Regreso nuevamente! Lamento haber tardado, a partir de ahora trataré de tener un nuevo capítulo todos los viernes, exceptuando este. Esta ha sido una mala semana para mi y mi salud, de modo que ya que la gripe me ha hecho el favor de marcharse con viento fresco, os traigo otro nuevo capítulo. Lamentandolo por los que odian a Albert, va a tener mucho protagonismo en estos capitulos que vienen.

LIFE NOTE II- Guerra Santa

-¿Everlong?- Preguntó Matt.- No, no la he escuchado antes. Ponla.- Pidió, aun con la vista pegada en la pantalla y, a su lado, cierta castaña con el ordenador abierto, poniendo música mientras revisaba diversas páginas en Internet. Puso la canción que le habia mencionado al pelirrojo antes de deleitarse ella misma con el ritmo.- Es buena.- Concluyó él, girando su cuerpo como si con eso su coche también fuera a hacerlo.

-¿Verdad que si? La escuché el otro día en un canal musical de esos que nos han puesto nuevos.

-¿Nos han puesto canales nuevos?- Matt seguía haciendo filigranas con el mando mientras el coche negro y tuneado que mostraba la pantalla se movía según los deseos de su conductor ficticio.

-Así es.- Hizo click en un par de páginas y, tras poner la contraseña, entró a curiosear los perfiles de sus amigos.- Y lo sabrias si no estuvieras todo el día con tus videojuegos.

Él no dijo nada. Habia terminado en primer lugar su carrera y ahora buscaba una caja de cigarrillos ansiosamente. Dió pronto con ella y su dilema se vió hecho realidad al no encontrar un mechero. Lo encontró tras fijar su vista en la mesa de madera, la cual habia usado antes para jugar a la PSP.

-Me gustan los videojuegos.- Lo encendió y caló profundamente, dejando ir el humo en forma de aros. Dichos aros, fueron atravesados más tarde por el humo que terminó de expulsar.

-¿Como has hecho eso?

-¿Te ha gustado?- Sonrió ampliamente.

-Es bueno.- Correspondió a su sonrisa y se levantó un momento al ver que su ordenador le indicaba que tenia la batería baja.- Ahora vuelvo.

-Oye Cala.- Dijo él elevando su tono de voz.- Ha habido nuevos asesinatos de Kira... en el pueblo.

De regreso, la castaña colocó en su lugar los dos enchufes y se sentó con la mirada seria en el sofá, al lado de Matt. Asintió con la cabeza, bastante desanimada, mientras le contaba deprimida que no habia podido hacer nada para regresarlos a la vida nuevamente. Tanto el joven como ella coincidieron en que la causa de la muerte debió de ser anormal, como en ese primer caso hacia ya un mes y medio.

-Habrá que pensar en algo.

-Y lo que me trae de cabeza...- Empezó Cala.- Es que todos estaban relacionados de alguna manera con Laia

...

-Maldita sea, L, tengo miedo.

Laia se encontraba dando vueltas en círculos por su comedor, asustada, pensando en todas aquellas personas muertas esos días atrás, sin dar crédito a lo que le ocurría. Tanto un joven turista como su amigo murieron con la tráquea cortada un dia después de que les conociera. Más tarde, un viejo conocido de su edad con el que estuvo a punto de ligar cayó redondo al suelo de la discoteca por una "desaparición repentina del corazón", algo que no se explicaron ni los forenses ni los médicos que quisieron examinar nuevamente el cuerpo.

-Maldito seas, podrías al menos decirme algo, ¿no crees?- Se quejó, regresando su vista hacia el pelinegro que saboreaba con delicadeza una fresa terminada de sacar de su trozo triangular de pastel de nata.

L levantó la mirada inexpresivamente y se llevó la fruta a la boca, tomándose su tiempo, antes de dignarse a contestarle al saco de nervios que tenia delante.

-No creo que sea algo de lo que debas preocuparte.- Se relamió los dedos.- Todos son chicos con los que has salido poco tiempo, chicos a los que no conocías prácticamente de nada. No creo que alguien desee verte muerta, es más, las provabilidades de que eso ocurran són tan sólo de un 20%.

-¿¡Un 20%!?- Laia se escandalizó y le lanzó un cojín al vivin.- ¿¡Acaso eso te parece poco?!

L hizo ademán de contestar, pero ella se lo impidió continuando con sus quejas sobre su compañero y, también, haciendo exageraciones sobre la muerte que le esperaba. En varios puntos de su monologo, el pelinegro quiso interrumpirla, pero ella le hizo callar con nerviosismo. Finalmente, se percató de algo.

-¡Es cierto!- Exclamó.- No pueden matarme porque he tocado la Life Note.

-Has tardado concretamente 10 minutos con 54 segundos en percatarte de ello. Felicidades.

Laia le lanzó una mirada reprovatoria, pero pronto volvió a recordar algo, corriendo a su habitación para buscar su Life Note, con la cual podia revivir a victimas de Kira que una Life Note normal no podia hacer.

-11 minutos con...- Un cojín alcanzó su cara antes de que pudiera decir nada.

-Sí, ya sé, no tengo una mente privilegiada como la tuya, L. No me lo recuerdes siempre porfabor.

-Entonces deberia recordarte que...

-Ya cállate, porfabor.- Suplicó.- No quiero sentirme estúpida durante el dia de hoy, ¿vale?- Le rogó con las manos, provocando una media sonrisa en L, quien no dijo nada y se limitó a comer su trozo de tarta en silencio.

Aquella misma noche, L sorprendió con una visita inesperada a Laia a las dos de la mañana, llorando. No dijo nada, más que quedársela mirando durante los segundos previos a que la chica se diera cuenta de que él se encontraba allí.

-Tal vez deberia preguntarte que te ocurre.- Inquirió él, al ver que la rubia no decía nada y se limitaba a quedársele mirando como si no pasara nada.

-No es... nada. Nada importante.

-Está bien.- Se sentó en cuclillas a su lado.- Entonces deberias saber que has hecho un malgaste de papel al apuntar los nombres de esos chicos en el cuaderno.

-¿Eh? ¿Porqué lo dices?

-Los chicos que murieron primero fueron incinerados, de modo que su cuerpo ya no puede volver a la vida por más Life Note que tengas. Y el corazón del tercero, órgano vital para todo ser humano, ha desaparecido. Así que tampoco va a poder volver a la vida. Las condiciones son claras: cuerpo entero y mínimo el cerebro y el corazón en buen estado.

-El mundo me odia. Me odia y por eso me quiere arruinar la existencia.

-Un pensamiento un tanto pesimista.- Se quedó observando la oscuridad de la habitación, hasta que desapareció hacia el mundo de los vivins.

-Además, Albert...- Dijo ya Laia para sí misma, cuando una lágrima empezaba a formarse en su ojo.- está empezando...- a gustarme, terminó su mente por ella, y dió un golpe fuerte al colchón. Eso no podría ocurrir jamás. Iba a hacerle frente al amor.

...

A la mañana siguiente, Albert se despertó con pereza y observó como su teléfono móbil le indicaba con lucecitas que esa era la segunda llamada de Laia. ¿Una llamada de Laia? Si apenas eran las doce del mediodía...

Cogió el aparato y contestó con voz perezosa.

-Apenas son las doce del mediodia, Laia. Déjame dormir...- Sabía que la chica estaba sonriendo en ese momento, y si estuviera frente a ella habria recibido un suave golpe en la nuca por reclamarle eso.- ¿Qué es lo que quieres?

-Me gustaría hablar contigo. ¿Crees que tardarás mucho en estar listo?- Laia se avergonzó de sí misma al darse cuenta de que debido al miedo y a la tristeza que aun la inundaba a veces, el tener la atención de ese chico todos los días la tranquilizaba.- ¿Está bien si nos vemos en media hora en el bar de siempre?

-Está bien.- Colgó el teléfono y bostezó profundamente. ¿Sobre qué quería hablar Laia? Al menos tenía claro que no se trataría de ningún amorío que hubiera conocido. Porque recordaba que su última excusa fue que habia "conocido a alguien" en una discoteca con el que habia congeniado muy bien. Por eso le robó el corazón a dicho "alguien". Habia cosas que no las soportaba, y esa era que alguien se acercara a Laia. Alguien, al menos, que no fuera él.

He tardado mucho en publicar, el capitulo no tiene demasiado contenido y además es corto... pero lo cierto es que era necesario hacer un capitulo, aunque corto, sobre lo que va pasando con el día a día de Laia. En el próximo ya habrá contenido de sobras, lo prometo, y aunque aqui Near brilla por su ausencia, no va a quedarse de brazos cruzados, pues Mello aun recuerda lo que le dijo hace unas semanas...

Espero vuestros reviews: muchisimas gracias por estar aqui y leer mi fic :D