Disclaimer… no sé para que se pone esto pero bueno, no es mío, ni Zack ni Bones… la chica Sherlock si es mía! :D

Le agradecería a mi familia o a mis amigos… pero como ninguno lee mis fanfics les agradezco a ustedes los que dejan reviws para inspirarme! ¡Gracias!

O0o0o0o0o0o00o0o0o0o0o0o0o0o 0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o 0o0o0o0o0o0o0o

Llego al hospital y la meten a cirugía, después de estar un rato en la sala de espera un doctor se me acerca.

-¿es familiar de… bueno la paciente de la bala en el brazo? – dice algo confundido por no saber su nombre.

-no, soy del FBI y está bajo mi custodia soy Zack Addy- vaya que raro es decir eso…

-bueno, en ese caso la operación fue un éxito y solo estará débil por un tiempo, va a quedarse en observación unos días, si quiere puede pasar a verla Sr. Addy- yo asiento y él me señala la habitación, llego y la veo dormida, ahora tengo la oportunidad de verla bien, es alta, pálida, y tiene el cabello corto por encima de los hombros y negro, me acerco a la silla que está al lado de la cama y me le quedo viendo, es mexicana, la oí hablar en español, me quedo un rato más observándola, pongo mi codo sobra la cama y recargo mi cara en mi mano, los ojos se me cierran poco a poco hasta que caigo dormido.

POV SHER

Siento que todo el cuerpo me pesa y me cuesta demasiado moverme… eso solo significa una cosa…morfina… maldición, abro los ojos y veo que estoy en una habitación de hospital, trato de moverme pero no me responde el cuerpo, de pronto siento algo en mi brazo derecho, volteo para ver qué es y veo al chico del FBI, Zack, se ha quedado dormido y su cabeza descansa sobre mi brazo… como empiece a babear le pego un tiro… espera ¡no tengo mi arma! Fox y Rodrigo cumplieron mis órdenes y me dejaron, suspiro pero me resigno y, como no tengo nada más que hacer, me le quedo viendo a Zack, y empieza el psicoanálisis, no anda de traje, no trae pistola, no tiene cara de chico rudo…

-*en conclusión no es del FBI*- vaya miren quien decidió aparecer, mi alucinación personal que se hace llamar Hayato… (si, verán sufre de una ligera locura, como todos los genios XD)

-*vaya ¿dónde te habías metido?*- pregunto en mi mente ya que no puedo hablar y no quiero asustar a Zack, el se encoge de hombros y camina por la habitación con las manos en los bolsillos.

-*por ahí*- me dice sin importancia, yo ruedo los ojos y niego con la cabeza. Eso parece alertar al chico que levanta un poco la cabeza, me mira con… ¿decepción?

-no, no estás soñando- le digo suponiendo que él creía que había sido un sueño, vuelve a cerrar los ojos y se acuesta de nuevo- ¡venga ya! ¿Qué rayos haces?- le digo fastidiada porque sigue somnoliento y no parece con ganas de despertarse del todo. Al fin parece reaccionar y se levanta, se frota los ojos y me mira… debo admitir que es bastante tierno el chico, pero no tengo tiempo de fijarme, tengo que salir de aquí antes de que venga el verdadero FBI.

-bueno, Sherlock… supongo que eres de alguna agencia…- dice en tono neutral, yo sonrío divertida, me divierte el hecho de que quiera sacar deducciones cuando evidentemente no es lo suyo. Suspiro y niego con la cabeza.

-vaya, ¡qué listo!- le digo sarcástica, el parece no notarlo y me mira confundido.

-nada de lo que te he dicho podría haberte sugerido eso, pero si lo soy, tengo un IQ superior a los 170- me dice y yo me río, aunque de inmediato paro y cierro los ojos con fuerza, la morfina está dejando de hacer efecto. Al ver mi mueca de dolor se acerca un poco más…

-¿estás bien?- me pregunta yo, aún con el dolor del hombro no dejo de sonreír.

-claro, solo me duele bastante- le digo sonriendo enormemente.

-¿y eso te causa gracia? Generalmente el dolor indica que algo va mal- me dice sin entender el sarcasmo… no sé si es muy inocente o realmente estúpido- no deberías moverte.- yo hago un gesto de fastidio.

-meh… el dolor me recuerda que estoy viva- le digo, el me mira sin entender de nuevo y yo sonrío más.

-eso es ilógico… no puedes olvidar que estás viva.

-créeme que si puedo- le digo con una sonrisa algo triste- ahora tengo que salir de aquí.

-¿qué? No- me levanto y me quito las agujas del brazo, la máquina empieza a pitar pero la apago antes den cuenta las enfermeras- espera- él se levanta también y se acerca tratando de detenerme, demasiado tarde, ya me he metido en el baño después de coger la ropa de la silla, me cambio teniendo cuidado con la herida y después salgo, duele como si tuviera un metal al rojo vivo ahí pero me concentro y no hago caso a la sensación. Salgo de la habitación y Zack me sigue…

-¿no tienes otra cosa que hacer?- pregunto sin voltear a verlo mientras salgo del hospital evitando médicos y enfermeras.

-no- me responde secamente.

-pues en ese…- me corto porque empiezo a marearme siento que voy a caerme y me agarro de lo primero que encuentro, en este caso Zack, como lo tomo desprevenido casi nos caemos los dos, me sostengo de él un momento más descansando mi cabeza en su pecho.

POV ZACK

Que chica tan terca… ¿a quién se le ocurre salir así del hospital?

-te llevaré de regreso- le digo separándola de mi al ver que ya está mejor.

-no- dice aún apoyándose en mí con una mano- no me gustan los hospitales.

-no se trata de que te gusten- le digo serio, ella hace una mueca.

-meh… de todas formas es tu culpa que me hayan disparado- me dice y yo bajo la mirada, eso lo sé, no tiene que recordármelo.

-nadie te pidió ayuda- le digo algo frustrado por tener que quedarme con ella, porque ella no se quiera volver al hospital y porque me está echando la culpa, ella sonríe ligeramente y baja la mirada.

-es mi trabajo, aunque seas gringo- me dice… yo lo miro extrañado, ¿por qué es su trabajo?- anda… llévame a otro lado ¿sí?- me dice sonriendo, yo suspiro y asiento.

-está bien- le digo- vamos.

Pedimos un taxi y fuimos al Jeffersonian, llegando no vimos a nadie así que fuimos a la oficina de Hodgins, porque yo aún no tengo la mía, y se acostó en el sillón, todo el camino se vino riendo de mí por no saber conducir y aunque yo casi nunca me enojo, ya comenzaba a cansarme.

-vamos… no es para reírse así- le digo con voz cansada.

-ya, ya. Está bien- me dice pero sigue sonriendo- es que nunca había visto a nadie de más de 20 años que no supiera conducir, al menos no en estado unidos.

-¿de dónde eres?- pregunto a ver si puedo sacarle algo de información sobre ella.

-de México- me dice aún sonriendo- si planeas un interrogatorio déjame decirte que no creo que sea lo tuyo- me dice con los ojos cerrados.

-no trato de interrogarte- le digo confuso- según yo preguntar por la otra persona es educado- le digo y veo como sonríe luego me mira, yo sigo sin entender.

-eres antisocial ¿verdad?- me dice riendo y yo le respondo con mi tono normal.

-no logro relacionarme bien con las personas, algunos dicen que soy demasiado sincero…

-ser sincero es bueno, a mí me gusta que seas así- me dice aún sonriendo. Nos quedamos un rato más hablando me cuenta poco sobre ella pero escucha atentamente lo que le digo sobre mí, estando así hasta se me olvida quien es, todo va bastante tranquilo hasta que…

0o0o0o0o0o00o0o0o0o0o0o0o0o0 o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o00o0o 0o0o0o0o0o0o

o.O ¿qué pasará? XD Nos leemos!