Hola~!

Bueno, pues esta es mi primer historia que subo...jeje, por ahora no tengo mucho sobre esta pero, al menos ya la empece a escribir

Este...pues los nombres de Grell, Will y Ronald no son mios (T^T) solamente Loveless(:

Entro a la oficina, con esos aires de frialdad que siempre demuestra, al igual que siempre, observo a los alumnos de nuevo ingreso, pero, durante su introducción, alguien lo interrumpio, un shinigami de cabello rojo al cual llevaba yo tiempo de ver ahí sentado, el shinigami will nos presento toda la oficina y lo que un shinigami hace, mientras nos enseñaba todo el trabajo que ahí se hacia, el shinigami…creo que era Grell, o algo asi, estaba parado junto a nosotros, sin mostrar algún gesto, hasta que llegamos a ver al director de gafas…Lawrence Anderson, mis compañeros empezaron a decir estupideces, fue cuando el shinigami…¿grell? Nos conto que era necesario que tuviéramos mas de mil años para obtener nuestros propios lentes. Ese shinigami rojo, realmente me asusto un poco con su actitud cuando se le acercaba a Will…daba algo de miedo, pero aun asi, me cayo bien…aunque aun me da miedo.

Tardamos un poco en salir porque Will recordó su pasado, lo se por la forma en la que veía al vacio, era normal esa vista, mientras eso pasaba, decidi salir a dar una vuelta a la oficina, averiguar donde estaba lo que estaba buscando, claro que despues de salir de la oficina de Anderson me quite los lentes, no me gustaban, pero sobre todo me provocaban dolor de cabeza, es ahora cuando entiendo que los shinigamis son realmente ciegos.

Mientras mas me alejaba de ahí, mas pedía que nadie me viera, claro esta que nadie se fijaría en un shinigami como yo, bueno, yo no soy relamente un shinigami, pero mi aspecto si era para notarse, mi cabello era un tono muy oscuro de morado además de largo, quizás un poco mas largo que el del shinigami rojo, me detuve en un lugar que parecía la recepción de la oficina…no recordaba pasar por allí, fue entonces cuando un shinigami rubio se me acerco y me pregunto que si me había perdido, al verme sin lentes me pregunto que donde los había dejado, entonces me tire al piso y fingí estarlos buscando, le dije que me los quite un momento pero no recordaba donde los había puesto, entonces el me ayudo a buscarlos, claro, tuve que sacarlos del bolsillo y tirarlos cerca para evitar problemas, el los encontró y me los puso gentilmente, le sonreí tímidamente y me tomo de las manos y me ayudo a levantarme, nos quedamos viendo y el se presento:- mi nombre es Ronald Knox, un placer y tu eres….- a lo que yo respondi.- Loveless…Loveless Sutcliff.- el me vio con ojos de asombro, quizás por mi nombre o no se, en eso llego William y mis compañeros y con uan voz muy fría dijo:- Knox, que crees que haces con el?.- yo no sabia donde meterme, el era realmente guapo como para que alguien como will lograra alejarlo, pero asi fue, Ronald me solto se disculpo y se fue, quería morirme en ese instante voltee a ver a will y me dijo:- Sutcliff-kun, relamente tienes grandes habilidades para desaparecerte, pero eso solo será esta vez.- el shinigami rojo se sobresalto cuando dijo eso, el le respondio que no había hecho nada, a lo que Will le tuvo que explicar yo también me apellidaba Sutcliff, fue cuando tuve que presentarme…otra vez…- Mi nombre es Ainonai, aunque muchos por facilidad me dicen Loveless, Loveless Sutcliff…

Jeje, que les parece ^^, si, quizas me adelante un poco...pero bueno, no importa ya pronto les dejo el 2do capitulo :3

Por cierto, Ainonai, dividido en silabas es: Ai-No-Nai y significa sin amor en japones :D