! LOS PERSONAJES DE SAILOR MOON SON DE NAOKO T YO SOLO ME DIVIERTO JUGANDO CON SERE Y DAR….

..

Agradecer de ante mano a mi amiguis Nikitha por la corrección gramatical de este capítulo, les recuerdo mis niñas que esto es ficción

.

.

.

9-11

.

No supe cómo actuar hasta que la primera lagrima se deslizó por mi mejilla, todos estos años llorando y sufriendo en silencio, todos valían la pena en este momento cuando sus labios tan dulces como los recordaba se movían entre los míos…Lento, sin prisas…

—Endimión — me separé de él dejando que las lagrimas se rodaran por mis mejillas

—Serena—él lucia apenado—Yo…Yo

—Shsss—coloque mis dedos en sus labios

—Yo no quise—y eso me partió el corazón, con la fuerza que no tenia lleve mi mano a mis ojos quitando las lagrimas.

—No ha pasado nada Endimión —dije tratando de sonreír pero solo fue una mueca la que adorno mi rostro—Yo debo irme, los niños están por salir

—Sí, Yo...

—Por favor no te disculpes más—acaricie su mejilla, — ¿Nos vemos el Lunes? —pregunté sin dejar de ver sus hermosos ojos

—Sí, el lunes tengo un examen—señaló los libros en la isleta del la cocina, sonreí al recordar lo que era nuestra isleta cada vez que él necesitaba estudiar…

Suspire lentamente y me levante del sofá…

— ¿Qué harás mañana? —Preguntó él, cuando yo iba a salir

—Estaré con los niños, es fin de semana —Sonreí —Nos vemos el lunes —salí del departamento y me recosté en una de las paredes del pasillo…"Dios, ayúdame a no contarle la verdad", me dije mientras llevaba mis dedos a mis labios recordando el beso que nos habíamos dado minutos antes

Camine hacia el ascensor mis labios picaban y mi corazón latía demasiado a prisa, campanilla sonó avisándome que el ascensor había llegado camine para entrar sin darme cuenta que alguien venia saliendo…

— ¿Qué demonios estás haciendo aquí? —Rei me veía entre enojada y fastidiada

—Darien me dijo que viniera…Igual ya me voy

—Endimión —replicó

—Su nombre es Darién

—Escúchame bien, he pasado años cuidando al hombre que está allí como para que tú…-

— ¿Para qué yo me lo robe?... Mira Rei los mismos años que tú llevas cuidándolo yo llevo llorando, ese hombre es mío y voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para que este donde le corresponde. A mi lado y al lado de sus hijos y eso ni tú ni nadie lo va impedir—pase a su lado entrando a la cabina

—Te dije que jugaríamos limpio y tú no estás cumpliendo con tu parte-

Me gire completamente mirándola sin entender—Mira Rei, yo no sé de que hablas, yo soy su prometida y…

—Eras, Serena o fuiste su prometida, no voy a permitir que lo quieras confundir-

— ¿Confundir? —Me pase la mano por la cabeza, — ¡Dios Rei!, ¿sabes lo difícil que es para mí no contarle quien soy, no decirle que tenemos dos hijos?

— ¿Y qué es lo que deseas?, ¿que se haga cargo de ellos?, ¡él no está en condiciones para hacerlo!

—He mantenido a mis hijos muy bien yo sola, pero necesitan un padre…¡Necesitan a su padre! estoy haciendo esto con calma Rei y créeme no es fácil, pero voy a decirte una cosa y solo te la diré esta vez, he pasado años sufriendo al creer que el amor de mi vida había quedado debajo de los escombros del Word Trade Center, como para dejarlo ir ahora que lo tengo —presione el botón para irme, sobre todo por la hora que era, pero antes de entrar al elevador me gire mirándola fijamente —No pienso jugar limpio

—Es bueno saberlo Serena—dijo colocando sus brazos en los infrarrojos del ascensor—Yo también llevo muchos años sufriendo por ese hombre, para que tú, de buenas a primeras quieras quedarte con él, es bueno que dejes las cartas sobre la mesa porque yo tampoco pienso jugar limpio—Sonreí, sabía que ella no iba a hacerlo

—Ok, pero me gustaría saber ¿cómo le harás para que él deje de verme? ¿Sabes Rei? Darien sigue siendo el mismo aunque no lo parezca él va recordar todo algún día y veremos que es más fuerte, si la gratitud que siente porque lo has cuidado o el amor que sentíamos antes de que todo esto pasara-

—Yo soy su presente…Su futuro. —dijo sin vacilación

—No hay presente y futuro sin un pasado, ahora deja que el ascensor se cierre tengo dos hijos que cuidar

—No lo dejare ir sin pelear—dijo quitando las manos de los infrarrojos

—Entonces esto es una guerra—exprese mientras las puertas se cerraban

Salí del edificio rápidamente llamando un taxi, afortunadamente llegue a tiempo para recoger a los niños

.

.

.

.

El sábado empezó muy bien estaba en mi habitación con Hotaru Y Seiya viendo Phineas y Ferb mientras terminábamos de despertar

— ¿hacemos Hot Cakes para desayunar? —pregunte a mis ángeles acariciando su cabeza

— ¿podemos ponerles miel mami? —dijo Seiya con su sonrisa encantadora

— ¿Y chocolate? —Hotaru me dio la misma sonrisa

Negué recordando la primera vez que había visto la extraña combinación de Chocolate Mantequilla y miel en Hot Cake…

.

.

Flashback

— ¿Qué haces?— Darien se acercó a mi abrazándome por la cintura desde la espalda.

— Desayuno— dije tartamudeando

— ¿Puedo colocarles miel y chocolate?

—Es desayuno, no postre…

—Y no puede ser un desayupostre?

—No

—Eres mala—hizo un puchero gracioso que pude ver gracias a la tapa del microondas, me gire mirandolo fijamente con la espátula en mi mano

—Soy muy…—no me dejo continuar, sus labios se apoderaron de los míos y sus fuertes manos me alzaban de las caderas—Dar… —susurre mientras sentía que me levantaba

—Amo como se ven mis camisas en tu cuerpo princesa, te juro que botaré cada uno de tus camisones solo por verte así de sexy—sus labios descendieron por mi cuello hasta el valle de mis pechos —eres la mujer más hermosa, del mundo…—succionó uno de mis pechos y mis manos se afianzaron a su cabeza mientras él me dejaba sobre la isleta de la cocina

La ropa voló de parte y parte mientras se ubicaba en mi entrada e ingresaba en mi lentamente, mis piernas se ciñeron a su cintura mientras sentía sus suaves estocadas, hacer el amor con Darién era lo más perfecto, sus palabras suaves, su mirada dulce y sus tímidas envestidas, siempre me trataba como si fuese una muñeca de porcelana, mi cuerpo se tensionó a tal punto que llegue al paraíso.

—Te amo—dije entrecortado mientras recostaba mi cabeza en su pecho

Sus manos tomaron mi rostro dejando nuestros ojos encontrados—Yo te amo mucho más, tanto que no hay palabras para describirlo, eres lo mejor que me ha pasado en la vida Serena—me dio un beso—prométeme que si algún día, mi mano resbala de la tuya tú me agarrarás así sea de los dedos, prométeme princesa que nunca me dejarás, alejarás o me dejarás solo prométemelo

—Te lo juro, te amo

Fin Flash Back

—Mami…—Seiya tocó mi brazo—¿Vas a hacer los hot cakes?

—Si mi amor, voy a hacer los hot cake y podrán ponerle miel y chocolate- respondí la pregunta silenciosa de Hotaru

Después de comer el desayupostre, como él y luego mis hijos lo habían bautizado, mande a los chicos a bañarse, Seiya estaba en el baño de invitados mientras Hotaru en el de mi cuarto cuando mi celular empezó a sonar

—Bueno—dije sin reconocer el número

—Serena…—dijo la persona al otro lado de la línea—Soy Endimión-

—Endimión ¿qué sucede?— su voz se escuchaba desesperada—Necesito verte… por favor necesito verte.

—Estoy en casa con los chicos y-

— ¿Puedo ir? por favor Serena— estaba empezando a asustarme —por favor

— ¿Tienes donde anotar?

—Estoy en un taxi, pero dime, quizás mi memoria pasada esté borrada pero recuerdo perfectamente bien una dirección-

Le di mi dirección y fui a mi habitación, Hot ya estaba cambiándose, le di un beso antes de entrar al baño y darme una ducha rápida, un par de vaqueros, unas botas bajas y un sweater sencillo, até mi cabello en una coleta alta y coloque un poco de brillo en los labios

Los chicos estaban en la sala del departamento cuando salí

— ¿Nos vamos? —Seiya preguntó

—Verán niños…

—Mamá prometiste llevarnos

—No sé porque quieren ir allí

—Porque el día del aniversario había mucha gente—reclamó mi pequeño caballerito

—Me ha llamado un amigo-

— ¿Drew? —Hotaru preguntó —No ha venido hace mucho mami

— ¿Mami te peleaste con Drew? — interrogó Seiya

Estaban muy preguntones el día de hoy, iba a responder su pregunta cuando el timbre se escuchó

—¡Yo voy! Seiya se escabulló mientras corría en dirección a la puerta

—Buenas ¿Estará Serena Caballerito?

—Tú eres el señor del memorial— dijo Seiya, — ¿Para que buscas a mi mama?

—Soy su amigo le dije que vendría

—Endimión —dije llegando tras el Seiya me miro entrecerrando sus ojitos

— ¿Él es tu amigo? —Mi machito posesivo y celoso salió a flote

—Hola—Hotaru apareció tras mis piernas…—Soy Hotaru, ¿Te acuerdas de mi?

—Claro princesita—Darien afianzo su bastón al suelo antes de acuclillarse frente a mi pequeña

—Niños…— los llamé — ¿Porque no van con Mina un momento mientras yo hablo con Endimión? —les di una suave sonrisa

—Pero ibas a llevarnos—Seiya hizo un puchero—¡Lo prometiste! —dijo enojado

—Amor…

—Tú siempre cumples tus promesas—colocó sus brazos en jarra

—Si van a salir—Darien me miro—Yo no quiero molestar

Suspire -Hagamos una cosa, hablaré con Endimión media hora, pueden ir con Mina o ir a ver caricaturas y después los llevare al memorial-

Mi bebé hermoso, me abrazó por la cintura—Esta bien mami… media hora, 30 minutos —señalo su reloj de Ben10 —1800 segundos, ni uno más ni uno menos trato

—Trato— Vi como mi hijo iba a escupir su mano

—Seiya—lo tomé de la mano antes de que lo hiciera—Siempre cumplo mis tratos

—Sabes que hay que sellarlos

— ¿Si lo sellamos con un beso?

—Voy a ver tele, ¿vamos Hot? —dijo mi hijo tomando de la mano a su hermana y caminando hasta la habitación, sonreí Seiya estaba en esa etapa de la vida "No me gustan los besos de mi mamá"

Invite a Darien a seguir y sentarse en el sofá mientras sacaba del refrigerador un par de Coca colas

—Lamento haber venido así —recibió la lata y la destapó

—Tranquilo, te escuchas mejor ahora de lo que te escuche por telefono—Coloque mi mano en su pierna—¿Quieres hablar de lo que te ha ocurrido?

—He peleado con Rey…— suspiró —Ayer cuando llegó del hospital, donde le había dicho el doctor Kumada que podían darle trabajo, estuvo rara pero yo me dedique a estudiar y no le preste mucha atención esta mañana discutimos cuando le dije que habías ido al departamento y luego yo….—Se quedo callado—Tuve dos recuerdos

Mi corazón empezó una carrera frenética

—En uno estabas tú—recostó su espalda en el sofá —Estoy tan confundido Serena —me miró a los ojos, su par de gemas azules como el zafiro se veían claros y muy preocupados —¿Tú de verdad me conoces Serena?

Maldita zorra… dije para mí misma

—Sabes que esa pregunta me ofende—me levante del sofá—He estado ayudándote estos tres meses y tú...

—Es que Rei dice— soltó él, yo lo miré encarando una ceja —Rei dice que…Olvídalo— pasó las manos por sus cabellos

—¿Qué dice Rei, Endimión?

—Ella dice que tú puedes estarme tomando el pelo y que no puedo estar seguro que todo lo que me dices es verídico

Lo dicho ¡es una maldita Zorra!

—Dices que estaba en uno de tus recuerdos

—Sí, te vi jugando con unos niños mientras yo sostenía una cámara

Recordé claramente ese día

.

.

Flash Back

—¿Podrías dejar eso?—le dije fingiendo enojo

—Es mi hora libre y quiero hacer lo que más me gusta—dijo disparando la cámara

—Darien por favor

—¿Qué pasa preciosa? déjame disfrutar de dos de mis tres grandes pasiones… ¿sabes que me haría completa y absolutamente feliz?

Negué con la cabeza

—Salir de aquí, que ambos trabajemos en un hospital y que yo pueda tomarte fotos todo el tiempo, tú sabes mis tres amores, Tú, mi cámara y mi arte….

—Estás loco

—Por ti si— sonrió ladeadamente, sabia el efecto que tenía esa sonrisa en mi —Carga aquel niño— señaló a Cristopher un pequeño de dos años hijo de una recepcionista de una empresa de arquitectura —Tiene los ojos celestes y el cabello negro—dijo describiendo a Cris cuando lo cargué, él enfocó la cámara y tomo la foto, lo vi mirar en la pantalla y yo dejé a Cristopher en la piscina de pelotas antes de caminar hacia a él

— ¿Qué paso no te gusto la foto?

—Quedo perfecta— dijo pasándome la cámara —Cuando tengas nuestro hijo quiero que sea como este y tú te veras adorable con él….

Fin Flash Back

.

.

—Cuando le dije a Rei que debía hablarte de mis dos recuerdos ella se puso histérica —negó con la cabeza—dijo muchas cosas y luego dijo que yo estaba confiando ciegamente en ti y quien sabía si tú no me estabas engañando, ¿No lo haces verdad Serena?

Quería molestarme pero él no sabía

—Tú nunca me vas a mentir ¿verdad?, me vas ayudar a buscar a Bunny y si ella tiene una familia consolidada yo no le hablaré

¡Dios! ¿Porque me pones en esta prueba?

— ¿Serena?, prométeme que estas contándome todo lo que sabes de mi, nunca me ocultaras nada—se veía como un niño indefenso

— Te lo juro, te diré todo lo que se de ti

—¿Y me ayudarás a buscar a Bunny?

¡Estoy frente a ti! —quería gritarle pero solo asentí

—Gracias—me abrazó —Muchas gracias Serena, por no engañarme, no sé como era antes, pero odio la mentira y el engaño

—Antes eras igual— sonreí —Me dijiste que tuviste dos recuerdos

—Si...

— ¿Quieres contarme el otro?

—Iba en un coche rojo en el asiento trasero e iban dos señores chocamos con algo… me golpee muy fuerte… ¿Sabes algo de eso?

—Tus padres murieron en un accidente de tránsito, no sé mucho de eso casi nunca hablabas de ello, tenias siete u ocho años cuando eso…

—Sabes, a veces siento… no sé como que me… Como que conocías tanto, parece que hubieses sido mi novia— yo bajé la cabeza

— ¿Fuiste mi novia Serena?...— sus ojos se abrieron —No me digas que te deje por Bunny, que te puse el cuerno o algo así

Sonreí —Ya te lo dije fuimos muy buenos amigos y compartimos departamento un tiempo, ¿has recordado algo más?... Digo cuando llegaste al edificio, se te hizo conocido algo

—No detalle el edificio, ¿Tendría que recordarme algo?

—Viviste aquí hace ya algún tiempo

—No, no lo recuerdo la verdad es como si fuese la primera vez que estoy aquí —dijo mirando la pared de fotos, la gran mayoría eran de los mellizos y una que otra de Drew

— ¿Tu esposo? —dijo señalando una foto el cumpleaños numero cinco de los niños estábamos Drew y yo con ellos cargados

—No, Darien murió en los atentados, los gemelos aun no nacían— suspiré —No tengo fotos de el

—¿Por qué?

—Solo verlas me hacía daño, elimine todas las imágenes de él, pero nunca pude sacarlo de aquí—señale mi cabeza, —Ni de acá —coloque la mano en mi corazón

—Tuvo que haber sido muy duro

—Lo fue…

—Mi pobre Bunny debió haber sufrido lo mismo… ¡Dios! si tan solo pudiera recordar…

—No te fuerces Endimión —yo me moría por besarlo, acaricie su mejilla y acerque mi rostro al suyo

— ¡1800 segundos! —Grito Seiya haciendo que nos alejáramos abruptamente

—Puedo… ¿puedo acompañarlos? — dijo tímidamente—Mire a Seiya que estaba frente a mí y a Hotaru que asomaba su cabecita por el marco de la puerta

Mi bebe se encogió de hombros y Hot asintió con su cabecita

.

.

Estuvimos un rato en el memorial, Seiya le contaba al nombre de su padre que en unas semanas seria Navidad, que él no había pedido nada pero que había sido un niño bueno y ya que su papá conocía a Diosito en persona y Diosito era el papa del niño Jesús, él quería saber si podían obsequiarle una consola nueva de Xbox 360 ya que Helios lo ponía jugar siempre de segundo y él quería una en casa para enseñar a Hotaru, lo decía en susurros tratando de que yo no lo escuchara.

Solo esperaba que cancelaran el bono navideño, entre la nueva Barbie de Hotaru y el juguetito del carrito sumado con la ropa navideña iba tener que recortar parte de la compra en el súper, Hotaru también se sentó a un lado de la piedra mientras tocaba con sus manitas el nombre de su papa y le decía que lo que ella quería para navidad

Darien había estado leyendo los nombres grabados en la piedra pero luego había respolado frustrado y se había sentado en una banca cercana

Me acerque a él y lo abrace, se sorprendió pero me abrazo de igual manera —Siempre vengo aquí y miro los nombres pero ninguno me parece familiar, ninguno me recuerda nada

—No tenías muchas amistades en la torre

— ¿Era un asocial?

—No—sonreí —tu jefe era un tirano, no te dejaba mucho para socializar, además tú trabajabas e ibas a la universidad, no tenias mucho tiempo para socializar

— ¿Qué hacen? — señalé a los niños Hotaru tenía la cabeza en el hombro de Seiya y mi niño seguía hablándole a la nada

—Creo que hablan con su padre, nunca los había traído, pero hace un año hable con ellos y les explique todo, quisieron venir, el día que nos conocimos fue el primer año que venían

— ¿Te duele estar aquí?

—Ya no…

— ¿Puedo saber porque?

—Porque Darien esta ahora con nosotros — vi como Hotaru golpeaba a Seiya en el brazo antes de venir a mí con lagrimas en los ojos—¿Qué sucede amor?

—Seiya esta molestándome, dice que no voy a recibir mi muñeca porque Santa no existe

— ¡Seiya! —lo llamé

Mi hijo me dio la miradita de no parto un plato cuando yo sabía que había partido toda la vajilla

—Es verdad mami—dijo levantándose del suelo

—Santa traerá tu muñeca, porque tú eres una princesa—explicó Darien mirando a mi niña —Y las princesas buenas tienen sus recompensas

Mi nena sonrió antes de darle un gran abrazo

— ¿Por qué no vamos todos a Central Park y comemos Hot dogs yo invito? —dijo Darien cuando ya íbamos saliendo de la zona 0

—Si mamita ¿podemos?— Hotaru que iba agarrada de la mano de Darién comenzó a dar saltitos

Llegar a Central Park fue rápido, aun no eran las tres de la tarde

— ¿Qué te paso allí? —dijo Seiya cuando vio que Darién movía su prótesis subió un poco su pantalón y sacé la prótesis de su lugar

— ¡te desarmas! —grito Hotaru viendo, Darien rio, su sonrisa esa que tanto yo amaba, que con solo oírla me olvidaba del rechazo de mis padres y de todos mis problemas esa que me hacía sentir segura siempre y cuando él estuviera conmigo

—Es una prótesis, no me desarmo

— ¿Y qué paso con tu piernita? —mis hijos se habían bajado de sus sillas en donde esperaban sus Hot Dogs

—La perdí en un accidente hace ya unos años—una chica nos llevo los Hot dogs

— ¿Una foto de toda la familia? —alzó su cámara, iba a decir que no pero Darien asintió

Tomaron la foto y Darien me la cedió, —Quédate tú con ella, quizás puedas colgarla en tu pared— quería llorar, pero suspire fuertemente y me tranquilice

Estuvimos caminando por el parque mientras los niños corrían detrás de las ardillas, cuando el sol empezó a ocultarse decidí que era hora de volver a casa

—Podíamos haber venido solos Endimión —le dije mientras subíamos las escaleras—Estas cansado y la prótesis esta maltratándote

—Sí, ya debo cambiarla, pero yo te saque de tu casa y mi corazón estará más tranquilo si los venia a dejar

— ¿Quieres pasar y tomar un café conmigo? los chicos se irán a ver televisión tan pronto lleguemos y en un par de horas más estarán como un par de troncos

—No es mucha molestia

—No

— ¿Sabes? estaba pensando que quizás podríamos ir al edificio en el que vivió Bunny, quizás recuerde algo

—Mamita dame las llaves yo abro—Seiya arrebató mis llaves y subió corriendo las escaleras, Hotaru iba unos pasos delante de nosotros jugando con su muñeca Laila

—Andrew— gritó mi nena antes correr en dirección a Drew y que él la alzara dejándola colgada como una monito de su cuello y cintura

—¿Dónde está mami, princesa? —pregunto Drew

—Esta con Endimión, ahh allí —dijo mi nena señalándome, Andrew me miro, para luego ver a la persona que estaba a mis espaldas, sus ojos se abrieron y por ello pude ver el flechazo de dolor que causaba que él estuviera allí

.

.

Holaaaaaaaaaa Aparecio la perdida joder tres semanas han de querer matarme!, lo se pero recuerden manito quebrada, a todas aquellas que me enviaron buenos deseos Gracias, no pude contestra los revs (se supone que no devo mover la mano) una cosa es lo que dice Andres y otra lo que yo hago :P en fin Gracias Mil gracias Dios las palabras no alcanzan para agradecer todo lo que ustedes me dan ya estoy trabajando en el siguente espero tenerlo pronto

Ary