Future Diary: First World

Autora: Gabriela Scarlet

Resumen: ¿Por qué Yukiteru no fue "uno" con Yuno en el primer mundo? Tal vez porque en ese mundo, el estaba enamorado de un chico: Akise Aru. Akise x Yukiteru.


Chapter one: Day By Day

Levantarse cada mañana no era tarea fácil. Yukiteru enfrentaba todos los días un montón de cosas. Para comenzar no le gustaba la escuela. Era soportar lo rutinario y el hecho de estar siempre solo. No tenía sentido volver más tarde a casa para encontrar habitaciones vacías.

Su único entretenimiento fue un Dios imaginario llamado Deus. Solían hablar juntos de un montón de cosas. Aunque, siempre consciente de que nada era real. Algunas veces para bajar la tensión hablaba con otra pequeña niña imaginaria muy cómica, su nombre es Muru-muru.

Yukiteru tenía todo. Las herramientas necesarias para no necesitar interactuar con otro ser humano: Su imaginación. Aún así, había otro entretenimiento, el mejor de todos. Aun mejor que hablar con Deus y Muru-muru. Ya que podía llevarlo a todos lados y recordar que cosas interesantes han pasado en su día.

El nombre de esa salvación, el entretenimiento y lo que lo mantenía con algo de interés en el mundo: Diario. Algo sencillo, que cualquier otra persona no le vería uso más que para hablar por teléfono. Pero para Amano Yukiteru, ese diario era su vida.

Fue por eso que lo llevaba a todos lados. Incluso algo tan poco especial como ver una piedra podría ser interesante. ¿Por qué no? Yukiteru no era estúpido, sino que cada pequeña cosa podría salvarlo algún día. Esos pequeños detalles podrían ser una gran diferencia.

Un día en la escuela, pidieron a todos los estudiantes escribir un sueño. Una meta de vida que quisieran cumplir a la larga. Yukiteru no sabía que escribir. Había muchas cosas que quería devuelta en su vida: La atención de sus padres. Amigos. ¿Quizás alguien que lo ame? Todas esas cosas eran apenas sueños lejanos para un chico callado y solitario. Solo sueños vacíos.

Pero con la hoja en blanco y el reloj corriendo, tenía que pensar en algo. Quería llegar a casa y todavía no podía llenar los espacios. Había una persona en el Aula. También parecía estar pensando que escribir.

Yukiteru miró al cielo y recordó las estrellas. Aunque era un atardecer, siempre que miraba de vuelta al cielo pensaba en estrellas. Como miraba durante las noches, emocionado por esa sensación de luces alrededor. Entonces, Yukiteru tuvo un momento de inspiración y comenzó a escribir.

El sonido del lápiz resonó, llamando la atención de la otra persona. Cuando Yukiteru acordó, ya tenía una línea escrita.

"¡Quiero ver las estrellas!"

– ¿Quiero ver las estrellas? – Dice un chico sonriendo de lado, tomando el hombro de Yukiteru.

– ¡Tú…! ¿Eres Akise-kun, verdad? – Yukiteru responde sorprendido.

Recordaba a Akise Aru de un montón de cosas: El presidente del comité estudiantil, bueno en los deportes y el primero en crear un club exclusivo para la investigación. Tantas actividades hicieron que se volviera muy popular. Lo que provocó que Yukiteru se intimidara y ni siquiera le dirigiera la palabra.

– Sí. Yo también tuve problemas escribiendo mi ensayo – Respondió.

– ¿T-tu? Alguien como tú debe tener muchas metas… – Yukiteru dijo encogiéndose de hombros, incómodo.

– Ojalá – Dijo simplemente, cortando la conversación y pasando a otro tema – Hey, Yukiteru-kun. ¿Puedo ver las estrellas contigo?

– Akise-kun… – Yukiteru dijo con los ojos muy abiertos – ¿Por qué?

– Tal vez no deba ser muy imprudente. ¿Te estoy molestando? – Akise preguntó, quitando la mano del hombro de Yukiteru.

– N-no – Yukiteru respondió. Y Akise sonrió.

– Uf ¡Que alivio! – Akise dice cruzando los brazos. – ¿Entonces podemos ser amigos?

Yukiteru se levantó de su asiento, mirando la sencilla línea escrita. [¡Quiero mirar las estrellas!]

Un amigo. Su primer amigo. Y era entre todas las personas este chico. Alguien con el que podría ni siquiera llevarse bien, igual que con todas las otras personas. O podría ser alguien que por primera vez lo entienda. Eso sería la mejor cosa de todas. Tal vez ya no necesitaría a Deus, ni su mundo imaginario creado para no interactuar con otros seres humanos. Tal vez no necesitaría escribir todo el tiempo en su diario. Porque por primera vez, tendría un amigo.

– S-si. Me gustaría ser tu amigo, Akise-kun – Yukiteru respondió con una sonrisa.

Akise extendió su mano, Yukiteru dudó por un momento, pero finalmente la tomó. Estrechando su mano, se sentía como si hubieran cerrado un importante contrato, una importante promesa, y una única amistad.

Y la protegería como el tesoro más valioso.


Sip, un capítulo muy corto (Aunque muy importante). Espero que les guste el concepto de la historia. Me gustaría saber su opinion con un Review, y a ver a donde llega este fic junto con el otro del "Detective y la Cereza" Prometo subir los capítulos más seguido, y por cierto...Sinceramente, ya tenía ganas de hacer un Akise x Yuki.

Les recomiendo escuchar la canción "T-ara Day by Day" en este capítulo. Más adelante le crearé un Soundtrack.