Capitulo 1: Rencontrandote con el pasado

Sus labios se apoderaron de los míos y lo único que pude hacer fue sujetarme a sus anchos hombros, la pasión me cegaba llevaba dos años trabajando con los Cullen y casi desde el comienzo la atracción por Edward había sido inevitable.
- Tenemos que detenernos- le pedí.
- No, llevo mucho deseando esto – mustio casi suplicante.

Sus manos se deslizaron ávidas por debajo de mi falda paseando sus dedos por encima de mis medias, la experiencia se hacia presente en el roce de sus dedos que ansiosos se abrían paso a través de mi ropa, sabia que aquello no estaba del todo bien, por que el era mi jefe y yo su secretaria, además tenia reputación de mujeriego incurable pero la razón mas fuerte era que necesitaba el empleo para pagar mis estudios en la universidad y no podía arriesgarme a que el me despidiera si esto salía mal o si se arrepentía. Mi cerebro no dejaba de enviarme advertencias pero mi inconciente parecía gritarme y alentarme para que me abandonara al placer, y así lo hice, me deje llevar, supongo que no sabia como lidera con las hormonas, era la primera vez que mantenía relaciones con alguien, era inexperta, crédula tenia apenas 20 años y él me había dicho que nada cambiaria entre nosotros que la relación tan cercana que teníamos antes de esto seguiría igual, antes que me despidiera claro, No se por que pero los rumores comenzaron a circular y todos en el trabajo se enteraron de que yo estaba viéndome con el jefe afuera de la oficina y supongo que eso fue motivo suficiente para que el sintiera vergüenza y me reubicara en la oficina de unos amigos colegas, que sucedió con los Cullen luego? La empresa se mudo del país cerraron al mes siguiente de mi despido, yo comencé a buscar ubicación en otro lado por que no querría estar relacionada con los Cullen para nada así que pedí trabajo en varios lugares y lo conseguí en el despacho de los Cooper, Richard mi jefe es muy bueno llevo cinco años ahí, si salgo con alguien? No, nunca en estos cinco años he vuelto a frecuentar a alguien, si Edward es parte de mi pasado? En parte. Por que? Por que además del recuerdo tengo algo suyo…Mi hija, Renesmee.

- Bella se te va a hacer tarde para ir a la oficina! – grito mi amigo desde el piso de abajo.
- Ya voy Emmet! – Le respondí mientras terminaba de vestir a mi princesa – Vamos Ness, es hora de ir a la escuela.
- Déjala yo la llevo, ya se te hizo tarde! – se lamento Emm tomando a Nessie.
-Gracias eres un ángel – le dije dándole un beso en la mejilla.
- Listo para ir a la guardería con el tío? – le preguntaba a Ness.
-tu eres como mi papa…además yo soy una niña grande iré a la escuela le decía Ness.
Emmett me miro confundido sin saber que decir, él se había mudado con nosotras cuando Nessie nació, el necesitaba un lugar a donde vivir y yo me aliviaría si el pagaba la mitad de la renta, Nessie le decía papa justamente por la cercanía que tenia con el.
- Soy tío…tío Emm - le decía mientras salía por la puerta con la niña en brazos.

Me apresure a terminar de alistarme y Salí a toda velocidad a la oficina, cuando ingrese y ocupe mi lugar habitual de gerente de presidencia, el entorno estaba raro, notaba a mi jefe demasiado serio.
- Bella necesito hablar contigo – me pidió.
- Si – dije preocupada.
- La empresa esta en la quiebra – dijo desmoronándose.
- Que!? – dije sorprendida
- si, pero descuida te hemos reubicado, por tu hija, sabemos que necesitas una fuente de ingreso.
- Pero…pero en que empresa?
- La misma que acaba de comprarme los restos de mi empresa, es una empresa de modas, italiana, pude reubicarte por que el presidente estudio finanzas conmigo, solo tu y otros empleados serán enviados a trabajar alla.
- Gracias – dije triste.
- Descuida Bella, se tu situación, créeme estarás cómoda alla, es una empresa familiar y ellos son buena gente.
- Gracias Rick…
- De nada, toma este es el cheque de tu liquidación, disculpa tal vez no sea el momento pero, me gustaría salir a tomar un café contigo...llámame si te parece bien.
No sabia que decirle, mi jefe era muy apuesto pero no me sentía atraída a el…
- Voy a pensarlo…y te llamare.

Salí en silencio de aquella oficina y camine a casa abrigada por las nubes grisaceas que anunciaban que el cielo iba a desplomarse pronto, cuando llegue a casa, me di cuenta que estaba triste por cambiar de lugar de trabajo, ya me había acostumbrado a mi lugar y mi puesto, estaba un poco preocupada, pero decidí cocinar para despejar la mente. Emmett me había llamado para decirme que recogería a Ness del jardín de infantes así que me dispuse a terminar de cocinar la cena con postre incluido.
Esa noche cenamos los tres juntos mientras yo le contaba a Emm lo que había pasado.
Dos días después me llamaron de la nueva empresa para una entrevista de trabajo, la chica que me entrevisto me designo como secretaria del presidente de la compañía..me indico una dirección, para pasar a medirme el "uniforme" que la empresa facilitaba a sus empleados, yo estaba acostumbrada a llevar ropa holgada jamás me imagine que el uniforme fuera las falditas y las camisitas demasiado ajustadas, la chica que me midió los uniformes, se llamaba Alice parecía algo rara, me comento que acababa de unirse a la compañía de su novio, ella era la que personalmente se dedicaba a diseñar la ropa, sostenía que en una empresa de modas todos debían estar muy prolijos y presentables
Mentí asintiendo pero me parecía demasiado exagerado para mi gusto.
Salí de ahí y fui por Neisse al jardín infantes, ella estaba feliz por que le había prometido que la llevaría al parque central..
- Mami puedo tener un perrito? – me pregunto camino al parque.
- No, en casa no hay lugar para un perrito cariño.
- Y un gatito?
- El tío Emm es alérgico a los gatos cielo.

- No es justo nunca puedo tener nada! – dijo haciendo pucheros.
- Cariño ya hemos hablado de….
- Mami mira! – dijo cortándome en seco
Mire en dirección donde ella me indicaba y vi una sesión de fotos montada a mitad del parque con reflectores y una hermosa modelo posando, no parecía ser la única en haberlo notado pues la gente estaba mirando igual de embobada que yo.
- Nessie te gusta? – le pregunte pero solo obtuve silencio.
Mire hacia abajo y mi hija no estaba, el miedo se hizo presente en mi, un calor horrible subió por mi rostro y la presión en el pecho se hizo insoportable, un infarto, no, era pánico, por que no sabia donde estaba Nessie…la busque en todas direcciones pero no logré verla..mire hacia el lugar de los reflectores y pude divisarla, se dirigía justo a donde la modelo estaba de pie. Comencé a correr pero sabia que no iba a llegar a detenerla con tiempo.
Cuando estaba a mitad de camino escuche….
- Corte! Que mier….pasa? – la voz del director se escucho por todo el parque – de quien es esta niña?
Me quede estática en el lugar, mi cerebro le ordenaba a mis piernas que se movieran pero mis extremidades parecían cementadas al piso.

Vi que un hombre se acerco a Nessie y la levanto en brazos, mientras la sesión fotográfica continuaba. Salí de mi trance y comencé a moverme en dirección del hombre de cabello cobrizo.
- Disculpe es mi hija – dije haciendo que el hombre volteara…

Yo sabia que el destino era cruel pero jamás espere una jugarreta semejante…mis ojos casi se salen y el oxigeno de mis pulmones me abandono.
- Isabella – dijo con su melódica voz

- Dame a mi hija – le pedí como voz dura y exigente.
El me la paso, y me miro con media sonrisa…aquella que yo recordaba muy bien…aquella que me había vuelto loca cuando era una joven.
- como has estado? – me pregunto.
- Bien..gracias por sostenerla, debo irme – dije dándome la vuelta y saliendo lo mas rápido que mis piernas me lo permitieron.
Seguía alterada y caminando a toda velocidad…por que tenia que aparecer otra vez…por que todo era tan injusto para mi?
- Mama quien era ese señor? - pregunto Nessie con sus ojitos azules mirándome.
- Edward…Edward Cullen.
- Es amigo tuyo?
- Si, lo fue hace mucho tiempo cariño, pero ya no.
- Era tu novio? – pregunto sonriente.
- No, por que preguntas eso? – me extrañaba la manera en que mi hija pensaba a veces.
- Por que pareció alegrarse cuando te vio, el sonrío..
- No se por que cariño pero no es así…por que no cambiamos de tema y decidimos que vamos a cenar con el tío Emm esta noche…hoy es viernes y podemos pedir pizza…que opinas?
- Me gusta pero… - dijo poniéndose una manito en el mentón.
- Pero? – pregunte mirándola atenta.
- Tío Emm menciono esta mañana que saldría con su amiga de Internet – me recordó.
- Oh! Seremos nosotras dos entonces.
Nessie era muy atenta y demasiado inteligente para su edad, daba la impresión de tener al menos el doble de su corta edad, le gustaba expresarse correctamente siempre que podía, era muy clara al hablar, si no fuese por su corta estatura y por su menudito tamaño juraría que tenia diez años.
- Por que no tengo papa? – me pregunto por enésima vez.
- Papa tuvo que irse de viaje…ya te lo he dicho.
- Pero ni siquiera me mando nunca una postal, Serra que no me quiere?
- Claro que si te quiere! Pasa que donde el esta no hay correo - le mentí.
- Mama…nunca has tenido otro novio que no sea mi papa?

- No, es que no necesito a nadie te tengo a ti mi sol! – le dije abrazándola.
- Pero a mi me gustaría tener un papa…además de Tío Emm por supuesto.
Me quede en silencio, pensando en las palabras de Ness ella se merecía tener un papa, tal vez si salía con alguien nos querría a las dos. Pero no quería arriesgarme a salir lastimada de nuevo, Edward ya había sido suficiente experiencia como para salir lastimada de nuevo…Pero tenia que tomar riesgos…
- Ness te gustaría que mama invitara un amigo a cenar esta noche, los tres?
Ella sonrío y dio saltitos y supe que era un gesto de aprobación…
Cuando llegue a casa Emmett ya se había marchado dejando una nota sobre el mantel…

Queridas Bella y Nessie, No voy a llegar a dormir esta noche tengo una cita con mi amiga de la cual les he hablado antes, seguramente no la recuerdes Bells pero pregúntale a Ness ella seguro lo recordara, pasare la noche en su apartamento, de modo que cierren bien las puertas y las ventanas, les deje 100 dólares extra en el frasco del dinero en común, por si necesitan algo, si ocurre algo marquen a mi teléfono les atenderé sin problemas, las amo! Por favor no se metan en problemas, compórtense, nos vemos en la mañana.
con cariño Emm.

-Mama vas a llamar a tu amigo?
- Si – dije eligiendo un vestido de mi closet.
- Puedo yo también ponerme un vestido?
- Claro, ve a tu cuarto y elige el que mas te guste – la anime.
Me maquille y me peine dejando mi cabello suelto, Rick había aceptado venir a cenar con nosotras, estaba nerviosa, no se por que, tal vez seria por que era la primera vez en cinco años que vería a un hombre para una cita, o tal vez el echo de que el incidente de la tarde no se esfumaba de mi cabeza, por que había vuelto? Estaba viviendo aquí?, el timbre me saco de mis razonamientos y allí estaba mi ex-jefe con un ramo de rosas y un oso gigante.
- Bella – me dijo cuando abrí la puerta.
- Rick – gracias por venir, me apresure a darle un beso en la mejilla.
- Hola – dijo Nessie muy tímidamente.
- Hola! Tu debes ser la hermosa Reneesme – comento – esto es para ti – dijo dándole el oso.
- Gracias es hermoso! – dijo abrazando al muñeco.
- Y esto es para ti bella Bella – me dijo dándome el ramo – Ya se que quedamos en cenar en la casa pero las invito afuera, iremos a un restaurante de lujo.
- Si! – grito Nessie.
- Anda, que dices preciosa? – me pregunto.
- Esta bien, vamos – acepte.
Fuimos en su auto a aquel lugar el cual el había mencionado…era precioso y parecía demasiado caro…
- Parece muy costoso – dije incomoda.
- Nada es demasiado para este par de bellezas – dijo feliz.
Mi hija se veía igual de contenta, ella estaba siendo cargada en los brazos de Rick.
- Parecemos una familia – dijo Nessie feliz.
- Lo seremos – le aseguro Rick.
Yo solo me incomode un poco por la franqueza de ambos…Nos sentamos en frente de una ventana que daba al exterior del lugar…pedimos pasta al mejor estilo italiano…
- Sabes voy a extrañarte cuando no trabajes mas con migo – me aseguro tomándome de la mano..
- Si yo también, pero nos veremos en contextos diferentes ahora – le asegure mirando a sus ojos esmeraldas.
- Eso me hace mucha ilusión – me confeso, en todos estos años me moría por invitarte…
- Por que no lo hiciste? – le pregunte.
- Simplemente no me parecía profesional, piensa el revuelo que hubiese causado que yo saliera con alguien de la oficina…te imaginas?.
Claro que podía imaginarlo, lo había pasado ya y no era agradable…volví a imaginar sus ojos azules en los míos y sus besos repartidos por todo mi cuerpo…un estremecimiento me recorrió el cuerpo entero.
- Estas bien pregunto Rick?
- Si – le asegure.
- Mama ya termine mi comida…puedo ir a ver los pececitos? – me pregunto refiriéndose a la pecera enorme que había en mitad del comedor…
- Esta bien, ve pero no te alejes demasiado – le pedí.
Rick poso los ojos en mi pequeña, y sonrío…
- Bella ella es hermosa – comento – su papá debe estar orgulloso.
- Soy madre soltera – le confesé.
- Pero por que?
- Por que el se fue del país antes de que yo pudiera decirle que estaba esperando un hijo…y jamás pude establecer contacto de nuevo con el , pero por otro lado es mejor por que ni mi hija ni yo hubiésemos contribuido nada a su vida, el era un hombre demasiado ocupado.
- Espero que sepas que ustedes dos encajan perfectamente en la mía, tu y nessie…
- Donde esta Nessie!? – pregunte alterada cuando no la vi. por ningún lado…
- estaba allí – dijo Rick poniéndose de pie….
Mi acompañante salio afuera para ver si se había ido a la calle y yo comencé a buscarla en todo el lugar pero seguía sin aparecer, las lagrimas comenzaron a descender por mis mejillas..
- Tranquila, esta conmigo.
La voz a mi espalda me hizo tensar completamente, era esa voz, su voz…