Hola! Como andan? Esta vez no tarde mucho :) Iba a actualizar el lunes, pero con la escuela y unas fotos para los 15 de una amiga, se me re pasó, ahora que tengo hasta el martes feriado voy a aprovechar y adelantar en la traducción, pero no se cuando voy a poder subir el proximo cap, son 6 hojas de word (que generalmente se convierten en 7 al pasarlo al español).

DISCRAIMER: Ni el fic ni los Teen Titans me pertenecen :( Creo que ya hubiera hecho otra temporada y otra pelicula si asi fuera, y Raven y Chico Bestia serían pareja


-¿Dónde estamos? –Preguntó Robin.

-No estoy seguro si los llevé al lugar correcto, pero creo que están en la nave de las Calaveras de la Muerte. –Respondió Cyborg.

Luego de investigar y reparar un poco la máquina estaban a punto de marcharse cuando Starfire sugirió mantenerse en contacto. Todos estuvieron de acuerdo y Cyborg construyó una especie de comunicadores que funcionarían incluso si viajaban en el tiempo. A pesar de que la transmisión era un poco inestable y las caras hacia quienes les hablaban se veían algo pixeladas, Robin pensó que funcionaban bastante bien.

Starfire miró hacia arriba y vio la bandera. Estaban en la mitad de la noche y, por lo tanto, fue difícil ver algo, pero ella pudo notar una siniestra calavera con un arpón atravesándola. Se estremeció,

-Pienso que estamos en el lugar correcto.

-Cambio y fuera. –Le dijo Robin a Cyborg antes de cerrar la tapa del comunicador e investigar la nave junto a la pelirroja.

Se veía como cualquier otro barco en una película pirata. Resistente y viejo con miles de cicatrices. Las velas parecían ser negras pero, cuando Robin las iluminó con una linterna, supo que eran rojo oscuro, como la sangre.

-Quizá deberíamos empezar con la búsqueda de nuestros amigos Raven y Chico Bestia.

-Estoy de acuerdo, Star. Espero que estén... bien. -Robin se estremeció ante el pensamiento sobre sus amigos muertos con un arpón atravesando sus cabezas, en cualquiera de las prisiones del barco.

Borrando esa perturbadora imagen de su mente, él y Starfire exploraron la nave silenciosamente para no despertar a los piratas. Aún así, no pudieron encontrar nada de lo que es usado para retener a los prisioneros.

Finalmente, luego de buscar en la cocina, pasaron por una puerta hacia… una habitación vacía.

"Esto no tiene sentido" Pensó Robin. Era el último lugar que no habían visto y no había nadie allí.

Entonces Robin vio, en una esquina, una escalera que llevaba hacia abajo. "No", se autocorrigió, "Ese es el último lugar que no hemos visto.".

Cuando se disponían a bajar, la puerta detrás de ellos se abrió. Starfire jadeó y Robin sabía que no había podido ser el viento porque allí no habían ventanas. Tragando, se giro, quedando cara a cara… con un pirata.

Los héroes contuvieron el aliento. Por fortuna, estaba demasiado oscuro como para que el pirata los distinguiera, pero el pelinegro estaba seguro de que ya los había descubierto por el hecho de que estaban parados en medio de un haz de luz de luna y porque el pirata se encontraba justo en frente de ellos.

- ¿Eh? ¿No es el servicio? –Murmuró una voz pastosa. El pirata, obviamente, no estaba completamente despierto.

Robin le tapó la boca a Starfire antes de que ella pudiera preguntar.

-Se refiere al baño. –le susurró al oído. Entonces los empujo hacia los oscuros parches de la habitación para evitar ser vistos claramente.

-¿Sabes… uh, sabe' si hay un… calabozo? –Preguntó Robin inciertamente, tratando de sonar como un pirata.

-Justo abajo. Solo bajen por las 'caleras. Hay algunos guardias. –murmuró el somnoliento pirata.

-Gracias. –El líder titán asintió y se giro para irse.

-Eh, una cosa más ¿Por qué preguntas? Cada pirata sabe cada esquina de la nave. –el pirata parecía estar despertándose.

-Somos nuevos. -Dijo Robin.

Parecía como si el pirata no pudiese procesar sus pensamientos con claridad. Debía de ser el ron. Era un gran bebedor. Pero, incluso un poco borracho y no completamente despierto, sabía que algo estaba mal. Sacudiendo la cabeza, finalmente pudo aclarar el pensamiento de que a los piratas no se le permitía ir hacia los calabozos sin permiso ¡Y aquellos que no tenían una razón válida eran asesinados!

-¡Espera! -Gritó.

Pero el extraño chico ya había desaparecido por el tramo de escaleras.

~Mientras tanto~

Robin y Starfire descendieron rápida y silenciosamente ¿Su plan? Atacar cuando hayan problemas. Tan simple como eso. El peli negro estaba completamente seguro de que los guardias estarían definitivamente, más alertas que el pirata somnoliento. Si ellos atacaban, bueno, lo único que podían hacer era responder.

Al llegar al pie de la escalera, inmediatamente, dos guardias les bloquearon el paso, ambos blandiendo machetes con aspecto amenazador.

-¡No se le permite el paso a los piratas, a menos que tengan una razón! –Gruñó uno de ellos.

Starfire empezó, -Nosotros solo queremos visitar a algunos prisioneros.

Los guardias se miraron mutuamente, -¡Hay una zagala a bordo de la nave! –exclamó el otro hombre.

-Sumos, uh, sirvientes nuevos. Venimos a traer comida. -Robin cruzó los dedos.

-¿A mitad d' la noche? –Preguntó el primer guardia sospechosamente.

-Los prisioneros… obtienen un poco de agua fresca para tomar en la noche. Órdenes del Capitán.

Los guardias supieron al instante que algo iba mal. El capitán de su barco era despiadado y, definitivamente, no amable con los prisioneros ¿Por qué querría que tomen agua fresca por la noche? Tampoco habían prisioneros a bordo.

-No hay captivos en este barco. –Dijo el segundo guardia fríamente. Alzaron aún más sus armas.

Los héroes empezaron a retroceder con lentitud. De repente, Starfire gritó, -¡Oh! ¡Vi algo!

-¿Eh? –Los piratas, confundidos miraron a su alrededor frenéticamente.

-No, no aquí ¡Vi dos personas escondidas tras unas columnas de Madera hace un rato! ¡Pensé que alguien los había descubierto y los habían capturado! Ese es el porqué bajamos, para traerles agua, porque no han bebido por tres días.

-¿En dónde escucharon esto? –Preguntó el primer guardia, con su arma aún arriba.

-¡El Capitán! ¡Nos ordenó traerles un poco de agua para que continúen vivos hasta mañana en la mañana… cuando él los interrogará! -Explicó Starfire insegura, esperando que se compraran la historia.

Los guardias vacilaron.

-Pero al ver que no hay prisioneros, ellos deben de haber escapado. Sugiero que los encuentren ahora o le diremos al capitán. -Dijo Robin con suficiencia.

-¡Espera muchacho! ¡No es nuestra culpa! ¡Nadie nos trajo a nadie aquí abajo! –Gritó el otro guardia frenéticamente.

-Bien, tal vez se las arreglaron para atacar y huir de quien los estaba trayendo. Estoy seguro de que todavía están en la nave ¿Por qué no empiezan la búsqueda antes de que el capitán escuche las malas noticias. –Trató el titán de no reír, mientras imaginaba sus expresiones ansiosas.

-¡Aye! – respondieron los hombres y corrieron escaleras arriba.

Tan rápido como se habían ido, Starfire flotó y trabó la puerta que daba al cuarto vacío y sin ventanas. Luego, Robin se unió a ella. Abrió su comunicador, presionó un botón, y luego de un poco de interferencia y algunos segundos esperando, Cyborg apareció en la pantalla.

-No están aquí. –Dijo el líder.

De pronto, algunas voces vinieron de afuera, primero dudosas, después confundidas, más tarde enojadas y, finalmente, gritos.

-Robin, creo que ellos ya descubrieron que no somos sirvientes nuevos. –Declaró Starfire en voz baja.

Le siguió un gran golpe a la puerta.

-¡Rápido! ¡Necesitamos salir! –Le susurró urgentemente el chico a Cyborg.

El hombre mitad máquina giró la perilla, -He cambiado la locación al barco de las Espadas Negras. El tiempo es el mismo. Pero casi no hay poder.

-¿Será suficiente? –Inquirió la pelirroja.

-Causará otro apagón… -Vaciló Cyborg.

Una espada pudo traspasar la puerta, al igual que el sonido de los golpes acrecentándose.

-¡Hazlo, ahora! –Ordenó el pelinegro.

-Está bien, entonces… -Cyborg suspiró. Le iba a deber otra disculpa al alcalde de Jump City.

Después de otros varios segundos, la puerta comenzó a tambalearse, y parecía que iba a colapsar. Robin deseó que su amigo se apurara ¡Serían capturados en cualquier minuto!

Finalmente, hubo una brillante luz, y una reluciente pileta ovalada flotó en frente de ellos. Sin pensarlo, Robin tomó ciegamente la mano de Starfire. Allí fue cuando la puerta se estrelló contra el suelo y docenas de piratas corrieron adentro, todos blandiendo distintas armas amenazadoramente.

-¡AARRGHH! –Gritaron mientras cargaban contra ellos.

-¡Salta! -Robin apretó su agarre y saltó, empujando a su amiga también.

Pero entonces se atascaron. El chico, ya completamente adentro, no podía empujar a Starfire. De hecho, se sentía como si ella lo empujara hacia afuera.

-¡Alguien está agarrando una de mis piernas! –exclamó asustada la tamaraniana.

-¡Sacúdelo! –Gritó el titán, se estaban acercando más y más de vuelta a la nave. El ovalo perdía intensidad.

Starfire empezó a sacudir su pierna tan fuerte como podía, mientras su compañero hacía todo lo posible para sostenerse.

Finalmente, luego de un poderoso golpe, fueron libres. Una de las botas de la chica se salió, y ambos se tambalearon hacía dentro del portal, ¡justo en el momento exacto! Tan pronto como las piernas de Starfire desaparecieron a través del óvalo, el portal se cerró.

Entonces, un segundo después, ambos chicos cayeron sobre un suelo de madera. Rodaron un poco antes de parar. Mientras se sentaban, se encontraron a sí mismos rodeados por muchas caras furiosas, todos estudiándolos atentamente.

Los héroes temieron lo peor ¿Qué iban a hacer ahora?

Raven se subió a la cama. Estaba cansada y, aunque no lo quería admitir, un poco agitada por la sugerencia de su amigo…

"Para nosotros, el ruiseñor es signo de amor, en su forma más pura y verdadera."

La pelivioleta se estremeció, pero no por una brisa. Una buena noche de sueño, eso era justo lo que necesitaba para poner las cosas en perspectiva nuevamente…

Pero tan pronto como se subió, Chico Bestia hizo lo mismo. Instantáneamente, sintió que su privacidad había sido invadida, y no le gustó ni un poco.

-¿Qué crees qué estás haciendo? –Preguntó en su tono monótono usual, pero dándole una mirada a su compañero de equipo.

-Quiero dormir. –Le respondió, nervioso.

-No aquí.

-¿Entonces, dónde?

-En el suelo. -Raven lo empujó de la cama, -No hay manera de que vaya a compartir cama contigo.

-¿Por qué? –Preguntó Chico Bestia, herido.

La titán respiró profundamente para calmarse, muchas razones por las cuales ella no podía compartir cama con él corrieron por su cabeza. Solo eligió algunas.

-Eres oloroso, roncas, babeas, y eres un chico. –Dijo la bruja ácidamente antes de taparse con el suave edredón rojo, de espaldas a su compañero.

"¡Bien! ¡Qué sea de ese modo!" Pensó el chico verde enojado consigo mismo ¿Por qué era ella tan prejuiciosa con él de todos modos? Suspirando, se acostó en la gran alfombra en el medio de la habitación. De hecho, no estaba tan mal dormir en el suelo. Solo deseaba una manta o algo para cubrirse y estar más calentito. La noche no era fría, pero dormir con una frazada era algo que hacía desde joven.

-Apaga la vela. –Dijo Raven desde la cama.

El chico continuo tendido en el suelo obstinadamente. Ella podía apagarla sola.

-¿Chico Bestia? –Llamo la gótica, pero no hubo respuesta.

El meta morfo cerró los ojos y soñó que estaba en una tierra muy lejana de su amiga y de todas las otras distracciones. Que lugar más pacífico…

La chica se giro un poco y vio a su compañero con los ojos cerrados en el suelo, probablemente aparentando dormir. Rodó los ojos. Con un barrido de su mano, su magia produjo sombras en la oscuridad de la habitación y apagó las flamas.

Finalmente podía descansar. Se relajó contra la almohada y aspiró profundamente. Pronto estuvo dormida hasta que…

"¡YYYEEEAAARRGGH!"

La hechicera gruñó cuando algo oscuro vino a agarrarla de la nada. Luchó por soltarse de lo que sea que la tenía agarrada.

-¡Ya BÁJATE! –Gritó la peli violeta y con un: -¡ABAJO! – pudo darle un poderoso golpe que lo bajó.

-Raven, ¡no! –Dijo sin aliento el niño con voz ansiosa y asustada.

Ella había tenido suficiente de él. Su paciencia estaba llegando a su fin y, oh, como deseaba poder dejarlo nock-out. Entonces habría paz y silencio.

"¡Thump! ¡Thump!"

Espera... eso no era silencio…

-Oh, Raven, ¿Escuchaste eso? –Chico Bestia voló a su lado y apretó su brazo con fuerza.

-¡Shhhh…! –Lo silenció su compañera.

Escuchó atentamente. Y, verdaderamente, más golpes le siguieron, y todos provenían de debajo del suelo ¿Había alguien atrapado allí? No, no podía ser, no hay ni una sola escalera en la nave que valla más abajo que los camarotes ¿Entonces por qué habían más ruidos?

-¿Recuerdas que el camarote está embrujado? –Le susurró el changelling con voz temblorosa y alta.

-¡No tiene sentido! –Le respondió Raven en un tono firme, en contraste con la suya.

Había pensado que la pequeña historia sobre fantasmas de George era interesante, pero no se había creído ni una palabra. Bueno, después de todo, él no tenía evidencia. Ella pensó que solo quería asustarlos, divertirse un poco. Por supuesto, el ingenuo de su amigo había creído todo.

Pero no ella. Y ese era, probablemente, un truco que George o algún otro pirata le hacían a los invitados. Entonces, Raven se dio cuenta que había dicho esta última oración en voz alta.

-No creo que este sea un truco. –Le susurró Chico Bestia, con su voz aún temblando.

"¡THUMP! ¡THUMP!"

El sonido se hizo más alto, y parecía venir de una habitación abajo suyo. Si es que la había. Pero la heroína no pensaba que fuera posible.

-Vuelve a dormir. Se habrá acabado en la mañana. –Dijo la titán monótonamente, tratando de empujarlo. Pero el apretón solo se hizo más fuerte.

-¡No, por favor! –Le suplicó.

La bruja lo meditó, era obvio que él estaba realmente asustado con todo eso, a pesar de que no era real ¿Debería…?

De pronto, los golpes pararon.

-¿Ves? No es nada. Los piratas se cansaron de jugarnos trucos. Ahora, duerme. –Dijo Raven lentamente, como si estuviera tratando de calmar a un chico de 5 años.

Pero entonces, en el silencio, apareció un nuevo sonido…

"Hugh… HUGH…"


Qué tal les pareció? Para cualquier sugerencia u opinion sobre la traducción... comentarios :)