Prologo

Había pasado tanto tiempo que no me interesaba realmente en una persona, luego de lo vivido, de ese largo invierno estaba viendo llegar la primavera pero no podía creerlo, ¿era posible? Al parecer si!

Recuerdo lo que paso, ese querer intenso que sientes hacia alguien por el cual estas dispuesta a dar todo de ti y hasta mas. La mayoría de las jóvenes nos equivocamos en nuestra adolescencia, creemos que amor desesperada mente y locamente a una persona es demostrar el verdadero amor, pero no lo es.

Entregar todo de ti, hasta tu prenda mas preciada a alguien que creemos es el hombre perfecto, es una grave equivocación y ese fue el error que cometí error del cual quede marcada y jure no volver a enamorarme. Pero luego me di cuenta que el verdadero amor si existe y esta donde menos lo creemos. Algunas cosas comienzan desde mucho antes.