LOS PERSONAJES DE SAILOR MOON SON DE NAOKO T YO SOLO ME DIVIERTO JUGANDO CON SERE Y DAR….

..

Agradecer de ante mano a mi amiguis Nikii por la corrección gramatical de este capitulo, les recuerdo mis niñas que esto es ficción

.

.

.

9-11

Lo lamento Serena—dijo visiblemente apenado

¿Por qué lo hiciste? —Pregunté levemente conmocionada por el beso —Yo…

Te amo…

Drew yo, ¿hace cuanto?

Estoy enamorado de ti, hace mucho tiempo

Yo, lo siento—me gire dándole la espalda—Yo no puedo corresponderte

¿Por qué? —me giró tomándome de los brazos—¿Por qué no puedes corresponderme?

Yo estoy

¡Darién murió! ¡Tú tienes que entenderlo!, murió hace seis años Serena

¡NO!

Si, eso es enfermizo, ¿Crees que él va volver de la muerte? No, Serena, tus hijos necesitan un padre, tú necesitas que alguien te ayude y te cuide

Yo no necesito a nadie…

No te hagas la fuerte conmigo Serena—pasó las dos manos por su cabello—Soy yo el que he estado allí

Quizás eres mi...

¡No lo digas por favor!

Tú tienes que entender

¿Entender qué? ¡Maldita sea! ¿qué tengo que entender? Que aún te guardas para una persona que murió, Dios quiero ayudarte ¡protegerte! tú necesitas un hombre a tu lado, tus hijos necesitan un padre

¡Mis hijos tienen un padre! —grite enojada

Uno que MURIÓ, Serena MURIÓ, ¡Demonios! yo he sido mas padre para esos niños que Darién Chiba

Él es tu amigo

Fue… Entiéndelo bonita fue—sus manos tomaron mis mejillas mientras las primeras lagrimas abandonaban nuestros ojos—Yo sé que lo amaste, yo sé que has sufrido seis años por él, pero ya basta Serena, tienes que darte otra oportunidad y demonios yo te amo a ti, a tus hijos, los adoro como si fuesen sangre de mi sangre, dame una oportunidad bonita, solo te pido una oportunidad, para mi, para ti, para tus hijos—descansó su frente en la mía—Por favor…

Andrew…

Shss, no tienes que decírmelo ahora bonita, solo piénsalo Serena, Darién donde quiera que este sé que bendice nuestra unión porque él sabe que yo cuidare a sus hijos como si fuera él—besé mi frente y me abrazó —Y te cuidaré a ti por siempre…

Fin Flash Back….

.

.

—No puedes estar hablando en serio bonita.

—Te he dicho que lo he visto hoy, platiqué con él Andrewpeine mis cabellos y me senté en la cama

—Esto no me puede estar pasandoAndrew caminaba de un lado a otro ¿Estás segura que era él?

—Era él Andrew, mi Darién, el hombre por el cual he llorado once años, ¿cómo crees que me siento yo? Al verlo, al sentirlo.

—Dime que me estas mintiendose agachó frente a mi—Por favor bonita—tomó mis manos

—Te digo que lo vi, te digo que hable con él —las lagrimas empezaron a correr por mis pómulos —No recuerda nada, perdió una pierna en el atentado pero sigue siendo el, Darién, tu amigo, el padre de…

— ¡No! — gritó interrumpiéndome—Yo soy el padre de Hotaru y Seiya ¡yo!

—Andrew—traté de tocar su rostro, pero él se levantó

— ¡Soy yo el que he estado allí!, en cada obra escolar en cada torneo de futbol, Soy yo el que ha corrido contigo porque están enfermos, YO Serena, ¡YO!, yo tengo más derechos en ellos que él

—No entiendes

—La que no entiendes eres tú. Él no puede venir once años después a tomar a mi familia

— ¡No me estas escuchando! — grité—No recuerda nada ¡nada!, no sabe ni quién soy yo, ¡ni quién es él!, pero hay una cosa que no podemos ocultar él es el padre de Seiya y Hotaru

—Nunca…

—Andrew

— ¡No Serena!

—Mami—giré mi rostro viendo la carita de los mellizos estaban asustados

—Porque pelean Drew y tú —dijo Hotaru entrando al cuarto, vi a Andrew suspirar y pegar su frente contra la pared una y mil veces

Limpie mis lagrimas como pude antes de que ellos se acercaran más —No estamos peleando tesoro Andrew solo me está contando un caso del hospital, ¿No es cierto Drew? —Vi como mi novio y mejor amigo se contenía refrenando sus lagrimas, suspiró fuertemente y caminó hasta llegar donde estábamos Hotaru y yo.

Acarició la mejilla de mi princesa con una mano y la jaló abrazándola fuertemente, Seiya nos miraba desde la puerta, sin saber qué hacer, Andrew suspiró mirándome a los ojos tratando por todo los medios de relajarse, dio otro suspiro y separó a mi niña de su cuerpo

—Le contaba una anécdota divertida del hospital a mamá y me exalté eso ha sido todo—sonrió dándole confianza a mi niña y le dio un beso en la frente

— ¿Qué hacen despiertos? —Miro a Seiya y a Hotaru.

—Escuchamos ruidos y por eso hemos venido—dijo Seiya sin dejar de mirarnos

—Es hora de ir a la cama mañana hay escuela—dijo Andrew—Despídanse de mamá —mis niños me dieron un beso y luego él los acompañó a la habitación, esperé que volviera a la alcoba que compartíamos pero él no lo hizo, pasados veinte minutos decidí salir a buscarlo pero él no estaba… Se había ido

.

.

.

La mañana siguiente me levanté muy temprano, no sabía a qué horas me había quedado dormida solo sabía que había llorado demasiado, por Andrew, por mi y por Darién, todos habíamos sido víctima del destino. Me maquillé para que mis niños no notaran mis ojeras pero mis ojos se veían levemente hinchados, aliste a los mellizos y me fui a impartir mis clases

A la hora del receso estuve intentando comunicarme con Andrew mas él no me contestó… Suspiré y cerré el celular deseando poder hablar más tarde con él

— ¿Qué cara? —dijo Mina sentándose frente a mí

—No tuve buena noche—respondí revolviendo mi pasta

— ¿Problemas con Andrew? Yaten lo vio salir de casa anoche e iba en pijamas, antes de subirse a la moto le dio un par de patadas.

—Mina…

—Sabes que estoy para ti, ¿quieres contarme?

—No entenderías—mi celular vibró con un mensaje de texto, lo abrí pensando que podría se Drew no era de él, pero tampoco pude evitar la sonrisa en mi rostro al ver quién era el remitente.

Hola Serena, quería saber si siempre vas a venir, hoy estoy ansioso por saber de mi, perdona si te presiono pero es como ver la luz al final del túnel otra vez. Parezco niño en mañana de navidad perdón, si no puedes venir yo entiendo pero de verdad muero porque me platiques mas de mi

Endimión

Pdta.: se siente bien usar mi nombre real, estaré eternamente agradecido contigo.

Le di responder rápidamente:

Sí, tengo clases hasta las tres, dime donde podemos vernos…. Serena

Pdta.: me alegra que te guste tu nombre

Él contestó inmediatamente

¿Conoces la cafetería que está cerca a la universidad pública de Nueva York? hacen una torta de chocolate exquisita, podemos disfrutarla con un buen café y una agradable conversación. Endimión

Sonreí

Sé dónde queda nos vemos a las tres… Serena

Suspiré guardando el celular en mi bolsillo

— ¿Buenas noticias? —Inquirió Minako

—Sip—me pasé las manos por el cabello otra vez—Mina sé que estoy abusando de ti pero ¿podrías quedarte con los mellizos otra vez hoy?

—Claro, somos amigas Serena—estuvimos un rato en silencio—No quiero meterme en tu vida, pero un hombre como Andrew no se encuentra tan fácil ese hombre besa el suelo por donde tú caminas, no se vale que lo…

—No estoy engañándolo

—Yo no he dicho eso Serena

—Voy a contarte Mina pero no hoy—ella asintió a la vez que el timbre sonaba anunciándonos que debíamos retomar clases

Salí de la escuela y tome un taxi a la dirección que Darién me había dicho que cruel podía ser el destino ya que justo ahí habíamos tenido nuestra primera cita

.

.

Flash Back…..

¿Serena?... ¿Qué haces aquí?

Aquí estudio…—me encogí de hombros

Yo también, ¡wao! el mundo es un pañuelo

Si yo también lo creo

Bueno ya que estamos aquí ¿me aceptas un café? —se rascó la nuca visiblemente nervioso

Darién veras yo tengo que…

Anda preciosa, llevo ocho meses pidiéndote una cita

O sea que no es un café normal, me estas pidiendo que salga contigo.

Tanto como una cita no, la quincena esta algo lejos y en estos momentos soy pobre, pero en la cafetería que está aquí a la vuelta hacen unos banana Split de rechupete —Sonrió —Anda di que si—puso los ojos como el gato con botas de Shrek

Eres imposible lo sabes

Sí, y nunca me doy por vencido…Más cuando quiero algo

Fin Flash Back

.

.

Salí de mi divagues mental cuando el taxista me dijo que habíamos llegado, hacia más de once años que no venía a este lugar, había cambiado mucho, me senté en una de las sillas de la terraza y un jovencito llegó a dejarme el menú —¿La señora Luna aun administra este lugar? —le pregunté al joven

—La señora Luna murió hace cuatro años señorita su hijo ahora atiende la cafetería —respondió amablemente, le sonreí y abrí el menú, el banana Split ya no estaba entre los postres ahora había todo tipo de tortas

—Lamento haberte hecho esperar—mi mirada se despegó del menú viendo al hombre que amaba a pesar de que ya habían pasado once años, tenía un pantalón gris con un suéter negro y un chaleco color verde, sus libros debajo del brazo y un bastón en su mano derecha, sentó en la silla de enfrente y acaricio su pierna —He estado teniendo problemas con esta nueva prótesis al parecer voy a tener que cambiarla otra vez—sonrió — ¿Y tus hijos?

—Están con una amiga, ¿te duele mucho? —inquirí preocupada

—No mucho, solo que cuando cambio la prótesis duele al comienzo mientras se ajusta a mí, ¿Ya viste la torta de la que te hable?

—Si

—Peruru—Darién llamo al chico—Podrías decirle a Kaoly que nos saque dos porciones de torta de chocolate y dos café para mí y porfa que me dé una para llevar para Rei —quise no sentir nada, pero la oleada se celos recorrió mi cuerpo, deseando decirle quien era yo en realidad—¡Ahh! se me olvidaba que guarde otras dos porciones para llevar —volvió a sonreírme —tengo dos amiguitos que seguro le gusta el chocolate—"tanto como a su padre" pensé

Fue entonces cuando caí en cuenta que yo no podía ser tan egoísta y pensar solo en mí

—No quiero parecer intenso pero necesito que me cuentes lo que sepas de mi ¿tenía hermanos, novia, padres?

—Eras hijo único, tus padres murieron en un accidente automovilístico cuando tenías siete años

— ¿Algún tutor legal?

—Escapaste del orfanato cuando cumpliste doce, trabajaste en una tienda de abarrotes por techo y comida. Cuando cumpliste dieciocho entraste a Shields Holding como mensajero.

—Sabes mucho de mí

—Te conocía mejor que yo

— ¿Enserio? ¿Tú sabes si…?—en ese momento el chico llegó con los pedidos y tres cajitas él tomo una y me entregó las otras dos, sentí mi celular vibrar y lo saque del bolso mirando fijamente en la pantalla

Andrew

Ahora no podía contestar

—Si necesitas contestar—dijo antes de llevar el café a su boca

—No es importante—aunque doliera en verdad no lo era si los colocaba a ambos en una balanza el lugar de Darién se inclinaría mas, él ganaría siempre, apagué el celular y le di un sorbo a mi café.

Darién resoplo luego de unos minutos de silencio— ¿Sabes si tenía alguna novia? O ¿una esposa?

No sabía que decirle

—Recuerdas que te dije que siento como si hubiese dejado a alguien sola, es un dolor en el pecho muy profundo, por favor se sincera conmigo—rogó

Decisiones, la vida estaba llena de ellas, yo podía decirle que no había nadie y dejarle el camino abierto a Rei, o decirle que yo era su novia, que era a mí la que me había dejado sola en el momento que más lo necesitaba

Coloque las manos en mi taza—Serena por favor, tú eres la única conexión que tengo con mi pasado, con el Endimión que fui, para mi es importante saber si existió alguien-

Respire profundamente, no podía dejarle el camino libre a Rei, no cuando yo había llorado once años por él, no cuando yo tenía dos hijos que merecían conocer a su papá, bajé la taza y tomé sus manos estaban tan suaves como once años atrás

—Estabas muy enamorado de una chica, se iban a casar

Sus ojos se abrieron con sorpresa, las manos le temblaron y su respiración se agito

Debí haberme quedado callada esto no se trataba de mi si trataba de él ¡maldición!

—Endimión tienes que calmarte

—La deje sola, por eso la opresión en el pecho, ella debió haber sufrido mucho ella debe pensar…-

—Tranquilízate—apreté sus manos—Tienes que calmarte si no, va ser imposible que sigamos hablando

— ¿La conoces Serena? ¿La conoces?-

Estoy frente ti amor mío…

—Por favor Serena, No me mientas, te lo suplico—ahora él apretó mis manos

—Prométeme que te calmaras que tomaras las cosas con calma Rei me dijo que tu doctor…-

—El doctor Kumada no sabe nada, él no me entiende, Rei tampoco, tuvimos una discusión muy fuerte hace unos minutos, ella dice que me va doler recordar, no entiende que yo lo necesito.-

Alce mi mano tocando su mejilla—Te entiendo-

—Por favor— él tomo mi mano y la besó —Dime quien era ella.

—Se llamaba Bunny

— ¿Conejo?

—Odiaba que le dijeras así

—Me imagino… ¿Como la conocías?

—Trabajábamos juntas—dije consiente de la telaraña de mentiras que estaba creando, solo esperaba que esa telaraña no se rompiera antes que él recordara todo

— Ella era hermosa ¿verdad?

—Tú siempre le decías que ella era hermosa

—Ayer recordé algo

— ¿De verdad? —pregunté emocionada

—Una risa, era más bien como un sonido angelical, Sabes…. Sabes ¿Dónde esta ella?, ¿Qué paso luego del accidente?, ¿Ella estaba en la torre?

—Son muchas preguntas

—Lo siento—se vio apenado

—No sé donde esta ella—mentí y esa mentira me dolió más a mí que a él—No estaba en la torre y sé que ella sufrió mucho por ti-

—Dios…, —bajó la cabeza y peinó sus cabellos con sus dedos —La hice sufrir… Ella debe pensar que estoy…

—No fue tu culpa—lo interrumpí —Fue culpa de los terroristas.

— ¿Sabes su apellido?

—Darién… perdón Endimión, creo que fue suficiente por hoy—él no se dio cuenta de mi metida de patas.

—Por favor yo necesito saber

—Te entiendo pero todo a su tiempo, no puedes saber todo de un día para otro— miré la hora en mi reloj dándome cuenta que eran casi las seis —Debo irme los niños me esperan

—Entiendo, ¿podremos vernos mañana? —quería pero no podía dejar a los niños tanto tiempo solos

—Mañana no puedo, Seiya tiene clase de karate y Hotaru de ballet, pero puede ser el viernes aquí mismo

—Está bien el viernes será, pero antes de irte —me miró y suspiró —Puedes decirme su apellido, por favor Serena

—Winston, Bunny Winston —ese era mi primer nombre y mi segundo apellido

—Winston— se llevó las manos a la cabeza—Bunny Winston ¡demonios!— gritó golpeando la mesa —No me dice nada el nombre ¡nada!, no puedo recordar nada y eso me frustra — su voz salió tan dolida que me levanté de la silla arrodillándome frente a él y abrazándolo fuertemente

—Shss, yo estoy aquí voy a ayudarte —le dije apretando mi abrazo, —Voy a ayudarte a recordar pero tienes que tener paciencia y calma-

—Todos me piden paciencia y calma… no puedo, es tan frustrante no saber nada, vivir en una nebulosa-

—Shsss, tranquilízate—lo apreté más a mi—Ya te dije que voy a ayudarte pero debes ser paciente, con impacientarte no lograras nada-

—Lo sé—su voz ahora era ronca, ahogada —Pero es tan difícil no saber quién demonios soy— tomé su cara con mis manos y limpie mis lagrimas, quería besarlo y decirle que yo lo amaba que aquí estaba con él, pero eso no era justo

—Con el tiempo y con mi ayuda recordaras, te lo prometo—él asintió

—Gracias—me dijo aun con voz ronca—Te dejo ir, tus niños han de estar solos

Nuestros niños Darién…

— ¿Te acompaño a tomar el autobús?

—Tomaré un taxi—le dije levantándome

—Yo también tomaré uno, vivo cerca pero la pierna me está doliendo, si quieres compartimos así sabrás donde vivo yo —fue mi turno de asentir

Caminamos juntos hablando de nimiedades, le pregunté por la universidad y él por los niños, tomamos un taxi en la avenida en el camino a su casa me dedique a hablar de mis hijos y de lo mucho que ellos me habían ayudado, cuando él se bajo encendí el celular

Había varias llamadas perdidas de Andrew que me notificaba el servicio de teléfono y también varios mensajes

Bonita tenemos que hablar

Por favor contéstame el celular

¿Estás con él? Por favor amor háblame

Te estaré esperando en la casa por favor amor háblame

Dejé que mi cabeza se recostara en el sillón no quería hacer sufrir a Andrew, pero mi amor siempre había sido de Darién y ahora que lo había encontrado no iba a dejarlo ir.

Cuando el taxista aparcó en mi edificio vi a Drew apoyado en su motocicleta, tan pronto baje del taxi él camino hacia mí abrazándome fuertemente y dando besos en el tope de mi cabeza

—Te llame mil veces—decía entre besos

—El celular se me descargó—Mentí

—Tenemos que hablar

—Lo sé

— ¿Lo viste? —no valía la pena mentir

—Si…

— ¿Cómo esta?

—Confundido y muy perdido por no recordar nada

—Te amo

—Andrew…

—Por favor bonita, él fue mi amigo pero yo te he amado seis años dos en silencio, no podemos romper todo porque él haya regresado de la muerte

—Esta no es una conversación para tener en el parqueadero del edificio Drew

—En el apartamento estarán los niños y no quiero que pase como ayer

—Solo no hablemos de esto ahora… Es complicado—me solté de su abrazo y empecé a caminar dentro del edificio

—Bonita—me gire mirando a mi mejor amigo—Por favor prométeme que no me dejarás— cerré los ojos, en este momento yo no podía prometerle eso a Andrew…

To be Continue

.

.

Si yo sé merezco la pena de muerte por hacerlas sufrir, pero chicas ¿qué puedo hacer yo?, la historia es así de complicada por un lado esta Darién que es el más inocente en todo esto, por otro Serena que ha sufrido por él y Andrew que no merece sufrir…Falta Rei, ella también tendrá su cuota de sufrimiento…

Gracias por leer y comentar es un placer para mí que disfruten leyendo tanto como yo escribiendo, espero para mañana tener listo el final de Embarazados y porfis pásense por La Princesa de la Oscuridad, es un fic un tanto tenebroso el primero que hago en ese género y será súper corto cuatro caps, sin más dejo la palabrería y me despido

Aryam.

Mujer eres cruel… no lloré pero por Dios todo el conjunto de sentimientos los tengo revueltos. Mala Mujer… muy Mala hahaha… TQM!

Ary