Disclaimer: ni Bones ni ninguno de sus personajes me pertenece, si no, no estaría escribiendo fanfics sobre la serie ¬¬

Bueno aquí les dejo un fanfic que no deja de darme vueltas a la cabeza hasta que lo escribí, sinceramente no me gustó que Zack dejara la serie y no me convence ninguno de los nuevos becarios así que aquí lo hago volver. ¡Disfruten y dejen reviws! n.n

oooooooooooooooooooooooooooo oooooooooooooooooooooooooooo ooooooooo

Hoy salgo de este lugar, después de 4 años de estar aquí saldré. Jack es el único que me viene a visitar constantemente, Ángela venía algunas veces pero ha dejado de hacerlo. Ahora estoy esperando que me recojan, ya me he cambiado de ropa por una normal y no tengo que usar guantes porque mis manos están curadas. No sé qué voy a hacer al salir, no tengo nadie ahí afuera salvo mis amigos del Jeffersonian, mi familia ha perdido contacto conmigo… no los culpo por no querer saber de mi.

Un ruido me saca de mi mente, seguro que Jack vino por mí. La puerta se abre y para mi sorpresa no es Jack, es la doctora Brennan. Mi corazón da un salto de alegría… hipotéticamente claro porque el corazón es un músculo…

-hola Zack- dice y me sonríe, la noto diferente pero no sé qué es- vamos- continúa al ver que no reacciono, yo sigo en blanco, no esperaba verla a ella, pensé que se había olvidado de mi.

Al fin reacciono y me acerco, despacio, con la absurda idea de que puede desaparecer si hago un movimiento brusco. Al fin estoy frente a ella que me mira confundida no sé qué hacer solo atino a abrazarla.

-gracias por venir Dra. Brennan- le digo muy emocionado casi llorando, ella me abraza también

-tranquilo Zack- dice con voz calmada pero emocionada también- ya todo acabó, saldrás de aquí- diciendo eso se separa y toma mi cara entre sus manos, luego me acerca a ella y me besa en la frente- vamos.

Después de esta demostración de afecto yo quedo algo cortado… es decir, no me esperaba que ella correspondiera el gesto que ni yo sé por qué hice, ella me toma del brazo y me conduce afuera donde Booth nos espera. Subo al coche en la parte de atrás y me sorprendo de ver un asiento de bebé, ya de camino al Jeffersonian me atrevo a preguntar

-¿Dra. Brennan?- le digo asomándome al frente, ninguno de los tres a dicho nada en lo que va de camino por lo que se sobresaltan al escuchar mi voz

-¿si, Zack? -pregunta volteando a verme, yo miro el asiento de bebé confundido y luego la miro a ella

-esto… ¿qué es esto?- le pregunto mirando el asiento… lo sé pregunta estúpida, pero no se me ocurrió que preguntar así que rectifico- evidentemente es un asiento de seguridad para niños menores de tres años- digo interrumpiendo la inminente explicación de la doctora antes de que comience a hablar- pero quisiera saber por qué lo trae en su auto- ella sonríe dulcemente de una manera que nunca había visto antes.

- es de Christine… ya la verás cuando lleguemos al Jeffersonian- ¿la doctora Brennan tiene una hija…? Definitivamente Hodgins no me dijo todo lo que ha pasado en mi ausencia, pero es lógico que tenga una hija después de todo ella quería ser madre

-me alegro por usted- le digo con una gran sonrisa, ahora entiendo porqué la vi diferente cuando me recogió- y… ¿puedo preguntar quién es el padre?- ella voltea a ver a Booth y sonríe

- es Booth- yo me sorprendo bastante con eso, pero después sonrío al pensar que Ángela y Hodgins siempre dijeron que la doctora Brennan y Booth eran algo más que compañeros.

-debe ser una niña preciosa, me gustaría conocerla.

-lo harás, seguro le vas a gustar.

El resto del camino transcurre en silencio hasta llegar al Jeffersonian, cuando veo ese lugar donde pasé tantos años de mi vida no puedo evitar sonreír, ya estoy en casa de nuevo.

¿continuo?