Prefacio

Nunca fui la mas tierna y adorable chica desde mi niñez.

Todo tenia: ropa, dinero, joyas... Claro que eso no deberia contarse como ''todo'', me faltaron dos cosas muy importantes: amor y amistad.

El amor de mis padres, mi hermano mayor y mi familia, siempre lo tuve.

Pensaba que la amistad tambien tenia. Pero que equivocada estaba, y tuve que mudarme a Los Angeles, California a los quince años para darme cuenta de eso.

Los que eran mis amigos en Boston, se olvidaron por completo de mi y los amigos que logre hacer en Hollywood, solo pocos se han quedado conmigo para siempre.

¿Y el amor? El unico amor que yo conozco es el que mi familia me da, y no tengo ganas de volver a experimentar otro amor. No despues de lo que paso

-Tengo que ir al baño -le dije a Rosalie en cuanto comence a sentir nauseas por todo el alcohol que habia ingerido

-Te acompaño, yo tampoco me siento muy bien -nos tomamos de las manos e intentamos levantarnos del sillon, pero la borrachera no nos dejo y cuando volvimos a caer de bruces contra el comodo sofa de cuero marron, reventamos en risas

-¡Bella! ¡Lucia! -nos llamo el quaterback del equipo, Emmett-. Vamos. Levantense de ahi, ya es tarde para que unas hermosas chicas como ustedes todavia esten aqui

-Si pudieramos, Emm, te juro que lo hariamos -le dije

-¡Rayos, Bella! Si tu hermano te ve asi, te mata

-Mi hermano se puede ir mucho al demonio, tuvo mi edad, que se joda. Se ha embriagado mas veces que yo y mis padres ni le dicen nada

-No podemos dejar que la princesa de Boston llegue asi a su casa. Arriba, Swan -me tomo de las manos y me jalo para levantarme-. ¡Jones! -llamo al otro quaterback-. Ayudame con estas dos

-¡Rayos, hermano! -exclamo Dean levantando a mi amiga del sillon que ya se habia quedado dormida-. ¿No las ibas a mantener vigiladas?

-Si pudiera, viejo. No se que les dieron, hace quince minutos las deje y estaban bien

-Creo... que... necesito vomitar -masculle con voz ronca

-Llevala al baño que esta aqui abajo, McCarthy, yo me llevo a Rosalie

-Bella, Bella, Bella... -murmuro Emmett obedeciendo la orden de Dean-. ¿Que les dieron, pequeña? Solo estaban tomando pura cerveza

Conforme mas nos acercabamos al baño, mas fuertes se hacian unos gemidos que me taladraban la cabeza. O quizas era la resaca por que ya me sentia mas cuerda

-Me duele la cabeza

-Jacob y tu hermano me van a matar si te ven asi

Jacob, mi novio capitan del equipo de futbol en la escuela y cinco años mayor que yo. Eramos perfectos juntos, el era capitan del equipo y yo era capitana de las porristas, la pareja mas envidiada de todo el Colegio John F. Kennedy de Los Angeles, California... Y tambien la mas repudiada en mi familia. No entendia por que mis padres y mi hermano no toleraban a mi novio, ¿que no veian lo perfectos que nos veiamos juntos? ¡Osea, hello! Es mi vida, no la de ellos, y si yo quiero salir con un chico malo, lo voy a hacer. Despues de todo ¿no se supone que la capitana de las porristas tiene que salir con el capitan del equipo de Americano? ¡Es la regla social!

-McCarthy, llevame a mi casa -le dije a Emmett sintiendo ya todo mi alimento desde que era un gusanito en la panza de mi mama en mi garganta

-No te puedo llevar a tu casa en esas condiciones, Bella, no es como la hija del magnate empresario Charlie Swan debe llegar a su casa

-¿¡Que diablos importa mi apellido!? A nadie le interesa si llego ebria a mi casa o no

-A tus padres si les interesa. Entra al baño -los gemidos eran demasiado audibles aqui, al punto de carcajearme por que estabamos interrumpiendo la diversion de una pareja de ebrios que no pudieron aguantar hasta llegar a una cama. La historia de nuestras fiestas. Emmett encendio la luz disculpandose con la pareja-. ¡JACOB! -grito, y ahi se me bajo la borrachera...

Era mi novio el que estaba fornicando con una chica que no era yo. Con una de mis ''mejores amigas''

-¡JESSICA! -grite y todo se fue a negro

Han pasado cuatro años desde esa noche y no se me ha podido olvidar. Ya no soy esa niña de quince años que se deprimio dos años por esa impresion. No. Ahora tengo diecinueve años, me he graduado de la preparatoria y estoy ayudando a mi hermano Jasper a planear su boda con mi mejor amiga: Alice Brandon.

No me he permitido volver a enamorarme. O al menos eso he pensado yo.

Iba ausente de todo el mundo, solo caminando mecanicamente hacia la habitacion que conocia bien desde hace un año. No iba prestando atencion a nada, mi videojuego estaba mas interesante que ver a enfermeras, doctores y pacientes caminar por los pasillos.

-¡Isabella, cuidado! -grito mi hermano detras de mi, pero era tarde, ya habia chocado con alguien. El chico cayo al suelo tomandome de los hombros evitando que yo lo hiciera, pero aun asi cai sobre el

-Disculpa, no te vi -me dijo ayudandome a levantar, con un acento britanico muy marcado. Tenia en su brazo izquierdo una ferula y en su cuello un collarin

-Esta bien, yo estaba distraida

-¿Todo bien? -me pregunto Jasper-. ¡Edward! -exclamo sorprendido ganandose la mirada reprobatoria de la enfermera

-Buen dia, Jasper

-¿Pero que te paso, viejo?

-Tuve un accidente en la empresa. No es nada

-Pues esa ferula y ese collarin no parecen ser nada. Parece que ya conociste a mi hermanita

-¿Eres la famosa Isabella? Cameron no deja de hablar de ti

-Bella -murmure

-El es Edward, pequeña, un amigo de la Universidad

Mi hermano habia ido solo unos meses a estudiar a Londres, antes de que dejara la escuela por que no podia estar lejos de mi sabiendo como me encontraba

-Mucho gusto -le dije a Edward

-El placer es todo mio, linda. Debo decir que las fotos que me enseño tu hermano no te hacen justicia

-Gracias -respondi apenada

Ese dia me habia dignosticado asma cronica, y ese dia conoci al hombre de mis sueños, por el que me permiti volverme a enamorar. Edward Cullen, el empresario britanico que se habia revelado a su familia, exceptuando a sus padres y sus hermanas, y decidio hacerse cargo de la sucursal americana del emporio de inversiones de su padre. Y el hombre que hizo que mi corazon se abriera, que me permitiera volver a soñar con que alguien de mi familia me amaba.

Esta historia, la historia de como me permiti volver a amar, no solo es una historia de amor, tambien es sobre como superar las pruebas que nos pone la vida. Sobre como no hay que rendirnos, por que el destino solo escucha una vez.

Esta es mi historia. La de una ''Princesa en California''

¡Hola a tod s! De blogger nos venimos a FanFiction.

Esta historia la he venido escribiendo desde hace unos tres o dos años. Como ya vieron es sobre Robert y Kristen, he intentado escribir sobre Edward y Bella y no le hago, yo soy de las pocas que se atreven a hacer algo de Robert y Kristen, cambiar completamente sus vidas como ya se dieron cuenta. Aqui no veran a una Kristen ruda ni a un Robert loco. Aqui veran a una Kristen delicada, muy niña mimada por ser hija de un empresario y a un Robert muy serio por ser empresario.

Las actualizaciones espero sean seguidas, tengo listos apenas doce capitulos y escribiendo el numero 13, por razones que todos conocemos se me ha hecho dificil escribir, pero espero no tardarme tanto en nuevos capitulos.

Espero que la historia sea de su agrado y me hagan saber sus opiniones a travez de un review.

Bss

Annie Pattz-Stew