LA NADA ES EL TODO


"De la nada surgió todo, tanto el mundo conocido ... como el desconocido.

Por tanto, la Nada es el Todo.

El Todo es la Nada.

Y la Nada es La Mu"


Capitulo 1: Muerte


Perdí ...

He perdido. No solo la batalla, sino también la vida.

Ahora, mientras Light me retiene en sus brazos, lo único que deseo es gritar: "¿Lo veis? Tenía razón ¡Él es KIRA!" ... pero ... p-pero no puedo ...

No puedo ...

Quiero soltar un grito desgarrador. Pero no puedo.

Quiero llorar desconsoladamente y sin control. Derramar cada una de las lagrimas de dolor y frustración que he retenido durante toda mi vida ... Pero no puedo

No puedo.

Porque ... la vida en mí se esfuma ... lentamente.

Mi visión se vuelve borrosa, hasta que finalmente todo ante mis ojos se oscurece, como si de pronto el mundo fuera cubierto por un enorme velo negro. Y finalmente, todos los objetos y personas ante mí se desvanecen, como si en realidad nunca hubieran existido. Como si todo a mi alrededor fuera pura farsa.

Mi cuerpo se vuelve enormemente pesado a cada segundo que pasa. Es como si el peso de mi propio cuerpo moribundo me estuviera aplastando. Mis parpados parecen pesar una tonelada. No puedo abrirlos ni aunque sea por un instante, no puedo ... no puedo ... es un esfuerzo demasiado arduo.

La vida en mí se apaga. Se apaga lentamente. Hasta que ya no queda nada. Nada en absoluto. Solo oscuridad.

Obscuridad ...

La sonrisa retorcida de mi asesino grabada en mi mente, torturándome, hasta el último segundo de mi muerte ...

Obscuridad ...

La amarga decepción de mi derrota ante Kira devora mi alma, así como lo hace este sentimiento de profunda tristeza que tiñe cada uno de mis confusos e incoherentes pensamientos. Pero medida que pasan los segundos, siento que ya nada de eso importa, ni kira, ni los criminales, ni la maldad del mundo, ni nada. Ahora todas esas cosas parecen insignificantes. Lo verdaderamente importante es la sensación de que acabo de perder lo más valioso y maravilloso que poseía, y que a su vez, es quizás el don más increíble e inexplicable del mundo: la vida.

La he perdido.

Ya no me quedan fuerzas. Ni siquiera para mover un solo musculo. Mi cuerpo ya no pesa, porque ya no lo siento.

No siento mis brazos.

No siento mis piernas.

No puedo ver. No puedo oler, ni tocar, ni sentir, apenas puedo pensar.

Nada.

No me queda nada.

Absolutamente nada. Solo el silencio de mi muerte.

...

...

Y de pronto ...

D-De pronto ...

Todos mis sentidos volvieron a mí de golpe. Brusca y salvajemente. Mi cuerpo fue sacudido con una terrible convulsión. Un extraño hormigueo se apodera de cada fibra de mi ser, como si cada una de mis células hubiera comenzado a vibrar. Sentía como si mi cuerpo moribundo ascendiera hasta las nubes y traspasase una especie de membrana invisible. Era una sensación extraña y electrizante, que provocó calambres violentos extendiéndose por mi frágil cuerpo.

Grité. Grité a pleno pulmón.

Sentía una sensación muy intensa. Muy frenética y caótica. Lo más confuso es que no sabía si era una sensación dolorosa o no. Lo único que sé es que todo a mi alrededor era muy confuso y que, por primera vez en la vida, no tenía ni la menor idea de lo que hacer ni qué pensar. Me sentía perdido.

De repente mi mente, vacía e inerte, se lleno de caos. Era como si yo fuera una especie de recipiente vacio al que, de repente, alguien llenó con un remolino de confusas sensaciones, de pensamientos, de ruidos, voces, imágenes, y un sinfín de cosas difíciles de describir con simples palabras. De sentirme muerto y completamente vacío he pasado a convertirme en un ser con los sentidos completamente alterados y a experimentar una serie de visiones completamente frenéticas que sacuden mi mente sin piedad. Pero a pesar de la confusión, pude distinguir algunas de esas visiones:

Eran ... e-eran mi memoria. Mis recuerdos. Eran toda mi vida ante mis ojos. Pude ver a mis padres, a la Wammy's House, a Watari ... a la enorme cantidad de criminales que he mandado a prisión ... a mis sucesores , a Light, a los miembros del equipo de investigación ... a-a ... a ÉL.

Le veo a él.

A ese hombre de cabellos negros y ojos penetrantes, que parecen capaces de robar el alma con tan solo una mirada; Ojos que provocan un escalofrió de terror por todo el cuerpo. Ojos siniestros ... de un hombre retorcido y tenaz. Un hombre ... que un día fue mi sucesor. Qué fue, es y será siempre la oscura sombra de mi pasado. Mi dulce pesadilla. El mayor error de mi vida: Beyond Birthday.

B ...

Un extraño sentimiento de culpa me invade cada vez que pienso en él. P-Porque ... porque sé muy bien que yo fui el causante del turbio destino de B y el trágico final de su compañero A: los primeros candidatos de la línea de sucesión, anteriores a Mello, Matt y Near.

Si ...

Soy culpable del fracaso de mis sucesores. Yo fui quien presionó a A sin darse cuenta de que aquel pobre chico se encontraba estresado y angustiado por el gran peso y responsabilidad que suponía el tener que ocupar mi lugar. Fui yo quien se descuidó y no vigiló bien a B tras el suicidio de A. Fui yo quien provoco, con mi descuido, que me odiara con todas las fuerzas de su alma. Sin querer, desperté el lado más psicótico de su mente, y con mi errónea actitud, impulsé en él el descabellado deseo de volverse el mejor criminal del mundo, solo para sobrepasarme y obtener así mi atención.

El suicidio de A ... los horribles crímenes que B cometió como un desafío a mi autoridad ... yo fui el verdadero culpable de todo eso. El orgullo nunca me dejó admitir esto en voz alta. Siempre he tratado de ignorar lo que pasó con B. Siempre traté de no pensar en ello, pero subconscientemente él siempre estaba presente.

Si no, ¿por qué elegí el apodo de 'Ryuzaki', tal y como B hizo en su momento? ¿Por qué le 'robe' su alias?

Fue por la culpa. Lo sé. Yo fui el culpable. No hay razón para negarlo. No ahora que la muerte está revelando mi lado más humano, tal y como hace con cada una de las personas moribundas que caen en su letal garra. Fue mi culpa. Lo admito, lo admito ... y ... lo siento.

¿Por qué todos estos recuerdos, pensamientos e imágenes acuden ahora a mi conciencia?

Es más, ¿por qué estoy pensando si estoy muerto?

...

Y ...

De pronto, un brusco resplandor cegó mis ojos e interrumpió estas preguntas sin respuesta. Todo se cubrió de luz, y finalmente ... mi mente no pudo aguantar más ...

... y colapso.

Todo lo que hubo a partir de ahí fue ... silencio.

Un silencio mortal.

Y todo volvió a la oscuridad.


Ese sonido, ese suave arrullo que percibían mis oídos ... Esa fue la primera cosa que percibí cuando recuperé la consciencia. Se trataba de un sonido tranquilo y relajado, que se parecía al dulce murmullo de un mar en calma bañando con sus gentiles olas la fina arena de la playa. De hecho, incluso podía sentir el tacto de la arena bajo las palmas de mis manos. Podía sentirlo como si fuera absolutamente real.

... q-que ...

... ¿Dónde estoy?

Confuso, fruncí el ceño y traté de abrir mis ojos, pero lo único que vi fue un montón de manchas borrosas y desenfocadas. Mis ojos dolían por el simple hecho de abrirlos. Dolían mucho, así que rápidamente los cerré con fuerza. Mi vista parecía estar alterada, así como mis otros sentidos, que parecían estar fuera de lugar.

Al tener todos mis sentidos aturdidos, me sentía completamente desorientado. Llevé una mano a la cabeza y traté de despejar mi mente. Tras unos minutos, sentí que poco a poco me iba encontrando mejor, un poco más calmado y sereno. Sin embargo, seguía sintiéndome muy extraño, como si no fuese el mismo. Como si algo en mí hubiera cambiado.

Masajeé mis sienes con una de mis manos. Entonces me di cuenta de que mi sentido del tacto se había vuelto hipersensible. Tanto que podía sentir con absoluta perfección cuantos granos de arena había en cada una de las yemas de mis dedos.

Qué extraño ..

¿Qué estaba pasando? ¿Por qué estoy pensando? ¿por qué estoy sintiendo?

Se supone que estaba muerto , ¿o no? ... Y no hay sitio al que ir cuando uno muere, la propia Death Note lo dejó claro en sus escritos: 'Todas las personas cuando mueren van a La Mu' . Y la Mu es la nada. Y en la nada no puede existir ... nada. ¿Verdad? ... Decir que vas a La Mu es como decir que tras la muerte no hay nada, y que tu cerebro, cuerpo y alma (suponiendo que exista el alma) mueren juntos.

No hay otra forma de entender esa regla escrita ... ¿verdad?

¿Verdad?

Fruncí aun más el ceño y finalmente abrí los ojos. Parpadeé varias veces. Me escocían de forma abrasadora, como si alguien hubiera echado brasas ardiendo en el interior de mis parpados.

Traté de incorporarse, pero no parecía tener control de mi propio cuerpo. Era como si ... me hubiera transformado en algo distinto ... algo que no camina, habla, respira o se mueve de la misma que ... q-que una persona normal ... y viva ...

Mi rostro normalmente inexpresivo adquirió una expresión de pura confusión y preocupación, sobre todo cuando mi visión se agudizó y con estupefacción pude ver todo cuanto había frente a mí.

Oh dios.

No daba crédito a lo que veía ...

...

Un mar.

Veía un enorme mar que se entendía frente a mí. Sus aguas eran tan tranquilas y calmadas que más que un mar parecía un inmenso lago cuya superficie era lisa como un espejo. Pero eso no es lo que realmente me asombró. Lo impactante era ver como decenas, no ... cientos, quizás miles de personas caminaban sobre las aguas como si de suelo firme se tratara. Todos, vagando ausentes como zombis o almas en pena, se dirigían hacia el horizonte, donde se podía divisar un cielo completamente negro. No cubierto de nubes negras, no. En realidad no había ni una sola nube. Simplemente, el cielo era negro como el carbón, y eso provocaba que las aguas del mar, que normalmente reflejaban el bello color azul del cielo, adquirieran un tono gris oscuro muy tétrico y lúgubre.

Pero en ese horizonte fúnebre no todo era oscuro, pues allá, en la línea que separaba el cielo de las aguas, brillaba una inmensa bola luminosa de color blanco, que emitía leves destellos parpadeantes. La luz emitida por ella provocaba la formación de sombras y destellos extraños, que se reflejaban tanto en las rocas que sobresalían sobre la superficie del mar como en las personas que vagaban sobre las aguas. Este efecto de luces y sombras daba un toque aun más tétrico al lugar, consiguiendo que todo luciera aun más inquietante de lo que ya era.

Ignorando el lúgubre paisaje, observé curioso como algunas personas alcanzaban aquella bola luminosa y entraban en ella, como si fuera una especie de portal.

¿El portal a ... otro mundo? ¿Al mundo de los muertos? ... No. No puede ser ... tiene que haber una explicación a todo esto. Y debo encontrarla.

Pero ... ¿qué otra explicación podría haber?

Cerré mis ojos bruscamente, tomé aire e intenté relajarme y pensar con claridad. Fue entonces cuando me di cuenta de lo asfixiante que era el ambiente en torno a mí y del frio helador que invadía el lugar. Era peor que estar encerrado en un congelador en medio del polo norte, y sin embargo, ni siquiera estaba tiritando y mi piel no estaba erizada a consecuencia del frio. De hecho, ninguna de las personas que formaban la enorme masa de gente que merodeaba por aquí parecía tener el más mínimo síntoma de frio. Es más, muchos parecían estar completamente ausentes de todo lo que les rodeaba y simplemente se dirigían hacia la luz, como hipnotizados por su magnifico esplendor. Como si ... la luz les llamara ...

Todos y cada uno de ellos parecían desear atravesar ese resplandor parpadeante. Incluso yo siento que tengo el irrefrenable impulso de correr hacia él, sin siquiera molestarme en saber realmente lo que es.

Intentando evadir este peligroso impulso, observé cómo varias personas se dirigían hacia la luz a paso lento y con una sonrisa en el rostro, mientras que otros lloraban desconsoladamente a cada paso que daban, como si no quisieran aceptar que estaban muertos. La mayoría de los que estaban allí parecían personas mayores, pero también había muchos jóvenes, niños y bebes ... Casi todos parecían personas normales, excepto unos pocos ... como ... aquellos que caminaban sin cabeza, sin brazos o sin piernas, algunos con ropa normal y corriente, otros luciendo un uniforme militar y otros llevando ropas rasgadas que mostraban todas las heridas que les llevaron a la muerte. Unos tenían heridas de bala y ... otros simplemente estaban completamente mutilados y se arrastraban por las aguas de una manera que no sabría cómo explicar ... pero puedo asegurar que era sumamente espeluznante.

Con tan solo echar un vistazo a cada persona podía adivinar el motivo de su muerte con un 75% de probabilidad. También podía asegurar que, la atmosfera que se respiraba entre todas ellas estaba cargada de sentimientos, y entre los más predominantes estaba la pena y el dolor por la vida perdida que todos los que estamos aquí dejamos atrás.

Mientras observaba todo esto, me puse en pie con dificultad. Me tambaleé un poco, pero finalmente logré controlar mi equilibrio. Me sentía liviano y mi piel parecía aun más blanca que antes. Cuando mis piernas dejaron de temblar, mis pies descalzos jugaron nerviosamente con la arena de la orilla en que me encontraba, utilizándola como distracción mientras reflexionaba. Esta arena era muy blanca y brillaba con cada resplandor que la luz producía. Me llevé una gran sorpresa cuando, de improvisto, apareció frente a mis narices una persona, que emergió desde las profundidades de la arena, como si fuera un ser llegado de un mundo subterráneo. Pero no era el único que aparecía de ese modo. Algunos hombres emergían directamente en el agua, apareciendo como por arte de magia, pero otros emergían en este pequeño palmo de tierra rodeado de agua. Entonces me di cuenta de que yo también llegué de la misma manera, es decir, ascendiendo hasta llegar aquí y emerger de entre la arena, justo como hacían los demás.

¿Cómo hice eso?

¿Por qué estoy aquí y qué es este lugar?

¿Por qué esa luz me atrae tanto?

¿Y qué es lo que debería hacer ahora? ¿Entrar en la luz o quedarme aquí y no descubrir qué clase de horror o bendición me espera en ella?

Mordisqueé mi pulgar mientras pensaba frenéticamente. Me encontraba ahora mismo en un mar de dudas, y nunca mejor dicho. Pero no es el momento de que tomar una decisión. ¿Ir hacia la luz o ... no ir?

¿Qué haré ...? ¿qué debo hacer?


NA: A medida que avance la historia, procuraré introducir a todos los personajes muertos del Death Note (y algún que otro personaje sorpresa), que acompañaran a L en este viaje por La Mu. Habrá romance y aventura con toques fantasiosos o de ciencia ficción. En esta historia también relataré otra manera de ver La Mu (una manera que acabo de inventar xD) y explicaré como funciona este mundo.

Espero que les guste la lectura. Besos~

PD: Los personajes del Death note no son míos. Solo los uso para crear esta historia xP