Death Note, como de costumbre, sigue sin pertenecerme :)

Me temo decir que éste es sólo el prologo. Es decir, que la historia aun va a tardar algunos días en ser subida, por lo que os pido paciencia.

Espero que, pese a todo, os guste esta segunda parte de Life Note.

LIFE NOTE II: Guerra Santa

Tras quemar la Death Note de Amanda, Ryuk estaba aburrido.

Aquella alocada chica de cabellos negros y mirada felina le habia prometido un gran espectáculo, y pese a haber reído bastante con ella, ni por asomo fue lo mismo que la diversión de la que disfrutó cuando Light Yagami se apoderó de la Death Note y sembró el caos en el mundo entero.

Mordió una de las manzanas de su mundo, pero pronto la tiró con desgana a un rincón oscuro como tantos otros de los allí presentes, asqueado.

-Vaya, vaya, Ryuk.- Se burló otro shinigami de aspecto igualmente singular.- Las manzanas han dejado de ser buenas, ¿verdad?

El aludido sólo se sentó encima de la calavera de algún gran animal que siglos atrás estuvo vivo y observó su mundo, podrido.

También observó en lo que se habia convertido Light Yagami, ahora de pleno en el "oficio" de Dios de la muerte.

Sus rasgos más característicos y que le permitían diferenciarlo de un shinigami normal era la sonrisa de satisfacción que sentía al matar. Normalmente, los shinigamis que conocía apuntaban nombres por puro instinto de supervivencia, no por gusto.

Light lucía un cuerpo alto, fornido y encorvado, como la mayoría de los presentes. Tenía una venda envolviendo todo su cuerpo y su rostro era un poco más "humano" que el resto. Sus ojos eran de un rojo intenso y tenía algunos cabellos castaños en su cabeza. Su espalda era de un gris oscuro, y unas alas igualmente grises sobresalían de ella.

-Las cosas han dejado de ser divertidas, Light.

-El mundo shinigami está podrido.- Se sentó al lado de su viejo compañero y lo observó un rato junto a él.- Y tenías razón; es muy aburrido. Y dime, ¿qué fue lo que hiciste en el mundo humano aquel mes?

El Dios de la muerte rió, mostrando sus dientes, y cogiendo un hueso cercano para lanzarlo en la cabeza de un shinigami cercano que mataba el tiempo, aburrido, haciendo algo con su compañero. Ignoró las quejas de éste y apoyó con gesto cansado su cabeza en la palma de su mano.

-Busqué alguien para darme un poco de diversión.

-Pues parece que no lo lograste.

Rió de nuevo y dió un salto, poniendose a caminar con una pesadez para nada disimulada. Tal vez lo que tenía que pensar ahora era solamente en sobrevivir. Pero, de nuevo, aquello seria algo demasiado aburrido.

Light se situó a su lado, sonriendo, y estando algo más alejados del resto le formuló una pregunta algo inquietante a su compañero.

-Oye, Ryuk, ¿quieres un poco de diversión?- Obviamente, la queria. Y sabia que el castaño sabia como conseguirla.- Olvidemonos de nuestras Death Notes.- Dejó caer la suya por un agujero que conectaba el mundo humano.- Ya han pasado tres años humanos. ¿No crees que se aburran también allí abajo?

-¿En qué piensas, Light?

-En algo que escuché por ahí... y tengo ganas de hacerlo realidad. ¿Vienes, Ryuk?

Riendo maquivélicamente, el nombrado saltó al mundo humano después de Light. No sabia qué era lo que escuchó su viejo compañero, pero fuera lo que fuera, debería de ser lo suficientemente interesante como para volver a la carga.

Sí, su mundo estaba podrido. Y no tenía ganas de quedarse en él demasiado tiempo.

Espero que os haya gustado y seáis capaces de esperar un poco a que termine de encajar un poco mis ideas. Será entonces cuando voy a continuar con la historia.

Gracias por leerla, y si eres nuevo, recomiendo que leas primero "Life Note", historia que encontrarás en mi perfil.

Matta ne. :)