, este hombre es un grosero". Se quedaban impresionados con ver revivir a un muerto, por decirlo asi.

-Disculpe, Sr. Niccals- dijo un hombre viendo el nomebre del paciente en unos papeles que tenía en la mano el doctor 1- Usted esta en el Hospital Saint Charles, hace algunas horas tuvo un ataque al corazón por exceso de alcohol y una molecula del cigarrillo. También por algunas emociones fuertes, talvez.

Entonces Murdoc empezó a recordar todo lo que paso en el pasillo hacia la cocina de los Kong studios. Y también que la noche anterior había tomado 2 botellas de wisky y 2 cajetillas de cigarrillos. También había tenido relaciones con una prostituta, en fin.

-Ahora debe descansar, le daremos de alta mañana por a tarde- dijo el doctor 2 leyendo los mismos papeles que tenia el doctor 1 y Recosto a Murdoc en la camilla.

-Yo le avisare a los familiares lo que paso- el doctor 3 Salió de la sala a contarles los extraños hechos que habían pasado.

"deben ser Noods, Russel y 2D." pensó Murdoc.

En el instante que el doctor 3 cerró la puerta de la sala, NOodle fue corriendo hacia donde él.

-Como esta, doctor?- dijo preocupada la nipona.

-la operación fallo- A la pelivioleta le caian las lagrimas, tapándose la boca.- No llore, señorita, el Señor Niccals esta bien- Noodle no entendí, pero se seco las lagrimas.- Se lo explicaré: Estabamos operando al señor Niccals , tratando de sacar las toxinas que tenía en su órgano, cuando el corazón se detuvo y no pudimos revivir al paciente ni con electroshocks. Nos dimos por vencidos. No alcanzamos a sacar las toxinas de su cuerpo. Pero de repente un milagro se avecinó, el electrocardiometro empezó a funcionar. Ahora esta vivo y coleando. Todavía no sabemos las razones por la "resurrecion" de su amigo, pero lo averiguaremos. Mañana en la tarde lo daremos de alta.

-Gracias, doctor!, se lo agradecemos mucho, mis amigos y yo.- dijo la nipona abrazando al doctor, lo que ha 2D lo puso algo celoso. El medico separó a Noodle de su cuerpo y entra rápidamente a la sala. Noodle se dirige hacia sus compañeros.

-Murdoc está vivo!- dice la nipona saltando de felicidad. Russel y 2D se paran y la abrazan, no se podía explicar cuanta felicidad tenían todos. Aunque su compañero satanista fuera un pesado, terco, malo y sádico, ellos le agredecen desde el corazón por haber hecho que ellos se hubieran conocido y haber hecho una banda tan buena como esa.

Al llegar a los Kong studios, eran aproximadamente las 3 de la mañana. Todos estaban realmente agotados. Todos se fueron a sus habitaciones respectivas. Todos se pusieron sus pijamas y al instante se quedaron dormidos, pero NOodle estaba más inquieta que antes, no podía dormir. Pero luego se le ocurrió una idea:

La pelivioleta se fue caminando por los pasillos de los Kong Studios hasta un cuarto que era su objetivo. La puerta decía "2D's room". Noodle entra sigilosamente hasta llegar donde el peliazul estaba durmiendo.

-Tochi… despierta, amor- dijo sigilosamente. 2D abre los ojos lentemente, y al reconocer a quien lo despertaba, un sonrojo se le hace evidente en su rostro de oreja a oreja.

-N-noodle, q-que haces a-aquí? Son recién las 4 de la mañana- dijo el peliazul en una mezcla de nerviosismo y sueño.

- No puedo dormir, puedo quedarme contigo, Tochi?- el sonrojo de 2D se hizo más evidente con las palabras dichas por la japonesa, pero al mismo tiempo, esa frase le dio muy buenos recuerdos.

*Flashback*

2D estaba en su cama, mirando el techo pensando quizás que, cuando suena un suave golpe en la puerta. Una pequeña chica de 11 años con un osito de peluche entra en la habitación.

-Watachi… tener pesadilla- la pequeña todavía no sabía hablar muy bien ingles.- Watachi poder dormir Tochi?-

2D se queda atonito con su frase. No entendió casi nada. Pero luego de un minuto analizando, era que ella tenia una pesadilla y quería dormir con él. 2D le dejó un espacio en la cama y la pequeña se recostó abrazando a su osito. 2D la rodeó con sus brazos , así Noodle se sintió protegida y pudo dormir tranquilamente al lado del peliazul.

*fin del flashback*

2D le sonríe a Noodle. La nipona le devuelve la sonrisa, y el peliazul se acerca a la nipona para encajarle un beso en los labios. La peli violeta corresponde inmediatamente el beso. El tierno contacto se rompe después de unos segundos.

-claro que puedes dormir conmigo, luv- dijo el peliazul dejándole un espacio para que la nipona se acostara al lado de él.

-gracias tochi- la nipona se acosto en su lugar, siempre mirando a su "pareja". 2D la abrazo.

- quería hablar contigo, Noods-

-sobre que?-

-sobre… nuestra relación- Noodle se sonroja y abraza al peliazul todavía mas fuerte- todavía n-no somos novios, por eso quería pedirte…- a los 2 se les acelera el corazón al máximo.-Quria pedirte si querías ser mi novia.

Noodle se le acerca al ojinegro y antes de besarlo le dice una palabra con su voz dulce:

SI

Los 2 se besan con mucha felicidad. Finalmente ellos eran pareja oficial. Seguían besándose apasionadamente y 2D se empezaba a sacar la camisa. Pero Noodle lo interrumpió.

-T-tochi… todavía no estoy lista- dijo la ojiverde nerviosa y sonrojada por ver a 2D sin camisa… era tan… exitante. Pero ella seguía sintiendo que todavía no era hora para perder su virginidad.

-esta bien, amor. Yo te esperare.- el ojinegro se acuesta al lado de ella y la abraza. Los 2 se quedan dormidos en la misma posición.

A la mañana siguiente…

-2DDDD! NOOODLE! A DESAYUNAR! YA ES MEDIODÍA!- los gritos de Russel se escuchaban por todoe el edificio. El peliazul y la japonesa despertaron al instante por el inmenso ruido que produdia la voz del afroamericano. Los 2 se vistiron lo mas rápido y fueron a la cocina, donde Russel los esperaba con unos exquisitos panqueques.

-Hola Russ!.- dijeron los 2 al unisono cuando llegaron a la cocina.

-Hola chicos! Hay que apurarse, a las 3 de la tarde hay que ir a buscar a Murdoc al hospital- dijo Russel sirviéndoles un exquisito panqueque con miel.

-lo había olvidado!, tengo que llamar a Honey!- dijo Noodle sacando su teléfono celular del bolsillo de su short. 2D y Russel la miran con confucion.

-pero si a Murdoc le va a dar un ataque de corazón si es que la va a ver de nuevo!- dijo Russel .

- Confia en mi, todo saldrá bien- Noodle saca su teléfono celular y empieza a marcar el numero de su amiga.

Murdoc despertaba de un sueño placentero después de 12 horas de dormir. Se levanta en su lugar. Seguía en el hospital, no era una simple pesadilla. "Otro puto día de aburrimiento. Solo mirar al techo… creo que voy a volver a dormir." Solo cerro los ojos y volvío a dormir.

Después de otras horas…

El satanista abre los ojos de a poco… sentía una presencia. se sienta bruscamente en la camilla. Ve hacia todos lados… y sus suposiciones eran correctas. En una silla, Honey estaba sentada a un metro de su lugar.

Continuara….

Tenia que cortar el cap aquí para no hacerlo tan largo :P espero que les haya gustado. Review si les gusto! Como siempre acepto comentarios constructivos. Mi personaje a cobrado mucho protagonismo… eso era lo que no quería hacer, pero tenia que hacer esto para que entiendan los próximos caps. Creo que ya he escrito mucho. Bye! :D