LA MUJER DE MI VIDA:

-Jimmy…- tartamudeó- aun puedes arrepentirte- avisó Sheen- corre, vuela, escápate al espacio exterior, búscate problemas, realiza errores pero haz algo- Dijo un Sheen de veintiocho años quien estaba completamente nervioso y el esmoquin que usaba hacia que sudara aun más.

Los invitados iban tomando su lugar en la iglesia, todo Retroville seria testigo de la boda de James Isaac Neutrón quien alguna vez fue el niño más conocido y ahora, estaba allí, en la iglesia en donde en un pasado estaban a punto de casarse Jet Fusión y linda Hermosa pero esta vez nadie evitaría esa boda, él se casaría.

-No lo hare Sheen, tengo que casarme- respondió igual o más nervioso que Sheen- Mi madre tiene cáncer en el cerebro en etapa terminal, se ira sin haber disfrutado completamente de la vida ¿No crees que para ella es justo ver a su hijo con una vida ya hecha? ¿No crees que sea uno de sus anhelos conocer un poco de lo que será el futuro de su hijo?

-Jimmy- interrumpió Carl adentrándose en la platica- Ya tienes una vida, eres un magnifico científico físico- matemático, astrónomo y químico, a tu corta edad has ganado premios nobel y has hecho aportaciones esenciales en el mundo.

-Pero ninguno de ellos puede salvar a mi madre- Informo agachando la mirada al suelo.

-Hiciste lo que estuvo en tus manos viejo- ánimo Carl.

-Gracias Carl- con un dejo de tristeza- Lo se, he hecho casi todo lo que me he propuesto, y también todo por salvarle la vida pero no puedo hacer nada sin causarle daños, además ella no quiere que intervenga por eso estar aquí en la puerta de la iglesia esperando a mi novia, amarrando mi vida a ella es un sacrificio moral que necesito realizar.

-Cabezón…- quiso animar Sheen, Carl rio- Te aseguro que si me regresaras al pasado con tu Crono Arco para ir al momento en que me case, saldría corriendo y lo aplazaría unos meses más.

-¡Te escuche Sheen!- Grito Libby quien muy enfurecida salió de la iglesia.

-Perdónala- Se disculpo Sheen- Son las hormonas del embarazo- Y se echo a correr tras su esposa.

-No le hagas caso Jimmy- Si la amas entonces no tiene que ser un sacrificio- Carl le dio unas palmaditas en la espalda y fue a tomar asiento por el momento alado de su esposa.

-"No quiero casarme"- Pensó- "Aun no", "Aun no quiero amarrar mi vida a una mujer que no amo, a una vida y a una casa" "Mi casa es mi laboratorio, el amor de mi vida la ciencia, mis hijos son mis inventos" "Eso es lo que yo tengo para aferrarme a la existencia" " Eso me quedó después de su partida, después de que la única mujer que en verdad ame tanto como a la ciencia, se fue"

Jimmy Neutrón ya tenia veintiocho años de edad y a pesar de todas sus carreras él siempre tuvo tiempo de disfrutar su vida, de ir a varios planetas, de realizar varios descubrimientos, de tener novias, amigos, de ir a fiestas, él a diferencia de todas las grandes mentes había logrado tener una vida "Social"

Pero siempre le falto algo, algo que nunca completaría, el amor de Cindy Vortex.

-"Ella ya hizo su vida" – se decía- "Ella se ha ido de Retroville y ha tenido una exitosa carrera como actriz" "Ella termino una carrera y lo ejerció" "Ella seguramente esta en alguna parte del mundo siendo inmensamente feliz"

El genio sabia que no había hecho nada para recuperarla, la había dejado ir tantas veces y ella siempre volvía a él, pero la ultima vez fue la excepción, y él opto por respetar esa decisión y aunque tenia muchas maneras de encontrarla y localizarla, jamás lo había hecho- "Le hacías daño, en aquel entonces no podías ofrecerle una vida juntos" "Ella tenia que irse y tu también" - se recordaba él una y otra vez, deseando que la boda fuese con ella.

Pero no lo era, no era la boda de Jimmy y Cindy, no era algo que querría recordar para toda su vida, estaba a punto de hacer algo que marcaria su futuro para siempre.

-¿Estas listo hijo?- Pregunto su madre tiernamente haciendo que Jimmy volviera a la Tierra.

El castaño vio a su madre directamente a los ojos, a esta se le nublaba los ojos de tanta felicidad, Jimmy no quiso contestar con su voz por que se quebraría, verla con una peluca de cabello negro la hacia verse diferente, odiaba a su madre por no dejarse ayudar pero también la amaba tanto que deseaba hacer algo que la embargara de felicidad.

Jimmy solo acento la cabeza y abrazo a su madre, Hugh también abrazo a su hijo solo que estos se dieron grandes palmadas en la espalada.

-Jimbo- dijo con orgullo- Este es tu día- Y tras decir esas palabras dejo a Judy en su lugar y fue en busca de la novia.

-Neutrón- Lo llamo Libby- Tu novia viene en camino, será mejor que la esperes en el altar.

-Gracias Libby- contestó este- Gracias por toda la amistad.

La marcha nupcial comenzó hacer tocada por unos pianistas, todos se levantaron de sus lugares para ver a la novia entrar, era Hugh quien encaminaba a la novia.

Jimmy no le dio importancia a ese momento, pues deseaba con todas sus fuerzas no estar ahí todo trajeado, peinado, arreglado, alrededor de todas las personas que alguna vez significaron algo en su vida, en especial en su infancia.

Deseaba estar en un lugar tranquilo, solitario, estar en un lugar que le regalara una soledad y una paz interna, no es que no le gustara su vida, AMABA SU VIDA, su trabajo, sus actividades, sus aventuras, sus amigos, amaba todo de su vida.

Aunque en ocasiones le llegaba nostalgia por ella, una nostalgia y culpabilidad indescriptible, y estar sólo lo ayudaba a pensar y a detenerse un poco, ir en la vida un poco mas lento y no comerse el mundo de un solo bocado. Darse cuenta que a veces las cosas estaban mejor sin ella pero ahora…

Ahora venia Betty Quilan vestida de blanco para casarse con él, Jimmy aun recordaba que ella era la única chica a la que le podía pedir matrimonio sin haber tenido un noviazgo antes por lo mismo de que había sido importante en su infancia, y por qué ella siempre quiso tenerlo. Pero no quería a ella, quería a Cindy.

El corazón se le acelero, su cuerpo estaba frio y su mente temeroso, Hugh y la novia estaban enfrente de Jimmy, esté tomo la mano de su prometida y la beso, poniendo sus labios sobre los guantes de la novia.

Jimmy no evito proporcionarle una sonrisa nerviosa, pues a pesar de no haber marcha atrás sentía miedo con ganas de echarse para atrás.

La novia tenia un hermoso vestido de encajes que se a moldeaba perfectamente a su cuerpo, el velo era tan largo que los pajecitos tenían una buena distancia de la novia, la cara de esta no se miraba por el mismo velo, tanto así que ni el cabello se podía ver por la cola.

¿Por qué Betty se atrevía a cubrirse tanto frente al altar si esta no era virgen?- Jimmy tuvo que ignorar su pregunta y hacer de cuenta que todo estaría bien.

Cerro los ojos y se giro frente al padre, un padre católico que en verdad los casaría, recordó que en la boda de Linda y Jet quien los casaría seria el General Baker el comandante de la Organización de la Alta secreta, la misma organización en la que era agente secreto el famoso Jet Fusión.

El castaño había invitado a estos dos, solo que Jet no había podido llegar y el general tenia que organizar una misión.

La iglesia estaba en completo silencio el cual se rompió con la voz del padre- Queridos hermanos- comenzó- Estamos aquí reunidos para celebrar la unión de la pareja aquí presente, ellos están dando un paso muy grande en su vida: Jurar ante Dios todo su amor.

"Dios"- pensó hacia sus adentros el genio- "Amo la ciencia y sé que todo tiene una explicación científica" "Se que los humanos hemos llegado a responder casi todas las preguntas posibles excepto la verdadera creación del universo" "La teoría del big bang es solo una teoría, y aun faltan preguntas por responder" "Que esas solo han sido contestadas con la nada" Jimmy vio hacia arriba y se dijo por dentro: "¡Dios si existes y si en verdad se jura amor eterno ante ti, te pido que me hagas completamente feliz junto a la mujer que será mi esposa!"

Jimmy sabía que debía estar loco, era tanta su desesperación que hasta había tenido la necesidad de hablar con un "Dios" mas sin embargo, sirvió para mantener a raya su desesperación. ¿Pero a quien le mentía? Si en verdad existía un Dios ¿Este realmente lo ayudaría a ser feliz sin Cindy? ¿Podía él, un científico confiar en un ser supremo? ¿Tenia otra opción? ¿Podría ese ser hacerlo igual o más feliz de lo que fue con Vortex? ¿Podría Dios ser tan real que lo ayudaría a derramar amor?

Para Jimmy Dios no existía, ese ser supremo que lo ayudara cada vez que suplicaba no era algo propio de él ¿Pero que le quedaba? ¿Cómo saciar a esa necesidad de cubrir esa sed de confiar en algo?

Jimmy escucho que el padre seguía hablando sobre el amor, la bondad y el perdón ¿Cómo Jimmy podría perdonarle a la vida?

-El amor- seguía diciendo el padre- Es algo maravilloso, puro y sagrado, un lazo muy fuerte que une a las personas, un juramente ante Dios nuestro salvador, el matrimonio es algo sumamente importante y por ello se debe estar completamente seguro.

¿Cómo podría Jimmy estar seguro? ¿Cómo podría ser ese el momento más importante de su vida?

El castaño miro a su alrededor, todo era hermoso pues la iglesia estaba adornada por grandes arreglos flores de rosas blancas, Cindy amaba la rosas blancas por la pureza que esta reflejaba. ¿Cómo evitar pensar en ella en un momento tan importante?

"Cindy"- Se dijo Jimmy-"En donde quiera que estés, siempre te amare, y en el corazón serás tú la única mujer en mi vida"- El genio vio el suelo y sus ojos no pudieron evitar soltar una lagrima que recorrió su mejilla.

La mujer que estaba alado de él volteo a verlo, Jimmy se dio cuenta de ello por que noto que el velo y la cola del vestido se habían movido. El genio sintió una profunda nostalgia por la persona que estaba a su lado, y aunque no miraba directamente a su futura esposa él le dedico una sonrisa nerviosa y esta volteo nuevamente hacia el padre.

Aunque Betty estuviera con un hermoso vestido blanco, aunque toda su cabeza y rostro estuviera cubierto, aunque ella estuviera irreconocible, aunque no veía su rostro, su piel, su cuerpo ni sus ojos, no evitaba sentirse incomodo por que sabia que era Betty Quilan.

A pesar de que no la quería, sentía lastima por todo lo que estaba ocurriendo, quizás y ella estuviera contenta por la boda pero ¿Serian inmensamente feliz?

Para Jimmy en ese momento toda su vida estaba viéndola correr, las innumerables veces que estuvo al filo de la muerte, las incontables veces que estuvo en peligro, todas y cada una de sus aventuras en especial cuando estas eran a consecuencia de sus aventuras.

Lo feliz que había sido mientras había sido niño, cuando no le importaba nada más que el laboratorio, la escuela y él, lo inmensamente feliz y activo que fue antes de conocer el amor, pero también recordó que amar fue lo más hermoso que había hecho en toda su vida.

Un sentimiento diferente, extraño, lleno de placer y felicidad de manera indescriptible. Y después el amor vino el gusto por el trabajo a cada una de sus carreras en especial la emoción del peligro que le ofrecía la Organización en la Alta secreta aunque, aceptar este trabajo a corto plazo hizo ponerla en peligro y posteriormente alejarla.

Los segundos y minutos se le estaban siendo completamente eternos, habían sido tantos recuerdos en tan poco tiempo. Betty le tomo la mano al castaño y este regreso al lugar emocionalmente hablando, el chico pudo notar lo fría que ella se encontraba y lo nerviosas que estaba. ¿Y como no estarlo si están dando un gran paso?

-James Isaac Neutrón- Lo llamó el padre a Jimmy a quien se le detuvo el corazón en seco, estaría por decir las palabras que tanto había temido decir, no por que fuese malo, si no por la persona a la que se lo diría- ¿usted viene libremente a contraer matrimonio?

-Si, vengo libremente.

-Continúe por favor.

-Yo, James Isaac Neutrón…

-¡Alto!- se escucho una voz femenina gritar- ¡Alto!- todos voltearon a ver hacia la puerta de la iglesia como esperando a que eso sucediera solo que no esperaban que fuese exactamente en ese momento y eso hizo que aun hubiese más asombro.

Todo el mundo abrió los ojos como platos, petrificados al ver a esa persona allí parada y despeinada.

-¡No puedo permitir que Jimmy se case con ella!, ¡Yo soy su legitima esposa!

Los murmullos se expandieron ahí dentro rompiendo ese enorme silencio que opaco la iglesia hace un par de segundos. Todos los invitados estaban llenos de asombro e incredulidad esperando a que algo dramático sucediera.

-Si no…- Comenzó a decir Jimmy-

-¡Esta boda es un fraude!- afirmo eufóricamente la mujer que estaba parada ala puerta, luego de decir eso comenzó a caminar a grandes zancadas con dirección a la pareja.

-¡Betty!- Fue lo único que pudo articular Carl mientras tomaba a la morena de los brazos deteniéndola a medio camino.

-Si Betty no es quien esta a mi lado vestida de novia, ¿entonces?- pregunto Jimmy tan contrariado como todos los presentes.

La novia agacho la mirada, dejando caer el ramo que llevaba en las manos, Jimmy se acercó a ella lentamente como esperando que algo mágico y milagroso sucediera.

Levanto el velo lentamente dejándolo caer en la corona de la novia encontrándose con una mirada tan conocida, una que había dejado de ver hace tiempo, la que había visto en sus sueños y en sus recuerdos, Cindy miraba el suelo como tímida, nostálgica, perdida y nerviosa a lo que próximamente sucedería- Cindy- murmuro Jimmy dibujando una sonrisa deslumbrante.

-¡Esta boda no debe llevarse acabo!-grito Betty- ¡No estoy yo ahí!

Jimmy miro a Cindy fijamente directo a los ojos, pudo notar como estas estaban húmedas como si quisiera llorar, reconocía el sentimiento de la chica y todos clavaban su mirar en la pareja esperando un gran espectáculo.

El castaño quiso abrir sus labios, la rubia temerosa de lo que iba a escuchar cerro fuertemente los ojos pero los abrió al sentir el ramo nuevamente en sus manos. James le había devuelto el ramo que cavaba de caérsele de las manos.

-Yo. James Isaac Neutrón te acepto a ti Cinthia Aurora Vortex como mi legitima esposa- La voz de este comenzaba a temblar- Y prometo serte fiel en lo prospero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, y amarte y respetarte todos los días de mi vida- quiso concluir pero anexo- durante mi ultimo aliento y regalándote mi ultimo suspiro.

Cindy abrió los labios para hablar pero no pudo, a Jimmy se lo rompió el corazón al pensar por un momento en que ella no lo diría, pero su miedo no se hiso realidad.

-Yo, Cinthia Aurora Vortex te acepto a ti como mi legitimo esposo- Su voz se quebró, respiro hondo y termino esa pausa- Y Prometo serte fiel en lo prospero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, en cada una de tus aventuras y peligros, y amarte y respetarte por el resto de mi vida.

-¡Hasta que la fuerza de Ultra Lord ganó!- Grito Sheen emocionado.

-Es hora de unir a las parejas ante Dios con símbolos matrimoniales. Si hay alguien que se oponga a esta boda que hable o calle para siempre.

Betty que cerro su boca después de haber quedado boquiabierta contesto- ¡Esta boda es un fraude!, ¡A mi me pidieron la mano!, ¡Yo me convertiría en su legitima esposa! ¡Me opongo a esta boda!

Todos los presentes esperaron la respuesta del padre, pero este sentía en su interior que lo mejor era callar y esperar a que los novios hablaran.

-Yo…- Dijo Cindy pero Jimmy la interrumpió.

-SI Dios existe, deduzco que para él no es ningún pecado casarse con la mujer de su vida, a la que ama realmente- Cindy aliviada suspiró.

-Pe… pero…- quiso debatir Betty- Yo…

-Hijos- prosiguió el padre- continuemos.

Posteriormente Jimmy y Cindy se entregaron los anillos y mientras lo hacían, sus manos temblaban, luego se entregaron las arras y era tanto la sorpresa y emoción de todo que algunas cayeron al suelo.

Jimmy no aguantaba las ganas de tenerla en sus brazos, abrazarla y besarla y aunque todo lo sucedido parecía un sueño, quería estar en esa situación un poco más.

Judy lloraba de alegría mientras que Hugh sonreía enigmáticamente mientras que Betty solo hacia berrinches y pucheros, los demás tenían unas inmensas sonrisas de oreja a oreja.

-Dios todo poderoso, mira a estos hijos tuyos, consérvalos unidos en tu amor, concédeles los domes de tu gracia, a fin de que, lleguen amarse tanto como tu a ellos en busca de la felicidad eterna. Por Jesucristo nuestro señor.

-Amen- contestaron todos y luego, finalmente después de tanta lucha por la felicidad aplaudieron con júbilo.

Jimmy aun se sentía sumamente nervioso, como si estuviese en uno de aquellos sueños perfectos que de repente se transformarían en alguna clase de tragedia en donde la rubia saliera afectada.

Nerviosamente tomo la mano de Cindy quien nuevamente tenía todo el rostro cubierto. ¿Quién iba a pensar que el día más importante de su vida se había hecho el día más perfecto gracias a ella? ¿Cómo había llegado hasta el altar sin que nadie se diera cuenta tiempo atrás? Se preguntaba ¿Qué pasaba por lamente de Cindy? se preguntaba Qué la había impulsado a volver, a casarse con él.

Pero una voz interna callo su subconsciente diciéndole: No hagas preguntas que no te puedes responder. Si quieres respuestas búscalas, no las pienses.

-Y con el poder y amor de Dios, Jimmy, puedes besar a la novia.

Esas eran las palabras que él estaba esperando, y con rapidez y nerviosismo tomo el velo de Cindy y lo levanto suavemente. ¡Ahí estaba! ¡Ahí estaba sus inquietantes ojos verdes!, ella lloraba en silencio con la mirada directa en Jimmy. Se acercó lentamente, como si el mundo fuera suyo.

Y la beso. La beso con tantas ansias y pasión que ella accedió. Un beso necesitado, furtivo, especial. Lleno de amor, felicidad, triunfo y esperanza.

Esperanza a una vida a lado de la mujer de su vida, la que causo tantos sueños hermosos, la culpable de cada una de sus angustias, la que amo en el pasado, la que ama en el presente y a la que jura amar en un futuro.

No quería despegarse de ella, pues había pasado tanto tiempos sin ella, extrañándola día y noche, cada minuto y segundo de su vida que estar allí, a su lado, besándola y convirtiéndola formalmente en su esposa frente los ojos de todo Retroville y de Dios eso, eso hacia que todo lo sufrido y vivido valiera la pena.

Ahora James Isaac Neutrón creía en un Dios, en un Dios verdadero, el que creo el rayo cósmico para la gran explosión del Big bag, Dios respondía todas sus dudas científicas que nunca nadie había podido contestar, ni siquiera él con muchas de sus teorías.

¿Habría sido casualidad todo lo vivido? ¿Habría sido cosa de suerte? ¿De destino? ¿De un ser supremo? ¡No tenia ni idea! ¡Solo sabia que ahora era el hombre más feliz del mundo!

Cindy y Jimmy se separaron y luego se dedicaron una sonrisa como señal de triunfo. ¡Triunfo de felicidad! ¡Triunfo en contra del dolor! ¡Triunfaron y se ganaron la plenitud de vivir juntos!

Jimmy ignoraba que Cindy moría de nervios y Cindy ignoraba que este lloraba por dentro. ¡Pero no ignoraban el amor! ¡Y todo Retroville tampoco!

Los aplausos no cesaban, las sonrisas tampoco, mientras que los corazones de todos se contagiaban de la felicidad de los novios. Ahora la fiesta tenia que continuar y aunque Jimmy había acordado que la recepción seria algo sencillo Judy y Hugh se habían encargado de hacer la fiesta del año, sabían, presentían que su nuera, seria la persona que más amaba a su hijo.

Comenzaron a caminar hacia el exterior de la iglesia la rubia tomando el brazo del chico y el chico sujetándola fuertemente, los invitados arrojaban confetis y pétalos de rosas.

Y luego al llegar afuera se subieron a un hermoso carruaje, los caballos que tiraban del hermoso carruaje eran de color blanco, un blanco deslumbrante. Ambos se subieron quedando uno frente el otro.

Jimmy se dio cuenta que: Cindy, era la mujer de su vida. Que la amaba más que a su propia vida, y que a su lado estaba la felicidad.

Era ella a quien había buscado, soñado, anhelado, besado, abrazado, extrañado, defendido y amado. Y ahora vivía uno de sus muchos "Finales felices" Pues todo esto solo era, una vez mas, el final de otro capitulo de toda su historia una en donde, el capitulo propio seria escrito junto a ella llena de amor, un hogar y quizás, solo quizás unos hijos.

La fiesta, la noche de bodas y la luna de miel prometían ser el complemento perfecto para una felicidad perfecta.

Viviendo felices por siempre, en especial por ahora.

¡Que onda! ¡Que les pareció! Ame, ame escribir este one-shot, y espero que ustedes también. Por favor comenten díganme después de leer el sumary ¿creyeron que la novia era Cindy? ¿Qué piensan de Judy? ¿Los decepcione por un par de segundos al decir que la novia era Betty? ¿A quien se imaginaban cuando la boda fue interrumpida? ¿Qué sintieron cuando se dieron cuenta que era Cindy quien estaba debajo del velo? ¿Qué les pareció el final?

¿Dudas, preguntas o comentarios? Por favor, díganmelo en un lindo y largo rewiens, y sé que deje muchos cabos sueltos así que, tal vez, si recibo muchos rewiens haga otro one-shot con base a esto, quizás desde la perspectiva de Cindy así que, si les gusto este mini fic comenten y, apoyen y recomiéndenlo.

Con todo mi amor. Jimmy X Cindy ever.