Bueno hoy empiezo esta nueva historia que habéis decidido vosotras (:

Disfrutad (:

Nos vemos abajo!

Capítulo 1:

Diez de la mañana y todavía estaba en pijama, vestida únicamente con la camiseta grande que me había regalado Gale por mi cumpleaños, una camiseta suya. Llevaba saliendo con Gale cuatro meses y sí nuestra relación no era la común, nunca lo había sido, él y yo fuimos mejores amigos antes de pasar a ser novios. Fue muy difícil para mí al principio porque Gale era solo un amigo pero cuando noté lo que sufría decidí que era hora de darle una oportunidad, aunque yo creía que no sentía lo mismo me dejé llevar.

Y fue así como llegamos a este punto, este punto en el que no sé si realmente quiero a Gale como un futuro esposo, como un hombre o realmente estoy con él por no hacerlo sufrir…

Mi mejor amiga Madge dice que yo no quiero a Gale que solo lo hago para no hacerlo sufrir, y además tiene la teoría de que Gale lo sabe pero se deja llevar….Yo no sé que pensar.

-¡Katniss Everdeen!, ¿En qué estás pensando?- Llegó Finnick sentándose a mi lado y me giré para observar como cientos de chicas me mataban con la mirada, odiaba este instante, me gustaba pasar desapercibida y por culpa del atractivo de Finnick Odair no podía.

-Mierda Finnick has hecho que todo el mundo me mire- Le susurré.

-Kat- Me miró estresado- Quítate esas manías de una vez, no pasas desapercibida aunque te lo parezca y no es culpa mía- Sonrió triunfante.

Annie, la novia de Finnick desde….Toda la vida, llegó como siempre corriendo y estresada.

-¡Hola, Kat!, Cariño- Dijo depositándole un beso en la boca a Finnick.

-¿Qué te pasa a que viene tanta prisa?

-Tengo que entregar los trabajos de audiovisuales hoy y Madge aún no ha llegado- me reí por el simple hecho de que Madge nunca llegaba a tiempo a nada- No es gracioso Katniss sin ella no puedo.

-Tranquila llegará.

Sentí como un coche aparcaba bruscamente me giré para encontrarme a Madge y a Rue saliendo corriendo del coche de su madre.

-Perdóname Annie.- Dijo ella y después nos saludó.

-No pasa nada, ahora vámonos- Annie y Madge se fueron corriendo y Finnick se fue al gimnasio me quedé sola con la pequeña Rue.

Rue era adoptada, la habían traído hacía ya dos años y todavía no se había acostumbrado. Me recordaba a la enana de mi hermana y necesitaba protegerla, Madge no la cuidaba lo suficiente.

-Buenos días pequeña- Le dije amablemente.

-Hola Katniss, ¿Y Prim?- Prim era mi hermanita y eran grandes amigas, aunque claro Prim se tenía muy creído que era la guapa y a veces no se daba cuenta pero dejaba algo de lado a Rue.

-Está en el patio de atrás, ¿Te acompaño?

-No, voy yo sola gracias- Me dijo yéndose tímidamente, como siempre.

Me quedé sentada en aquel banco esperando que llegara Gale y para poder irme para mi clase.

-Hola Kat- Me dijo Glimmer, era una animadora muy popular y muy guapa, y además mi acompañante en el laboratorio, no sabía que fuera tan amable hasta que la conocí.

-Hola Glim- Le sonreí.

-¿Qué haces aquí tan sola?

-Esperando a Gale.

-¡Dios!, ¿No os separáis?

-La verdad no- Sonreí y ella me acompañó.

Su hermano apareció y se dirigió a nosotros, siempre me quedaba mirándolo, no sabía bien por qué pero ese chico me parecía extremadamente guapo. Sus ojos eran azules, pero más claros que los de su hermana, su pelo era color cobrizo y se movía con el viento, caminaba lentamente y sonreía todo el rato enseñando su perfecta sonrisa, sí, era hora de volver al mundo de 'Katniss no llames la atención'.

-Hola chicas- Nos saludó y besó a su hermana en la mejilla.

-Hola- Le contesté tímidamente y evité sonrojarme todo lo que pude.

-Hermanito, ¿Vienes a por las llaves del coche?

-Si.

-Lo siento pero tendrás que quedar con Clove otro día- La maldita zorra esa que se ligaba a los más guapos siempre y de tres en tres- Hoy tengo que ir al centro comercial a comprar el vestido para la boda de papá.- Su padre se había divorciado de su madre hacía tiempo y se había enamorado perdidamente de la hija de su promotor.

-Yo también tenía que ir.

-Pues vamos juntos- Glimmer me miró- ¡Oye Kat, vente conmigo necesito la ayuda de una buena persona y tú eres ideal!- Me tensé.

-Glimmer….No creo ser la persona ideal para ir de compras…

-Pero si tú vistes muy bien.

-Pero en mi estilo.

-¡Anda….!- Me miró con ojos de cachorrilla.

-De acuerdo.

-Llama a tu casa y le dices que no vas a comer, si Elizabeth te pone problemas me avisas- Miró a Peeta- Tú ven a recogernos cuando terminen las clases.

-Tú mandas.

Me fui a clases porque Gale no apareció y me senté al lado de Finnick como siempre.

-Hoy estás contenta, ¿No?

-Tengo un día normal- Le dije mientras seguía con los ejercicios de matemáticas.

-He visto tu conversación con Glimmer y Peeta.

-¿Y?- Pregunté mirándolo directamente.

-Kat….- Se ríe silenciosamente- Cuando va a ser el día que lo admitas.

-¿Qué admita el qué?- Sabía la respuesta pero así no me sonrojaría tanto.

-Que te pone Peeta Mellark.

-¿Pero qué dices?-Dije sin evitar sonrojándome- Tengo novio.

-¿Y qué? Lo tuyo con Gale va a terminar cuando él decida que ya es demasiado evidente que no lo quieres.

-Si que lo quiero.

-Sí pero no como un novio- No pude contestar porque sabía que tenía toda la razón del mundo.

-Dime, ¿Tú y él ya habéis…?- Me sonrojé de inmediato. La respuesta era negativa pero yo rodé los ojos, solo había tenido relaciones sexuales una vez y había sido con primer novio a los quince….Cato Redform el que ahora se pasea con cualquiera, un gran amigo de Glimmer….

-No hemos tenido relaciones.

-¿Y sabes por qué?

-¿Por qué vamos despacio?- Pregunté con ironía.

-No, porque no te pone nada porque lo ves como un hermano y porque te da hasta asco besarlo, tienes que ver la cara que pones.

-Es mi cara de siempre.

-No, nunca la tienes de amargada hasta que estás con él, la situación te va a sobrepasar en algún momento así que tú decides…

Tener todo el día a Madge y a Finnick con la charla no ayudaba pero tampoco los podía culpar querían cuidarnos a los dos y que no nos hiciéramos daño, aunque yo ya había hecho el suficiente aceptando la propuesta de Gale y dejándome llevar.

Salí del edificio todavía con la charla de Finnick en la cabeza y me choqué con alguien…

-Ten cuidado patosa- Me dijo Cato, sí el hombre que me había hecho mujer me trataba como una mancha en la pared.

-Gilipollas- Murmuré mientras recogía mis cosas.

Me acerqué al aparcamiento y allí estaban los dos hermanos rubios más guapos del mundo.

-Hola Kat- Me saludó Glimmer con un beso en la mejilla y Peeta levantó su mano.- Vamos de compras.- Se emocionó.

Llegamos al restaurante del centro comercial y nos sentamos en una mesa para tres, Glimmer y Peeta se sentaron en frente a mí. Pedimos de comer y charlamos de cosas estúpidas hasta que llegó uno de los peores momentos de mi vida…Glimmer se fue al baño y me dejó sola con Peeta, no sabía que hacer…

NO SONROJARSE, NO SONROJARSE…..Continuará….

…..

No es gran cosa para empezar pero bueno…. Ya me lo diréis vosotros, irá avanzando y como siempre ya sabéis que pecó de ir rápido pero no lo puedo evitar xDD.

POR UN REVIEW OS MANDO UN AUTÓGRAFO DE FRAN PEREA QUE LO VI AYER JAJAJAJA (SÉ QUE NO ES GRAN COSA XDD)

BESAAAACOOOOOS GENTECIIILLAAA (: