Ok, mil perdones por haberme tardado en publicar el siguiente capi. Este es uno de los que mas me gustan. Ahora si cumpliré mi promesa y tratare de publicar los capítulos tan seguido como pueda. De nuevo esta es una historia de "Lechat23". Los personajes pertenecen a Yoshiki Nakamura. Gracias por seguir leyendo el fic.


Capítulo 4: Una llamada telefónica y una confrontación

"¡Hola! Juliena habla..."

"Hola, Julie-san. ¡Ha sido mucho tiempo!" dijo Kyoko desde la otra línea. "¡Espero que no te moleste!"

"Kyoko! ¡Kyaa... ha sido muchísimo tiempo! No, tu eres siempre bienvenida a llamarme en cualquier momento que quieras."

"Uhm, me preguntaba sobre el mensaje que me dejaste."

"Ah... sí... bien... ¿Bueno, tal vez, ya sabes... él se encuentra contigo?"

Kyoko se encogió. No había querido decirle a Julie sobre Kuon todavía.

"Ehm..."

Julie podía sentir la incomodidad de Kyoko. Supuso que Kuon se había reunido Kyoko. Ella realmente quería asegurarse de ello, aunque dijo: "En realidad, no me corresponde a mí decir pero es relacionado con Kuu".

"..."

"¿Te he dicho lo que Kuon hace para ganarse la vida?"

"Él es un actor, ¿verdad?"

"Es cierto... pero rara vez actúa porque siempre le dan papeles antagonistas. En su lugar el prefirió ser un especialista."

"..." ¿Él habrá estado igual que yo cuando empecé a actuar? Kyoko se acordó de cómo Kuu la reprendió por haberse negado todos los papeles antagonistas que había recibido en ese año.

"Ah, debes pensar que es una tontería, veras Kuu acaba de recibir una oferta de película y como el director los conocía tanto como padre e hijo, pidió que Kuon fuera el doble Kuu."

"Oh... eso debe ser difícil para él".

"Así es. Él la rechazó al instante y el director se enfadó mucho y me dijo todo tipo de "palabras tabú".

"¿Qué clase de...?"

"Kuon siempre odia ser comparado con Kuu. Puedes adivinar lo que el director dijo, ¿verdad?"

"Sí... y entonces... ¿por qué crees que estaría en Japón?"

"Lo conociste, ¿verdad?"

"..."

"¡Kyoko, por favor! Por favor, dime. Si no me dices, voy a ir a Japón en este momento..."

"¡Espera Julie-san!, por favor espera ¡Está bien! Lo admito, él está aquí ahora, en mi casa."

"¡Gracias a Dios! Lo debiste de haber dicho desde el principio. ¿Puedo hablar con él?

"Yo no lo creo-Ya es tarde aquí. ¡Le dije que fuera a dormir!"

"¿Cómo esta?"

"Esta bien Julie-san, pero sigo sin entender. ¿Por qué vino aquí en primer lugar?" No puedo decirle que Kuon fue robado y herido. Lo siento, Julie-san!

"Me alegro de que se encuentre bien. ¿Puedes decirle que me llame?"

"Va a ser mejor que lo deje estar por un tiempo, ¿no le parece? Cuando esté listo, le llamara. Estoy segura."

"Si tú lo dices..."

"Julie-san, ¿por qué él pensó que yo era una anciana? ¿Qué le dijiste?"

La risa de Julie se oyó claramente desde la otra línea. "Yo no he dicho nada engañoso. Te lo juro... Yo sólo dije que yo tenía una muy buena amiga llamada Mogami Kyouko. Y que a menudo me regañaba por no comer adecuadamente. También le dije que eras buena en la cocina. Kuon siempre es bueno en tratar con las personas mayores. Y cuando le conte más de ti, que siempre estas en buenos términos con los ancianos. Creo que sé que es lo que lo engañó... "

"Julie-san con todo esa explicación él debe de haberse confundido".

"Sí, él debe de imaginar que alguien que se atreva a reprender a su madre tendría que ser una señora mayor. Tengo 50 años, ¿por lo que tendría que tener 60 o algo así?"

"Ah... eso es todo. Ahora le pido un pago fuera de esto. Usted no me está haciendo ningún bien, Julie-san!"

"¡No te preocupes! Te enviaré mi último diseño de forma gratuita."-Julie volvió a reír- "¡A cambio, me vas a enviar una foto cuando lo recibas!"

"Hey, eso no es un pago. Tendré que modelar para ti y gratis... eso es hacer trampa, Julie-san..."-Kyouko bufo podía oír la risa de Julie desde la otra línea.

"Ah... ¡vamos!" Ella dijo con una voz muy dulce

"¡Está bien, tú siempre ganas!" Kyoko se rindió. "Ah, y Julie-san, creo que aun no le deberías decir sobre esto a Papá, quiero decir ah Kuu-san."

"Ya sabes que puedes llamarlo papá, como siempre... Tú eres nuestro segundo Kuon después de todo."

"No le dijo a Kuon de esto, ¿verdad? Va a ser muy embarazoso si él sabía que yo actuaba como él para una prueba de actuación de papá."

"No, no lo hicimos. Voy a tratar de evitar que Kuu se entere por ahora, pero no puedo prometerlo. Él se ocupará pronto con esa película, aunque..."

"¡Genial! hablare con usted otra vez, Julie-san. Dile a papá que lo amo."

"¡Claro que sí! Buenas noches, Kyoko! ¡Te quiero!"

Sonrió y puso su teléfono de nuevo cerca de la almohada. Siempre fue divertido hablar con los Hizuris. Ella ya había pensado en ellos como sus padres. Su madre la abandonó cuando ella tenía 12 años de edad. Nunca pensó que podría experimentar el amor maternal, pero Julie le dio eso. Ella conoció a Julie en su cumpleaños número 17. Julie y Kuu le regalaron una joya por su cumpleaños. Ella lo llamaba "Princesa Rosa". También fue Julie quien le enseñó a caminar como una modelo ya que en su época había sido la modelo más famosa.

Miró a su mesita de noche. Había una pequeña bolsa encima. Ella la tomó y la abrió. Una piedra azulada estaba dentro de esta.

"Corn... ¿qué debo hacer para ayudar a Kuon? Es tan afortunado por tener padres amorosos, pero él los dejó. ¿Quieres hacer una magia para aliviar su dolor? Él era igual que tú."

No puedo escapar de la mano de mi padre. Sus manos son demasiado grandes. Recordó lo que le había dicho Corn en el pasado. Se quedó dormida poco después, sin soltar la piedra de Corn en sus manos.


Kyouko soñó con Corn esa noche. Vio todos los recuerdos de Corn y ella. Los recuerdos cuando le mostraba sus 88 de nota y la forma en que su madre le dijo que ella era una inútil. El recuerdo de cuando jugaban cerca del rio y su voltereta hacia atrás. El recuerdo de cuando Corn se iba para el mundo de las hadas, y cuando él le dio la piedra que todavía atesora hasta ahora.

La cara de Corn estaba mas clara en su sueño, y al ver sus ojos verdes y escuchar como él la llamó, se despertó y se quedó quieta. "¡De ninguna manera! Ese era Kuon. ¿Kuon era Corn?" se dijo a sí misma. "Jaja yo creo que estoy loca... no es posible..." Se rió de sí misma y se volvió a dormir.


Kuon ya estaba en el comedor cuando Kyoko estiró su cuerpo y salió de su habitación.

"Buenos días, Kyoko-chan!" El sol de la mañana cayó sobre el pelo de este y Kyoko se acordó de su sueño sobre Corn.

Kuon realmente le recordaba a Corn, su amigo de la infancia perdido hace mucho tiempo, el llamado príncipe de las hadas.

"¡Buenos días, Kuon-san!"

"¡He hecho el desayuno para nosotros!"

Kyouko miró a los huevos carbonizados y una barra entera de pan cubierta de mermelada y mantequilla. Ella lo miró con incredulidad. "Uhm, ¿qué es esto?" Parece el desayuno que me preparaba papá el aquella prueba de actuación.

"Lo siento. Yo no soy un buen cocinero, Kyoko-chan. Me temo que sólo puedo hacer esto. Estos son huevos fritos y pan con mermelada".

"¡Por lo menos, lo hubieras tostado o cortado!" dijo Kyouko y se rió. Eso era lo que le había dicho Kuu en esa prueba de actuación.

"Ah, lo siento, no soy bueno con un cuchillo, pero si lo quieres, lo voy a cortar para usted ahora..."

"¡Espera! La forma en que sujetas el cuchillo es demasiado peligroso, Kuon-san..." Kyouko apresuradamente tomó el cuchillo de su mano.

Kyouko asentado en la silla y se corta el pan en varios pedazos.

"Itadakimasu!" Dijeron ambos al unísono.

Kyouko cogió los huevos. Grrith!

Kuon levantó la cabeza y se sonrojó, "¡Lo siento!"

"No, está bien. La cáscara de huevo contiene calcio. Es bueno para los huesos y los dientes", le sonrió ella y se rió interiormente. Esto es como mirar hacia atrás en el pasado. Así que es por eso papá dijo que hice un buen trabajo en la interpretación de su personaje.

Kuon miró boquiabierto.

"¿Qué pasa?" Sonrió ampliamente.

"Gracias, Kyoko-chan!"

Kyoko-chan. Kyoko-chan. La voz Corn estaba sonando en su cabeza. Ella inclinó la cabeza y le preguntó: "Ne, Kuon-san. Usted ha dicho que esta es su tercera vez en Japón, ¿no? ¿Ha estado en Kyoto antes?"

"Cuando yo tenía 10 años de edad viaje a Kyoto, con mis padres. ¿Cómo sabes eso?"

"Kuu-san era de Kyoto, así que me lo imaginaba."

"Oh..." Su rostro se ensombreció.

Él es probablemente Corn. Kuon era Corn. Ella suspiró para sus adentros. ¿Por qué dijo que era un hada? Mis cuentos de hadas acaban de destrozarse.

Terminaron el desayuno y se instalaron en la sala de estar. Estaban sentados uno junto al otro mientras bebían su café. "¿Cómo conociste a mi madre, Kyoko-chan?"

"Ella fue mi mentor en el modelaje, también fue la que me enseñó a caminar como un modelo para mi papel en un drama."

"¿Usted es actriz?" Parecía abrumado por el hecho.

"¿Yo no le he dicho eso ayer? ¿Qué crees que he estado haciendo?"

"Ehm, yo no lo sé. ¿La dueña de una guardería?"

"¿Qué?" Ella parpadeó rápidamente. Estaba sorprendida por su conjetura.

"Es el tipo de amas de casa. Pensé que tenía que ser algo relacionado con eso."

Kyouko se rió. "Estás siendo gracioso. No hay forma de que una guardería abra hasta las 11 de la noche." ¿Tipo ama de casa? Eso era lo que Mouko-san dijo antes. Kyoko se encogió interiormente.

"Ah, tienes razón..." Él sonrió tímidamente.

"¿Y qué va a hacer en Japón? ¿Siendo un especialista también?" Le preguntó sin rodeos.

Kuon se estremeció. ¿Cómo lo sabe? Ella..."¿Has llamado a mi mamá?"

¡En el blanco! Me descubrió. Kyoko se maldijo interiormente. ¡Kyoko estúpida!

El rostro de Kuon se ensombreció. "¿En serio?"

Ella suspiró y asintió. "Lo siento..."

Se levantó bruscamente y dijo: "¡Te dije que no hagas eso!"

See...Señor Demoniaco! Kyouko tenía miedo de su repentino arrebato. Se puso de pie y dijo: "No es que yo deliberadamente le dijera que estabas aquí. Es sólo que se las arregló para que lograra decirlo. ¿Por qué estás tan enojado?"

"¿Que es lo que mi madre te dijo?" Su mirada parecía lanzara dagas hacia ella.

"Ummm... tu trabajo en los ., la razón probable para que vinieras a Japón, y..."

"¿Y qué...?" La agarró por los hombros y la sacudió.

Kyouko hizo una mueca ante el dolor que él le provocaba. "¡Kuon! ¡Me lastimas!"

La soltó y se disculpó profusamente. "Lo siento, no fue mi intención..."

Kyouko se frotó los hombros. Se sentía adolorida. Los apretones de Kuon eran muy fuertes. "No tiene por qué ser tan enojado! Tu madre está muy preocupada por ti. Ella no le dirá a papá... quiero decir Kuu-san ... que estás aquí".

"¿Llama a mi papá, papá?" Pareció sorprendido.

Ella se sonrojó. "No hay nada malo en ello. Yo pienso en ellos como mis padres..."- Kuon no tiene que saber por qué llamo a su papá, papá.

"..."

Kyouko se sentó en el sofá y tiró de sus manos. Él obedeció y se sentó de nuevo. "Con esos padres tan amorosos, ¿por qué te fuiste?"

"¿Te ha dicho acerca de qué es exactamente lo que hice en el mundo del espectáculo de allí?"

"¿Que es un actor y doble de cine y que prefiere ser un especialista, también que has tenido suficiente con los roles antagonistas?"

"Estás bien informada..."

Ella se detuvo y dijo: "Los roles antagonistas no son tan malos. Se necesita de un buen actor para interpretarlo bien..."

"Hablas como mi papá".

"Fue lo que me dijo. ¡He estado en la misma situación!" Ella le gritó.

Kuon miró con asombro. "¿En serio?"

"Yo hice lo mismo. Bueno, ahora tengo más papeles protagónicos también, pero haría cualquier papel para el que me requiriesen. ¿No es eso todo acerca de ser un actor? ¡¿No me digas que tienes favoritos?! Papá me dijo que un actor no puede" tiene que favorecer a ninguna de las funciones. No podemos ser exigente acerca de los roles."

"Realmente suenas como papá".

Kyoko se rió. "Entonces, ¿por qué no sigues su consejo? Él es un buen maestro."

"No entiendes mis sentimientos."

"Ah... estás actuando como un niño otra vez." Ella chasqueó los brazos y tiró de su cabeza hacia abajo sobre su regazo.

Se sorprendió cuando le tiró. La sintió acariciar su cabello de una manera suave. "¡Escúchame! Si siempre tienes favoritismo sobre los roles, entonces ¿cómo puedes mejorar tus habilidades?"

"Probablemente no entiendo su sentimiento, pero sé que se siente terriblemente mal que le comparen con papá todo el tiempo. Te sientes sofocado y que no puede seguir así. ¿Estoy en lo cierto?" Lo miró con una sonrisa suave.

Él le devolvió la mirada. "Sí, pero..."

"Papá es papá, y tú eres tú. ¿Qué tal si empiezan a actuar de nuevo en Japón? Puede utilizar un nombre artístico. Todo el mundo lo hace. Nosotros..."

No había terminado lo que estaba diciendo cuando una fuerte explosión se escuchó en toda la sala. Se miraron el uno al otro confusamente.

"Pensé que eras una buena chica, Kyoko. Sólo vine para decirte que tenia otra novia y que quería terminar". Shou se paró frente a la pareja.

Kuon se levantó inmediatamente y miró a Shou.

"Él no es mi novio." dijo ella con amargura.

"Entonces, ¿qué está haciendo allí, descansando su cabeza en tu regazo? Incluso estabas dándole palmaditas en la cabeza. Y se veían tan acaramelados..."

"Yo no tengo nada que explicarte... ¡Fuera!"

"Wou... ¿Nos separamos y te unes a un extranjero? Entonces, ¿Has estado durmiendo con este extranjero? Me acusas, pero mírate, tú no eres más que una puta ..."

Paff! Kuon da puñetazo en la mandíbula de Shou. Kyoko se quedó quieta. Ella no era capaz de comprender lo que había pasado ante sus ojos.

"¡Por favor, cuida tu boca, Shou!" Kuon no sonaba seguro cuando dijo el nombre de Shou.

"¡Kuon! ¡No!" Kyoko se puso de pie y mantuvo arriba la mano de este. "Shou! ¡No es lo que estás pensando!"

"¡Él te lastimo, Kyoko!" dijo Kuon.

"Eso no significa que puedas golpearlo. Él es una celebridad." dijo Kyoko.

"¡Suelta mi mano, Kyoko! Te prometo que no lo golpeó." Kyoko le soltó la mano a pesar de que todavía se sentía dudosa.

Shou estaba aún sentado en el suelo. Jadeaba duro. Sintió la sangre en la boca y escupió en el suelo.

"¡Escucha, Punk! ¡Será mejor que vallas! Yo no sé cuál es tu problema, pero no me gusta cómo la insultaste." dijo Kuon furiosamente.

"¿Cómo te atreves a poner tus manos sobre mi novia?" -dijo Shou y trató de golpear a Kuon, pero él lo evitó y le lanzo dagas con la mirada.

"¡Te sugiero que vayas a casa, si no quieres salir herido, mocoso! Y ella ya no es tu novia. No la mereces... ¡Párate y saca tu trasero de aquí!"

Kuon enojado era realmente aterrador. Shou sintió que se le helaba la sangre. Se paró y dejo el condominio con un gran estruendo.

"¿Estás bien, Kyoko?" Kuon se volvió y miró a Kyoko con preocupación.

Ella se estremeció y se echó a llorar. Kuon la tomó en sus brazos y le acarició la cabeza, aliviando su dolor.


Se oyó por teléfono móvil a un Yashiro muy furioso.

"¿Él hizo qué? Ese hijo de puta... te juro que realmente voy a estrangularlo cuando me encuentre con él ..."

"Yashiro-san, ya paso. Él no va a venir de nuevo, creo que..."

"Es bueno saber eso, pero ¿cómo?"

"Me las arreglé para espantarle salió de la habitación con un poco de fuerza, aunque..."

"Eso es bueno. Ehm, Kuon-kun, me gustaría te pusieras en contacto con la administración del edificio. Ella tiene que cambiar su cerradura de la puerta. No quiero que ese mocoso entre en su habitación de nuevo."

"De acuerdo. ¿Kyoko tiene alguna cita esta mañana?"

"Kyoko no tiene nada programado hasta las 2 de la tarde. ¿Crees que puedes hacer que ella me conteste ahora? Hay pequeños cambios en su horario actual."

"Está bien..." Kuon miró a la niña que estaba entre sus brazos y dijo suavemente, "Kyoko, Yashiro-san tiene que hablar con usted..."

"Yashiro-san..." su voz temblaba un poco.

Yashiro suspiró y dijo: "Kyoko-chan, voy a ser muy rápido. ¡Escucha! Tienes una reunión con el director comercial y en la noche otra con el dueño de una tienda. Será a las 7 de esta tarde. Por favor trae alguno de sus vestidos formales con usted ya que el dueño de la tienda nos ha invitado esta noche al Hotel Teioh. Así que tienes 2 horas después de las sesiones de teatro para prepararte para la cena. El Shachou dice que Woods-san se hará cargo de tu maquillaje. "

"Ya veo... Gracias, Yashiro-san."

"¡Nos vemos más tarde, Kyoko-chan!"

Kyoko desconecto su teléfono móvil y se recostó contra Kuon.

"¿Estás bien?" Él preguntó.

"Sí, creo que sí... gracias, Kuon-san."

"Sabes, que puedes llamarme solo Kuon".

"No puedo. Me siento muy íntima". Ella se sonrojó un poco ante la sugerencia implícita.

"Eres una chica educada". Se rió entre dientes.

Kuon apretó sus brazos alrededor de ella, esta se sentía soñolienta mientras él le acariciaba el pelo. Se sentía como Caín. ¡Tan cálido! De pronto se irguió y empujó lejos Kuon. "¡Lo siento! Yo..." Ella se escapó a su habitación dejando a un Kuon aturdido.


¡No! Me he jurado que no iba a creer en ningún hombre nunca más... ¿Qué demonios hago? Tengo que permanecer lejos de Kuon. No puedo estar demasiado cerca de él. Él podría ser mí príncipe hada Corn pero sigue siendo un hombre. El hombre no puede ser creído. Van a hacerme daño... Y yo imaginando a Caín en su lugar. Perdóname, nii-san...

Después pasaron varios minutos, su respiración volvió a la normalidad. Ella logró recomponerse y se dirigió al cuarto de baño. Se echó agua en la cara y miró en el espejo.

"¡Tú eres buena, tú no necesitas a un hombre! Puedes sobrevivir sin un hombre!" -Le dijo a su sombra en el espejo.

Se las arregló para sonreír de nuevo y se olvidó de todo lo ocurrido en esta mañana. Ella cerró los ojos.

Yo estoy bien. Yo estoy a salvo. No voy a caer en el amor otra vez. Voy a ser fuerte.

Cuando abrió los ojos, ella era la misma de siempre.


Y? ¿Que tal les pareció al capi? Jejeje este es uno de los que mas me gustan… uff aunque se vienen un montón que son mas interesantes. Gracias por seguir leyendo el fic.

En el próximo capitulo: Tsuruga Ren.

Traten de adivinar de que se trata!